Retorno a página principal

N° 3216 - 14 DE JULIO DE 2004

REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CÁMARA DE REPRESENTANTES

QUINTO PERÍODO ORDINARIO DE LA XLV LEGISLATURA

35ª SESIÓN

PRESIDE EL SEÑOR REPRESENTANTE
DOCTOR JOSÉ AMORÍN BATLLE
Presidente
Y CONTADOR ÁLVARO ALONSO 1er. Vicepresidente

ACTÚAN EN SECRETARÍA EL TITULAR DOCTOR HORACIO D. CATALURDA Y
LOS PROSECRETARIOS DOCTOR JOSÉ PEDRO MONTERO Y SEÑOR ENRIQUE SENCIÓN CORBO

 

Texto de la citación

 

Montevideo, 13 de julio de 2004.

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES se reunirá, en sesión ordinaria, mañana miércoles 14, a la hora 16, con el fin de tomar conocimiento de los asuntos entrados y considerar el siguiente

- ORDEN DEL DÍA -

1º.- Comisión Permanente del Poder Legislativo. (Elección de miembros para el Quinto Período de la XLV Legislatura). (Artículo 127 de la Constitución).

2º.- Comisión Administrativa del Poder Legislativo. (Elección de miembros para el Quinto Período de la XLV Legislatura). (Ley Nº 16.821, de 23 de abril de 1997).

3º.- Exoneraciones tributarias a la actividad forestal. (Normas). (Carp. 3402/003). (Informado). (EN DISCUSIÓN). Rep. 1455 y Anexo I

4º.- Constitución de la República. (Se modifican diversas normas). (Carp. 2979/003). (Informado). Rep. 1264 y Anexo I

5º.- Suplentes de los señores legisladores. (Régimen de percepción de haberes). (Carp. 3898/004). (Informado). (EN DISCUSIÓN). Rep. 1633

6º.- Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural). (Carp. 3453/003). (Informado). Rep. 1475 y Anexos I y II

7º.- Promoción integral de los adultos mayores. (Normas). (Carp. 3336/003). (Informado).´Rep. 1415 y Anexo I

8º.- Publicidad electoral. (Establecimiento de plazos para su realización en los medios de difusión masiva). (Carp. 3161/003). (Informado). Rep. 1345 y Anexo I

9º.- Servicio de vehículos con chofer. (Se autoriza a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas su contratación en los plazos y condiciones que se determinan). (Carp. 3624/003). (Informado). Rep. 1531 y Anexo I

10.- Fondo Nacional de Música. (Se modifican los artículos 3º y 7º de la Ley Nº 16.624). (Carp. 3641/003). (Informado). Rep. 1546 y Anexo I

 

HORACIO D. CATALURDA     MARGARITA REYES GALVÁN
S e c r e t a r i o s

 

S U M A R I O

1.- Asistencias y ausencias

2 y 24.- Asuntos entrados

3 y 25.- Proyectos presentados

4 y 6.- Exposiciones escritas

5.- Inasistencias anteriores

MEDIA HORA PREVIA

7.- Contribución de UTE a la reparación de viviendas deterioradas por la tormenta del 3 de febrero de 2004 en la ciudad capital del departamento de Salto.

— Exposición del señor Representante Fonticiella

8.- Iniciativa para declarar el 19 de octubre como día del departamento de Maldonado.

— Exposición del señor Representante Pérez Morad

9.- Incorrecta asistencia brindada en el Centro Auxiliar de Salud Pública de Carmelo, en el departamento de Colonia.

— Exposición del señor Representante Gil Solares

10.- Solicitud de que se apruebe el Acuerdo sobre Privilegios e Inmunidades de la Corte Penal Internacional.

— Exposición de la señora Representante Percovich

11.- Cincuentenario del suicidio del ex Presidente brasileño Getúlio Vargas.

— Exposición del señor Representante Falero

CUESTIONES DE ORDEN

16.- Alteración del orden del día

13 y 15.- Aplazamientos

12, 18 y 22.- Integración de la Cámara

20.- Intermedio

27.- Levantamiento de la sesión

12, 18 y 22.- Licencias

14.- Preferencias

ORDEN DEL DÍA

17, 19, 21 y 23.- Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural).

(Ver 19ª sesión)

Nuevos antecedentes: Anexo II al Rep. Nº 1475, de junio de 2004. Carp. Nº 3453 de 2003. Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración.

— Aprobación. Se devolverá al Senado

— Texto del proyecto aprobado

26.- Promoción integral de los adultos mayores. (Normas).

Antecedentes: Rep. Nº 1415, de setiembre de 2003, y Anexo I, de junio de 2004. Carp. Nº 3336 de 2003. Comisión de Salud Pública y Asistencia Social.

— Sanción. Se comunicará al Poder Ejecutivo

— Texto del proyecto sancionado

1.-   Asistencias y ausencias.

Asisten los señores Representantes: Washington Abdala, Álvaro Alonso, Gustavo Amen Vaghetti, José Amorín Batlle, Raúl Argenzio, Beatriz Argimón, Roberto Arrarte Fernández, Roque E. Arregui, Carlos Baráibar (2), Raquel Barreiro, Jorge Barrera, Artigas A. Barrios, José Bayardi, Juan José Bentancor, Nahum Bergstein, Ricardo Berois Quinteros, José Betancor Mosca, Daniel Bianchi, José L. Blasina, Gustavo Borsari Brenna, Nelson Bosch, José Caballero, Julio Cardozo Ferreira (1), Ruben Carminatti, Nora Castro, Ricardo Castromán Rodríguez, Roberto Conde, Jorge Chápper, Silvana Charlone, Eduardo Chiesa Bordahandy, Guillermo Chifflet, Mario de Pazos, Ruben H. Díaz, Daniel Díaz Maynard, Heber Duque, Óscar Echevarría, Ricardo Falero, Ramón Fonticiella, Luis José Gallo Imperiale, Daniel García Pintos, Orlando Gil Solares, Carlos González Álvarez, Arturo Heber Füllgraff, María Iriarte, Doreen Javier Ibarra, Luis Alberto Lacalle Pou, Susana Lago, Julio Lara, Eduardo Lay Álvez, Henry López, Óscar Magurno, José Carlos Mahía, Diego Martínez, José Homero Mello, Felipe Michelini, Pablo Mieres, Ricardo Molinelli, Eloísa Moreira, Ruben Obispo, Andrés Oribe, Jorge Orrico, Francisco Ortiz, Gabriel Pais, Ronald Pais, Jorge Patrone, Daniela Payssé, Gustavo Penadés, Margarita Percovich, Darío Pérez, Esteban Pérez, Enrique Pérez Morad, Carlos Pita, Martín Ponce de León, Iván Posada, Yeanneth Puñales Brun, María Alejandra Rivero Saralegui, Carlos Riverós, Ambrosio Rodríguez, Ernesto Rodríguez Altez, Glenda Rondán, Eduardo Rubio, Humberto Ruocco, Julio Luis Sanguinetti, Diana Saravia Olmos, Alberto Scavarelli, Leonel Heber Sellanes, Gustavo Silveira, Julio C. Silveira, Ramón Simonet, Walter Texeira, Daisy Tourné, Wilmer Trivel, Jaime M. Trobo, Stella Tucuna, Carlota Zamora y José Zapata.

Con licencia: Guzmán Acosta y Lara, Ernesto Agazzi, Guillermo Álvarez, Juan Justo Amaro Cedrés, Fernando Araújo, Edgar Bellomo, Brum Canet, Juan Domínguez, Gustavo Guarino, Tabaré Hackenbruch Legnani, Luis M. Leglise, Ramón Legnani, Guido Machado, Juan Máspoli Bianchi, Artigas Melgarejo, Enrique Pintado, Víctor Rossi, Raúl Sendic, Pedro Señorale y Walter Vener Carboni.

Con aviso: Martha Montaner, Alberto Perdomo y Adolfo Pedro Sande.

Sin aviso: Wilson Ezquerra.

Actúa en el Senado: Lucía Topolansky.

Observaciones:

(1) A la hora 18:05 solicitó licencia, siendo convocado el Sr. Wilson Ezquerra.

(2) A la hora 19:45 solicitó licencia, siendo convocada la Sra. Daniela Payssé.

2.-     Asuntos entrados.

"Pliego Nº 318

INFORMES DE COMISIONES

La Comisión de Salud Pública y Asistencia Social se expide sobre el proyecto de ley por el que se dictan normas para el tratamiento y la protección de los pacientes afectados de epilepsia. C/2671/002

La Comisión de Educación y Cultura se expide sobre el proyecto de ley por el que se designa "Leyenda Patria" la Escuela Nº 18 de Río Branco, departamento de Cerro Largo. C/3838/004

-   Se repartieron con fecha 13 de julio

COMUNICACIONES GENERALES

La Junta Departamental de Rivera remite copia del texto de las exposiciones realizadas por varios señores Ediles, sobre actos de vandalismo que afectan el valor histórico y turístico de la represa hidroeléctrica de Cuñapirú, en el citado departamento. C/239/000

-   A la Comisión de Turismo

COMUNICACIONES DE LOS MINISTERIOS

El Ministerio de Educación y Cultura contesta los siguientes asuntos:

El Ministerio de Defensa Nacional contesta el pedido de informes del señor Representante Enrique Pintado, relacionado con las resoluciones adoptadas por el Ministerio y la Administración Nacional de Telecomunicaciones desde el 1º hasta el 31 de octubre de 2003, relativas a cargos, ingresos, nombramientos, ascensos y reestructuras internas. C/3540/003

El Ministerio de Industria, Energía y Minería contesta el pedido de informes del señor Representante Juan José Bentancor, acerca de la campaña publicitaria realizada para difundir el cambio de caracterización de las naftas que se expenden en nuestro país. C/3791/004

-   A sus antecedentes

PEDIDOS DE INFORMES

El señor Representante Roque Arregui solicita se curse un pedido de informes a los Ministerios de Educación y Cultura y de Salud Pública, sobre el cumplimiento de varias disposiciones de la Ley Nº 17.378, de 25 de julio de 2001, relativas a la calidad de vida de las personas sordas o hipoacúsicas. C/3933/004

-   Se cursó con fecha 13 de julio

PROYECTOS PRESENTADOS

Varios señores Representantes presentan, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se crea el Sistema Nacional de Armas en la órbita del Ministerio del Interior, se establecen sus cometidos y se tipifican figuras penales relativas a la tenencia y comercialización de armas de fuego. C/3934/004

-   A la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración

Los señores Representantes Darío Pérez, Ambrosio Rodríguez y Ernesto Rodríguez Altez presentan, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se modifica el artículo 3º del Decreto-Ley Nº 15.180, de 20 de agosto de 1981, relativo al período de generación del derecho al subsidio por desempleo. C/3935/004

-    A la Comisión de Legislación del Trabajo".

3.-    Proyectos presentados.

A) "SISTEMA NACIONAL DE ARMAS. (Creación).

PROYECTO DE LEY

CAPÍTULO I

SISTEMA NACIONAL DE ARMAS

Artículo 1º.- Créase el Sistema Nacional de Armas (SINARM) en la órbita del Ministerio del Interior, con competencia en todo el territorio de la República.

Artículo 2º.- Son competencias del Sistema Nacional de Armas (SINARM):

1) Identificar las características y la propiedad de las armas de fuego, mediante catastro.

2) Dicho catastro incluirá las armas de fuego que se produjeren en el país o fueren importadas y vendidas en el mismo.

3) Procederá a conceder todas las autorizaciones de tenencia y porte de armas de fuego y las renovaciones correspondientes.

4) Registrará, asimismo, las transferencias de propiedad de las mismas, su extravío, hurto y toda otra situación susceptible de alterar los datos catastrales, inclusive las que ocurran a partir del cierre de las empresas de seguridad privada y de transporte de valores. Los organismos intervinientes en la recepción de las denuncias deberán efectuar las comunicaciones correspondientes al Sistema Nacional de Armas.

5) Registrará también las modificaciones que alteren las características o el funcionamiento del arma de fuego.

6) Integrará al catastro los acervos policiales ya existentes.

7) Llevar registro actualizado de las aprehensiones de armas de fuego en procedimientos judiciales o policiales, debiendo ser comunicada tal situación al Sistema Nacional de Armas por el organismo interviniente.

8) Proceder a registrar las armerías en actividad en el país, así como conceder licencia para ejercer dicha actividad en el territorio de la República, de acuerdo a las exigencias que determine.

9) También procederá a registrar a los productores, comerciantes, exportadores e importadores autorizados de armas de fuego, accesorios y municiones; y autorizará a quienes deseen realizar tales operaciones en adelante, de acuerdo al reglamento que fijará el organismo.

10) Registrará, además, la identificación del caño del arma, las características de impresiones de rayamiento y de microestriamiento del proyectil disparado, conforme a la marcación y test obligatoriamente realizados por el fabricante.

11) Llevará el registro de los coleccionistas de armas, de acuerdo a las exigencias que se establecerán en la presente ley.

12) Difundirá planes de educación respecto al uso de armas de fuego y tendrá a su cargo la difusión de los accidentes y perjuicios que el mal uso de las mismas conlleva.

13) Llevará estadísticas tanto de los accidentes como de los delitos que impliquen la utilización de armas de fuego, para lo que tendrá facultades para requerir los datos pertinentes a las autoridades públicas competentes.

14) Depositará las armas que sean incautadas en procedimientos judiciales hasta la resolución de su destino final.

15) Realizará campañas públicas para propender a la entrega voluntaria al mismo de las armas de fuego que los particulares tengan en su poder, llevando el correspondiente registro. En este caso la tramitación será gratuita para los particulares.

16) Será de su competencia la destrucción de las armas ilegales y en mal estado que en el cumplimiento de sus atribuciones recibiere, mediante registro.

Artículo 3º.- Las disposiciones de este artículo no alcanzan a las armas de fuego de las Fuerzas Armadas.

CAPÍTULO II

DEL REGISTRO

Artículo 4º.- Será obligatorio el registro de armas de fuego en el Sistema Nacional de Armas (SINARM).

Las armas de fuego propiedad de las Fuerzas Armadas serán registradas en su órbita, de acuerdo a las normas vigentes.

Artículo 5º.- Para adquirir un arma de fuego de uso permitido el solicitante deberá, además de declarar la efectiva necesidad de tal hecho, cumplir los siguientes requisitos:

1) Comprobación de idoneidad técnica expedido por los Centros de Formación de la Policía Nacional (Escuela Nacional de Policía y Escuelas Departamentales); la Escuela de Educación Física y Tiro del Ministerio de Defensa Nacional; Unidades Militares del interior del país con polígonos donde se puedan impartir los cursos correspondientes o instituciones privadas de capacitación habilitadas por el Ministerio del Interior a tales efectos; presentación de Certificado de Antecedentes Judiciales y constancia de no estar requerido por procedimiento policial o proceso criminal.

2) Presentación de documentación probatoria de ocupación lícita y constancia de domicilio.

3) Comprobación de aptitud psicológica para el manejo de armas de fuego, expedido por profesionales o instituciones habilitadas por el Ministerio de Salud Pública a tales efectos.

4) Acreditar fehacientemente que dispone de un sitio con seguridades especiales para guardar el arma, que impida el alcance a personas menores de edad e incapaces.

5) El Sistema Nacional de Armas (SINARM) expedirá autorización de compra de arma de fuego después de cumplidos los requisitos anteriormente establecidos, a nombre del peticionante y con exclusividad para el arma indicada, siendo esta intransferible.

6) La solicitud deberá ser presentada por escrito y con firma letrada.

Artículo 6º.- La adquisición de munición solo podrá efectuarse para el calibre correspondiente al arma adquirida y autorizada, y tan solo en la cantidad que se autorice en cada caso por el Sistema Nacional de Armas (SINARM).

Artículo 7º.- Las empresas que comercialicen armas de fuego en el territorio nacional están obligadas a comunicar la venta al Sistema Nacional de Armas (SINARM), como también a mantener el banco de datos con todas las características del arma y copia de los documentos previstos en esta ley.

Artículo 8º.- Las empresas que comercialicen armas de fuego, accesorios y municiones serán responsables por esas mercaderías, quedando registradas como de su propiedad en tanto no hayan sido vendidas. La omisión a este respecto podrá conllevar la aplicación de sanciones que dispondrá el Sistema Nacional de Armas (SINARM) y que podrán ir desde la aplicación de una multa hasta el cese de la autorización de desarrollar la actividad, teniendo presente el caso y los antecedentes que se registraren.

Artículo 9º.- La comercialización de armas de fuego, accesorios y municiones entre personas físicas solo podrá efectuarse con autorización del Sistema Nacional de Armas (SINARM).

Artículo 10.- La expedición de la autorización a la que se refiere el numeral 3) del artículo 2º de la presente ley, será concedida o rechazada, con debida fundamentación, en el plazo de treinta días hábiles a contar de la fecha del requerimiento del interesado, y por un plazo de dos años, tanto para la tenencia como para el porte, pudiendo ser renovadas por igual período cumpliendo con las mismas exigencias que en la primera oportunidad, con la excepción del requisito de la idoneidad técnica.

Artículo 11.- Deberán ser registradas en el Sistema Nacional de Armas (SINARM) las armas ya existentes en poder de las personas físicas o jurídicas al tiempo de la sanción de la presente ley, en el plazo que el mismo disponga. El incumplimiento de dicha obligación importará la aplicación de sanciones por parte del Sistema Nacional de Armas que irán desde la aplicación de una multa a la requisa del arma correspondiente.

Artículo 12.- El Certificado de Registro de Arma de Fuego, con validez en todo el territorio nacional, autoriza al propietario a mantener el arma de fuego exclusivamente en el interior de su residencia o domicilio, o dentro del establecimiento de la empresa autorizada.

Artículo 13.- El Sistema Nacional de Armas (SINARM) llevará además los registros de los coleccionistas de armas, de acuerdo a la normativa vigente en la materia.

CAPÍTULO III

DEL PORTE

Artículo 14.- Queda prohibido el porte de armas de fuego en todo el territorio nacional, salvo en los casos previstos en la legislación específica y para:

1) Los integrantes de las Fuerzas Armadas.

2) Los integrantes de los cuerpos policiales.

3) Las empresas de seguridad privada y de transporte de valores constituidas en los términos de la presente ley.

4) Los integrantes de las entidades deportivas legalmente constituidas, cuyas actividades demanden uso de armas de fuego, en la forma que la reglamentación que se establecerá por el Sistema Nacional de Armas (SINARM), y siempre que no contravenga con la legislación ambiental.

Las personas previstas en los incisos 1) y 2) de este artículo, tendrán derecho a portar las armas de fuego provistas por la respectiva institución, incluso fuera de servicio, como se reglamenta, indicándose que en los casos de armas de fuego de propiedad particular regirán los dispositivos previstos en esta ley.

Artículo 15.- El permiso de armas de porte será limitado a armas de puño. Tendrá carácter precario y revocable por el Sistema Nacional de Armas (SINARM).

El permiso de porte de armas que se otorgue contendrá un número de permiso, datos filiatorios de la persona a quien se expide, una fotografía actual tipo carné, firma e impresión de dígito pulgar del solicitante, número de cédula de identidad del mismo, fecha de nacimiento, individualización del arma autorizada a portar, número de guía de posesión del arma, fecha de expedición del documento y vencimiento.

El permiso de porte de armas autorizará exclusivamente a portar efectivamente una única arma.

La solicitud deberá ser presentada conteniendo las mismas exigencias que en el caso de la tenencia del arma, y deberá especialmente establecer la necesidad por la cual se requiere el permiso de porte de arma.

Artículo 16.- Las armas de fuego utilizadas por los empleados de las empresas de seguridad privada y de transporte de valores, constituidas en la forma que indica la normativa vigente, serán de propiedad, responsabilidad y guarda de las respectivas empresas, debiendo éstas observar las condiciones de uso y almacenamiento establecidas por el órgano competente. Solo podrán ser utilizadas cuando se esté en servicio. El certificado de registro y la autorización de porte serán expedidos por la Policía a nombre de la empresa respectiva.

Artículo 17.- Las empresas de seguridad y de transporte de valores deberán presentar documentación al Sistema Nacional de Armas (SINARM) que compruebe el cumplimiento de los requisitos establecidos en esta ley en cuanto a los empleados que portaren armas de fuego. El listado de empleados de las empresas referidas en este artículo deberá ser actualizado semestralmente ante el Sistema Nacional de Armas .

Artículo 18.- La autorización de porte de arma de fuego prevista en este artículo, perderá automáticamente su vigencia en caso que el portador sea detenido en estado de embriaguez o bajo el efecto de sustancias químicas o alucinógenas.

CAPÍTULO IV

DE LOS DELITOS Y DE LAS PENAS

Artículo 19. (Omisión de cautela).- El que dejare de observar las cautelas necesarias para impedir que menores de dieciocho años o persona portadora de deficiencia mental se apodere del arma de fuego que esté bajo posesión o que sea de su propiedad será castigado con una multa de UR 50 (cincuenta unidades reajustables) a UR 500 (quinientas unidades reajustables).

En la misma conducta incurrirá el propietario o Director responsable de la empresa de seguridad y transporte de valores que dejaran de denunciar la pérdida, hurto, robo u otras formas de extravío de arma de fuego, accesorio o munición que estén bajo su guarda, dentro de las primeras veinticuatro horas después de ocurrido el hecho.

Artículo 20. (Comercio ilegal de arma de fuego).- El que de cualquier modo adquiriere, alquilare, recibiere, transportare, condujere, ocultare, tuviere en depósito, armare, ensamblare o reensamblare, adulterare, vendiere, exportare o importare para la venta, o de cualquier forma utilizare, en provecho propio o ajeno, en el ejercicio de actividad comercial o industrial, arma de fuego, accesorio o munición, sin autorización o contraviniendo las determinaciones legales o reglamentarias, será castigado con una pena de tres meses de prisión a seis años de penitenciaría.

Montevideo, 13 de julio de 2004.

JORGE ORRICO, Representante por Montevideo, ARTIGAS A. BARRIOS, Representante por Rocha, MARGARITA PERCOVICH, Representante por Montevideo, RAQUEL BARREIRO, Representante por Montevideo, JUAN DOMÍNGUEZ, Representante por Montevideo, RAMÓN FONTICIELLA, Representante por Salto, DAISY TOURNÉ, Representante por Montevideo, DARÍO PÉREZ, Representante por Maldonado, CARLOS PITA, Representante por Montevideo, DOREEN JAVIER IBARRA, Representante por Montevideo.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

No puede escapar a la consideración de cualquier uruguayo, que existe un notorio crecimiento en la cantidad de armas en manos de los particulares. De los datos que hemos podido recabar se desprende que de las quinientas setenta y dos mil armas de fuego registradas, solo el diez por ciento se encuentra en manos de policías y militares, el restante noventa por ciento en manos de la población civil.

Asimismo, tampoco puede escapar a la consideración, que cada día se incrementan los hechos delictivos -tanto dolosos como culposos- en los que se ven inmiscuidas armas de fuego. Si bien es cierto que la violencia es un fenómeno multicausal y que como tal hay que atenderlo, también es cierto que la proliferación de armas de fuego hace al cambio de la naturaleza de la violencia, aumentando su letalidad.

A su vez, tampoco puede dejar de considerarse el hecho de que cada día, con mayor frecuencia, se registran hechos donde puede constatarse que las armas aparecen en manos inexpertas o de menores de edad, hechos estos que terminan por favorecer el acaecimiento de sucesos a veces irreparables, y que todos debemos lamentar después, que terminan causando consecuencias en las futuras vidas de nuestros jóvenes.

En atención a lo anteriormente mencionado, se vislumbra como necesaria la determinación de una verdadera nueva política en torno al tema de las armas y, en particular, a su registro y a las normas relacionadas con el control de las armas que se encuentran en manos de los particulares, lo que amerita a modificar los mecanismos de registro hasta el nivel de cambiar el sistema actual, generando la aparición de un organismo especializado en la materia: el Sistema Nacional de Armas previsto en el Capítulo I del presente proyecto, que funcionará bajo la órbita del Ministerio del Interior y al cual competerán todas las actividades atinentes al registro, control y catastro de las armas de fuego en el Uruguay.

También es interés de este proyecto unificar la normativa a regir en este tema en una sola norma, dándole rango legal a todas sus disposiciones, explicitando en sus Capítulos II y III todos los aspectos referidos a la tenencia y porte de armas de fuego.

Además de lo anteriormente expresado, parece a estas alturas evidente que corresponde ampliar las figuras delictivas que en torno a este tema se encuentran vigentes hoy día, para sancionar conductas que actualmente no se encuentran atrapadas en nuestra legislación vigente, hecho que corresponderá enmendar, para así tomar medidas que contribuyan a mejorar la seguridad de los uruguayos hoy en día.

Montevideo, 13 de julio de 2004.

JORGE ORRICO, Representante por Montevideo, ARTIGAS A. BARRIOS, Representante por Rocha, MARGARITA PERCOVICH, Representante por Montevideo, RAQUEL BARREIRO, Representante por Montevideo, JUAN DOMÍNGUEZ, Representante por Montevideo, RAMÓN FONTICIELLA, Representante por Salto, DAISY TOURNÉ, Representante por Montevideo, DARÍO PÉREZ, Representante por Maldonado, CARLOS PITA, Representante por Montevideo, DOREEN JAVIER IBARRA, Representante por Montevideo".

B) "PERÍODO DE GENERACIÓN DEL DERECHO AL SUBSIDIO POR DESEMPLEO. (Modificación del artículo 3º del Decreto-Ley Nº 15.180).

PROYECTO DE LEY

Artículo Único.- Sustitúyese el artículo 3º del Decreto-Ley Nº 15.180, de 20 de agosto de 1981 por el siguiente:

"ARTÍCULO 3º (Período previo de generación).- Para tener derecho al subsidio por desempleo se requiere que el empleado haya revistado como mínimo en la planilla de trabajo de alguna empresa seis meses previos a configurarse la causal respectiva, tratándose de afiliados por mes.

Sin perjuicio de la exigencia precedente se requerirá para los remunerados por día o por hora haber computado ciento cincuenta jornales; para los empleados con remuneración variable se exigirá haber percibido un mínimo de seis salarios mínimos nacionales en el período comprendido.

En todos los casos el mínimo de relación laboral exigido deberá haberse cumplido en los doce meses inmediatos anteriores a la fecha de configurarse la causal, salvo en el caso de los trabajadores que hayan sido incluidos en la planilla de trabajo en establecimientos instalados en zonas balnearias, en las condiciones geográficas establecidas en el literal A) del artículo 28 del Decreto-Ley Nº 14.219, de 4 de julio de 1974 y que la propia naturaleza de la actividad desarrollada la torne de tipo periódico o zafral, en cuyo caso el período de generación del beneficio, se extenderá a treinta meses inmediatos anteriores a la fecha de configurarse la causal.

Facúltase al Poder Ejecutivo para extender el plazo general de generación de doce meses a veinticuatro meses para el caso de ocupados en actividades que así lo justifiquen".

Montevideo, 14 de julio de 2004.

DARÍO PÉREZ, Representante por Maldonado, ERNESTO RODRÍGUEZ ALTEZ, Representante por Maldonado, AMBROSIO RODRÍGUEZ, Representante por Maldonado.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En las zonas balnearias se desarrollan habitualmente relaciones de trabajo zafrales o por temporada. En la mayoría de los casos, estas situaciones se hallan excluidas del beneficio por Seguro de Desempleo, con el consiguiente perjuicio para los trabajadores, ya que estos no consiguen cumplir con el requisito legal previo de generación del derecho de subsidio por desempleo de seis meses previos o de ciento cincuenta jornales en los doce meses inmediatos anteriores a la fecha de configurarse la causal.

No obstante la norma legal faculta al Poder Ejecutivo para extender el plazo de configuración de la causal de doce a veinticuatro meses inmediatos, para el caso de ocupados en actividades que lo justifiquen, el Poder Ejecutivo no hizo uso de la facultad, estableciendo reglamentariamente un plazo de doce meses, similar al legal, sin excepción alguna.

El presente proyecto de ley extiende excepcionalmente para los trabajadores de establecimientos ubicados en zonas balnearias el plazo de generación del beneficio de doce a treinta meses. Para determinar el concepto de zona balnearia, se utiliza el dado por el Decreto-Ley Nº 14.219 para arrendamientos de fincas para vivienda que se alquilen por temporada que el legislador ha utilizado anteriormente en materia tributaria (artículo 673 de la Ley Nº 15.809 y artículo 174 de la Ley Nº 15.851).

El gasto que ocasione esta iniciativa se encuentra plenamente financiado por las contribuciones especiales de seguridad social abonadas tanto por las empresas como por los trabajadores por revistar en planilla de trabajo. De esta forma se cubre a una importante cantidad de trabajadores localizados en departamentos como Canelones, Maldonado y Rocha con la cobertura del riesgo de desocupación, lo que pone en pie de igualdad a este sector de trabajadores frente a la gran mayoría de la población.

Montevideo, 14 de julio de 2004.

DARÍO PÉREZ, Representante por Maldonado, ERNESTO RODRÍGUEZ ALTEZ, Representante por Maldonado, AMBROSIO RODRÍGUEZ, Representante por Maldonado".

4.-     Exposiciones escritas.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Está abierto el acto.

(Es la hora 16 y 32)

——Dese cuenta de las exposiciones escritas.

(Se lee:)

"El señor Representante Darío Pérez solicita se curse una exposición escrita a los Ministerios del Interior y de Educación y Cultura, y por su intermedio al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública y al Instituto Nacional del Menor, sobre la necesidad de construir un hogar para menores infractores en el departamento de Maldonado. C/27/000

El señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez solicita se curse una exposición escrita al Ministerio de Salud Pública; a la Intendencia Muncipal y a la Junta Departamental de Río Negro, relacionada con el nuevo local del Instituto de Reeducación Integral de Fray Bentos, en el citado departamento. C/27/000

El señor Representante Raúl Argenzio Santos solicita se curse una exposición escrita al Ministerio de Industria, Energía y Minería, y por su intermedio a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas, acerca de la tarifa de energía eléctrica que abonan locales parroquiales y de otras instituciones dedicadas a tareas comunitarias. C/27/000"

——Se votarán oportunamente.

5.-     Inasistencias anteriores.

Dese cuenta de las inasistencias anteriores.

(Se lee:)

"Inasistencias de Representantes a la sesión ordinaria realizada el 13 de julio de 2004:

Con aviso: Martha Montaner.

Inasistencias a las Comisiones.

Representantes que no concurrieron a las Comisiones citadas:

Martes 13 de julio

GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA

Con aviso: Ernesto Agazzi; Guido Machado.

LEGISLACIÓN DEL TRABAJO

Con aviso: María Alejandra Rivero Saralegui.

PRESUPUESTOS

Con aviso: Adolfo Pedro Sande; Brum Canet".

6.-   Exposiciones escritas.

——Habiendo número, está abierta la sesión.

Se va a votar el trámite de las exposiciones escritas de que se dio cuenta.

(Se vota)

——Treinta y uno en treinta y cuatro: AFIRMATIVA.

(Texto de las exposiciones escritas:)

1) Exposición del señor Representante Darío Pérez a los Ministerios del Interior y de Educación y Cultura, y por su intermedio al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública y al Instituto Nacional del Menor, sobre la necesidad de construir un hogar para menores infractores en el departamento de Maldonado.

"Montevideo, 14 de julio de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Educación y Cultura y, por su intermedio, al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y al Instituto Nacional del Menor (INAME). Desde la formación de diversas comisiones de seguridad ciudadana, en las diferentes ciudades del departamento de Maldonado, así como en los eventos realizados con relación al tema en el Argentino Hotel de Piriápolis y en el Hotel Conrad Resort y Casinos Punta del Este, se ha reiterado la necesidad de la construcción, en el departamento, de un hogar para menores infractores. La aspiración de contar con un establecimiento modelo y rehabilitante, por supuesto bajo responsabilidad del INAME, obedece a los trastornos causados por el traslado de esos menores infractores a lugares alejados, creando enormes problemas a sus familiares, generalmente de escasos recursos, así como desarraigo, aislamiento y la imposibilidad de una correcta rehabilitación para su reinserción en la sociedad. Por las razones expuestas, planteamos la necesidad, de parte de diversos actores, de confluir en una rápida respuesta que intente prevenir males mayores. La confluencia del INAME, del Ministerio del Interior, de la Intendencia Municipal de Maldonado, de las autoridades de la enseñanza, de organizaciones sociales y gremiales, permitirá, rápidamente, cumplir con un reclamo de la sociedad: apostar a la inclusión y no a la exclusión, al mejor futuro de nuestro departamento, mediante la rehabilitación de estos jóvenes, evitando el camino de la repetición de infracciones. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. DARÍO PÉREZ, Representante por Maldonado".

2) Exposición del señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez al Ministerio de Salud Pública; a la Intendencia Muncipal y a la Junta Departamental de Río Negro, relacionada con el nuevo local del Instituto de Reeducación Integral de Fray Bentos, en el citado departamento.

"Montevideo, 14 de julio de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Salud Pública y a la Intendencia Municipal y a la Junta Departamental de Río Negro. El Instituto de Reeducación Integral Fray Bentos es una organización que comenzó a funcionar en la ciudad de Fray Bentos, capital del departamento de Río Negro, el 1º de mayo de 1998. Desde esa fecha, ha prestado un importante servicio a la comunidad, trabajando con adultos, jóvenes y niños discapacitados, derivados por el Banco de Previsión Social (BPS). De más está decir, la sustantiva importancia que este tipo de emprendimiento tiene, con relación a mejorar la calidad de vida de personas con muchos problemas, como los que estamos indicando. Cinco son los profesionales que brindan su apoyo en áreas como fisioterapia, fonoaudiología, sicología y una maestra especializada. En la actualidad, concurren 34 pacientes. Este Instituto -que como expresamos tiene un alto valor profesional y social en su medio- ha presentado ante las autoridades del Ministerio de Salud Pública la documentación necesaria para la habilitación del nuevo local, donde se ha realizado una importante inversión, para brindar una mejor atención a los pacientes que a él concurren. Por lo expuesto, creemos que cualquier otro comentario sería sobreabundar en el tema, que ese Ministerio bien conoce. Entendemos, -además de los contactos personales que al respecto hemos realizado- que es necesario que se implemente rápidamente la inspección de dicho nuevo local, por parte de la División Higiene, de esa Secretaria de Estado, para que pueda continuar con las actividades que desarrolla. En la seguridad de la buena voluntad y disposición de las autoridades competentes, saludamos al señor Presidente muy atentamente. RICARDO CASTROMÁN RODRÍGUEZ, Representante por Río Negro".

3) Exposición del señor Representante Raúl Argenzio Santos al Ministerio de Industria, Energía y Minería, y por su intermedio a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas, acerca de la tarifa de energía eléctrica que abonan locales parroquiales y de otras instituciones dedicadas a tareas comunitarias.

"Montevideo, 14 de julio de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparado en las facultades que me confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicito que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Industria, Energía y Minería y, por su intermedio, a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE). A lo largo y ancho de nuestro país existen complejos habitacionales con salones comunales, barrios con centros que cuentan con salones multiuso, parroquias de la Iglesia Católica con salones, así como templos de otras confesiones religiosas, que también poseen salones comunitarios. Es de público conocimiento que dichas construcciones, en general, están destinadas a brindar un lugar de reunión y esparcimiento a sus usuarios: niños, jóvenes, adultos y ancianos de los barrios donde están emplazados. En la mayoría de los casos, su destino persigue una finalidad social para el vecindario al que pertenece. Es así que, generalmente, funcionan allí merenderos, costureros y servicios de primeros auxilios. También se reúnen grupos de ayuda contra las adicciones como drogas, alcohol, juego y obesidad, entre otros. Es notorio que todas esas actividades se realizan sin fines de lucro por parte de quienes las organizan y de quienes utilizan esos servicios. Pero, en una actitud discrecional y discriminatoria, UTE no aplica la misma tarifa a todos los servicios de energía eléctrica de los mencionados salones. En determinados casos, y en especial el de la humilde Parroquia Nuestra Señora de Fátima, de barrio España, de la ciudad de Minas, del departamento de Lavalleja, se aplica la tarifa B10-GENERAL-BAJA TE, como si fuera un comercio. La finalidad de ésta no es emparejar para arriba sino para abajo, es de justicia que los que menos tienen paguen una tarifa más económica. Por lo expuesto, solicitamos a UTE que revea la categoría de la tarifa aplicada en esos casos y que disponga que, cuando el destino de los mencionados salones cumpla tan loable finalidad social, la tarifa correspondiente sea la que se aplica a las casas habitación. Saludo al señor Presidente muy atentamente. RAÚL ARGENZIO, Representante por Lavalleja".

MEDIA HORA PREVIA

7.-     Contribución de UTE a la reparación de viviendas deterioradas por la tormenta del 3 de febrero de 2004 en la ciudad capital del departamento de Salto.

——Se entra a la media hora previa.

Tiene la palabra el señor Diputado Fonticiella.

SEÑOR FONTICIELLA.- Señor Presidente: el día 3 de febrero de este año, una tormenta importante castigó al departamento de Salto. Los vientos atacaron con especial furia el cinturón Sur de la ciudad, desde el río Uruguay hacia el límite Este. Como tantas veces, los más infelices fueron los más castigados, porque la precariedad o baja calidad de sus viviendas las transformaron en presa fácil del desastre. Uno de los problemas graves derivados de esa tormenta fue la destrucción parcial o total de algunas viviendas modestas -pero dignas-, pertenecientes a familias humildes.

La situación tuvo características muy especiales: varias de las casas fueron dañadas como consecuencia de la caída de postes que sostenían cables de electricidad. Los fuertes vientos arrancaron los postes débiles y estos cayeron sobre paredes y techos o decididamente arrastraron pedazos de casas.

El Gobierno Departamental y las fuerzas vivas estuvieron trabajando desde la salida del sol para tratar de restaurar parte de esos daños, pero aún quedan cosas por hacer. Puede parecer extraño que a cinco meses del suceso todavía se reclame por sus consecuencias, pero, lamentablemente, es así.

El hecho generó que, como Representante salteño, solicitara formalmente a UTE la consideración de un aporte a la restauración de las viviendas dañadas, en virtud de las circunstancias en que se produjo el desastre y la precariedad de los recursos de los damnificados. El Directorio del ente resolvió contribuir a la reparación, pero a cinco meses del hecho aún no hay concreciones. UTE habría efectuado los llamados y las adjudicaciones correspondientes, pero las obras no se han realizado. Razones administrativas y diferencias de costos habrían demorado la ejecución. Se trata de elementos atendibles, pero no solucionan la situación de los afectados. Más allá de la buena voluntad de los funcionarios de las oficinas involucradas y de la decisión de las jerarquías políticas, debe concretarse la reparación de los daños.

Por medio de este instrumento, una vez más solicito a las autoridades de UTE la realización urgente de las tareas de reparación de las viviendas deterioradas por la caída de postes del tendido eléctrico durante la tormenta del 3 de febrero de 2004 en la ciudad de Salto.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al Directorio de UTE y a la Junta Departamental de Salto.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va votar el trámite solicitado.

(Se vota)

——Veintiséis en veintiocho: AFIRMATIVA.

8.-    Iniciativa para declarar el 19 de octubre como día del departamento de Maldonado.

Tiene la palabra el señor Diputado Pérez Morad.

SEÑOR PÉREZ MORAD.- Señor Presidente: en la sesión del 29 de junio de este año de la Junta Departamental de Maldonado se trató un proyecto de decreto que dice lo siguiente: "A la Junta Departamental.- El Presidente y los Coordinadores de Bancada de la Corporación elevan a consideración del Plenario el siguiente Proyecto de Decreto.- Artículo 1º: Institúyese el día 19 de octubre como fecha de conmemoración y homenaje del Día del Departamento de Maldonado.- Artículo 2º: Siga al Parlamento Nacional a efectos de su consideración y posterior oficialización.- Artículo 3º: Comuníquese al Ejecutivo Comunal a todos los efectos que hubiere lugar.- Artículo 4º: Declárese urgente".

Asimismo, en esa oportunidad se solicitó al Cuerpo que se autorizara al señor Presidente y a los señores coordinadores de bancada a realizar los contactos pertinentes con las autoridades del Movimiento de Reafirmación Maldonadense, a efectos de concretar y organizar los actos a llevarse a cabo en la fecha de referencia. El proyecto de decreto es firmado por el Presidente, doctor Federico Casaretto, el Edil Guillermo Moroy, representando al coordinador de bancada del Partido Nacional, la Edila doctora Mary Araújo, como coordinadora de bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio, y el Edil Marcelo Galván, como coordinador de bancada del Partido Colorado. Es de destacar que esta propuesta tiene su raíz en una iniciativa llevada adelante tiempo atrás por el Edil Eduardo Elinger, integrante de dicho Cuerpo.

La Junta decidió por unanimidad incluir en el tratamiento de dicho decreto los antecedentes planteados por el mencionado Edil, al tiempo que decidió declarar urgente el tratamiento del tema y que se tratara sobre tablas, lo cual también fue aprobado por unanimidad.

No vamos a ahondar en la importancia de Maldonado en el sentimiento de todos los maldonadenses, más aún estando cercanos a la conmemoración de los doscientos cincuenta años de su fundación. Vamos a tomar la solicitud de la Junta Departamental de Maldonado y presentar un proyecto de ley que contemple su aspiración. Asimismo, vamos a invitar a todos los legisladores nacionales del departamento de Maldonado a acompañar dicho proyecto con su firma, si desean hacerlo.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada a las diferentes bancadas de la Junta Departamental de Maldonado, a la Intendencia Municipal de Maldonado y a la Junta Local Autónoma y Electiva de San Carlos.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va a votar el trámite solicitado.

(Se vota)

——Veintisiete en veintiocho: AFIRMATIVA.

9.-     Incorrecta asistencia brindada en el Centro Auxiliar de Salud Pública de Carmelo, en el departamento de Colonia.

Tiene la palabra el señor Diputado Gil Solares.

SEÑOR GIL SOLARES.- Señor Presidente: estamos cada vez más preocupados por el tema de la asistencia real y efectiva que el Ministerio de Salud Pública está prestando a los ciudadanos en nuestro país.

Pocas sesiones atrás, un colega del Parlamento denunció que nada menos que en el hospital de la ciudad de Salto existían problemas muy serios en la asistencia a la salud de la población.

Hoy me toca decir que en nuestros hospitales del departamento de Colonia, en forma especial en el Centro Auxiliar de Carmelo, hay una problemática realmente preocupante. Hay quejas severas de falta de atención directa de los médicos a los pacientes; hay problemas en la farmacia con la entrega de medicamentos y en imagenología -y no se trata solamente de las clásicas radiologías, sino de las ecografías, las tomografías y las resonancias magnéticas- por el tiempo que se demora en dar al paciente el diagnóstico. También existe un atraso colosal en las soluciones quirúrgicas. Un cirujano amigo me dijo que tiene cincuenta personas en lista para solucionar quirúrgicamente.

Esto demuestra la existencia de una cantidad de problemas en la atención a la salud en toda la República, por lo que hay que buscar soluciones reales a través de un cambio sustancial en el sistema asistencial. Mientras no haya un servicio nacional de salud integrado, no podremos satisfacer el derecho natural a la salud de los orientales.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al Ministerio de Salud Pública, a la Dirección Departamental de la Salud de Colonia, a la Junta Departamental de Colonia y a la Junta Local de Carmelo.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va a votar el trámite solicitado.

(Se vota)

——Veintisiete en veintinueve: AFIRMATIVA.

10.-      Solicitud de que se apruebe el Acuerdo sobre Privilegios e Inmunidades de la Corte Penal Internacional.

Tiene la palabra la señora Diputada Percovich.

SEÑORA PERCOVICH.- Señor Presidente: el 17 de julio se cumplirán seis años de la aprobación del Estatuto de Roma, que definiera las normas para una Corte Penal Internacional, y el 1º de julio se cumplieron dos años de la entrada en vigor de dicho Estatuto.

La Corte Penal Internacional se ha constituido en la instancia judicial que complementa los esfuerzos de las jurisdicciones nacionales para enjuiciar a los responsables de los crímenes más graves de trascendencia internacional, tales como genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

El Estatuto de Roma define por primera vez los delitos de guerra contra las mujeres, tales como las violaciones masivas, práctica históricamente utilizada en los conflictos armados y que, pese a su gravedad, hasta el presente no había merecido consideración como ataque a un derecho humano.

El 30 de junio venció el plazo para firmar el Acuerdo de Privilegios e Inmunidades de la Corte Penal Internacional, por el que los Estados signatarios se comprometen a dar inmunidad y a facilitar las gestiones de los funcionarios designados por dicha Corte para realizar averiguaciones o seguimientos de las denuncias presentadas ante esta. Lamentablemente, nuestro país no ha cumplido con este trámite, a pesar de haber sido firmante y de haber ratificado el Estatuto de Roma.

El Poder Ejecutivo ha enviado un proyecto de ley al Parlamento remitiendo algunos de los delitos definidos en el Estatuto de Roma a la actual legislación penal nacional. Este proyecto está en consideración y entendemos que debería modificarse, creando algunas de las figuras que hoy no existen en nuestra normativa penal, como por ejemplo las que se definen en el proyecto de ley sobre delitos de lesa humanidad que está a consideración de la Comisión de Derechos Humanos y para el cual no hemos encontrado voluntad política afirmativa.

Reitero la solicitud realizada en otras ocasiones al Poder Ejecutivo en cuanto a la necesidad de complementar la ratificación hecha con la adopción del Acuerdo sobre Privilegios e Inmunidades de la Corte Penal Internacional.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras se haga llegar al Ministerio de Relaciones Exteriores y a Amnistía Internacional.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va a votar el trámite solicitado.

(Se vota)

——Veintiséis en veintiocho: AFIRMATIVA.

11.-      Cincuentenario del suicidio del ex Presidente brasileño Getúlio Vargas.

Tiene la palabra el señor Diputado Falero.

SEÑOR FALERO.- Señor Presidente: el 24 de agosto de 1954, hace casi cincuenta años, en Brasil se suicidaba Getúlio Vargas. Siete años después, en 1961, Jânio Quadros era obligado a renunciar, João Goulart prácticamente no pudo ejercer su labor y se tuvo que exiliar en el Uruguay, y en definitiva el militarismo ingresó en Brasil con toda su fuerza.

El suicido de Getúlio Vargas se produjo en 1954. En ese año, Uruguay todavía vivía de las mieles de la guerra de Corea. Salimos cuartos en el mundial de Suiza, en Lausana, en aquella memorable tarde del partido con Hungría, y quizá no nos dábamos cuenta muy cabalmente de lo que pasaba en América Latina.

El suicidio de Getúlio Vargas fue una señal muy fuerte porque, en definitiva, se trataba de un Brasil que quería marcar, en mérito a su poder y en mérito a su derecho, alguna línea de conducta en materia internacional que no era la que Estados Unidos deseaba.

En 1954 no existía la Cuba de Fidel; todavía era la Cuba batistiana. Estábamos en plena guerra fría, y aquellos problemas que precipitaron el suicidio de Getúlio Vargas, la renuncia de Quadros, el golpe de Estado y el exilio de Goulart, hoy siguen casi sin resolverse. América Latina y nosotros, particularmente, deberíamos observar la realidad con perspectiva histórica, lo que nos permitiría analizar con mucha más objetividad lo que pasaba en aquel momento y aprender, de alguna forma, cómo el tránsito de los conflictos internos en los países americanos y entre los países americanos no hacen más que perjudicar a los americanos.

Debemos recorrer los caminos de encuentro y de entendimiento entre nosotros y con los países vecinos para hacer, de alguna manera, una América Latina mucho más independiente, una América Latina en la que no tenga que suicidarse un individuo del nivel de Getúlio Vargas ni tenga que sentirse agobiado por el peso del militarismo obsecuente una figura del nivel de Jânio Quadros.

A cincuenta años de estos hechos, justo es reconocerlos y mirarlos en retrospectiva. Quizá deberíamos reunirnos a efectos de conversar un poco más sobre estos temas porque, en definitiva, pese a que son hechos ocurridos en Brasil, son tan nuestros como todos los otros temas de América Latina.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al Ministerio de Relaciones Exteriores y a la Embajada de la República Federativa del Brasil.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va a votar el trámite solicitado.

(Se vota)

——Veintiocho en treinta: AFIRMATIVA.

Ha finalizado la media hora previa.

12.-      Licencias.

Integración de la Cámara.

Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes solicitudes de licencia:

Del señor Representante Juan José Domínguez, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 14 de julio de 2004, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora Susana Lago.

Del señor Representante Brum Canet, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 14 de julio de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Jorge Patrone.

Del señor Representante José Mahía, por obligaciones notorias inherentes a su representación política, literal C) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para asistir, invitado por la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica, al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica, por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora Gabriela Garrido".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Veinticinco en veintiocho: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Por la presente solicito se me conceda 1 (un) día de licencia por motivos personales, el miércoles 14 de julio del presente año.

Sin otro particular, le saluda atentamente,

JUAN JOSÉ DOMÍNGUEZ
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Me dirijo a Ud. a efectos de informarle, que por esta única vez, no acepto la convocatoria a la integración de ese Cuerpo en mi calidad de suplente del diputado Sr. Juan José Domínguez.

Saluda atentamente.

Víctor Braccini".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Juan José Domínguez.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 14 de julio de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria el suplente siguiente, señor Víctor Braccini.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994 y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 14 de julio de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Juan José Domínguez.

2) Acéptase la negativa que por esta única vez ha presentado el suplente siguiente, señor Víctor Braccini.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 14 de julio de 2004, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 609 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora Susana Lago.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi mayor consideración:

De acuerdo a lo establecido en la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside, se sirva concederme el uso de licencia por el día de la fecha, por motivos de personales.

Sin más saluda atentamente,

BRUM CANET
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi mayor consideración:

Habiendo sido convocado por ese Cuerpo, en mi calidad de suplente por el Representante Nacional Brum Canet, comunico mi renuncia por esta única vez, solicitando la convocatoria de mi suplente correspondiente.

Sin otro particular, saludo al Sr. Presidente muy atentamente,

Daniel Mesa".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Brum Canet.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 14 de julio de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Daniel Mesa.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 14 de julio de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Brum Canet.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente correspondiente siguiente, señor Daniel Mesa.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 14 de julio de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Jorge Patrone.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004.

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi mayor consideración:

Durante los días 25 al 29 de julio del corriente se realizará en EEUU el programa "International Leaders Forum" en la ciudad de Washington, D.C., programa al que he sido invitado por la embajada de dicho país, y del cual, adjunto la invitación que se me cursara así como la agenda tentativa de actividades.

Por ese motivo, y al amparo del literal C) del artículo único de la Ley Nº 16.465, solicito licencia por el período comprendido entre los días 26 al 30 del corriente inclusive.

Sin otro particular, saluda a usted atte.

JOSÉ CARLOS MAHÍA
Representante por Canelones".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por obligaciones notorias, del señor Representante por el departamento de Canelones, José Carlos Mahía, para asistir, invitado por la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica, al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el literal C) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por obligaciones notorias, al señor Representante por el departamento de Canelones, José Carlos Mahía por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004, para asistir, invitado por la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica, al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica.

2) Convóquese para integrar la referida representación por el mencionado lapso, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora Gabriela Garrido.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004.

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

13.-      Aplazamientos.

——Se entra al orden del día.

En mérito a que no han llegado a la Mesa las respectivas listas de candidatos, si no hay objeciones correspondería aplazar la consideración de los asuntos que figuran en primero y segundo término del orden del día, que refieren, respectivamente, a la elección de miembros de la Comisión Permanente y de la Comisión Administrativa del Poder Legislativo para el Quinto Período de la XLV Legislatura.

14.-      Preferencias.

Corresponde continuar con la consideración del asunto que figura en tercer lugar del orden del día: "Exoneraciones tributarias a la actividad forestal. (Normas)".

SEÑOR BIANCHI.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BIANCHI.- Señor Presidente: solicitamos que, si es posible, también se postergue el tratamiento de este asunto para la primera sesión del mes de agosto.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción del señor Diputado.

(Se vota)

——Veintisiete en veintiocho: AFIRMATIVA.

15.-      Aplazamiento.

Correspondería pasar a considerar el asunto que figura en cuarto término del orden del día: "Constitución de la República. (Se modifican diversas normas)".

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 41 del Reglamento de la Cámara, se requiere quórum máximo para su consideración, en mérito a que la Constitución exige dos tercios de votos para su sanción. En consecuencia, siguiendo procedimientos que históricamente se han aplicado, es imprescindible que en la discusión general y en la discusión particular del tema haya cincuenta señores Representantes presentes. Para la aprobación del articulado son necesarios -de acuerdo con lo dispuesto por el literal D) del artículo 331 de la Constitución- los votos de las dos terceras partes del total de componentes de cada Cámara, es decir, sesenta y seis votos.

SEÑOR BORSARI BRENNA.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BORSARI BRENNA.- Señor Presidente: queremos hacer llegar al Cuerpo y a la opinión pública nuestra profunda desazón por el hecho de que este proyecto de reforma constitucional -llamado de ajuste político- hoy, nuevamente, no se pueda tratar en la Cámara de Representantes.

Yo creo que es la última vez que se va a poner en consideración de este Cuerpo este importante proyecto, que implica trascendentes modificaciones al sistema institucional uruguayo. Toca normas electorales, pero también económicas y de organización institucional. Algunas de ellas atañen a la disminución del número de Representantes, de Senadores y de Ediles, mientras que otras refieren a la reforma del sistema que rige a una institución tan especial y tan importante como el Tribunal de Cuentas de la República, que hoy no funciona, porque todas las observaciones que hace este organismo van a parar a la Asamblea General y nada se hace con ellas. Otras normas limitan el déficit fiscal a determinados guarismos, ejemplo de lo cual nos ha dado Europa, en el Tratado de Maastricht. También se plantean limitaciones de los gastos del Poder Legislativo, de la Presidencia de la República y de las Juntas Departamentales.

¿Quién puede estar en desacuerdo con que estas normas sean aprobadas por el sistema político, por el sistema democrático uruguayo? Yo creo que nadie, porque con estas ideas se tiende al fortalecimiento del sistema representativo de gobierno. Si nosotros no somos capaces de reformarnos a nosotros mismos, es muy difícil que podamos pedir a la sociedad que crea en el sistema.

Yo pienso, señor Presidente -lo digo para terminar, porque sé que tenemos muy poco tiempo-, que nos hemos perdido una oportunidad muy importante. Todos los partidos políticos nos hemos perdido una oportunidad única de reformar -inclusive para el próximo período de Gobierno- estas normas que darían agilidad, eficiencia y ahorro al sistema político uruguayo. Lamentablemente, no hemos contado hoy -otra vez más- con la anuencia de las mayorías requeridas por la Constitución de la República y el Reglamento para aprobarlas.

SEÑOR ORRICO.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: mi bancada desea aclarar que con mucho gusto discutirá este tema cuando quieran, pero me gustaría que del Partido Nacional hubiera un poco más que dos Representantes en Sala, que es lo que hay hoy.

Sería bueno que la versión taquigráfica de estas palabras fuera enviada al Honorable Directorio del Partido Nacional. Está muy bien presentar proyectos pretendidamente importantes, pero tanto o más importante que eso es estar en Sala para discutirlos.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Vamos a terminar aquí la discusión.

En el futuro intentaremos no hacer ningún tipo de alusión en las aclaraciones.

16.-      Alteración del orden del día.

Se pasa a considerar el asunto que figura en quinto término del orden del día: "Suplentes de los señores legisladores. (Régimen de percepción de haberes)".

SEÑOR POSADA.- ¿Me permite, señor Presidente?

En la medida en que se están haciendo algunas consultas a los efectos de lograr un texto acordado, creo que sería conveniente considerar este asunto en último término del orden del día.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y nueve en cuarenta y dos: AFIRMATIVA.

17.-      Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural).

Se pasa a considerar el asunto que figuraba en sexto término del orden del día y que pasó a ser quinto: "Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural)".

(NUEVOS ANTECEDENTES:)

Anexo II al
Rep. Nº 1475

"Comisión de Constitución, Códigos,
Legislación General y Administración

NUEVO INFORME

Señores Representantes:

Vuestra Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración ha considerado nuevamente el proyecto de ley relativo al delito de abigeato.

En oportunidad de redactar el primer informe se transcribió el remitido por la Mesa Central de Abigeato: "1) El legislador enfocó el tratamiento de este delito desde una perspectiva con doble contenido: la protección a la propiedad, aspecto cuyo fundamento es la función social que cumple el establecimiento rural (en el sentido de que, más allá del natural beneficio del productor, la actividad agraria beneficia a la nación); y los principios del Derecho Agrario, propios en cuanto a que esta rama regula un sector de singulares características y que, en consecuencia, reclama caminos por recorrer: los nuevos, y los olvidados o ignorados en informes, programas y mensajes.

Ligado a la naturaleza y al ritmo que ella impone, es un sector regido por el riesgo, la postergación o la lentitud y el especial entorno de las relaciones humanas. Estas peculiaridades demandan un enfoque sensible y realista, por encima de construcciones idealistas, altisonancias jurídicas o perspectivas urbanistas que lo desvirtúan en su esencia. La actividad rural se desarrolla en un medio aislado y de precaria seguridad, pero se apuntala a sí misma a partir del principio asociativo, tendiente a fomentar la unión entre sus actores y a realizar el dinamismo indispensable para mejorar la calidad de vida en el campo. Las prácticas del abigeato son una amenaza permanente a este principio vital.

Legislar sobre abigeato es proteger el país productivo en dos planos: el rural (como inicio geográfico y empresarial de la cadena productiva) y el país globalmente productivo, como visión completa de esa cadena.

La legislación especial protege y alienta: el sostén de un medio de vida y un modo o una filosofía de vida de antigua raigambre. Si el establecimiento rural subsiste: hay empleo, asiento de la familia en el campo, desarrollo y fortaleza de una vocación laboral.

2) En virtud de la especialidad de esta rama jurídica, el 'apoderamiento con sustracción' de ganados y frutos del país, y las manipulaciones delictivas sobre marcas y señales de animales y cueros ajenos (para aprovecharse de ellos), han sido tratados en el mismo Código Rural bajo la única figura, envolvente, del abigeato. El Derecho Penal lo considera un 'delito extracódigo'.

La evolución, lenta pero fructífera, le ha hecho justicia. La reforma introducida por la Ley Nº 16.146, otorgó una instancia más al reconocimiento de la especialidad, terminando con el reenvío al Título XIII del Código Penal. Ajustó la terminología y definió correctamente la figura de este delito, cometido fuera de las jurisdicciones urbanas y sobre lo que constituye uno de los principales motores de vida del productor rural.

3) Nuestros motivos no excluyen al abigeo solitario y tradicional, pero apuntan principalmente a lo que hoy constituye objeto de alarma en la sociedad rural. Esto afecta a productores de modesto y mediano capital como a aquellos que lo manejan en mayor volumen. Nos enfrentamos a un abigeato cuyo modo operativo ha evolucionado, premeditándolo hacia resultados eficientes sobre la base del apoyo técnico y una organización que implica a varias personas. Esta modalidad incluye más de un vehículo, herramientas e incluso armas, de corte y de fuego. Seguramente, la creatividad del agente introducirá, con el tiempo y la especialización, elementos más avanzados o más elaborados como pueden ser los soporíferos, los paralizantes y todo aquello que permita llevar la maniobra a buen término, en menor tiempo, escaso esfuerzo y mayores garantías personales.

4) Estas prácticas hacen más sensible y grave el problema de la vigilancia, tomando en cuenta que se trata de un territorio relativamente amplio donde los animales deben, obligadamente vagar, para satisfacer sus necesidades naturales.

5) Demostramos con un ejemplo, el impacto de esta problemática en la economía del país. Para ello recurrimos a datos del sector ovino:

Productores registrados con ovinos: 9.624.

Total de ovinos de la muestra (cabezas): 5.359.612.

Total de ovinos de productores afectados por los robos: 2.192.734.

Total de ovinos declarados robados (cabezas): 124.233.

Si estos resultados se extendieran a toda la población ovina de Uruguay, estimada por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) en 10.6 millones de cabezas, estaríamos ante cinco mil productores afectados con una cifra de doscientos cincuenta mil ovinos robados por año, a nivel nacional.

Estos resultados permiten observar que un 31% de los productores con ovinos, han sido afectados por el abigeato durante el ejercicio 2002-2003.

En pérdidas para el país esta situación se traduce: si manejamos el supuesto de que la opción más probable de destino de esos doscientos cincuenta mil ovinos hubiera sido la de ingresar en la economía formal, y como consecuencia se hubieran destinado a la faena para exportación, se hubiera obtenido, como consecuencia, un ingreso de divisas del orden de 7.3 millones de dólares. Sumado a las menudencias y el cuero, totalizaría una cifra de 8.5 millones de dólares.

Si consideramos además que la lana de los ovinos robados, se pierde y no ingresa a los canales de comercialización, las pérdidas por este concepto se situarían en torno a los 3.4 millones de dólares, totalizando 11.9 millones de dólares que dejan de ingresar al país y a la economía formal, que es la que genera empleo genuino y paga los impuestos.

También la economía formal de fletes, transporte y consignatarios, deja de obtener un ingreso del orden de los 450.000 dólares.

Por otra parte, las pérdidas para las empresas ganaderas afectadas son considerables. Pero además, en circunstancias como las actuales, donde las condiciones del mercado de los principales productos ovinos alcanzaron los mejores niveles de precios de los últimos diez años (carne y lana), mejorando la competitividad, generando un marco favorable para futuras inversiones y desarrollo de tecnologías, se observa que en los predios perjudicados por el abigeato toda esa mejora económica se pierde.

El abigeato compromete pues, muy seriamente, el riesgo económico de la actividad, y conspira en contra de las decisiones de realizar inversiones que mejoren la productividad ganadera, lo que impide el crecimiento futuro de la producción.

6) Entendemos necesario modificar dos artículos del Código Rural: el 258 y el 259. Para ello recurrimos a lo dispuesto por la Ley Nº 17.234, Título II, Capítulo III 'De las infracciones y sanciones', artículos 18, literal B) y 20, y a la Ley de Drogas, por entender que parte de su redacción satisface lo que este documento reclama. También incluimos parte del proyecto sancionado por la Cámara de Senadores.

7) Por lo expuesto en estos motivos, es de mejor justicia y mayor sensibilidad hacia este sector productivo, promover nuestra inquietud y dar una nueva redacción a los artículos 258 y 259 del Código Rural. Será con mejor técnica que la dada a continuación, en el mero intento de colaborar con el legislador.

También somos eco, por educación en los principios de nuestra Magna Carta, de la tradición de este país (y de la que estamos orgullosos), en cuanto a que nuestro equipaje jurídico se ha ido construyendo sobre la idiosincrasia nacional y aquello que aporta la experiencia de vida, lo cual torna al Cuerpo normativo uruguayo en un derecho marcadamente vivencial".

Vuestra Comisión, por unanimidad, ha introducido algunas modificaciones, contemplando las observaciones realizadas oportunamente en el plenario.

Por lo expuesto, se aconseja la aprobación del siguiente proyecto de ley.

Sala de la Comisión, 9 de junio de 2004.

JORGE BARRERA, Miembro Informante, GUSTAVO BORSARI BRENNA, DANIEL DÍAZ MAYNARD, LUIS ALBERTO LACALLE POU, FELIPE MICHELINI, MARGARITA PERCOVICH, ERNESTO RODRÍGUEZ ALTEZ, DIANA SARAVIA OLMOS, JORGE ZÁS FERNÁNDEZ.

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º.- Sustitúyese el artículo 258 del Código Rural por el siguiente:

"ARTÍCULO 258.- Comete el delito de abigeato y será castigado con tres meses de prisión a seis años de penitenciaría, el que fuera de las ciudades o pueblos, con intención de matar, diere muerte, faenare o se apoderare con sustracción de ganado vacuno y bubalino, caballar, lanar, cabrío, porcino, cualquier otra especie de corral o criadero, colmenas, cueros, lanas, pieles, plumas o cerdas ajenos, y el que marcare o señalare, borrare o modificare las marcas y señales de animales o cueros ajenos, para aprovecharse de ellos.

La pena de prisión podrá sustituirse con horas de trabajo en servicio a la comunidad, todo lo cual valorará el Juez de la causa y determinará la clase de servicio a cumplirse, el lugar y la cantidad de horas, así como el contralor del cumplimiento de dicha sanción".

Artículo 2º.- Sustitúyese el artículo 259 del Código Rural, por el siguiente:

"ARTÍCULO 259.- La pena prevista en el artículo precedente, será de doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría, cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias agravantes especiales:

1º) Si el delito se ejecutara en banda con la participación de dos o más personas.

2º) Si para cometer el delito se emplearan vehículos de carga aptos para el transporte de los objetos robados.

3º) Si para cometer el delito se dañaran cercos, cortando alambre, destruyendo o arrancando postes, cadenas o cerrojos de porteras.

4º) Si para la comisión del delito se utilizaran guías de propiedad y tránsito o documentación equivalente falsas o expedidas para terceras personas, o se falsificaran boletas de marca y señal.

5º) Si se facilitaran los medios de transporte o la documentación falsa aludida en el numeral precedente.

Son circunstancias agravantes muy especiales:

1º) Ser jefe o promotor del delito.

2º) La de poseer la calidad de hacendado o productor agropecuario.

3º) La de poseer la calidad de funcionario público cuando haya actuado con violación de los deberes de su cargo.

Será aplicable al delito tipificado en el artículo anterior el atenuante establecido en el inciso segundo del artículo 342 del Código Penal".

Artículo 3º.- Incorpórase al Código Rural el siguiente artículo:

"ARTÍCULO 259 bis.- El Juez actuante dispondrá el comiso de todo elemento que directa o indirectamente fuere empleado en la comisión del delito.

Lo dispuesto en el inciso precedente regirá sin perjuicio de los derechos de los terceros de buena fe".

Sala de la Comisión, 9 de junio de 2004.

JORGE BARRERA, Miembro Informante, GUSTAVO BORSARI BRENNA, DANIEL DÍAZ MAYNARD, LUIS ALBERTO LACALLE POU, FELIPE MICHELINI, MARGARITA PERCOVICH, ERNESTO RODRÍGUEZ ALTEZ, DIANA SARAVIA OLMOS, JORGE ZÁS FERNÁNDEZ".

——Léase el proyecto.

(Se lee)

——En discusión general.

Tiene la palabra el miembro informante, señor Diputado Barrera.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración ha recibido el proyecto de ley del Senado relativo al abigeato y ha decidido redactar una propuesta alternativa, que fue aprobada por la totalidad de sus integrantes, reuniendo el consenso necesario para su aprobación.

Entiendo oportuno expresar como informe el que fuera redactado por la Mesa Central de Abigeato, ya que el texto responde en su generalidad a lo propuesto por dicha institución. Dice lo siguiente: "1) El legislador enfocó el tratamiento de este delito desde una perspectiva con doble contenido: la protección a la propiedad, aspecto cuyo fundamento es la función social que cumple el establecimiento rural (en el sentido de que, más allá del natural beneficio del productor, la actividad agraria beneficia a la nación); y los principios del Derecho Agrario, propios en cuanto a que esta rama regula un sector de singulares características y que, en consecuencia, reclama caminos por recorrer: los nuevos, y los olvidados o ignorados en informes, programas y mensajes.- Ligado a la naturaleza y al ritmo que ella impone, es un sector regido por el riesgo, la postergación o la lentitud y el especial entorno de las relaciones humanas. Estas peculiaridades demandan un enfoque sensible y realista, por encima de construcciones idealistas, altisonancias jurídicas o perspectivas urbanistas que lo desvirtúan en su esencia. La actividad rural se desarrolla en un medio aislado y de precaria seguridad, pero se apuntala a sí misma a partir del principio asociativo, tendiente a fomentar la unión entre sus actores y a realizar el dinamismo indispensable para mejorar la calidad de vida en el campo. Las prácticas del abigeato son una amenaza permanente a este principio vital.- Legislar sobre abigeato es proteger el país productivo en dos planos: el rural (como inicio geográfico y empresarial de la cadena productiva) y el país globalmente productivo, como visión completa de esa cadena.- La legislación especial protege y alienta: el sostén de un medio de vida y un modo o una filosofía de vida de antigua raigambre. Si el establecimiento rural subsiste: hay empleo, asiento de la familia en el campo, desarrollo y fortaleza de una vocación laboral.- 2) En virtud de la especialidad de esta rama jurídica, el 'apoderamiento con sustracción' de ganados y frutos del país, y las manipulaciones delictivas sobre marcas y señales de animales y cueros ajenos (para aprovecharse de ellos), han sido tratados en el mismo Código Rural bajo la única figura, envolvente, del abigeato".

Entonces, el derecho penal lo considera como un delito que no solo hay que reprimir, sino que también hay que castigar desde el punto de vista económico y social.

Por lo tanto, entendemos que el incremento del abigeato que lamentablemente se viene produciendo castiga duramente no solo al sujeto pasivo del delito, sino también a toda la economía.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Alonso)

——En ese sentido, el valioso aporte del proyecto que fuera presentado en el Senado de la República por el Senador De Boismenú y los distintos Senadores de la Lista 15, así como las propuestas que el Partido Nacional, el Frente Amplio y el Foro Batllista presentaron con relación al abigeato, han posibilitado que hoy tengamos un texto único, que ha armonizado los puntos de vista de los distintos sectores políticos para hacerlo realidad.

El artículo 1º de ese texto propone como nueva redacción del artículo 258 del Código Rural la siguiente: "Comete el delito de abigeato y será castigado con tres meses de prisión a seis años de penitenciaría, el que fuera de las ciudades o pueblos, con intención de matar, diere muerte, faenare o se apoderare con sustracción de ganado vacuno y bubalino, caballar, lanar, cabrío, porcino, cualquier otra especie de corral o criadero, colmenas, cueros, lanas, pieles, plumas o cerdas ajenos, y el que marcare o señalare, borrare o modificare las marcas y señales de animales o cueros ajenos, para aprovecharse de ellos".

El artículo 2º, que modifica el artículo 259, establece: "La pena prevista en el artículo precedente, será de doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría, cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias agravantes especiales: 1º) Si el delito se ejecutara en banda con la participación de dos o más personas. 2º) Si para cometer el delito se emplearan vehículos de carga aptos para el transporte de los objetos robados. 3º) Si para cometer el delito se dañaran cercos, cortando alambre, destruyendo o arrancando postes, cadenas o cerrojos de porteras. 4º) Si para la comisión del delito se utilizaran guías de propiedad y tránsito o documentación equivalente falsas o expedidas para terceras personas, o se falsificaran boletas de marca y señal. 5º) Si se facilitaran los medios de transporte o la documentación falsa aludida en el numeral precedente".

El artículo 3º, que incorpora un artículo 259 bis, establece que el Juez actuante dispondrá el comiso del o los bienes objeto del delito, así como todo elemento que directa o indirectamente fuere empleado en la comisión del delito, tales como armas, herramientas y cualquier otro objeto o sustancias, animales de tiro o de carga, vehículos terrestres, aéreos o náuticos y, en su caso, el producto de la comercialización de los elementos objeto del ilícito.

Por lo tanto, se establece un procedimiento no solamente acorde con las reglas del Código General del Proceso, sino también con todo nuestro ordenamiento jurídico.

En conclusión, la Comisión tuvo un arduo trabajo en el cual todos y cada uno de sus miembros tuvimos presente no solamente la discusión que se llevó a cabo en Sala cuando se trató este proyecto con anterioridad, sino los aportes que hicieron la Mesa Central de Abigeato y las distintas fuerzas vivas que tienen relación directa e indirecta con este tema.

Por lo tanto, entendemos que la aprobación de este proyecto es oportuna y necesaria, no solamente para proteger el desarrollo productivo del país, sino para fortalecer elementos esenciales que hacen a decir con claridad cuáles son aquellos actos que están permitidos y cuáles no.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Orrico.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: voy a plantear las objeciones que me merece este proyecto tal como viene de Comisión.

En primer lugar, cuando se habla del artículo 259 del Código Rural se aumenta tremendamente la entidad de la pena, por cuanto de tres meses de prisión a seis años de penitenciaría, el rango pasa a ser de doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría. Entre los elementos que aquí se ponen, se habla de cuando el hecho se cometiera con la participación de dos o más personas.

Honestamente, en la Comisión me opuse a esta redacción y haré lo mismo en Cámara, porque no contempla realidades que hacen que, lejos de ser una agravante, en muchos casos esta acción tenga que ver con un estado de necesidad. No creo que se pueda decir que hay una agravante cuando padre e hijo roban una oveja para carnearla y comerla. Honestamente, no creo que sea así; no es así. No creo que sea una circunstancia agravante que un padre y un hijo que conviven en una casa cometan una acción de este tipo. Eso no puede ser una agravante. Pero tampoco lo es cuando el hecho es cometido por dos personas que conviven en la misma casa y que tienen un grado de parentesco, ya sea legítimo o natural. Si el hecho de que sean dos personas, las que fueren, siempre es una agravante, creo que en el rico mundo de la realidad -que, por suerte, es mucho más rico que el que pueda establecer una ley-, nos estamos perdiendo gran parte de esta historia.

Esto está mal. Alcanzaré a la Mesa la redacción que creo que debería tener este artículo. Y digo que esto está mal, si se quiere, desde el punto de vista político; esta es una opción política. Bien; acá los Representantes del Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva Mayoría decimos que no nos gusta esta agravante.

Reconozco que es un problema en cuanto a cómo se aplican las concepciones de política criminal que cada uno tenga, pero hay cosas que son errores desde el punto de vista de la ciencia jurídica, y de esto no nos vamos a bajar. Fíjese, señor Presidente, que dice: "Modifícase el artículo 259 del Código Rural, el que quedará redactado de la siguiente manera: [...]". Luego, a continuación del numeral 5º, dice: "Son circunstancias agravantes muy especiales". Entonces, uno se pregunta qué consecuencia tiene que sean agravantes muy especiales. ¿Cuál es la consecuencia? Resulta que son agravantes muy especiales, pero después se hace una enumeración. Esto, así, no debería ser. Desde el punto de vista de la técnica jurídica, sería tolerable que se dijera: "y por lo tanto, la pena será de tanto". Entonces, aquí sí la agravante muy especial genera una condición distinta. ¿De qué sirve decir que son agravantes muy especiales si estamos titulando con el mismo rango de penas que tenía el inicio del artículo? Esto es un error, no sé si de alguien que copió mal; me hago responsable en la medida en que participé en la última sesión en que se trató este tema, y porque firmé el informe.

Creo que este artículo 2º debe quedar redactado de la siguiente manera. A partir del numeral 5º se debe eliminar la expresión "Son circunstancias agravantes muy especiales" y se debe establecer la calidad del agente: cuando sea jefe o promotor del delito; cuando posea la calidad de hacendado o productor agropecuario; cuando posea la calidad de funcionario público y haya actuado con violación de los deberes de su cargo. Estas son las modificaciones que hay que hacer.

En síntesis, voy a expresar lo mismo que cuando se trató por primera vez este asunto en la Cámara: el tema del abigeato no se va a solucionar con leyes. En ninguna parte del mundo el recrudecimiento de las leyes penales provoca un descenso de los delitos. El lugar de más baja criminalidad es el Reino de Noruega, que tiene el Código Penal menos severo del mundo. En los lugares donde la seguridad pública funciona efectivamente, las penas y los códigos penales no son más severos, sino todo lo contrario. La seguridad pública se basa en los consensos sociales, que son fruto de un acuerdo de los integrantes de una comunidad acerca de cuáles son los valores a preservar. Entonces, si no hay acuerdos sobre valores sacramentales para una sociedad, no hay seguridad pública ni aquí ni en el Reino de Baviera.

Esto no se logra con leyes. Esto es apelar a un facilismo que no estoy dispuesto a tolerar, por lo menos en mi discurso. Creo que está bien modificar leyes penales. De pronto, se puede tocar este tema del abigeato; vamos a dar nuestro voto para modificar la ley actual, pero no creemos que con esto solucionemos el tema de fondo. En el Uruguay, el problema de fondo sigue siendo la miseria, la desintegración social, la niñez y la adolescencia bajo la línea de pobreza. Ese es el tema de fondo. Cuando se solucione, nadie se va a arriesgar a sufrir estas penalidades brutales por bienes que en sí mismos tienen muy poco valor.

Por otra parte, cuando se habla del abigeato institucionalizado, el de las grandes mafias, habría que pensar seriamente cómo se hace para pasar miles de cabezas de ganado o miles de ovejas sin que los organismos de seguridad del Estado sean capaces de visualizarlos. El tema tampoco está acá, sino que pasa por otro lado.

Hechas estas precisiones, alcanzaré a la Mesa la modificación que propongo; ya he presentado una. El señor Presidente dispondrá lo que corresponda.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Ya hay una moción presentada que hace al tenor de las observaciones que formuló el señor Diputado Orrico. Si tiene otra, solicitamos que la haga llegar a la Mesa.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: hay una más, que se refiere al artículo 2º, numeral 1º. Donde dice: "Si el hecho se cometiera con la participación de dos o más personas", se le agregaría: "[...] que no estén unidas por lazos de parentesco y conviviendo en la misma casa habitación".

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Cuando ingresemos a la discusión particular del proyecto de ley, consideraremos las propuestas del señor Diputado Orrico.

Tiene la palabra el señor Diputado Texeira.

SEÑOR TEXEIRA.- Señor Presidente: no vamos a entrar en el terreno de la jurisprudencia porque somos profanos. Tampoco pretendemos con esta opinión justificar un delito. Pero como hombre del interior, diré que el pueblo de Salto y sus productores, fundamentalmente los más chicos, no escapan a este flagelo que azota a todo el país.

Queremos dar nuestro punto de vista y vamos a acompañar el trabajo de los compañeros que en Comisión se preocuparon por buscar una salida a este problema, que cada vez se agrava más.

Si bien es cierto que no justificamos el delito, en última instancia, dadas las circunstancias del individuo, podemos perdonar el hecho de que un padre y un hijo tomen la determinación de apoderarse de una oveja ajena y carnearla. Eso es común en los pueblos del interior. Pero en este mismo recinto, este modesto Representante del pueblo de Salto y del Partido Nacional ha dicho que el derecho de cada uno termina donde comienza el de los demás. En mi pueblo no pocas veces una familia muy humilde pierde una lechera que significa el 60% de su sostén; igualmente le carnean el animal y nosotros no podemos estar de acuerdo con ese tipo de actitudes. Si bien es cierto que uno la necesita para comer, el otro también y se lo despoja bárbaramente de lo único que tiene.

Ni hablemos de lo que significan las barbaries que se cometen, como las que vamos a mencionar. En alguna oportunidad, en mi pueblo algunos han tenido que lamentar que le hayan carneado un caballo, que también constituye un sostén importante para familias carenciadas que viven de changas, en el mejor de los casos -a veces, ni siquiera tienen la bendición de conseguir una changa-; utilizan un carrito para ganarse la vida de una u otra manera. Sin embargo, les carnean ese caballo, para saciar el hambre o los malos instintos, dejando a esa familia sumida en el dolor, en la desesperación y en la angustia.

Ni hablar de lo que les sucede a aquellos productores muy chiquitos de mi pueblo que, después de mucho sacrificio y de haber ahorrado, se han comprado una lechera y algún reproductor: los abigeos eligen el ejemplar que le ha costado más caro al productor y lo carnean, despojándolo de la posibilidad de continuar adelante con su pequeña empresa.

No en pocas oportunidades, en Salto vemos con estupor que a pesar de que los pequeños productores se juntan y montan guardia día y noche y del esfuerzo de la Policía, que por todos los medios trata de evitar este tipo de delito, igualmente los vecinos deben soportar el sufrimiento de la pérdida de animales, lo que perjudica la estabilidad de la familia.

En más de una oportunidad se ha preguntado si nosotros no seremos culpables por no haber legislado en tiempo y forma. En una sociedad cada vez más globalizada, de una vez por todas, debemos mirar a quienes más precisan de una legislación acorde a sus necesidades. Porque ¿qué sucedería si cada vez que uno de los integrantes de esta sociedad necesita saciar sus necesidades echa mano a lo que tiene más cerca y no le importa si está perjudicando a un familiar o a un vecino que tiene iguales o peores necesidades y que debe mantener a su familia de cualquier manera?

En Salto, el abigeato es un flagelo que golpea permanentemente. Con lo que estamos diciendo no queremos dejar de mencionar los perjuicios que también causa a los productores más grandes; pero estamos apuntando, fundamentalmente, a los más chicos y a esa gente que en una chacra planta lo necesario para comer, para comercializar algo. Es muy común ver en los pueblos del interior criar cuatro, cinco o seis lecheras, vender un poco de leche y disponer de lo demás para el sustento de la familia y de los vecinos; pero la barbarie y la insania campean por todos lados. Creo que es tiempo, señor Presidente y señores Representantes del pueblo uruguayo, de buscar la medida que vaya poniendo coto a este tipo de cosas.

Escuché decir acá que no es con estas medidas que vamos a neutralizar este flagelo. Por ahí puede que haya puntos en los que no hay concordancia, pero mucho peor es cruzarse de brazos y ver cómo se atropella el derecho del más débil. Generalmente, el que carnea amparado en la oscuridad sabe que puede ser sorprendido y va preparado para afrontar lo que venga. El que no está preparado es ese chacrero chico, ese productor pequeño, esa familia que necesita de esa lechera que le carnearon o de ese caballo para tirar del carro con el cual se procura el pan para sus hijos, después de haber hecho alguna changa, lo que es muy común en el interior del país.

SEÑOR ORRICO.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR TEXEIRA.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: el drama que el compañero legislador está exponiendo lo compartimos absolutamente. Lo que nosotros decimos son dos cosas, y hablo en plural no para sacarme responsabilidad, sino para hablar en nombre de mi fuerza política.

Decimos que el delito de abigeato ya existe y tiene una penalidad severa. Hoy, la penalidad por el abigeato -la tenemos en las normas referidas; esto es muy fácil de ver- es de tres meses de prisión a seis años de penitenciaría. Tiene una máxima de seis años; quiere decir que es muy alta.

Lo otro que decimos es que si ya existe el delito y se ha demostrado que no se tiene capacidad para proteger a la gente de todos esos dramas que el señor legislador enuncia y que nosotros compartimos -estamos totalmente de acuerdo-, ¿no será hora de que, en lugar de plantearse toquetear permanentemente los códigos y las normas penales, el país se pregunte cómo hacer para que los delitos no se cometan? Porque después que le robaron el caballo y se lo comieron, la familia se queda sin el animal aunque al que lo hizo le den la pena eterna. Entonces, el tema real no es cómo se pena, sino cómo se hace para que los delitos no se cometan. Esa es la concepción de nuestra fuerza política. Pero tenga el señor legislador bien claro que nuestra fuerza política se preocupa, y mucho, por el drama que viven muchos compatriotas nuestros que tienen escasísimas pertenencias y se las roban, en condiciones de muy diversa índole. Nosotros no estamos justificando nada, sino que estamos diciendo que esta medida, de por sí, no es relevante. Es una cosa distinta.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede continuar el señor Diputado Texeira.

SEÑOR TEXEIRA.- Señor Presidente: al comienzo de mis modestísimas palabras dije, precisamente, que no entraría en el terreno de la jurisprudencia porque soy profano. Sin embargo, en lo que no soy profano es en entender que si no se castiga -quizás sea mucha la severidad, como lo anotaba el señor Diputado-, cuando le regalen otro caballo a esa familia, se lo van a volver a carnear, y yo quiero evitar eso.

SEÑOR LACALLE POU.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR TEXEIRA.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR LACALLE POU.- Señor Presidente: quiero hacer dos acotaciones referentes a lo que decía el señor Diputado Orrico; ya lo discutimos en Comisión y quiero reiterarlo en Sala.

Este es un delito especialísimo, y a veces resulta muy fácil hablar de las leyes si no se tratan en el contexto en el cual se desarrollan cierto tipo de actividades. Creo que, justamente, la reforma que pretende introducir el señor Diputado Orrico es equivocada. El señor Diputado Texeira decía que estos delitos generalmente se cometen en la noche; cuanto más se conozcan quienes lo cometen, más fácil será hacerlo y más desventajas tendrá la víctima. Por eso, a mi juicio, es más grave aun que sean familiares que el hecho de que no lo sean. Es mucho más natural que los hermanos tal, que se conocen de memoria, que llevan una vida ensillando juntos y saliendo por los caminos de un pago, hayan atajado un ganado juntos y hayan tropeado juntos. Entonces, respecto a la exclusión que pretende hacer el señor Diputado Orrico en el sentido de que no será agravante especial si son familiares, creo que es aún más grave, porque se conocen más, porque juegan más de memoria -utilizando un término futbolístico- y más desventajas genera este hecho para el sujeto pasivo del delito.

Tampoco quiero dejar pasar por alto otra afirmación sobre el medio en el cual se comete este tipo de actividades. No pretendo citar textualmente al señor Diputado Orrico, pero él decía que no es con leyes que vamos a obtener la seguridad pública, sino cuando no exista la miseria, cuando haya un pacto social, etcétera. Yo me puedo poner en el lugar de una persona que, por condiciones económicas, se ve tentada de cometer un delito, pero no lo justifico, porque conozco cientos de miles de personas que no tienen nada y no toman algo ajeno. Y le digo más, señor Presidente: quien conoce la campaña sabe que cuando encuentra un cuero colgado sobre un alambre es porque pasó alguien con hambre. Quien entre por una tranquera a cualquier establecimiento rural -por lo general, no tienen candado-, con voz un poco alta y respetuosa, después de que terminan los ladridos de los perros, es invitado a hacer noche o a hacer mediodía.

Entonces, en este medio -seguramente en ningún otro- de ninguna manera justifico que se utilice la miseria o la pobreza como un móvil para cometer un delito. Seguramente, la situación tiente más a este compatriota y es probable que por ello tenga atenuantes, pero no se debe mezclar la miseria y la pobreza con la falta de valores. Además, aquí no estamos hablando de hurto famélico. Aquí se hace referencia al pobre productor, y la verdad es que en el departamento de Canelones los rodeos, las manadas, las majadas son por demás pequeñas; quien tiene unas cuadritas, contará con una yunta de bueyes y no mucho más. De cualquier manera es igual de damnificado el que tenía 6 ovejas y le robaron 3, que aquel a quien, contando con 6.000, le han hurtado 3.000. Es así que en este delito no se tiene en cuenta pura y exclusivamente sobre quién se comete, porque no se hace referencia al sujeto pasivo.

Quería dejar constancia de estos comentarios, y agradezco al señor Diputado Texeira que nos haya concedido esta interrupción.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede continuar el señor Diputado Texeira.

SEÑOR TEXEIRA.- Señor Presidente: no tengo mucho más para agregar por cuanto se ha plasmado prácticamente todo lo que nosotros intentamos decir.

Reitero que no hago mías palabras para las que de repente luego no pueda dar una explicación en mi pueblo. Vengo a hablar de la necesidad que tiene mi gente, y ¡ojalá que desde el Palacio de las Leyes salga una solución que por lo menos amaine la cosa y que no se vengan a las barbas tan seguido, cuchillo en mano y algún revólver en el bolso!

Están metiendo miedo y terminando con lo poco que la gente tiene. Además de la desesperación, están sembrando la posibilidad de terminar con los pequeños productores y con las familias que se dedican a criar grupos reducidos de ganado.

Reitero que están metiendo miedo. Hace unos años, cuando ladraban los perros, el dueño de casa salía, en mangas de camisa, solo para ver qué pasaba; ahora sabe que se puede topar con la muerte si sorprende a algún delincuente, a algún bandido o a algún vándalo carneando una lechera a escasos metros de donde él descansa con su familia.

De manera que, señor Presidente, voy a acompañar con mi voto el trabajo de esta Comisión así como todo aquello que trate de poner freno al atropello, a la barbarie, pero fundamentalmente, a la falta de respeto hacia la gente que, por lo general, es la que menos tiene, la más débil y la que nadie protege. Es a esa que el voto de este legislador va a tratar de proteger apoyando este proyecto de ley.

Muchas gracias.

SEÑOR ORRICO.- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: si bien yo he hablado de la miseria y de la desintegración social, quiero precisar bien lo que señalé, porque disparates trato de no decir.

Lo que afirma nuestra fuerza política, lo que afirma la ciencia, es que la seguridad se construye a partir de los consensos sociales. Los consensos sociales se logran a partir de un acuerdo sobre cuáles son los valores sacros que una sociedad va a cultivar. Eso es lo que este legislador dijo.

Me gusta que aquí se diga que se está protegiendo y que se pretende luchar por los pequeños, por la gente indefensa. ¡Me encanta escuchar ese discurso! Pero me encantaría que, acompañando esto, en estos últimos años no se hubiera llegado a que el 50% de nuestros niños nazcan bajo la línea de pobreza; ese es un tema que deberíamos encarar.

(Interrupción del señor Representante Gustavo Silveira)

——Más allá de los gritos destemplados que andan por allí -esos no importan mucho-, nadie nos va a venir a dar clase sobre quién protege a los débiles y quién no; políticamente, no lo aceptamos.

(Interrupción del señor Representante Gustavo Silveira)

——Por otra parte, debe quedar bien claro qué significa seguridad pública, no para esta fuerza política sino para la ciencia, que debe venir en auxilio de la política cuando se trata de resolver problemas. Digo esto porque si los problemas no están bien planteados jamás se podrán resolver. ¡Acá nadie está de acuerdo con que se robe nada a nadie! ¡Acá no protegemos a ningún Robin Hood que pueda haber por allí, y mucho menos otro tipo de acciones! Simplemente tratamos de dar una explicación racional, sensata y científica a las cosas que pasan. Salvo que alguien diga que de golpe las madres uruguayas pasaron a parir almas podridas -cosa que no he escuchado decir a nadie-, habría que preguntarse qué pasa en este país para que de golpe haya esta irrupción brutal de delitos contra la propiedad; basta ver las estadísticas del año cincuenta para acá.

Nada más, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Gustavo Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: antes que nada quiero referirme en general a este proyecto de ley.

Siento que la Cámara debe agradecer profundamente y hacer un reconocimiento a la Comisión, que tan trabajosamente ha tratado de consensuar las diversas ideas al respecto, consultando a todas las instituciones y a los actores nacionales vinculados al tema, en especial la Mesa Central de Abigeato. La Comisión ha hecho ese esfuerzo de prestar atención a esto que fue objeto de múltiples reuniones a lo largo y a lo ancho de todo el país y que surge del interés, no de un partido, sino del sector productivo, que se moviliza, no porque no tenga otras cosas que hacer, sino porque este asunto causa una grave preocupación.

No es que el abigeato haya nacido ahora; el abigeato siempre existió, pero ha tomado dimensiones preocupantes. Ya no se trata del típico caso simpático, considerable y atenuable de aquel que comete abigeato por hambre. Estamos asistiendo en todo el interior del país a situaciones en las cuales hay gente que está haciendo plata con esto. Hay gente que se disfraza de pobre y que está haciendo plata con esto; ¡mucha plata con esto!

He participado en múltiples reuniones; una de ellas fue hace dos meses y tuvo lugar en la Escuela Nº 48 de Cerro Largo -allá por la carretera a Centurión- y había representantes de todo el departamento. Gente de los lugares más remotos del departamento acudió allí a plantear su preocupación porque una vaca no puede ser transportada por un hombre en bicicleta con su hijo; menos aún dos vacas. Se precisa un vehículo bastante más importante que una bicicleta o una motito. Para transportar tres vacas, mucho más. Estamos hablando de abigeato pesado que, en general, tiene por objeto a aquellos que tienen menos posibilidades para defenderse, que son los productores más pequeños, que no tienen instalaciones, seguridad ni personal y que, además, tienen que dormir porque trabajan todo el día.

La atención que está dando el Parlamento al tema es central para el desarrollo productivo, porque ningún país crece en la anarquía y el desorden; ningún sector productivo crece desde el desorden. Nadie invierte en el desorden. Nadie invierte en un sector en el cual no existe un control y una seguridad mínima de respeto de lo que está invirtiendo.

Cuando uno piensa en los pequeños productores, que son en general los más damnificados, y ve cómo se han movilizado a lo largo y a lo ancho del país, siente que tiene que decirle a la Comisión y al Parlamento que se ha hecho un buen trabajo y se ha prestado atención a un problema real de nuestro país. Para mí va a ser un gusto acompañar el fruto del esfuerzo y del trabajo de tantos meses, que está siendo ansiosamente esperado por todos los productores, que a lo largo y a lo ancho del país han estado y están movilizados, esperando algo así. Por lo tanto, siento que en la tarde de hoy estamos cumpliendo con una labor legislativa más que importante.

Esto es cuanto tenía que decir en general sobre el proyecto.

Quiero proponer un agregado, surgido de las últimas conversaciones que he tenido con la gente que integraba la Mesa Central de Abigeato. Más allá del enorme esfuerzo de compilación que ha hecho la Comisión, voy a proponer al Cuerpo la inclusión de una agravante que no está considerada y que refleja muy bien lo que decía el compañero del Partido Nacional que hizo uso de la palabra antes; se trata de algo sobre lo que ya conversamos con la señora Diputada Saravia Olmos y los señores Diputados Scavarelli y Barrera.

De todo este trabajo surgen importantes avances en el sentido de tratar de identificar qué es lo más preocupante. Creo que nos estamos debiendo una reflexión respecto a los casos en que el producto del abigeato es, por ejemplo, una vaca. Hoy por hoy, el robo de una vaca es castigado, más allá de las atenuantes existentes, de la misma manera en todos los casos. El problema es que hay ocasiones en las que el individuo tiene una sola vaca, y lo que le mataron es la lechera con la cual daba de comer a sus gurises en una pequeña chacra. Esa situación está siendo sancionada de la misma manera que aquella en la cual se mata una vaca a un Diputado que cuenta con 3.000 hectáreas de campo.

(Interrupciones.- Respuesta del orador)

——Se lo sanciona de la misma manera. Por lo tanto, a efectos de que la Justicia -lo he conversado con el Fiscal Departamental de Cerro Largo- tenga la posibilidad de discriminar el daño producido por el abigeato a la víctima, tomándolo como una agravante, vamos a poner a consideración del plenario, en la discusión particular del proyecto, que se agregue al artículo 259 un numeral que establezca que agrava especialmente el delito el hecho de que de este resultare un grave perjuicio patrimonial para el sujeto pasivo. Ese perjuicio patrimonial estará medido de acuerdo con lo que la persona tiene, y lógicamente habrá de ser objeto de conocimiento del agente, de quien produce el delito. Para esto no habrá problema, porque la persona que comete abigeato en las zonas rurales, asolándolas repetidamente, porque con eso nutre a su carnicería o a su cadena de carnicerías, conoce muy bien a las personas a quienes roba. Algunos esperan a que vayan a cobrar la pensión para matarles la lechera.

Por lo tanto, anuncio que voy a poner a consideración el agregado de esta agravante, y agradezco al Cuerpo por la atención prestada.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Scavarelli.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: empiezo por agradecer a la Comisión porque se advierte que ha trabajado intensamente; queda en evidencia por la aparición de un segundo anexo al repartido, modificativo del que originalmente había producido. Esto significa que, además de la elaboración, hubo una revisión del documento.

Comparto totalmente la preocupación por la naturaleza del delito. Estamos hablando de un delito con una carga penal muy importante, que no es nueva porque ya en la normativa vigente existía. Estamos hablando de un delito que, con las circunstancias básicas agravantes, es punible o sancionable con una pena idéntica que las lesiones causadas al ser humano que terminan con la mutilación de un órgano. Esto es algo muy fuerte si hacemos un cuadro comparativo de las penas del régimen penal uruguayo, de acuerdo con lo que establece el Código Penal. Quiere decir que, de pronto, puede encontrarse en un establecimiento penitenciario alguien que tomó parte en un delito de abigeato junto con otro que, con intención, ha cometido un delito que produjo la pérdida de un órgano o una mutilación definitiva. Digo esto referido al "paneo" de las circunstancias agravantes, que en el numeral 5º del artículo 259 incluye la facilitación de los medios de transporte o de la documentación falsa. Esta documentación falsa está considerada en el artículo 237 del Código Penal, que establece una pena de dos a seis años. Naturalmente, en este caso se debe acumular, porque hay una concurrencia, quizá dentro de la reiteración, con el delito principal, que es el abigeato.

Considero que cuando tratemos el tema en la discusión particular deberíamos pensar en una variable diferente a la que planteaba el señor Diputado Gustavo Silveira, porque para que funcione la agravante de que se trate del único bien, del único semoviente o del semoviente principal de la víctima del delito de abigeato y esto tenga relevancia penal, el hecho debería ser de conocimiento del agente del delito, puesto que la materia penal se rige por el criterio de la subjetividad para determinar el dolo.

Lo que me parece que es de absoluta objetividad y que debería ser tenido en cuenta -no lo veo como agravante, por lo cual anuncio que en su momento lo estaremos proponiendo- es el valor del objeto del abigeato. No nos parece que la apropiación, por ejemplo, de un gran premio Hereford -que puede tener un valor muy importante-, pueda recibir un tratamiento penal idéntico que si se trata de una colmena, de un vacuno, de plumas, de pieles, de lanas o de cueros, como establece el artículo 258. Me parece que el valor y la cantidad hacen a la organización del propio delito. El hecho de tener un medio de transporte para robar una unidad de ganado vacuno, por ejemplo, no es en sí mismo tan significativo como la apropiación o el hurto -en este caso estamos hablando de un hurto especialmente calificado por la ley- de una cantidad importante de cabezas vacunas o de cualquiera de los elementos enumerados. Tampoco es nueva la normativa en cuanto a romper el círculo tradicional del abigeato, porque ya figura en las leyes vigentes, sino que va más allá de los animales como unidad, su apoderamiento o faena, para terminar incluyendo en el mismo tipo penal, como antes -algo que ha sido de dudosa técnica legislativa-, las colmenas, los cueros, las lanas, las pieles, las plumas, las cerdas ajenas, así como el que marcare, señalare, borrare o modificare las marcas y señales de animales o cueros ajenos para aprovecharse de ellos. En esta serie de hipótesis de bienes inertes que fueran apropiados por este mecanismo, cuando el delito se ejecutara por dos o más personas -antes se requerían tres o más personas; ahora hemos bajado a dos-, estaríamos previendo una figura legal con una pena máxima de ocho años de penitenciaría.

En verdad, yo formo parte de una corriente que cree en la sanción penal retributiva, pero guardando cierto equilibrio con el régimen general que establece una política criminal en un país, en una sociedad y en un tiempo dados. De todos modos, adelanto -y voy redondeando- que me gustaría dejar establecido la agravante relativa al valor del producto del delito.

Por otra parte, quisiera hacer una precisión respecto a algo que dijo el señor miembro informante -que ahora no se encuentra en Sala- con relación al artículo 3º, que refiere al comiso y que se incorpora en este texto. Precisamente, el artículo 3º establece una modificación con respecto a la primera versión comunicada, por cuanto allí se hablaba de la existencia de lo que se denomina comiso secundario, según el cual no solo podían decomisarse los bienes utilizados para cometer el delito, sino también el producto de la comercialización de los elementos del ilícito. Esto quedó por el camino y, de acuerdo con la forma como hoy está redactada la norma, solo puede disponerse el comiso de "todo elemento que directa o indirectamente fuere empleado en la comisión del delito". Por lo tanto, desaparece -a pesar de que esa parte del texto había sido mal leída- el comiso secundario.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Berois Quinteros.

SEÑOR BEROIS QUINTEROS.- Señor Presidente: simplemente quisiera hacer algunas acotaciones; no voy a agregar nada en materia jurídica, porque no soy un especialista en el tema -esto lo tenemos que dejar a quienes realmente lo han estudiado- y menos desde el punto de vista penal y de la discusión histórica, en el sentido de si el aumento de las penas puede ser o no un estimulante para que disminuya este delito. No está en mi espíritu entrar a discutir esto, pero sí deseo hacer algunas apreciaciones sobre ciertos comentarios que se han hecho en este ámbito.

Como Diputado del interior y como pequeño productor rural -por cierto, con mucho menos de 3.000 hectáreas, como alguien señalaba aquí- vivo a diario la problemática del abigeato. Y creo que hay algo fundamental de lo que todavía no se ha hablado: son importantes todos los aumentos de penas que se puedan disponer -en definitiva, son un apoyo-, pero se ha soslayado todo lo que tiene que ver con la prevención para que el delito no se produzca. En este sentido tenemos una falta, y aquí no voy a señalar a nadie, porque también nosotros somos responsables en la tarea legislativa cuando levantamos la mano en ocasión del estudio del Presupuesto. Estoy hablando del Ministerio del Interior y de la Policía. ¿Cómo vamos a pretender controlar el abigeato, cuando ni siquiera las camionetas tienen gasoil para recorrer las diferentes zonas? Reitero: ¿cómo se puede controlar el abigeato cuando se está restringiendo el uso de gasoil en los vehículos? A veces en el medio rural vemos que los policías tienen una bala y todavía se la cobran. ¿Cómo podemos controlar el abigeato cuando vemos la continua carencia de personal que existe en todas las comisarías del interior?

Cuando votamos un aumento para la Policía hicimos una preferencia por Montevideo, Canelones y Maldonado, pero hay una carencia fundamental de policías y de personal en el resto de los departamentos del interior. Esto ocurre en todas las comisarías del interior. A veces, ingeniosamente los Jefes de Policía trasladan a un oficial con su familia a las seccionales, porque al policía le sirve, ya que gasta menos agua, luz, etcétera. De esta forma, hay alguna seccional rural en la que por lo menos hay alguien; a menudo, la señora del policía se encarga de atender el teléfono. Con este tipo de carencias, ¿cómo vamos a controlar el abigeato? Este es un tema medular en la prevención de este delito, y quienes somos de campaña lo vivimos a diario. El funcionario policial tiene que hacer un gran sacrificio y a veces debe decir: "Si me lleva, yo recorro el lugar con usted, porque no tengo transporte".

Estos son los problemas de la realidad y no de los papeles. En definitiva, nosotros estamos para legislar en ese sentido, pero también para trasmitir lo que está sucediendo en la realidad. Creo que debemos ir acompañando los aspectos legislativos sin alejarnos de ella.

Días pasados, aquí se hacía alusión a algo que me llega muy de cerca; me refiero a la sustracción de las colmenas. En el año 1999, el Parlamento elaboró una legislación muy interesante en materia de registro de colmenas para evitar la sustracción. ¿Saben los señores Diputados cuándo se elaboró el decreto reglamentario de esa ley? En 2003. El Parlamento demoró unos meses para votar esta ley, pero se reglamentó recién en 2003. Estas son las cosas que no pueden suceder en un país en el que necesariamente debemos tratar de ir corrigiendo estas situaciones.

Me parece importante analizar todo el contexto. A veces se dice que se roba para comer en virtud de la situación que se vive, pero, históricamente, siempre han faltado ovinos. Sabemos que aquellos establecimientos que están cerca de los poblados sufren este tipo de problemática. De todos modos, el aumento que se ha venido produciendo no tiene que ver con lo que históricamente sucedía, sino que va mucho más allá de eso. Se trata de organizaciones que están atrás de todo esto, y ya no para comer. Entonces, cuando se roba y se mata a un novillo ya no pensamos que es para comer, sino que hay un negocio detrás de todo esto. Por otra parte, el cambiazo -cuando cambian un animal de cierto valor por otro- también sucede en campaña.

En este sentido, las denuncias que se hacen pueden servir como estadísticas, pero no tienen nada que ver con la realidad. Mientras uno va, recorre, mira y avisa a todos los vecinos -esto suele suceder según los usos y costumbres en campaña- pueden pasar semanas o meses. Entonces, transcurren uno o dos meses y la denuncia ni siquiera se hace; esta es la realidad.

Todo este proceso va acompañado de situaciones que no quiero entrar a discutir aquí y que tienen una profundidad que trasciende este tema. En realidad, yo creo que hay carencias económicas en el país -¡cómo no voy a creer eso!; no soy ciego y pienso que es así-, pero la carencia fundamental de esta sociedad, y que en campaña cada vez estamos viviendo más, es la de valores esenciales. Antes esto no sucedía; créaseme que esto no pasaba en campaña. Cuando había un animal que estaba en el camino, lo primero que se hacía era preguntarle al vecino si era de él. Luego se recorría el lugar para ver de quién podía ser ese animal; pero esto cada vez sucede menos.

Reitero que esta es la realidad. ¿Y qué estamos haciendo? Legislando para tratar de evitarla. Eso no está mal; son pasos que se pueden dar. Yo no voy a entrar en el fondo del asunto, pero como legisladores tenemos la obligación de conocer, por lo menos, una fotografía de esta realidad. Esta realidad muestra hechos fundamentales que están sucediendo y que están deteriorando cada vez más nuestro proceso social, que no solo se deben a las carencias económicas. Diariamente suceden hechos que nos asombran; se están perdiendo los valores fundamentales de nuestros abuelos. Eso también es parte del abigeato y está en la campaña, en los medios rurales.

Me parece importante legislar y avanzar, pero no podemos dejar de lado la realidad que estamos viviendo y debemos trasmitirla en el escenario legislativo.

En cuanto a las técnicas del abigeato, organizamos en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca, conjuntamente con la Facultad de Veterinaria, una jornada en Tandil para ir experimentando los elementos de la prueba del ADN, lo que está demostrando cierta responsabilidad. De esta forma se podría analizar el delito en sí, quién lo hace, por qué lo hace y cómo lo hace. Esa experiencia de la Facultad de Veterinaria es interesante y demuestra cómo la ciencia ayuda a brindar elementos de prueba para evitar ciertos procesos. Seguramente, el próximo mes vamos a realizar una disertación con importantes técnicos en la Comisión. Hemos hablado con los Ministerios del Interior y de Ganadería, Agricultura y Pesca y con la Facultad de Veterinaria sobre estos elementos técnicos con los que debemos contar para ir avanzando y evitar estos procesos que ninguno de nosotros desea.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra la señora Diputada Saravia Olmos.

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Señor Presidente: adelanto que voy a acompañar este proyecto. Esta iniciativa se ha discutido mucho en Comisión; mi firma la avala y no voy a reiterar lo que ya manifestó el señor miembro informante. Además, en otros momentos expresé lo que pienso respecto a este tema. Coincido con la mayoría de las expresiones vertidas por el señor Diputado Berois Quinteros y considero que esta iniciativa es simplemente un paso para intentar hacer algo, para dar una respuesta a este problema que quienes somos del interior sabemos cuánto aflige a aquellos que lo están padeciendo. Evidentemente, esta no es la panacea ni va a solucionar el problema del abigeato. Simplemente, es un elemento más para colaborar con algunas cosas, como por ejemplo la inclusión de las colmenas, que hasta este momento no figuraban.

Quienes nos orientaron y propusieron algunos de estos aspectos, como las medidas sustitutivas a la pena de prisión, piensan que pueden servir y actuar como elemento de disuasión. Actualmente, los delincuentes están unos días presos y luego vuelven a cometer el mismo delito. De pronto, si en lugar de ir a prisión van a realizar trabajos dentro de la comunidad, no vuelven a cometer el delito. Eso es lo que piensan quienes nos sugirieron este tipo de medidas.

Creo que esta iniciativa es muy importante en cuanto a que brinda la posibilidad del decomiso de todo aquel elemento que directa o indirectamente fuera empleado en la comisión del delito. Entiendo que este proyecto es un paso y que la Comisión que ha estado trabajando en este tema debe continuar haciéndolo, ya que existen otros dos proyectos sobre los que hay que expedirse. Uno de ellos es el que habla de la exoneración de tributos, tanto departamentales como nacionales, para los que sufran pérdidas como consecuencia del delito de abigeato. Se trata de un proyecto -lamento que no se encuentre presente el señor Diputado Araújo, porque esta iniciativa es de su autoría- que apunta a hacer algo en pro de las víctimas.

Este proyecto se debe complementar con otro que ya se encuentra en Comisión, denominado de seguridad rural, que podría ser tomado como base para intentar hacer algo más, a fin de combatir el flagelo del abigeato. Tenemos que apuntar a las medidas de prevención y ese es el objetivo del otro proyecto que está en Comisión. Además, contempla algunas situaciones que nos parecen muy interesantes. Muchas veces las personas que están en su propio predio tienen que repeler una agresión. Entendemos que debería presumirse la legítima defensa para quien durante la noche esté defendiendo su predio rural y su hogar.

Reitero que voy a acompañar la iniciativa, pero creo que debe ser un primer paso de otros que deberán venir en el mismo sentido, apuntando hacia las medidas de prevención que eviten la comisión de este delito.

18.-    Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes solicitudes de licencia:

Del señor Representante Julio Cardozo Ferreira, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 14 y 20 de julio de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Wilson Ezquerra Martinotti.

Del señor Representante Washington Abdala, por obligaciones notorias inherentes a su representación política, literal C) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para asistir al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica, por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Miguel Dicancro".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y siete en cincuenta: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

De acuerdo a lo establecido en la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que preside, se sirva concederme el uso de licencia los días 14 al 20 inclusive, del corriente, por motivos personales.

Sin otro particular, atentamente.

JULIO CARDOZO FERREIRA
Representante por Tacuarembó".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.

Por medio de la presente vengo a comunicar que ante la solicitud de licencia del Sr. Representante Nacional Dr. Julio Cardozo, y en mi carácter de 1er. Suplente de dicho Representante, que por esta vez no acepto integrar dicho Cuerpo por estar ocupando el cargo de Director de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente.

Fernando Saralegui".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Tacuarembó, Julio Cardozo Ferreira.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 14 y 20 de julio de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Fernando Saralegui.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945 y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 14 y 20 de julio de 2004, al señor Representante por el departamento de Tacuarembó, Julio Cardozo Ferreira.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente correspondiente siguiente, señor Fernando Saralegui.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 571 del Lema Partido Nacional, señor Wilson Ezquerra Martinotti.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, artículo único literal C) solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia desde el 26 al 30 de julio inclusive, a los efectos de asistir a las reuniones descriptas en la invitación adjunta a realizarse en los Estados Unidos de Norteamérica.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

WASHINGTON ABDALA
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por obligaciones notorias, del señor Representante por el departamento de Montevideo, Washington Abdala, para asistir al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el literal C) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por obligaciones notorias, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Washington Abdala por el período comprendido entre los días 26 y 30 de julio de 2004, para asistir, al "International Leaders Forum", a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de Norteamérica.

2) Convóquese para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000 del Lema Partido Colorado, señor Miguel Dicancro.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004.

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

19.-      Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural).

——Continúa la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra el señor Diputado Esteban Pérez.

SEÑOR PÉREZ (don Esteban).- Señor Presidente: considero que las leyes son útiles, pero tienen límites; no solucionan todo. Hay causas detrás de muchas conductas delictivas que tienen que ver con la miseria desencadenada por políticas económicas equivocadas. Un niño que no consume las proteínas necesarias tendrá un cerebro condicionado en su desarrollo. De alguna manera, estamos presenciando el surgimiento de una raza inferior; estamos asistiendo al crecimiento de futuras generaciones intelectualmente inferiores, con lo cual estamos condicionando nuestra existencia como nación.

Mientras el costo de los productos cárnicos sea inalcanzable para decenas de miles de compatriotas, esta ley será como intentar detener el correr del agua con un colador. En este momento no puedo dejar de tener presente a decenas de vecinos que hoy tiritan de frío y sufren hambre en las villas de mi pago. También existen ciudadanos que consumen productos cárnicos de quién sabe qué procedencia, a riesgo de su propia salud. Recordemos los hechos acaecidos en Lavalleja.

Asimismo, existen otras causas que funden a los pequeños productores, que este proyecto no contempla y que son fenómenos de cuestionable legalidad como, por ejemplo, el atraso cambiario y el consiguiente endeudamiento. A mi entender, esto significa una sustracción indirecta al productor por las tasas de interés y la dolarización de la economía.

Es todo cuanto quería manifestar.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Rodríguez Altez.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Señor Presidente: abogaremos para que el proyecto de ley se vote tal como viene de Comisión.

Podemos compartir varios de los conceptos vertidos en Sala ya que creemos que muchas aspiraciones y planteamientos genéricos son muy legítimos, pero lo cierto es que la mejor señal que puede dar este Parlamento ante un problema acuciante que vive el país es votar normas legales, votar una norma que viene siendo estudiada desde hace mucho tiempo en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración y que ya tiene media sanción.

En ese sentido, simplemente queremos hacer algunas apreciaciones de índole técnico-jurídica, como muestra de respeto por el trabajo muy importante que se hizo llegar a la Comisión por la Mesa Central de Abigeato; se trata de un informe realmente fundado que contiene consideraciones de índole técnica y también de fondo, que muestra cifras de este delito en verdad alarmantes, sobre todo en lo que tiene que ver con los grandes saqueos, los grandes hurtos que se producen en el campo. Como se señala en una reciente publicación, estamos ante un delito tan antiguo como la historia de nuestra patria, que es el abigeato, pero que ha adquirido en estos momentos ribetes muy altos, sobre todo en lo que tiene que ver con los ovinos.

Las objeciones técnicas que deberíamos hacer pasan, en primer lugar, por formular una aclaración con respecto al mantenimiento de la referencia de que este delito solo se comete "fuera de las ciudades o pueblos". Esto no quita reconocer la legitimidad de algún planteamiento realizado en Sala; en ese sentido, recuerdo el que formulara en otra oportunidad el señor Diputado Gustavo Silveira, ratificado por la señora Diputada Saravia Olmos, en cuanto a la frecuencia de este delito en zonas suburbanas o suburbios de algunas ciudades. Inclusive, la señora Diputada Percovich señaló con mucho fundamento que este delito también se da en Montevideo.

El criterio de "fuera de las ciudades o pueblos" no surge de la especialidad del derecho rural, como se plantea en el informe de la Mesa Central de Abigeato, ni tampoco de la norma del Código Rural, en su artículo 283, que habla de la forma en que se aplica dicho cuerpo normativo. En cuanto al fundamento, se ha señalado desde siempre -incluso desde el maestro Carrara- que estamos ante un delito especial porque el dueño del animal se ve obligado a dejarlo vagar libremente o a tenerlo en lugares remotos que no se pueden custodiar. Este es el fundamento del abigeato, y es lo que lo diferencia del delito de hurto; también su pena es diferente, lo que en algún momento de este debate se cuestionó.

A propósito de esta referencia "fuera de ciudades o pueblos", la doctrina de nuestro país ha dicho que es una condicionante del precepto y no una condición objetiva de punibilidad. Es decir que no es una eximente de pena, sino que integra la descripción típica de la acción delictiva.

Dicho de otra manera: este delito se da si estamos en el medio rural; de lo contrario, sería un delito de hurto. Inclusive, existe un ejemplo señero y que ha sido tenido en cuenta en la Comisión, que es el robo de un caballo pura sangre en el Hipódromo de Maroñas; obviamente, en este caso la pérdida económica puede ser mucho más importante que la provocada por el robo de un caballo en el campo. Por esta razón, creo que desde ya debemos descartar la sugerencia de nuestro compañero de bancada, señor Diputado Scavarelli, a quien noto motivado por su planteamiento. Creo que lo que lleva a la especialidad de este delito no es la entidad económica, sino que es el medio rural el que la genera.

Por su parte, el señor Diputado Orrico alertaba en la Comisión que se tuviera la precaución de no cometer el error, por tratar de contemplar situaciones particulares -que naturalmente son comprensibles-, de establecer una norma con carácter necesariamente general que llevara a sancionar al ladrón de una gallina en Malvín o en el barrio Borro con una pena más grave que la del delito de hurto, por ser considerado como si fuera abigeato.

Creo que el aspecto práctico y la necesidad de mantener una exigencia técnico-jurídica determinan la existencia de un delito especial, que deberíamos mantener en el contexto que se señaló en la Comisión. Es más: lo que estamos haciendo, en definitiva, es mantener la especialidad del delito según el concepto etimológico de la palabra, que deriva de "agere", que significa echar por delante, arrear; eso es lo que significa abigeato.

En segundo lugar, en cuanto a los agravantes y a la multiplicidad de agentes, a efectos de adecuar la disposición a la finalidad buscada se volvió, a propuesta del señor Diputado Michelini, a la referencia que contenía la norma original. Podemos comprobar que el Código Rural requería la existencia de una banda; creo que con este aspecto podemos salvar en parte las objeciones técnicas y prácticas que planteó en Sala el señor Diputado Orrico. Quizá no sea la fórmula ideal, pero debemos tener presente que a veces, buscando lo ideal, se termina siendo enemigo de lo bueno.

En tercer lugar, la norma proyectada como artículo 259 bis, que recoge las aspiraciones de la Mesa Central de Abigeato, en su texto original, también referido por el señor Diputado Scavarelli, nos despertaba algunas dudas e interrogantes, sobre todo en lo relativo a su eventual aplicación. Desde ese punto de vista, hemos seguido el siempre ilustrado criterio del señor Diputado Díaz Maynard planteado en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración, porque creo que es muy acertado rescatar que la redacción, las previsiones y, sobre todo, las casuísticas en los artículos pueden ser de una complejidad impropia o inadecuada para una norma penal. Además, se planteaba alguna interrogante: si seguimos con esto del comiso secundario, ¿cuál sería el trámite, el procedimiento a seguir? ¿Cuál sería la naturaleza jurídica de la medida? En fin, entraríamos en un terreno bastante confuso, que se dejó por el camino, y quedamos con los principios generales, que creo que es lo más correcto desde el punto de vista técnico-legislativo.

Tampoco parecería bueno, si lo que queremos es lograr una sanción rápida, generar una innovación tan diametralmente opuesta a lo que aprobó el Senado porque terminaremos obstaculizando el trámite de esta norma y su aprobación en forma inmediata. De este modo crearíamos una situación difícil de resolver: se debería estudiar todo nuevamente, conforme a lo establecido en el artículo 175 de la Constitución, porque las modificaciones no serían aceptadas por el Senado.

Por consiguiente, creo que debemos tener presente el fundamento de la reforma que se propone en este proyecto. Obviamente, lo que se está planteando no es la búsqueda de sanciones más graves para el que roba para comer; aquí no estamos en la hipótesis del hurto famélico. En este sentido, creo que asiste razón al señor Diputado Lacalle Pou en cuanto a que todavía en nuestra campaña hay solidaridad; eso es reconocido, porque si la gente concurre a algún lugar, la asisten con la comida, carneando una oveja, etcétera. Aquí estamos tratando de sancionar el abigeato organizado; se está buscando penalizar una red delictiva que va mucho más allá del abigeato, porque está relacionada con el contrabando y con la faena clandestina. En definitiva, se apunta a una situación que el Parlamento no puede soslayar.

Por otra parte, también se ha mencionado la penalidad, que es un aspecto que no puede dejar de preocupar al Parlamento. En este sentido creo que hay un avance. Reconozco y comparto lo que dice el señor Diputado Scavarelli; es cierto que hay que ser cuidadosos cuando se sancionan delitos contra la propiedad con la gravedad con que a veces se sancionan delitos que tutelan bienes jurídicos más importantes. Es cierto, pero veamos de dónde partimos. En este aspecto debemos reconocer que en este proyecto es muy importante que se elimine el mínimo de penitenciaría para la modalidad de la agravante especial, dado que cuando se planifica este tipo de sanciones se puede obtener el efecto inverso, porque cuando existe una norma penal que termina con una sanción inexcarcelable, se genera una situación que no deja margen al Juez que debe aplicar la ley, el cual puede sentirse encorsetado.

Quiero hacer otra aclaración muy importante sobre un aspecto que también se ha mencionado en Sala, que creo constituye un atributo relevante de este proyecto de ley: la enumeración de los animales objeto del ilícito. Sin duda, se ha mejorado la redacción original en las normas reformadas. En general, la doctrina expresaba que "la protección especial de esta modalidad de hurto, surge de la importancia que tienen ciertos animales para las necesidades humanas, como factores de producción o como instrumentos de trabajo, aunque como enseña Milton Cairoli en su Curso de Derecho Penal, no existe duda que el bien jurídico tutelado es el derecho de propiedad sobre los animales referidos en la norma y los frutos del país. La nueva norma sustituye el criterio del Código Rural y de la Ley reformatoria de 1990, conforme proyecto presentado por el diputado José E. Díaz. En dichas normas solamente los cuadrúpedos podían ser objeto de abigeato, porque sirven para la agricultura, labores o pastoreo". Esto ya se enseñaba en la doctrina italiana. Cairoli señalaba la contradicción que existía en el Código Rural, pues en el caso de que se sustrajera un ñandú vivo se cometía hurto, pero si se robaban sus plumas, se cometía abigeato. Con este proyecto eso queda corregido; creo que constituye un gran avance. En el mismo sentido, se ha hablado aquí de lo que ocurre con las colmenas, que actualmente son frutos del campo de un valor muy importante.

No quiero pasar por alto una reflexión de carácter general en materia punitiva que puede ser muy importante teniendo en cuenta lo que se planteó hoy en Sala con respecto a las sanciones, sobre todo con relación a los aspectos punitivos en los delitos de propiedad. Creo que hoy estamos perdiendo una buena oportunidad de empezar a recorrer otro camino que este Parlamento debería analizar. Las legislaciones modernas en materia punitiva han tratado de sustituir las penas de prisión y penitenciaría por penas alternativas. Estas son bastante efectivas, sobre todo en esta clase de delitos en los que, indudablemente, existe un ánimo de lucro que va más allá de la peligrosidad normal del delincuente. Estoy hablando de las sanciones económicas. Precisamente, cuando profundizaba en este tema, rescaté un trabajo realmente interesante de los autores argentinos Daniel González y Ana Garita, titulado "La pena de multa en los códigos penales latinoamericanos". En ese trabajo se puede apreciar que en nuestros códigos la pena de multa es realmente menor; se incluye un análisis muy profundo en el que se advierte la diversidad de sanciones económicas que pueden plantearse en materia punitiva y penal. Por ejemplo, en Argentina, el 1% de las sanciones son de multa y, en Uruguay, no alcanzan al 2%; quizás estemos dejando de lado una buena posibilidad de generar una nueva modalidad de sanciones que pueda mejorar la respuesta y, sobre todo, que permita el logro de una finalidad que nunca podemos perder de vista: el encauzamiento de aquellas personas que no se adaptan a la sociedad.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Rodríguez.

SEÑOR RODRÍGUEZ.- Señor Presidente: no voy a agregar mucho a todo lo que ya se ha hablado, menos desde el punto de vista jurídico. Pero creo que es buena cosa manifestar la preocupación que tiene este Diputado, que es compartida por todos los legisladores del interior del país, que conocen este tema en profundidad.

El abigeato se ha incrementado enormemente y no solo este año; desde hace dos, tres, cuatro o cinco años se viene realizando esta práctica, y no porque los niños nazcan débiles, no porque nazcan pobres ni por las carencias de recursos. Digo esto porque en mi departamento se ha incrementado muchísimo el abigeato. En los alrededores de la ciudad de San Carlos -quizás algunos señores Diputados no la conozcan porque solo van a las zonas balnearias- el abigeato ha asolado a la población; prácticamente han desaparecido los rebaños. Hay gente que ha sido muy castigada, porque no le han robado una, dos o diez ovejas, sino que no le han dejado un solo lanar de los cien que tenía. Hay gente que tenía cinco o seis vacas lecheras y, lamentablemente, no le han dejado ninguna; se han dado el lujo de entrar al mediodía al propio galpón de ordeñe a carnear las vacas.

Ante esto, es alarmante que se diga -como se ha dicho hoy- que esto es a causa de la situación de pobreza. ¡No! No es así, señor Diputado Orrico; lo digo dirigiéndome a usted. ¡Los pobres no roban! En mi departamento los más humildes no salen a robar lanares ni vacunos. ¿Sabe por qué? Porque no están organizados, porque no tienen esa organización que se ha demostrado. Esa gente va con camiones, camionetas, sierras y otros implementos para hacer una faena prolija, enorme. Los damnificados han encontrado a los autores; inclusive, han hallado camionetas y camiones con tres, cuatro o cinco animales carneados. Por eso es alarmante que se diga que son los pobres los que hacen esto. ¡No! ¡Es un negocio! ¡Están robando para carnear y vender en las carnicerías! ¡Esa es la realidad! Estoy seguro de que en la legislación ha existido siempre. Es posible que esto sea mejor y que sea necesaria la modificación, pero lo que hay que modificar es el criterio. Hay que llegar al alma de los Jueces. Hay que cambiar el criterio. No es posible que la gente diga: "Este señor carneó cinco vacunos, este señor se llevó treinta lanares, pero es por hambre y no lo pueden castigar, porque es el criterio que tienen los Jueces". Es por hambre, y los largan.

SEÑOR ORRICO.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR RODRÍGUEZ.- Luego se la daré.

Escuché muy atentamente al señor Diputado Orrico.

Los Jueces dicen que es por hambre, y los largan, y dicen a la gente de campo que fundamentalmente rodea las ciudades: "Usted cuide, pero ¡cuidado con proceder!, porque, si no, usted va preso". Y la gente dice: "Yo sí, pero el que me roba no".

Yo veo a las mujeres haciendo ronda en el campo -es triste- en lugar de estar haciendo las tareas de su casa.

(Interrupciones)

——Yo vivo y conozco la realidad, ¡y si no, que los Diputados de Maldonado digan que no es cierto lo que estoy diciendo! Rondan para que no les roben de día, y de noche hace ronda el patrón, el esposo, para que no les roben.

Entonces, ¿cómo es posible que se diga que es la gente pobre? No; la gente pobre no tiene camionetas, instrumentos, organización ni gente que la acompañe. Esos camiones cargados de carne, faenando constantemente, entran por una puerta a la Justicia y salen; esa es la realidad.

En buena hora vamos a aprobar este proyecto. No sé si aprobándolo y aumentando las penas se va a lograr la solución, pero es necesario cambiar de criterio.

Voy a relatar un caso que sucedió el otro día -sucede a cada rato-, que no tiene nada que ver con al abigeato, pero sí con los robos.

El otro día andaba de ronda la policía -el señor Diputado lo sabe bien- y se encontró con un caso de arrebato. El policía salió corriendo detrás de los ladrones. Uno de ellos entró despavorido a una pieza, el policía entró a agarrarlo y además de lo que había robado, encontró motos, bicicletas, de todo. ¿Saben lo que sucedió? Que la Jueza procesó al policía porque dice que no pidió permiso para entrar a perseguir al ladrón y porque resultó que el ladrón era menor. Con eso, mi amigo, no vamos a ningún lado.

No podemos corregir; no hay garantías. ¿Cómo un policía se va a jugar contra los que están robando las ovejas, los ganados, si corre el enorme peligro de que después que los agarran, los sueltan, como ha sucedido? No creo que porque la gente nazca pobre, se convierta en ladrona. Los pobres, los débiles, no se convierten en ladrones. En mi departamento, la gente más pobre, los que viven en los asentamientos, no son los que roban ganado, ovejas; tengan la seguridad. Apenas pueden salir al campo a ver si consiguen algún tatú o alguna mulita, pero son condenados y les quitan lo que han logrado cazar.

Tengan la plena seguridad de que queremos combatir la pobreza. ¡Claro que la queremos combatir! ¡Claro que convivimos con esta situación y sabemos de la miseria y el dolor con el que vive la gente en esos ranchos de costaneros y en esos asentamientos! Vamos a luchar en nuestro departamento, pero también logren luchar acá en la capital, donde hay tantos asentamientos -que no se formaron este año, sino hace decenas de años- y donde prometieron tantas viviendas, porque capaz que cultivamos dándoles comida y logramos perfilar buenos orientales en el futuro. Allí es donde tenemos que apostar. ¡Pero cuidado con legalizar a la gente que está organizada para robar, que no roba para comer, sino que roba para hacer negocio!

Gracias, y con esto finalizo mi intervención.

Le concedo la interrupción al señor Diputado Orrico.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: esto derivó a cosas que no voy a contestar, lo cual no quiere decir que las apruebe.

Insisto en que no dije que los pobres roban; dije otra cosa. Me estoy haciendo difícil de entender; para un político, es grave.

Ruego al señor Diputado que si, como él dice, en un robo de ganado de más de treinta cabezas con camionetas y todo organizado, un Juez dio la libertad, me dé el nombre, que lo denuncio yo, porque en ese caso no se libera a nadie.

Y voy a decir algo más. Estoy orgulloso de los Jueces de mi país -absolutamente orgulloso-, y hay que salir un poquito para saber el concepto que se tiene en el exterior de los Jueces uruguayos. Por lo tanto, si el señor Diputado conoce un caso como este, de un abigeato con camionetas y demás elementos y en el que se haya liberado a los responsables, le ruego me lo haga saber. Con mucho gusto lo denunciamos juntos, si a él le parece.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Ronald Pais.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: vamos a acompañar con nuestro voto este proyecto de ley. Lo vamos a votar en general y, atendiendo a las exposiciones que se han realizado en Sala y en especial a las consideraciones que realizara nuestro compañero de bancada, señor Diputado Scavarelli, esperaremos la discusión particular para decidir si acompañamos algunas modificaciones que podrían mejorar el proyecto.

Debo confesar que hacemos esto sin demasiado entusiasmo. Me parece que es un proyecto con edulcorante, bastante "light". No sé si en definitiva es el proyecto de ley respecto del cual tenían expectativas los cientos y miles de afectados por este mal en toda la República. No sé si esta es la respuesta legislativa que la gente estaba esperando y si es una herramienta que va a mejorar de alguna manera el combate a este delito.

El año pasado, ante una cantidad de planteamientos realizados sobre este tema, pedimos algunos datos a la Inspección Nacional de Policía, en el Ministerio del Interior. Estos datos nos alarmaron mucho, porque llegamos a la conclusión de que por abigeato iban muy pocas personas presas. Me explicaban cómo muchas veces entre el personal policial cunde el desánimo de que recién hablaba el señor Diputado Rodríguez.

Tenemos una cantidad de datos, algunos de ellos llamativos. Naturalmente, no nos expedimos sobre el fondo del asunto porque no hemos tenido todos los antecedentes a la vista, pero realmente llama la atención que en Artigas, el 11 de marzo de 2003, en la localidad de Sequeira, actuara personal de la 9ª Sección debido a seis ovinos faenados por cuatro mayores y un menor, y se pusiera en libertad a todos los involucrados. En Paysandú, el 28 de febrero, en la localidad de Lorenzo Geyres, actuó personal de la 6ª Sección por un ovino faenado por dos menores y su madre, y fueron entregados bajo recibo a la madre. El 18 de marzo de 2003, en Pirarajá, se faenaron seis ovinos, hubo tres detenidos y se dio la libertad a todos los involucrados.

No quiero aburrir a la Cámara, pero digo que tengo una treintena de casos, todos abigeatos aclarados por la Policía, y en todos es libertad, libertad, libertad. Me refiero a la resolución que los Juzgados competentes adoptaron en cada caso. No estoy tan orgulloso de los Jueces de mi país. Lo digo porque no dependo de ellos al momento de ganarme el pan y, por lo tanto, creo poder hablar con absoluta tranquilidad de lo que puede suceder con determinados Jueces y con determinados fallos. Así que no voy a alabar por alabar ni a criticar por criticar. Pero que evidentemente siento que el Poder Judicial no está respondiendo a las expectativas de la gente, lo he dicho con la mayor claridad posible en esta y en otras oportunidades. No hay una respuesta en la aplicación de la ley; hay un descaecimiento de los valores fundamentales de nuestra sociedad -como bien decía el señor Diputado Berois Quinteros en su exposición- y estamos bastante aburridos, señor Presidente, de la perorata de los que tienen la vocación de defender a los delincuentes, manifiestan esa vocación y quizás hasta busquen su voto.

A nosotros no nos interesa que nos voten los delincuentes y, en todo caso, estamos tratando de defender a la gente honesta, que es la que pensamos que se siente vulnerada, no solamente porque a veces la legislación no la protege, sino porque tampoco lo hace la actuación del Poder Judicial.

Siento, además, que de alguna manera todas estas discusiones se plantean sobre la base de que la explicación de todos los males es la pobreza. Como bien se ha dicho aquí y han refutado varios señores legisladores, la pobreza no es la causante de los delitos y por eliminar la pobreza no se van a eliminar los delitos. Este es un hecho muy evidente en muchos países del mundo, pero parece que alguien no quiere ver esa evidencia; realmente alguien no quiere darse cuenta de esto, que inclusive se reconoce en los países que han tenido un evidente avance en lo económico.

Hace algún tiempo nos referíamos a la exposición de un Ministro español, cuando a comienzos del año pasado se propusieron las reformas al Código Penal español, y, precisamente, decía esto. España, un país que no había cesado de avanzar en su economía y en el que había descendido la pobreza, sufría un aumento de la delincuencia, sobre todo relacionada con delitos violentos, lo que realmente era muy preocupante y motivaba que se propusiera un endurecimiento de la legislación penal.

Este es un viejo tema. Siempre existen los defensores y los preocupados por la situación del delincuente mucho más que por la de las víctimas y se observa una resistencia de la sociedad a generar un endurecimiento en la legislación o en el castigo penal.

El ejemplo lo tenemos cruzando el charco. Tuvieron que asesinar a un muchacho en plena juventud y su padre debió hacer una causa por la que se levantó la indignación de prácticamente la unanimidad de la población de Buenos Aires y de muchas partes de Argentina para que el Parlamento escuchara; si no, no pasaba nada. Seguramente, tendrá que ocurrir alguna otra tragedia o algún otro fenómeno que observamos allende el Plata y que ojalá no ocurra acá, para que también exista una decisión política importante, y entonces el Parlamento y el Poder Judicial se decidan a actuar como hay que hacerlo desde mi punto de vista, para defender a la sociedad honesta, a la gente honesta, a la gente que tiene tantas dificultades como el delincuente y no elige el camino del delito, sino el del esfuerzo. Pero cuando elige el camino del esfuerzo, ese mismo delincuente viene y lo deja sin nada. Ese es el tema que nos tiene que preocupar: la sociedad que queremos hacia adelante.

Naturalmente que no deseamos -lo hemos dicho una cantidad de veces aquí- cárceles superpobladas, delincuentes hacinados y escuelas del delito. Lo hemos dicho hasta el cansancio y en la medida de nuestras posibilidades estaremos dispuestos a elevar nuestra voz y nuestras propuestas, que también hemos hecho al Poder Ejecutivo, para que este asunto mejore y las cárceles sean centros de rehabilitación y no centros de tortura de la gente. Pero esto no tiene nada que ver con lo otro.

Me parece que cada vez que aquí se plantea una discusión de este tipo se va tratando de alivianar las cosas y de que prácticamente se termine -como dije al principio- con una ley "light", que ojalá arroje algún resultado positivo, pero no creo que sea la respuesta que está esperando la gente. Creo que más tarde o más temprano vamos a tener que volver sobre este asunto, porque nuestra sociedad debe decidirse a trabajar sobre los valores para evitar el delito, y también a trabajar sobre la represión y sobre la sanción, cuando son necesarias, para ejercerlas sin ningún tipo de atenuantes ni miramientos.

En la aplicación de la ley también está la única garantía que tienen los ciudadanos en un régimen democrático. Estoy convencido, como muchos uruguayos, aunque podré estar equivocado -pero es más lo que estoy convencido porque soy un hombre de derecho-, de que aquí la ley no se aplica; hace tiempo que no se aplican las normas. Hace tiempo que hemos perdido el principio de autoridad y por eso hoy salimos a la calle, viene una bicicleta a contramano y no pasa nada, y todo el mundo piensa que puede andar en bicicleta a contramano porque, total, no pasa nada.

El hecho de que una y otra vez se vulneren las normas -que son la única garantía para tener una convivencia pacífica- es lo que en el fondo nos debe preocupar.

Lo que pienso sobre las penas alternativas ya lo dije cuando se discutió el proyecto. Pienso que no son solución de nada, que no desaniman a nadie y que, en definitiva, van a provocar una serie de problemas adicionales. Pero eso lo veremos; los hechos van a ir diciendo quién estaba equivocado y quién tenía razón. Mientras tanto, votaremos este proyecto y lo haremos -como ya lo dije- pensando en la gente honesta, en esa gente que vemos cuando vamos por la carretera y que prácticamente tuvo que hacer un segundo patio para armar un potrero en el fondo de su casa y meter sus ovejitas y su lechera al atardecer, a fin de tener alguna chance de conservarlas a la mañana siguiente. Eso es lo que a mí me preocupa.

El tema de los delincuentes no me preocupa tanto y lo digo sin ningún problema: no me preocupan los delincuentes; me preocupa la gente honesta.

En definitiva, vamos a acompañar este proyecto, vamos a respetar el trabajo que se ha hecho en la Comisión asesora -que seguramente se habrá desarrollado con la seriedad que caracteriza a nuestras Comisiones-, y también acompañaremos algunas de las atinadas propuestas que ha hecho el señor Diputado Scavarelli en el curso de su exposición y que tal vez puedan concretarse.

SEÑOR ORRICO.- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: en el campo de las ideas discuto lo que sea, y salvo el fascismo, el nazismo y esas cosas, estoy dispuesto a tolerar todas las ideas. Lo que no estoy dispuesto a tolerar -porque si de algo me jacto es de ser un hombre honesto, intelectualmente y en otras áreas- es que alguien diga la frase: "Yo no voy a hablar bien de los Jueces porque no dependo de ellos para ganarme el pan". Yo soy un individuo absolutamente honesto; en mi vida profesional jamás he tenido reproches de nadie y, por lo tanto, esto me parece una guarangada indigna de haber sido dicha en Sala. No la voy a tolerar, porque si bien es difícil calificarse a uno mismo, yo no la merezco.

Digo de los Jueces del Uruguay lo que pienso de ellos y no porque esté buscando sacar ninguna ventaja. Ni siquiera voy a hablar con los Jueces cuando tramito asuntos particulares, que naturalmente hoy son muy pocos y la mayoría de ellos gratis; eso nos pasa a todos los abogados que integramos esta Cámara.

De manera que me parece que el irse de boca no hace bien a la discusión y, honestamente, creo que es un agravio, que no estoy dispuesto a tolerar.

Muchas gracias.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Pediría a los señores Diputados que no ingresáramos en el terreno de aludir, porque de esa manera no vamos a poder avanzar en el camino en que todos estamos de acuerdo, que es la resolución del tema.

Tiene la palabra el señor Diputado Ronald Pais, a quien la Mesa solicita especialmente que obvie las alusiones.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: yo no hice ninguna alusión. Si alguien se dio por aludido y se quiere poner un sayo que yo no le endilgué, que se lo ponga. Yo dije algo referido a mi persona: yo no tengo que quedar bien ni mal con ningún Juez porque no estoy ejerciendo la profesión y mientras esté en esta banca no lo voy a hacer, pero el día que lo tenga que hacer tampoco voy a renegar de mis ideas.

Si el señor Diputado Orrico ha tomado esto como una alusión personal, allá él; no fue una alusión personal ni fue dirigida a él. Lo que digo es que, en definitiva, hablo desde la libertad de quien no ejerce la profesión. Entonces, no tengo que alabar ni criticar a los Jueces por ningún caso particular. Simplemente dije eso. Las otras calificaciones no las voy a responder porque entonces sí habría una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar si se pasa a la discusión particular.

(Se vota)

——Cuarenta y dos por la afirmativa: AFIRMATIVA. Unanimidad.

En discusión particular.

Léase el artículo 1º.

SEÑOR BARRERA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: mociono para que se suprima la lectura de todos los artículos y se vote en bloque, salvo el artículo para el que se han presentado modificaciones.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- El proyecto tiene tres artículos y las dos modificaciones propuestas se refieren al artículo 2º.

Se va a votar, en primer término, si se suprime la lectura de todos los artículos.

(Se vota)

——Cuarenta y uno en cuarenta y dos: AFIRMATIVA.

Corresponde ahora votar si se procede a la votación en bloque de los artículos 1º y 3º.

SEÑOR SCAVARELLI.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: voté afirmativamente la supresión de la lectura porque creo que es lógica, pero solicito que los artículos no se voten en bloque porque quiero hacer una serie de puntualizaciones. En definitiva, son pocos artículos y si tenemos que pedir el desglose de un artículo cuando queramos referirnos a él, el procedimiento se va a volver más espeso que práctico. Por eso, solicito que el proyecto se considere artículo por artículo.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Teniendo en cuenta que el proyecto únicamente tiene tres artículos, podríamos votarlos por separado, si se retira la moción de votarlos en bloque. El señor Diputado Barrera me indica que retira su moción.

En discusión el artículo 1º.

SEÑOR SCAVARELLI.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: quiero colaborar con la redacción.

El inciso segundo dice: "La pena de prisión podrá sustituirse con horas de trabajo en servicio a la comunidad" -y aquí viene lo que propongo suprimir- "todo lo cual valorará el Juez de la causa", etcétera. Creo que, después de "servicio a la comunidad", debería decir: "El Juez de la causa determinará la clase y servicio a cumplir, el lugar", etcétera. Me parece que la expresión "todo lo cual valorará el Juez de la causa" es sobreabundante.

Hago esta propuesta para mejorar la técnica de redacción.

SEÑOR BARRERA.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BARRERA.- Como integrante de la Comisión acepto la propuesta y solicito que el artículo sea votado con la modificación sugerida.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- De acuerdo con la propuesta del señor Diputado Scavarelli, el inciso segundo del artículo 1º quedaría redactado de la siguiente manera: "La pena de prisión podrá sustituirse con horas de trabajo en servicio a la comunidad, el Juez de la causa determinará la clase de servicio a cumplirse, el lugar y la cantidad de horas, así como el contralor del cumplimiento de dicha sanción".

SEÑORA CASTRO.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra la señora Diputada.

SEÑORA CASTRO.- En la modificación propuesta por el señor Diputado Scavarelli, luego de "servicio a la comunidad", corresponde poner punto y seguido, y no una coma.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Se va a votar el artículo 1º con la modificación propuesta por el señor Diputado Scavarelli y la corrección que acaba de indicar la señora Diputada Castro.

(Se vota)

——Cuarenta y cinco por la afirmativa: AFIRMATIVA. Unanimidad.

En discusión el artículo 2º.

SEÑOR SCAVARELLI.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: iba a opinar sobre la expresión "banda", pero me dicen que es consensuada, así que no diré nada al respecto.

Quiero proponer la inclusión de algunas circunstancias agravantes especiales que me parece que dejan de manifiesto algunas de las cosas que a todos nos preocupan. Por ejemplo -para que lo consideremos como idea general-, propongo agregar un numeral que establezca: "Si por la forma de ejecución del delito quedara de manifiesto la existencia de una organización".

Actualmente, en las convenciones, el tema del delito organizado se está manejando en función de la forma de proceder. Me parece que el numeral que propongo es un poco más técnico que establecer una agravante que puede llevar la pena a ocho años por arrancar un poste en la comisión del delito. Creo que la circunstancia agravante prevista en el numeral 3º) es demasiado genérica; deberíamos dejar prevista la existencia de daños, pero por ahora no voy a incursionar en ese tema.

También propongo agregar un numeral que establezca como circunstancia particular el valor del producto del delito. Si se me permite, quiero hacer alguna consideración de orden jurídico.

El proyecto alude muy bien al artículo 342 del Código Penal, que refiere a los bienes de poco valor como circunstancias atenuantes. Por lo tanto, mucho de lo que hoy hemos hablado aquí está previsto en el artículo 342 del Código Penal que, a su vez, reenvía al artículo 27, que establece las circunstancias eximentes del delito por las circunstancias especiales de necesidad. En consecuencia, no voy a proponer nada al respecto.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Para ordenarnos necesitamos que se nos hagan llegar por escrito los dos numerales que se está proponiendo agregar.

Tenemos una moción presentada por el señor Diputado Orrico que hace a la estructura de este artículo, porque propone la modificación de la enumeración de las circunstancias agravantes especiales, y también tenemos una moción del señor Diputado Gustavo Silveira.

Léase la moción presentada por el señor Diputado Orrico.

(Se lee:)

"Mociono para que en el artículo 2º se elimine la expresión 'Son circunstancias agravantes muy especiales'.- El artículo continúa: '6º) Si el agente tuviere la calidad de jefe o promotor del delito.- 7º) Si el agente tuviere la calidad de hacendado o promotor agropecuario.- 8º) Si el agente tuviere la calidad de funcionario público cuando haya actuado con violación de los deberes del cargo'.- El resto del artículo sigue igual".

——Léase la moción presentada por el señor Diputado Gustavo Silveira.

(Se lee:)

"Mociono para que se agregue en el artículo 2º una sexta agravante especial del artículo 259, con el siguiente texto: 'Si de la comisión del delito surgiera un grave perjuicio patrimonial al sujeto pasivo'".

——Iba a pedir a los miembros de la Comisión que se expresaran con relación a estas propuestas. Sin perjuicio de eso, el señor Diputado Rodríguez Altez ha solicitado hacer uso de la palabra.

Les adelanto el procedimiento que voy a proponer. Con respecto al artículo 2º no se han presentado mociones modificativas, hasta el numeral 5º). Todas las propuestas modificativas suponen cambio de estructura del artículo, incorporando numerales, desde el 6º) en adelante.

En consecuencia, consulto a los integrantes de la Comisión si podemos votar el artículo 2º hasta el numeral 5º), para después proceder a resolver los demás numerales.

SEÑOR BARRERA.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: además de acordar con ese criterio, agregaría que la propuesta del señor Diputado Orrico como numeral 6º) también podría ser incorporada, porque lo que está haciendo, en definitiva, es poner como numeral 6º) lo que se dice abajo: "Son circunstancias agravantes muy especiales: 1º) Ser jefe o promotor del delito", pero no se varía el texto. En consecuencia, la propuesta del señor Diputado Orrico también hasta ahí estaría consensuada.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado Rodríguez Altez.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Señor Presidente: en primer lugar, quiero expresar mi máximo respeto por todas las sugerencias y por la buena intención ínsita en las propuestas que se están haciendo en Sala. Tenemos que ser muy honestos y decir que estamos desconociendo lo que es el proceso bicameral. Acá estamos tratando de dar una solución legal, que urge. Del contexto de todas las posiciones expresadas en Sala, creo que surge que hay unanimidad -más allá de matices- en cuanto a que es necesario legislar sobre el punto. De esta manera no solo estamos entrando en una técnica que no es la más adecuada -sugerir diversas y un poco anárquicas modificaciones-, sino que, además, estamos olvidando que en el proceso de trabajo de la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración lo máximo que se buscó fue tratar de corregir el proyecto que ya tiene media sanción y evitar que esto se constituya en una discusión eterna cuando vuelva al Senado, a efectos de que sean aceptadas las modificaciones.

Creo que si hoy no procedemos así, aun con la mejor intención y con la mejor buena voluntad e inclusive con importantes criterios jurídicos que los compañeros de bancada señores Diputados Barrera y Scavarelli están discutiendo airadamente, estamos haciendo lo peor que podemos hacer, porque lo que vamos a lograr es que esta Legislatura termine sin aprobar un proyecto de ley sobre abigeato. Tenemos que ser muy claros en ese sentido. Acá se han dicho cosas muy serias, que compartimos, pero reconozcamos que ha habido una gran evolución en este proyecto. Cuando se cuestiona el tema de la aplicación, ¿de qué estamos hablando? ¿De la esfera jurisprudencial? ¿De la esfera de la Justicia? ¿Y qué es lo que puede hacer este Parlamento? Hacer lo que procura este proyecto: corregir un grave defecto que existía en la legislación. Como la pena era sumamente excesiva, lograba el efecto contrario al que se busca hoy. Manteniendo la pena de penitenciaría en ocho años -que no es poca cosa-, lograríamos bajar el mínimo, permitiendo que los Jueces apliquen la norma con mayor flexibilidad. Ese es el primer aspecto positivo a destacar.

En segundo término, si nosotros seguimos intentando agregar agravantes y mayores sanciones, cuando se considere el proyecto en el Senado -que aprobó una iniciativa de una magnitud mucho menor que la que estamos considerando hoy- su estudio terminará en el año 2005, por lo cual no habrá ley de abigeato.

Por lo tanto, con el mayor de los respetos y la mayor comprensión por los compañeros de bancada y por los demás integrantes del plenario que están elaborando enmiendas, debo decir que voy a respetar "in totum" lo que se planteó en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración, en primer lugar, por respeto a todos quienes trabajaron y por respeto al proyecto inicial que firmaban nuestro compañero, el señor Diputado Fernández Chaves, y otros Representantes por el departamento y, en segundo término, porque es lo único que técnicamente hoy corresponde llevar adelante. Si llegamos a incurrir en esta suerte de subir la apuesta en materia de enmiendas, lo que vamos a lograr es no tener una ley de abigeato.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Hagamos un esfuerzo para ver si podemos completar la discusión del articulado.

Respecto del artículo 2º, se ha expresado la aceptación hasta el numeral 5º). Habría que discutir sobre la propuesta del señor Diputado Orrico, que es la que modifica un poco su estructura, porque eliminaría la definición de circunstancias agravantes muy especiales y continuaría con los otros numerales. Si ese temperamento es aceptado, podemos entonces decidir votar la primera parte del artículo hasta el numeral 5º), para luego seguir avanzando.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 2º hasta el numeral 5º), que termina diciendo: "Si se facilitaran los medios de transporte o la documentación falsa aludida en el numeral precedente".

(Se vota)

——Cuarenta y dos en cuarenta y cuatro: AFIRMATIVA.

Corresponde ahora considerar la moción presentada por el señor Diputado Orrico.

SEÑOR ORRICO.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: quiero destacar que, sustantivamente, la moción que he presentado no modifica nada, pero me parece que le da una estructura más adecuada, porque quedó una expresión colgada, que para mí es un error de transcripción. Quedó colgada la expresión: "Son circunstancias agravantes muy especiales" y luego se plantea una serie de situaciones que en realidad quedan englobadas en el artículo 259, tal como viene. Entonces, la única finalidad de la propuesta es que, en lugar de decir que "Son circunstancias agravantes muy especiales: 1º) Ser jefe o promotor del delito", se elimine la expresión "Son circunstancias agravantes muy especiales" y se continúe con la enumeración precedente: "6º) Ser jefe o promotor del delito.- 7º) Poseer la calidad de hacendado o productor agropecuario.- 8º) [...]".

Me parece que esto supone dar mayor prolijidad a algo que, si no, quedaría mal redactado. ¿Qué significa la expresión "Son circunstancias agravantes muy especiales" si no tienen ninguna consecuencia? En realidad, forma parte del artículo 259 del Código Rural, tal como está.

Insisto en que este no es un cambio sustantivo, sino apenas una presentación distinta, porque de lo contrario quien lea esto se va a preguntar qué sentido tienen las circunstancias agravantes muy especiales, si no se prevé ninguna consecuencia.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- La Mesa va a dar la palabra a los señores Diputados que se han anotado, y les solicitaría que se expresaran respecto de la conveniencia o no de la eliminación de la definición "circunstancias agravantes muy especiales", sin perjuicio de que se refieran a lo que consideren oportuno.

Tiene la palabra el señor Diputado Gustavo Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: lo mío pretendía ser una solicitud de interrupción al señor Diputado Orrico.

Como hay una moción presentada por mí que específicamente apunta a tipificar una sexta agravante, creo que habría que considerarla primero, porque la propuesta del señor Diputado Orrico cambia la numeración de todos las demás agravantes incluidas a continuación. Pero no importa; sigamos, que ya estamos en el punto, y el resto lo vemos después.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Antes de dar la palabra al señor Diputado Scavarelli, que es el siguiente orador anotado, quiero decir que el orden puede ser discutible, pero ingresó primero la moción del señor Diputado Orrico, y supone no solo la eliminación de esta definición, sino también el cambio de tres numerales. Después de considerar esos numerales deberíamos tratar el numeral propuesto por el señor Diputado Gustavo Silveira.

Tiene la palabra el señor Diputado Scavarelli.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: me quiero referir a las expresiones "circunstancias agravantes especiales" o "circunstancias agravantes muy especiales". En realidad, estas expresiones constituyen una técnica legislativa que, para bien o para mal, se ha instalado hace tiempo. Por ejemplo, quizás una de las más relevantes es el artículo 320 bis del Código Penal actual, cuando habla de "circunstancias agravantes especiales" al referirse al delito de lesiones. Habitualmente, el criterio ha sido marcar agravantes genéricas y luego marcar al Juez aquella vieja expresión traducida a estos términos que decía: "Se considerará especialmente justificada la aplicación del máximo cuando se den las siguientes circunstancias". Entonces, con la modificación de la Ley Nº 14.068, cuando cambian las circunstancias agravantes especiales en el delito de lesiones, se apuntaba a esa línea. Quizás en un criterio de línea de interpretación jurídica podría ser discutible y valorable la opinión del señor Diputado Orrico en este punto, que la doctrina ha discutido largamente. Pero quiero decir que no se innova con esta expresión, porque ya existe en el Código Penal vigente una norma que establece esto. De todos modos, no estaría mal que dejáramos dicho que se acepta su inclusión en el entendido, como proceso de formación de la ley, de que se considera una circunstancia que justifica especialmente la aplicación del máximo previsto como sanción para el tipo penal.

Es cuanto quería decir.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra la señora Diputada Saravia Olmos.

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Señor Presidente: vamos a aclarar las cosas porque creo que aquí hay una confusión. Si se toman la molestia de leer la página 9 del repartido, donde se transcriben las disposiciones vigentes del Código Rural, se van a dar cuenta de cuál es el problema. Ahí está el actual artículo 259, que establece que "La pena será de doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría, cuando concurran alguna de las siguientes circunstancias agravantes especiales"; luego, se enumeran las cuatro agravantes especiales. Eso también figura en el proyecto, pero con algunas modificaciones. En el numeral 1º) vigente se dice: "con la participación de tres o más personas", y ahora se propone "dos o más personas". O sea, ahí hay una modificación.

Después, en el Código Rural se dice: "Son circunstancias agravantes muy especiales, que elevarán la pena de dos a diez años de penitenciaría". Ese es el concepto. Yo me afilio a lo que dice el actual Código Rural, porque solo la expresión "Son circunstancias agravantes muy especiales" -creo que lo que pasó fue que al transcribir no se puso la otra parte del texto- no tiene sentido. Estas son agravantes muy especiales y lo que hacen es aumentar la pena establecida en el actual Código Rural. Yo me niego a que ahora bajemos las penas; al contrario, creo que las tenemos que mantener. Evidentemente, el hecho de ser jefe o promotor del delito tiene que ser una agravante muy especial. Evidentemente, el hecho de que también se tenga la calidad de hacendado o productor agropecuario tiene que aumentar la pena. La de poseer la calidad de funcionario público cuando haya actuado en violación de los deberes de su cargo, evidentemente tiene que aumentar la pena. Para eso, mantenemos la actual redacción del Código Rural.

Creo que aquí ha habido un error de transcripción y, entonces, hay que mantener la expresión "Son circunstancias agravantes muy especiales", agregar esa parte que dice que elevarán la pena de dos a diez años de penitenciaría, y luego enumerar las tres que vienen de la Comisión.

Entonces, si se vota favorablemente alguna de estas otras redacciones que se han propuesto, como la de los señores Diputado Gustavo Silveira y Scavarelli, se agregarán, salvo que ellos las planteen como agregados dentro de las especiales y no de las muy especiales. Ese sería uno de los aspectos que tendríamos que analizar.

SEÑOR SCAVARELLI.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- La Mesa solicita a la señora Diputada Saravia Olmos que cuando retome la palabra nos aclare lo que dijo acerca de que hubo un error de transcripción.

Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: escuchando los razonamientos expresados, me queda una duda para compartir y resolver juntos.

El numeral 1º) establece entre las circunstancias agravantes especiales -no entre las muy especiales- que el delito se ejecute "en banda con la participación de dos o más personas". En realidad, desde el punto de vista de la forma de ejecución del delito, que implica mucho más riesgo en el modo de ejecutarlo para la víctima y para el titular del patrimonio afectado, no es más grave que el hecho de la condición de funcionario público, por ejemplo, del titular. Me refiero a esto porque estamos hablando de mantener la redacción actual. Creo que hay que mantener la expresión "circunstancias especiales" y me da la sensación de que en el numeral 1º) -lo veo ahora, por eso recién lo menciono- el hecho de que haya pluralidad de agentes en la comisión del delito aumenta, como se ha dicho en Sala, la peligrosidad en la forma de ejecutarlo, porque estamos hablando de una banda que se introduce en un predio para robar o de una organización estructurada que puede reaccionar de distintos modos, más cuando aquí no se habla de la utilización de armas, que es un factor que deberíamos tener en cuenta. De todos modos, propongo que pensemos si el numeral 1º), que incluye la especial participación plural del delincuente o del agente, no debería ser una circunstancia incluida en las muy especiales por la forma misma de comisión del delito y los riesgos que lleva aparejados.

Dejo esto planteado para que los integrantes de la Comisión tomen la decisión y, cualquiera sea esta, la acompañaremos.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede continuar la señora Diputada Saravia Olmos.

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Señor Presidente: si miran lo que originalmente viene del Senado -fue el proyecto madre, que luego la Comisión modificó-, podrán apreciar que está establecido que "La pena será de dos a diez años de penitenciaría cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias agravantes muy especiales: [...]". Creo que la Comisión cometió un error cuando se transcribió esta parte. Lógicamente, esto queda fuera de contexto, porque no tiene sentido establecer que son circunstancias agravantes muy especiales si a continuación no se establece la pena, como está previsto en el actual Código Rural.

Por lo tanto, a continuación de "Son circunstancias agravantes muy especiales", hay que establecer: "que elevarán la pena de dos a diez años de penitenciaría".

SEÑOR ORRICO.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- La Mesa informa que a la señora Diputada le restan cuatro minutos de su tiempo.

Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: quiero ser muy honesto. Cuando hice la exposición inicial expresé lo mismo que está diciendo la señora Diputada Saravia Olmos. Dije que esto tendría sentido si se estableciera que son circunstancias agravantes especiales y se fijara determinada pena. Así como se establece en el texto, no tiene ningún sentido; es un error. Esto lo comenté inclusive con el señor Diputado Barrera. Simplemente dije que no estoy de acuerdo con que se siga legislando con "circunstancias agravantes especiales"; lo he expresado en este y en todos los delitos.

Creo que el razonamiento de la señora Diputada Saravia Olmos es correcto en el sentido de que si lo que se quiere es que haya circunstancias agravantes especiales y que por eso se eleve la pena, entonces hay que dejar el texto así. Pero, de lo contrario, lo que corresponde es hacer lo que estoy proponiendo, es decir, agregar los numerales 6º), 7º) y 8º), formando parte de la figura central. Esa es la discusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Puede continuar la señora Diputada Saravia Olmos.

SEÑORA SARAVIA OLMOS.- Señor Presidente: simplemente, digo que la redacción a la que hago referencia es la que actualmente está en el Código Rural vigente. Personalmente, entiendo que la debemos mantener tal como está. Lo que quedaría para discutir acá es si los agregados que plantean los señores Diputados Scavarelli y Gustavo Silveira los incluimos dentro de las agravantes especiales o dentro de las muy especiales. Sencillamente es eso. Creo que tenemos que corregir esto que evidentemente fue un error de transcripción por parte de la Comisión, porque, de lo contrario, queda sin sentido.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Correspondería definir si vamos a establecer circunstancias agravantes muy especiales o no. Lo primero que deberíamos hacer es considerar lo que viene de la Comisión. Acto seguido, deberíamos considerar lo que propone el señor Diputado Orrico, es decir, la supresión, y también la incorporación de la propuesta de la señora Diputada Saravia Olmos, que es la de tomar el texto del Código Rural.

Entonces, las tres propuestas serían las siguientes. La primera es dejar la expresión que se refiere a las circunstancias agravantes muy especiales sin mencionar la pena asociada. La segunda es eliminar la referencia a circunstancias agravantes muy especiales. Y la tercera es mantener el texto del Código Rural, que establece que la pena será de dos a diez años de penitenciaría cuando concurra alguna de las circunstancias agravantes muy especiales, haciendo mención a ellas.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Señor Presidente: para generar una lógica en esta votación que, de otra manera, será un poco contradictoria, sería bueno que, de acuerdo con el procedimiento que se suele emplear en Cámara, pudiera llegarse a un acuerdo de los integrantes de la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración.

Quisiera aclarar que he tratado de hacer una defensa del trabajo de la Comisión con enorme tranquilidad de espíritu, ya que no lo hice como integrante, porque yo no formaba parte de ella cuando esta tarea se realizó. Pido disculpas a algún compañero que haya creído que nuestro planteo era personal. Simplemente, estaba defendiendo lo que se trabajó -que fue mucho; basta ver los repartidos y las versiones taquigráficas- en la Comisión, que ha analizado estos puntos hasta el último detalle.

Por consiguiente, he hecho esta defensa como testigo. De todas maneras, tampoco creo que haya existido un error de redacción, porque analizando los diferentes repartidos queda claro que hubo una intención. En este aspecto, pesó mucho lo que se discutió hoy en Sala, en el sentido de si la especial era técnicamente aceptable. Lo que puede haber sucedido es que esa cláusula no se eliminara, pero no que haya habido un error en la intencionalidad.

Finalmente, vamos a ver si podemos coordinar entre los integrantes de la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración para presentar una fórmula que sea la más amplia pero también la más correcta posible desde el punto de vista técnico. Voy a solicitar a la señora Diputada Saravia Olmos que si quiere llevar adelante esa propuesta de la pena de penitenciaría la deje en el mínimo dentro de los límites de prisión.

Reitero lo que he tratado de aclarar varias veces en esta sesión aunque, lamentablemente, no he sido convincente. Lo más grave que podemos pretender es tener un mínimo y un máximo de penitenciaría porque, en ese caso, el Juez nunca la va a aplicar. Me refiero a que la consecuencia práctica para aquellos que no trabajan en el derecho penal es muy clara: es un delito inexcarcelable, y por lo tanto, nunca va a tener la posibilidad de obtener la excarcelación provisional. Por estas razones, los Jueces no aplican la pena.

Entonces, teniendo una oportunidad tan valiosa como esta -en la que se ha reconocido que la Cámara de Diputados había introducido una reforma realmente sustancial y práctica desde el punto de vista de la parte punitiva-, debemos tratar de evitar que se mantenga el texto del viejo Código Rural o la iniciativa aprobada por el Senado. Por lo tanto, me gustaría que los integrantes de la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración que estamos presentes en Sala podamos resumir estas tres posibilidades y no votarlas en forma alternativa, porque son contradictorias y se va a generar una situación bastante ambigua en cuanto a la redacción final.

SEÑOR BARRERA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: esta es la última sesión del mes, faltan treinta minutos para que finalice y hace tres meses que estamos discutiendo este proyecto. Sería un mensaje muy nefasto para la población que no pudiéramos aprobar en la noche de hoy el artículo y medio que resta.

Por lo tanto, en virtud de que en muchos aspectos hay concepciones y escuelas cuyo debate aviva lo que ya discutimos en la Comisión durante largos meses sin haber podido ponernos de acuerdo, porque detrás de todo esto hay concepciones filosóficas y penales muy distintas, propongo que todos hagamos el máximo esfuerzo sabiendo que para llegar a este texto todos los partidos políticos han debido hacer concesiones. Debemos ser conscientes de que si el proyecto no se aprueba en la noche de hoy, no habrá ley de abigeato en este Período, y este es un mensaje más grave que, inclusive, corregir algunas cosas, por defectuosas que puedan parecer.

Tengo temor de pedir un intermedio por cinco minutos y que cuando volvamos no haya quórum suficiente como para poder seguir. Entonces, planteo que todos hagamos el esfuerzo por dejar el texto tal como vino de Comisión y votarlo de esa manera.

SEÑOR ORRICO.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ORRICO.- Señor Presidente: estamos dispuestos a votar un intermedio por cinco minutos para que nos quedemos todos en Sala a los efectos de llegar a una conclusión. Mi propuesta es agregar, luego de la expresión referida a circunstancias agravantes muy especiales, que la pena se elevará de un tercio a la mitad. Creo que con eso estamos solucionando todos los puntos.

Por lo tanto, solicito un intermedio de cinco minutos.

20.-    Intermedio.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Se va a votar si se pasa a intermedio por el término de cinco minutos.

(Se vota)

——Cuarenta y tres en cuarenta y cinco: AFIRMATIVA.

La Cámara pasa a intermedio.

(Es la hora 19 y 27)

——Continúa la sesión.

(Es la hora 19 y 32)

21.-      Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural).

——Prosigue la consideración del asunto en debate.

SEÑOR BARRERA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: los miembros de la Comisión hemos acordado retirar todas las propuestas y que se vote el proyecto tal como vino de la Comisión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- En consecuencia, hay que terminar de votar el artículo 2º, a partir de donde dice "Son circunstancias agravantes muy especiales", hasta el final del artículo.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y uno en cuarenta y dos: AFIRMATIVA.

Dese cuenta de una moción presentada por el señor Diputado Gustavo Silveira.

(Se lee:)

"Mociono para que se agregue en el artículo 2º una sexta agravante especial del artículo 259, con el siguiente texto: 'Si de la comisión del delito surgiera un grave perjuicio patrimonial al sujeto pasivo'".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Dieciséis en cuarenta y dos: NEGATIVA.

En discusión el artículo 3º.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y dos por la afirmativa: AFIRMATIVA. Unanimidad.

SEÑOR SCAVARELLI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: creo que perdimos una buena oportunidad para que quedara asentado lo que estaba establecido en el proyecto original que vino de Comisión, que era el comiso secundario. Realmente me parece una pena que solo sean objeto de comiso los bienes utilizados directa o indirectamente de quien se beneficia con el delito, porque si con el producido del delito se compra un apartamento en Punta del Este, ese bien es intangible, no pasa nada con eso. ¿Por qué? Porque estamos dejando el comiso secundario, que lo hemos establecido ya en varias leyes y en varios temas concretos.

Me parece un error no haber aprobado lo que vino originalmente, en la primera vuelta, de la Comisión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Para fundar el voto, tiene la palabra el señor Diputado Lay Álvez.

SEÑOR LAY ÁLVEZ.- Señor Presidente: me felicito y felicito a los legisladores por la disciplina, porque la Comisión había llegado a un acuerdo y nos hemos sometido a él. En el día de ayer, precisamente, puse a consideración de ciertos legisladores integrantes de la Comisión el eventual error de máquina en la omisión de las penas de las circunstancias agravantes muy especiales. No obtuve una respuesta afirmativa porque desconocían el hecho. Así fue que la coordinadora de bancada me planteó que eso ya se había discutido en el seno de la Comisión y que, en consecuencia, no era una omisión de copia, sino un concepto político que tenía que ver con la eliminación de las penas considerando las agravantes muy especiales.

Entonces, por esa disciplina, tampoco presenté dos mociones que tengo redactadas y de las que deben tener conocimiento los señores legisladores, porque muchos hemos omitido esta discusión para que pudiera aprobarse el proyecto tal cual lo elevó la Comisión.

En el numeral 3º) se habla de una cantidad de ejemplos de violencia en las cosas. La propuesta que no hice es que hubiera violencia en las cosas, como por ejemplo especifica la Comisión.

La otra moción no presentada fue la siguiente. En el numeral 2º) -acá se habló de los carniceros- aparece solamente la calidad de hacendado o productor agropecuario, y yo iba a proponer que se incluyera también al comerciante.

Quiero que quede constancia de esto en la versión taquigráfica porque algunos legisladores, por disciplina, ni siquiera presentamos las mociones a fin de que no hubiera este tipo de discusión y se pudiera aprobar el proyecto informado por la Comisión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Para fundar el voto, tiene la palabra el señor Diputado Julio Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Julio).- Señor Presidente: hemos votado con satisfacción este proyecto. El año pasado, habíamos incluido el tema en el trabajo de la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana y allí se hizo una tarea interesante de estudio y seguimiento, y tuvimos reuniones importantes con los Ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca y del Interior.

Nosotros estamos convencidos de que este tema no se agota meramente en estos aspectos referidos a las medidas que establecimos desde el punto de vista legal y de aplicación de la ley en función de la represión. También hay otros elementos en los que hay que ir trabajando. Aquí hay un aspecto muy cercano al tema del abigeato -diría que es primo hermano-, que es la faena clandestina. Esta, a su vez, tiene connotaciones de otros temas referidos, por ejemplo, a las normas que rigen el funcionamiento de los mataderos en las poblaciones del interior, vinculadas a toda una temática de estatus sanitario del país, pero que no escapan a lo que es la realidad de quienes no tienen otra forma de abastecimiento de carne que a través de la faena clandestina, que -insisto- tiene un parentesco con el abigeato.

También hay que tener en cuenta el marcado de la hacienda. En ese sentido hay una ley que no se aplica y que permitiría un seguimiento adecuado, ya que efectivamente se determinaría la propiedad de la hacienda mediante el marcado en la parte posterior del cuarto de la res. A su vez, esto también supone un aporte a la economía nacional porque protege y mejora las condiciones del cuero, pero, básicamente, nos da la posibilidad de saber de dónde proviene esa hacienda, corroborando el documento con la realidad a través del marcado.

Asimismo, está el tema de la coordinación entre los Ministerios del Interior y de Defensa Nacional, que tienen medios que pueden poner al servicio de la comunidad sin generar problemas ni resquemores. En ese sentido, hemos hablado con el señor Ministro de Defensa Nacional.

Por otra parte, hay algo novedoso y que realmente es trascendente: es el programa que la Universidad de Tandil está llevando adelante para la creación de un banco de datos de ADN de los animales sacrificados en forma clandestina. Esto no supone un derroche de tecnología ni un costo excesivo y este Parlamento, a través de la iniciativa de algunos legisladores, ha comenzado los contactos con las universidades argentinas que están trabajando en técnicas forenses a los efectos de que la policía pueda realizar un estudio mucho más acabado del animal muerto. Mediante el ADN se puede hacer un seguimiento para saber quién, en un punto muy distante del país en el que se produjo el hecho, está vendiendo la carne, la transportó o la tuvo en su poder, porque es prácticamente imposible no tener una huella al practicar ese análisis. Eso se está llevando a cabo en Argentina; tenemos contactos y el Parlamento uruguayo, a través de algunos legisladores, ha logrado que podamos realizar en esta Casa un seminario con los profesionales que están desarrollando esa técnica a los efectos de trasladarla a nuestras autoridades y técnicos que trabajan en esta materia.

Creo que este es un paso en un proceso que es mucho más amplio y que tenemos que seguir encarando.

Muchas gracias.

22.-    Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes solicitudes de licencia:

Del señor Representante Carlos Baráibar, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 14 de julio de 2004, convocándose a la suplente siguiente, señora Daniela Payssé.

Del señor Representante Julio Silveira, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 19 y 23 de julio de 2004, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora Amida Jardim".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y tres en treinta y cinco: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los correspondientes suplentes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas mencionadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

De mi mayor consideración:

Por intermedio de la presente solicito al Cuerpo se me otorgue licencia por motivos personales por el día de la fecha y se convoque a mi suplente correspondiente.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

CARLOS BARÁIBAR
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Habiendo sido convocado por ese Cuerpo, en mi calidad de suplente por el Representante Nacional Carlos Baráibar, comunico mi renuncia por esta única vez, solicitando la convocatoria de mi suplente correspondiente.

Sin otro particular, saludo al Sr. Presidente muy atentamente.

Jaime Igorra".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Carlos Baráibar.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 14 de julio de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que fue objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Jaime Igorra.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 14 de julio de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Carlos Baráibar.

2) Acéptase la negativa presentada por el suplente siguiente, señor Jaime Igorra.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 14 de julio de 2004, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora Daniela Payssé.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004.

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente solicito a usted licencia desde el día 19 al 23 de julio inclusive, por motivos personales. Solicito se convoque al suplente correspondiente.

Sin otro particular le saluda muy atentamente..

JULIO C. SILVEIRA
Representante por Artigas".

"Montevideo, 14 de julio de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que, por esta única vez, no he de aceptar la convocatoria de la cual he sido objeto, en virtud de la licencia solicitada por el señor Representante Don Julio César Silveira.

Sin más saluda atentamente.

Ney Humberto Marin".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Artigas, Julio C. Silveira.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 19 y 23 de julio de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria el suplente siguiente, señor Ney Marín.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero del artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945 y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 19 y 23 de julio de 2004, al señor Representante por el departamento de Artigas, Julio C. Silveira.

2) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria el suplente siguiente, señor Ney Marín.

3) Convóquese por Secretaría por el mencionado lapso, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 816 del Lema Partido Nacional, señora Amida Jardim.

Sala de la Comisión, 14 de julio de 2004.

ALBERTO PERDOMO, HEBER DUQUE, MARÍA NELBA IRIARTE".

23.-      Delito de abigeato. (Modificación de los artículos 258 y 259 del Código Rural).

——Continúa la consideración del asunto en debate.

Para fundar el voto, tiene la palabra el señor Diputado Texeira.

SEÑOR TEXEIRA.- Señor Presidente: hemos votado este proyecto, tal como lo habíamos adelantado, y felicitamos a los compañeros legisladores que trabajaron en su instrumentación.

Hemos acompañado esta iniciativa a conciencia total y absolutamente en defensa de quienes ven atropellados sus legítimos derechos.

Lamento profundamente que no hayamos estado presentes todos los legisladores del departamento de Salto en el momento de aprobar este proyecto. Lo lamento realmente, porque habría sido buena cosa para Salto que sus tres Representantes hubieran estado presentes cuando se aprobaba una medida como esta, que ataca frontalmente el flagelo del abigeato.

De manera que, en defensa de aquellos que un día sí y otro también cimientan la grandeza de nuestra nación con su trabajo, como son los productores, y de los intereses de quienes necesitan protección -tal como dije cuando entré en el debate-, hemos votado por la afirmativa.

Sé que no se puede hacer alusiones en la fundamentación de voto, pero lamento que no se encuentre el señor legislador Orrico. No fue mi intención dictar normas. Me retiro de esta Cámara hacia mi pueblo, agradecido a su fuerza política y a las demás porque desde que he llegado, he contado con el respeto y la aprobación a mis modestos trabajos.

Muchísimas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Para fundar el voto, tiene la palabra el señor Diputado Rodríguez Altez.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Señor Presidente: hemos aprobado el proyecto posible, que -reiteramos- tenía media sanción del Senado, y esto fue lo que se pudo lograr.

No obstante, destaco lo que se dijo en el plenario en el sentido de que existen dos o tres proyectos más que están en la misma línea de combatir este flagelo que azota hoy a nuestra campaña. Entonces, asumimos el compromiso de seguir trabajando en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración para llevar adelante la mejora de la legislación en esta materia, que engloba no solo al abigeato, sino también al contrabando, a la faena clandestina y al delito organizado.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Queda aprobado el proyecto de ley y se devolverá al Senado.

(Texto del proyecto aprobado:)

Artículo 1º.- Sustitúyese el artículo 258 del Código Rural por el siguiente:

"ARTÍCULO 258.- Comete el delito de abigeato y será castigado con tres meses de prisión a seis años de penitenciaría, el que fuera de las ciudades o pueblos, con intención de matar, diere muerte, faenare o se apoderare con sustracción de ganado vacuno y bubalino, caballar, lanar, cabrío, porcino, cualquier otra especie de corral o criadero, colmenas, cueros, lanas, pieles, plumas o cerdas ajenos, y el que marcare o señalare, borrare o modificare las marcas y señales de animales o cueros ajenos, para aprovecharse de ellos.

La pena de prisión podrá sustituirse con horas de trabajo en servicio a la comunidad. El Juez de la causa determinará la clase de servicio a cumplirse, el lugar y la cantidad de horas, así como el contralor del cumplimiento de dicha sanción".

Artículo 2º.- Sustitúyese el artículo 259 del Código Rural, por el siguiente:

"ARTÍCULO 259.- La pena prevista en el artículo precedente, será de doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría, cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias agravantes especiales:

1º) Si el delito se ejecutara en banda con la participación de dos o más personas.

2º) Si para cometer el delito se emplearan vehículos de carga aptos para el transporte de los objetos robados.

3º) Si para cometer el delito se dañaran cercos, cortando alambre, destruyendo o arrancando postes, cadenas o cerrojos de porteras.

4º) Si para la comisión del delito se utilizaran guías de propiedad y tránsito o documentación equivalente falsas o expedidas para terceras personas, o se falsificaran boletas de marca y señal.

5º) Si se facilitaran los medios de transporte o la documentación falsa aludida en el numeral precedente.

Son circunstancias agravantes muy especiales:

1º) Ser jefe o promotor del delito.

2º) La de poseer la calidad de hacendado o productor agropecuario.

3º) La de poseer la calidad de funcionario público cuando haya actuado con violación de los deberes de su cargo.

Será aplicable al delito tipificado en el artículo anterior el atenuante establecido en el inciso segundo del artículo 342 del Código Penal".

Artículo 3º.- Incorpórase al Código Rural el siguiente artículo:

"ARTÍCULO 259 bis.- El Juez actuante dispondrá el comiso de todo elemento que directa o indirectamente fuere empleado en la comisión del delito.

Lo dispuesto en el inciso precedente regirá sin perjuicio de los derechos de los terceros de buena fe".

24.-     Asuntos entrados fuera de hora.

¾ ¾ Dese cuenta de una moción presentada por los señores Diputados Abdala y Molinelli.

(Se lee:)

"Mocionamos para que se dé cuenta de los asuntos entrados fuera de hora".

——Se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y cuatro en treinta y seis: AFIRMATIVA.

Dese cuenta de los asuntos entrados fuera de hora.

(Se lee:)

"PROYECTOS PRESENTADOS

El señor Representante Ricardo Molinelli presenta, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se designa "República Italiana" el Liceo Nº 3 de la ciudad capital del departamento de Paysandú. C/3936/004

-   A la Comisión de Educación y Cultura".

25.-    Proyectos presentados.

"REPÚBLICA ITALIANA. (Designación al Liceo Nº 3 de la ciudad capital del departamento de Paysandú).

PROYECTO DE LEY

Artículo Único.- Desígnase "República Italiana" el Liceo Nº 3 de Paysandú, dependiente del Consejo de Educación Secundaria, Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Montevideo, 14 de julio de 2004.

RICARDO MOLINELLI, Representante por Paysandú.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La colectividad italiana tiene un arraigo muy pronunciado en nuestro país y en especial en el departamento de Paysandú, donde un 60% de su población está ligada a ancestros italianos.

Este tipo de homenaje a quienes emigraron para construir en otras tierras un futuro para sí y para sus familias, tiene el doble propósito de ser un recordatorio de la historia de las gentes que ocuparon y labraron las tierras donde hoy se asienta el Liceo Nº 3 donde se afincaban varias chacras en el entorno de las dieciocho hectáreas cada una; y segundo, de ser una reafirmación del espíritu que siempre animó al pueblo italiano: trabajo y educación como base del progreso.

La inmigración italiana llegó a Uruguay en cuatro etapas u oleadas: a) en la época colonial (provenientes especialmente de puertos como Génova y Nápoles y zonas como Venecia o Sicilia); b) en la primera mitad del siglo XIX (vinculada especialmente a movimientos políticos, filosóficos y militares, fundamentalmente la corriente garibaldina); c) en la segunda mitad del siglo XIX (denominada localmente la gran migración transformadora, por la variedad y calidad de los oficios); d) posguerra mundial. Cada oleada trajo consigo un impulso nuevo, que especialmente en Paysandú tuvo importante significado. Cada generación se consustanció con el lugar y puso en práctica sus principios, los que fructificaron, por ejemplo, en la creación de numerosas sociedades: "Unione e Benevolenza", "Protección, Instrucción y Trabajo", "Scuola Italiana" o la más reciente "Federazione Italiana di Paysandú".

Recordando el primer artículo de la Constitución de la República Italiana, espíritu de esa tierra y su gente, "Italia es una república democrática basada en el trabajo". Y como lo señala en su artículo 3º, su misión es "remover los obstáculos de orden económico y social, que, limitando de hecho la libertad y la igualdad de los ciudadanos, impiden el pleno desenvolvimiento de la personalidad humana y la efectiva participación de todos los trabajadores en la organización política y social...". Creemos que estos principios fundamentales se concretan a través de la educación, por lo que la designación de este liceo será el mejor reconocimiento al pueblo italiano y a su obra en nuestro país.

Montevideo, 14 de julio de 2004.

RICARDO MOLINELLI, Representante por Paysandú".

26.-      Promoción integral de los adultos mayores. (Normas).

——Se pasa a considerar el asunto que figuraba en séptimo término del orden del día y que pasó a ser sexto: "Promoción integral de los adultos mayores. (Normas)".

(ANTECEDENTES:)

Rep. Nº 1415

"CÁMARA DE SENADORES

La Cámara de Senadores en sesión de hoy ha aprobado el siguiente

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º.- La presente ley tiene como objetivo la promoción integral de los adultos mayores, entendiéndose por tales todas las personas que en el momento de alcanzar la edad de sesenta y cinco años tengan residencia permanente, fehacientemente demostrable, en el país, independientemente de su nacionalidad o ciudadanía.

Artículo 2º.- Declárase que son derechos del adulto mayor:

A) La integración activa en la familia y en la comunidad y el goce de un trato digno y sin ninguna clase de discriminaciones, en todos los órdenes de su vida.

B) Alcanzar una vejez digna en la que prevalezcan el bienestar físico, psíquico y socioeconómico.

C) Contar con asistencia médica y sanitaria integral y coordinada, incluida la odontológica.

D) Tener acceso a la educación, a una vivienda adecuada, así como a alimentación y abrigo suficientes.

E) Tener acceso al esparcimiento, al transporte y a las comunicaciones en todo el territorio nacional.

F) Tener la seguridad de su integridad psicofísica e intelectual en un marco de justicia y equidad.

Artículo 3º.- El Poder Ejecutivo y el Ministerio de Salud Pública, de acuerdo a las potestades que les confiere el artículo 1º de la Ley Nº 17.066, de 24 de diciembre de 1998, en materia de ancianidad, deberán estructurar un Plan Nacional que encare orgánicamente las necesidades del adulto mayor en todos los planos de la vida individual y colectiva, en particular en los aspectos que en el artículo precedente se consagran como sus derechos.

La Dirección General de la Salud de dicho Ministerio coordinará los trabajos tendientes a estructurar el mencionado plan, con un plazo no mayor de un año a partir de la publicación del decreto reglamentario de la presente ley.

Artículo 4º.- Sin perjuicio de lo establecido en el artículo precedente, el Poder Ejecutivo constituirá un grupo de trabajo de apoyo a la mencionada Dirección General, en el que además del Ministerio de Salud Pública deberán tener representación el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y los organismos del Estado que tengan injerencia en cualesquiera de los aspectos que se contemplan en el artículo 2º de la presente ley.

Podrán integrar además dicho grupo entidades privadas, Organizaciones No Gubernamentales y cualquier otro tipo de instituciones cuyos cometidos estén orientados a fines compatibles con los objetivos de la presente ley, de la manera y en las condiciones que establezca la reglamentación.

Artículo 5º.- Además de cualesquiera otros elementos que puedan ser agregados como materia de regulación para la promoción integral del adulto mayor por el cuerpo encargado de estructurar el Plan Nacional objeto de la presente ley, serán tomados en cuenta, necesariamente, los siguientes que deberán ser contemplados en el cuerpo final del plan a elaborarse:

A) Salud:

i) Garantizando al adulto mayor acceso a atención integral de su salud, en su prevención, en su asistencia y en eventuales procesos posteriores de rehabilitación, tanto en la esfera pública como en la privada. En esta materia, deberá seguirse el modelo de "cuidados progresivos" privilegiando la atención con base comunitaria, creando alternativas a la hospitalización y generando, además, condiciones que permitan que, cuando fuere posible, la atención se lleve a cabo en el ámbito familiar.

ii) Garantizando al adulto mayor que tanto el sistema de salud público como el privado dispondrán en todo momento de medicación básica para uso gerontológico, al costo más bajo posible, procurando liberarla de todo gravamen fiscal.

iii) Asegurando, mediante un sistema de contralor adecuado, condiciones decorosas en los establecimientos de atención o residencia del adulto mayor (Ley Nº 17.066, de 24 de diciembre de 1998).

iv) Creando programas que beneficien al adulto mayor de menores recursos, dándole acceso a una alimentación de buena calidad.

v) Estableciendo condiciones de formación profesional y capacitación para investigadores y médicos especializados en temas relacionados con el envejecimiento, a fin de contar con condiciones de vida sanitariamente adecuadas para el adulto mayor.

vi) Promoviendo la incorporación en los programas de educación para la salud componentes relativos a la adopción de estilos apropiados de vida encaminados a lograr una vejez saludable.

B) Integración social y condiciones de vida:

i) Estimulando la participación activa del adulto mayor en actividades de recreación, educación y vocacionales, mediante la aplicación de descuentos en el acceso a las mismas y en el costo de transporte colectivo, y eliminando además, barreras arquitectónicas o edilicias. Asimismo, en el caso de impedimentos para su desplazamiento, proporcionándole franquicias para la adquisición de ayudas funcionales.

ii) Facilitando al adulto mayor acceso al sistema educativo existente como medio de mantener su inserción social en la comunidad, al tiempo de satisfacer sus requerimientos vocacionales y permitirle la actualización y enriquecimiento de su acervo cultural individual.

iii) Proporcionando al adulto mayor oportunidades de trasmitir a los jóvenes la experiencia adquirida en el campo laboral durante su vida activa, tanto en el ámbito de la educación técnica pública y privada como en el empresarial, por acuerdos con los gremios de cada sector.

iv) Introduciendo en la política habitacional normas que garanticen al adulto mayor el acceso a una vivienda decorosa y digna, a costo reducido, y en ambientes agradables y seguros.

v) Estimulando la creación de instituciones que agrupen al adulto mayor, a fin de mantener en esa etapa de la vida niveles de integración social y actividad que le permitan gozarla plenamente.

vi) Promoviendo la introducción en los planes educativos de las tres ramas de la enseñanza pública y privada el tema del adulto mayor y su valoración y respeto en la sociedad y la familia.

C) Asesoramiento y protección legal: Creando condiciones que garanticen la protección legal del adulto mayor, particularmente cuando ha sido víctima de discriminación o violencia.

D) Seguridad Social:

i) Implementando los planes necesarios para que todos los adultos mayores tengan acceso al sistema previsional nacional, lo cual les garantizará el respaldo económico que les permita satisfacer sus necesidades de manera digna.

ii) Reglamentando procedimientos de retiro gradual y progresivo de la actividad laboral. A tal fin, deberán incorporarse formas parciales de trabajo que puedan desarrollarse en actividades similares o diferentes a las originalmente desempeñadas por el trabajador.

Artículo 6º.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley dentro de los ciento ochenta días de su publicación.

Sala de Sesiones de la Cámara de Senadores, en Montevideo, a 2 de setiembre de 2003.

LUIS HIERRO LÓPEZ
Presidente

MARIO FARACHIO
Secretario".

Anexo I al
Rep. Nº 1415

"CÁMARA DE REPRESENTANTES

Comisión de Salud Pública y Asistencia Social

INFORME

Señores Representantes:

Vuestra Comisión de Salud Pública y Asistencia Social de la Cámara de Representantes, por unanimidad de sus integrantes aconseja a este Cuerpo, la aprobación de este proyecto de ley de promoción integral de los adultos mayores, con el beneplácito y el total apoyo de todos sus miembros.

Sin lugar a dudas nuestro país se encuentra entre los más envejecidos del mundo, ocupando el primer lugar en América Latina.

De acuerdo a los últimos estudios, la evolución de las tendencias demográficas, seguirá acentuando drásticamente este problema, es decir que cada año que pasa, vamos a tener una mayor cantidad de ancianos.

Estos individuos representan un grupo etario heterogéneo, constituido por personas sanas e independientes hasta aquellas que padecen enfermedades y discapacidades de diversa intensidad y gravedad.

Esta situación nos motiva a prepararnos para enfrentar esta problemática del adulto mayor, mediante instrumentos y estrategias que permitan sortear con éxito esta realidad demográfica y epidemiológica, encarando orgánicamente las soluciones y necesidades mediante la creación de un marco legal que universalice el derecho de este grupo etario; permitiendo no solo su integración digna en la sociedad sino que tengan una activa participación en la vida de la comunidad, sin ningún tipo de discriminaciones.

El artículo 1º de este proyecto de ley indica que el objetivo del mismo es la promoción integral de los adultos mayores a partir de los sesenta y cinco años de edad, que tengan residencia permanente y demostrable, independiente de su nacionalidad o ciudadanía.

El artículo 2º constituye una declaración de los derechos básicos y específicos del adulto mayor, y define el marco conceptual que deberá regular la elaboración del plan nacional de promoción del adulto mayor, previsto en el artículo 3º, que a su vez establece las competencias del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Salud Pública en esta materia.

En los artículos 3º y 4º se establece además la participación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social incluyendo a entidades privadas que tengan entre sus fines programáticos la protección del adulto mayor.

En el artículo 5º se establecen las disposiciones de carácter programático en lo que se refiere a diversas áreas como la salud, la integración social y las condiciones de vida, el asesoramiento y la protección legales y la seguridad social.

Sin lugar a dudas este proyecto de ley traerá consigo beneficios a toda la sociedad, permitiendo un intercambio intergeneracional de experiencias que enriquecerán moralmente a las nuevas generaciones y beneficiarán a los grupos etarios de mayor edad, mediante un mejor relacionamiento, al tiempo que posibilitará a estos últimos gozar de un ejercicio pleno de sus derechos a estar integrados y participativos sin discriminaciones ni exclusiones de carácter social.

Para finalizar bregamos por un ágil tratamiento de este proyecto de ley, ya que encara en forma integral y orgánica la problemática del adulto mayor y de la ancianidad.

Sala de la Comisión, 12 de mayo de 2004.

WILMER TRIVEL, Miembro Informante, GUSTAVO AMEN VAGHETTI, RUBEN BERTÍN, JORGE CHÁPPER, LUIS JOSÉ GALLO IMPERIALE, ORLANDO GIL SOLARES, RAMÓN LEGNANI".

——Léase el proyecto.

(Se lee)

——En discusión general.

Tiene la palabra el miembro informante, señor Diputado Trivel.

SEÑOR TRIVEL.- Señor Presidente: la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social de la Cámara de Diputados, por unanimidad de sus integrantes, aconseja a este Cuerpo la aprobación de este proyecto de ley de promoción integral de los adultos mayores. Esta iniciativa cuenta -reitero- con el beneplácito y el total apoyo de todos sus miembros.

Sin lugar a dudas, nuestro país se encuentra entre los más envejecidos del mundo, ocupando el primer lugar en América Latina. De acuerdo con los últimos estudios, la evolución de las tendencias demográficas seguirá acentuando drásticamente este problema, es decir que cada año que pasa vamos a tener una mayor cantidad de ancianos.

Estos individuos representan un grupo etario heterogéneo, constituido por personas sanas e independientes y otras que padecen enfermedades y discapacidades de diversa entidad y gravedad.

Esta situación nos motiva a prepararnos para enfrentar esta problemática del adulto mayor, mediante instrumentos y estrategias que permitan sortear con éxito esta realidad demográfica y epidemiológica, encarando orgánicamente las soluciones y necesidades mediante la creación de un marco legal que universalice los derechos de este grupo etario, permitiendo no solo su integración digna en la sociedad, sino su activa participación en la vida de la comunidad, sin ningún tipo de discriminaciones.

El artículo 1º de este proyecto de ley indica que su objetivo es la promoción integral de los adultos mayores a partir de los sesenta y cinco años de edad, que tengan residencia permanente y demostrable, independientemente de su nacionalidad o ciudadanía.

El artículo 2º constituye una declaración de los derechos básicos y específicos del adulto mayor, y define el marco conceptual que deberá regular la elaboración del plan nacional de promoción del adulto mayor, previsto en el artículo 3º, que a su vez establece las competencias del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Salud Pública en esta materia.

En los artículos 3º y 4º se establece, además, la participación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, incluyendo a entidades privadas que tengan entre sus fines programáticos la protección del adulto mayor.

En el artículo 5º se establecen las disposiciones de carácter programático en lo que se refiere a diversas áreas como la salud, la integración social y las condiciones de vida, el asesoramiento y la protección legales y la seguridad social.

Sin lugar a dudas este proyecto de ley traerá consigo beneficios a toda la sociedad, permitiendo un intercambio intergeneracional de experiencias que enriquecerán moralmente a las nuevas generaciones y beneficiarán a los grupos etarios de mayor edad, mediante un mejor relacionamiento, al tiempo que posibilitará a estos últimos gozar de un ejercicio pleno de su derecho a estar integrados y participativos, sin discriminaciones ni exclusiones de carácter social.

Para finalizar, bregamos por un ágil tratamiento de este proyecto de ley, ya que encara en forma integral y orgánica la problemática del adulto mayor y de la ancianidad.

SEÑORA PERCOVICH.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra la señora Diputada.

SEÑORA PERCOVICH.- Señor Presidente: nos parece excelente que desde el Poder Ejecutivo, desde el Estado, se plantee la posibilidad de elaborar un plan nacional referido a los derechos de los adultos mayores. Es un debe, algo que el INASAM tendría que haber cumplido. Sin embargo, lamentamos que esté muy acotado a la órbita de la salud. Creemos que el Estado debería crear, como lo ha hecho para otros sectores sociales, un instituto encargado de coordinar las áreas sanitaria, de trabajo, de educación, Banco de Previsión Social, etcétera, que son todos aspectos que un plan nacional de defensa de los derechos del adulto mayor debe implicar y, por lo tanto, deben ser coordinados a un nivel donde todos los otros organismos ejecutores del Estado lo puedan implementar.

Considero que esta acotación debería ser contemplada cuando esta propuesta se convierta en ley.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar si se pasa a la discusión particular.

(Se vota)

——Treinta y cuatro en treinta y seis: AFIRMATIVA.

En discusión particular.

SEÑOR BIANCHI.- ¿Me permite, señor Presidente?

Mociono para que se suprima la lectura de todos los artículos y se voten en bloque.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y seis en treinta y siete: AFIRMATIVA.

En discusión los artículos 1º a 6º, inclusive.

Si no se hace uso de la palabra, se van a votar.

(Se vota)

——Treinta y siete en treinta y ocho: AFIRMATIVA.

Queda sancionado el proyecto y se comunicará al Poder Ejecutivo.

(No se publica el texto del proyecto sancionado por ser igual al informado, que corresponde al aprobado por el Senado)

27.-      Levantamiento de la sesión.

SEÑOR BIANCHI.- Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BIANCHI.- Mociono para que se levante la sesión.

SEÑOR PRESIDENTE (Alonso).- Se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y tres en treinta y siete: AFIRMATIVA.

Se levanta la sesión.

(Es la hora 19 y 55)

 

Dr. JOSÉ AMORÍN BATLLE

PRESIDENTE

 

Dra. Margarita Reyes Galván

Secretaria Relatora
Dr. Horacio D. Catalurda

Secretario Redactor
 

Mario Tolosa

Director del Cuerpo de Taquígrafos

 

 

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.