Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

LEY N° 13.065


PRESTAMOS PARA VIVIENDAS


SE DAN NORMAS PARA LA CONCESION DE PRESTAMOS HIPOTECARIOS PARA CONSTRUCCION, REFACCION O ADQUISICION A FUNCIONARIOS Y EXFUNCIONARIOS DE LA ADMINISTRACION NACIONAL DE PUERTOS.


El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,

DECRETAN:



Artículo 1°.
Extiéndese a los funcionarios y ex funcionarios de la Administración Nacional de Puertos (A.N.P) y demás personal a que se refiere el artículo 2°, el beneficio acordado por la ley N° 12.108, de 21 de mayo de 1954, y ley de extensión del mismo a los funcionarios del Ministerio de Instrucción Pública y Previsión Social, previo cumplimiento de los requisitos y condiciones que las mismas establecen en lo que fueren aplicables y con las modificaciones que se introducen por esta ley.

Artículo 2°.
La Administración Nacional de Puertos incluirá en su presupuesto anual, aun en caso de prórroga, una previsión de hasta un 10% (diez por ciento) con un mínimo de un 4% (cuatro por ciento) del mismo, que destinará a préstamos hipotecarios para vivienda de sus funcionarios con más de diez años de servicios computables a los efectos jubilatorios y a sus ex funcionarios jubilados, siempre que unos y otros hayan cumplido con la Administración Nacional de Puertos una vinculación funcional de por lo menos cinco años a la fecha de la operación. Ese porcentaje será vertido, a los fines indicados, dentro del ejercicio anual y en cuotas mensuales, en una cuenta especial que se denominará "Préstamo para la vivienda propia a funcionarios y ex-funcionarios de la Administración Nacional de Puertos".
También se verterá en esa cuenta el excedente de lo recaudado por concepto de los servicios hipotecarios, después de hechas las inversiones establecidas en la presente ley (artículo 4°). Los ex funcionarios de la Administración Nacional de Puertos, que posteriormente se hayan jubilado, cesado por terminación de mandato o hayan renunciado y ocupado luego otro cargo público, tendrán derecho a los beneficios que acuerda la presente ley, debiendo, en los dos últimos casos, contar con un mínimo de cinco años de servicios en la Administración Nacional de Puertos, y desempeñar funciones públicas remuneradas. En caso de fallecimiento del beneficiario, el derecho a pensión del causante, cuando éste no haya hecho uso del crédito.

Artículo 3°.
Los préstamos podrán hacerse con los siguientes fines:


A)Construcción de fincas
B)Ampliación o refacción de su vivienda propia.
C)Adquisición de fincas.
D)Cancelación o sustitución de gravámenes hipotecarios y/o deudas, que se hubieran contraído para las mismas finalidades expresadas en los apartados anteriores.


Estos inmuebles sólo podrán destinarse a vivienda de los prestatarios, sus cónyuges, ascendientes o descendientes y en todos los casos el préstamo se concederá para los fines antes estipulados. Cada prestatario sólo podrá tener una operación vigente por esta ley.

Artículo 4°.
El monto máximo del préstamo, estará en relación con el sueldo y las compensaciones computables, a los efectos jubilatorios o de la pasividad resultante, del prestatario: con el valor de tasación del inmueble y con las variaciones que experimente el Indice General y Oficial del Costo de la Vida. A este último efecto se establece:

A)Una relación directamente proporcional entre el monto máximo del importe del préstamo y el General y Oficial del Costo de la Vida;
B)Que estos valores se relacionarán haciendo corresponder el Indice General de Enero de 1960, con un monto máximo igual a pesos 100.000.00 (cien mil pesos);
C)Que el índice que se aplicará a cada solicitud de préstamo será el que corresponda al mes de la fecha en que se resuelva su concesión.


El importe del préstamo podrá alcanzar hasta el total del valor real del inmueble, mejoras y gastos, el que deberá ser aprobado por el Directorio de la Administración Nacional de Puertos, previa tasación y asesoramiento del Organismo o de los técnicos que designe a ese efecto. La cuota mensual que resulte por concepto de interés y amortización no podrá exceder del 40% (cuarenta por ciento) del sueldo mensual nominal y compensaciones computables de actividad o de pasividad. Dicho porcentaje podrá ser elevado hasta el 60% (sesenta por ciento) del mismo sueldo y compensación, cuando el valor de la cuota resultante no sobrepase la suma del 40% (cuarenta por ciento) referido más el 30% (treinta por ciento) de otros ingresos del prestatario, agregados a los del grupo familiar que pasen a convivir en la vivienda motivo del préstamo. El plazo máximo para la cancelación del préstamo será de 30 años, con amortizaciones trimestrales pagaderas mensualmente. El préstamo de vengará un 3% (tres por ciento) de interés anual, el que se destinará a solventar los gastos de administración, prima de seguros de incendio y lo previsto en el artículo 16 de esta ley.
Las demás condiciones que regirán para este préstamo serán estipuladas en la reglamentación de la presente ley. En el caso en que después de efectuada la operación hipotecaria o ampliaciones del préstamo con destino a obra nueva, se realicen obras de pavimentación, saneamiento e instalaciones sanitarias domiciliarias, la Administración Nacional de Puertos acordará una ampliación del crédito, agregando al monto de la deuda el de la cantidad necesaria para el pago d esas obras complementarias pudiendo en estos casos, elevar el límite de la cuota al 50% (cincuenta por ciento) o al 65% (sesenta y cinco por ciento) en los casos en que no posea o posea otros ingresos sobre sueldos o pasividades en la proporción establecida.

Artículo 5°.
El servicio mensual de la deuda total gravará el sueldo del beneficiario del que será deducido y entregado a la Tesorería de la Administración Nacional de Puertos a la cuenta a que se refiere el artículo 2° de esta ley.
En los casos en que el beneficiario se acoja a la jubilación o sea un jubilado, la retención se hará directamente por la Caja de Jubilaciones y Pensiones Civiles.
Los prestatarios que pasaran a prestar servicios fuera de la Institución o se jubilaran, sufrirán en sus sueldos los descuentos necesarios para el servicio de la amortización e intereses fijados, los que serán retenidos por las empresas u oficinas encargadas de abonar dicho sueldo o pasividad, cualquiera sea el porcentaje que ello represente de la nueva remuneración.
La Caja de Jubilaciones y Pensiones Civiles, así como las empresas u oficinas aludidas precedentemente, deberán verter mensualmente las sumas retenidas en la Tesorería de la Administración Nacional de Puertos (cuenta referida en el artículo 2°) dentro de los cinco días de efectuadas dichas retenciones.

Artículo 6°.
Los funcionarios y ex funcionarios con derechos a la obtención del préstamo hipotecario de la Administración Nacional de Puertos podrán -siempre que se trate de varias personas integrantes de "núcleos cooperativos"- construir al amparo de las disposiciones de la ley N° 10.571, de 25 de junio de 1946, con quienes se hallen en condiciones de obtener préstamo hipotecario hallen en condiciones de obtener préstamo hipotecario para la misma obra, de las Cajas de Jubilaciones o del Banco Hipotecario; por el régimen común; por el establecido en la ley N° 10.976, de 4 de diciembre de 1947, modificada por la ley N° 12.022, de 16 de octubre de 1953; por la ley N° 9.385, de 10 de mayo de 1934 y sus modificaciones y ampliaciones; o por las acordadas por leyes especiales al funcionario del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo o Entes Autónomos o Servicios Descentralizados.


Artículo 7°.
Los prestatarios que no utilicen la totalidad del crédito que les corresponde para los fines especificados en el artículo 3°, podrán disponer de una suma de hasta un 10% (diez por ciento) del crédito a que tienen derecho para destinarla a equipamiento de su vivienda, siempre que, sumados ambos, no exceda el límite máximo del crédito de que dispone y de acuerdo a lo estipulado en el artículo 4° de esta ley. En caso de que exceda ese límite, el crédito alcanzará únicamente hasta la suma concurrente con ese máximo.
La suma prestada por este concepto deberá ser reintegrada en sesenta cuotas mensuales iguales y consecutivas y el servicio de amortización e intereses se hará en las condiciones que se aplican a los préstamos concedidos por el artículo 4° de esta ley.

Artículo 8°.
Fallecido un prestatario de finca gravada a favor de la Administración Nacional de puertos de acuerdo con la presente ley, los herederos o legatarios no comprendidos en el artículo 2°, pero que hubiesen convivido con aquél desde un año antes de su fallecimiento, deberán continuar abonando la cuota correspondiente.
Si sucedieran herederos o legatarios que no se encontraren en las condiciones a que se refiere el apartado anterior, la Administración Nacional de Puertos exigirá la inmediata cancelación del préstamo y en defecto de ésta, procederá a la ejecución del bien.

Artículo 9°.
La Administración Nacional de Puertos deberá tomar la administración del inmueble objeto del préstamo hipotecario, acordado con arreglo a esta ley, en los siguientes casos:

A)Cuando la finca no fuera habitada totalmente por el prestatario o sus parientes en los caos previstos en el artículo 2°, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado E) del presente artículo;
B)Si hubiere fallecido el causante y sus herederos de los grados indicados en el artículo 2° dejaren de cumplir, durante seis meses, el servicio de amortización e intereses del préstamo hipotecario;
C)Siempre que al prestatario sucedieran herederos o legatarios no comprendidos en el artículo 2°, que hubieren convivido con aquél desde un año antes de su fallecimiento, cuando incurrieren en el atraso previsto en el inciso anterior;
D)Cuando el beneficiario del préstamo dejar de ser funcionario de la Administración Nacional de Puertos sin acogerse a la jubilación, y omitiere servir la cuota mensual del préstamo durante un lapso de tres meses;
E)Si el prestatario debiera abandonar la habitación de la finca por prescripción médica, ratificada por el servicio respectivo de la Administración Nacional de Puertos;
F)Cuando por disposición del Directorio de la Administración Nacional de Puertos se disponga el traslado del funcionario prestatario a otra localidad y la finca no continúe ocupada por sus parientes en los grados previstos en el artículo 2°.


En todos los casos en que de conformidad con los incisos precedentes, la Administración Nacional de Puertos se haga cargo de la administración de un inmueble, procederá a licitar su arrendamiento o en su defecto enajenándolo, otorgando preferencia a los funcionarios o a los ex funcionarios jubilados.
La Administración Nacional de Puertos aplicará en su beneficio en los casos a que se refiere este artículo, las normas establecidas por el artículo 74 de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario, con excepción de la situación prevista en el inciso A), el excedente que pudiera resultar se entregará al prestatario o a sus sucesores en el dominio de la finca.
Si la finca a la cual se destina este préstamo no fuese ocupada por el prestatario o sus familiares determinados en el apartado final del artículo 2° el interés de la operación será elevado automáticamente al 7% (siete por ciento) en tanto subsista esa situación y el excedente que pudiere resultar se verterá en los fondos de la Administración Nacional de Puertos.


Artículo 10.
Hasta tanto la deuda no se halle reducida al 50% (cincuenta por ciento) de su monto, las fincas motivo del préstamo no podrán ser arrendadas, gravadas ni enajenadas a título oneroso o gratuito, salvo casos debidamente justificados.
En tanto los inmuebles no sean susceptibles de enajenación de acuerdo con el apartado precedente, sólo podrán ser ejecutados para satisfacción del crédito de la Administración Nacional de Puertos o de impuestos o tasas nacionales o municipales.
En la ejecución por la Administración Nacional de Puertos se procederá en la forma preceptuada en los artículos 80 a 89 de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario, según nuevo texto aprobado por decreto del Poder Ejecutivo en fecha 10 de setiembre de 1934.
En todo caso de enajenación de la finca gravada, deberá cancelarse el crédito con la Administración Nacional de Puertos en el orden que corresponda hasta la concurrencia del precio del inmueble.
Las retenciones sobre sueldos, jubilaciones y/o pensiones autorizadas por esta ley tendrán preferencia sobre cualquier otra retención dispuesta con posterioridad a aquélla.

Artículo 11.
Sólo se admitirá la adquisición o construcción de fincas en condominio, a los prestatarios casados entre sí, y los descuentos de los sueldos serán proporcionales a las partes que los propietarios tengan en el bien, no implicando tal concurrencia en el servicio de la cuota, la divisibilidad de la hipoteca.
En el caso de que uno de los propietarios no abone la cuota fijada, la Administración Nacional de Puertos podrá siempre ejecutar la totalidad del bien y exigir la devolución de toda la deuda.
La limitación establecida en este artículo debe entenderse sin perjuicio de lo dispuesto por la ley N° 10.751, de 25 de junio de 1946, sobre propiedad por pisos o departamentos.

Artículo 12.
Las viviendas que se adquieran de acuerdo con esta ley, quedarán comprendidas en lo dispuesto por el artículo 7°, inciso B), de la ley N° 11.921, de 24 de marzo de 1953.

Artículo 13.
En caso de infracción a lo dispuesto por esta ley que no tuviera otra sanción prevista en ella, la Administración Nacional de Puertos podrá cancelar la operación y exigir el reintegro total del préstamo.

Artículo 14.
Los impuestos de Instrucción Pública y sus adicionales, de Pensiones a la Vejez y de Trabajadores Domésticos ( ley N° 12.804, de 30 de noviembre de 1960) que deban pagar los propietarios de fincas construídas, adquiridas o refaccionadas, al amparo de la presente ley, serán calculados para fijación de su monto sobre el servicio mensual de la deuda a modo de precio ficto de arrendamiento, mientras dichas fincas sean ocupadas por sus propietarios y en caso de ser arrendadas regirán las normas generales.

Artículo 15.
Las propiedades gravadas con hipoteca como garantía del préstamo otorgado para su adquisición o construcción al amparo de esta ley, estarán exentas del pago de los adicionales nacionales a la Contribución Inmobiliaria por el término de 10 años, y a partir de la fecha del primer pago del impuesto que corresponda después de la escrituración.
Están asimismo exentas de impuestos se sobretasa inmobiliaria, en cuanto corresponda su pago al propietario de la finca, y de cualquier impuesto que pudiera gravar las colocaciones hipotecarias.

Artículo 16.
Autorízase al Directorio de la Administración Nacional de Puertos para descontar a cada prestatario el 2.5 0/00 (dos y medio por mil) anual del monto del préstamo concedido, con el fin de formar un fondo destinado a atender los servicios mensuales de préstamos con garantía hipotecaria que tuviesen con el organismo los beneficiarios fallecidos, cuando haya derecho-habientes en las condiciones de los artículos 3° y 8° de la presente ley. Será de cargo de éstos el servicio mensual de las deudas contraídas al amparo de los artículos 7° y 17 de la presente ley.

Artículo 17.
El Directorio de la Administración Nacional de Puertos podrá conceder un préstamo adicional por el monto total de los gastos de tasación, planos, impuestos, gastos de escrituración y otros inherentes a la operación.
Este préstamo será reintegrado en la misma forma que el préstamo principal y su monto quedará fuera de la limitación impuesta por el artículo 4° de la presente ley.

Artículo 18.
La prioridad en el otorgamiento del beneficio se determinará en función de los siguientes factores:

A)Carencia de vivienda propia;
B)Ser propietario y ocupante de una única vivienda, cuya necesidad de refacción o ampliación se ajuste a lo establecido en el inciso B) del artículo 3° de esta ley;
C)Personas casadas con hijos menores de edad; personas mayores de 60 años de edad o personas enfermas, las que deberán presentar el certificado correspondiente, expedido por el médico oficial de la Administración Nacional de Puertos, personas casadas, sin hijos o con hijos mayores de edad o que tengan familia constituida, menores a cargo, o familiares incapacitados de los que son sostén; personas solteras;
A los efectos de la aplicación de lo dispuesto en este inciso, se considerarán los hijos legítimos, legitimados, naturales reconocidos y adoptivos;
D)Hogar constituído;
E)Antigüedad calificada.


Artículo 19.
Esta ley se reglamentará dentro de los 60 días de su promulgación, con el asesoramiento de una Comisión que designará el Directorio de la Administración Nacional de Puertos con representantes de este Organo y de los funcionarios y ex funcionarios beneficiarios.
Esta misma Comisión u otra integrada en forma similar tendrá a su cargo la dirección y administración de los préstamos.

Artículo 20.
Autorízase a la Administración Nacional de Puertos a efectuar un adelanto de hasta el 20% (veinte por ciento) del valor del préstamo a que tenga derecho de garantía de los compromisos previos a la adquisición de fincas o terrenos.
En todos los casos el adelanto será autorizado por la Administración Nacional de Puertos, con los asesoramientos previos pertinentes.
En caso de que la operación definitiva no se realizara, la Administración Nacional de Puertos queda autorizada para disponer la retención de los sueldos para amortizar la cantidad adelantada con sus intereses, en 100 mensualidades o imputarla a posteriores operaciones de préstamos, en caso de desistimiento debido al comprador.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso precedente, el Directorio de la Administración Nacional de Puertos podrá exigir a la empresa o firma vendedora o constructora, en su caso, la devolución del porcentaje adelantado por el funcionario, si la causa del desistimiento fuera debida al vendedor.
La devolución de la suma adelantada se efectuará previa intimación administrativa o judicial dentro de 10 días perentorios.
El funcionario que ha percibido el adelanto del 20% (veinte por ciento) y la empresa o firma vendedora o constructora, serán solidariamente responsables y la empresa o firma vendedora o constructora, serán solidariamente responsables de la repetición de la suma adelantada, pudiendo ser exigido el reembolso al funcionario o la empresa indistintamente a elección del Directorio de la Administración Nacional de Puertos.

Artículo 21.
Comuníquese, etc.


Sala de Sesiones de la Asamblea General, en Montevideo, a 6 de junio de 1962.


                       JUAN C. RAFFO FRAVEGA
                            Presidente
                       José Pastor Salvañach
                       G. Collazo Moratorio
                           Secretarios.


    MINISTERIO DE HACIENDA



Montevideo, 14 de junio de 1962.




Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.


            Por el Consejo:


                                                            ALONSO
                                               JUAN EDUARDO AZZINI
                                            Manuel Sánchez Morales
                                                        Secretario
 


línea del pie de página
Montevideo, abril de 1998. Poder Legislativo.