Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

Ley Nº 10.873

PRESTAMOS DE LA CAJA NACIONAL DE AHORROS Y DESCUENTOS

SE DA UN REGIMEN ESPECIAL Y SE DISPONE LA EMISION DE UNA DEUDA PARA LA LIQUIDACION DE LOS QUE DEBEN LOS FUNCIONARIOS PUBLICOS, JUBILADOS, RETIRADOS Y PENSIONISTAS

El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,

DECRETAN:


Artículo 1º.- El Banco de la República dispondrá que la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos proceda a la liquidación de todas las deudas que con la sola garantía de sueldos, jubilaciones y pensiones y préstamos con garantía de sueldos, jubilaciones y pensiones tuvieren contraídas al día de la sanción de esta ley, los funcionarios públicos en actividad - incluso los pertenecientes a los Gobiernos Departamentales y Entes Autónomos - jubilados, retirados y pensionistas de las distintas Cajas de Jubilaciones y Pensiones, a quienes se les ha reconocido el derecho de operar con garantía de sus asignaciones en la ante referida Institución. Dicha liquidación será efectuada deduciendo de los saldos deudores la totalidad de los intereses no devengados al día de la liquidación.

Los beneficiados por esta ley que tuvieran deudas con la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos, garantidas con sus sueldos, jubilaciones o pensiones, pero reforzadas además con otra clase de garantías - incluso los funcionarios que consolidaron sus créditos de conformidad con la autorización otorgada por decreto Nº 4.892, de 17 de mayo de 1945 - podrán solicitar que esas deudas sean comprendidas en la liquidación dispuesta en el apartado primero.

Los que estén sufriendo descuentos sobre sus asignaciones como garantías de terceros, gozarán de igual beneficio que el establecido anteriormente. Los que desearen acogerse a los beneficios de la presente ley, deberán así manifestarlo por escrito ante dicha Institución dentro del plazo de treinta (30) días de publicada esta ley.

Desde el mes siguiente al que se reciba dicha comunicación, cesarán los descuentos que soporta el beneficiario por las operaciones a incluirse en la liquidación a practicarse. El importe de la liquidación de esas deudas, será comunicado de inmediato al Poder Ejecutivo, a los efectos de su cancelación, de conformidad a lo que se dispone en esta ley.

Artículo 2º.- Autorízase al Poder Ejecutivo para emitir una Deuda Pública Interna por el monto que se necesite para cancelar a la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos, el importe total a que ascienda el resultado de la liquidación de las deudas dispuestas en el artículo anterior.

Dicha deuda gozará de un interés hasta del 5% anual y tendrá la cuota de amortización acumulativa que se requiera para su extinción en el plazo de veinte años y tendrá la garantía subsidiaria del Estado.

Artículo 3º.- Los gastos y el servicio de amortizaciones e intereses de la deuda a emitirse, serán atendidos:

A) Con el aporte que sea necesario para cubrir el servicio de amortizaciones e intereses de la deuda a emitirse.

  Ese aporte se deducirá mensualmente de los sueldos, jubilaciones, retiros y pensiones correspondientes a los que se acojan a los beneficios otorgados por esta ley, calculados sobre el monto de la deuda individual que por cuenta de cada uno de ellos se cancela.

B) Con la parte proporcional que corresponda, en el momento de efectuarse la liquidación que se establece por el artículo 1º, a las deudas que por la presente ley se cancelan, del Fondo de Previsión existente en la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos, para la cancelación automática de los préstamos en caso de fallecimiento de los deudores.

C) Con los subsidios por fallecimiento que correspondan de acuerdo a la ley Nº 9.726, de 20 de noviembre de 1937, que no hubieren sido reclamados por sus causahabientes o que no lo sean en lo sucesivo, los que serán liquidados por el Poder Ejecutivo inmediatamente después de haber expirado el plazo establecido para reclamar dicho subsidio.

D) Con la parte de los Fondos de Previsión y de Riesgos creados por los artículos 6º y 7º del decreto número 4.892, de 17 de mayo de 1945, que han integrado los funcionarios que se ampararon en la operación autorizada por el citado decreto y que ahora se acojan a los beneficios de esta ley, la que será entregada a la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos por los que administren los referidos fondos.

E) Con el 1% anual del monto de la deuda individual que se cancele a cada beneficiario de acuerdo con el artículo 1º. Dicho porcentaje se descontará mensualmente, conjuntamente con el aporte establecido por el inciso A) del artículo 3º.

F) Con los intereses y beneficios que produzca el Fondo de Reserva a formarse con los excedentes de recursos recaudados.

Artículo 4º.- Con el excedente de recursos que se obtengan se constituirá un Fondo de Reserva, el que se empleará para cubrir los déficit que pudieran producirse por fallecimiento, renuncia, exoneración, cesantía y demás que ocurrieren. Cuando los recursos de dicho Fondo sean suficientes para rescatar la deuda en circulación, cesará la aportación que establece el artículo 3º.

Cométese a la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos la percepción y administración de los recursos establecidos por esta ley y del Fondo de Reserva mencionado, quedando facultada dicha Institución, para invertir los saldos no empleados, en las colocaciones que considere más convenientes. Por dichos servicios percibirá el 1/2% anual del aporte fijado por el inciso A) del artículo 3º, el que se cobrará como adicional al mismo.

Artículo 5º.- A partir de la fecha de la presente ley, el crédito en la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos para los funcionarios públicos en actividad, jubilados o retirados y pensionistas, se otorgará de acuerdo con las normas racionales de crédito que establezca el Directorio del Banco de la República.

Artículo 6º.- Comuníquese, etc.

    Sala de Sesiones de la Cámara de Senadores, en Montevideo, a 15 de octubre de 1946.

ALFEO BRUM,
Vicepresidente.
José Pastor Salvañach,
Secretario.

MINISTERIO DE HACIENDA

Montevideo, 28 de octubre de 1946.

Cúmplase, avísese recibo, comuníquese, publíquese e insértese.

AMEZAGA.
HECTOR ALVAREZ CINA.

Línea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.