Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

 

Comisión Especial de población y desarrollo social
Carpeta Nº 654 de 2005
Anexo I al
Repartido Nº 498
Mayo de 2007

 

UTILIZACIÓN DEL ESPECTRO RADIOELÉCTRICO Y MEDIOS
COMUNITARIOS DE RADIODIFUSIÓN

 

R e g u l a c i ó n

 

I n f o r m e


 


ÍNDICE DE LOS INFORMES



INFORME EN MAYORÍA Y PROYECTO DE LEY-ENCUENTRO PROGRESISTA-FRENTE AMPLIO-NUEVA MAYORÍA


INFORME EN MINORÍA Y PROYECTO DE LEY-PARTIDO INDEPENDIENTE


INFORME EN MINORÍA Y PROYECTO DE RESOLUCIÓN- PARTIDO NACIONAL

 

 

Comisión Especial de población y
desarrollo social

INFORME EN MAYORÍA

Señores Representantes:

La Comisión Especial de Población y Desarrollo Social, por mayoría, aconseja a la Cámara aprobar el proyecto de ley por el cual se establece el reconocimiento del servicio de radiodifusión comunitaria.

Situación general

La radiodifusión en Uruguay está regida en particular por el Decreto-Ley Nº 14.670, de 23 de junio de 1977. En él se establece que se entiende por radiodifusión "el servicio de radiocomunicaciones cuyas emisiones sonoras, televisivas o similares estén destinadas a la recepción directa del público".

Y en general, se rige también bajo lo establecido por la Ley Nº 16.099, de 3 de noviembre de 1989, la cual dicta las normas referentes a expresión, opinión y difusión, consagradas por la Constitución de la República.

En Uruguay, la historia de la radiodifusión es la historia de la radiodifusión privada, que no es precisamente lo que en el mundo ha sido lo más corriente. Casos típicos, como algunos países europeos sobre todo luego de la posguerra, ofrecen una perspectiva diferente de predominio público o estatal: Francia, Alemania e Inglaterra.

Actualmente se reconocen dos servicios de radiodifusión, el privado comercial y el público estatal. Este proyecto propone reconocer un tercer sector, que denomina de radiodifusión comunitaria.

Origen

El proyecto tiene origen en un conjunto de organizaciones no gubernamentales y públicas que trabajan sobre la temática de la información. En particular, este proyecto tuvo su origen en la actividad conjunta de AMARC, PIT-CNT, APU, ISODE, IELSUR y UDELAR, entre otras organizaciones.

Este aspecto es de importancia para nosotros, pues reconoce las capacidades existentes en la sociedad organizada que sin pretender sustituir los poderes constitucionales, sí asume responsabilidades ciudadanas y propone ante el Poder Legislativo elementos de interés general.

Tratamiento

Ingresa a la Cámara de Representantes el 17 de noviembre de 2005, siendo primero enviada a la Comisión de Industria, Energía y Minería y luego a la Comisión Especial de Población y Desarrollo Social, en la que el día 7 de diciembre se da cuenta del proyecto. Siendo un tema de relevancia e interés es inmediatamente asumido por la Comisión Especial de Población y Desarrollo Social, la que el día 3 de mayo de 2007, finalizó su tratamiento. Esto es significativo del interés que el tema recogió en el seno de la Comisión y de los intereses que actúan.

Fueron recibidas catorce delegaciones, por su orden: AMARC, UDELAR, PIT-CNT, IELSUR, Comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, Cátedra de Libertad de Expresión de la UNESCO, ANDEBU, CORI, RED ORO, RAMI, UCUDAL, FEUU y ECOS, Ministerio de Industria, Energía y Minería, URSEC, Red de Radios Comunitarias Cristianas Evangélicas y se recibe por segunda vez a representantes de ANDEBU y RAMI.

La amplitud de opiniones recibidas en la Comisión difícilmente pudiera haber sido mayor, demostrando la gran cantidad de miradas existentes.

Historia de un aspecto de la Radiodifusión Comunitaria, la Radio Comunitaria.

La existencia de proyectos que utilizaran el espectro radioeléctrico para transmitir opiniones que no eran tomadas por los medios existentes no es tan reciente. Se puede reconocer en el retorno de la democracia un punto a partir del cual comienzan a aparecer proyectos de comunicación radial como las que hoy estamos reconociendo y promoviendo. Recordemos que según la legislación vigente, radiodifusión alude tanto a radio como a televisión, a la vez que prevé otras formas.

Importa reconocer que no se está tratando sobre un tema novedoso. Según cuenta el libro "Las Otras Radios", por el año 1986 con un transmisor elemental y antena artesanal un grupo de jóvenes comenzó a hacer pruebas en el barrio Aires Puros.

En 1986 y 1987 fue por el barrio Malvín y arriba de una camioneta en movimiento que transmitió Radio Luna.

Luego del verano de 1996 varias organizaciones comienzan a trabajar para poner formalmente el debate sobre la mesa. En abril se realiza el Encuentro "Con los Pies en la Tierra y la Voz en el Aire", en la Intendencia Municipal de Montevideo. Los promotores fueron algunas de las radios existentes junto a Comunicación Participativa del Cono Sur (Comcosur),

Grupo Aportes de la Asociación Cristiana de Jóvenes, Centro de Investigaciones Franciscano Ecológico. Según expresaban, su objetivo era "romper el silencio acerca de las radios comunitarias y abrir espacios de debate para sacar a nuestras radios los adjetivos piratas y clandestinas y pasar a los contenidos". El encuentro culminó con la "Declaración de Montevideo" en la que se reivindica el derecho de expresión, los medios de propiedad social con igual categoría que los estatales y privados comerciales y también se reclamaba la separación de la Dirección Nacional de Comunicaciones de la órbita del Ministerio de Defensa Nacional. Entre otras manifestaciones solicitaban la autorización para las radios existentes, así como la reserva de una cuota de frecuencias para empresas sociales sin fines de lucro.

Pero es durante 1996 que se crea un "boom" de estas radios sin autorización de alta centralidad barrial y social, al tiempo que se recrudece el enfrentamiento con el gobierno de entonces y los reclamos de las organizaciones de radios privadas. Se da cuenta entonces de la existencia de La Esquina, Emisora de la Villa, El Puente, Intrusa, Teja Libre, Alternativa, Lejano Oeste, Espacio, Sembrando, Emisora de Emergencia, Uy uy uy, De mente, FEUU, lAVA, Subrreta (Las Piedras), 1811 (Las Piedras), El Anzuelo (El Pinar), Al Sur (Florida) y Oxígeno (Durazno).

Ese mismo año fue un año de varios allanamientos y procedimientos policiales de persecución contra las radios alternativas. En junio la Dirección Nacional de Comunicaciones realizó tres allanamientos simultáneos, que al no encontrar los equipos se llevaron las antenas. En agosto y setiembre hubo una nueva ola de allanamientos y fueron incautados la mayoría de los equipos.

En este escenario se llevó a cabo en noviembre el Foro "Medios de Comunicación Social en Democracia", impulsado por la Coordinadora de Radios Comunitarias y convocado y co-organizado por el Rectorado de la Universidad de la República (UDELAR); Obispo Auxiliar de Montevideo, Monseñor Luis del Castillo; Vicaría Pastoral de Montevideo; Presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Junta Departamental de Montevideo; José D'Elía; SERPAJ; Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (IELSUR); Grupo Aportes y otras organizaciones.

También durante 1997 se siguieron realizando allanamientos junto a otro tipo de acciones menos claras de persecución y amenazas a los integrantes de algunas de las radios. En ese año, es presentado un proyecto por el Poder Ejecutivo por el cual se establecía pena de cárcel para los radiodifusores no autorizados, proyecto que no fue aprobado.

Esta breve reseña que la terminamos en un período de hace exactamente diez años demuestra el interés por la radiodifusión comunitaria y la clara vinculación existente entre las organizaciones sociales sin fines de lucro y la necesidad de tener medios por los que expresarse.

Es de sumo interés destacar que durante los años posteriores las iniciativas no han sido menos y que a partir del año 2000 se nota un cambio, en términos generales, de las políticas hacia estas radios, siendo mayormente aceptadas como un mecanismo legítimo aunque no legal de radiodifusión. Legítimo en tanto viabiliza el ejercicio de un derecho consagrado sin por ello contrariar el interés general o el servicio particular de las radioemisoras privadas. Si esto último sucedía el organismo correspondiente actuaba.

Cabe decir que nadie sabe del paradero de los equipos incautados.

Hasta hoy las radios han tenido varias denominaciones: radios piratas, radios clandestinas, radios ilegales, radios comunitarias, radios alternativas, populares, participativas, etcétera. Poco a poco el concepto del contenido fue primando por sobre los otros y así este fenómeno comienza a reconocerse como radios comunitarias.

Sin embargo, el desarrollo tecnológico y la facilidad de acceso a los medios técnicos necesarios para emitir, fueron abriendo paso a otros contenidos que nada tienen que ver con la radiodifusión comunitaria. Radios que sólo emitían y emiten publicidad pero que en la total ilegalidad no pagan ningún impuesto, generan una clara competencia desleal con las otras radios comerciales que sí pagan, teniendo ambas fines de lucro. Estas radios a nuestro entender no son radios comunitarias y como se verá más adelante no son amparadas por este proyecto.

Derecho comparado en la región

Del estudio presentado por la becaria del PNUD, doctora Laura Di Mayo, queda claro que en los países de la región existe el reconocimiento explícito de la radiodifusión comunitaria en la mayoría de ellos. La reglamentación en general no reconoce limitaciones de potencia para este servicio, a la vez que se reconoce la posibilidad de emitir publicidad bajo diferentes formatos.

Sin dudas existen varios arreglos normativos y legislativos que se adecuan a condiciones nacionales, pero en general se reconoce lo que la propia UNESCO establece según lo cual las radios comunitarias deben actuar en un marco de legalidad facilitado por los Estados, ya que muchas veces "responden en la gran mayoría de los casos a las necesidades, intereses, problemas y expectativas de sectores muchas veces relegados discriminados y empobrecidos de la sociedad civil".

A la vez existen declaraciones específicas de recomendaciones por ejemplo, la OEA para que los Estados miembros legislen en el tema.

Principales aspectos del proyecto

El proyecto consta de veinte artículos organizados en cuatro capítulos.

Los elementos centrales del proyecto se asientan sobre la base del reconocimiento del servicio de radiodifusión comunitaria, su definición según sus objetivos y no por limitaciones de la potencia o alcance, así como la no finalidad de lucro, la sustentabilidad y la propiedad social del medio. Por otra parte se crea el Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria.

El mundo, actualmente, reconoce este servicio pero es lícito preguntarse su validez. Este proyecto opta por la legislación de un aspecto que podría tener otro camino, como la exclusiva reglamentación según la normativa existente o simplemente la represión y penalización.

Se entiende como necesario y se asume estar en condiciones de ordenar todo el espectro radioeléctrico, estableciendo las garantías para todos y no dejándolo exclusivamente a la competencia de capacidades estrictamente vinculadas con lo tecnológico, fuertemente asociadas a las económicas.

El Capítulo I establece los principios generales a través de los que no se reconoce otra limitante para la utilización del espectro radioeléctrico, que la resultante de establecer las garantías para el ejercicio del derecho de todos los habitantes de la República a la libertad de expresión y la libertad de información.

También dice del derecho al uso equitativo de frecuencias radioeléctricas, en tanto el espectro radioeléctrico es patrimonio común de la humanidad sujeto a administración de los Estados. Se establecen los principios para la administración del espectro radioeléctrico, según promoción de pluralidad y diversidad, no discriminación, transparencia y publicidad de procedimientos.

El Capítulo II habla del servicio de radiodifusión comunitaria.

El artículo 4º define lo que se entiende como servicio de radiodifusión comunitaria, el que será un servicio no estatal de interés público, prestado por asociaciones civiles sin fines de lucro con personería jurídica y orientado a satisfacer las necesidades de comunicación social.

Tendrá por finalidad la promoción del desarrollo social, los derechos humanos, la diversidad cultural, la pluralidad de informaciones y opiniones, los valores democráticos, la satisfacción de las necesidades de comunicación social y la convivencia pacífica. No podrá realizar proselitismo ni promover la discriminación de raza, etnia, género, orientación sexual, religión, edad o de cualquier otro tipo.

El inciso cuarto del artículo 4º establece que en ningún caso se entenderá que el servicio de radiodifusión comunitaria implique necesariamente un servicio de cobertura geográfica restringida y expresa que el alcance del mismo dependerá de la disponibilidad y planes de uso del espectro y la propuesta de comunicación de la emisora.

Se indica, asimismo, que la promoción de la producción sea propia, nacional o local.

El artículo 5º refiere a la reserva del espectro radioeléctrico por parte del Poder Ejecutivo, previo informe de la URSEC y opinión del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria, para el servicio de radiodifusión comunitaria.

El artículo 6º dice de los titulares del servicio de radiodifusión comunitaria. Éstos serán asociaciones civiles sin fines de lucro con personería jurídica. También se reconoce la titularidad a grupos o personas organizadas sin fines de lucro según se establece en el presente proyecto de ley.

En tanto que los titulares de un servicio de radiodifusión comunitaria no podrán ser beneficiarios ni adjudicatarios de participar de más de una frecuencia por banda de radiodifusión para este servicio. Deberán ser ciudadanos naturales o legales y estar domiciliados real y permanentemente en la República, en el área de alcance o cobertura de la emisora.

El artículo 7º establece el mecanismo de adjudicación del Poder Ejecutivo de los canales del espectro radioeléctrico para el servicio de radiodifusión comunitaria. Requerirá resolución del Poder Ejecutivo de acuerdo a la reglamentación correspondiente, previo informe técnico de la URSEC y opinión preceptiva del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria. Como principio general para la asignación se entiende que el proceso se hará a través de llamados públicos realizados con amplia publicidad y al menos dos veces al año, sin perjuicio de lo cual, ante una solicitud de una entidad interesada y existiendo disponibilidad, el Poder Ejecutivo no podrá negar la apertura de un llamado a concurso público.

Los criterios para la asignación de frecuencias se establecen en el artículo 8º teniendo en consideración el plan de servicios a la comunidad, los mecanismos previstos para asegurar la participación en la gestión y programación; y, antecedentes de trabajo social y comunitario en la zona de cobertura solicitada.

Las frecuencias serán otorgadas por un plazo de diez años según dice el artículo 9º, con posibilidades de prórroga por períodos de cinco años.

La sustentabilidad del proyecto de radiodifusión comunitaria se trata en el artículo 10, en el cual se reconoce que las entidades sin fines de lucro que brinden servicio de radiodifusión comunitaria tendrán derecho a asegurar su sustentabilidad económica, independencia y desarrollo, a cuyos efectos podrán obtener recursos, entre otras fuentes, de donaciones, aportes solidarios, auspicios, patrocinios y publicidad incluso oficial.

La totalidad de estos recursos deberán ser invertidos en el funcionamiento y mejoras en la prestación del servicio. Comprende a la no finalidad de lucro como la actividad que no persigue la obtención de ganancias para su acumulación o su distribución o su inversión en objetivos diferentes de los que corresponden al servicio de radiodifusión comunitaria.

Para que esto pueda ser efectivamente ejercitado, se establece en el inciso cuarto de este artículo la realización de una auditoría anual en las emisoras comunitarias.

Los titulares no podrán transferir, ceder, arrendar o vender de ninguna forma los derechos derivados de la asignación de la frecuencia, tal como dice el artículo 11.

La revocatoria de la asignación recibida se hará por lo manifiesto en el artículo 12, aun antes del plazo establecido a las emisoras que incumplan los objetivos y finalidades del servicio de radiodifusión comunitaria para los que le fue asignada la frecuencia; incumplan el plan de servicios a la comunidad, cuyos titulares incumplan lo expresado en el artículo 6º; no inviertan los recursos económicos obtenidos de acuerdo a lo establecido en el inciso primero del artículo 10.

Además del servicio de radiodifusión comunitaria este proyecto a través del artículo 13 reconoce las frecuencias compartidas para uso de carácter comunitario. Éstas serán asignadas por el Poder Ejecutivo dentro de la reserva prevista para el servicio de radiodifusión comunitaria, actuando por el Ministerio de Educación y Cultura y con asesoramiento de la URSEC. Se asignarán una o más frecuencias por departamento para ser utilizadas exclusivamente y de manera compartida por iniciativas con carácter comunitario.

Podrán utilizar parcialmente estas frecuencias compartidas para uso de carácter comunitario (algunas horas o días a la semana), las organizaciones civiles sin fines de lucro y aquellos grupos de personas organizadas que no persigan fines de lucro y cuyas propuestas de comunicación, en opinión del Consejo Honorario Asesor, tengan carácter local y resulten compatibles con la finalidad del servicio de radiodifusión comunitaria.

En el Capítulo III se crea el Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria (CHARC).

El artículo 15 crea el CHARC, el que actuará de forma independiente y en la órbita administrativa de la URSEC, el que será consultado preceptivamente para la elaboración de la reglamentación de esta ley y los pliegos y mecanismos de asignación.

Estará integrado, según el artículo 16, por nueve miembros honorarios, un representante del Ministerio de Industria, Energía y Minería, que lo presidirá; un representante del Ministerio de Educación y Cultura; un representante de la Asamblea General del Poder Legislativo; dos representantes de los medios de radiodifusión comunitarios; un representante de la Universidad de la República; un representante rotativo de las universidades privadas reconocidas por el Ministerio de Educación y Cultura y que posean carreras de Comunicación y dos representantes de las organizaciones no gubernamentales que tengan como finalidad el estudio, promoción y defensa de la libertad de expresión.

Tendrá por cometidos participar en la elaboración de la reglamentación de la presente ley, emitir opinión en todos los trámites de asignación de frecuencias del servicio de radiodifusión comunitaria, convocar con la URSEC las audiencias previstas, garantizar la publicidad de los procedimientos, así como emitir opinión en todos los procedimientos de contralor realizados por la URSEC que tengan por objeto determinar si el servicio brindado cumple o ha cumplido con sus compromisos y la finalidad del servicio de radiodifusión comunitaria.

El Capítulo IV trata de disposiciones finales transitorias.

El artículo 18 señala que en todo lo no previsto en el presente proyecto y en cuanto no se oponga a éste serán aplicables las normas generales que regulan los servicios de radiodifusión.

Por el artículo 19 el Poder Ejecutivo reglamentará dentro de un plazo de treinta días a partir de la entrada en vigencia de la ley, el sistema de elección de representantes para el CHARC y el funcionamiento del mismo, que deberá quedar instalado formalmente dentro del plazo de los sesenta días a partir de la entrada en vigencia de la ley.

El Poder Ejecutivo procederá a reglamentar la ley dentro del plazo de los sesenta días siguientes a la instalación del CHARC.

El artículo 20 trata sobre la regularización de la situación referente a la utilización del espectro radioeléctrico.

Se establece que dentro del plazo de sesenta días de entrada en vigencia de este proyecto de ley, la URSEC realizará un censo para establecer el número y la ubicación de radios comunitarias. La presentación será voluntaria.

Se indica que durante el período de realización del censo no serán de aplicación las infracciones previstas en diferentes normas contra emisoras que estén brindando servicio de radiodifusión comunitaria sin autorización del Poder Ejecutivo en los términos definidos por los artículos 4º y 13, siempre y cuando hayan iniciado sus transmisiones antes de los doce meses de aprobada esta ley y no provoquen interferencias perjudiciales.

Las emisoras serán habilitadas a transmitir temporalmente hasta que recaiga una decisión definitiva sobre su situación.

A partir de los sesenta días de terminado el censo, la URSEC en consulta con el CHARC establecerá los mecanismos de la regularización de las emisoras identificadas como comunitarias. Esto se realizará según los procedimientos siguientes: en el caso de existir limitaciones de espectro se abrirá un período de negociación para la búsqueda de una solución autorregulada entre los operadores habilitados temporalmente, en caso contrario, se habilitará un concurso de oposición y méritos, siguiendo los criterios establecidos en la ley y su reglamentación. Por otro lado, en caso de existir disponibilidad del espectro se procederá a la habilitación definitiva del servicio en las condiciones y plazos que se establecen en el proyecto.

Se señala también que a los efectos de dar cumplimiento a la reserva establecida por el artículo 5º, en reconocimiento de la existencia de localidades o bandas donde la disponibilidades técnicas de frecuencias resultan limitadas, las frecuencias aún vacantes serán asignadas exclusivamente para el servicio de radiodifusión comunitaria y medios públicos.

Por último, a sabiendas de la creciente digitalización del sector de la radiodifusión se reconoce que las nuevas frecuencias que por ello puedan ser liberadas, deberán ser asignadas con el fin de ajustarse a lo establecido por este proyecto de ley.

Luego de descripto el proyecto en sus ideas centrales y adelantando algunas modificaciones a ser realizadas en Sala, la Comisión Especial de Población y Desarrollo Social de la Cámara de Representantes recomienda al Cuerpo aprobar el proyecto de ley que se adjunta.

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

PABLO ÁLVAREZ LÓPEZ
Miembro Informante
DOREEN JAVIER IBARRA
EDGARDO ORTUÑO
JUAN JOSÉ PIÑEYRÚA
JUAN ANDRÉS ROBALLO
JUAN C. SOUZA
HORACIO YANES

 

PROYECTO DE LEY

CAPÍTULO I

Principios generales

Artículo 1º. (Derecho a la libertad de expresión, comunicación e información y a fundar un medio de comunicación por radiodifusión).- La radiodifusión es un soporte técnico para el ejercicio, preexistente a cualquier intervención estatal, del derecho humano a la libertad de expresión y la libertad de información. Por ello no existirá otra limitación a la utilización del espectro radioeléctrico que la resultante de establecer las garantías para el ejercicio de los derechos de todos los habitantes de la República, lo que define los límites y el carácter de la intervención estatal en su potestad de administrar la asignación de frecuencias.

Artículo 2º. (Derecho al uso equitativo de frecuencias radioeléctricas).- El espectro radioeléctrico es un patrimonio común de la humanidad sujeto a administración de los Estados y por tanto el uso equitativo a las frecuencias de toda la sociedad uruguaya constituye un principio general de su administración.

Artículo 3º. (Principios para la administración del espectro radioeléctrico).- El Estado administrará las frecuencias radioeléctricas garantizando los derechos establecidos en los artículos 1º y 2º de la presente ley, en base a los siguientes principios:

A) Promoción de la pluralidad y diversidad; la promoción de la diversidad debe ser un objetivo primordial de la legislación de radiodifusión, de esta ley en particular y de las políticas públicas que desarrolle el Estado.

B) No discriminación; se deberá garantizar igualdad de oportunidades para el acceso de los habitantes de la República, a los medios de comunicación electrónicos para que puedan ejercer su derecho a la información y libertad de expresión con las solas exclusiones que esta ley determinará con el objeto de sostener el mencionado principio y prevenir prácticas de favorecimiento.

C) Transparencia y publicidad en los procedimientos y condiciones de otorgamiento de las asignaciones de frecuencias, que permita el efectivo contralor por parte de los ciudadanos.

CAPÍTULO II

Servicio de Radiodifusión Comunitaria

Artículo 4º. (Servicio de Radiodifusión Comunitaria).- El Estado tiene la obligación de garantizar y promover el servicio de radiodifusión comunitaria en base a los derechos y principios consagrados en el Capítulo I.

Se entenderá por servicio de radiodifusión comunitaria el servicio de radiodifusión no estatal de interés público, prestado por asociaciones civiles sin fines de lucro con personería jurídica o por aquellos grupos de personas organizadas que no persigan fines de lucro (artículos 6º y 13 de la presente ley) y orientado a satisfacer las necesidades de comunicación social y habilitar el ejercicio del derecho a la información y libertad de expresión de los habitantes de la República.

Su finalidad será la promoción del desarrollo social, los derechos humanos, la diversidad cultural, la pluralidad de informaciones y opiniones, los valores democráticos, la satisfacción de las necesidades de comunicación social, la convivencia pacífica y el fortalecimiento de los vínculos que hacen a la esencia de la identidad cultural y social. No podrán realizar proselitismo, ni promover la discriminación de raza, etnia, género, orientación sexual, religión, edad o de cualquier otro tipo.

En ningún caso se entenderá que el servicio de radiodifusión comunitaria implica necesariamente un servicio de cobertura geográfica restringida, estando definido por su finalidad pública y social y no por el alcance de la emisión, el cual dependerá de la disponibilidad y planes de uso del espectro y la propuesta comunicacional de la emisora.

De acuerdo con la función y responsabilidad que poseen los servicios de radiodifusión comunitaria, su programación deberá ser preferentemente de producción propia y nacional (departamental o local).

La programación también incluirá espacios de producción independiente, preferentemente la realizada por grupos sociales o personas que habiten el área de alcance de la emisora y siempre que la misma sea compatible con la finalidad del servicio.

Artículo 5º. (Reserva del espectro radioeléctrico).- El Poder Ejecutivo, previo informe de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC) y opinión del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria, reservará para la prestación del servicio de radiodifusión comunitaria y otros sin fines de lucro, al menos un tercio del espectro radioeléctrico por cada localidad en todas las bandas de frecuencia de uso analógico y digital y para todas las modalidades de emisión.

La reserva deberá ser actualizada anualmente y será de conocimiento público.

Artículo 6º. (Titulares).- Serán titulares del servicio de radiodifusión comunitaria, las asociaciones civiles sin fines de lucro con personería jurídica reconocidas por el Ministerio de Educación y Cultura o en trámite de constitución.

Podrán serlo también aquellos grupos de personas organizadas sin fines de lucro en los términos que prevé el artículo 13 de la presente ley. En este último caso una o más personas físicas que integren real y efectivamente la organización y ejerzan autoridad en la misma deberán hacerse enteramente responsables de los contenidos a emitir mediante declaración jurada a presentar ante el Ministerio de Educación y Cultura, con formalidades análogas a las previstas en el artículo 4º de la Ley Nº 16.099, de 3 de noviembre de 1989, en lo que sea pertinente. Todo ello sin perjuicio de cumplir con los demás requisitos establecidos en los numerales siguientes del presente artículo.

1.- Los titulares de un servicio de radiodifusión comunitaria y sus directores, administradores, gerentes o personal en quien se delegue la autoridad y responsabilidad en la conducción y orientación de la emisora, no podrán ser beneficiarios ni adjudicatarios de participar, parcial o totalmente, directa o indirectamente, de más de una frecuencia por banda de radiodifusión para el servicio de radiodifusión comunitaria. Dichas personas tampoco podrán ser titulares o parientes de titulares (en línea recta o colateral hasta el segundo grado) de otros medios de radiodifusión no comunitarios.

2.- Los directores, administradores, gerentes o personal en quien se delegue la autoridad y responsabilidad de la conducción y orientación de la emisora deberán ser ciudadanos naturales o legales en ejercicio de la ciudadanía, estar domiciliados real y permanentemente en la República, en el área de alcance o cobertura de la emisora.

Artículo 7º. (Adjudicación del Poder Ejecutivo).- La asignación del canal respectivo del espectro radioeléctrico para la instalación y operación de estaciones de radiodifusión comunitaria requerirá de resolución del Poder Ejecutivo de conformidad con la reglamentación correspondiente, previo informe técnico de la URSEC y opinión preceptiva del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria. Este último contará con un plazo de sesenta días para pronunciarse. De no hacerlo en el plazo referido se interpretará en términos favorables la solicitud.

El principio general para la asignación de frecuencias para servicios de radiodifusión comunitaria será el concurso abierto y público, previa realización de audiencia pública.

El proceso de asignación de frecuencia se hará:

A) A través de llamados públicos que serán realizados con amplia publicidad y en principio al menos dos veces al año, atendiendo a planes y políticas nacionales de gestión del espectro. Sin perjuicio de lo anterior, ante una solicitud de una entidad interesada y existiendo disponibilidad del espectro radioeléctrico en la localidad, el Poder Ejecutivo no podrá negar la apertura de un llamado a concurso público ampliamente publicitado, en un plazo no mayor de ciento ochenta días desde que fuera substanciada la solicitud.

B) Si no hubiera otros interesados, previa audiencia pública y pleno cumplimiento de los requisitos previstos, se asignará a la asociación interesada una frecuencia en las condiciones establecidas en el llamado.

El Poder Ejecutivo estará obligado a conceder la asignación de frecuencia de servicio de radiodifusión comunitaria, cuando substanciado el concurso público y abierto, especialmente convocado al efecto, o efectuada una solicitud de interesado en ausencia de concurso, se cuente con opinión favorable del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria y se cumpla con los requisitos y procedimientos exigidos en esta ley y su reglamentación.

En cada caso y según la modalidad de asignación, los requisitos administrativos y económicos, y las características técnicas exigidas serán únicamente las estrictamente necesarias para garantizar su funcionamiento y el más pleno ejercicio de derechos al conjunto de los habitantes de la República.

Artículo 8º. (Criterios para la asignación de frecuencias).- Las asignaciones de frecuencias para servicios de radiodifusión comunitaria tendrán opinión preceptiva por parte del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria y se otorgarán en consideración a los siguientes criterios:

A) El plan de servicios a la comunidad que pretende brindar el solicitante, en consonancia con los principios que definen al servicio de radiodifusión comunitaria (literal A) del artículo 4º).

B) Los mecanismos previstos para asegurar la participación ciudadana en la gestión y programación de la emisora.

C) Los antecedentes de trabajo social y comunitario en la zona de cobertura solicitada.

D) Las referencias de personas, organizaciones o instituciones sociales representativas del plan de servicios a la comunidad y de la propuesta de comunicación que se pretende brindar.

Artículo 9º. (Plazo).- Las asignaciones de frecuencias para el servicio de radiodifusión comunitaria serán otorgadas por un plazo de diez años.

Podrán prorrogarse por períodos de cinco años condicionado al cumplimiento de las condiciones de asignación y la celebración de una audiencia pública previa y siempre que no existan limitaciones de espectro confirmado por informes técnicos. En caso contrario, y si hubiere otros interesados, será posible la renovación por cinco años previo concurso en las condiciones fijadas por esta ley y el reglamento respectivo.

Artículo 10. (Sustentabilidad económica).- Las entidades sin fines de lucro que brinden servicio de radiodifusión comunitaria tendrán derecho a asegurar su sustentabilidad económica, independencia y desarrollo, a cuyos efectos podrán obtener recursos, entre otras fuentes, de donaciones, aportes solidarios, auspicios, patrocinios y publicidad incluso oficial, de la cual no serán discriminadas.

La totalidad de los recursos que obtengan las entidades que brinden el servicio de radiodifusión comunitaria por y para este servicio, deberán ser invertidos en el funcionamiento y mejoras en la prestación del mismo y el desarrollo de los objetivos del servicio de radiodifusión comunitaria.

La ausencia de finalidad de lucro debe ser entendida como la actividad que no persigue la obtención de ganancias para su acumulación o su distribución o su inversión en objetivos diferentes de los que corresponden al servicio de radiodifusión comunitaria (literal A) del artículo 4º).

Se realizará una auditoria anual en las emisoras comunitarias a los efectos de demostrar la correcta aplicación del inciso primero del presente artículo y su coherencia con los principios del servicio.

Artículo 11. (Intransferibilidad).- Los titulares originales de frecuencias de radiodifusión comunitaria no podrán ceder, vender, arrendar o transferir de ninguna forma a terceros los derechos derivados de la asignación.

Artículo 12. (Revocatoria).- Serán pasibles de revocatoria de la asignación recibida, aún antes del plazo establecido, aquellas emisoras que, previa opinión de la URSEC y el Consejo Honorario Asesor, y cumplidas las garantías del debido proceso:

A) Incumplan los objetivos y finalidades del servicio de radiodifusión comunitaria para los cuales les fue asignada dicha frecuencia.

B) Incumplan el Plan de Servicios a la Comunidad y otros compromisos asumidos públicamente.

C) Cuyos titulares, directores, administradores, gerentes o personal en quien se delegue la autoridad y responsabilidad en la conducción y orientación de la emisión incumplan las condiciones expresadas en los numerales 1 y 2, del artículo 6º de la presente ley.

D) Cedan, vendan, arrienden o transfieran de cualquier forma los derechos derivados de.

E) No inviertan los recursos económicos obtenidos de acuerdo a lo establecido en el inciso segundo del artículo 10 de la presente ley.

Artículo 13. (Frecuencias compartidas para uso de carácter comunitario).- El Poder Ejecutivo, dentro de la reserva de espectro prevista en el artículo 5º, actuando por intermedio del Ministerio de Educación y Cultura y con asesoramiento de la URSEC, asignará una o más frecuencias por Departamento para ser utilizadas exclusivamente y de manera compartida por iniciativas con carácter comunitario.

Podrán utilizar parcialmente estas frecuencias compartidas para uso de carácter comunitario (algunas horas o días a la semana):

A) Las asociaciones civiles sin fines de lucro con personería jurídica.

B) Aquellos grupos de personas organizadas que no persigan fines de lucro y cuyas propuestas de comunicación, en opinión del Consejo Honorario Asesor, tengan carácter local y resulten compatibles con la finalidad del servicio de radiodifusión comunitaria.

El uso de estos espacios compartidos se extenderá por un plazo igual o menor a un año. En el caso de las propuestas provenientes de instituciones educativas de carácter universitario o iniciativas sociales que no pudieran hacer uso completo de una frecuencia pero acrediten y justifiquen sostener la iniciativa por más tiempo, podrán renovar o prorrogar su uso por plazos iguales, previa evaluación de los compromisos asumidos, opinión favorable del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria y aprobación de la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura.

Las frecuencias para uso de carácter comunitario se compartirán entre los solicitantes que tuvieran interés, de acuerdo a los procedimientos y criterios de selección previstos en la presente ley y la reglamentación respectiva.

Compete a la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura promover y difundir la libertad de expresión y el derecho a la información, en especial a través de las frecuencias que previamente le serán asignadas, identificando y asignando el uso compartido de las mismas a iniciativa de carácter comunitario sin fines de lucro.

Todos y cada uno de los espacios de carácter comunitario deberán ser asignados por concurso abierto u otro mecanismo competitivo. Los requisitos exigidos serán compatibles con lo establecido en el inciso cuarto del artículo 7º.

CAPÍTULO III

Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria

Artículo 14. (Participación ciudadana).- El Poder Ejecutivo deberá establecer mecanismos que garanticen la participación ciudadana en la aplicación de la normativa sobre radiodifusión comunitaria y en la elaboración, decisión, implementación y seguimiento de las políticas hacia el sector.

Artículo 15. (Creación del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria).- Créase un Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria que actuará en forma independiente y en la órbita administrativa de la URSEC, el cual será consultado preceptivamente para la elaboración del reglamento a esta ley, los pliegos y mecanismos de asignación de frecuencias y la consideración de las solicitudes presentadas, entre otras.

Artículo 16.- El Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria estará integrado por nueve miembros honorarios: un representante del Ministerio de Industria, Energía y Minería que lo presidirá, un representante del Ministerio de Educación y Cultura, un representante de la Asamblea General, dos representantes de los medios de radiodifusión comunitarios, un representante de la Universidad de la República, un representante rotativo de las Universidades privadas reconocidas por el Ministerio de Educación y Cultura que posean las carreras de Comunicación y dos representantes de las organizaciones no gubernamentales que tengan como finalidad el estudio, promoción y defensa de la libertad de expresión.

Artículo 17. (Cometidos).- El Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria tendrá como cometidos:

A) Participar en la elaboración de la reglamentación de la presente ley y de los pliegos y procedimientos para la asignación de frecuencias del servicio de radiodifusión comunitaria.

B) Determinar las pautas para la evaluación de los criterios de selección en consideración a los requisitos previstos en el artículo 8º de la presente ley.

C) Emitir opinión en todos los trámites de asignación de frecuencias del servicio de radiodifusión comunitaria, en relación con todos los aspectos de la solicitud de que trate y su conformidad o no con las finalidades del servicio de radiodifusión comunitaria (inciso primero del artículo 4º de la presente ley).

D) Convocar, junto a la URSEC, las audiencias públicas previstas en la presente ley y presidirlas.

E) Garantizar la publicidad y el acceso de cualquier persona a conocer las actuaciones que se substancien en los procedimientos de asignación de frecuencias de servicio de radiodifusión comunitaria.

F) Determinar los medios idóneos para la difusión y publicidad de la solicitud de asignación.

G) Emitir opinión en todos los procedimientos de contralor realizados por la URSEC que tengan por objeto determinar si el servicio brindado cumple o ha cumplido con sus compromisos y la finalidad del servicio de radiodifusión comunitaria (artículos 7º, ,10,12,13 y 20 de la presente ley).

CAPÍTULO IV

Disposiciones finales transitorias

Artículo 18. (Normas aplicables).- En todo lo no previsto en la presente ley y en cuanto no se oponga a ésta, serán aplicables las normas generales que regulan los servicios de radiodifusión, sin perjuicio de la revisión de normas técnicas y planes de uso del espectro necesarios para dar cumplimiento a las disposiciones de esta ley y atendiendo las especificidades del servicio.

Artículo 19. (Reglamentación de la presente ley).- El Poder Ejecutivo reglamentará dentro de un plazo de treinta días a partir de la vigencia de la presente ley, el sistema de elección de representantes para el Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria y el funcionamiento del mismo, el cual deberá quedar formalmente instalado dentro del plazo de sesenta días a partir de la vigencia de la presente ley.

El Poder Ejecutivo procederá a reglamentar la presente ley dentro de los sesenta días siguientes a la instalación del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria, con opinión preceptiva del mismo y de la URSEC.

Artículo 20. (Regularización).- Dentro del plazo de sesenta días de la entrada en vigencia la presente ley, la URSEC realizará un censo para establecer el número y la ubicación de radios comunitarias. La presentación de las emisoras será voluntaria y se les proveerá de formularios adecuados para que den debida cuenta del cumplimiento de los requisitos y características previstas en la presente ley para el servicio de radiodifusión comunitaria.

La Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones, en conjunto con el Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria, determinarán el cumplimiento de estas disposiciones, momento a partir del cual dichas emisoras se considerarán efectivamente censadas y habilitadas a iniciar el trámite de regularización.

Durante el período de realización del censo, no serán de aplicación las infracciones previstas en el Decreto-Ley Nº 14.670, de 23 de junio de 1977, ni las sanciones establecidas en el artículo 89 de la Ley Nº 17.296, de 21 de febrero de 2001, contra emisoras que estén brindando sin autorización del Poder Ejecutivo, servicio de radiodifusión comunitaria en los términos definidos por los artículos 4º y 13 de la presente ley y concordantes, siempre y cuando hayan iniciado sus transmisiones antes de los doce meses de aprobada esta ley y no provoquen interferencias perjudiciales entre si o a otros operadores.

Las emisoras comunitarias serán habilitadas temporalmente a trasmitir hasta que recaiga una decisión definitiva sobre su situación, previo cumplimiento de los alcances de los artículos precedentes.

A partir de los siguientes sesenta días al cierre del censo nacional, la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones, en consulta con el Consejo Honorario Asesor establecerá los mecanismos para la regularización definitiva de las emisoras identificadas como comunitarias, siguiendo los siguientes procedimientos:

A) En el caso de existir limitaciones de espectro para dar cabida a varios interesados en las condiciones solicitadas, la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones abrirá un período de negociación para la búsqueda de una solución autorregulada entre los operadores habilitados temporalmente para un aprovechamiento óptimo del recurso escaso. En caso contrario, pasados quince días desde el inicio de las conversaciones, se habilitará automáticamente un concurso de oposición y méritos entre los mismos, siguiendo los criterios de la presente ley y su reglamentación.

B) En el caso de haber disponibilidad de espectro y no ser necesario un concurso de oposición y méritos, se procederá a la habilitación definitiva del servicio, en las condiciones y plazos que establece la presente ley, adecuando si fuera necesario, las características técnicas del proyecto para el mejor cumplimiento de los objetivos y plan de servicios de la emisora y los planes técnicos nacionales.

Los llamados o solicitudes para nuevos operadores del servicio de radiodifusión comunitaria podrán realizarse a partir de los ciento ochenta días de la vigencia de la presente ley.

A los efectos de dar cumplimiento a la reserva de espectro prevista en el artículo 5º de la presente ley, y en consideración que existen localidades o bandas donde actualmente la disponibilidad técnica de frecuencias resulta limitada para cumplir con dicha reserva, las frecuencias aún vacantes en ellas serán asignadas exclusivamente para el servicio de radiodifusión comunitaria.

Las frecuencias que se liberen en un futuro, producto de la digitalización, procedimientos que optimicen el espectro radioeléctrico u otras razones, deberán ser asignadas con el fin de ajustarse al porcentaje establecido en la presente ley.

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

PABLO ÁLVAREZ LÓPEZ
Miembro Informante
DOREEN JAVIER IBARRA
EDGARDO ORTUÑO
JUAN JOSÉ PIÑEYRÚA
JUAN ANDRÉS ROBALLO
JUAN C. SOUZA
HORACIO YANES
Comisión Especial de población y
desarrollo social

INFORME EN MINORÍA

Señores Representantes:

El espectro radioeléctrico es un recurso natural de dimensiones limitadas que forma parte del patrimonio de la Nación. Actualmente es utilizado por un gran número de operadores de frecuencias diferentes, en bandas distintas. Las más notorias, AM y FM, son emisoras con fines de lucro, y las autorizaciones para operar, han sido siempre provisorias y revocables. Las adjudicaciones de estas emisoras es una competencia del Poder Ejecutivo, a través de Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Minería. En tal sentido, dejamos constancia que este tema debió ser analizado por la Comisión de Industria, Energía y Minería de la Cámara de Representantes.

Desde tiempo atrás, en distintos lugares del país, en forma irregular, sin un marco legal que las autorice a funcionar, han operado radioemisoras de corto alcance, con motivaciones vinculadas a determinados entorno geográfico (barriales o locales) o incluso temático. Este proyecto, que ponemos a consideración de la Cámara de Representantes, tiene como objeto regular la actividad de las radioemisoras conocidas como radios comunitarias.

La regulación de estos espacios debe ser parte de un marco normativo de carácter general que actualice la regulación del espacio radioeléctrico en su totalidad, tarea que debiera encarar la URSEC a la brevedad. No obstante, la inacción de la URSEC en particular, y del Poder Ejecutivo en general, a este respecto, determina la necesidad de encarar un marco regulatorio básico para las radios comunitarias, de forma tal de estimular la acción de los órganos competentes y desalentar las crecientes expectativas alentadas por el propio gobierno.

A nuestro juicio, el proyecto impulsado por la mayoría de la Comisión, pone la "carreta delante de los bueyes", porque en lugar de establecer un marco legal que regule el espectro radioeléctrico en su globalidad, se preocupa exclusivamente por desarrollar un amplio marco normativo que solo refiere a las llamadas radios comunitarias.

En nuestra opinión, es necesario regular la situación de las radios comunitarias (el primer proyecto presentado en el ámbito legislativo en noviembre de 1998 lleva nuestra firma) para evitar un uso caótico del espectro radioeléctrico, al tiempo que el Poder Ejecutivo (por supuesto, con el asesoramiento de la URSEC) promueve un marco general que regule el conjunto del espectro radioeléctrico.

El proyecto que promovemos define a los servicios de radiodifusión comunitarios como aquellos comprendidos dentro del espectro radioeléctrico a que refiere la presente ley, cuyas emisiones sonoras operen en la banda de Frecuencia Modulada (FM), con baja potencia y cobertura restringida, cuyos fines se adecuen a los establecidos en los estatutos de las organizaciones referidas en el siguiente artículo.

Establece los requisitos indispensables para su autorización a funcionar:

a) los usuarios deben ser asociaciones civiles sin fines de lucro.
b) no podrán tener carácter comercial ni emitir publicidad.

Para autorizar el funcionamiento de estas emisoras, se manejan diversos criterios que tienen que ver con aspectos técnicos, con la posibilidad abierta para los interesados en la instalación de este tipo de radioemisoras, e incluso la forma de utilización de horarios y frecuencias. En este sentido se trata de establecer normas absolutamente equitativas para todos, con las garantías técnicas que correspondan al tipo de radioemisoras.

A los efectos de dar cumplimiento a las disposiciones del presente proyecto se plantea la creación de la Comisión Honoraria Administradora del Espacio Radioeléctrico, con una integración plural, donde estén representados los radiodifusores, comerciales y comunitarios, lo que redundará en mayores garantías para todos.

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

IVÁN POSADA
Miembro Informante

 

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º. (Definición).- Se consideran servicios de radiodifusión comunitaria, a los servicios de radio comunicación comprendidos dentro del espectro radioeléctrico a que refiere la presente ley, cuyas emisiones sonoras operen en la banda de Frecuencia Modulada (FM), con baja potencia y cobertura restringida, cuyos fines se adecuen a los establecidos en los estatutos de las organizaciones referidas en el siguiente artículo.

Artículo 2º.- (Autorización).- Sólo podrán solicitar autorización para operar una emisora de radio comunitaria las asociaciones civiles sin fines de lucro, con estatutos debidamente autorizados por la autoridad competente.

Artículo 3º.- (Prohibición).- Las emisoras de radio de carácter comunitario no podrán desarrollar actividad comercial de ninguna naturaleza ni emitir publicidad bajo ninguna forma.

Artículo 4º.- (Criterios).- Las autorizaciones de funcionamiento de las emisoras de radio comunitarias deberán tener en cuenta los siguientes criterios:

A) El Poder Ejecutivo, asignará en cada departamento, un rango de frecuencias no menor a tres canales consecutivos, estableciéndose las normas técnicas correspondientes teniéndose en cuenta las disposiciones vigentes y lo dispuesto en la presente ley.

B) La Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC) llamará a interesados, mediante un comunicado público, que se difundirá al menos, por medio de dos órganos de prensa escrita de circulación nacional, el Diario Oficial, cinco informativos radiales y dos informativos televisivos. Además, en los departamentos del interior del país, el comunicado se difundirá al menos en un órgano, de prensa escrita, radial y televisiva, del lugar correspondiente al llamado.

C) La reglamentación dictada por el Poder Ejecutivo, previo asesoramiento de la URSEC, establecerá los procedimientos técnicos para la calificación de los interesados.

D) En caso de existir más de un interesado para el mismo espacio la adjudicación a estos, deberá ajustarse a los siguientes criterios:

1) Asignar segmentos horarios, no menores a veinte horas semanales.

2) En cada segmento, no menos de cuatro horas que corresponderán a sábado o domingo.

3) Los segmentos serán individualizados mediante una letra, y se reglamentará un procedimiento de rotación tal, que cada asociación civil responsable de la emisión pueda acceder a distintos horarios y días, por período semanal.

Artículo 5º. (Autorizaciones extraordinarias).- El Poder Ejecutivo podrá autorizar en forma extraordinaria, por razones fundadas, previo asesoramiento de la URSEC, solicitudes para operar emisoras dentro del Espacio Eléctrico Comunitario, cuando se trate de un área temática específicamente determinada y por un período de emisión menor a treinta días.

Artículo 6º. (Creación).- Créase la Comisión Asesora Honoraria de Radiodifusión, que funcionará en el ámbito administrativo de la URSEC y estará integrada por cinco miembros: un representante del Ministerio de Educación y Cultura que la presidirá, dos representantes de las radioemisoras comunitarias y dos representantes de las entidades más representativas que agrupen a la radiodifusores privados.

Artículo 7º. (Cometidos).- Los cometidos de la Comisión referida en el artículo anterior serán los de asesorar preceptivamente a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación en los llamados a interesados, adjudicación de las frecuencias, determinación de las zonas, de los horarios de emisión, del sistema de rotación y, en general, de la administración del uso del espacio autorizado.

Artículo 8º. (Registro).- Cométase a la URSEC la creación de un registro de las autorizaciones concedidas para operar a radioemisoras comunitarias.

Artículo 9º. (Sanciones).- Será aplicable a las radioemisoras comunitarias el régimen de sanciones previsto en el Decreto-Ley 14.670, de 15 de junio de 1977.

Artículo 10. (Reglamentación).- El Poder Ejecutivo, previo asesoramiento de la URSEC, reglamentará la presente ley en un plazo de 120 (ciento veinte) días, contados a partir de la promulgación de la misma.

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

IVÁN POSADA
Miembro Informante
Comisión Especial de población y
desarrollo social

INFORME EN MINORÍA

Señores Representantes:

La minoría de la Comisión Especial de Población y Desarrollo Social, recomienda a la Cámara la no aprobación del proyecto de ley que regula la utilización del espacio radioeléctrico y consagra el servicio de radiodifusión comunitaria.

Quienes suscriben no se oponen a legislar en la materia, porque son conscientes del fenómeno en expansión que, desde el punto de vista social y de la comunicación, representan en el mundo las radios comunitarias. Sin embargo entienden, a su vez, que la iniciativa a estudio implica una mala e inconveniente resolución del tema, por las razones que se dirán.

En primer lugar, la definición del ámbito comunitario de radiodifusión en términos irrestrictos, de ilimitación geográfica, constituye una condición riesgosa -por lo menos-, que puede conducir a una situación tanto de interferencia, como de competencia desleal, con las radios legalmente establecidas en la actualidad. En nuestra visión, como su nombre lo indica, la comunicación comunitaria debe estar circunscripta a la cobertura local, y prestar servicios a un entorno territorial acotado. Por lo dicho, no parece prudente admitir legalmente, bajo esta modalidad, el otorgamiento de frecuencias y de potencias en forma indiscriminada.

Por los mismos fundamentos, el plazo inicial de asignación de 10 años parece exagerado. Uno menor, incluso prorrogable sucesivamente, podría resultar más prudente. No debe olvidarse que es el Estado quien otorga las frecuencias, y velar por su interés supone, entre otros aspectos, prever aquellas situaciones en las que eventualmente pueda llegar a ser demandado por responsabilidad.

Por otra parte, el régimen de sustentabilidad económica que contiene el proyecto, conduce a la misma consecuencia de injusticia y desigualdad mencionada anteriormente. La posibilidad de que las radios comunitarias obtengan recursos, entre otras fuentes, de la venta de publicidad -"incluso oficial"- desvirtúa absolutamente el sentido de las mismas. Se entiende que ellas, razonablemente, financien su actividad a partir de distintas formas de contribuciones solidarias, pero no es comprensible que puedan comerciar, y menos, que reciban avisos del Estado.

En otro orden, la institucionalidad consagrada en la iniciativa a consideración de la Cámara, motivó otra diferencia importante en el análisis realizado por la Comisión. En efecto, los legisladores firmantes fuimos particularmente críticos con la creación de nuevos organismos. Si bien fue eliminado el llamado "Instituto para la promoción de la radiodifusión" que se proponía conformar en la versión original, en la órbita del Ministerio de Ecuación y Cultura, no compartimos la invención del denominado "Consejo honorario asesor de radiodifusión comunitaria", que se mantiene. Tal entidad, en función de los cometidos que se le acuerdan, podría invadir las competencias de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC). En nuestro concepto, dicho ente regulador debería ser la exclusiva autoridad en cuanto concierne a la administración del espacio radioeléctrico, y sería oportuno y conveniente que la ley lo protegiera y afirmara en esa condición. Ello no ocurrirá, sino lo contrario, con la iniciativa legal aprobada por la Comisión, en la medida en que llegara a prosperar.

Por estas razones fundamentales, entre otras que serán expuestas en Sala, se recomienda a la Cámara el rechazo del proyecto de ley a estudio, aprobando el proyecto de resolución adjunto.

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

PABLO ABDALA
Miembro Informante
BEATRIZ ARGIMÓN
MIGUEL ASQUETA SÓÑORA
SANDRA ETCHEVERRY

 

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

Recházase el proyecto de ley denominado "Utilización del espectro radioeléctrico y medios comunitarios de radiodifusión". (Carpeta 654/2005).

Sala de la Comisión, 3 de mayo de 2007.

PABLO ABDALA
Miembro Informante
BEATRIZ ARGIMÓN
MIGUEL ASQUETA SÓÑORA
SANDRA ETCHEVERRY

Línea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.