Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

 

Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca
Carpeta Nº 388 de 2005
Anexo I al
Repartido Nº 370
Setiembre de 2005

 

SUBSIDIO A LA ACTIVIDAD FORESTAL

 

Eliminación

 

I n f o r m e


 

Comisión de Ganadería,
Agricultura y Pesca

INFORME

Señores Representantes:

La Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara de Representantes aconseja al Cuerpo la aprobación del adjunto proyecto de ley, por el que se elimina el subsidio a la forestación establecido por el artículo 45 de la Ley Nº 16.002, de 25 de noviembre de 1988, que cuenta con el apoyo unánime de los miembros de esta Asesora.

Dicho proyecto responde a una iniciativa del Poder Ejecutivo enviada al Parlamento en el mes de julio del presente año y que fuera aprobado con modificaciones en el Senado el día 9 de agosto de 2005.

A los efectos de tener una clara idea del tema, se detalla los antecedentes del mismo:

El inciso primero del artículo 45 de la Ley Nº 16.002, de 25 de noviembre de 1988, autorizó al Fondo Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a otorgar la prestación de un subsidio de hasta el 30% o el 50% del costo ficto de plantación, según la categoría de contribuyente que ostentaron los productores con proyectos presentados, y que fueran aprobados por la Dirección Forestal.

El Decreto 931/88, de 30 de diciembre de 1988, estableció que el pago del subsidio se efectuará tomando en cuenta el costo ficto de la forestación correspondiente al ejercicio en que se realizó la explotación reajustado por el Índice de los Precios del Consumo (IPC) entre la fecha de vigencia de dicho costo y el mes en que se emita la orden de pago.

Posteriormente, el inciso primero del artículo 251 de la Ley Nº 16.170, de 28 de diciembre de 1990, elevó el subsidio hasta el 50% del costo ficto en todos los casos.

Luego la Ley Nº 16.736, de 5 de enero de 1996, estableció que los contribuyentes de IRA y del IRIC solo podrán deducir como gastos del ejercicio fiscal el 50% de los gastos de implantación de bosques cuando éstos se hubieran amparado al subsidio forestal.

Por el artículo 43 de la Ley Nº 17.453, de 28 de febrero de 2002, se aprobó un cronograma de reducción del subsidio en forma gradual, que significaba un 25% en 2004, un 50% en 2005 y de un 75% en 2006, estableciéndose su eliminación definitiva a partir del 1º de enero de 2007.

Con la aprobación de la presente ley se estaría adelantando este cronograma, llevando la eliminación definitiva a partir de la promulgación de esta ley.

En el Mensaje del Poder Ejecutivo que acompaña el proyecto de ley, se realiza un exhaustivo análisis de lo ocurrido en estos dieciséis años desde el inicio del subsidio forestal y las dificultades que se han tenido para cubrirlo.

Debemos saber que el subsidio forestal se sustentaba en partidas presupuestales aprobadas con destino al Fondo Forestal creado por la Ley Nº 16.002, de 25 de noviembre de 1988.

Este subsidio se estableció posteriormente a la aprobación de la Ley Forestal, por lo que el Fondo dependió casi exclusivamente de las partidas que el Poder Ejecutivo le asignara en las leyes de presupuesto, con el inconveniente que el nivel del gasto por avance de la forestación resultaba difícil de prever.

Lo anterior, junto a un auge en la forestación, superior a las metas fijadas cuando se pensó la Ley Forestal -originalmente se estimó en una superficie de 200.000 hectáreas de nuevas plantaciones para fomentar la industrialización posterior, hoy se superan las 700.000 hectáreas- ha llevado a un creciente endeudamiento del Estado con los plantadores forestales.

Si se consideran todas las solicitudes de subsidios presentadas ante la Dirección Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca hasta el mes de noviembre de 2004, el monto adeudado a pagar por concepto de subsidio asciende a $ 747.632.714 correspondiente a 228.943 hectáreas de bosque; en ese mismo año la disponibilidad financiera para atender dichas erogaciones fue solo de $ 236.077.677, por lo que el déficit generado es del entorno de los U$S 20.000.000.

Recordamos que en la Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal del Ejercicio 2004, se aprobó una partida para hacer frente a dicho déficit de $ 692.875.313.

La voluntad manifiesta del Poder Ejecutivo es la de cumplir rigurosamente los compromisos asumidos por el Estado.

Hacemos mención a esta situación para comprender las dificultades existentes y la magnitud de los compromisos, no obstante no es este el único motivo por el que se propone la eliminación anticipada del subsidio forestal.

Sin duda que las dificultades financieras del Estado, para seguir soportando el peso que supone el subsidio inciden, pero también hay coincidencia en todos los actores del sector forestal en que el subsidio, si bien en las primeras etapas cumplió un papel importante, hoy no es un estimado sustancial para los nuevos emprendimientos.

Además de seguir en pie los otros estímulos de la Ley Forestal, lo principal es que ya existe una masa crítica tanto de superficie forestada como de recursos humanos y materiales que robustecen la cadena forestal.

Si bien el subsidio no es el estímulo que decide un nuevo emprendimiento forestal, lo cierto es que ningún empresario se niega a cobrarlo y que si no se lo retira ahora es probable que al influjo de la instalación de las nuevas plantas para celulosa, así como de otras industrias de tableros y de conversión mecánica y ante el seguro levantamiento del subsidio en el año 2007, muchos proyectos se presentan en lo que queda de 2005 y 2006, pudiendo generar esto una mayor dificultad al ya mencionado retraso para cumplir con lo adeudado.

Por lo tanto, es de interés general para el país adelantar el ritmo pautado en el año 2002 y eliminar el subsidio desde ahora.

El artículo 1º dispone la eliminación del subsidio establecido por el artículo 45 de la Ley Nº 16.002, de 25 de noviembre de 1988 y la eliminación del Fondo creado para ese fin, con la excepción de lo establecido en el artículo 3º.

El artículo 2º establece que el referido subsidio se mantendrá para los productores que hubieran presentado proyectos forestales ante la Dirección Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para su aprobación con anterioridad a la fecha de promulgación de la presente ley y que esos proyectos, de ser aprobados, se regirán por el artículo 43 de la Ley Nº 17.453, de 28 de febrero de 2002.

Esta fue una modificación introducida en el Senado, ya que el Mensaje original del Poder Ejecutivo hablaba de la fecha de presentación del proyecto (julio del año 2005).

El artículo 3º también fue introducido como un aditivo en el Plenario del Senado y refiere a que un 10% del monto resultante de la partida que hoy destina al subsidio y que esta ley deroga, se destinara a brindar asistencia técnica a proyectos de alto valor agregado en el sector forestal, para la manufactura de la madera.

Esta suma será administrada conjuntamente por la Dirección Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; la Dirección de Industria del Ministerio de Industria, Energía y Minería; el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Sala de la Comisión, 6 de septiembre de 2005.

GUSTAVO GUARINO
Miembro Informante
ALBERTO CASAS
RICHARD CHARAMELO
CARLOS ENCISO CHRISTIANSEN
CARLOS MASEDA
ANÍBAL PEREYRA
JORGE ROMERO CABRERA
HERMES TOLEDO ANTÚNEZ
HOMERO VIERA

Línea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.