Poder Legislativo / República Oriental del Uruguay

 

Comisión de Constitución, Códigos,
Legislación General y Administración

Carpeta Nº 59 de 2000
Anexo XIII al
Repartido Nº 22
Setiembre de 2000

 

CODIGO DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA

 

Texto de las enmiendas presentadas por el señor
Representante Daniel Díaz Maynard

 


TEXTO DE LAS ENMIENDAS

 

CAPITULO VII

DE LOS NIÑOS Y LOS ADOLESCENTES

I - Organos de competencia y principios procesales

Artículo 24. (Competencia de urgencia).-

Se propone un primer inciso con la siguiente redacción:

"La Suprema Corte de Justicia asignará, por lo menos, a cuatro Juzgados Letrados de Familia en Montevideo y a los Juzgados Letrados de Primera Instancia del interior de la República, que entiendan en materia de familia, competencia de urgencia, para atender en forma permanente todos los asuntos que requieran intervención inmediata. Entendiéndose por tales, aquellos en que exista riesgo de lesión o frustración de un derecho del niño o del adolescente, o en los casos previstos en el inciso segundo del artículo 117 del presente Código, con excepción de las infracciones de adolescentes a la ley penal.

Incisos siguientes: Idem.

Artículo 26. (Competencia del Instituto Nacional del Menor).-

Se sugiere la siguiente redacción para los incisos que se indican:

"Inciso primero: El Instituto Nacional del Menor es el órgano administrativo rector de las políticas que se desarrollen en el país relativas a la niñez, adolescencia y familia, a las que deberá proteger, promover y atender con todos los medios a su alcance. Deberá determinar, por intermedio de sus servicios especializados, la forma de llevar a cabo la implementación de las políticas a través de distintos programas, proyectos y modalidades de intervención social, públicos o privados, orientados al fortalecimiento de las familias integradas por niños y adolescentes y al fiel cumplimiento de lo dispuesto por los artículos 12 y 19 del presente Código".

Incisos dos, tres, cuatro, cinco y siete: Idem.

"Inciso sexto: Dicha fiscalización será efectuada por equipos multidisciplinarios de profesionales a efectos de evaluar la situación en que se encuentren los niños y los adolescentes, así como el trato y formación que se les da a los mismos, de acuerdo a los derechos que éstos tienen y a las obligaciones de dichas instituciones".

II- De los adolescentes y las infracciones a la ley penal

Artículo 27. (Infracciones a la ley penal).- A efectos del presente Código sólo son infracciones a la ley penal:

Se propone la siguiente redacción para los numerales que se indican:

1º) Idem.

2º) Las acciones u omisiones ultraintencionales o culposas a que refieren los numerales 1º) y 2º) del artículo 30.

3º) Pasa a ser el segundo actual.

  4º) Pasa a ser el tercero actual.

CAPITULO VIII

I - Derechos y garantías del procedimiento

Artículo 32. (Principios que rigen).-

Acápite: Idem.

A) Idem.

B) Principio de responsabilidad. Sugiero suprimir el inciso primero de este numeral por ser   repetitivo con el inciso primero del artículo 29.

Inciso segundo: Idem.

C) a L) Idem.

II - Régimen procesal

Artículo 34. (Procedimiento).-

Se sugiere esta redacción para el numeral 1º-A) literal E):

"Si no fuera posible llevarlo de inmediato a presencia del Juez, previa autorización de éste, deberá conducírselo a la dependencia especializada del Instituto Nacional del Menor que corresponda y, sólo en caso de indisponibilidad de aquélla, a una del Instituto Policial, no pudiendo permanecer en este último lugar por más de doce horas".

3) Medidas probatorias.

Se sugiere la siguiente redacción:

"Durante esta audiencia, el Ministerio Público y la Defensa podrán interrogar al adolescente, y a los demás comparecientes, bajo la dirección del Juez, así como solicitar la realización de las medidas probatorias que estimen convenientes.

  La información requerida, incluida la evaluación del equipo técnico, deberá recabarse en un plazo que no exceda de los quince días, continuos y perentorios, contados a partir de la decisión judicial.

  La prueba se diligenciará en audiencia con las garantías que aseguren el debido proceso.

  En todo lo que le fuere requerido, la Policía prestará colaboración".

4) Resolución de la audiencia preliminar y medidas cautelares.

Se propone la siguiente redacción:

"Al culminar la audiencia preliminar el Juez si entiende que hay mérito para continuar con los procedimientos":

A) Idem.

B) Fijará la audiencia final en un plazo máximo de treinta días.

C) "Decidirá, si fuere necesario, la aplicación de alguna medida cautelar, de acuerdo a lo dispuesto en el numeral siguiente".

5) Medidas cautelares.

Acápite: Idem.

Son medidas cautelares:

1º) a 5º) : Idem.

Luego se propone la siguiente redacción:

"El arresto domiciliario y la internación provisoria no podrán durar más de cuarenta y cinco días. Transcurrido ese plazo sin que se hubiera dictado sentencia de primera instancia, se deberá dejar en libertad al adolescente. Ambas medidas cautelares sólo podrán aplicarse si la infracción que se imputa al adolescente puede ser objeto en definitiva de una medida privativa de libertad, de acuerdo con el artículo 44, y siempre que ello sea indispensable para":

A) y B) : Idem.

Se sugiere esta redacción para el inciso final de este numeral:

"La internación provisoria se cumplirá en un establecimiento especial del Instituto Nacional del Menor. El arresto domiciliario será regulado, supervisado y controlado por el Instituto Nacional del Menor".

Se sugiere pasar el contenido del numeral 6º) al 7º) y el de éste al 6º) por evidente error de transcripción:

6) Informe del equipo técnico.

Se propone suprimir: "y supervisarán la aplicación de las medidas".

Los técnicos producirán los informes verbales o escritos que el Juez disponga. Los informes verbales se producirán en audiencia.

7) Informe del Centro de Internación.

Si el Juez resuelve la internación provisoria del adolescente, dispondrá que el equipo técnico del establecimiento de internación, en un término que no exceda de los quince días dispuestos para recabar la prueba, produzca un informe con una evaluación médica y psicosocial del mismo, expidiéndose especialmente sobre las posibilidades de convivencia del joven en régimen de libertad.

8) Formulación de demanda acusatoria o solicitud de sobreseimiento.

Diligenciada la prueba, los autos pasarán en vista al Ministerio Público por tres días. En caso de deducir acusación, relacionará las pruebas ya diligenciadas, analizará los informes técnicos presentados y formulará los presupuestos fácticos, jurídicos y técnicos de la imputación.

Si el Ministerio Público solicitara el sobreseimiento, el Juez lo dictará sin más trámite, dejando sin efecto la audiencia final fijada, y disponiendo el cese de las medidas cautelares adoptadas y el archivo del expediente. (Suprimo oración final que paso al numeral siguiente).

Sugiero sustituir título y contenido del numeral 9)

9) Contestación.

Si se dedujere demanda fiscal, se conferirá traslado de la misma por tres días a la Defensa, la que podrá contradecir o allanarse.

10) Audiencia final.

  En la audiencia final deberán estar presentes, bajo pena de nulidad, el adolescente, su Defensor y el Ministerio Público. Se procurará que asistan los padres o responsables del joven.

  (Suprimo referencia al plazo para su convocatoria, dado que ya se estableció en numeral 4) literal B).

  El Juez informará al adolescente acerca de las pruebas aportadas al Proceso y su valoración, de las recomendaciones que emergen de los informes técnicos realizados, así como del contenido de la demanda acusatoria y de la contestación.

  Escuchará las alegaciones que él mismo quiera formular al igual que las que hicieren sus padres o responsables, si estuvieren presentes.

11) Plazo para dictar sentencia.

  El Juez deberá dictar sentencia definitiva de primera instancia al cabo de la audiencia final, expidiendo el fallo con sus fundamentos. Se dará lectura de todo ello a los efectos de su comunicación (artículo 76 del Código General del Proceso), siendo de aplicación, en cuanto a su contenido y en lo pertinente, el artículo 245 del Código del Proceso Penal.

  La sentencia será escrita y deberá estar redactada de un modo breve y claro para que pueda ser comprendida en todas sus partes por el adolescente imputado.

  Cuando la complejidad del asunto lo justifique, se podrá prorrogar el plazo para dictar la sentencia con sus fundamentos por hasta quince días continuos y perentorios, procediéndose para su comunicación a la formalización de una audiencia complementaria.

12) Contenido de la sentencia.

Propongo redacción sustitutiva:

"El Juez podrá absolver al adolescente imputado o declararlo responsable (artículo 28) e imponerle alguna medida socioeducativa de las enunciadas en la Sección III del presente Capítulo, con la finalidad de preservar el interés del adolescente. Esto último no podrá hacerse si no mediara el previo requerimiento del Ministerio Público, ni de manera más gravosa que la solicitada por éste.

  Deberá optar, en principio, por aplicar alguna de las medidas socioeducativas no privativas de libertad.

  La privación de libertad sólo podrá disponerse como medida de último recurso y durante el tiempo más breve que sea posible. En ese caso, en su sentencia, el Juez deberá fundamentar por qué no es posible aplicar una medida distinta".

Propongo un numeral adicional para casos que se indican que ameritan un proceso abreviado:

13) Audiencia única.

  En los casos en que, culminada la audiencia preliminar, no fuere necesario disponer medidas probatorias adicionales y se hubieren realizado los informes técnicos requeridos (numeral 6) se conferirá la palabra al Ministerio Público y a la Defensa a los efectos previstos en los numerales 8 y 9, luego de lo cual el Juez dictará sentencia de inmediato de acuerdo a lo establecido en los numerales 11 y 12.

(Sugiero: Los actuales numerales 13), 14) y 15) pasarán a tener los números 14), 15) y 16), respectivamente).

III - Medidas socioeducativas

  Medidas socioeducativas no privativas de libertad

Artículo 42. (Régimen de libertad asistida y vigilada).-

A) y B) : Idem.

Propongo agregar como inciso final:

"Ambas medidas se regularán de acuerdo a directivas que al efecto programe el Instituto Nacional del Menor. El régimen de libertad asistida podrá ser ejecutado por el INAME o por otras instituciones públicas o privadas supervisadas por éste. El régimen de libertad vigilada será de responsabilidad exclusiva, irrenunciable e indelegable del Estado".

Propongo sustituir título y texto del artículo siguiente:

Artículo 43. (Complementariedad).-

El Juez podrá aplicar una o más de las medidas previstas en este Título o en el siguiente.

Medidas socioeducativas privativas de libertad.

Artículo 44. (Aplicación).-

Inciso primero: Idem.

Inciso segundo:

  También podrán aplicarse a los adolescentes que, habiendo sido declarados por sentencias ejecutoriadas responsables de infracciones en forma reiterada, hayan incumplido las medidas socioeducativas que el Juez les impusiera anteriormente. En este caso, el plazo de duración de la medida privativa de libertad no podrá ser mayor a los sesenta días, a contar del dictado de la sentencia.

  Régimen de privación de libertad.

Artículo 49. (Duración de las medidas de privación de libertad).-

  La medida de privación de libertad tendrá una duración máxima de tres años.

Inciso segundo: Idem.

V - Derechos y deberes durante la ejecución de las medidas socioeducativas.

Artículo 60. (Principio especial de la privación de libertad).

Acápite y A) Derechos: numerales 1º) a 5º) y 7º): Idem.

"6) : A conocer la fundamentación de la decisión en caso de ser trasladado del centro donde cumpla las medidas educativas. Los traslados de establecimiento deberán ser comunicados al Juez competente de inmediato y podrán ser recurridos ante éste por el menor, sin que ello tenga efecto suspensivo".

VI - Cesación del proceso.

Artículo 61. (Principio general).-

Acápite y numerales 1º) a 4º)-. Idem.

Sugiero agregar un numeral:

"5) Cuando se procesare penalmente al infractor por la comisión de un delito de igual o superior gravedad al hecho que motivó la aplicación de la medida socioeducativa. En caso que el delito fuera de menor gravedad que la infracción que motivó la medida referida, se clausurará el proceso, de haberse cumplido las dos terceras partes de la medida socioeducativa".

IX - De las comunicaciones procesales.

Artículo 69. (Notificaciones preceptivas).-

1) y 2) : Idem.

Propongo redacción sustitutiva para el siguiente numeral:

"3) Las notificaciones se practicarán en los domicilios constituidos en autos o, en su defecto, en los respectivos domicilios reales de los interesados, cuando la ley no disponga especialmente otro modo de hacerlo. A los efectos de esta disposición, en el caso del Ministerio Público v de los Defensores de Oficio, sus respectivos despachos se tendrán como los correspondientes domicilios reales".

Artículo 70. (Notificación ficta).- Lo suprimo como consecuencia de la modificación anterior.

CAPITULO IX

I - De la filiación

Las siguientes enmiendas recogen básicamente la propuesta de la Cátedra de Derecho de Familia.

Artículo 75. (Derecho a la filiación).-

  Todo niño y adolescente tiene derecho a saber quiénes son sus progenitores.

Artículo 79.- Del nombre según la filiación.

Se propone la siguiente redacción:

"1º) El hijo legítimo llevará como primer apellido el de su padre y como segundo el de su madre.

2º) El hijo natural inscripto por ambos padres, llevará como primer apellido el de su padre y como segundo el de su madre.

3º) El hijo natural inscripto por su madre, llevará como primer apellido el de éste y como segundo el de la mujer que surja acreditada como su madre.

4º) El hijo natural inscripto por su madre, llevará como segundo apellido el de ésta y como primero uno de uso común.

5º) El hijo natural que no es inscripto por su padre ni por su madre, llevará igualmente y en segundo lugar el apellido de su madre, en caso de ser ésta conocida y en primer lugar uno de uso común.

6º) El hijo natural cuyas padres se desconocen, inscripto de oficio, llevará dos apellidos de uso común, seleccionados por el Oficial del Registro de Estado Civil interviniente.

7º) Los apellidos de uso común serán sustituidos por el del padre o la madre que reconozca a su hijo o sean declarados tales por sentencia, debiendo recabarse a tales efectos la voluntad del reconocido por haber cumplido los doce años de edad (artículo 83).

  (El siguiente numeral podría fusionarse con el 5).

8º) El hijo natural inscripto por un familiar del niño, llevará dos apellidos, como primer apellido uno de uso común, seleccionado por el familiar interviniente y en segundo lugar el de la madre conocida.

  (En este numeral se suprime la referencia a la Ley Nº 10.674, de 20 de noviembre de 1945, que este proyecto deroga en su artículo 222 y el vocablo legitimantes que pertenece a la terminología de esa ley y no de este proyecto).

9º) En los casos de adopción plena, el hijo llevará como primer apellido el de su padre y como segundo el de su madre adoptantes. La sentencia que autorice la adopción plena dispondrá el o los nombres de pila con que será inscripto el menor.

10) En los casos de adopción simple realizada por un matrimonio, el o los apellidos del adoptado serán sustituidos por el de padre y madre adoptante. Si la adopción simple fuera realizada por un hombre, el adoptado sustituirá su primer apellido por el del adoptante. Si la adopción simple fuere realizada por una mujer, el adoptado sustituirá su segundo apellido por el de la adoptante. No obstante, si se tratare de la adopción de un menor mayor de doce años. podrá convenir con el o los adoptantes si mantendrá sus apellidos de origen o sustituirá alguno de ellos por el del o de los adoptantes.

En la sentencia deberá dejarse constancia de la decisión respecto de los apellidos del adoptado, la que será anotada al margen de la partida de nacimiento.

Artículo 80. (Derecho y deber a reconocer los hijos propios).-

  Todo progenitor tiene el derecho y el deber, cualquiera fuere su estado civil, de reconocer a sus hijos.

(Incisos segundo y tercero se suprimen).

Las restantes modificaciones propuestas por la Cátedra se incluyen en el capítulo final del proyecto relativo a Derogaciones, por entenderse que es de mejor técnica legislativa.

Artículo 81. (Capacidad de los padres para reconocer a sus hijos).-

Incisos primero, tercero y cuarto: Idem.

Inciso segundo: En los casos de padres, niños o adolescentes no emancipados, el Juez decidirá a quién se le atribuyen los derechos y deberes inherentes a la representación fecal, otorgando preferencia a los abuelos que vivan con el padre que reconoce y el reconocido.

Artículo 82. (Formalidades del reconocimiento).-

  No se requieren términos sacramentales para el reconocimiento de un hijo- natural. Para ello es suficiente con que el progenitor inscriba su nacimiento como hijo ante el Oficial del Registro de Estado Civil o que, como refiere el artículo 233 del Código Civil, se atribuya la paternidad por escritura pública o por testamento o ante el Oficial del Registro de Estado Civil, después de verificada su inscripción.

Artículo 83. (Voluntad del hijo).-

  Cuando el hijo fuera emplazado en la filiación natural, luego de haber cumplido doce años de edad, tiene derecho a expresar en forma, ante el Oficial del Registro de Estado Civil, su voluntad de seguir usando los apellidos con los que hasta entonces era identificado. Dicha expresión de voluntad será anotada al margen de su partida de nacimiento.

Artículo 84. (Inscripción tardía).-

  El derecho consagrado en el artículo anterior, también rige para los supuestos de inscripciones tardías de hijos mayores de doce años.

Inciso segundo Idem.

CAPITULO X

DE LOS ALIMENTOS

Artículo 98. (Concepto de alimentos).-

  Los alimentos están constituidos por las prestaciones monetarias o en especie que sean bastante para satisfacer, según las circunstancias particulares de cada caso, las necesidades relativas al sustento, habitación, vestimenta, salud y los gastos necesarios para adquirir una profesión y oficio, educación, cultura y recreación.

Incisos segundo y tercero Idem.

Artículo 108. (Extinción de la obligación alimentaria).-

Acápite y numerales 1º) a 3º): Idem.

4) Cuando fallece el alimentante, sin perjuicio de las asignaciones alimenticias forzosas, si correspondieren.

Numeral 5) e inciso final: Idem.

Artículo 110. (Concepto de ingresos).-

  A los efectos del presente Código, se entiende por sueldo o haberes, todo ingreso de cualquier naturaleza, periódico o no, que se origine en la relación laboral, arrendamiento de obras o de servicios o derive de la seguridad social. No se computarán por ingresos, a los efectos de la pensión alimenticia, lo que perciba el alimentante por concepto de viáticos con rendición de cuentas.

Inciso segundo: Idem.

(Con respecto al inciso tercero que propone la Cátedra lo insertamos en el Capítulo de Derogaciones por razones de técnica legislativa).

Artículo 111. (Límite de la retención por alimentos).-

  En el caso de ser el obligado empleado público o privado, podrá retenerse mensualmente hasta un 50% (cincuenta por ciento) de los ingresos cuando así lo justifique el número de hijos y las necesidades de los mismos.

(Se suprime la oración final del texto del proyecto).

Artículo 112. (Medidas asegurativas de la prestación alimentaria).-

  En el caso de prestar el alimentante servicios retribuidos por particulares o empresas, éstas tendrán la obligación de informar a la sede que así lo solicite todo lo relativo a los ingresos de aquel dentro de] plazo de quince días de recibido el oficio por el que se le reclama. En caso de incumplimiento de la referida obligación, serán pasibles de la aplicación de conminaciones económicas. Se comprende en la situación anterior la obligación de informar cuando, no obstante el alimentante no revestir en los cuadros funcionales o planilla de trabajo, igualmente tuviese algún vínculo con la empresa o particular del que se derivara cualquier tipo de relación patrimonial o beneficio económico.

  En el caso de que el alimentante prestare servicios retribuidos por particulares o empresas y si se negare a cumplir la obligación de alimentos, se ordenará a aquellos que efectúen la retención correspondiente a los sueldos o haberes respectivos.

CAPITULO XI

Propongo modificar el Título de la Sección I del Capítulo XI, que pasaría a ser el de:

I - SITUACIONES ESPECIALES

Artículo 117. (Principio general).-

Inciso primero: Idem.

Sugiero agregar un inciso segundo que diga:

"De igual forma se aplicarán a los niños que vulneren derechos de terceros. En estos casos serán de aplicación, en lo pertinente, las normas, principios y garantías previstas en los Capítulos VII y VIII del presente Código, teniéndose presente que en ningún caso podrán adoptarse a su respecto medidas socio educativas privativas de libertad".

Propongo incorporar dentro del Capítulo XI, una segunda Sección titulada:

"II-. De la actuación en los casos de maltrato y abuso del niño o adolescente"

Nota: se han dejado sin numerar los artículos aditivos. Los posteriores a este Capítulo, mantienen su numeración actual.-

Artículo. (Definición).-

  A los efectos del presente Título, entiéndese por maltrato y abuso del niño o adolescente (cero a dieciocho años), las siguientes situaciones: maltrato físico, maltrato psíquico-emocional, prostitución infantil, pornografía, abuso sexual y abuso psíquico o físico mediante el desarrollo de cualquier actividad laboral.

Artículo (La denuncia).-

  Ante denuncia escrita o verbal por la realización de cualquiera de las conductas mencionadas, en el artículo anterior, el Ministerio Público o cualquier autoridad con funciones de policía. deberá comunicar el hecho de forma fehaciente y de inmediato al Juez Letrado de Familia con competencia de urgencia (artículo 24) del presente Código.

Artículo (Limitación a la intervención policial).-

  El personal policial, salvo la recepción de la denuncia o de cualquier otro elemento informativo indispensable para actuaciones tendientes a hacer cesar una situación de maltrato o abuso, no tomará declaración al niño o adolescente víctima de esas conductas.

Artículo. (Medidas cautelares).-

  Verificadas preliminarmente las hipótesis del artículo (10),- el Juez competente dispondrá todas aquellas medidas cautelares tendientes a la protección física y emocional del niño o adolescente.

  A esos efectos podrá disponer, entre otras, las siguientes medidas:

I) Retiro del presunto agresor o abusador de la residencia común.

II) Prohibición al presunto agresor o abusador de comunicarse, relacionarse, entrevistarse u otra conducta similar, con la presunta víctima o denunciantes del hecho.

III) Designación, según el caso, de un tutor, curador o guardador provisorio.

IV) Decretar provisoriamente alimentos respecto de quienes estén obligados para ello.

V) Traslado del niño o adolescente, con familiares cercanos.

VI) Asignación provisoria de una familia sustituta.

VII) Internación provisoria en un Organismo Oficial u Organización No Gubernamental autorizada de tutela de niño o adolescente.

Artículo. (Características de las medidas cautelares).-

  La enumeración precedente no es taxativa, pudiendo adoptarse cualquier otra medida análoga, que sirva a los fines expuestos.

  El orden de las mismas no implica jerarquía alguna entre ellas, no obstante, la medida prevista en el numeral VI) deberá ser adoptada como último recurso, y ante la imposibilidad de lograr con cualquiera de las otras medidas los fines de protección necesarios.

  La misma deberá poseer el carácter de transitoria Y no implicará privación de libertad.

  La adopción de las medidas cautelares de protección del niño o adolescente, por el Juez de Familia en el ámbito de su competencia, lo son sin perjuicio de las que pueda dictar el Juez competente en materia penal sobre la persona y bienes del imputado conforme a lo previsto en el Código del Proceso Penal.

Artículo (Indagatoria psicológica de la víctima).-

  Durante la producción de la prueba en la etapa prevista en el Código del Proceso Penal o en el presente Código, deberá realizarse una única indagatoria psicológica del menor o adolescente, sin perjuicio del examen médico forense.

Artículo (Naturaleza de la indagatoria).-

  La referida indagatoria tendrá naturaleza pericial y se regulará por lo dispuesto en el Código del Proceso Penal, con las modificaciones establecidas en los artículos siguientes.

  La determinación de los puntos que serán objeto de la diligencia pericial, se hará conforme a lo dispuesto por el artículo 180 del Código General del Proceso, en lo que fuere pertinente.

Artículo (Cualidades del perito).-

  La entrevista indagatoria deberá estar a cargo de personas especialmente preparadas en técnicas de detección e investigación de situaciones de maltrato y abuso sexual de niños y adolescentes.

  A falta de los peritos oficiales requeridos por el Código del Proceso Penal, el Tribunal podrá derivar la realización de la indagatoria a aquellas Organizaciones No Gubernamentales autorizadas, que cuenten con personas capacitadas para ello.

Artículo. (Oportunidad y práctica pericial).-

  La entrevista indagatoria deberá realizarse siempre de modo previo al interrogatorio judicial.

  La misma deberá ser realizada por los técnicos a solas con la víctima, debiendo ser presenciada por el Juez o los Jueces intervinientes y las partes a través de un vidrio de visión unilateral (Cámara Gessel).

  Su registración se hará mediante videograbación.

Artículo (Declaración judicial de la víctima).-

  La declaración del menor o adolescente ante el Tribunal, se realizará sólo en aquellos casos en que resulte necesario para la instrucción: a requerimiento del Ministerio Público, de la Defensa o el Tribunal de Oficio.

  Durante la misma, las partes y el Tribunal deberán contar con el asesoramiento de los técnicos intervinientes en la indagatoria pericial.

  En los demás casos, la entrevista indagatoria referida en los artículos anteriores y la presencia del técnico, sustituirán a la víctima durante el resto del proceso.

Artículo (Diagnóstico de interacción familiar).-

  El Tribunal, de Oficio, o a petición de las partes, podrá requerir un diagnóstico de interacción familiar con la finalidad de determinar la situación de riesgo y el medio social y ambiental de la familia o grupo de referencia de la víctima.

  Según sus resultancias, el Tribunal podrá instar a los mismos a asistir a programas educativos o terapéuticos.

  Sin perjuicio de lo previsto en los numerales anteriores, la Defensa podrá solicitar otros informes técnicos.

Artículo. (Careo).-

  Prohíbese el careo de la víctima o testigos, en aquellos casos en que los involucrados sean menores de doce años de edad.

  El careo, en que intervengan niños mayores de esa edad, se realizará previa preparación psicológica de los mismos.

  En la circunstancia del inciso anterior, el niño podrá ser asistido por el técnico que realizó la preparación psicológica o por un adulto de su confianza, que él indique.

Artículo (Coordinación interinstitucional).-

  De las denuncias que se presenten, referidas a las conductas previstas en el artículo (1º) se dará conocimiento al Consejo Nacional Honorario de los Derechos del Niño y Adolescente, a fin de atender la coordinación de los servicios públicos y privados que eviten y, en su caso, superen las causas de maltrato, abuso y todo tipo de violencia dentro de la familia.

  Con la misma finalidad, podrán ser convocados por el Tribunal los organismos públicos y entidades no gubernamentales autorizadas dedicadas a la prevención de la violencia y asistencia de las víctimas.

III - De los hogares de cuidado.

Artículo 130. (Entrega de niños y adolescentes).-

  El que entregue a un niño o adolescente a persona ajena a la familia biológica y quién o quiénes lo reciban, deberán comunicarlo al Juez de Familia dentro de las cuarenta y ocho horas. El Juez adoptará en forma urgente las medidas de protección necesarias y solicitará informe psicológico y social respecto a las posibilidades de mantener el niño o adolescente en su familia de origen. En caso afirmativo, dispondrá las medidas de apoyo familiar que se requieran para asegurar la permanencia de este vínculo filial. De lo contrario, deberá proceder conforme se dispone en el artículo siguiente.-

Artículo 131. (Separación definitiva. Procedimiento).-

  La separación de un niño o adolescente de su familia de origen, deberá ser decretada por resolución fundada del Juez competente, sobre la base de información fehaciente y previo el asesoramiento de equipo técnico especializado. El procedimiento para decretarla se regulará por las disposiciones del proceso extraordinario regulado por el Código General del Proceso, debiendo designarse Defensor al niño o adolescente, aplicándose el literal C) del artículo 86 del presente Código, quienes deberán ser oídos si fuese posible. Se citará y emplazará a los padres, responsables y a quiénes, hasta la entrega a que hace referencia el artículo anterior, se hubieren ocupado del niño.

  Una vez resuelta la separación definitiva, deberá asegurarse su inserción en un medio adecuado, prefiriéndose aquellos hogares que permitan al niño salvaguardar sus vínculos afectivos. A tales efectos podrá disponerse, entre otros, la tenencia por terceros (artículo 87). la integración a un hogar institucional que ofrezca garantías para su adecuado desarrollo, o la adopción. Cuando se entendiere por la Sede que corresponde la colocación de un niño en una familia con fines de adopción, deberá intervenir el Instituto Nacional del Menor o una institución especializada autorizada para ello (artículo 154). Cuando los padres de origen, o los integrantes de esa familia de origen presten su consentimiento a los efectos previstos en este artículo, el mismo sólo será válido si ha sido dado en presencia del Juez, con el asesoramiento necesario y en conocimiento de las consecuencias que ello implicará.-

Artículo 132. (Invalidez).-

  No tendrá validez el consentimiento que se otorgue para la separación del hijo que está por nacer o dentro de los treinta días de su nacimiento.

  En caso de que una vez nacido el niño, la madre no desee tenerlo, deberá comunicarse al Juez competente, que procederá como lo dispone el artículo 130. En todo caso, provisoriamente, el Juez tomará las medidas del caso para la protección del niño, pero no podrá dar comienzo al procedimiento fijado en el artículo anterior hasta que se cumpla el lapso fijado en el inciso primero de este artículo y previa citación de los progenitores del niño.-

IV - De la Adopción

Adopción simple.

Artículo 133. (Adoptantes).-

Se propone modificar el inciso tercero del numeral 3), por el siguiente:

"Por motivo fundado y expreso, el Tribunal podrá otorgar la adopción aún cuando alguno de los cónyuges o ambas no alcanzaren la diferencia de edad con el adoptado, reduciéndola hasta un límite que admita razonablemente que éste pueda ser hijo de los adoptantes".

Se propone sustituir el numeral 4) por el siguiente

"Se permitirá la adopción por parte del nuevo cónyuge o concubino del padre o madre del hijo legítimo o natural reconocido del otro cónyuge o concubino".

Se sugiere agregar un numeral 6):

"Se permitirá la adopción por parte de una pareja de concubinos estables de distinto sexo, siempre que se acredite que la citada unión haya sido singular y pública, con una duración de un año como mínimo, y que hubieran tenido al niño o adolescente a su cargo durante el mismo tiempo.

  Será de aplicación en este caso lo dispuesto por los incisos tercero y cuarto del numeral 3) del presente artículo, en lo pertinente".

Artículo 134.- (Adoptados).-

Se sugiere modificar el numeral 2) por el siguiente:

"Cuando el adoptado sea demente o sordomudo que no pueda darse a entender por ninguna forma, prestarán el consentimiento sus representantes legales".

Se propone sustituir el inciso primero del numeral 3) por el siguiente:

"Si se trata de un niño o adolescente sometido a patria potestad, será necesario el consentimiento de quien o quienes se encuentren en su ejercicio. En caso contrario, será necesario el consentimiento de quienes lo han tenido a su cargo".

Se propone sustituir el inciso tercero del numeral 3) por el siguiente:

"En todos los casos de adopción de niños o adolescentes la patria potestad pasará a los adoptantes. En el caso del numeral 4) del artículo anterior quien ejerciere la patria potestad sobre el niño o adolescente adoptado por su pareja, continuará en su ejercicio".

Artículo 135. (Efectos).-

Se propone modificar el numeral 1) por el siguiente:

"El adoptado continúa perteneciendo a su familia de origen donde conserva todos sus derechos".

Artículo 138. (Derechos del adoptado).-

Se sugiere la siguiente redacción:

  El adoptado tiene derecho a conocer su condición de tal. Será deber de los padres adoptivos informarle al respecto, a más tardar, cuando el mismo cumpla los doce años de edad. Si el adoptado lo requiriese, el Juez estará obligado a informarle acerca de la identidad, situación y paradero de su familia de origen, en cuanto estos datos sugieren del expediente judicial o de los antecedentes administrativos, a efectos de permitirle tomar contacto con ella si aquél lo deseara.

  El INAME establecerá un programa para apoyar a los padres adoptantes y el adoptado en este proceso de conocimiento Y de eventual acercamiento a su familia de origen.

  Cuando el adoptado cumpla, la mayoría de edad, tendrá acceso directo e irrestricto al expediente judicial y a los antecedentes administrativos que existieran respecto a su persona y a su proceso de adopción.

Adopción plena.

Artículo 140. (Adoptados).-

1) Inciso primero: Idem.

Se propone el siguiente inciso segundo numeral 1º):

  En el caso de niños o adolescentes sometidos a patria potestad, la condición de abandonado se acreditará por sentencia ejecutoriada que, declare la pérdida de la patria potestad.

  Para que pueda entenderse configurado el abandono respecto de los niños y adolescentes que hubiesen sido internados voluntariamente y por razones de amparo en el Instituto Nacional del Menor por parte de sus padres, tenedores o guardadores éstos deberán haber sido intimados judicialmente a hacerse cargo de los mismos dentro de los noventa días siguientes a la intimación. Dicha intimación no podrá realizarse hasta que hayan transcurrido, al menos, seis meses de efectuada la internación.

Artículo 141. (Adoptantes).-

Se propone colocar el numeral 3º) como 4º) e incluir el siguiente numeral 3):

"También podrán efectuarla las personas indicadas en el inciso primero del numeral 6º) del artículo 133. Serán de aplicación en este caso los requisitos establecidos en el numeral 1) del presente artículo, en lo pertinente".

Artículo 142. (Procedimiento).-

Se propone otra redacción para el siguiente numeral:

"3) La tramitación será reservada en cuanto a terceros. En cuanto al niño o adolescente interesado. será de aplicación lo establecido en el artículo 138 de este Código".

Adopción Internacional.

Artículo 147. (Preferencia).-

Se sugiere la siguiente modificación:

  El Instituto Nacional del Menor y las demás autoridades con competencia en materia de adopción, deberán dar preferencia a la ubicación de los niños o adolescentes adoptables en familias que los requieran y vivan dentro del territorio nacional.-

Artículo 149. (Residencia).-

Se propone la siguiente enmienda para el inciso tercero:

  Los adoptantes deberán residir y convivir con el niño o el adolescente en el territorio nacional, aún en forma alternada, por el plazo de tres meses.

Artículo 151. (Competencia).-

Se sugiere sustituir el texto por el siguiente:

Inciso primero: Idem

Inciso segundo: Los solicitantes deberán comparecer a la audiencia preliminar en forma personal, preceptivamente. También deberán hacerlo cuando el Tribunal, en forma fundada, lo considere conveniente.

Propongo sustituir el inciso tercero por el siguiente y suprimir el inciso cuarto por estar fusionados en la nueva redacción:

  Hasta tanto no haya recaído sentencia firme, para que el menor pueda salir del país deberá hacerlo en compañía de uno de los gestionantes, contando con autorización judicial, la que no podrá concederse sin intervención preceptiva del Ministerio Público.

Del Registro de Adopciones.

Artículo 156. (Funciones del Instituto Nacional del Menor).-

Acápite y numerales 1º) a 3º): Idem.

Se propone agregar como numeral 4) el siguiente:

4) La familia de origen del adoptado.

CAPITULO XII

TRABAJO

Las siguientes enmiendas recogen la propuesta conjunta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) e Instituto Nacional del Menor (INAME) sobre este Capítulo, con el agregado del segundo inciso del artículo 170, que es sugerido únicamente por el INAME. La propuesta supone un corrimiento de la numeración del articulado, ya que finaliza con el artículo 175 y el último del proyecto sobre este Capítulo es el 173.

Artículo 157. (Principio general).- Se propone la siguiente modificación:

  "El Estatuto de los Adolescentes que trabajan se regulará conforme a las normas del presente Código, leyes especiales, tratados, convenciones y convenios internacionales ratificados por el país.

Artículo 160. (Trabajos nocivos).- Sugiero la siguiente redacción:

  El Instituto Nacional del Menor ante la presunción de que existan condiciones de trabajo peligrosas o nocivas para la salud o para el desarrollo físico, espiritual o moral de los adolescentes, podrá solicitar la intervención de la Inspección General del Trabajo y de la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que habrá de pronunciarse sobre el carácter peligroso o nocivo de dicha actividad".

Artículo 161. (Situaciones especiales).- Propongo la siguiente redacción:

"El Instituto Nacional del Menor revisará las autorizaciones que ha prestado respecto al empleo de los niños y los adolescentes entre los trece y los quince años.

  Sólo serán permitidos a los menores entre trece y quince años de edad trabajos ligeros donde participen miembros de la familia y que por su naturaleza o por las condiciones en que se prestan no perjudiquen el desarrollo físico, mental o social de los mismos, no obsten a su escolaridad".

(Incisos segundo, tercero y cuarto pasan al artículo siguiente).

Se sugiere la eliminación del actual texto del artículo 162 y la sustitución por el que se propone:

Artículo 162. (Prevención, educación e información).-

  El Estado promoverá programas de apoyo integral para desalentar y eliminar paulatinamente el trabajo de los niños y los adolescentes.

  La sociedad civil deberá prestar su concurso en las campañas preventivas, educativas e informativas que se desarrollen a fin de asegurar el bienestar del niño y el adolescente.

  Se consideran programas de educación en el trabajo, aquellos que realizados por el Instituto Nacional del Menor o por instituciones sin fines de lucro, tienen exigencias pedagógicas relativas al desarrollo personal y social del alumno, que prevalecen sobre los aspectos productivos. En consecuencia, la remuneración que recibe el alumno por el trabajo realizado o por la participación en la venta del producto de su trabajo, no desvirtuará la naturaleza educativa de la relación.

Se sugiere un nuevo texto para el artículo 163 y el pasaje del tema carné de rehabilitación para el artículo 164.

Artículo 163. (Deportes de riesgo, actividades artísticas, modelaje).-

  Estará prohibida la participación de menores de edad en actividades deportivas de carácter profesional que impliquen riesgo para la vida, la salud o su moralidad.

  Los menores de edad no podrán ser empleados o contratados como modelos o en representaciones artísticas de ningún género, así como en los medios de difusión masiva, sin contar previamente con la autorización del Instituto Nacional del Menor.

  El Instituto Nacional del Menor reglamentará lo dispuesto en el inciso segundo del presente artículo, debiendo proteger especialmente en dicha reglamentación el derecho a la educación y la salud y considerar que dicha actividad no ponga en riesgo la vida o moralidad del niño o el adolescente.

  Toda excepción deberá ser gestionada por los padres o quien acredite la tutoría legal y establecer como mínimo el nombre del representante legal del menor, la naturaleza de la actividad, la jornada diaria y deberá otorgarse por un plazo máximo de ciento ochenta días, renovable o por el que establezca el contrato si fuere inferior.

Se sugiere pasar la jornada de trabajo al artículo 166.

Artículo 164. (Carné de habilitación).- Ningún adolescente menor de dieciocho años podrá ser admitido al trabajo sin contar con el carné habilitante gratuito tramitado ante la División Técnica del Instituto Nacional del Menor.

  En dicho carné constará el examen médico realizado por un médico que el Instituto designe y que tenga carácter oficial que lo declare apto para el trabajo, así como la constancia de haber realizado el ciclo de enseñanza obligatoria o el nivel alcanzado, exigiendo lo prescripto en el artículo 70 de la Constitución de la República.

  Si el examen fuera impugnado por la persona legalmente responsable del adolescente podrá a su requerimiento realizarse un nuevo examen.

Artículo 165. (Renovación).- Anualmente, todos los menores de dieciocho años que trabajen serán sometidos obligatoriamente a examen médico, a fin de comprobar si la tarea que realizan es superior a su capacidad física. En caso afirmativo, deberán abandonar el trabajo por otro más adecuado.

  La División Técnica del Instituto Nacional del Menor, podrá otorga autorizaciones por períodos más breves, a los efectos de exigir la repetición del examen médico en todos aquellos casos que a su juicio sean necesarios para garantizar una vigilancia eficaz en relación con los riesgos que presenta el trabajo o el estado de salud del menor.

  El responsable del menor podrá impugnar el examen y requerir otro.

Artículo 166. (Jornada de trabajo).- Los adolescentes mayores de quince años no podrán trabajar más de seis horas diarias, equivalentes a treinta y seis horas semanales y disfrutar de un día de descanso semanal, preferentemente en domingo.

  El Instituto Nacional del Menor podrá excepcionalmente autorizar a los adolescentes entre dieciséis y dieciocho años a trabajar ocho horas diarias, correspondiéndoles dos días continuos de descanso, preferentemente uno en domingo por cada cinco días de trabajo, previa evaluación técnica individual, estudio del lugar y puesto de trabajo, teniendo en cuenta el interés superior del niño.

Artículo 167. (Descansos).- El descanso intermedio en la jornada de trabajo de los menores tendrá una duración de media hora, que deberá ser gozada en la mitad de la jornada y tendrá carácter remunerado. No se admitirá la jornada discontinua de trabajo ni horarios rotativos durante el ciclo lectivo. En todos los casos deberán mediar como mínimo doce horas entre el fin de la jornada y el comienzo de la siguiente.

Artículo 168. (Horarios especiales).- El Instituto Nacional del Menor podrá otorgar permisos con carácter excepcional a adolescentes mayores de quince años para desempeñarse en horarios especiales, durante Períodos zafrales o estacionales, siempre que la actividad no interfiera con el ciclo educativo y que las condiciones de trabajo no sean nocivas o peligrosas. El descanso deberá ser concedido en la mitad de la jornada de trabajo.

  El período de excepción podrá ser de hasta un máximo de tres meses.

El siguiente artículo recoge básicamente lo dispuesto por el inciso segundo del artículo 165 del proyecto.

Artículo 169. (Trabajo nocturno).- Los adolescentes no podrán ser empleados ni trabajar en horario nocturno, entendiéndose por tal a los efectos del presente Código, el período comprendido entre las veintidós horas y las seis del día siguiente.

Artículo 170. (Fiscalización y sanciones).- El Instituto Nacional del Menor, tendrá autoridad y responsabilidad en la fiscalización del cumplimiento de las disposiciones específicas en materia de sus competencias respecto al trabajo de los menores de edad y sancionar la infracción a las mismas, sin perjuicio del contralor general del cumplimiento de las normas por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

  Las empresas o los particulares que no cumplan las obligaciones impuestas, serán sancionadas por el Instituto Nacional del Menor con una multa de hasta 2.000 UR (dos mil unidades reajustables).

El siguiente inciso (De los Registros) es propuesta del INAME:

  El Instituto Nacional del Menor prescribirá los registros u otros documentos que el empleador deberá llevar y tener a disposición de la autoridad competente.

  Estos registros deberán indicar el nombre y apellido, fecha de nacimiento debidamente certificada, fecha de ingreso, tarea, categoría, horario, descansos intermedios y semanal y fecha de egreso, de todas las personas menores de dieciocho años, empleadas por él o que trabajan para él.

Se sugiere suprimir los Artículos 167 y 168 del proyecto (Competencia y Recurribilidad).

Artículo 171. (Responsabilidad de los padres o responsables).-

Mantiene igual redacción al artículo 169 del proyecto.

  Los padres o responsables de los niños o los adolescentes que permitan o favorezcan que estos trabajen violando las normas prohibitivas consagradas en el presente Código, incurrirán en el delito previsto en el artículo 279 B) del Código Penal.

  Constatada la infracción, el Instituto Nacional del Menor o cualquier persona responsable, formulará la denuncia al Juez Letrado en lo Penal que corresponda.

Artículo 172. (Asesoramiento).- Todo adolescente podrá requerir asesoramiento en las oficinas competentes y realizar las gestiones que correspondan.

Artículo 173. (Peculio profesional o industrial).- Mantiene igual redacción que el artículo 171 del proyecto.

  Todo adolescente tendrá derecho de acuerdo a lo prescripto por los artículos 266 y siguientes del Código Civil, a la administración exclusiva del salario o remuneración que perciba, la que deberá serle abonada directamente, siendo válido el recibo que el empleador otorgue por tal concepto. Cualquier constancia en el recibo o fuera de él que pudiera implicar renuncia del adolescente a sus derechos, carecerá de validez.

Artículo 174. (Remuneración).- Mantiene igual redacción que el artículo 172 del proyecto.

Artículo 175. (Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales).- Mantiene el texto del inciso primero del artículo 173 del proyecto. Se sugiere la supresión del inciso segundo.

  En caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales de un adolescente trabajador, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el Instituto Nacional del Menor investigarán las causas del mismo de acuerdo a las competencias específicas de cada organismo. Asimismo, se verificará la realización de tareas prohibidas o el hecho de encontrarse el menor de edad en sitio en que esté prohibida su presencia, en cuyo caso se considerará culpa grave del empleador, con las consecuencias previstas por el artículo 7º de la Ley Nº 16.074, de 10 de octubre de 1989.

CAPITULO XIII

DE LA PREVENCION ESPECIAL

III - Espectáculos y centros de diversión.

Se proponen las siguientes redacciones:

Artículo 179. (Preservación de la corrupción).- Prohíbese la concurrencia de personas menores de dieciocho años a casinos, o similares, pubs, boites, night clubs, whiskerías, prostíbulos, hoteles de alta rotatividad o similares.

  El Instituto Nacional del Menor reglamentará la asistencia, participación y/o intervención de personas de menos de dieciocho años a espectáculos públicos de cualquier naturaleza, locales con ventas de bebidas alcohólicas o donde se encuentren instalados juegos electrónicos, pools, bowlings, futbolitos o similares, discotecas, casas de bailes o similares.

Artículo 180. (Prohibición de proveer).- Prohíbese la venta, provisión, arrendamiento o distribución a personas menores de dieciocho años de:

Numerales 1º) y 2º): Idem.

3º) Tabacos, fármacos u otras sustancias, en cualquier forma de elaboración, cuyos componentes puedan significar un peligro o crear dependencia física o psíquica.

4º) Revistas, publicaciones, video casetes, discos compactos o similares, que violen las normas establecidas en los artículos 174 a 176 del presente Código.

CAPITULO XV

DE LA INVESTIGACION DE LA PATERNIDAD 0 MATERNIDAD

Artículo 191. (Accionantes).- Acápite y numerales 1º) 2º) y 3º): Idem.

4º) Cuando el presunto hijo o su representante legal ejercite conjuntamente con la acción que este artículo le acuerda, la de petición de herencia, el Actuario, bajo la pena de 100 UR(cien unidades reajustables) de multa, lo comunicará dentro de quince días al Registro correspondiente para la inscripción, que producirá a los efectos enunciados en el artículo 685 del Código Civil. Si entre los demandados hubiese herederos testamentarios o de los llamados a la herencia por el artículo 1025 del Código Civil, o cónyuge con derecho a gananciales o a porción conyugal, cualquiera de ellos podrá obtener que se limite la interdicción a un bien o lote de bienes hereditarios cuyo valor cubra ampliamente la legítima del actor, quien sólo sobre ese bien o lote podrá perseguir el pago de su haber hereditario en caso de que le sea reconocida la filiación invocada y sin perjuicio de la acción personal que le corresponda por restitución de frutos.

Artículo 197.- Incisos primero y tercero igual.

Inciso segundo. La excepción de mala conducta de la madre no tiene eficacia perentoria.

CAPITULO XVII

Se propone la modificación del título del Capítulo:

CONSEJO NACIONAL HONORARIO DE LOS DERECHOS DEL NIÑO,
EL ADOLESCENTE Y LA FAMILIA

Artículo 204. (Creación).- Créase el Consejo Nacional Honorario de los Derechos del Niño, el Adolescente y la Familia, que se integrará con un representante del Ministerio de Educación y Cultura, uno del Ministerio de Salud Pública, uno del Instituto Pediátrico "Luis Morquio, uno del Instituto Nacional del Menor, uno del Poder Judicial, uno de la Administración Nacional de Educación Pública, uno del Congreso de Intendentes, uno del Colegio de Abogados, tres de las organizaciones no gubernamentales y uno de las organizaciones privadas, en ambos casos, de promoción y atención a la niñez, a la adolescencia y a la familia.

Artículo 205. (integración).- Inciso primero: Idem.

  Inciso segundo.- Los representantes de las organizaciones no gubernamentales y de las organizaciones privadas serán designados.

Artículo 207. (Competencia).- El Consejo que se crea tendrá competencia a nivel nacional. Serán sus fines:

1º) Coordinar, e integrar las políticas sectoriales de atención a la niñez, la adolescencia y la familia, por parte de las diferentes entidades públicas vinculadas al tema.

Numerales 2º) a 4º): Idem.

5º) Ser oído preceptivamente en la elaboración de las leyes de presupuesto, rendición de cuentas y demás normas que tengan relación con la niñez, la adolescencia y la familia.

Artículo 210. (Funcionamiento).- Inciso primero: Idem.

  Inciso segundo: El Consejo tendrá un Secretario Ejecutivo rentado que velará especialmente por su constitución y el cumplimiento de los fines que por este Código se le asignan.

  A tales efectos, se transforma un cargo de "Alta Gerencia" existente en el Instituto Nacional del Menor, que se denominará "Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de los Derechos del Niño, el Adolescente y la Familia", para actuar bajo la dependencia del Consejo.

CAPITULO XIX

Artículo 216. (Nueva denominación).- A partir de la vigencia del presente Código, el Instituto Nacional del Menor (INAME) pasará a denominarse "Instituto del Niño, el Adolescente y la Familia del Uruguay" (INAFU), manteniendo su carácter de servicio descentralizado a todos sus efectos y competencias.

CAPITULO XX

DEROGACIONES Y OBSERVANCIA DEL PRESENTE CODIGO

Artículo 224.- Deróganse los artículos 174 y 241 del Código Civil y todas las demás disposiciones que se opongan al presente Código.

  El artículo 242, inciso primero del Código Civil quedará redactado de la siguiente manera: "Se admite la investigación de la maternidad, cuando no se trate de atribuir el hijo a una mujer casada, al tiempo de la concepción o el nacimiento del hijo.

Artículo 225. (Instituto del Niño, el Adolescente y la Familia del Uruguay).- Desde la publicación oficial del presente Código, se incluirá en el texto la denominación del Instituto del Niño, el Adolescente y la Familia del Uruguay (INAFU).

Se incluyen a continuación los artículos que la Cátedra de Derecho de Familia propone como 80 y 80.1 del proyecto.

Artículo.- Derógase el inciso tercero del artículo 227 del Código Civil.

  Modifícase la redacción del inciso cuarto del artículo 227 del Código Civil, el que quedará redactado de la siguiente forma: "No se admitirá el reconocimiento de hijo natural, aun después de disuelto el matrimonio, cuando ese reconocimiento se pretenda hacer a favor de una persona que tenga la posesión notoria de hijo legítimo, sin perjuicio de las acciones que, legalmente, se admiten para contestar esa filiación.

Artículo.- Sustitúyense los artículos 214, 215, 216, 217, 218, 219, 220 y 221 del Código Civil, los que quedarán redactados de la siguiente manera:

Artículo 214.- Viviendo los cónyuges de consumo, la ley considera al marido, padre de la criatura concebida por su mujer durante el matrimonio. Esta presunción es relativa. Las personas legitimadas por la ley, podrán destruir la misma acreditando que el vínculo biológico de paternidad no existe.

Artículo 215.- Se considera concebida dentro del matrimonio, a la criatura nacida fuera de los ciento ochenta días después de contraído éste y dentro de los trescientos días siguientes a su disolución. Esta presunción es relativa.

Artículo 216.- Se considera, asimismo, el marido padre de la criatura nacida de su mujer dentro de los ciento ochenta días siguientes al matrimonio siempre que aquél haya conocido el embarazo antes de contraer matrimonio o haya admitido su paternidad expresa o tácitamente por cualquier medio inequívoco. Fuera de estos casos, bastará al marido con negar judicialmente la paternidad de la criatura habida por su mujer, de lo que se le dará conocimiento a ésta. Si la madre se opusiera surgirá el contradictorio.

Artículo 217.- La presunción de paternidad del marido que se configura conforme a lo dispuesto por los artículos 214, 215 y 216 del Código Civil, podrá ser libremente impugnada por el marido, el hijo o los herederos de uno u otro, dentro de los plazos y en las condiciones que se dispone en los artículos siguientes.

Artículo 218.- El marido podrá ejercer la acción de desconocimiento de paternidad a efectos de impugnar la presunción de legitimidad que hubiera surgido, dentro del plazo de un año contado desde que tomó conocimiento del nacimiento de la criatura cuya paternidad la ley le atribuye.

  Sus herederos podrán continuar la acción intentada por éste, o iniciar la misma, si el marido hubiera muerto dentro del plazo hábil para deducirla. Los herederos dispondrán del plazo de un año a contar desde el fallecimiento del marido.

Artículo 219.- Hallándose el hijo en posesión del estado filiatorio legítimo, tenga o no su título, podrá impugnar la presunción de paternidad del marido, actuando debidamente representado por un curador ad hoc, dentro del plazo de un año a contar desde el nacimiento. Si la acción no hubiera sido intentada durante la menor edad del hijo, podrá ejercerla éste durante el plazo de un año a partir de la mayoría. En caso de fallecer el hijo dentro del plazo hábil para interponer la demanda de impugnación de la paternidad o durante su minoría de edad sin haberla interpuesto, la acción podrá ser ejercida por los herederos de éste dentro del plazo que aquél contaba.

Artículo 220.- De faltar la posesión de estado de filiación legítima aun cuando exista su título, la acción de desconocimiento de paternidad podrá ser intentada indistintamente por la madre, por un curador ad hoc que actúe en representación del hijo, por el padre biológico que manifieste su ánimo de reconocerlo o por el hijo al llegar a la mayoría de edad. La madre y el padre biológico no podrán accionar una vez que su hijo haya llegado a la mayoría de edad. En ausencia de posesión de estado de filiación legítima, la acción será imprescriptible para el hijo.

  En los casos en que este artículo, el precedente y el inciso cuarto del artículo 227 se refieren a posesión de estado, no se requiere el transcurso del tiempo reclamado por el artículo 47 del Código Civil.

  El acogimiento de la acción deducida por la madre o por el padre biológico, dejará al hijo emplazado en el estado civil de hijo natural del demandante.

Artículo 221.- El proceso no será válidamente entablado si no intervienen en el mismo, en calidad de sujetos activos o pasivos, en su caso, el marido, la madre y el hijo de ésta.

Artículo.- Modifícanse los artículos 174 de la Ley Nº 16.226, 29 de octubre de 1991, y artículo 78 de la Ley Nº 16.320, de 1º de noviembre de 1992, sustituyéndose por la siguiente redacción: "A los efectos de las pensiones alimenticias previstas por el Código de la Niñez y la Adolescencia, además de los sueldos presupuestales se computará el 50% (cincuenta por ciento) de todos los ingresos generados por la actividad del obligado en el exterior.

Montevideo, 31 de agosto de 2000.

DANIEL DIAZ MAYNARD
Representante por Montevideo

Línea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.