Retorno a página principal

N° 3201 - 6 DE MAYO DE 2004

REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CÁMARA DE REPRESENTANTES

QUINTO PERÍODO ORDINARIO DE LA XLV LEGISLATURA

20ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

PRESIDEN LOS SEÑORES REPRESENTANTES
DOCTOR JOSÉ AMORÍN BATLLE
(Presidente)
E INGENIERO AGRÓNOMO GUSTAVO GUARINO (2do. Vicepresidente)

ACTÚAN EN SECRETARÍA LA TITULAR DOCTORA MARGARITA REYES GALVÁN Y
LOS PROSECRETARIOS DOCTOR JOSÉ PEDRO MONTERO Y SEÑOR ENRIQUE SENCIÓN CORBO

 

Asisten el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres;
el señor Subsecretario, doctor Juan Luis Aguerre Cat; el Director General de Secretaría,
escribano Alberto Peña; el Director Nacional de Vialidad, ingeniero Juan Echeverz;
el Gerente de la División Puertos de la Dirección Nacional de Hidrografía, ingeniero Carlos Colon,
y el Asesor Jurídico doctor Naume Goldberg

 

Texto de la citación

Montevideo, 5 de mayo de 2004.

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES se reunirá, en sesión extraordinaria, mañana jueves 6, a la hora 16, con el fin de tomar conocimiento de los asuntos entrados y considerar el siguiente

- ORDEN DEL DÍA -

Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004). (Carp. 3762/004). Rep. 1576

 

 

HORACIO D. CATALURDA     MARGARITA REYES GALVÁN
S e c r e t a r i o s

 

S U M A R I O

1.- Asistencias y ausencias

2.- Asuntos entrados

3.- Proyectos presentados

4 y 6.- Exposiciones escritas

5.- Inasistencias anteriores

CUESTIONES DE ORDEN

7, 9 y 11.- Integración de la Cámara

7, 9 y 11.- Licencias

ORDEN DEL DÍA

8, 10 y 12.- Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004).

(Ver 10ª sesión)

Antecedentes: Rep. Nº 1576, de abril de 2004. Carp. Nº 3762 de 2004. Secretaría.

— Debate.

— Se aprueban dos mociones

1.-      Asistencias y ausencias.

Asisten los señores Representantes: Ernesto Agazzi, Guillermo Álvarez, Juan Justo Amaro, José Amorín Batlle, Raúl Argenzio, Beatriz Argimón, Roberto Arrarte Fernández, Roberto Bagalciague, Raquel Barreiro, Jorge Barrera (1), Artigas A. Barrios, José Bayardi, Elia Bentancur, Ruben Bertín, Rosario Bueno, José Caballero, Amabel Cabrera, Ruben Carminatti, Nora Castro, Hugo Cuadrado, Jorge Chápper, Eduardo Chiesa Bordahandy, Guillermo Chifflet, Sebastián Da Silva, Mario de Pazos, Juan Domínguez, Ricardo Falero, Omar Ferrari, Silvia Ferreira, Luis José Gallo Imperiale, Schubert Gambetta, Gabriela Garrido, Carlos González Álvarez, Gustavo Guarino, Miguel Guzmán, Tabaré Hackenbruch Legnani, Arturo Heber Füllgraff, Doreen Javier Ibarra, María Iriarte, Arturo Lamancha, Eduardo Lay, León Lev, Guido Machado, Diego Martínez, Felipe Michelini, Pablo Mieres, Ricardo Molinelli, Eloísa Moreira, Eduardo Muguruza, Andrés Oribe, Gustavo Osta, Gabriel Pais, Ronald Pais, Jorge Pandolfo, Jorge Patrone, Daniela Payssé, Margarita Percovich, Darío Pérez, Enrique Pérez Morad, Martín Ponce de León, Iván Posada, Yeanneth Puñales Brun, Carlos Restano, Carlos Riverós, Ernesto Rodríguez Altez, Julio Luis Sanguinetti, Diana Saravia Olmos, Gustavo Silveira, Julio C. Silveira, Carlos Testoni, Walter Tirelli, Daisy Tourné, Gerardo Tovagliari, Gerardo Trigo, Wilmer Trivel, Jaime M. Trobo, Fernando Vázquez, José Luis Veiga, Carlota Zamora, José Zapata y Jorge Zás Fernández.

Con licencia: Washington Abdala, Álvaro Alonso, Gustavo Amen Vaghetti, Roque E. Arregui, Carlos Baráibar, Edgar Bellomo, Juan José Bentancor, Nahum Bergstein, Daniel Bianchi, José Luis Blasina, Brum Canet, Ricardo Castromán, Silvana Charlone, Ruben H. Díaz, Daniel Díaz Maynard, Ramón Fonticiella, Julio Lara, Luis M. Leglise, Ramón Legnani, Óscar Magurno, José Carlos Mahía, Juan Máspoli Bianchi, Artigas Melgarejo, Martha Montaner, Ruben Obispo, Jorge Orrico, Gustavo Penadés, Enrique Pintado, Carlos Pita, María Alejandra Rivero Saralegui, Glenda Rondán, Víctor Rossi, Adolfo Pedro Sande, Alberto Scavarelli, Leonel Heber Sellanes, Raúl Sendic, Pedro Señorale, Lucía Topolansky y Walter Vener Carboni.

Faltan con aviso: Guzmán Acosta y Lara, Fernando Araújo, Luis Arismendi, Ricardo Berois Quinteros, Gustavo Borsari Brenna, Nelson Bosch, Julio Cardozo Ferreira, Roberto Conde, Miguel Dicancro, Daniel García Pintos, Orlando Gil Solares, Luis A. Lacalle Pou, José Homero Mello, Francisco Ortiz, Alberto Perdomo, Ambrosio Rodríguez y Walter Texeira.

Sin aviso: Domingo Ramos.

Suplente convocado: Ramón Simonet.

Observaciones:

(1) A la hora 16:40 comenzó licencia, ingresando en su lugar el Sr. Carlos Restano.

2.-     Asuntos entrados.

"Pliego Nº 303

DE LA CÁMARA DE SENADORES

La Cámara de Senadores comunica que, en sesión de 5 de mayo de 2004, sancionó el proyecto de ley por el que se autoriza la salida del país del Buque Escuela ROU 20 "Capitán Miranda" y su tripulación, a efectos de realizar su XXIII Viaje de Instrucción, entre los días 6 de mayo y 11 de octubre de 2004. C/3777/004

-     Téngase presente

COMUNICACIONES GENERALES

La Junta Departamental de Soriano remite copia de la exposición realizada por un señor Edil, sobre un planteamiento de la Cooperativa Uruguaya Solidaria de Afiliados, relativo a la problemática de los deudores en dólares. C/20/000

-    A la Comisión de Hacienda

COMUNICACIONES DE LOS MINISTERIOS

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social contesta los siguientes asuntos:

  • del señor Representante Juan José Bentancor, sobre un concurso convocado por la citada Secretaría de Estado para desempeñar tareas como pasantes en el departamento de Montevideo. C/3494/003

  • del señor Representante Artigas Barrios, relacionado con un presunto llamado para desempeñar pasantías en la citada Secretaría de Estado. C/3469/003

  • del señor Representante Enrique Pérez Morad, acerca de los centros de alimentación asistidos por el Instituto Nacional de Alimentación en el departamento de Maldonado. C/3580/003

-     A sus antecedentes

PEDIDOS DE INFORMES

El señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Educación y Cultura, con destino al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, sobre los legados recibidos por dicho Organismo y las ventas o remates de bienes que administra. C/3816/004

-    Se cursó con fecha 5 de mayo

PROYECTOS PRESENTADOS

Los señores Representantes Jaime Mario Trobo, Ricardo Berois Quinteros y Luis Alberto Lacalle Pou presentan, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se declara a las jineteadas como deporte nacional. C/3817/004

-    A la Comisión Especial de Deporte y Juventud

Los señores Representantes Enrique Pintado y Jorge Orrico presentan, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de ley por el que se designa "Atahualpa del Cioppo" el Jardín de Infantes Nº 365 de la ciudad de Montevideo. C/3818/004

-    A la Comisión de Educación y Cultura".

3.-     Proyectos presentados.

A) "JINETEADAS. (Declaración como deporte nacional).

PROYECTO DE LEY

Artículo Único.- Decláranse a las jineteadas como deporte nacional.

Montevideo, 5 de mayo de 2004.

JAIME MARIO TROBO, Representante por Montevideo, RICARDO BEROIS QUINTEROS, Representante por Flores, LUIS ALBERTO LACALLE POU, Representante por Canelones.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El presente proyecto tiende a regularizar una situación por demás anhelada, declarando a las jineteadas deporte nacional.

La jineteada es un deporte arraigado en la tradición del ser oriental, cada vez más asistimos a la multiplicación de espectáculos de criollas en todo el país.

Esta fiesta que en la capital del país tiene trascendencia solo en la Semana Santa o de Turismo, con ruedos en la Rural del Prado y en el Parque Roosevelt, es un espectáculo que en el resto del país se vibra semana a semana.

Esto prueba cómo se viven las jineteadas en el interior del país con un crecimiento importante en el número de tropillas en todo el territorio nacional.

La jineteada consiste en resistir sobre el lomo del bagual (animal sin amansar) durante algunos segundos.

Existen distintas categorías de jineteadas tales como: basto oriental, encimera, basto argentino, crin limpia, etcétera.

Es muy común que estos espectáculos sean realizados en beneficio de alguna escuela rural o centro tradicionalista, en donde el objetivo principal es pasar un grato momento, demostrando su destreza tanto el jinete como el animal.

Esos segundos de desafío entre el reservado y el hombre se viven con especial atención, y es el hombre el que casi siempre lleva la peor parte.

Estos jóvenes jinetes se juegan mucho en cada salto del animal, vibran con el espectador demostrando su habilidad, pero las probabilidades de una mala caída o de un desenlace fatal son permanentes.

Sin pensar en ello, cada jinete nos revela una muestra de valor superior donde solo anida en ellos una demostración de buen espectáculo.

Los accidentes ocurren permanentemente y el jinete accidentado se priva de los días de labor, que es la base del sustento familiar, todo por el amor a un deporte que no ha sido reconocido.

Este deporte no tiene la suerte de contar con sponsors publicitarios, ni con respaldo económico, solo el esfuerzo de criollos bien intencionados que disfrutan de la tradición.

Proclamar este legado, que es parte del ser oriental, que nos identifica como país y que tenemos la obligación de difundir y mantener en defensa de nuestra identidad que nos distingue de este mundo globalizado, es lo que hoy nos convoca como Representantes Nacionales fieles a las tradiciones que nos formaron como nación.

Declarando a las jineteadas deporte nacional estaremos difundiendo la tradición, protegiendo al deportista criollo y alentando la difusión de este maravilloso espectáculo gaucho.

Montevideo, 5 de mayo de 2004.

JAIME MARIO TROBO, Representante por Montevideo, RICARDO BEROIS QUINTEROS, Representante por Flores, LUIS ALBERTO LACALLE POU, Representante por Canelones".

B) "ATAHUALPA DEL CIOPPO. (Designación al Jardín de Infantes Nº 365 de la ciudad de Montevideo).

PROYECTO DE LEY

Artículo Único.- Desígnase con el nombre "Atahualpa del Cioppo" el Jardín de Infantes Nº 365 de la ciudad de Montevideo.

Montevideo, 5 de mayo de 2004.

ENRIQUE PINTADO, Representante por Montevideo, JORGE ORRICO, Representante por Montevideo.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Atahualpa del Cioppo fue una de las personalidades más importantes de la cultura uruguaya en el siglo XX.

Deportista, poeta y director teatral, fue en esta última actividad que alcanzó niveles excepcionales.

El primer grupo teatral que fundó, en 1936, fue con niños, y se llamó "La isla de los niños". En 1948, se rebautizó como "La isla" y se envió al "Teatro del Pueblo". Juntos alquilaron una vieja construcción de zinc en la calle Mercedes esquina Carlos Roxlo. Allí nació el Teatro "El Galpón", referente ineludible del arte teatral uruguayo contemporáneo.

El prestigio de Atahualpa del Cioppo como director teatral rebasó largamente nuestras fronteras, alcanzando a toda América Latina, el Caribe y Europa.

Hombre inteligente, sensible, amable, su sencillez fue admirable. Tenía más de ochenta años cuando aceptó ser ayudante de un director de menos de veinte porque -dijo- "a mi edad siempre se pueden aprender muchas cosas".

Los educadores y la Comisión de Fomento del Jardín de Infantes Nº 365, de la avenida Sayago 1581, han decidido por unanimidad realizar las gestiones necesarias para que este centro educativo sea designado como "Atahualpa del Cioppo". Merecido homenaje para quien, habiendo dedicado su vida al teatro, comenzó dirigiendo un grupo teatral formado por niños.

Montevideo, 5 de mayo de 2004.

ENRIQUE PINTADO, Representante por Montevideo, JORGE ORRICO, Representante por Montevideo".

4.-     Exposiciones escritas.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Está abierto el acto.

(Es la hora 16 y 30)

——Dese cuenta de las exposiciones escritas.

(Se lee:)

"La señora Representante Diana Saravia Olmos solicita se curse una exposición escrita al Ministerio de Educación y Cultura, con destino a Tveo-Televisión Nacional, sobre la necesidad de mejorar la recepción de dicha señal en el departamento de Treinta y Tres. C/27/000

El señor Representante Ernesto Rodríguez Altez solicita se curse una exposición escrita a la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina; a los asistentes al 47º Congreso de COTAL; a la Comisión Directiva de AUDAVI; a la Organización Mundial del Turismo y al Ministerio de Relaciones Exteriores, con destino a las Embajadas de nuestro país en la República Argentina, los Estados Unidos Mexicanos y el Reino de España, relacionada con la importancia de la citada Confederación en el desarrollo de la industria turística. C/27/000

La señora Representante María Alejandra Rivero Saralegui solicita se cursen las siguientes exposiciones escritas:

——Se votarán oportunamente.

5.-     Inasistencias anteriores.

Dese cuenta de las inasistencias anteriores.

(Se lee:)

"Inasistencias de Representantes a la sesión ordinaria realizada el 5 de mayo de 2004:

Con aviso: Roberto Arrarte Fernández, Roberto Conde, Eduardo Chiesa Bordahandy y Yeanneth Puñales Brun.

Sin aviso: Domingo Ramos.

Inasistencias a las Comisiones.

Representantes que no concurrieron a las Comisiones citadas:

Miércoles 5 de mayo

ASUNTOS INTERNACIONALES

Con aviso: Julio Luis Sanguinetti.

CONSTITUCIÓN, CÓDIGOS, LEGISLACIÓN GENERAL Y ADMINISTRACIÓN

Con aviso: Daniel Díaz Maynard.

Sin aviso: Ernesto Rodríguez Altez, Miguel Ángel Guzmán Martínez y Silver R. Estévez Rodríguez.

GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA

Con aviso: Eduardo Chiesa Bordahandy y Ricardo Berois Quinteros.

LEGISLACIÓN DEL TRABAJO

Con aviso: Andrés Oribe.

PRESUPUESTOS

Con aviso: Adolfo Pedro Sande.

SALUD PÚBLICA Y ASISTENCIA SOCIAL

Sin aviso: Wilmer Trivel.

TRANSPORTE, COMUNICACIONES Y OBRAS PÚBLICAS

Con aviso: Óscar Magurno.

Sin aviso: Domingo Ramos.

TURISMO

Con aviso: Roberto Arrtarte Fernández y Yeanneth Puñales Brun.

VIVIENDA, TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Con aviso: Artigas Melgarejo".

6.-     Exposiciones escritas.

——Habiendo número, está abierta la sesión.

Se va a votar el trámite de las exposiciones escritas de que se dio cuenta.

(Se vota)

——Treinta y uno en treinta y dos: AFIRMATIVA.

(Texto de las exposiciones escritas:)

1) Exposición de la señora Representante Diana Saravia Olmos al Ministerio de Educación y Cultura, con destino a Tveo-Televisión Nacional, sobre la necesidad de mejorar la recepción de dicha señal en el departamento de Treinta y Tres.

"Montevideo, 6 de mayo de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparada en las facultades que me confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicito que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Educación y Cultura, con destino a Canal 5 Tveo, Servicio Nacional de Televisión. En esta oportunidad deseo referirme al problema existente en el departamento de Treinta y Tres, ya que desde hace tiempo no se puede recibir la señal del canal oficial. En varias ocasiones, he reclamado y, provisoriamente se ha superado el inconveniente, pero, lamentablemente, no se ha logrado una solución definitiva, encontrándose actualmente, la transmisión interrumpida. El canal oficial tiene muy buena programación y es una pena que dicha transmisión no tenga continuidad. Solo la población que posee televisión por cable accede a ella, y quienes no pueden hacerlo, porque no cuentan con los recursos para costear ese servicio, se ven limitados a ver únicamente el canal local. Por ese motivo, solicito a ese organismo que adopte las medidas necesarias para solucionar definitivamente este problema, de manera que esa franja de la población que no posee televisión por cable acceda a la programación oficial. Saludo al señor Presidente muy atentamente. DIANA SARAVIA OLMOS, Representante por Treinta y Tres".

2) Exposición del señor Representante Ernesto Rodríguez Altez a la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina; a los asistentes al 47º Congreso de COTAL; a la Comisión Directiva de AUDAVI; a la Organización Mundial del Turismo y al Ministerio de Relaciones Exteriores, con destino a las Embajadas de nuestro país en la República Argentina, los Estados Unidos Mexicanos y el Reino de España, relacionada con la importancia de la citada Confederación en el desarrollo de la industria turística.

"Montevideo, 5 de mayo de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Relaciones Exteriores, con destino a las Embajadas de nuestro país en la República Argentina, en los Estados Unidos Mexicanos y en el Reino de España; a la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL) y, por su intermedio, a los asistentes al 47º Congreso y a la sede de la ciudad de Buenos Aires, de la República Argentina; a la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (AUDAVI) y, por su intermedio, a los miembros que la integran; y a la Organización Mundial del Turismo, cuya sede se encuentra en la ciudad de Madrid, del Reino de España. A partir del día 6 de mayo de 2004, se desarrollará en la ciudad de Cancún, de los Estados Unidos Mexicanos, el 47º Congreso de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL). Entendemos que nuestro Parlamento no puede estar ausente en dicha circunstancia y que debe hacer llegar su deseo de éxito a ese evento, tan caro para los operadores turísticos de nuestro país que, desde su fundación hasta el presente, han tenido participación activa en su Directiva, en sus comisiones de trabajo, en sus congresos, en sus actividades en general e, inclusive, ocupando en varias oportunidades la Presidencia, siendo actualmente, don Augusto Victorica, su Vicepresidente Ejecutivo. COTAL ha sido y es de gran importancia para el desarrollo del turismo latinoamericano, ya que a través de su acción fecunda ha logrado que la industria turística fructificara y se profesionalizara en nuestro continente. Estamos convencidos de que la actividad turística constituye un pilar fundamental para la región -como instrumento para superar esta etapa de postcrisis que nos ha tocado vivir-, y de que todos la tenemos que ayudar a encauzarse y desarrollarse, en tanto el turismo aporta ingresos genuinos de divisas para nuestros países. Es una herramienta eficiente de creación de empleos. Importa la actividad más equitativa en distribución de ingresos. Genera nuevas opciones educativas y carreras para nuestros jóvenes. En fin, significa un motor eficaz para generar el desarrollo de nuestros pueblos. Así lo sostuvimos en la oportunidad en que tuvimos el inmenso honor de representar a nuestro país, como Coordinador del Grupo Turismo de la Cumbre de las Américas. Grupo iniciado en el lustro pasado y que, lamentablemente, no ha tenido continuidad. No obstante, sentimos esta rehabilitación, fortalecimiento y nuevo empuje que ha adquirido COTAL -que se ha logrado a partir de su Congreso del presente año- por lo que es propicio que solicitemos al señor Presidente que remita esta exposición escrita a los destinos mencionados. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. ERNESTO RODRÍGUEZ ALTEZ, Representante por Maldonado".

3) Exposición de la señora Representante María Alejandra Rivero Saralegui al Ministerio de Turismo, acerca de la posibilidad de auspicio al Primer Encuentro Internacional de Motos y la Segunda Exposición de Autos, a celebrarse en la ciudad de Melo, departamento de Cerro Largo, en el mes de mayo de 2004.

"Montevideo, 6 de mayo de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Turismo. Los días 14, 15 y 16 de mayo del presente año, se realizará en la ciudad de Melo, departamento de Cerro Largo, el 1º Encuentro Internacional de Motos y la 2º Exposición de Autos, organizado por los responsables del programa periodístico 'Tierra de Nadie', programa que se emite semanalmente en un canal de televisión abierta de esta ciudad. Esta actividad tendrá carácter internacional, ya que contará con la presencia de participantes de los hermanos países de Brasil y Argentina; lo que, indudablemente, convertirá a esa ciudad en polo de atracción turística en esos días y redundará, también, en beneficio de los sectores comerciales de esta ciudad. Es de destacar, que la sociedad melense, desde los inicios de este programa televisivo, ha valorado profundamente el especial interés y difusión que en él se brinda al trabajo de músicos, artesanos e instituciones del departamento, e inclusive la intensidad con que participa el público en general, lo que indudablemente realiza el trabajo realizado por sus conductores hasta el presente. Por considerar de sumo interés para toda la sociedad de Cerro Largo, la realización de tal actividad, es que me permito sugerir a ese Ministerio se contemple la posibilidad de realizar algún tipo de aporte económico, que contribuya a solventar, junto a otros que se han solicitado por parte de los organizadores (tanto al sector público como al privado); los gastos que genera la organización del referido encuentro. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. MARÍA ALEJANDRA RIVERO SARALEGUI, Representante por Cerro Largo".

4) Exposición de la señora Representante María Alejandra Rivero Saralegui al Ministerio de Industria, Energía y Minería, y por su intermedio a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas, referente a la posibilidad de proveer de suministro de energía eléctrica a la Escuela Nº 27 "Sierra de Ríos", departamento de Cerro Largo.

"Montevideo, 6 de mayo de 2004. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Industria, Energía y Minería y, por su intermedio, a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE). Queremos referirnos a un planteamiento que nos fuera efectuado por vecinos de la Escuela Nº 27, de Sierra de Ríos, ubicada a 60 kilómetros de la ciudad de Melo, en el departamento de Cerro Largo. Adjuntamos a la presente exposición escrita, la nota que nos hicieran llegar, donde dan cuenta de la difícil situación que están afrontando, al carecer del sistema de electrificación rural, con el consiguiente perjuicio para el dictado de los cursos. Cabe mencionar, además, que, al tratarse de familias de escasos recursos económicos, resulta imposible afrontar la compra de paneles solares y de baterías, por sus propios medios. Por lo expuesto, solicitamos, en la medida de lo posible, la donación de paneles solares y baterías, que serían de gran utilidad en la mencionada comunidad, quedando, los alumnos de esa escuela y sus padres, enormemente agradecidos. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. MARÍA ALEJANDRA RIVERO SARALEGUI, Representante por Cerro Largo".

7.-     Licencias.

Integración de la Cámara.

Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes resoluciones:

Del señor Representante Luis M. Leglise, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Walter Texeira.

Del señor Representante Adolfo Pedro Sande, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Arturo Lamancha.

Del señor Representante Gustavo Penadés, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora Silvia Ferreira.

Del señor Representante Edgar Bellomo, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Eduardo Lay Álvez.

Visto la convocatoria del suplente siguiente del señor Representante Juan Máspoli, y en virtud de la denegatoria expresada por el señor Luis Gustavo Aguilar de aceptar la misma, se convoca por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente, señor José María Caballero.

Del señor Representante José Luis Blasina, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora María Nelba Iriarte.

Del señor Representante Artigas Melgarejo, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Carlos Riverós.

Del señor Representante Víctor Rossi, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor León Lev.

De la señora Representante Alejandra Rivero Saralegui, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Luis Alberto Arismendi Ledesma.

Del señor Representante Óscar Magurno, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Miguel Dicancro.

De la señora Representante Glenda Rondán, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Roberto Bagalciague.

Del señor Representante Jorge Barrera, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Carlos Restano.

Del señor Representante Alberto Scavarelli, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose a la suplente siguiente, señora Amabel Cabrera.

Del señor Representante Daniel Bianchi, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 6 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Ruben Bertín.

Del señor Representante Carlos Pita, por misión oficial, literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para participar de la presentación del Programa de Ciudadanía Ambiental y en la Jornada sobre Seguridad Ciudadana, donde participa la Comisión de Prevención al Narcotráfico y Crimen Organizado del Parlamento Latinoamericano (PARLATINO), a realizarse en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina, por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Álvaro Pérez".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y seis en treinta y ocho: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.


Presente.
De mi mayor consideración.

De acuerdo a lo establecido en la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside, se sirva concederme el uso de licencia por el día de la fecha por motivos personales.

Sin más saluda atentamente.

LUIS M. LEGLISE
Representante por Salto".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Salto, Luis M. Leglise.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Salto, Luis M. Leglise.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 71 del Lema Partido Nacional, señor Walter Texeira.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 5 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales, al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, por el día 6 del corriente mes, convocando a mi suplente respectivo.

Sin otro particular, saluda a usted muy atentamente.

ADOLFO PEDRO SANDE
Representante por Canelones".

"Montevideo, 5 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi consideración:

Por la presente comunico a usted que, por esta única vez, no he de aceptar la convocatoria de la cual he sido objeto, en virtud de la licencia solicitada por el Diputado Adolfo Pedro Sande.

Saluda a usted muy atentamente.

Orestes Numa Santos".

"Montevideo, 5 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Comunico a usted que no acepto, por esta única vez, la convocatoria que formulara ese Cuerpo ante la licencia solicitada por el Diputado Adolfo Pedro Sande.

Sin más saluda atentamente.

Eliseo Marandino".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Canelones, Adolfo Pedro Sande.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que han sido objeto los suplentes correspondientes siguientes, señores Oreste Numa Santos y Eliseo Marandino.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Canelones, Adolfo Pedro Sande.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, han presentado los suplentes correspondientes siguientes, señores Oreste Numa Santos y Eliseo Marandino.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Arturo Lamancha.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
Dr. José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración.

Por medio de la presente, tengo el agrado de dirigirme a Ud. para solicitarle se me conceda licencia el día 6 de mayo del año en curso.

Sin otro particular, le saluda atentamente.

GUSTAVO PENADÉS
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Gustavo Penadés.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Gustavo Penadés.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, a la suplente siguiente de la Hoja de Votación Nº 71 del Lema Partido Nacional, señora Silvia Ferreira.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

Por intermedio de la presente comunico a Ud., que por razones personales solicito licencia los días 6 y 7 del mes en curso, convocando a mi suplente respectivo.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

EDGAR BELLOMO
Representante por Canelones".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

Por intermedio de la presente comunico a Ud., que no acepto por esta vez la convocatoria, en virtud de la licencia solicitada por el Sr. Diputado Edgar Bellomo desde el 6 hasta el 7 inclusive del mes en curso.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Julio Varona".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Canelones, Edgar Bellomo.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo 2004.

II) Que el suplente siguiente, señor Julio Varona, no acepta por esta vez la convocatoria.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945 y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Canelones, Edgar Bellomo.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, presenta el suplente siguiente señor Julio Varona.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 738 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Eduardo Lay Álvez.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 5 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente quien suscribe, Dr. Luis Gustavo Aguilar, titular de la cédula de identidad Nº 3.049.547-9, manifiesto no aceptar la convocatoria para ocupar el cargo de Representante Nacional por el departamento de Flores del día 6 de mayo de 2004.

Ruego se sirva disponer lo que reglamentariamente corresponda.

Saluda con elevada consideración.

Luis Gustavo Aguilar".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: I) La licencia oportunamente concedida al señor Representante por el departamento de Flores, Juan Máspoli Bianchi, por el día 6 de mayo de 2004.

II) Que la Cámara de Representantes convocó al señor Luis Gustavo Aguilar para ejercer la suplencia correspondiente.

III) Que el señor Luis Gustavo Aguilar comunica en el día de la fecha que deja sin efecto la convocatoria efectuada.

RESULTANDO: Que procede convocar para ejercer la representación referida al suplente siguiente.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el señor Luis Gustavo Aguilar.

2) Convóquese por Secretaría para integrar la representación por el departamento de Flores, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 22 del Lema Partido Colorado, señor José María Caballero.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente solicito al Cuerpo que Ud. preside licencia por motivos particulares, el día 6 de mayo de 2004.

Pido se convoque al suplente respectivo.

Saludo al señor Presidente muy atte.,

JOSÉ L. BLASINA
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

La que suscribe, Carmen Anastasía, Cédula de Identidad Nº 3.529.236-5, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, José Luis Blasina, quien ha solicitado licencia el 6 de mayo de 2004, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitada por esta sola vez, de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Carmen Anastasía".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Álvaro Espinosa, Cédula de Identidad Nº 1.018.226-2, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, José Luis Blasina quien ha solicitado licencia el 16 de mayo, comunico a usted que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Álvaro Espinosa".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

La que suscribe, Blanca Elgart, Cédula de Identidad Nº 3.127.308-0, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional José Luis Blasina, quien ha solicitado licencia el 6 de mayo, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Blanca Elgart".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Carlos Riverós, Cédula de Identidad Nº 614.717, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, José L. Blasina, quien ha solicitado licencia el 6 de mayo, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Carlos Riverós".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Javier Cousillas, Cédula de Identidad Nº 1.621.079-4, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Javier Cousillas".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Jorge Basso, Cédula de Identidad Nº 1.254.459-7, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, José Luis Blasina quien ha solicitado licencia el 6 de mayo, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Jorge Basso".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle


Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Hugo Rodríguez, Cédula de Identidad Nº 3.548.446-1, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Hugo Rodríguez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Gonzalo Reboledo, Cédula de Identidad Nº 2.576.789-1, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Gonzalo Reboledo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Álvaro Pérez, cédula de identidad Nº 2.587.720-0, en mi calidad de suplente del Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Álvaro Pérez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe, Luis Garrido, Cédula de Identidad Nº 4.159.993, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Luis Garrido".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

La que suscribe, Hyara Rodríguez, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Hyara Rodríguez".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, José Luis Blasina.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que fueron objeto los suplentes siguientes, señora Carmen Anastasía, señor Álvaro Espinosa, señora Blanca Elgart, señores Carlos Riverós, Javier Cousillas, Jorge Basso, Hugo Rodríguez, Gonzalo Reboledo, Álvaro Pérez, Luis Garrido y la señora Hyara Rodríguez.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, José Luis Blasina.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, presentan los suplentes siguientes señora Carmen Anastasía, señor Álvaro Espinosa, señora Blanca Elgart, señores, Carlos Riverós, Javier Cousillas, Jorge Basso, Hugo Rodríguez. Gonzalo Reboledo, Álvaro Pérez, Luis Garrido y la señora Hyara Rodríguez.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora María Nelba Iriarte.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración.

Por la presente me dirijo a usted para solicitar licencia por el día de hoy por motivos personales.

Sin más saluda atentamente.

ARTIGAS MELGAREJO
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración.

El que suscribe Álvaro Espinosa, Cédula de Identidad Nº 1.018.226-2, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional Artigas Melgarejo, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente.

Álvaro Espinosa".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración.

La que suscribe Blanca Elgart, Cédula de Identidad Nº 3.127.308-0, en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional Artigas Melgarejo, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente.

Blanca Elgart".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Artigas Melgarejo.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que fueron objeto los suplentes correspondientes siguientes, señor Álvaro Espinosa y señora Blanca Elgart.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Artigas Melgarejo.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, presentan los suplentes siguientes señor Álvaro Espinosa y señora Blanca Elgart.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Carlos Riverós.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Me dirijo a Ud. a efectos de solicitar licencia por motivos personales por el día de la fecha.

Asimismo, solicito se convoque al suplente correspondiente.

Atentamente,

VÍCTOR ROSSI
Representante por Montevideo"

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Víctor Rossi.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Víctor Rossi.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 738 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor León Lev.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 5 de mayo 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi mayor consideración:

Por intermedio de la presente me dirijo a usted con la finalidad de solicitar se me otorgue el uso de licencia el día 6 de mayo del año en curso, por motivos personales.

Sin otro particular, lo saluda atentamente.

MARÍA ALEJANDRA RIVERO SARALEGUI
Representante por Cerro Largo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Cerro Largo, Alejandra Rivero Saralegui.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y en el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, a la señora Representante por el departamento de Cerro Largo, Alejandra Rivero Saralegui.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 333 del Lema Partido Nacional, señor Luis Alberto Arismendi Ledesma.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de Mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

ÓSCAR MAGURNO
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Óscar Magurno.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Óscar Magurno.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000 del Lema Partido Colorado, señor Miguel Dicancro.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,

José Amorín Batlle.
Presente

De mi consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, convocando a mi suplente respectivo durante los días 6 y 7 de mayo del corriente año.

Saluda a usted muy atentamente.

GLENDA RONDÁN
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Alberto Jar Sánchez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Gustavo Rojo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Alexis Guynot de Boismenú".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

José Agustín Aguerre".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Mario Linzo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Eduardo Alpuin".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente de la Diputada Glenda Rondán, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Pedro Pérez Stewart".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente
De mi consideración:

Habiendo sido convocado para integrar ese Cuerpo en mi calidad de suplente de la Representante Sra. Glenda Rondán, comunico a usted que por esta única vez no acepto dicha convocatoria.

Saluda a usted atte.

Yamandú Flangini".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Glenda Rondán.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que han sido objeto los suplentes correspondientes siguientes, señores Alberto Jar Sánchez, Gustavo Rojo, Alexis Guynot de Boismenú, José Aguerre, Mario Linzo, Luis E. Alpuin, Pedro Pérez Stewart y Yamandú Flangini.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido ente los días 6 y 7 de mayo de 2004, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Glenda Rondán.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, han presentado los suplentes correspondientes, señores Alberto Jar Sánchez, Gustavo Rojo, Alexis Guynot de Boismenú, José Aguerre, Mario Linzo, Luis E. Alpuin, Pedro Pérez Stewart y Yamandú Flangini.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Roberto Bagalciague.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales, al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, convocando a mi suplente respectivo durante los días 6 y 7 de mayo del corriente año.

Saluda a usted muy atentamente.

JORGE BARRERA
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted, a efectos de comunicarle que por esta única vez no acepto la convocatoria para integrar ese cuerpo.

Sin otro particular, hago propicia la oportunidad para saludar a usted con mi más alta consideración.

Leonardo Costa".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Guillermo Silva Grucci".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Álvaro Berrutti".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Humberto Bellora".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Silver Estévez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Baltasar Brum".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Sr. Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi consideración:

Habiendo sido convocado en mi calidad de suplente del Diputado Jorge Barrera, para integrar ese Cuerpo, comunico a usted que por esta única vez no acepto la referida convocatoria.

Saluda a usted muy atentamente.

Raúl Aliverti".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Jorge Barrera.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que han sido objeto los suplentes correspondientes siguientes, señores Leonardo Costa, Guillermo Silva Grucci, Álvaro Berrutti, Humberto Bellora, Silver Estévez, Baltasar Brum y Raúl Aliverti.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 6 y 7 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Jorge Barrera.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, han presentado los suplentes correspondientes, señores Leonardo Costa, Guillermo Silva Grucci, Álvaro Berrutti, Humberto Bellora, Silver Estévez, Baltasar Brum y Raúl Aliverti.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Carlos Restano.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales, por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

ALBERTO SCAVARELLI
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Hugo Granucci".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El abajo firmante Dr. Raúl Germán Rodríguez, habiendo sido convocado para asumir en calidad de suplente una banca en la Cámara de Representantes le comunica a usted que por razones personales y por esta única vez no he de acceder a ella.

Sin otro particular saluda muy atentamente.

Raúl Germán Rodríguez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria a integrar el Cuerpo por la cual he sido convocado.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Luis Spósito".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Juan Ángel Vázquez".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Palmira Zuluaga".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Ruben Zambella".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Alfredo Menini".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Eduardo Scasso".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que por esta única vez no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

Augusto Montesdeoca".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Alberto Scavarelli.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

II) Que los suplentes siguientes, señores Hugo Granucci, Germán Rodríguez, Luis Spósito, Juan Ángel Vázquez, señora Palmira Zuluaga, señores Ruben Zambella, Alfredo Menini, Eduardo Scasso y Augusto Montesdeoca, no aceptan por ésta única vez la convocatoria de que han sido objeto.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y en el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Alberto Scavarelli.

2) Acéptanse, por esta única vez, las negativas presentadas por los suplentes siguientes, señores Hugo Granucci, Germán Rodríguez, Luis Spósito, Juan Ángel Vázquez, señora Palmira Zuluaga, señores Ruben Zambella, Alfredo Menini, Eduardo Scasso y Augusto Montesdeoca.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000, del Lema Partido Colorado, señora Amabel Cabrera.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle.

Presente.
De mi consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales, al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, por el día de la fecha, convocando a mi suplente respectivo.

Sin otro particular, saluda a usted muy atentamente.

DANIEL BIANCHI
Representante por Colonia".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Colonia, Daniel Bianchi.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 6 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Colonia, Daniel Bianchi.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Ruben Bertín.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Por la presente solicito se me conceda licencia desde el 11 al 14 de mayo inclusive, a fin de participar en misión oficial a la Presentación del Programa de Ciudadanía Ambiental y a la Jornada sobre Seguridad Ciudadana a desarrollarse en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina. En el evento participa la Comisión de Prevención al Narcotráfico y Crimen Organizado del Parlamento Latinoamericano de la cual soy miembro titular. Asimismo solicito se proceda a la convocatoria del suplente respectivo.

Sin otro particular, saludo a usted muy atentamente.

CARLOS PITA
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

El que suscribe Gonzalo Reboledo, cédula de identidad Nº 2.576.789-1,en mi calidad de suplente del Representante Nacional, comunico a usted que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo al Sr. Presidente muy atentamente.

Gonzalo Reboledo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia para viajar al exterior en misión oficial, del señor Representante por el departamento de Montevideo, Carlos Pita, para asistir como integrante de la Comisión de Narcotráfico y Crimen Organizado del Parlamento Latinoamericano (PARLATINO), a la presentación del Programa de Ciudadanía Ambiental y a la Jornada sobre Seguridad Ciudadana, a realizarse en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria el suplente siguiente señor Gonzalo Reboledo.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y en el literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia para viajar al exterior en misión oficial, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Carlos Pita, por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004, para asistir como integrante de la Comisión de Narcotráfico y Crimen Organizado del Parlamento Latinoamericano (PARLATINO), a la presentación del Programa de Ciudadanía Ambiental y a la Jornada sobre Seguridad Ciudadana

2) Acéptase la negativa presentada por el suplente siguiente, señor Gonzalo Reboledo.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Álvaro Pérez.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

8.-     Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004).

——Se entra al orden del día con la consideración del asunto motivo de la convocatoria: "Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004)".

(ANTECEDENTES:)

Rep. Nº 1576

"MOCIÓN

Mociono para que al amparo del artículo 119 de la Constitución se haga venir a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, a los efectos de que brinde las respuestas frente a las preguntas que quedaron sin responder en la comparecencia llevada adelante el día miércoles 17 de marzo próximo pasado.

Montevideo, 1º de abril de 2004.

JOSÉ BAYARDI, Representante por Montevideo".

——Se invita al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, y al señor Subsecretario, doctor Juan Luis Aguerre Cat, a ingresar a Sala.

El señor Ministro de Transporte y Obras Públicas ha solicitado autorización para que lo acompañen durante el transcurso de esta sesión el escribano Alberto Peña, Director General del Ministerio; el ingeniero Juan Echeverz, Director Nacional de Vialidad; el ingeniero Carlos Colon, Gerente de la División Puertos de la Dirección Nacional de Hidrografía, y el doctor Naume Goldberg, asesor jurídico.

Se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y uno en cuarenta y cuatro: AFIRMATIVA.

En consecuencia, pueden ingresar a Sala.

Tiene la palabra el miembro interpelante, señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: hemos convocado nuevamente a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, tal como habíamos anunciado durante su comparecencia anterior. Lo hemos hecho con dos intereses fundamentales. El primero es que nosotros tengamos la posibilidad de conocer sus respuestas a las preguntas que habíamos formulado y que, por haber llegado la hora de finalización de la sesión, no pudo contestar. El otro es que la Cámara de Representantes adopte una resolución. Entendemos que la Cámara tiene facultades que la Constitución le otorga y tiene obligaciones que la ciudadanía le ha asignado. Una de ellas es expedirse con respecto a los asuntos que se ponen a su consideración. Creemos que prestigiaría al Parlamento que las interpelaciones siempre terminasen con una resolución, sea a favor del sector que sea, que apoye o no al señor Ministro, pero que no terminen porque llega la hora de finalización de la sesión o porque la Cámara queda sin número. Entonces, es uno de nuestros objetivos centrales que hoy se adopte una resolución.

Por ese motivo y también porque el señor Ministro dice que yo voy aprendiendo con él, vamos a ser muy parcos en la concesión de interrupciones -quizás esto también lo he aprendido- y desde ya pedimos disculpas por eso. El respeto por el tiempo de la Cámara nos tiene que llevar a que seamos muy medidos en la concesión de interrupciones.

De las preguntas que habíamos formulado, el señor Ministro contestó directamente cinco; los comentarios los haremos luego de que él realice su exposición. En su exposición anterior contestó algunas preguntas más, y al respecto también haremos los comentarios pertinentes.

Tenemos muy especial interés en determinadas preguntas que quedaron sin responder, que queremos resaltar y que nos resultan esenciales; me refiero a las que tienen que ver con las características económicas, porque ahí no manejamos cuestiones de opinión, sino que pretendemos manejar datos objetivos.

La pregunta número 8 dice: "¿Cuál es el precio del chipeado, embarque y anexos, por tonelada, de la oferta recibida?". Aun transcurridos sesenta días de la apertura de la licitación, no lo conocemos.

¿Qué elementos objetivos -reiteramos: objetivos- fundamentan la aceptación del plazo de cincuenta años? Los elementos subjetivos fueron dados por el señor Ministro en su exposición.

¿Qué factores objetivos se consideran para medir los costos y beneficios que el proyecto genera a la población local? Aclaro que estoy abreviando las preguntas.

¿En cuánto estima el Ministerio la inversión en infraestructura de transporte asociada al funcionamiento adecuado del proyecto?

¿En cuánto ha estimado el Ministerio la afectación a los ingresos por turismo de la zona, si estos estudios se han hecho?

Son aspectos muy concretos sobre los que entendemos que es imprescindible conocer la información que el señor Ministro nos pueda proporcionar.

Agregaríamos hoy una interrogante más que tiene que ver con los términos de la oferta que se presentó, que nos parece un aspecto muy importante para juzgar la conveniencia o inconveniencia e, inclusive, el valor de lo que el señor Ministro nos dijo en su momento con respecto a la facultad que se reserva el concedente de rescatar anticipadamente la concesión. Es la propuesta que hizo el oferente con relación a los mecanismos de actualización del saldo no amortizado que se deberá pagar como indemnización.

Esos son los intereses principales que tenemos en esta comparecencia del señor Ministro.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: creo que las respuestas fueron dadas en la larga exposición que motivó la comparecencia en el mes de marzo, pero con todo agrado vamos a contestarlas una por una, tal como habíamos empezado a hacer en esa oportunidad.

Voy a leer las preguntas, dado que ha pasado bastante tiempo y, por lo tanto, la respuesta se perdería si no se hiciera mención a la correspondiente pregunta.

Habíamos contestado desde la primera a la cuarta pregunta, inclusive. La pregunta que seguiría sería la número 5, que dice: "En 1998 el Ministerio excluía del uso portuario a la totalidad de los terrenos linderos a la Bahía Grande por entenderlos de afectación principal turística. ¿Por qué se cambió ese criterio y se pasó a uso de este proyecto industrial y de estiba toda una zona de la Bahía? ¿Qué opinión dieron el Ministerio de Turismo y la Intendencia de Rocha?".

Respuesta: porque se quería desplazar el área de la terminal granelera hacia la península a efectos de preservar el frente noreste para el desarrollo del puerto de aguas profundas. Si se hubiera realizado el puerto de aguas profundas, se habría mantenido el área referida con las características de afectación turística -más por razones paisajísticas que por el uso de la zona-, y la terminal granelera se habría localizado en la zona de aguas protegidas. En este tema no dieron opinión favorable ni desfavorable el Ministerio de Turismo y la Intendencia Municipal de Rocha.

La pregunta número 6 dice: "¿Por qué aceptó el Ministerio (aunque ahora se haya retirado) el relleno de 3 hectáreas de la Bahía, que el representante de la empresa ha manifestado públicamente que eran para usos diferentes y en una segunda etapa?".

Respuesta: inicialmente los servicios técnicos estimaron que el área de 3 hectáreas de relleno permitía dar mayor lógica de forma al predio, regularizándolo. Tal vez el señor Diputado Ponce de León puede darme una ayuda visual, mostrando en la pantalla el área a la que estamos haciendo referencia.

El área de relleno se retiró del pliego, por lo que no tiene sentido discutir sobre eso.

Por otro lado, debe señalarse que no estaba en las ideas originales planteadas por Puerto Graneles S.A. Si bien la empresa siempre solicitó el uso de 30 hectáreas de suelo, a partir de ese acto se redujeron a 27 hectáreas.

En la imagen se puede observar la zona en la que se forma un istmo entre el camino y la costa. Los técnicos de la Dirección Nacional de Hidrografía pensaron que valía la pena transformarlo en un rectángulo, y eso implicaba hacer un relleno en esta zona; era un elemento que cambiaba las condiciones naturales del lugar. Esa área después se eliminó. Por lo tanto, no tiene sentido que sigamos conversando sobre esto.

La pregunta número 7 dice: "El proyecto presentado descarta otras ubicaciones por su rol turístico. ¿Por qué razón el Ministerio no aplicó el mismo criterio a la Bahía Grande de La Paloma?".

El inversor Puerto Graneles S.A. lo habrá hecho y lo menciona en sus documentos; no es el Ministerio el que ha descartado otras ubicaciones por el rol turístico. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas orientó la inversión hacia La Paloma, y lo hizo porque, de acuerdo con el numeral 9º del artículo 85 de la Constitución de la República, la habilitación de puertos requiere una ley; es competencia de la Asamblea General. Por lo tanto, si el Ministerio no tiene ley que lo habilite, mal puede estar promoviendo una iniciativa privada en un lugar donde el ordenamiento constitucional y legal del país no lo permite, lo que no quiere decir que no se pueda proponer otra ley. Lo que está claro es que si hay una iniciativa privada, no puede plantearse diciendo que es viable si necesita una ley previa. Así lo dispone entonces el numeral 9º del artículo 85 de la Constitución de la República, que establece como cometido de la Asamblea General la habilitación de puertos.

A su vez, en el artículo 248 de la Ley Nº 17.296, de Presupuesto, de este período, se estableció a texto expreso la nómina de los puertos que se consideraba estaban en condiciones de cumplir con lo que determina la Constitución de la República. Allí hay una nómina taxativa de cuáles son estos puertos. En el frente atlántico los únicos dos puertos que hay son la boya petrolera de ANCAP, en José Ignacio, y el puerto de La Paloma. Cuando remitimos al Parlamento este proyecto de ley, que incluía el artículo 248, lo hicimos sobre la base de la revisión, por un lado, de las normas legales vigentes en ese momento y, por otro, del uso y las costumbres a lo largo de la historia portuaria del país. Hay que tener en cuenta que podía darse el caso de un puerto que todos consideráramos como tal, que hubiese tenido actividad portuaria a lo largo de la historia del país y que, sin embargo, en el correr de la historia legislativa del Uruguay no se hubiera dictado una ley habilitándolo para dar cumplimiento a lo que establece la Constitución de la República.

En el caso del puerto de La Paloma sí hay leyes que lo respaldan. La primera ley que encontramos data del 19 de mayo de 1906; esta es la norma que lo aprueba. Por otra parte, la Ley Nº 4.265, del año 1912, declara de utilidad pública las tierras de La Paloma para hacer un puerto; el Decreto-Ley Nº 15.115, de 1981, reafirma el tema portuario y dominial de la zona de La Paloma y, por último, la Ley Nº 16.223, de 10 de noviembre de 1994, en su artículo 1º reafirma el rol portuario de La Paloma y en la mayor parte de su desarrollo hace referencia a la revitalización de la actividad pesquera. Quiere decir que en el caso de La Paloma no se trata de una actitud antojadiza, sino que es resultado de lo que la ley habilitaba y de lo que la Constitución mandaba.

Por lo tanto, en cuanto a la pregunta que formula el señor miembro interpelante, está claro que no podríamos haber patrocinado ninguna otra iniciativa en otra localización que no fuera aquella habilitada por la ley.

Alguien podría decir que el artículo 250 de esa misma ley faculta al Poder Ejecutivo a otorgar, en forma provisoria, habilitaciones a quienes estuvieran interesados. Pero creo que no escapará al buen criterio de los señores Representantes que cuando se está tratando un proyecto de inversión, que se plantea a veinte, treinta, cuarenta o cincuenta años, ningún inversor se presentaría a solicitar un permiso de explotación de una concesión, si la ley le está dando algo tan débil. Me refiero a si, ad referéndum de lo que después habilite el Parlamento, se otorgará o no ese permiso. Está claro que esto es poner la carreta delante de los bueyes; es poner la iniciativa privada de un interesado en hacer algo como instancia previa al dictado de una ley. Es obvio que debería ser al revés: las iniciativas privadas tienen que enmarcarse dentro de lo que establece la legislación vigente. No digo que un privado no pueda decir: "A pesar de que no tengo habilitación legislativa, igual me presento". Pero creo que no resiste el menor análisis, que no se puede pensar que un privado que presenta una iniciativa necesite que el Parlamento dicte una ley para que sea legalmente viable.

La pregunta número 8 que plantea el interpelante es la siguiente: "¿Cuál es el precio del chipeado, embarque y anexos -total-, por tonelada, de la oferta recibida?".

En realidad, no puedo dar una respuesta; sí puedo decirle cuál es el precio máximo. El precio de lo que se cobra en un servicio que está en competencia, como lo son todos los portuarios, es un elemento que surge del mercado. Como decía, sí podemos hablar del precio máximo que requería el pliego. En ese caso, la oferta indicó US$ 17,50 por tonelada de madera verde. No quisiera entrar en este tema porque en este momento está a consideración de la Comisión Asesora de Adjudicaciones; pero adelanto que advertimos un defecto porque, en realidad, se suman dos precios que corresponden a distintas unidades. Entonces, en lugar de US$ 17,50, el valor es menor: algo más de US$ 16.

Este es un precio máximo de competencia. Quiero hacer referencia particular a esto, porque consideramos que se trata de un elemento muy importante para el momento en que se iba a competir. La ley de puertos establece que el Poder Ejecutivo podrá fijar los precios máximos que estime convenientes. Quiere decir que, por más que el interesado haya planteado un precio máximo, eso es simplemente una idea que no inhibe el uso de las facultades que el Poder Ejecutivo tiene para fijar los precios máximos que estime pertinentes por las razones que prevé la ley de puertos. Por lo tanto, el precio máximo era un factor que estaba dentro de las ponderaciones de los oferentes y fue cotizado en esta cantidad. El precio que realmente se va a cobrar es un elemento que va a determinar el mercado; seguramente, tendrá que ser inferior a este.

La pregunta número 9 dice: "¿Qué elementos objetivos fundamentan la aceptación del plazo de cincuenta años? ¿Se hizo el correspondiente análisis de flujos financieros? ¿En qué año se alcanza la rentabilidad esperada?".

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Guarino)

——El elemento objetivo es que el Decreto Nº 272/99, de 10 de setiembre de 1999, establece que el plazo estará de acuerdo con la inversión proyectada, el espacio requerido y el avance tecnológico que representa el proyecto para las concesiones portuarias en el interior del país. Esta norma vino a modificar el decreto reglamentario de la ley de puertos, el Nº 412/92, que estaba concentrado en algo que en 1992 era la preocupación general: el puerto de Montevideo. En este puerto las infraestructuras de escolleras y de muelles ya estaban ejecutadas, por lo cual el decreto reglamentario estableció un máximo de treinta años para las concesiones. En tanto, los puertos del interior no tienen la infraestructura pesada. Por ejemplo, recuérdese que en 1998 se había hecho el llamado a interesados en el puerto de aguas profundas de La Paloma y los que se presentaban decían que cuando había que hacer escolleras y obras de muelles no era suficiente un período de treinta años de amortización. Por tanto, se patrocinó el Decreto Nº 272/99, que determina que los períodos de concesión deben guardar relación con las inversiones, con el espacio requerido y con el avance tecnológico. La aspiración de Puerto Graneles S.A. es la concesión por cincuenta años, y es lo que presenta en su propuesta. Al no haber plazo máximo, podría ser de noventa y nueve, setenta, cincuenta o treinta años, o lo que fuere. Esto es a lo que la ley y el decreto habilitan; la ley de puertos no establece máximos de períodos de concesión y sí el decreto reglamentario, que después fue sustituido o complementado para los puertos del interior por ese plazo sine díe, en la medida en que se guarde relación con las inversiones, con las áreas y con el avance tecnológico. Como dije en la última reunión, ese tema es muy opinable desde el punto de vista financiero. Tal vez el plazo de cincuenta años, con tasas de descuento de un 12%, implique que los flujos sean pequeños en los últimos años, con referencia a valores actuales.

También hicimos la misma apreciación y tuvimos la misma reacción que algún legislador en su momento, en cuanto a por qué cincuenta años. La forma de balancear esto fue decir que estaba bien cincuenta años, pero otorgando al Poder Ejecutivo la facultad de rescatar la concesión en cualquier momento. Creo que ese elemento hace desaparecer las inquietudes en cuanto a plazos de concesión. Me parece que reafirma el concepto de que el país sea soberano en sus decisiones y pueda, sin vulnerar lo que establece un contrato, rescatar unilateralmente, y para eso se establece en el pliego -a su vez se lo encarga a la oferta- una forma de calcular el valor de rescate.

Si está previsto el rescate anticipado por voluntad de la Administración, creo que el tema de los cincuenta años pierde el relieve que tal vez tendría si no estuviera esta frase. Tampoco tenemos muchos elementos para poder decir que tendrían que ser cuarenta o treinta años; hay tantos a favor como en contra. Entre los argumentos que se manejaron por parte de los interesados estaba preguntarse en qué parte del ciclo estábamos. Pensemos que esto se estaba planteando en 2002. Entonces, ¿cuál era el ciclo que se preveía que iba a existir? ¿Era un ciclo que iba a seguir con el comportamiento de 2001? ¿Podía prolongarse seis o siete años más el ciclo descendente o estábamos terminándolo y empezaba la época de recuperación, como lo hemos constatado en el segundo semestre de 2003 y en lo que va de 2004? Era muy difícil hacer ese tipo de prognosis. Por lo tanto, nos parecieron razonables las dos cosas. Por un lado, nos pareció razonable que fuera a largo plazo, dado que hay inversiones en infraestructura a ser realizadas que no son removibles. La estructura de una cinta transportadora -sus pilotes y demás- no es removible y es la que cuenta como la mayor parte de la inversión que se realiza. Por otra parte, nos pareció razonable tener la posibilidad del rescate unilateral anticipado de la concesión.

A su vez, la propuesta de Puerto Graneles S.A. presenta los flujos financieros para los primeros dieciocho años y declara una tasa interna de retorno del 14,16% para los cincuenta años. Según los flujos financieros presentados por el interesado, la rentabilidad al cabo de períodos menores, por ejemplo dieciocho años, es una tasa de retorno del 11,88% y, al cabo de diez años, del 4,34%. La rentabilidad esperada -contestando la última parte de la pregunta- es la que se consigue al cabo de los cincuenta años; eso es lo que surge de los flujos financieros planteados.

La pregunta número 10 dice: "¿Qué factores objetivos se consideran para medir los costos y beneficios que el proyecto genera a la población local, la que, hoy por hoy, y más allá de la historia y de este proyecto, depende de la actividad turística?".

Los factores objetivos son los relacionados con el desarrollo portuario: actividad económica, potencialidad de desarrollos portuarios ulteriores, generación de empleo durante la fase de construcción y de operación, directa e indirectamente, competitividad en la producción nacional, competitividad de la venta de servicios de transbordo y completamiento, servicio a los buques y a las mercaderías, entre otros. No se han considerado externalidades negativas de la actividad turística por entender que, si existen, resultan insignificantes y de muy difícil evaluación objetiva.

La pregunta número 11 dice: "¿En cuánto estima el Ministerio la inversión en infraestructura de transporte asociada al funcionamiento adecuado del proyecto, sin afectar el tránsito turístico?".

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas -como ya lo dijimos acá- estima que no es necesario realizar una inversión adicional en infraestructura de transporte, más que la que está prevista en la propia oferta, por el hecho de la terminal de graneles. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas considera conveniente -no necesario-, inclusive si no se construyera la terminal granelera, adecuar ciertos tramos de carretera que ya mencionamos acá; es el caso del puente sobre el arroyo Las Conchas, que es angosto para ir a La Paloma y estaba dentro de las obras que teníamos previsto hacer, si hubiéramos tenido los recursos. Seguramente, formará parte del plan de obras que haga cualquier Gobierno, del signo que sea, en los próximos cinco años, haya o no terminal granelera, haya o no puerto profundo. Esa obra, como la de la banquina no pavimentada en el acceso de la Ruta Nº 15 sobre la Ruta Nº 9 -a la que ya hicimos referencia acá-, todavía no está concretada simplemente porque no hemos tenido los recursos. Hacer ese kilómetro y algo de banquina para dotar a ese tramo de ruta del mismo perfil transversal que tiene el resto de la ruta es un tema que seguramente también se podrá atender cuando exista disponibilidad de recursos.

Las obras que están sobre el puerto, que corresponden a la circulación y demás, está previsto que las haga el concesionario; o sea que no hay allí inversión del Estado.

Pasemos a otra obra a la cual hice mención, vinculada al desarrollo de un plan de gestión territorial, en donde la zona noreste de La Paloma -La Aguada, Arachania y demás- se comunicaran, no por la vía de acceso actual de la Ruta Nº 15, sino por otra alternativa que permitiera la conexión de los dos lugares, que hoy en día son los centros de movimiento. Esta sería una obra que mejoraría las condiciones de comunicación de una zona con la otra ya hoy. Por lo tanto, no es un tema que esté vinculado en forma directa con la presencia o no de mayor cantidad de tráfico por la existencia de la terminal granelera.

No hemos considerado externalidades turísticas, o sea, costos que el turismo tenga por el hecho de la terminal granelera, porque entendemos que no existen. No vemos ninguna relación de causa efecto. En cuanto a que la Ruta Nacional Nº 15 sea más transitada, digo que, precisamente, esta ruta es lo que es hoy porque teníamos la expectativa del puerto, y la pudimos construir porque teníamos recursos. Si no, La Paloma nunca habría tenido un acceso de carpeta asfáltica, porque el tránsito turístico y liviano jamás habría justificado hacer una obra de pavimento de concreto asfáltico, que es un tipo de solución para caminos de tránsito pesado. Por lo tanto, La Paloma se benefició ya de la existencia de un puerto al momento de construir la ruta en concreto asfáltico y no en tratamiento bituminoso, que fue lo que siempre tuvo y lo que tienen los accesos a la mayor parte de los balnearios del país.

La pregunta número 12 dice: "¿En cuánto ha estimado el MTOP la afectación a los ingresos por turismo de la zona?". El Ministerio de Transporte y Obras Públicas no ha estimado la afectación de los ingresos por turismo por entender que el proyecto no afecta a los mismos.

La pregunta número 13 expresa: "¿Se consultó sobre este proyecto a la Intendencia Municipal de Rocha? ¿En qué fecha y qué opinión manifestó?". Se consultó a la Intendencia Municipal de Rocha con fecha 20 de agosto de 2003, no habiendo recibido respuesta. La Intendencia Municipal de Rocha participó en la audiencia pública de fecha 18 de diciembre de 2003, donde había un representante de esa Comuna, sin que este manifestara oposición alguna al proyecto. Es decir que, habiendo tenido la oportunidad de hacer sus observaciones, apreciaciones, descargos o lo que fuera, no los hizo.

La pregunta número 14 dice: "¿Se consultó sobre este proyecto a la Armada Nacional, a través del Ministerio correspondiente? ¿En qué fecha, y qué contestó?". Se consultó a la Armada Nacional con fecha 28 de abril de 2003 y respondió con fecha 3 de junio de 2003. Además, el Ministerio de Defensa Nacional firmó la resolución de fecha 10 de setiembre de 2003 por la cual se aprueba la iniciativa del privado, y con fecha 11 de diciembre de 2003 también firmó la resolución por la cual se aprueba el pliego de condiciones del llamado. O sea que hubo un pronunciamiento expreso del Ministerio de Defensa Nacional en ese sentido.

La pregunta número 15 dice: "¿Se consultó sobre este tema al Ministerio de Turismo? ¿En qué fecha, y qué contestó?". No se consultó al Ministerio de Turismo formalmente de manera previa, pero se mantuvieron conversaciones sin que hubiera oposición por entender que turismo y puerto pueden compartir la zona. Además, también vale para el Ministerio de Turismo la existencia de la audiencia pública, a la cual pudo comparecer si hubiera entendido que tenía algo para decir.

La pregunta número 16 dice: "¿Se consultó sobre este tema a la OPP? ¿En qué fecha y qué contestó?". No se consultó a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, que no interviene en esta materia. Pero si lo hubiera querido hacer o hubiera entendido que tenía algún cometido del que tal vez no nos dimos cuenta, podría haber concurrido a la audiencia pública para expresarse sobre el punto.

La pregunta número 17 dice: "¿Se consultó sobre este tema al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca? ¿En qué fecha y qué contestó?". No se consultó al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; no corresponde en la materia. Para este caso vale lo mismo que hemos dicho: podría haber concurrido a la audiencia pública y manifestar su disconformidad, y no lo hizo.

La pregunta número 18 expresa: "¿Se consultó sobre este tema a la Facultad de Ingeniería o a la Universidad de la República? ¿En qué fecha, y qué contestaron?". No se consultó a la Facultad de Ingeniería ni a la Universidad de la República; no hay ninguna norma que así lo disponga, pero, además, vale también lo mismo que dijimos: podría haberse concurrido a la audiencia pública en caso de haber estimado conveniente manifestar alguna opinión.

La pregunta número 19 dice: "¿Se consultó a la población potencialmente interesada? ¿En qué fecha, y a través de qué mecanismo?". Se consultó a la población mediante encuestas que se hicieron con motivo del proyecto del puerto de aguas profundas, a través de la empresa Cifra, que arrojaron un resultado que en este momento no recuerdo bien, pero creo que el 73% de los que respondieron estaban a favor del puerto de aguas profundas, en el departamento de Rocha, y el 82%, a nivel del país. Nuevamente, en este caso, la población del departamento de Rocha o de La Paloma podría haber concurrido a la audiencia pública, a la que se dio publicidad a través de la prensa nacional, para manifestar su opinión. Allí concurrió algún Representante Nacional que hoy nos acompaña.

La pregunta número 20 dice: "Las consideraciones ambientales que se han realizado, ¿se refieren solo al embarque de chips, o consideran también otros usos posibles -como importación de fertilizantes y graneles líquidos o exportación de clinker y de arenas negras- tal como han indicado el Ministro y la empresa como posible? ¿En qué área se almacenarían estos productos?".

Las consideraciones ambientales a las que hace referencia la iniciativa presentada corresponden al proyecto presentado, que se basa fundamentalmente en el granel de chips de madera. En el caso de manejo de otros graneles, Puerto Graneles deberá presentar el proyecto ejecutivo y la evaluación de impacto ambiental correspondiente, además de operar las instalaciones según la normativa ambiental que corresponde. Esto lo establecen los artículos 1.2, 1.3 y el literal F) del 4.1 del pliego que rigió este llamado. Es decir que aquí, si bien el objeto es una terminal granelera, cuando en el futuro se quiera mover un granel diferente -el granel de los chips ya se sabe que tendrá que pasar por la audiencia ambiental, el estudio de impacto ambiental, la presentación ante la DINAMA, la audiencia pública ambiental y, si supera todo eso, los chips de madera serán autorizados a ser manejados en esta instalación-, de acuerdo con lo que establece el pliego, tendría que hacer la solicitud correspondiente. Por ejemplo, si quisiera mover fertilizantes químicos o cualquier otro tipo de productos que fueran diferentes de los chips de madera, tendría que seguir la secuencia de todo proyecto: en primer lugar, se presenta el proyecto ejecutivo, después se hace el estudio de impacto ambiental sobre ese proyecto, la DINAMA interviene, se lleva a cabo la audiencia pública y se da o no la aprobación de esa actividad.

Supongamos que este puerto manejara lo que me parece que es bastante más claro que pensar en estos fertilizantes o en otra cosa; pensemos que maneja lo que todos los puertos de esta región, que son fundamentalmente graneles de granos, valga la redundancia. Si maneja granos, tendrá que hacer lo que corresponda, que en algunos casos podrá ser diferente. Por ejemplo, en lo que corresponde a almacenaje, está claro que los chips se pueden almacenar en pilas a cielo descubierto y la soja, no; por lo tanto, deberá tener un silo y este contar con su estudio de ingeniería, deberá hacer su propio estudio de impacto ambiental, de la misma forma que el manejo de esos granos tendrá que ser objeto del estudio ambiental correspondiente. O sea: aquí hay un tema ambiental de la construcción y también de la operación; es decir que eso está debidamente previsto en el pliego de condiciones. Las áreas de almacenaje estarán dentro de los sectores a ser otorgados, compartiendo las áreas de chips o de rollizos. Acá hay un área determinada, que es la que se dispone para este proyecto. Dentro de un tiempo, si llevamos adelante esto, se verá que toda esta discusión que estamos teniendo es inútil. Por el puerto de La Paloma se va a mover relativamente poca madera, pero sí muchos granos. A US$ 300 la soja, les aseguro que el puerto de La Paloma, teniendo los mercados consumidores en el Oriente y con esa posibilidad de profundidad que no tiene nadie, va a mover todos los granos, pero no del Uruguay, sino de la región.

Entonces, el área que se necesita para granos no va a poder ser utilizada por rollizos o por chips. Un negocio será mejor que el otro y entonces irá cambiando la actividad.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Amorín Batlle)

——Pregunta número 21: "¿Cómo se vincula el proyecto con las ordenanzas territoriales vigentes en la zona? ¿Cómo se vincula con los análisis de desarrollo zonal de PROBIDES o de la Facultad de Arquitectura? ¿Se les pidió opinión?".

El Plan Director Costero que aprobaron la Intendencia y la Junta Departamental de Rocha, fue publicado el 7 de enero de 2004. O sea que fue publicado tres o cuatro meses después de iniciado este proceso. Por lo tanto, al momento de hacer la licitación, obviamente no fue tomado en cuenta. No obstante, el Plan Director Costero prevé para el área en cuestión un desarrollo urbano turístico -así es como lo llaman- y omite en todo el largo texto del Plan de Ordenamiento Territorial de la Costa de Rocha, a pesar de que hace frecuentes referencias a la localidad de La Paloma, decir que allí hay un puerto. O sea que parecería que se puso algo en ese Plan de Ordenamiento Territorial, en donde se dice que es de desarrollo urbano turístico y resulta que olvidó expresar que allí hay un puerto y cuatro leyes nacionales que lo establecen. La realidad material es que allí hay un puerto. Por lo tanto, parece que una ordenanza de este tipo, que se termina aprobando a posteriori, no podíamos tenerla en cuenta, y aunque hubiéramos estado enterados de esto -tampoco lo estábamos el 7 de enero, porque la Intendencia Municipal de Rocha no nos envió una copia de dicha ordenanza-, la verdad es que parece que a través de ella quisimos sacarle el rol portuario a La Paloma.

A nivel de la Junta Departamental de Rocha hay un Plan Director de La Paloma que está sometido a la consideración del Ejecutivo departamental -porque es competencia del Ejecutivo departamental presentarlo en la Junta Departamental de Rocha-, que sí prevé la existencia de, por un lado, el tema turístico y, por otro, el tema portuario. Pero ese no ha sido remitido por el Ejecutivo departamental al órgano deliberante. No se consultó a PROBIDES ni a la Facultad de Arquitectura, y vale lo mismo que señalamos para las otras instituciones: si hubieran tenido algo para decir, podrían haber concurrido a la audiencia pública convocada el 4 de noviembre de 2003 y llevada a cabo el 18 de diciembre de 2003.

Pregunta número 22: "¿Por qué hay tanto apuro en este trámite?".

No hay apuro particular en la tramitación. La prueba de ello es que la iniciativa estaba en curso de preparación y estudio en julio de 2002. Fue presentada formalmente el 13 de diciembre de 2002 y aprobada por el Poder Ejecutivo con fecha 10 de setiembre de 2003. A partir de ese momento se realizaron las tramitaciones en los plazos que establecen las normas o que son utilizados para este tipo de licitaciones, audiencias, y los elementos que han sucedido en el trámite de esta iniciativa.

La verdad es que yo hubiera hecho la pregunta al revés: ¿es apuro o lentitud que una iniciativa de julio de 2002 todavía se esté procesando en mayo de 2004?

Pregunta número 23: "Cuando el proyecto de la que sería la Ley Nº 17.555 se presentó al Parlamento, ¿se sabía que este proyecto quedaría encuadrado en los porcentajes de beneficio que se proponían? Si es así, ¿por qué no se informó al Parlamento?".

Quiero recordar que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas dictó el decreto antes, no recuerdo en qué año, pero creo que fue en 1998, consagrando el mecanismo de concesión por iniciativa privada con rango de decreto y no con rango de ley. Acá lo que hace la ley es consagrarlo con rango de ley. Cuando se presentó el proyecto de lo que luego fue la Ley Nº 17.555, de reactivación económica, la iniciativa de Puerto Graneles ya estaba en curso de preparación y estudio, y se había presentado la empresa dentro de lo que eran las normas vigentes en aquella instancia, es decir, el decreto, que establecía la preferencia del 20%. Después el decreto reglamentario de la ley cambió ese asunto, lo que motivó que nosotros emitiéramos otro decreto, precisamente para ser aplicado en aquellas iniciativas que se habían presentado con anterioridad, porque tenían los beneficios que daba el marco del decreto, que no era diferente del marco de la ley. O sea que era un caso de los que había en el marco del decreto, que era el famoso 20% de beneficio.

Pregunta número 24: "¿Por qué, si el fundamento del Decreto Nº 475/02 era 'evitar la frustración de iniciativas que ya venían en trámite', por estar ya 'siendo estudiadas por los organismos', no se cumplieron los otros requisitos del Decreto Nº 442/02, en particular el artículo 16, para fijar un porcentaje superior al 5%?".

Esto fue por lo que acabo de decir: porque estas iniciativas se habían presentado mucho antes que la ley; se habían presentado en el marco del decreto de concesión de obra pública por iniciativa privada que había emitido el Poder Ejecutivo. Por lo tanto, es una instancia anterior al decreto reglamentario de la ley y al decreto que establece la excepción para los proyectos que ya se habían presentado con anterioridad a la ley y al decreto. La prueba de que esto es así es que, según surge de lo informado por la División Puertos, Grupo Forestal -que era la forma en la que se denominaba a estos empresarios interesados- solicitó autorización para realizar los estudios de suelos con fecha 1º de marzo de 2002, y se realizaron reuniones con empresas, personas y técnicos vinculados con lo que hoy es Puerto Graneles, con fecha 24 de julio de 2002, 6 de agosto de 2002, 16 de agosto de 2002 y 11 de setiembre de 2002, es decir, todos con anterioridad a la vigencia de los dos decretos.

Pregunta número 25: "¿El Decreto Nº 475/02 ha sido aplicado a algún otro proyecto en análisis en el Ministerio?".

No ha sido aplicado por no haber otra iniciativa privada en trámite vigente. Tuvimos otra iniciativa que habría sido posible que encuadrara dentro de esto, y a la cual hice referencia a raíz de otra casuística en la exposición anterior. Se trataba de un proyecto privado para la colocación de ductos para instalación de caños de fibra óptica en las fajas de dominio público de las rutas nacionales. El autor de la iniciativa quería construir el ducto para después alquilarlo a alguien que le pusiera la fibra óptica. El interesado desistió de esa iniciativa, pero si la hubiera mantenido le habría correspondido la aplicación de los mismos conceptos.

La pregunta número 26 dice: "¿Por qué el sistema de puntaje de la llamada licitación, no establece ventaja alguna para mejoras del proyecto, que pudieran presentar otros oferentes (como cambio de ubicación de la cinta, o soluciones con menor área afectada, menor plazo de concesión, actividades conexas, canon, etcétera)?".

En la intervención anterior ya señalé que este es un tema bastante opinable; me refiero a cuáles son los elementos que uno debe ponderar al momento de calificar una oferta. Uno podría pensar en una infinita diversidad de variables a tomar en cuenta. De lo que no cabe ninguna duda es que cada variable que uno incorpora es una nueva dimensión de incertidumbre. Por ejemplo, si yo digo que el precio es el elemento por el cual voy a juzgar, tengo una variable: mayor precio o menor precio. Si yo digo que las variables son el precio y el plazo, empiezo a tener otra dimensión de incertidumbre. Si yo digo que son el precio, el plazo y el nivel de inversión que realizan, tengo otra incertidumbre. Si digo que las variables son esas tres y la capacidad, tengo otro nivel de incertidumbre. Si digo que, además, son variables los antecedentes de la empresa, tengo otro nivel de incertidumbre. Si, además, digo que es una variable la calidad del proyecto, tengo otro nivel de incertidumbre. Si agrego que también son variables cuáles serán las empresas y la idoneidad que tengan las que harán el proyecto ejecutivo, tengo otro nivel de incertidumbre. Si digo que también consideraré la mayor o menor cantidad de áreas que uso, tengo otra incertidumbre. Si yo digo que tomaré en cuenta la tasa de descuento a la cual se van a actualizar los flujos, tengo otro nivel de incertidumbre. Si considero cuál es el valor residual de las inversiones, tengo otro nivel de incertidumbre. Si valoro cuál es el importe de mano de obra que va a ejecutar, tengo otro nivel de incertidumbre. Y en la medida en que agrego niveles de incertidumbre al momento de calificar, pierdo la objetividad de la calificación.

Por todo eso es que tratamos de reducir las variables de incertidumbre a cuatro conceptos fundamentales.

El primero es el precio.

El segundo es la capacidad instalada; no es la inversión, porque la pueden dibujar, pueden decir que determinada cosa vale tanto y después tengo que discutir si lo vale o no. Ahora bien, si me dicen que es una cinta de tanto, con tal ancho, con tal tipo de estructura, con esto, con lo otro, con tal carga y demás, yo sé si eso vale o no vale la inversión. Por lo tanto, establecimos como segundo concepto el de la capacidad instalada.

El tercer concepto es el plazo para la realización de las obras, porque en todas estas concesiones aparece mucha gente que es potencial interesada, embrionariamente interesada, que se presenta como si sacara entradas para ir al cine y después decide si mira la película o no. Por lo tanto, las inversiones reales ejecutadas en plazos breves son elementos importantes, porque de nada valdría que tuviéramos un concesionario que nos dijera: "Vamos a hacer una extraordinaria cinta transportadora en un plazo de seis años". Queremos a alguien que para hacer una cinta transportadora o un puerto de aguas profundas, venga a hacerlos y los concrete rápidamente. Empresas de este tipo hay muchas; creo que el señor Diputado Ponce de León conoce alguna en forma bastante directa -porque le tocó actuar- que nunca pasó del papel pintado. Repito: se presentó y nunca pasó del papel pintado. Entonces, obligar a la realización de las obras y premiar que se hagan antes es uno de los elementos que entendemos es relevante, pero no solo por esto, sino porque, en definitiva, esa cinta o la inversión que sea está prestando servicios a la sociedad y, por lo tanto, no es lo mismo que preste servicios un año después o un año antes. Es por eso que consideramos que este tercer concepto era de valor y debía estar incorporado entre los factores de evaluación.

El cuarto concepto es la idoneidad, que nosotros medimos por tres variables. Una de ellas es la idoneidad de la propuesta. Puerto Graneles S.A. ya había presentado una propuesta y probablemente la perfeccionaría. Los otros eventuales competidores podrían haber presentado también una propuesta que teníamos que evaluar para ver si tenía idoneidad similar.

La instancia posterior es la del proyecto ejecutivo. En esta etapa todavía no conocemos el proyecto y, por lo tanto, no podemos evaluar a priori su idoneidad, pero sí podemos evaluar la de las empresas que van a realizarlo. Puerto Graneles S.A. había manifestado que los estudios anteriores habían sido realizados por una determinada empresa y creo que terminó presentando otra distinta; los demás podrían estar en la misma situación.

Otro de los aspectos importantes es la idoneidad del grupo empresario que se presente. No es lo mismo, no da la misma tranquilidad al Estado concedente tener una empresa idónea que tener una sociedad anónima conseguida en la Plaza Independencia, que se presenta y que no tiene ningún antecedente, pero cumple con las formalidades del llamado y resulta que nadie sabe cómo es ni qué hizo. Cuando hicimos la licitación en este puerto, en esta terminal, ¿quiénes eran los potenciales clientes para comprar pliegos y presentarse? Creo que el caso más claro es el de las empresas que están vinculadas a la comercialización de granos en la zona del Río de la Plata: ADM, Dreyfus, Continental y Bunge y Born; esas son las empresas que mueven gran cantidad de graneles en esta región y son las que en ningún puerto del Río de la Plata tienen 12 metros para una ola de 3 metros, y 15 metros si las aguas están calmas, como tendría La Paloma. Esos eran los grandes potenciales competidores; algunos de ellos -o sus representantes- compraron pliegos.

Además, la historia nos dio la razón porque poco tiempo después esas empresas se presentaron en dos puertos del Uruguay: una con un proyecto para Nueva Palmira y otra con uno para el puerto de Montevideo. O sea que esas mismas empresas que se presentaron en Montevideo -tal vez con nombres y razones sociales diferentes- fueron las que compraron pliegos para La Paloma. Después no se presentaron.

Volviendo a la pregunta, establecimos esos factores porque eran factores objetivos de evaluación: precios máximos por el servicio, capacidad instalada, idoneidad de los proponentes y de las propuestas. Acá no se puede olvidar que esta licitación tiene el objetivo definido por el autor de la iniciativa; es el autor de la iniciativa quien define el objetivo y no el Estado. El Estado debe ceñirse a esa iniciativa y no puede salirse, so pena de desvirtuar el sistema de la iniciativa privada.

Por ejemplo: ¿a través de esta iniciativa privada la empresa Puerto Graneles podría haber terminado siendo concesionaria del puerto de aguas profundas, de aguas protegidas en La Paloma? No, son dos objetivos totalmente distintos.

En la concesión de iniciativa privada el concedente puede manejarse con ciertos rangos de flexibilidad, como esa que mencionábamos respecto a que nos planteaban cincuenta años y no decían nada sobre la rescisión. Pudimos incorporar ese tipo de concepto, pero en otros aspectos no se puede ir a desvirtuar la iniciativa porque, entonces, cualquier iniciativa privada terminaría siendo cualquier otra.

Imaginemos, por ejemplo, que el señor de los ductos de fibra óptica, en lugar de alquilarlos -como pensaba hacer-, pensara que a través de lograr una concesión para colocarlos iba a terminar obteniendo la autorización de la URSEC para un sistema de comunicaciones con Argentina o Brasil. Son dos cosas distintas. Entonces, por más que tengan cierta vinculación, uno no puede entrar a desvirtuar la iniciativa -es eso- con lo que se puede ajustar. Si eso resulta y hay interesados, bien; en primer lugar, debe interesarle al Poder Ejecutivo, que es el que tuvo que decir que sí le interesaba. Reitero que no podemos entrar a desvirtuar la iniciativa diciendo "Acá pensamos otro puerto, con otras áreas, para otros productos, para otras cosas", porque entonces nos vamos de lo que es el mecanismo de la iniciativa privada.

Me voy a referir a los elementos mencionados en la pregunta. El plazo de cincuenta años ya lo referí en una contestación anterior.

Establecer diferentes plazos como elementos de competencia es una variable adicional sumamente difícil porque no es solo decir tal o cual plazo. Establecer tal o cual plazo tiene todas las connotaciones que derivan de las ecuaciones económico-financieras. Por lo tanto, el establecimiento de tal o cual plazo hace cambiar completamente el planteamiento de un proyecto.

Además, ¿cuál es el efecto de establecer un menor plazo? Vayamos al tema conceptual. Aquí lo que se plantea es que cincuenta años es mucho, por lo que iríamos a un proyecto con menos plazo.

¿Cuál es el efecto de tener menos plazo? Que la inversión que se vaya a realizar se tiene que amortizar también en menor plazo. Y si la misma inversión se tiene que amortizar en menor plazo, ¿cuál es la consecuencia del plazo sobre la ecuación económica? Que el precio del servicio va a ser más alto. Entonces, si a nosotros no nos importara que el precio del servicio fuera más alto podría ser que adoptáramos plazos más cortos, pero lo que a nosotros nos está importando -con respecto a este proyecto- es desarrollar el puerto de La Paloma, porque hace noventa y ocho años que este ha sido aprobado y no se ha desarrollado.

Acá no hay voracidad fiscal, no estamos planteando que queremos ganar plata desde el Estado con este proyecto; lo que sí estamos diciendo es que queremos que se obtenga el mayor beneficio en lo que se llama mayor excedente del usuario, mayor excedente del consumidor. Eso es lo que estamos haciendo. Pongámosle menor plazo: vamos a tener más amortización y, por lo tanto, más precio. Pongámosle canon, el que quiere cobrar el Estado -una especie de impuesto-: ¿qué va a ocurrir? ¿Dónde se refleja? En más precio al usuario. Pongámosle cualquier otro elemento, por ejemplo arrendamiento de terrenos: ¿en qué se refleja? En más costos para el inversor. ¿Quién lo paga? El usuario. En definitiva, el inversor es quien lleva adelante un emprendimiento, consigue el capital y el repago de la obra a través de los servicios que presta; pero cuanto más tenga que pagar a un tercero que está ahí afuera -llámese Estado, Municipio o lo que sea-, es claro que eso repercutirá en el precio. Y repercutir en el precio significa un tema no menor para este producto. De todos los productos que el país hoy produce en el sector agrícola, este es el que más dificultades tiene para poder competir. La razón por la cual actualmente se están produciendo chips es porque en rolos, a US$ 30 la tonelada, en muchos lugares del país probablemente la madera no salga de los montes. Y transformado en chips, de US$ 30 la tonelada se pasa a US$ 105 o US$ 110. Entonces, ese producto, que sin elaborar tiene dificultades para encontrar mercados, con cierto grado de elaboración podrá encontrarlos más fácilmente. ¿Cuáles? Los mercados de Oriente, que son grandes consumidores de chips, fundamentalmente Japón. Y cuando hablamos de las antípodas del globo -y mucho más en las circunstancias actuales, en las que el flete marítimo se ha duplicado en el mundo-, particular relieve adquiere el tema respecto a cuán cargado puede salir un barco para su destino final. Por eso es importante tener rápidamente un puerto con 12 metros habilitados para poder llegar directamente a los puertos de destino.

Creo -luego voy a hacer algunas reflexiones que entiendo del caso- que si algo fue motivo de los desvelos de este Secretario de Estado, ha sido lograr que este proyecto del puerto de La Paloma se pueda concretar. En esto -así lo dije en la interpelación anterior- va gran parte del destino y gran parte del reencuentro de este país con su mejor historia.

¡Lean las Instrucciones del Año XIII! ¡Lean qué es lo que nuestro prócer le indica a sus delegados al Congreso! ¿Qué es lo que dice? Que habrá un puerto de toda esta zona, y será en Maldonado. ¡En 1813! En 1813 estaba la cabeza clara, pensando en el futuro de esta región.

En 1906, Batlle y Ordóñez establece el puerto de La Paloma, y al mismo tiempo que hace esto termina el puerto de Montevideo. Y en 1903 manda una misión de jóvenes a Europa a estudiar las zonas francas, tema que se acababa de implementar en ese continente, que Baltasar Brum instrumentaría en este país en 1923 en Nueva Palmira. Y no es casualidad que el puerto de Montevideo tenga 70 hectáreas de respaldo; y no es casualidad que Nueva Palmira tenga 100 hectáreas de tierra; y no es casualidad que La Paloma tenga 100 hectáreas de tierra expropiada por la ley de 1912.

En 1906 también se pensaba en el país del futuro, y ese es el tema que me desafía y por el cual tanto empeño he puesto desde 1998, porque cada vez veía más claro el papel del Uruguay y la importancia de los puertos en la región. Por eso soy tan vehemente. Ustedes, que son hombres políticos, saben lo que implica el costo político. Yo no tengo miedo al costo político si considero que lo que estoy tratando de llevar adelante es por el bien de la nación, pensando que dentro de cien años, probablemente en este mismo recinto, alguien quizás se acuerde de este ciudadano, como yo recuerdo a Batlle y Ordóñez y a nuestro máximo prócer. Creo que estos son los temas que la ciudadanía nos reclama.

Observando el sistema fluvial de esta zona vemos el río Paraná y el río Paraguay bajando hacia el Río de la Plata; vemos el río Uruguay bajando del sur de Brasil; vemos el sistema de ferrocarriles que vienen desde el norte argentino y desde Chile y terminan del otro lado de Nueva Palmira. Entonces, pensamos que acá tenemos algo que no está en ningún otro lugar de la costa atlántica, porque la naturaleza no quiso que las aguas profundas estuvieran del lado de Argentina. Si miramos esas formas que van mostrando la convergencia hacia un determinado lugar, nos damos cuenta de que no le sacamos el provecho que deberíamos. Pensemos que solo tímidamente vamos a Nueva Palmira y mejoramos un poco la profundidad del puerto de Montevideo, mientras denodadamente nuestros vecinos de Argentina pelean y batallan contra la naturaleza para dragar sus canales que tienen los veriles 1,5 metros por debajo del agua y que para tener 11 metros tienen que dragar aquella playa. Todo eso lo paga esa región; todo eso es dinero gastado para luchar contra la naturaleza. Argentina gasta cientos de millones de dólares en el dragado de esos canales, en lugar de liberarlos e invertirlos donde está la sociedad. Además, si todo eso se refuerza con temas como el que hoy estamos viviendo, tal vez esta sea la oportunidad que nunca pensó nadie.

¿Qué es lo que hoy está viviendo toda esta zona? Quizás esté viviendo la última bonanza, la que bien dice Enrique Iglesias que hay que saber administrar. ¿Cuándo volverán a valer US$ 300 los granos? ¿Cuándo volverá el arroz a los precios actuales? ¿Cuándo volverá a existir una proteína animal cuestionada por todo el mundo que determina que las proteínas vegetales suban de valor? ¿Cuándo volverá a entrar China, y 1.800:000.000 de habitantes de golpe ingresen en el mercado y empiecen a consumir? ¿Cuándo se va a dar la situación de que India también entre en el mercado como se prevé que hará dentro de poco tiempo? En este momento existe un horizonte de precios como no lo ha habido en los últimos treinta años. Y esa mercadería tiene que salir, pero con esa enorme demanda, ¿qué pasa con el transporte? Los precios se van para arriba, duplicándose los fletes marítimos. ¿Y cuáles son los fletes marítimos más neurálgicos? Los de los itinerarios más largos. ¿Cuánto representa en el recorrido de un barco la entrada al Río de la Plata? Aproximadamente siete días en un periplo de veinticinco o veintiocho días. Estamos hablando de un 20% de flota que puede seguir haciendo el tránsito internacional sin invertir un peso en la construcción de un barco nuevo. No se podrán construir barcos nuevos porque, con esta demanda de fletes, por ocho años los astilleros del mundo estarán copados. Lo que hay en exceso son pequeños buques, y lo que falta son los grandes buques.

Por lo tanto, colocar a La Paloma más próxima al mundo para que los grandes buques no tengan que entrar al Río de la Plata y remontar el Paraná hasta San Lorenzo en busca de la carga y hacer siete, ocho o más días y luego salir, implica poner este puerto a escala. Los buques podrán cargar en La Paloma y volver a su destino. Este no es un tema que plantee un ingeniero de transporte a quien le interesa llevar adelante proyectos: es estar pensando el mundo, es estar pensando con otra visión, es estar pensando en los desafíos de nuestro tiempo, es estar pensando que todo lo que gaste América inútilmente es dinero que no tendrá para gastar en más inversión, en más consumo y en más distribución.

La Paloma es un tema capital para el país. Tengan claro que este proyecto no inhibe el desarrollo del puerto de aguas profundas. Si esto lo inhibiera, el primero en no patrocinarlo habría sido yo. Este es el primer escalón para el puerto de aguas profundas. Este es, hasta hoy, el proyecto posible. Enorme sería mi satisfacción si dentro de poco tiempo pudiera venir a este Parlamento, convocado por los señores Diputados o por voluntad propia, para decir: "Conseguimos inversores para el puerto de aguas profundas". Si así fuera, ¿sería incompatible con esto? ¿Habría esto generado algún derecho que inhibiera otro? No. ¿Qué pasaría? Tal vez el propio interesado, Puerto Graneles, viniera a plantear la reubicación de su cinta transportadora en las aguas protegidas del puerto de La Paloma. ¿Qué tendría que hacer en ese caso? Hablar con quien fuera el concesionario del puerto de aguas profundas de La Paloma para llegar a un acuerdo y ser terminalero. Seguramente ese puerto no solo mueva graneles, sino también carga general y contenedores, así como probablemente mueva cruceros. Una vez más resultaría que, en lugar de espantar turistas, este proyecto los atraería.

Tal vez he sido demasiado vehemente, pero la verdad es que si he entrado a la vida política y he salido de la comodidad de mi profesión, no fue para no hacer, sino para hacer.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: el señor Ministro ha logrado emocionarnos con su vehemencia y, sobre todo, con su preocupación por seguir los mandatos de nuestro prócer, Artigas. El prócer, además de decir que había que hacer un puerto en Maldonado, expresó otras cosas; por ejemplo, que había que distribuir las tierras de tal modo que los más desgraciados fuesen los más privilegiados. Es decir que dijo muchas cosas.

También defiende de modo vehemente disposiciones de principios del siglo pasado que correspondían a realidades absolutamente distintas; defiende el cumplimiento de leyes aprobadas a principios del siglo pasado, con realidades completamente diferentes, que, como es lógico, han sido superadas.

La ley que crea el puerto de La Paloma -no sé si es de 1906 o de 1912- establece que servirá como lugar de abastecimiento de carbón; era absolutamente otra realidad. Después, hubo desarrollo e inversiones, y hoy no se le ocurriría a nadie hacer en Maldonado un puerto de carga, un puerto de cualquier característica. En Maldonado podrá haber un puerto turístico, deportivo y, a lo sumo, de pesca artesanal, vinculado con el turismo.

Entonces, no es cuestión de decir que tenemos que cumplir la ley y que, como en el año 1906 ó 1912 la prioridad era destinar La Paloma a puerto, hoy tiene que ser puerto. Creemos que sí tiene que ser puerto, pero no estamos de acuerdo con este proyecto.

También concordamos con el señor Ministro en cuanto a la importancia de un puerto de aguas profundas en la costa atlántica, fundamentalmente en la de Rocha. Sería una transformación radical no solo para el país, sino también para nuestro departamento y para toda la región este. Pero diría que esas cosas tienen que pasar del discurso. Si estamos en un momento de tanta bonanza y viviendo un tiempo de privilegio en el comercio internacional -quisiera ver cuánto dura realmente el precio de la soja; ojalá dure muchísimos años, pero los agricultores uruguayos tienen amarga experiencia con respecto a esos precios-, encaremos las grandes inversiones, salgamos del discurso y hagamos realmente el puerto de aguas profundas. En 1999 se dijo que había inversores dispuestos a llevar adelante esta iniciativa, que querían esperar a que pasaran las elecciones. Pero en su comparecencia anterior el propio Ministro reconoció que no hubo ningún interesado con respecto a ese proyecto. ¡Ojalá hubiese habido y ojalá los haya en el futuro, porque ese es el proyecto que todos necesitamos!

También estoy de acuerdo en que hay que dar salida a la producción forestal; desde luego que sí. Y no hemos dicho que no haya que construir una terminal maderera. Hemos dicho que, tal como está concebido este proyecto, soluciona el problema de la actividad forestal afectando otros intereses y que entendemos que el saldo es negativo. Por eso preguntábamos si había elementos objetivos. El señor Ministro nos contesta otra vez con apreciaciones subjetivas, como la de decir que no se afectan los ingresos por actividad turística porque el Ministerio entiende que es así. No se hizo ningún estudio, y debió hacerse. No podemos pedir a quien tiene una iniciativa privada que haga esos estudios porque es obligación del Estado analizar si la iniciativa privada afecta o no intereses generales, si puede haber opciones mejores. No corresponde al que hace la iniciativa privada analizar si va a afectar otros intereses. Sin ninguna duda, eso es responsabilidad del Estado; para algo está. Para algo están los organismos del Estado: para tratar de mantener los equilibrios entre todos los ciudadanos, entre todos los intereses económicos y entre todas las actividades, y no para decir simplemente que si hay una iniciativa privada me tengo que atener a ella y decir amén a todo lo que plantee.

Coincidimos también con el señor Ministro en que la iniciativa no tiene que ser desvirtuada en su objetivo, pero plantear otra ubicación, señalar que los aspectos más agresivos del proyecto -como puede ser, en este caso, el depósito de rolos- estén en otro lugar, plantear plazos diferentes, plantear distintas condiciones económicas, de ninguna manera desvirtúa el objetivo, que era dar una salida a la producción maderera.

Además, el que se hubiese favorecido la competencia habría permitido evitar que se cayera en lo que creo que se ha caído.

En este momento recuerdo que falta responder una de mis interrogantes; luego se la reiteraré al señor Ministro para que me la responda.

El señor Ministro dice que el precio es de US$ 17,50; es un 70% superior a lo que le oí decir en la Junta Departamental de Rocha, que se suponía eran los costos. Allí habló de US$ 9 o US$ 10 de costo, dijo que aumentar US$ 1,50 representaba un incremento del 15%, y que eso era muy alto. Reitero: US$ 17,50 está un 70% por encima de esos costos y, sin ninguna duda, está por encima de los costos que hay en Montevideo. Y el señor Ministro dice que el mercado lo va a determinar. Esto no es así, porque como él mismo ha dicho -permanentemente se ha sostenido-, a más de 200 kilómetros de distancia del puerto de embarque la madera no es rentable. Entonces, los que están dentro de los 200 ó 250 kilómetros de distancia del puerto de La Paloma no tienen opción: van a La Paloma al precio que el concesionario establezca o tendrán que trasladarse a Montevideo, a M'Bopicuá o a no sé dónde, con fletes a precios mucho más altos. En definitiva, quien tiene una terminal maderera tiene, en cierto radio, una posición monopólica.

El señor Ministro manifestó que algunos interesados compraron pliegos para esta terminal de La Paloma y luego presentaron proyectos para hacer terminales similares en el puerto de Montevideo.

Como he dicho, hay que demostrar coherencia para pasar del discurso a la acción. Se defiende permanentemente -comparto y hasta agradezco, como poblador de la zona este y del departamento de Rocha, la vehemencia que el señor Ministro demuestra- la instalación de terminales portuarias en la costa oceánica, especialmente de Rocha.

La gente que ha decidido no presentarse a competir en La Paloma -porque era muy difícil competir con el 20% de diferencia y porque no tenía elementos que, más allá del precio, le permitiesen competir en la oferta-, fundamentalmente se dedica a la forestación; se trata de gente que tiene bosques en la zona norte de Lavalleja, en Treinta y Tres e inclusive en los límites con Cerro Largo. Toda producción caería, naturalmente, al puerto de La Paloma. Pero el plan de recuperación de las vías de ferrocarril entre Montevideo y Río Branco lleva a que todo eso venga al puerto de Montevideo. Entonces, una de las cosas que quizás haría realidad la posibilidad de que haya un mercado importante para una terminal ubicada en la costa atlántica de Rocha sería recuperar las vías del ferrocarril que van a ese departamento, a La Paloma o a esa zona. Sin embargo, esas no se recuperan.

Entonces, por un lado se habla de la conveniencia de que se instale la terminal o el puerto, pero, por otro, las políticas que se siguen en otra materia hacen -ni siquiera voy a decir que es una cuestión voluntaria- que a una zona muy importante de áreas forestadas les sea más económico venir a Montevideo en lugar de transportar la carga en ferrocarril porque, además, van a tener un precio de servicio más barato. La Paloma, sin buenos medios de comunicación, sin buenas rutas de acceso y con un precio alto, solo va a generar una situación monopólica para una empresa forestadora que va a tener un área importante factible de forestar, sin competidores por las tierras. Ese es un aspecto importante.

Quiero reiterar una pregunta que había agregado hoy y que sin ninguna duda se le pasó por alto al señor Ministro. ¿Cuál es la fórmula de actualización de la inversión, planteada en la propuesta que presentó Puerto Graneles en la licitación, es decir, la forma de actualización de la inversión no amortizada, por la cual se determinaría la indemnización en caso de rescate de la concesión?

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- A efectos de ordenar el debate, la Mesa desea señalar lo siguiente. Vamos a solicitar al señor Diputado que formule todas las preguntas para que luego el señor Ministro las conteste, de manera de abrir el debate al resto de la Cámara.

Puede continuar el señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: esta pregunta ya la formulé antes y al señor Ministro se le pasó por alto. Para mí es importante recibir la respuesta en este momento, y no tengo más preguntas que hacer.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Con relación a la última pregunta, debo decir que el señor Diputado Barrios no me la ha formulado en ningún momento, pero con mucho gusto se la voy a contestar.
La fórmula que presenta la empresa es la siguiente:

"P" sería el precio de la indemnización a ser pagada previo al rescate de la inversión; "Ij" serían las inversiones realizadas en el año "j"; "Aj", las amortizaciones realizadas en el año "j", y "n" el año de rescate de la inversión; "i" representaría la tasa de actualización, la cual será de Libor más 12,8% entre los años 1 y 5; Libor más 10,8%, que sería el rescate entre los años 6 al 10; Libor más 4,8%, si el rescate se produce entre los años 11 al 30, y Libor más 2,8%, si el rescate se produce entre los años 31 y 50. Esa es la fórmula. Voy a explicarla, porque es difícil de entender.

En materia de finanzas, la forma normal de poner al día los flujos es a través de la actualización de interés compuesto. Es decir: se descuentan los flujos futuros a través de una tasa de descuento de interés compuesto que se va acumulando para los distintos años. Por ejemplo, $ 1 al día de hoy, para una tasa de descuento de un 10%, equivaldría a $ 1,1 dentro de un año. Por lo tanto, si yo descuento $ 1,1 a la tasa del 10%, hoy me da $ 1. Eso se hace tanto para el lado de los ingresos como para el lado de los costos. Esta fórmula, que es la que normalmente reconoce la contabilidad, se denomina forma de actualización de interés compuesto.

Lo que presenta el interesado en este caso es una fórmula que ajusta mucho menos rápido que la de interés compuesto; es una fórmula de interés simple. Sin dudas, este tema es bastante complejo desde el punto de vista de la determinación de toda su racionalidad. Lo que se hace normalmente es, por ejemplo, tomar el valor no amortizado de las inversiones, se actualiza al presente y después se lleva al momento en que se haya decidido la rescisión unilateral. De todos modos, no quisiera entrar a este punto porque es un tema que está analizando la Comisión Asesora de Adjudicaciones. No me parece procedente que en el ámbito parlamentario discutamos algo que está en la reserva de las Comisiones que actúan. La oferta fue presentada, estuvo de manifiesto y no tengo inconvenientes en hacer mención a esto, así como no tuve problemas para detallar el precio.

Esta es la contestación a la última pregunta que me formuló el señor Diputado Barrios, que anteriormente no me la había planteado.

Con relación a las otras apreciaciones, debo decir lo siguiente.

(Interrupción del señor Representante Barrios)

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- La Mesa sugiere ordenar el debate y no dialogar.

El señor Ministro estaba respondiendo una pregunta formulada por el señor Diputado Barrios. Cuando el señor Ministro termine su exposición, cederemos nuevamente la palabra al señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: el señor Ministro ya respondió la pregunta concreta que le formulé; va a continuar con su exposición sobre las apreciaciones que hice.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- La Mesa va a llevar el ritmo de la interpelación. Al señor Diputado Barrios se le permitirá hablar todas las veces que sea necesario por ser el miembro interpelante. De igual manera, al señor Ministro le vamos a otorgar todo el tiempo que necesite para contestar lo que él entienda que deba contestar, siempre y cuando se respeten las normas básicas y se haga referencia al punto de que se trata. Por lo tanto, mientras el señor Ministro no me señale que ha finalizado, la Mesa no va a ceder la palabra al señor Diputado Barrios.

Puede continuar el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Entendí que el señor Diputado armó un conjunto de preguntas en su exposición, de las cuales he tomado nota. Planteaba por qué no otra ubicación; por qué no otro lugar para el depósito de rolos; por qué se manejaba lo relativo al precio máximo. También preguntaba si esta situación generaría un usuario cautivo y una situación monopólica y por qué no se rehabilita la vía férrea. Creía que estas eran preguntas adicionales a las 26 interrogantes que se formularon anteriormente, y me iba a dedicar a contestar también las que se acaban de formular. Si no fueron preguntas, entonces no tengo nada más que decir. Si fueron preguntas, estaré encantado de responderlas.

SEÑOR BARRIOS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: sin ninguna duda, no eran preguntas; eran afirmaciones, porque el señor Ministro ya respondió reiteradamente todas las preguntas. Muchas veces ha dado su opinión respecto a estas preguntas. Simplemente, eran afirmaciones que hacía con relación a las manifestaciones del señor Ministro.

Quiero terminar mi exposición refiriéndome -vamos a cumplir el compromiso de la brevedad- a cómo el señor Ministro responde a nuestra reiterada preocupación y a nuestra reiterada consulta sobre las razones por las cuales no se incluyeron en la puntuación otros factores distintos al principal, que fue el del precio. Él nos habla mucho respecto al plazo de construcción de las obras, pero creo que en el pliego de condiciones se establece un máximo de treinta meses; no lo recuerdo exactamente. Entonces, no puede oscilar mucho; de treinta meses para abajo serán veinticuatro, veintidós o veintiséis.

El argumento del señor Ministro es el de que agregar elementos como el plazo de la concesión, el establecimiento de un canon o una diferente ubicación, crearía incertidumbre. ¿A quién se crea incertidumbres? Se podrá generar incertidumbres a quien va a hacer la propuesta, que de esta manera deberá tener en cuenta más elementos. Pero quien tiene que juzgar la propuesta, quien va a dar la concesión, tendrá más certidumbres, ya que contará con más elementos para discernir cuál es la mejor alternativa. ¿Que el menor plazo va a redundar en mayor costo? ¿Por qué? No necesariamente. Alguien puede presentarse y pedir US$ 16 y veinticinco años. Puede haber alguien más eficiente que reclame una tasa interna de retorno inferior al 14,8%. Esa parece una tasa importante, si lo tengo que interpretar como el beneficio que se obtiene. Según las cifras que nos daba el señor Ministro, se hablaba del 12,8% a los dieciocho años. Entonces, quizás lo que decíamos en cuanto a los veinte años sea lo razonable. Naturalmente, quien hace el negocio quiere que este salga lo mejor posible; ese es el interés de quien negocia. Entonces, no veo que puedan generarse incertidumbres; al contrario, se generan más elementos y, sobre todo, se facilita que desde el punto de vista del interés general el proyecto pueda mejorar sin que por eso se deje de hacer o deje de ser viable. Desde el momento en que esos sean elementos competitivos, cada cual sabrá si puede pagar o no, si puede tener treinta o cincuenta años, o si puede pagar US$ 17 o US$ 10; sin duda cada cual lo sabrá.

Quiero dejar sentada la duda que me crean las informaciones que se proporcionan. En la pasada sesión sobre este tema, el señor Ministro nos decía que el chip valía US$ 80; la gente vinculada a la actividad dice que vale US$ 85, en documentos de exportación figura a US$ 69 y hoy el señor Ministro nos dice que cuesta US$ 105; tendríamos que congratularnos de que haya mejorado. Quiero dejar constancia de que no sé por qué ha variado tanto.

Con respecto a las preguntas a las que había dado mayor relevancia, que eran las que reclamaban elementos objetivos, tampoco obtuve respuesta. Pregunté: "¿Qué elementos objetivos fundamentan la aceptación del plazo de cincuenta años?". El señor Ministro no los dio. Consulté: "¿Se hizo el correspondiente análisis de flujos financieros?". Él nos responde diciendo que la empresa dijo que el flujo financiero era tal, con cierta rentabilidad que se alcanzaría en determinado año. Pero lo que me interesa es si el Ministerio analizó eso y si lo consideró razonable. De lo contrario, es cuestión de decir: "Si usted quiere ganar el 40%, gánelo. Nosotros lo único que haremos será constatar lo que la empresa dice". Es decir que en ese caso tampoco se me dio una respuesta basada en elementos concretos.

Pregunté: "¿Qué factores objetivos se consideran para medir los costos y beneficios que el proyecto genera a la población local [...]?". Esto tampoco se ha analizado desde el punto de vista objetivo. En cuanto a lo que afectaba a la actividad turística, subjetivamente se dice que el Ministerio no lo estudió porque entiende que no la afecta. Para sostener que esto no la afecta, lo razonable es hacer un análisis objetivo. Por lo menos, más allá de alguna conversación informal, se podría haber pedido la opinión del Ministerio especializado, el de Turismo.

También le consulté: "¿En cuánto estima el Ministerio la inversión en infraestructura de transporte [...]?". Él dice que no hay nada que invertir. Sin embargo, en el informe al que me referí en la comparecencia anterior, la Dirección Nacional de Vialidad dijo que una vez que estuviera en funcionamiento la segunda etapa -es cierto: cuando esté en funcionamiento la segunda etapa, pero un día lo estará y habrá que asumirlo- habría que hacer una vía especializada para cargas. Reitero que eso se dice en el informe; sea dentro de siete, seis o cinco años, un día se deberá hacer. El argumento de que las cosas no van a suceder hoy, pero sí dentro de un tiempo, lo único que hace es trasladar la solución a otro momento. Ese argumento también se utiliza cuando hablamos del área que va a abarcar. Esto se relativiza porque se va a ir utilizando a medida que se precise, pero se van a abarcar las 27 hectáreas. Lo que hay que tomar como concesión es toda el área y no la que van a tomar hoy. No podemos manejarnos con lo que va a suceder hoy sin tener en cuenta lo que va a pasar más adelante porque, sin duda, en el futuro vamos a tener problemas.

Otra pregunta que formulé al señor Ministro era: "¿En cuánto estima el MTOP la afectación a los ingresos por turismo de la zona?". La respuesta fue la misma, en el sentido de que considera que no existe y, por lo tanto, no lo estudió. Eso es lo que me preocupa: hay una especie de actitud de prescindencia. No se analizan otras ubicaciones porque el privado es el que propone la ubicación; aparentemente, no correspondería que el Ministerio estudie eso. Sin embargo, lo razonable sería que ya estuviera analizado dónde están los lugares más adecuados y de qué manera se afectan menos los intereses ya existentes y se potencializan los beneficios de la inversión para que cuando se presente el inversor privado no tengamos que aceptar a tapas cerradas lo que plantea. En definitiva, lo discutido ha sido lo que representan los beneficios fiscales. En cuanto a las características del proyecto, no ha habido modificaciones y las objeciones son con respecto a esas características.

El señor Ministro ha hecho hincapié en algo y es en el rescate. En ese rescate, lo único que se va a pagar como indemnización es el valor no amortizado de las inversiones, con la correspondiente actualización. Sinceramente, es muy importante saber cuál es el resultado de esa complejísima fórmula con la que él contestó la pregunta; estoy seguro de que hay maneras bastante más simples de hacerlo. El temor es que el resultado de esa fórmula pueda ser que a los quince o a los veinte años haya que pagar lo que la obra costó al principio. Creo que el resultado de esa fórmula es central para poder juzgar el mecanismo que el señor Ministro ha propuesto y defendido con tanta vehemencia. Quizás él tenga razón; no puedo juzgar la fórmula de la manera que él nos la dictó y sin poder tener una participación técnica en el asunto. Creo que cabe la preocupación en cuanto a la aplicación de esa fórmula de actualización, porque no vaya a resultar que esa frase que el señor Ministro manifestó que está incluida en el contrato, que es muy fuerte para el concesionario, pueda convertirse en un mecanismo por el cual el día en que el Estado necesite -por las razones que sea- rescatar la concesión, tenga que pagar como si hubiese hecho la obra ese día.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: cuando hice referencia al tema de las múltiples variables que se debe tener en cuenta cuando se tiene que calificar una oferta, dije que cada una de las variables que uno incorpora genera una incertidumbre. ¿Por qué? Porque cada vez que uno tiene que ponderar mayor cantidad de variables, tiene que valorar esa dimensión.

Ahora bien; creo que en ese sentido el señor Diputado Barrios no entendió el alcance de mis palabras, porque ¿qué sucede cuando se agrega algún elemento de costo, sea canon, arrendamiento, valor, precio o lo que sea, cualquier cosa que el Estado cobre al concesionario? Lo que está claro que sucede es que se orienta en el sentido negativo de la ecuación económica; son todos elementos que están del lado que resta en la ecuación económica del concesionario ya que son precios, cánones, arrendamientos o costos que tiene que pagar. Por lo tanto, lo que allí se agrega no es incertidumbre; además del tema al que me referí antes, lo que se agrega es certidumbre de que la ecuación económica se irá deteriorando en la medida en que el canon sea mayor, en que el plazo de amortización sea menor o en que se aumente cualquiera de los elementos que integran el costo.

Tal vez el señor Diputado Barrios está pensando que esto es un negocio como un casino, como ya hice referencia. Esto no es un casino, sino una terminal portuaria de gente que ha plantado árboles en el país y que tiene la preocupación de querer sacar, en primer lugar, su producción y a su vez poder prestar servicios a otros. ¿Dónde se ha plantado? ¿En La Coronilla? No; se ha plantado en Lavalleja, en Maldonado y en el noroeste de Rocha. Por lo tanto, no existe una situación de usuario cautivo o monopolista, como manifestó el señor Diputado interpelante. El usuario de Lavalleja, del norte de Rocha o del departamento de Treinta y Tres está en una situación de indiferencia; les resulta indiferente venir a Montevideo o ir para allí. Va a ir adonde le convenga más, al lugar que resulte más conveniente al señor que va a sacar la madera o allí donde quien le compra la madera le pague mejor. Esa es la situación. No hay eucaliptos plantados en La Coronilla ni en el Chuy. Ahora, si hubiera una cinta transportadora o un puerto de aguas profundas en La Paloma, probablemente determinadas áreas que hoy en día no tienen plantaciones, como las sierras de San Luis o de San Miguel, podrían ser potenciales lugares para ello. ¿Por qué? Porque en lugar de tener que hacer 400 kilómetros para llegar al puerto de Montevideo, podrían hacer 150 kilómetros y llegar al puerto de La Paloma.

Se podrá pensar cualquier cosa, pero lo que está claro es que esto no genera una situación de condicionamiento de usuarios ni de monopolio. No genera monopolio, en primer lugar, porque si en el día de mañana alguien quisiera poner otra cinta transportadora en las inmediaciones, lo podría hacer; inclusive, si hicieran el puerto de aguas profundas, de aguas protegidas, lo podría poner en el nuevo espejo de aguas. O sea que si algo está claro es que el tema usuarios cautivos y monopolismo no existe.

Me referiré al canon. Con respecto al valor de los chips, tal vez cometí un error al no explicar al señor Diputado a qué me estaba refiriendo. Es bastante difícil decir cuál es el precio de un chip; es un elemento que tiene cuatro o cinco valores distintos. Está el chip de madera verde y el de madera verde que se fue secando; por lo tanto, el mismo volumen tiene otro tonelaje. El chip se maneja con una unidad que se llama BDU -Bone Dry Unit: unidad a hueso seco-, que tiene otro precio porque ya se transformó en chip y, a su vez, perdió la humedad; o BDMT -Bone Dry Metric Ton-, o sea, tonelada métrica a hueso seco. Por lo tanto, dado que cada uno tiene una diferencia, cuando se hace referencia a los precios, a veces se está hablando de madera verde y otras, de BDU. Por ejemplo, en el caso en que hice referencia a los precios de los compradores, Japón compra en unidades de BDMT; por lo tanto, son US$ 115 en lugar de US$ 80. Advierto que el señor Diputado interpelante asiente; entonces, si él lo sabía, cuando afirma que los valores que doy son distintos no es "fair play".

Sobre los cincuenta años de flujo financiero, quiero decir que estos están, que se revisaron, que se verificaron los costos y las inversiones; se hizo cuando presentaron la primera propuesta, se hizo antes de que el Poder Ejecutivo dijera que era de su interés, se hizo posteriormente, y ahora se está haciendo con la propuesta final que están presentando. El asunto es que esos cincuenta años es lo que cierra las ecuaciones económicas a las que hice referencia recién y da esa tasa interna de retorno de algo más de un 14%, aunque creo que disminuye si uno hace algunos ajustes. El 14% es una tasa de retorno sobre el capital que, realmente, me parece que habla muy bien de este proyecto, porque no conozco a nadie que esté invirtiendo en proyectos de riesgo con tasas de retorno de un 14%. Para que el señor Diputado interpelante tenga una idea, en América del Sur la tasa promedio de los proyectos de riesgo en infraestructura es de un 35%, según el informe del Banco Mundial. Por lo tanto, estamos hablando de una aspiración de rentabilidad que está bastante más abajo de ese porcentaje. ¿Por qué está bastante más abajo? Por una razón lógica: en este caso, además de que el operador tiene interés en hacer su propio negocio, tiene US$ 40:000.000 invertidos en los montes y debe encontrar la forma de sacarlos o, de lo contrario, los árboles pueden quedar de adorno en su campo.

Con relación a si esto afecta o no a la actividad turística, lo que está claro es que si esta fuera afectada lo sería por el puerto de aguas profundas -que parecería que no genera rechazo-, en un grado infinitamente mayor del que incidiría esto. ¿Por el hecho de que podemos tener un puerto de aguas profundas con tráfico importante no vamos a hacer las cosas? Es como si dijéramos que no deberíamos haber hecho Montevideo porque era un puerto e iba a generar mucho tráfico, mucha gente y mucho desarrollo, por lo que más valía no haber hecho Montevideo. O sea que es tener la visión negativa del desarrollo; es pensar que el crecimiento de la producción, de la población, del tránsito y de todos los elementos derivados de ello es negativo para las sociedades en lugar de ser un elemento positivo.

Por lo tanto, ya dijimos que la terminal de graneles incorpora camiones. También dijimos que el puerto de aguas profundas incorpora más camiones. Voy a decir, para mayor tranquilidad, que si bien eso es cierto para ese mercado, que es al cual está orientada esta gente que es productora forestal, me animo a reiterar lo que dije antes: dados los valores actuales de la soja, de US$ 300, este puerto resultará mucho más atractivo para prestar servicios al tránsito de los granos que vienen de la región que a las maderas de esta zona. Digo esto porque el margen que se puede conseguir sobre un producto de US$ 300, usando bien las bodegas, va a ser infinitamente mayor. Eso no es lo que presentaron, pero estoy seguro de que va a suceder. Se van a aprovechar las bodegas con inteligencia para lograr llevar al otro extremo del mundo los barcos bien cargados; un servicio a los granos que valen US$ 300 la tonelada. Le aseguro que eso no va a pagar US$ 17,50, sino muchísimo más.

El señor Diputado dice que en el puerto de Montevideo hubo una iniciativa. Sí, la hubo. Frente a los US$ 17,50, el precio comparable de esa iniciativa fue US$ 19,30. Es decir que es US$ 2 más caro que el precio equivalente en La Paloma.

El hecho de que se diga que aceptamos a tapas cerradas lo que presenta una iniciativa privada es algo que no puedo permitir, porque realmente no es así. En primer lugar, no se trata solo del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, sino del Poder Ejecutivo, del conjunto de varios Ministerios. Como vimos, esto lo firmaron los Ministerios de Defensa Nacional y el de Economía y Finanzas. Las iniciativas privadas no se aceptan a tapas cerradas; en principio, se presentan como idea para saber si existe viabilidad. Lo primero que hace una empresa es sondear la posibilidad de ser viable, porque nadie se mete a hacer estudios y a presentar propuestas si ya de antemano sabe que la Administración le va a dar una negativa. Ese es el primer punto.

En segundo término, cuando hay un camino, seguramente el que presenta la iniciativa lo hace con la maximización de sus intereses y, precisamente, el proceso de análisis que realiza en este caso la Dirección Nacional de Hidrografía implica comprobar si esa maximización de intereses es o no razonable. Allí empiezan las reducciones de esos distintos aspectos; algunos se pueden conseguir y otros se dice que son innegociables.

Entre los que el señor Diputado Barrios mencionó, el tema de por qué no hacer la localización de rolos en diferente lugar, chipear fuera del puerto y transportar luego dentro del puerto, fue uno de los aspectos a los que la empresa se negó rotundamente. Lo hizo por una razón muy sencilla: porque cuando usted transporta chips, transporta huecos. Por lo tanto, si chipea en la Ruta Nº 15, a 5 kilómetros del puerto, va a llevar tres veces más camiones que los que tendrá que llevar si chipea dentro del puerto. Llevar más camiones, además del perjuicio económico que genera a la empresa, ocasiona un perjuicio adicional porque se ponen más camiones en la carretera, y eso preocupa al señor Diputado. Resulta que si tengo que trasladar espuma, entonces voy a llevar tres camiones cuando podría haberla llevado toda en una caja de jabón. Al llevar aire se paga poco flete si este es por tonelada, pero se paga mucho volumen y seguramente será un flete inútil. Por eso es que en Montevideo, donde se chipea fuera y se traslada desde Sayago hasta el puerto de Montevideo, se realiza una operación que no resulta razonable. Desde el punto de vista ambiental esto implica tres veces más tráfico circulando, y por eso es que la empresa Obrinel ha presentado su iniciativa para el puerto de Montevideo a fin de que los rolos lleguen a la bahía, se chipeen allí y se evite el costo que ello significa. Para la empresa eso no resulta tan interesante por el efecto ambiental, sino por el efecto económico que tiene el no trasladar el triple de camiones cuando se puede transportar la tercera parte. Pero, de paso cañazo, la ventaja que genera Montevideo es que no circulan tres veces más camiones por la trama urbana, y ese es otro tema relacionado con lo que se llama el balance de las externalidades positivas. En ese sentido -ya que el señor Diputado Barrios trae el tema a colación- el balance de las externalidades positivas indica que, como este país es uno solo, uno debería pensar si vale más la pena tener 1:400.000 toneladas de las cuales, tal vez, 900.000 ó 1:000.000 se procesan fuera de temporada en La Paloma, o tener ese 1:000.000 de toneladas ubicadas en un lugar alternativo como el puerto de Montevideo, interfiriendo con el tránsito urbano, en lugar de un kilómetro -que es lo que interfiere en La Paloma-, en 20 kilómetros y, a su vez, multiplicado por tres por la cantidad de vehículos en adición que hay que tener, dado que se chipea en Sayago y no en el puerto. Por lo tanto, lo que estamos haciendo es aumentar el balance negativo de externalidades en Montevideo por no generar un balance equivalente en La Paloma.

Creo que todos los elementos -inclusive estos que tendrían que ser de particular preocupación para la Intendencia Municipal de Montevideo- deberían estar sobre la mesa al momento de evaluar lo que estamos diciendo.

La madera de Lavalleja, de Treinta y Tres y del norte de Rocha sale para Montevideo o para La Paloma y la verdad es que le da lo mismo. A la que no le dará lo mismo es a la que hoy en día no está plantada y que podrá estar plantada en el futuro si tiene un puerto cerca. Pero reitero que a esas maderas que están ahí, a esas 120.000 hectáreas que están en esa zona, le resulta prácticamente indiferente. ¿Cuál es el asunto? Montevideo tiene todas esas dificultades a las que hice referencia; tiene que terminar y chipear afuera. Para poder hacer la terminal de Obrinel y tener barcos de 12 metros de calado tenemos que estar en el puerto 2008, y para el puerto 2008 tenemos un costo de dragado, la profundización de las dársenas, la recimentación de los muelles y una cantidad de elementos que todos esperamos que sean realidad, pero no sabemos si lo serán. Acá tenemos lo concreto. Entonces, hipotecamos lo concreto, que es este proyecto, por el sueño de lo futuro. Pero además, como ya dije, conservando esas ideas no damos el pie para generar el primer eslabón de desarrollo a La Paloma y al este del país.

El señor Diputado Barrios decía que cuando se pensó en el puerto en 1906, la realidad era otra. Permítaseme que lo contradiga. Cuando el ingeniero Kummer habla con Batlle y Ordóñez, los barcos calaban 5,50 metros en Montevideo. Por lo tanto, con 7 metros era más que suficiente para atender a los barcos que llegaban aquí. Sin embargo, el ingeniero Kummer, que era un hombre de larga visión y que conocía los puertos del mundo, sabía que 12 metros era la profundidad que tenían los puertos que ya estaban en otra etapa de desarrollo y estaban vistos con la perspectiva de los próximos años. Por tanto, el ingeniero Kummer le recomendó que se hicieran las fundaciones más profundas y se llevaran a 12 metros. Eso es lo que hoy nos permite tener un puerto de 11 metros. De lo contrario, cuando se hubieran necesitado los 11 metros, si hubiéramos fundado a los 7 metros y hubiéramos tenido que recimentar todos los cajones del puerto de Montevideo, habría costado más caro que hacer otro puerto.

Cuando se proyectó el puerto de La Paloma, la gente no estaba pensando que se trataba de un puerto de aprovisionamiento, porque si hubiera sido un puerto de aprovisionamiento de carbón y de agua, pregunto para qué se querían 200 hectáreas, como lo establece la ley del año 1906. ¿Por qué establece hasta 200 hectáreas? ¿Se está pensando en que se trata de un puerto de aprovisionamiento de carbón y agua, o en otra cosa? Se está pensando en otra cosa y esto no lo digo yo, sino que lo dice la historia, porque la vía férrea de Rocha a La Paloma es anterior a la de Rocha a Montevideo. En ese momento el proyecto de vías férreas aprobado en 1922 establecía la vía férrea desde Rocha a Santa Rosa de Bella Unión. Ese es el proyecto que estaba previsto y la primera etapa era la vía férrea de La Paloma a Rocha, de Rocha a Lascano y de Lascano a Treinta y Tres. Esa fue la que se llegó a estudiar; la de Treinta y Tres a Bella Unión quedó en el debe de la historia. Si esa vía se hizo, ¿para qué hacer una vía férrea para ir de Rocha a La Paloma? ¿Para llevar pasajeros de Rocha a La Paloma cuando no había nadie allí? No; eso estaba pensado para todo el este del país, para que la producción de todo ese enorme territorio que comprendía Treinta y Tres, Rocha, Lavalleja y Cerro Largo no tuviera necesariamente que venir a Montevideo, tal como se había planteado hasta esos años; podía estar diversificándose su actuación y por eso está, por un lado, Montevideo y Nueva Palmira y, por el otro, La Paloma. Es una visión grande del país; tal vez la comodidad que nos dieron los tiempos en los años posteriores -de los años veinte a los años cincuenta-, nos hizo olvidar de estas cosas. De los años cincuenta para adelante no tuvimos esas ideas de futuro y por no haberlas tenido hoy estamos pagando algunas consecuencias.

Nueva Palmira está creciendo; ya es una realidad. Allí, en Barranca de los Loros, ADM está por empezar una terminal granelera y la firma FRIGOFRUT acaba de firmar convenios para tener una terminal de cargas en general. ¿Y por qué hoy hay una terminal de carga general en Nueva Palmira? Porque hay tres terminales graneleras: una que explota TGU, otra la Corporación Navíos y otra ADM. Hay tres graneleras, una es de carga general. El problema que existe actualmente, y que seguramente los señores Diputados deberán resolver en algún momento, es que las 100 hectáreas que se cedieron en 1906 prácticamente se agotaron, ya que el único pedazo libre de zona franca en Nueva Palmira es el que está enfrente a la restinga. Por lo tanto, hay que pensar en Punta Chaparro para encontrar otras 100 hectáreas y legárselas a los que vienen, tal como se hizo en 1906. Esta es la visión que se debe tener.

La terminal granelera del puerto de La Paloma es el primer escalón para llegar al segundo, que es un puerto de aguas profundas en ese lugar; pongámoslo en el itinerario. Entonces, como Nueva Palmira está en el itinerario de los graneles, va a tener una terminal de carga general. Pongamos el puerto de La Paloma en el itinerario de los graneles para que mañana pueda estar en el itinerario del mundo de la carga en general y de los contenedores. Por tanto, esa visión sigue vigente.

Entonces, cuando se dice que aceptamos las cosas a tapas cerradas, debo manifestar que no es así. Tomamos las cosas, las pensamos, las orientamos y las discutimos. Tenemos duras discusiones con quienes presentan iniciativas de concesión. El ingeniero Colon, que se encuentra a mi lado, es el representante directo y el protagonista principal de esas discusiones. Por tanto, no aceptamos las cosas a tapas cerradas.

Yo tengo fe en los ciudadanos y en los funcionarios públicos que hacen las cosas como corresponde, que defienden los intereses del Estado y que lo hacen con ecuanimidad y con el respeto del sector privado. Ese es el marco en el cual se procesó todo esto, y no se hizo de un día para otro y a tapas cerradas.

No quiero poner ejemplos ni hacer comparaciones, pero tal vez cuando deje el cargo que ejerzo actualmente y venga a ocupar la banca que me está esperando, voy a aprovechar esa circunstancia para hacer unas cuantas comparaciones sobre concesiones, adjudicaciones, formas, plazos y demás, que hoy no me corresponde hacer.

Muchas gracias.

SEÑOR BARRIOS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor miembro interpelante.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: en primer lugar, deseo manifestar al señor Ministro que vamos a recibirlo encantados; cuando venga, tendremos oportunidad de discutir esas cosas.

En segundo término, quiero contestar una alusión. El señor Ministro siempre hace gala de su erudición y conocimiento, pero yo simplemente quiero aclarar que cuando hablamos de los precios hice la comparación porque sé que la madera se cotiza por tonelada seca FOB: FOB Chile es aproximadamente US$ 92 y la discusión es si FOB Montevideo es US$ 83 o US$ 85 la tonelada seca. Cuando se dieron diferentes precios, supuse que se estaba hablando de la misma unidad.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado Ponce de León, quien dispone de quince minutos.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: hemos preferido hablar como oradores porque no tenemos preguntas para hacer.

La interpelación siempre es una instancia trascendente y estamos haciendo uso de una potestad y de una obligación constitucional para analizar la forma en que el señor Ministro se está refiriendo al tema por el que ha sido convocado. Cada uno sabrá apreciar las intervenciones y los diversos aspectos que comprenden esta instancia.

Queremos concentrarnos en lo que para nosotros es el eje de la intervención, de los temas de la interpelación. He tratado de convertir los hechos fácticos, visibles, en cosas que puedan ser inteligibles en la discusión para quienes no conocen el detalle y para incluir temas que se discuten a partir de los datos existentes.

En esta interpelación hay tres puntos en discusión. El primero de ellos es la ubicación de la terminal granelera.

No está en discusión la conveniencia de contar con una terminal granelera en Rocha; no está en discusión la conveniencia de realizar un puerto de aguas profundas, cuando se pueda llevar a cabo; no está en discusión la conveniencia de aprovechar tierras que hoy no son fértiles para un eventual desarrollo forestal si se logra una vía de salida de la madera. Eso no está en discusión; al contrario, sentimos que estamos defendiendo el puerto de La Paloma como puerto de uso general. Lo que sí está en discusión, en primer lugar, es la ubicación de la cinta granelera. Y, adelantándome, diría que el segundo punto que está en discusión es la forma del llamado a licitación en dos aspectos: en lo que tiene que ver con el porcentaje de iniciativa privada y, fundamentalmente, en lo relativo al puntaje que determinó en forma tan nítida las características de la propia licitación.

Pero empecemos por el lugar. El señor Ministro ya contestó que no se estudiaron otros lugares y yo me siento en la obligación de intentar mostrar a la Cámara que esos lugares existen, y no solamente en vagas disquisiciones, sino con suficiente contundencia en documentación oficial, como para que sea una absoluta obligación estudiarlos.

En la transparencia que estamos observando se aprecia un mapa de la zona de Rocha y se puede ver una ampliación de un pedazo de la costa. Sin duda, esta es una zona particularmente privilegiada. Si vemos la anterior transparencia podremos apreciar que hemos seleccionado la zona que va desde La Paloma hasta Cabo Polonio, o sea, el noreste de la Paloma. Lo que se aprecia es, simplemente, la copia de la Carta 5 de las que publica el Servicio de Oceanografía e Hidrografía, que son la base de la navegación y la documentación oficial con mayor grado de información que existe en nuestro país sobre el tema. Para tener más abundancia de información, hay que recurrir a cateos específicos y especiales.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Guarino)

——Los únicos que están en la oferta no son contradictorios con estos en absoluto; ojalá hubiera más datos de los que tenemos hasta el momento.

Vamos a ver lo que sucede en la costa. Tal como podemos apreciar en la proyección, tenemos una primera línea continua de 10 metros; una segunda línea de 20 metros y adviértase cuán próximas a la línea de 10 metros están las profundidades que, como podemos observar en el mapa, son de 16 y 17 metros. Apenas pasamos Punta Rubia -en La Coronilla-, de ahí hacia el norte, contiguo a la línea de 10 metros no hay un solo valor; las profundidades son las siguientes: 16 metros, 17, 16, 18, 15, 18, 18, 18, 18 metros, hasta que llegamos a la zona de los bajos cercanos a Cabo Polonio. Es decir que todo el entorno noreste de la ciudad de La Paloma tiene grandes profundidades bien contiguas a la costa.

Nadie me puede decir que se establece una diferencia sustancial para la atención y el respaldo marítimo de una central granelera, si ella se ubica en la punta donde desde hoy se está ubicando, o en esta otra zona que señalo en el mapa. En definitiva, en un caso hay que dar una vuelta para entrar al puerto; en el otro, se llega en una línea más recta. El puerto existente respalda cualquiera de estas ubicaciones. Entonces, no hay diferencia de respaldo portuario.

Decimos que era una obligación haber analizado estas zonas. Supongamos -yo no lo afirmo- que las altas profundidades están más cerca en esta zona del mapa que estoy señalando que en la punta de La Paloma. De pronto, estudios posteriores podrán mostrar que eso no es así -al fin y al cabo son las imprecisiones de un mapa de escala 1 a 300.000- pero nos permitimos dudarlo: tienen tal contundencia los valores de la costa, que lo más probable es que eso sea cierto. Estamos hablando de lugares en donde los 15 metros de profundidad están a menos de 1.000 metros de la costa, en lugar de los 1.300 de los que se está hablando. ¿A cuántos cientos de metros de la costa? No lo sabemos; es posible que en un lugar la distancia sea una y en otros, otra diferente. Lo que decimos es que la zona del mapa que queda al noreste está básicamente desierta, con un bajísimo nivel de utilización. Es un área que integra La Paloma en un sentido amplio como zona geográfica y se respalda en el puerto de La Paloma y en la localidad que lleva el mismo nombre; pero no es el lugar en el que ya hay infraestructura e inversiones instaladas.

 

 

 

Es una obligación del señor Ministro, es una obligación de la Dirección de Hidrografía, es una obligación de los actores vinculados al tema estudiar si es viable o no la ubicación de este emprendimiento en otra zona. Nosotros decimos que todos los elementos muestran que lo es ampliamente. Cualquiera puede entender que, aunque aquí están todas las facilidades terrestres -por tanto, la instalación terrestre es, sin duda, más cara en otro lugar que en este-, hay varias razones que abundan en la dirección de estudiar esta ubicación a fondo. Tal vez las obras marítimas serían más cortas y por tanto habría menores costos; naturalmente, son bastante más costosas las obras en el mar. Pero observemos el mapa en un área que nos permita tener una visión más grande: si tenemos en cuenta la distancia a que esta zona se encuentra de la Ruta Nº 10, la Ruta Nº 9 es bastante más cercana. Si bien ello no se puede observar en el plano que se está proyectando porque es una carta náutica, el Ministro sabe bien cuál es la situación. Hace instantes habló de la radial que existe en esta zona, que, por cierto, habría que mejorarla. Él expresó -yo lo comparto- que hay que mejorarla con absoluta prescindencia de este proyecto, porque si hay algo a lo que el país ha apostado, y ha tratado de desarrollar, es el turismo. Allí hay cada vez más tránsito por el turismo; por tanto, vincular correctamente las Rutas Nos. 9 y 10 es, por cierto, una opción inexorable que está en el horizonte, independientemente de que haya o no cinta granelera.

Nosotros decimos que en esta zona que estoy señalando en la proyección hay más proximidad con la Ruta Nº 9. ¿Y qué problema tiene? Que no tiene ferrocarril. Señores: en este momento ninguno de los dos puntos tiene ferrocarril. Por otro lado, pido que se me disculpe, pero el área natural de influencia de esta zona -si uno observa el mapa del territorio nacional- no disputa con la línea que va a Montevideo; más bien trae de las otras zonas del territorio que están hacia el norte, hacia el noreste y, eventualmente, hacia el noroeste. Y en esas zonas no existen líneas ferroviarias para La Paloma, ni para La Paloma en sentido amplio, porque cualquier otra ubicación que elijamos sigue estando en el entorno de La Paloma.

Habría otras ubicaciones en la costa; es cierto que hay otros lugares. También lo es que se descartó José Ignacio, no por las profundidades, sino porque es un centro turístico; eso sí que está dentro de las cosas que constan en la propia oferta presentada. Y nosotros nos preguntamos algo que el señor Ministro ha contestado simplemente mal: ¿por qué razón se descartó José Ignacio y no la ubicación de una cinta granelera en el corazón de La Paloma?

Aquí hay un tema fáctico sobre el lugar. El Ministro decía que había un problema legal. Yo no sé si es así; respeto mucho su inteligencia y su capacidad, pero cuando discutimos el Presupuesto quinquenal, no hace muchos años sino en esta Legislatura, el Poder Ejecutivo propuso a este respecto un solo artículo y, en efecto, constitucionalmente la habilitación de puertos compete al Parlamento. También era cierto que se estaban dando innovaciones y posibilidades de inversiones privadas en áreas portuarias.

Hay un tema con el que el Ministro interactuó -aunque, tal vez, dado que son muchos los temas que debe abordar, tenga dificultades con la memoria-, y ese artículo que vino del Poder Ejecutivo se convirtió en tres. Ayer recordábamos esto en la Cámara por otro motivo porque, en definitiva, el segundo de esos artículos es el que consagra como puerto a M'Bopicuá.

Básicamente esos artículos establecieron tres cosas. El primero de ellos validó los puertos existentes en el país -así puede resumirse en términos generales-; el segundo, validó los dos proyectos que en ese momento se habían presentado en el Ministerio: M'Bopicuá y Laureles; y por el tercero, el Parlamento dio herramientas al Ministerio -los plazos, los mecanismos- para que se pudiera conducir iniciativas y habilitar instancias con respaldo parlamentario. Naturalmente, luego ellas podrían ratificarse por ley. Es así que el artículo 251 de la ley faculta al Ministerio de Transporte y Obras Públicas a habilitar puertos en forma provisoria, siempre que ellos estén comprendidos en la política nacional portuaria y una vez que el Poder Ejecutivo apruebe los estudios técnicos, económicos y ambientales exigidos por las leyes vigentes y adopte las resoluciones correspondientes. De manera que el Poder Ejecutivo puede habilitar hoy en forma provisoria los puertos, autorizado por este Parlamento. ¿Y quién va a dudar de que este Parlamento, así como habilitó M'Bopicuá y Laureles, por unanimidad de sus miembros, no seguirá habilitando cualquier otra instalación que fuera conveniente para el país? Por cierto que quienes encaminaron el tema de M'Bopicuá no dudaron en ello, a pesar de que ni siquiera esta norma estaba vigente y de que el Ministerio no podía otorgar esa autorización provisoria.

De manera que no hay razones legales, sino, por el contrario, hay especiales potestades legales. En cualquier caso, nada obsta a que el Ministerio o la Dirección de Hidrografía estudien el tema y, si se entiende pertinente y se considera que puede haber lugar a discusión en el ámbito político, vengan a este Parlamento a decir: "Señores, aquí hay una ubicación que entendemos buena para una idea. ¿El Parlamento está de acuerdo en que la habilitemos?". Eso es una obligación del Ministerio que, lamentablemente, no ha cumplido.

Como decíamos, hay un tema de lugar; hay un tema de licitación. El Ministro sabe mucho de licitaciones y le consta que nosotros también. Él dice: "Los puntajes generan incertidumbre". ¡Vaya si lo aplicáramos, de los ejemplos que ha dado, a algunas de las licitaciones en trámite! Estoy pensando cuáles serían las ofertas posibles con ese criterio en la central térmica de la UTE.

El señor Ministro ya habló de este tema en ámbitos parlamentarios y no voy a leer la versión taquigráfica porque no tengo tiempo.

(Suena el timbre indicador de tiempo)

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Ha terminado el tiempo de que dispone el orador.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Redondeo, señor Presidente.

En otros momentos señaló que el puntaje se basaba en un tema conceptual sólido, que consistía en garantizar el menor precio para los embarques forestales. El señor Ministro manifestó que los demás precios estarán sujetos al mercado, pero a través de esta licitación garantizamos el precio para el embarque de la madera. Esa es la clave de bóveda de su propia argumentación cuando defiende los puntajes en la Comisión Permanente. Así como en ese ámbito expresó que había varios que compraron el pliego y que iba a haber competencia, la vida demostró que no la había y que esto tenía nombre y apellido, como lo dijimos en aquel momento. Hoy no puede seguir hablando de que garantiza el precio a los madereros. ¿Qué precio les garantiza? Este queda sujeto al mercado, porque lo único que se establece es un precio máximo que es sumamente alto con relación a las condiciones de hoy y a lo que podía esperarse y, me permito decir, a lo que se esperaba en las filas del Ministerio.

Quiero terminar diciendo -luego haré uso de la palabra por la vía de la interrupción- que aquí hay un proyecto muy interesante que tendría el apoyo de todos los organismos que hoy se mencionaron, algunos de los cuales no fueron consultados y otros se han opuesto a esta ubicación, como lo ha hecho la Intendencia en forma pública y notoria. Aquí habría una solución que tiene mucho más equilibrio y visión de futuro. El señor Ministro decía que el puerto de Nueva Palmira ya usa 100 hectáreas, y si estamos poniendo una cinta granelera en un lugar más importante, ¿es que acaso no va a usar más de 100 hectáreas? ¿Acaso no tiene lógica que preveamos un lugar que pueda tener 300 ó 400 hectáreas de respaldo si fuera necesario? ¿Cómo vamos a hacer para que esto crezca después de que la inversión esté hecha y estén allí los fierros, el cemento, el hormigón, los anclajes y se necesite expandir porque hay que embarcar el nuevo granel que aparece? Es claro que no vamos a empezar a llenar de cintas graneleras esa costa.

Por lo tanto, no nos convencen las explicaciones del señor Ministro; sentimos que hay tozudez, y que hay razones de una lógica absoluta para analizar esto con todo cuidado, porque los puertos se estudian durante muchos años. No comparto con el señor Ministro que dos años sea un plazo suficiente para realizar una instalación portuaria y le puedo poner el ejemplo de nuestro país y de otros.

Lamento la tozudez. Se ha trabajado muy mal en este tema, el planteo del señor Ministro tiene muy poco respaldo técnico y los instrumentos administrativos que ha utilizado el Ministerio son profundamente equivocados.

9.-     Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes solicitudes de licencia:

Visto la licencia oportunamente concedida al señor Representante Pedro Señorale, y ante la denegatoria de los suplentes correspondientes de aceptar la convocatoria realizada, la Corte Electoral, ante solicitud de la Cámara, proclama nuevos suplentes y se convoca por el día 6 de mayo de 2004, al suplente siguiente, señor Ramón Simonet.

Visto la licencia en misión oficial por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004, oportunamente concedida al señor Representante Francisco Ortiz, y ante la denegatoria de los suplentes correspondientes de aceptar la convocatoria realizada, la Corte Electoral, ante solicitud de la Cámara, proclama nuevos suplentes y se convoca por el referido lapso al suplente siguiente, señor Eustacio Saravia".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y uno en cuarenta y tres: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"CORTE ELECTORAL

Montevideo, 6 de mayo de 2004.

SEÑOR PRESIDENTE DE LA CÁMARA
DE REPRESENTANTES
DR. JOSÉ AMORÍN BATLLE

Nº 1700/2004
272/5

Señor Presidente:

Pongo en su conocimiento que la Corte Electoral en acuerdo celebrado en el día de hoy, visto que el Representante Nacional por el departamento de Salto electo por la hoja de votación número 1 del lema Partido Colorado, señor Pedro Señorale, ha solicitado licencia por el día de la fecha y al haber declinado por esta vez la convocatoria los suplentes correspondientes, resolvió proclamar Representante Nacional al segundo candidato Sr. Ramón Simonet y suplentes a los candidatos Sres. Eduardo Martínez, Orestes Machiavello y Daniel Sosa.

Dichas proclamaciones se hacen con carácter temporal y por el término de la licencia concedida al Representante Nacional señor Pedro Señorale y en el concepto de que se han cumplido las condiciones establecidas en el inciso segundo del artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo 3º de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo 1º de la Ley Nº 10.618, en la redacción dada por el artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

Saludo al señor Presidente con mi más distinguida consideración.

CARLOS A. URRUTY
Presidente

ANTONIO MORELL
Secretario Letrado".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La licencia por motivos personales oportunamente concedida al señor Representante por el departamento de Salto, Pedro Señorale, por el día 6 de mayo de 2004.

CONSIDERANDO: I) Que habiéndose agotado la nómina de suplentes se solicitó a la Corte Electoral la proclamación de nuevos suplentes.

II) Que la Corte Electoral ha proclamado, por oficio Nº 1700/2004, de fecha 6 de mayo de 2004, a los señores Ramón Simonet, Eduardo Martínez, Orestes Machiavello y Daniel Sosa nuevos suplentes.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

Convóquese por Secretaría, por el día 6 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 1, del Lema Partido Colorado, señor Ramón Simonet.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

"CORTE ELECTORAL

Montevideo, 6 de mayo de 2004.

SEÑOR PRESIDENTE DE LA CÁMARA
DE REPRESENTANTES
DR. JOSÉ AMORÍN BATLLE

Nº 1701/2004
272/6

Señor Presidente:

Pongo en su conocimiento que la Corte Electoral en acuerdo del día de hoy, visto que el Representante Nacional por el departamento de Treinta y Tres Sr. Francisco Ortiz electo por la hoja de votación número 17 del Lema Partido Nacional, ha solicitado licencia por los días 11 y 14 de mayo de 2004 y al haber declinado por esta vez la convocatoria los suplentes correspondientes, resolvió proclamar Representante Nacional al quinto candidato Sr. Eustacio Saravia y suplentes a los candidatos Hugo Vergara, Juan Casanova y Juan Picot.

Dichas proclamaciones se hacen con carácter temporal y por el término de la licencia concedida al Representante Nacional señor Francisco Ortiz y en el concepto de que se han cumplido las condiciones establecidas en el inciso segundo del artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo 3º de la Ley Nº 10.618 de 24 de mayo de 1945, y por el literal B) del inciso segundo del artículo 1º de la Ley Nº 10.618, en la redacción dada por el artículo único de la Ley Nº 16.465 de 14 de enero de 1994.

Saludo al señor Presidente con mi más distinguida consideración.

CARLOS A. URRUTY
Presidente

ANTONIO MORELL
Secretario Letrado"

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia en misión oficial, oportunamente concedida al señor Representante por el departamento de Treinta y Tres, Francisco Ortiz, por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004.

RESULTANDO: Que los suplentes correspondientes siguientes, señores Ruben Arismendi, Luis A. Rodríguez y Sabino Queirós no habían aceptado por esa vez la convocatoria de que fueron objeto.

CONSIDERANDO: Que habiéndose agotado la nómina de suplentes la Corte Electoral a solicitud de la Cámara, proclamó a los señores Eustacio Saravia, Hugo Vergara, Juan Casanova y Juan Picot, como suplentes, lo que comunicó por Oficio Nº 1701/04, de 6 de mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República,

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

Convóquese por Secretaría para integrar la representación por el departamento de Treinta y Tres, por el período comprendido entre los días 11 y 14 de mayo de 2004, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 17, del Lema Partido Nacional, señor Eustacio Saravia.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

10.-     Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004).

——Continúa la consideración del asunto motivo de la convocatoria.

Tiene la palabra el señor Diputado Gustavo Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: me voy a permitir reflexionar, espero, junto a ustedes. Me da la impresión de que la discusión a la que estamos asistiendo en el día de hoy podría tener hasta título y sería: "El lujo de la miseria". Parece que para desarrollar La Paloma, aquí se partió de la idea de que es incompatible un puerto con una zona industrial adentro -lo cual disminuye tres veces la cantidad de tránsito que se generaría para elaborar este producto- con el turismo en La Paloma.

Desde 1906 el Partido Colorado y una de sus más grandes y brillantes figuras proponen elevar a la categoría de puerto a La Paloma, con la visión de que un puerto desarrolla. Recorro todos los puertos de mi país que tienen actividad -el de Montevideo, el de Colonia, el de Nueva Palmira y podemos seguir para arriba- y compruebo que en todos se da una fermental interacción entre la actividad económica portuaria y el turismo. ¿O qué es Montevideo? Yo, que también soy del este -aunque un poquito más al norte-, me pregunto: ¿vamos a dejar a la otra mitad del país el monopolio de la actividad portuaria e industrial? Así estamos por negarnos las posibilidades, en este caso -esto es lo que me asombra- aparentemente por nuestra propia voluntad. Así estamos, con La Paloma marchita. ¿Por cuántos años más nos vamos a negar la posibilidad de cambiar? ¿Por qué sembrar el miedo al cambio cuando este va enlazado con la idea original que tenemos desde nuestros más grandes ancestros para La Paloma y, junto a ella, para la región del norte y noreste de nuestro país? No es incompatible la actividad portuaria con el turismo. No ha bloqueado el turismo en ninguno de los lugares donde se da.

¿Queremos dejar el negocio a Montevideo, que cometió el disparate de tener dos plantas chipeadoras aprobadas por la Intendencia Municipal, una de ellas por Peñarol -que ayer anduvo bien-, que hacen chips y ponen en el tránsito urbano de la capital infinidad de camiones cargados con carcasas de madera llenas de agujeros? ¿Queremos dejar el negocio a Montevideo? ¿Nos queremos negar la posibilidad de jugarnos el tute de desarrollarnos, de ponernos los pantalones largos en el interior? Yo no comparto esa idea. ¿O qué? ¿O vamos a estar en el lujo de la miseria de decir: "No; yo quiero un inversor que esté dispuesto, no a gastar US$ 30:000.000, sino que esté dispuesto a invertir US$ 60:000.000 para que construya carreteras, vías férreas, compre una cantidad importante de terrenos y lleve la luz y el agua, y con ella el saneamiento"? Entonces, estamos corriendo a los que están y no nos estamos desarrollando como podemos, sino con una ilusión que no existe. Estamos corriendo a los que nos están ofreciendo trabajar.

Y eso me cierra con otra parte de los argumentos esgrimidos en contra. Esto de que el plazo es muy largo y la propuesta directa de que tendría que ser más corto me cierra con una manera de razonar que no distingue la actividad económica interna del país de la actividad económica exportadora; me cierra porque es lo mismo que lo de Viera. Mis queridos compañeros, no es otra cosa que decir: "Le vamos a poner menos años", negándonos a entender que esto va a encarecer el costo. Si el tipo tiene que amortizar en menos años, el precio que va a tener que cobrar para rescatar la inversión va a ser mayor. Entonces, encarecemos el producto y, al encarecer el producto, hacemos lo mismo que al poner impuestos a los agroexportadores. Es el mismo razonamiento que decir: "La actividad agropecuaria está tan bien que hay que ponerle impuestos porque es la que gana más", sin entender que las actividades agropecuaria y agroexportadora y la exportación constituyen la actividad económica de la cual vive el país; son la actividad económica que integra el sistema respiratorio del país. A través de esa actividad, introducimos oxígeno al Uruguay; no es lo mismo esa actividad que la del dentista, la del cirujano o la del que tiene una ferretería, que integran la actividad circulatoria interna. Son dos sistemas distintos: uno pone aire para adentro y el otro lo hace circular.

Entonces, estableciendo menos plazo o impuestos a la producción nacional, lo que vamos a lograr es que nos entre menos aire. En este caso la idea puede trasladarse a la de menos divisas: si nos entran menos divisas, nos embromamos todos; es decir, sin gente trabajando, sin oportunidades para trabajar. Esto es el lujo de la miseria, y siento que no nos podemos negar esta oportunidad, que tenemos que apelar a tratar de romper el palo en la rueda ¿O no nos damos cuenta que negarnos eso es apostar a que nada cambie?

Entendemos que tener un discurso de cambio cuando uno se opone a los cambios, en los hechos es tener una dualidad terrible. Pero que se encargue de eso el que la tenga. Lo que yo digo es que Uruguay no se puede dar ese lujo, porque no está haciendo campaña electoral, no tiene intereses políticos divorciados de los de la sociedad; es un país que quiere salir adelante y que tiene un solo objetivo, que tiene unidad de intereses: ir para adelante y conseguir inversión productiva, aumentar las exportaciones y, con ello, la cantidad de divisas que ingresen, generando empleo sustentable, firme y serio, con expectativas de futuro, y no poner una máquina de hacer pasaportes.

Por lo tanto, siento que también me estoy afectando como Representante por el departamento de Cerro Largo, que tiene al río Negro de tapón, arriba, con grandes dificultades para sacar su producción de madera. Yo quiero esta oportunidad. Además, ¿cuál es la alternativa? Es la nada: ¡dejemos todo como está!

Entonces, ¿queremos inversión o no queremos? ¿Queremos generación de puestos de trabajo o no la queremos? ¿Queremos que las expectativas de encontrar trabajo se concreten o queremos que se frustren y que generen más resentimiento? ¿Queremos que el país tenga una salida para su producción, que aumente el nivel de sus exportaciones como para figurar en el mapa del mundo como punto de recorrido de los buques mercantes que levantan mercadería? ¿Queremos atraer inversiones o las queremos ahuyentar? ¿Qué es lo que queremos?

Muchas gracias, señor Presidente.

(¡Muy bien!)

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado González Álvarez.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Señor Presidente: este es el segundo tiempo de esta interpelación. Hace ya unos días escuchamos a los miembros interpelantes -los señores Diputados Barrios y Ponce de León intervinieron un poco a dúo- y, durante varias horas, al señor Ministro contestar algunas preguntas y otras sobrevolarlas. Hoy, reiniciamos este nuevo episodio: el señor Ministro volvió a contestar, el señor Diputado Barrios agregó algunas preguntas y, después, escuchamos al señor Diputado Ponce de León en una contundente -diría yo- y definitoria exposición. O sea que para mí, después de la exposición del señor Diputado Ponce de León, ya no hay nada más que agregar a esta interpelación sobre el puerto granelero. Lo que el señor Diputado ha dicho es contundente y, aunque no sé si comparto en un 100% su exposición porque se me puede haber escapado algo, tiene razón en cuanto a que hay que construir este puerto granelero en otro lado.

En consecuencia, para mí, la exposición terminó ahí, porque comparto lo dicho por el señor Diputado. El motivo de este llamado eran la cinta granelera y otras iniciativas de concesiones futuras de puertos estatales.

En la anterior concurrencia del Ministro, cuando yo había planteado algunas dudas sobre los demás puertos, él contestó que iba a concesionar la terminal de pasajeros de Colonia, pero después llegó la hora de finalización de la sesión y no pudimos iniciar el debate sobre ese tema. Por lo tanto, ahora -prometo que brevemente; aclaro a la Sala que tengo el defecto de la brevedad y de la síntesis-, quiero decir que no solo yo estoy en contra de que se concesione la terminal de pasajeros de Colonia.

Obra en mi poder una corta declaración de las organizaciones sociales de la ciudad de Colonia, quienes manifiestan: "Que ven con agrado la intención de mejorar las comodidades que el puerto de Colonia ofrece a sus pasajeros. Considerando muy importante que las mejoras acompañen a la reactivación que se insinúa en la actividad.- No obstante, dado que los picos de tránsito son coyunturales y todavía esporádicos no comparten la exagerada urgencia que se le pretende dar al tema con el propósito de entregar a empresas particulares la construcción" -y manejo- "de las obras.- Que las obras que se realicen deben ser efectuadas exclusivamente por el M.T.O.P. o el organismo oficial pertinente, quien cobra los recaudos (por demás suficientes) que le permiten afrontar esta erogación sin mayores dificultades.- Que estas instituciones se oponen a que se otorgue a ninguna empresa particular la construcción y posterior usufructo del proyecto, ya que la idea es que el puerto esté abierto a toda empresa que pretenda operar en él.- Por lo expuesto, estas organizaciones pretenden participar en las etapas del desarrollo del proyecto, pudiendo aportar así su opinión. De esta manera portarían la óptica del operador privado que es el elemento imprescindible en el circuito turístico y quien presta el apoyo en tierra". Esta nota la firman la Liga de Fomento y Turismo de Colonia, la Corporación Turística Departamental de Colonia, la Asociación Comercial e Industrial de Colonia, la Asociación de Permisarios de Miniturismo de Colonia, la Unión de Mozos de Cordel y el Centro de Taximetristas de Colonia.

Quiero que quede en los oídos de los integrantes de la Cámara y del señor Ministro la total oposición que existe en Colonia en cuanto a que se concesione la terminal de pasajeros por diez o quince años. Hace pocos días, el Presidente de la ANP nos hizo una amable invitación a los tres Diputados por Colonia para decirnos que se seguiría adelante, que se haría una concesión de la terminal de pasajeros por veinte o treinta años y que se autorizaría a cobrar un canon de hasta un dólar por pasajero, lo que representaría US$ 1:500.000 o US$ 2:000.000 de ingreso por año para quien la opere. No se nos dieron más detalles, pero simplemente se nos dijo que se seguiría adelante. En una recorrida que el señor Ministro hizo por el departamento de Colonia visitando algunas obras, también expresó su intención de continuar rápidamente con la licitación y concesión a privados de la terminal de pasajeros de ese departamento.

Por lo tanto, creemos que la Cámara de Diputados debería expedirse en el día de hoy, diciendo que no considera oportuno continuar con los procesos de concesión o transferencia a la órbita privada de los restantes puertos, habida cuenta de la cercanía del final del actual período de Gobierno. No olvidemos que dentro de seis meses tendremos elecciones y la ciudadanía se expedirá en cuanto a estos temas. Hay algunos que defenderán la privatización y las concesiones y otras personas que se postularán tendrán una posición contraria, y la población dará su apoyo a quienes opinan de una manera o de otra. Por lo tanto, esperemos cinco meses para saberlo y no demos la concesión de la terminal de pasajeros por veinticinco o treinta años.

Al final de este debate, si vemos que nuestra moción tiene el apoyo necesario, también se considerará y se pondrá a votación. Me refiero a la terminal granelera y a que los demás puertos no pasen a la órbita privada en lo que resta de esta Administración.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: sin dejar de compartir las preocupaciones del señor Diputado González Álvarez, solicito a la Mesa que dé lectura al texto de la convocatoria al señor Ministro que se le remitiera oportunamente. Tengo entendido que esos temas no estaban incluidos en esta convocatoria -que no es una continuación de aquella sesión, sino una nueva convocatoria-, que tiene un texto concreto.

A los efectos de ver cómo nos organizamos frente a esto, solicito que la Mesa dé lectura a la nota que se le cursara al señor Ministro por parte de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Léase lo solicitado.

(Se lee:)

"Orden del día.- Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales".

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: quizás lo que nos confundió es que yo me había manejado con el texto de la convocatoria que la Cámara le cursó al Ministro, que dice otra cosa que lo que establece el orden del día. Este no es nuestro problema.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- La Mesa ya solicitó esa nota.

Queda claro que el orden del día de esta sesión es el recientemente leído y, por lo tanto, corresponde tratar los temas incorporados en el debate.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: tengo en mi poder la convocatoria que recibí, de fecha 1º de abril de 2004, que dice lo siguiente: "Montevideo, 1º de abril de 2004 [...].- Señor Presidente de la Cámara de Representantes, doctor José Amorín Batlle. Conforme con lo dispuesto por el artículo 119 de la Constitución de la República mociono para que se convoque al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, a efectos de que brinde las respuestas frente a las preguntas que quedaron sin responder en la comparecencia llevada adelante el día miércoles 17 de marzo próximo pasado. Se designa miembro interpelante al señor Representante Artigas A. Barrios". En ese contexto es que he concurrido en el día de hoy.

El tema a que hace referencia el señor Diputado González Álvarez fue tratado en la comparecencia anterior. El señor Diputado puede expresar lo que quiera, pero yo comparezco para responder las más de veinte preguntas no contestadas relativas a la cinta granelera, que es para lo que se me ha convocado.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Evidentemente, la nota que enviaron al señor Ministro no incluía esta ampliación. No obstante, en el orden del día se incluyó -no sé si a nivel de los coordinadores- toda la amplitud del tema.

Léase la moción por la cual se solicitó la interpelación.

(Se lee:)

"Mocionamos para que al amparo del artículo 119 de la Constitución se haga venir a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, a los efectos de que brinde las respuestas frente a las preguntas que quedaron sin responder en la comparecencia llevada adelante el día miércoles 17 de marzo próximo pasado".

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Amorín Batlle)

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Señor Presidente: como la Mesa advierte, me he referido al tema porque estaba en el orden del día. Además, en la anterior convocatoria que era por el tema completo -la cinta granelera y todas las demás iniciativas-, se habló de Punta del Este, de Piriápolis y de Colonia y el señor Ministro empezó a contestar, pero la sesión quedó trunca porque no se prorrogó su término. Es decir que para todos los que estamos presentes y para quien habla, esta sesión es la continuación de aquella convocatoria. Si en la Mesa o en la moción hay algún error, no es de nuestra incumbencia. Es decir que en el día de hoy el orden del día establece el tratamiento de la instalación de la cinta granelera en La Paloma y de otras iniciativas o concesiones futuras de puertos estatales. Para eso estamos convocados y estamos actuando de esta manera.

No creo que lo que dije violente a nadie, porque expresé lo mismo que en la sesión pasada en cuanto a mi oposición; el Ministro dijo que iba a seguir. En el día de hoy aporté la opinión de todas las fuerzas vivas del departamento de Colonia y podría haber aportado -lo haré ahora- que la ANP se ha negado a concurrir a la Junta Departamental. Esperemos que el señor Ministro no se niegue y vaya a explicar a la Junta Departamental de Colonia cuáles son sus intenciones; eso corre por cuenta del señor Ministro. Es decir que estamos dentro del tema.

Mi intención es presentar una moción para que se suspenda todo tipo de nuevas concesiones de los puertos a privados en lo que resta de esta Administración, que ya está terminando. Dentro de cinco o seis meses tendremos un nuevo Gobierno, con un nuevo color, sin ninguna duda.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Para aclarar el alcance de la citación por la que concurre el señor Ministro en el día de hoy, ya que puede haber alguna confusión, desde nuestro punto de vista, recordemos que la comparecencia anterior del señor Ministro finalizó a la hora 24 de ese día. Con posterioridad, mantuvimos algunas conversaciones con los proponentes de aquella interpelación, a los efectos de ver si podía haber alguna solución más ágil con respecto a este tema, y se nos comunicó que no, que se iba a solicitar la presencia del Ministro en Sala en una nueva instancia.

La moción -que tengo aquí- firmada por el coordinador de la bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Diputado Bayardi, dice: "Mociono para que al amparo del artículo 119 de la Constitución se haga venir a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, a los efectos de que brinde las respuestas frente a las preguntas que quedaron sin responder en la comparecencia llevada adelante el día miércoles 17 de marzo próximo pasado".

Desde mi punto de vista, había una cantidad de preguntas planteadas y, dado que llegaron las doce de la noche, el señor Ministro no pudo responderlas y hoy viene a contestarlas.

SEÑOR BAYARDI.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BAYARDI.- Señor Presidente: desde el punto de vista intelectual, no me violenta para nada la interpretación que la Mesa hace.

Ahora bien, a fuer de sinceros, debo decir que el señor Ministro no puede señalar que no fue convocado para hablar, además del tema de la cinta granelera, del relativo a la política de puertos -a que aludía el señor Diputado González Álvarez- o a otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales.

Creo que no se violenta la lógica del Cuerpo si la Cámara, sin violencia, entiende que esta interpelación es continuación de la anterior. No creo que eso violente la lógica del Cuerpo. Utilizamos el mecanismo de volver a convocar al Ministro para que respondiera las preguntas que quedaron sin contestar porque con este mecanismo le dábamos cierto grado de continuidad a la interpelación que se estaba llevando adelante.

¿Cuántas preguntas quedaron sin hacer al Ministro en la anterior comparecencia? ¿Quedaron solo 22 preguntas para hacerle? Permítame continuar, señor Presidente, porque con esto no estoy violentando la lógica del Cuerpo. Quedaron 22 preguntas más todas las que sobre el tema se le ocurriera hacer a cualquier señor Diputado. Esto no violenta para nada la interpretación que el Cuerpo pacíficamente debería hacer y que el señor Ministro debería asumir.

Ahora bien, si el señor Ministro hace de esto una cuestión formal; tiene derecho a hacerlo. Pero no actúa por desconocimiento del tema -no se le ha planteado una cuestión que no tenía la más pálida idea de que podía mencionarse-, sino que está utilizando una cuestión formal para no dar respuesta a preguntas que creo que en la cabeza de todos estaba que podían ser planteadas.

Acepto la interpretación formal que hace el señor Presidente; no voy a cuestionarla. Pero, sin violencia, admítaseme que la interpretación política sobre el evento que estamos viviendo es la que yo hago.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- En la convocatoria al señor Ministro se dice exactamente lo mismo que en la moción: se convoca al "señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, ingeniero Lucio Cáceres, a los efectos de que brinde las respuestas frente a las preguntas que quedaron sin responder [...]". Se habla de las preguntas que quedaron sin responder, es decir, de las que fueron planteadas pero no tuvieron respuesta. Por eso suponíamos que quizás esta no sería una sesión tan larga.

Formalmente, al señor Ministro se lo citó para esto. En estos eventos las formas no son un tema intrascendente. El señor Ministro está en su derecho de decir: "A mí me convocaron para contestar lo que faltaba", y en ese aspecto la Mesa tiene que guiarse por las formas.

Si el señor Ministro quiere ampliar el tema y contestar alguna pregunta referida a los temas para los que estaba citado en la ocasión anterior, naturalmente, es su potestad hacerlo. Pero para todos nosotros -especialmente para la Mesa-, en definitiva, las formas son lo que importa. Nos guste o no, debemos guiarnos por las formas. El señor Ministro fue convocado para esto; creo que interpreto la voluntad del Cuerpo. Si el señor Ministro contesta las preguntas por las que fue convocado en la otra ocasión, para ninguno de nosotros estaría de más.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Señor Presidente: si la Mesa entiende que ese es el criterio, creo que debe suspender por treinta días a la persona que hizo el orden del día de esta sesión, porque engañó a todos los legisladores. ¿Qué hacemos ante esto? Al menos yo, vine convencido de que íbamos a tratar este orden del día y no el que ahora la Mesa quiere hacerme considerar, que refiere solo a escuchar las respuestas del Ministro y después tenemos que irnos; aparentemente, ese es el criterio. El Ministro viene, contesta las preguntas y se va. ¡No! ¡No! El Ministro viene, contesta las preguntas y se le repregunta todo lo que se quiera. El orden del día es el que ustedes distribuyeron.

Los Secretarios firmaron un orden del día con el que nos convocaron; quiere decir que vinimos engañados.

SEÑOR AMARO CEDRÉS.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR AMARO CEDRÉS.- Señor Presidente: con todo respeto digo que no es serio que se señale que el señor Ministro viene solo a decir lo que se le antoja y no a escuchar preguntas, porque hemos oído intervenciones muy buenas e ilustrativas -como la del señor Diputado Ponce de León-, pero muy reiterativas, con argumentos que se manejaron en la sesión anterior y que hoy, con todo derecho, se repiten y reafirman. Pero reitero que no es serio decir que el Ministro viene acá a no responder absolutamente nada.

Lo que dice la Mesa es lo que se establece en la convocatoria. La sesión es para responder las preguntas que quedaron pendientes y, obviamente, habrá contrapreguntas. Pero me parece que no tenemos que enredar la sesión; debemos buscar un buen cauce de entendimiento, no pedir sanciones para nadie porque lo que está escrito es claro y el objetivo que se persigue, también.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: la pregunta a la que hace referencia el señor Diputado González Álvarez fue respondida en la anterior comparecencia que, en mi concepto, terminó en sí misma. Quedaron pendientes algunas preguntas que habían sido formuladas por escrito por el señor Diputado interpelante y para contestarlas concurrimos hoy.

Yo no tengo problemas en venir; ustedes saben que cada vez que me han convocado he venido, y rápidamente. De modo que estaré encantado si el Cuerpo me convoca para venir otro día a hablar sobre el tema que aqueja al señor Diputado. Pero hoy me avengo a las formas. Vine para una determinada cosa y voy a contestar solo sobre eso, en primer lugar, porque ya respondí sobre ese tema en la sesión anterior y, además, no fue la única vez que hablé sobre ese punto. En otras oportunidades en las que me ha tocado concurrir al ámbito parlamentario en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores e, inclusive, en las Comisiones, siempre he tenido como norma atenerme al motivo de la comparecencia, porque cuando uno no respeta esas formalidades se entra al campo del todo vale. A mi modo de ver, las formas son elementos muy importantes en la vida para el buen relacionamiento y para la buena inteligencia. Yo vine pensando que íbamos a considerar este tema porque así lo dice el documento que recibí; por eso mantengo esta posición.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: normalmente, una interpelación tiene el título, y las preguntas no solo las hacen los interpelantes sino también otros señores legisladores; las consideraciones y resoluciones de la Cámara no quedan estrictamente acotadas a las interrogantes que formulan los interpelantes. Me parece que no hay ninguna razón para manejar esta interpelación de una forma distinta a la que se maneja cualquier otra.

Entonces, podría entender que se creara una situación incómoda si ahora se quisiera ingresar al detalle de situaciones de otros lados; es posible que allí hubiera una frontera en la que efectivamente el tema fuera difícil. Pero las consideraciones generales que hacen referencia a concesiones, o las reflexiones de orden general que se desee hacer a partir de este caso que se analiza con relación a lo que está haciendo el Ministerio, me parece que son similares a las que se hacen en cualquier otra interpelación.

SEÑOR RIVERÓS.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR RIVERÓS.- Señor Presidente: creo que aquí hay un problema formal con dos aspectos. Por un lado, la citación al señor Ministro, a la que él se atiene, por lo que solamente respondería aquellas preguntas que no pudo contestar en la interpelación pasada. Pero, de hecho, esta es la continuación de la anterior interpelación, como recién decía el señor Diputado que me antecedió en el uso de la palabra. Nosotros, los integrantes de este momento de la Cámara, hemos sido convocados formalmente para considerar: "Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro [...]", etcétera. Este es el problema formal. Desde nuestro punto de vista, desde el punto de vista de los legisladores que estamos en este momento, hemos sido convocados para considerar un orden del día y a él nos podemos referir.

Pero, además, hay un problema de fondo. Me parece que las interpelaciones no son solo para oír las preguntas que hace el miembro interpelante u otros integrantes del Cuerpo y las respuestas del Ministro interpelado; las interpelaciones tienen por fin, además de eso, juzgar si la actuación del Ministro en estos temas merece o no la aprobación de la Cámara y si esta tiene algo que decir sobre determinada política que ese Ministro o este Gobierno están llevando a cabo. Esto es lo que ha planteado con toda razón el señor Diputado González Álvarez, en el sentido de que él mocionaría para que no se siga con esta política de privatización de los puertos nacionales teniendo en cuenta, fundamentalmente, la posibilidad de asunción de nuevas autoridades en pocos meses; parece que lo más prudente sería no innovar en esa materia y no seguir privatizando servicios portuarios del país.

Por lo tanto, creo que la Cámara está perfectamente habilitada para considerar una moción del estilo de la presentada por el señor Diputado González Álvarez, sin perjuicio de que el señor Ministro pueda atenerse a la convocatoria que recibió. La Cámara se debe atener al orden del día para el que fue convocada y al sentido común que tiene una interpelación política.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado para una aclaración final.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Señor Presidente: yo no quiero alargar el debate con este tema, pero tampoco quiero que quede como que estuve haciendo planteos fuera de lugar. Hice un planteo por el orden del día. Espero que la Presidencia adopte las medidas disciplinarias que debe tomar porque para mí este es un error muy grave; lo espero, lo veré más adelante y lo juzgaré.

Yo he sido convocado para esto. ¡Perfecto! Como yo he sido convocado para esto, he realizado mi exposición y, como está dentro del tema, voy a presentar una moción. Si el señor Ministro no quiere contestar, está en su derecho; él tiene su opinión. No vamos a ingresar a una discusión de cinco horas por este tema ni yo haré que la sangre llegue al río. Si el Ministro entiende que fue convocado para otra cosa, ¡perfecto!; yo entiendo que estoy actuando dentro de lo establecido en el orden del día, y no quiero que quede la sensación de que el Ministro le ganó la pulseada al Diputado González Álvarez. El Ministro tiene su librito y yo tengo la convocatoria que hizo la Cámara.

Por lo tanto, voy a presentar la moción. No sé si obtendré uno, trece o treinta y ocho votos, pero sé que la moción que presentaré se ajusta al orden del día. Quiero que esto quede muy claro y que es pertinente que presente la moción y se vote.

Nada más, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Voy a intentar finalizar con este tema. La Presidencia entiende que las cuestiones formales son las que, en definitiva, dan tranquilidad a todos los legisladores en el sentido de que esta Casa funcione normalmente. En estos casos, los aspectos formales, de procedimiento, desde mi punto de vista, son sustanciales.

En el orden del día que fue distribuido se establece: "Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales", y entre paréntesis se agrega -concretando la moción del señor Diputado Bayardi, que fue lo que llegó al señor Ministro Cáceres-, "(Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004)".

Señor Diputado González Álvarez: estamos absolutamente seguros de su buena intención, y no estamos para juzgarla. Por supuesto, en esta Cámara se pueden presentar las mociones que se entienda necesario y, si tienen mayoría, serán aprobadas. En definitiva, la Cámara, el Cuerpo, es soberano.

Continuando con el tema que motiva esta sesión, tiene la palabra la señora Diputada Puñales Brun.

SEÑORA PUÑALES BRUN.- Señor Presidente: agradecemos la presencia del señor Ministro y sus asesores. Nosotros vamos a hacer algunas apreciaciones de carácter general.

Estamos viviendo un tema harto conocido en el departamento de Rocha; hace un año y medio que se viene debatiendo el desarrollo portuario, el puerto granelero. Consideramos que en esta sesión, como en la anterior -lo digo con el mayor de los respetos-, algunos legisladores han manejado las cosas en blanco y negro, como a veces han querido manejarse en el departamento de Rocha.

Evidentemente, para nosotros este no es un proyecto ideal, pero cuando uno tiene que analizar y tomar decisiones políticas porque representa a un partido histórico en una banca parlamentaria, es otra cosa. Ya a principios del siglo pasado Batlle y Ordóñez decía que el desarrollo portuario en esa zona era de mucha importancia. Para quienes no lo saben, entre otros privilegios naturales, Rocha tiene un mar en el que también existe un privilegio natural como es un puerto con aptitudes de desarrollo portuario por su gran calado, característica que no tienen los puertos de Montevideo ni de Buenos Aires.

Los rochenses estamos en una situación de indefensión y de abandono porque tenemos prácticamente el 30% de desocupación, que desde hace algunos años no hemos podido revertir. Por lo tanto, tomar una decisión política de equilibrio, concienzuda y mesurada, ha sido difícil no solo para nosotros sino también para el pueblo de Rocha -creo interpretar a ese pueblo de Rocha-, pues frente a esa necesidad de fuentes de trabajo, pero básicamente a la necesidad de inversión, hoy se ha aferrado de pata y mano -como decimos en campaña- a este proyecto porque cree que la única manera de salir de esa situación de falta de trabajo es con inversión. No es con discursos en el Parlamento; es con inversiones.

Evidentemente, Rocha tiene muchas cosas. Tiene inversión turística en un balneario que para nosotros sigue siendo el principal; no es solo de fuertes inversores, sino también de gente humilde y de familias que han hecho una inversión muy importante en la costa, que el Estado tiene que contemplar preceptivamente. Se trata de inversiones en un lugar privilegiado como La Paloma.

Existen antecedentes, como la planta de Astra, que desprendía olor a pescado, a harina de pescado, a filetes de pescado, que aún hoy puedo sentir -trabajé muchos años en ILPE, una empresa que hoy no existe-, y el olor del basurero municipal, como lo percibíamos quienes pasábamos por la Ruta Nº 15. A propósito, gracias al señor Ministro Cáceres se le hizo capa asfáltica, que era otro de los anhelos que tenía la población de Rocha. Hubo muchos arreglos que el señor Ministro hizo en La Paloma y que el pueblo de Rocha hoy le agradece.

Entonces, creo que es muy difícil lograr un equilibrio entre el desarrollo turístico y el comercial. También necesitamos sacar el eucaliptus globulus, que hemos plantado en casi 14.000 hectáreas en Rocha y seguramente mucho más en los departamentos limítrofes.

Queremos conocer el impacto ambiental. Creo que hoy no podemos estar a favor ni en contra del Ministro ni hacer política con este tema. Quisiera saber si algún legislador tiene en este ámbito tan importante para todos nosotros el estudio de impacto ambiental; de su existencia dependerá nuestra decisión política, tanto en este como en otros temas de gran ebullición para Rocha. En efecto, nuestro departamento está en permanente ebullición en todos los temas. Es una Rocha anárquica, donde la Junta Departamental no existe. Habrán escuchado en la prensa que habrá US$ 300:000.000 en un año; aparentemente vendrán los Reyes Magos y Blancanieves o, seguramente, venderán el departamento. No lo sé. Aparentemente, llegarán inversores. ¡Bienvenidos sean, y que nos saquen del caos que en este momento vivimos en cuanto a falta de trabajo!

No quiero incursionar en una cuestión política, pero lo que más cuestionaron algunos sectores políticos en la elección pasada fue por qué no existía inversión para el desarrollo portuario.

Este proyecto no será el ideal, pero me aferro a algo que me parece que es lo más mesurado: los rochenses queremos el estudio de impacto ambiental. Recién estuve conversando con el señor Subsecretario de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, quien me decía que existía un estudio previo que establecía que no habría grandes impactos. Impactos hay. Nadie duda que una cinta granelera produce impactos, pero hay que minimizarlos. ¿Cómo hace el mundo? Me pregunto cómo hace Miami, donde existen inversiones de gran envergadura a nivel turístico, pero que tiene un puerto comercial al lado y de cuya existencia no se entera ningún turista. ¿Cómo hace Cozumel? ¿Cómo hace Mar del Plata? Preguntaría a todos cómo hace el mundo para definir políticamente este tipo de técnicas, cosa que yo, como política o escribana, no la sé resolver. Creo que falta la herramienta elemental: el estudio de impacto ambiental.

Por lo tanto, preguntaría al señor miembro interpelante -seguramente, tendrá esta información- o al Frente Amplio, que es el Partido que propuso esta interpelación, si existe un estudio de impacto ambiental. Bueno, señores, ¡hablemos claro! Si no existe estudio de impacto ambiental, este Parlamento debe procurarlo, debe analizarlo. Como Diputada por el departamento de Rocha, quiero leerlo y analizarlo. ¿Qué impacto tiene visualmente el acopio de madera? ¿Cuál es el impacto que tienen hoy las chipeadoras? ¿Efectivamente tienen un impacto auditivo u otra clase de impacto? ¿Qué impacto ambiental tendría este puerto?

Rocha necesita inversión y trabajo. Creemos que este es un proyecto posible; sabemos que no es el ideal. Rocha debe conocer el estudio de impacto ambiental. Si algún parlamentario tiene este estudio, en especial perteneciente a la fuerza política que está interpelando en este momento, me gustaría conocerlo.

Por ahora, nada más.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado Domínguez.

SEÑOR DOMÍNGUEZ.- Señor Presidente: saludo al señor Ministro y a sus asesores.

En esta segunda parte el señor Ministro estuvo interviniendo durante bastante más tiempo del que pensábamos; en realidad, creíamos que esto transcurriría más rápidamente.

Debo decir que soy consciente de que este tema ya está terminado. Acá se ha dicho mucho por parte de los legisladores interpelantes. El señor Ministro ha contestado en forma muy extensa y muy detallada. Además, debo decir que se me contestó claramente la pregunta que había formulado en la primera parte de la interpelación, que tenía que ver con el apostadero naval de la Prefectura. El señor Ministro fue consultado tres veces al respecto y fue categórico: nos dijo que por este tema había que hablar con el Ministro de Defensa Nacional, señor Yamandú Fau. Me consta que este es un hecho muy negativo para la Armada Nacional; digo esto porque he charlado mucho sobre este tema con gente de la Armada Nacional. Indudablemente, buscaré la forma legislativa posible para entrevistarme con el señor Ministro.

Es evidente que el señor Ministro también incursionó en temas que estaban fuera de las preguntas formuladas; creo que está bien porque de esa manera nos ilustra y conocemos las intenciones del Ministerio en cuanto a la política de puertos. Considero que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha reafirmado muchos conceptos que se mantuvieron durante toda la Legislatura, sobre todo relacionados con la política portuaria, aspectos que conozco y hemos discutido muchas veces. Entonces, no me parece mal que nos hayamos distanciado de lo que se iba a responder.

Acá hay un problema que va mucho más allá de los conocimientos técnicos del señor Ministro. Nadie cuestiona la profundidad de los conocimientos del señor Ministro con relación a esta Cartera, pero debemos decir que políticamente -quizás este punto no incumba exclusivamente a un Ministerio- se cometen errores sistemáticos. Nosotros cuestionamos las políticas que tiene este Gobierno con relación a esta Cartera y los horizontes que nos abre la política que lleva adelante este Ministerio.

Coincidimos en que debemos dimensionar nuestro país en lo que tiene que ver con las políticas que tiendan a mejorar nuestra situación desde el punto de vista portuario, del transporte y de la infraestructura que necesitamos para alcanzar un país productivo, como lo sostiene nuestra fuerza política. En eso, tenemos una gran coincidencia. Pero el gran problema es que tenemos una visión diferente, totalmente contraria -por lo menos, es lo que piensa mi fuerza política-, con respecto a las acciones que ha llevado adelante el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, que se han repetido en toda la Legislatura.

No me asombra la situación del puerto de Piriápolis. No me asombra lo que pasa en el puerto de Punta del Este, en el de Colonia, en de Puntas de Sayago -donde la Armada también está esperando conseguir US$ 25:000.000 para irse, medida que me parece muy sabia, aunque creo que el Estado debería resolver una situación de este tipo-, o en el puerto de Montevideo.

Se considera que hemos tenido logros con la terminal de contenedores; y desde el punto de vista capitalista es así. Pero la regalamos por US$ 17:000.000, que se iban a destinar a mejorar la situación de los liceos, de las escuelas, y eso no se ha concretado todavía, dada la situación general del país.

Entonces, acá hay una cuestión de políticas generales erróneas. No desconozco lo que pasa con esto, pero lo rechazo totalmente. No puedo estar de acuerdo con las megaconcesiones, con lo que ha pasado con el ferrocarril y con el transporte fluvial y marítimo, porque comparto lo que plantea la señora Diputada Puñales Brun para su departamento, ya que en el nuestro también aspiramos a mejorar la situación. Pero nos vemos trabados porque hay otros aspectos que inciden y van a seguir incidiendo.

Por eso creo que esto está terminado, pues seguimos dando vuelta a la noria con dos puntos de vista que no se van a encontrar, que no se pueden encontrar. Si bien sé lo que pasa con los puertos que ya mencioné, si bien conozco el tema del ferrocarril -al cual nunca le dimos un peso y ahora le vamos a dar US$ 5:000.000 para luego venderlo o concesionarlo a privados-, entiendo que seguimos estando en la misma situación.

Esto me preocupa terriblemente, porque los destinos de este país no los maneja un solo Gobierno; puede haber otros que tengan otras iniciativas y prioridades que este no tuvo. Entonces, lo que ha ocurrido y lo que ocurre es sumamente preocupante, así como también lo es lo que emerge a través de la situación del puerto de La Paloma. No se hizo un estudio de impacto ambiental, ni un montón de cosas; no vamos a hablar del tema porque, paradójicamente, queremos hacerlo pero está en ese entorno.

Entonces, señor Presidente, señores Diputados y señor Ministro, debo decir que esto no solo me parece preocupante, sino que de esta manera vamos terriblemente mal y que, de aplicarse los sueños del Ministro, este país prácticamente quedará sin una infraestructura para despegar, perderá su soberanía y muchas otras cosas. Por supuesto, sé que estamos en campos diferentes, pero esto es lo que ha ocurrido a lo largo de estos años. Pienso que a otros Diputados que estuvieron en otras Legislaturas y cotejaron opiniones con el Ministro les puede haber sucedido lo mismo. Digo todo esto con preocupación, pero me gustaría muchísimo -quizá le haría muy bien- que el señor Ministro esté con nosotros en la Cámara de Diputados.

Es cuanto quería decir, señor Presidente.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: se ha entrado en un debate en el cual ciertas cosas han quedado por el camino, en particular algunas que tienen que ver con la presentación del señor Diputado Ponce de León, y creo que si no las consideramos, se van a ir perdiendo en el tiempo.

El señor Diputado plantea otra localización. En primer lugar, no hay ley. Por más que él diga que hay un artículo que prevé la habilitación provisoria de puertos, creo que a nadie escapa que ningún inversor viene a invertir sobre la base de una habilitación provisoria que después debe ser refrendada por el Parlamento. Esto es muy claro. Además, quiero decir que en este artículo no tuve ninguna participación; no hubo ninguna interacción con el Poder Ejecutivo, particularmente con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Inclusive, puedo decirles que tengo dudas sobre la constitucionalidad del artículo, porque creo que la ley no puede delegar al Poder Ejecutivo competencias que son de nivel constitucional.

Por lo tanto, con relación a esa otra localización el tema está francamente fuera de la ley; tendríamos que derogar las leyes que consagran al puerto de La Paloma y crear otras para esas nuevas localizaciones.

Pero si el tema legislativo no fuera suficiente, está el económico, y está claro que estamos hablando de una inversión de US$ 30:000.000. El señor Diputado Ponce de León refirió a un lugar alternativo. No sé sobre la base de qué estudio hace esas apreciaciones; no conozco ninguno que permita concluir que ese es un buen emplazamiento, más allá de mirar la carta batimétrica y ver cuáles son las profundidades, lo cual parece estar bastante distante de lo que es un estudio serio de ingeniería. Ese lugar alternativo no tiene acceso y para construirlo podríamos estar hablando, grosso modo, de unos US$ 6:000.000 o US$ 7:000.000.

Cuando me referí a las obras que habría que hacer aunque no estuviera la terminal granelera, precisamente hablaba de la Ruta Nº 15. Y el señor Diputado Ponce de León se refería a la obra de conexión entre las Rutas Nos. 9 y 10 -no la de la Ruta Nº 15-, que es una carretera vecinal de balasto. Pasar de esa carretera al nivel de lo que sería el acceso a un puerto -seguramente serían 20 ó 25 kilómetros- debe de costar alrededor de US$ 5:000.000 para empezar a conversar, y sin contar las expropiaciones. A esa cifra debemos sumar el valor de la tierra; seguramente, primero hay que dictar una ley para declararla de utilidad pública, a fin de hacer la expropiación y no vulnerar los derechos del propietario de ese lugar que ha hecho un fraccionamiento hace poco tiempo. De lo contrario, estaríamos poniendo los derechos de las personas bastante atrás de los derechos generales del Estado uruguayo.

Asimismo, allí no hay ruta; tampoco hay vía férrea, ni podría haberla en esa zona ya que la topografía se complica bastante. Además, no hay energía, no hay agua ni población. Lo que digo no implica que todos esos elementos no se puedan concretar, porque en este país las ciudades y servicios que tenemos alguna vez no estuvieron y hoy sí. Pero está claro que todo eso cuesta no menos de US$ 30:000.000, que es tanto como la inversión que se plantea. Y si a este proyecto le ponemos US$ 30:000.000 de inversión adicional, se cae; no aguanta una inversión de ese tenor.

Por lo tanto, lo de ubicar el puerto en otro lugar puede ser una idea para explorar y, como tal, me parece muy bien. Pero a partir de una idea para explorar no podemos estar en contra de algo que no es una idea para explorar. La idea que hoy en día está concretamente presentada no resiste esa inversión de US$ 30:000.000 más. No resiste esta idea, ni el movimiento de un millón de toneladas de chips por año; no lo resiste. Entonces, vamos a terminar en el esquema de que el Estado va a poner US$ 30:000.000 en la inversión -no los tiene y, si los tuviera, habría otras prioridades- y el privado US$ 30:000.000 en la cinta transportadora. Este es el esquema al que el país estuvo habituado durante mucho tiempo: el país ponía y el otro tomaba los derechos. Pero no es el esquema que estamos planteando para el caso de La Paloma.

En el caso de José Ignacio no lo descartamos por razones turísticas. El artículo 248 de la ley que aprobó el señor Diputado no dice "puerto de José Ignacio", sino "puerto de José Ignacio, boya petrolera". O sea, el único elemento que tiene un antecedente de carácter jurídico para justificar ese asunto es la boya petrolera, no el puerto de José Ignacio. Por lo tanto, no se trata de que se descartó por razones turísticas. Lo dirá el informe de los señores de Puerto Graneles, pero no es opinión del Ministerio. Esta Cartera sabe que hay dos emplazamientos, José Ignacio boya petrolera, La Paloma puerto, consagrado por todas las leyes.

Con relación al precio máximo, debo decir que es un tema neurálgico en este asunto; es un precio neurálgico hoy y también hacia el futuro; es un tema muy importante. Es la cota que el oferente plantea y se sabe que no va a cobrar más que eso. Particularmente eso es muy importante, si pensamos con miras al futuro, cuando el mercado internacional pueda tolerar precios más altos de los que se pagan hoy; cuando sean más altos, seguramente todos los eslabones de la cadena querrán participar de ese precio mayor. Ciertamente, este concesionario va a participar de ese precio mayor, pero no podrá hacerlo de manera excesiva porque tendrá el precio máximo establecido en su propia oferta. Por tanto, el precio máximo es un elemento muy duro. El precio de mercado es otra historia y será sobre él que se harán las transacciones normalmente. Este es un precio máximo de competencia; es un elemento que tiene mucho sentido cuando uno va a hacer la ponderación, por dos razones. En primer lugar, porque desde el momento en que uno pone un precio máximo de competencia, está diciendo a los demás: "Señores oferentes:" -no los hubo, pero pudo haberlos- "bajen el precio porque de esta forma tendrán más puntaje". Al mismo tiempo, se aprieta al autor de la iniciativa porque si se dispara en el precio que propone al momento de la licitación, corre el riesgo de que sus competidores le saquen ventaja en el puntaje. Quiere decir que se presiona a ambos, a competidores y a autores de la iniciativa, hacia la baja. Ese es el concepto, y digo que es duro porque presiona a todos a la baja.

Con relación a la falta de competidores, creo que a este Cuerpo debería hacerle la reflexión del mea culpa. Por suerte hoy tenemos a estos inversores chilenos, porque con este ambiente en torno al puerto de La Paloma, lo lógico sería que no hubiera ninguno. No sé qué inversor habrá que considere al Uruguay tan ombligo del mundo que decida venir a meter la cabeza en la guillotina en lugar de buscar otras zonas de inversión para sus negocios, en las que en vez de cortarle la cabeza le ponen un caminero de terciopelo.

Con cada iniciativa que hay en el país siempre pasa lo mismo. ¡Somos tan fenómenos! Si fuéramos tan fenómenos, tendríamos ingresos per cápita de US$ 24.000 anuales, como los países desarrollados y, en cambio, los tenemos por la décima parte de ese valor. ¿Y por qué pasa eso? ¿No será que tendremos que hacernos un poco de autocrítica, de autoanálisis, de psicoanálisis o lo que sea para saber qué nos pasa? Hasta la década del treinta, todos los países del mundo veníamos creciendo más o menos al mismo ritmo y todos teníamos similar nivel de ingresos, pero resulta que en determinado momento el Uruguay se estancó. Debemos preguntarnos qué fue lo que pasó. El país se cerró, quiso proteger los emprendimientos internos sin darse cuenta de que el mundo iba para adelante. Y cuando se encerró, dejó de crecer como el resto del mundo. Y cuando en los años setenta empezó a abrirse un poquito, creció muchísimo más y se superó en esa etapa; pero vino la crisis de la deuda. Y cuando se abrió más todavía en la década del ochenta, el país volvió a retomar una senda de crecimiento; si ubicamos esa tasa en el producto bruto del año 1930, hoy este país tendría US$ 23.000 de ingreso per cápita. Entonces, ¿no será cuestión de pensar que hubo alguna disfunción en ese período, para poder recapacitar y ponernos en la senda del crecimiento?

Cabe preguntarse cómo se ha dado ese crecimiento, cómo lo lograron los países desarrollados. ¿Es con el modelo que plantea el señor Diputado Domínguez, que está absolutamente perimido en las economías del mundo? ¿O se logró a través del proceso de inversión, producción, crecimiento y reinversión y, seguramente, distribución en algún momento, que es algo que en el país está bastante arraigado? No cabe ninguna duda de que debemos apostar a eso. Pero no es porque lo diga Cáceres, que es un liberal. Lo dice China, que tiene al Partido Comunista en el Gobierno; lo dice Chile, que es gobernada por una coalición formada por el Partido Socialista y el Partido Demócrata Cristiano; lo dice España, donde acaba de asumir el Partido Socialista; lo dice el mundo. No es un tema partidario, sino de tener la cabeza en el mundo de hoy y darse cuenta de que las cosas no caen solas, que hay cosas que son posibles, que en la vida hay primeros escalones y que siempre la ambición es mayor que la realidad. La realidad es lo posible y la ambición es lo que tiene que estar como meta. Pero si resulta que no llegamos al primer escalón, nunca vamos a llegar al último. Creo que ese es el tema central de esta discusión.

Estamos de acuerdo en que haya un puerto, pero si es de aguas profundas; si hablamos de la cinta granelera, que es su primer escalón, no estamos de acuerdo. Ahora, si es de aguas profundas y si se trata de un megapuerto, sí estamos de acuerdo. Y cuando venga el megapuerto, ¿no va a haber impacto sobre la ciudad y el turismo? ¿No va a haber más vehículos y más carga? ¿No va a haber más dinámica, más polución y más riesgo de que se derrame algún producto de los contenedores que se traen en los barcos? ¿Y no va a haber riesgos ambientales, si resulta que tenemos las aguas protegidas y los graneles moviéndose ahí adentro? ¿Y qué va a pasar en la tierra? Van a estar haciendo los chips igual que con la cinta granelera. ¿Y acaso habrá menos ruido porque los chips vayan para el noreste o el sureste? Pero el asunto es que cuando hay una iniciativa, trancamos, trancamos, y así anda el país.

La verdad es que en estos años, particularmente en los últimos, en los que por efecto de la crisis el Ministerio de Transporte y Obras Públicas -como les consta a todos- tuvo menos recursos, en ningún momento esta Secretaría estuvo dispuesta a no hacer las cosas que había que hacer. ¡Y bien que he llevado sobre mi espalda el costo de hacerlas!

Cuando hicimos la megaconcesión, nadie creía en este Parlamento que se iban a hacer las obras. Y hoy todos los que circulan por esas carreteras -no voy a decir que nadie paga un peaje porque le gusta- reconocen que la transformación de esas rutas para mejor fue sustantiva. Corrimos el riesgo del costo y no nos arrepentimos. El momento en el que se prueba el temple de la gente es cuando se tienen que hacer las cosas.

Sería mucho más fácil para un Ministro de Transporte y Obras Públicas hacer la plancha; sería mucho más fácil no haber hecho la concesión de la terminal de contenedores del puerto de Montevideo y no haber participado y colaborado en realizar la concesión del Aeropuerto Internacional de Carrasco. Sería mucho más fácil no estar discutiendo aquí lo relativo a la cinta granelera; sería mucho más fácil no haber llamado a licitación para rehabilitar más de 1.200 kilómetros de vías férreas y dejar que todo siguiera como siempre. Pero seguir como siempre significa tomar decisiones por la negativa, decisiones por el no hacer, pecar de omisión, que es el peor pecado que los hombres que tenemos voluntad podemos cometer. Si pecamos de acción, estará el error, que es humano; pero si pecamos de omisión es porque no estamos cumpliendo con algo que la naturaleza o Dios nos dio -según se crea o no- que es la razón y la capacidad de poner la voluntad a favor de la vida y del futuro.

Es por eso que acá, hoy, esto es un capítulo. No estaría haciendo esta esgrima parlamentaria por un pequeño proyecto como no deja de ser este, el de una terminal granelera de La Paloma; pero lo hago porque, en definitiva, es el representante de todos los proyectos que esta sociedad debe llevar adelante; es un representante de eso. Y lo que se hace con cada proyecto que se plantea es dificultarlo. No es esa la actitud del propio partido que representa el señor Diputado en la Intendencia Municipal de Montevideo ni es tampoco esa la de quienes allí representan al Partido Colorado o al Partido Nacional. Yo me equivoco -y mi organismo y mis técnicos se equivocan- como el mejor; todos nos equivocamos, pero algunos más que otros. Yo podría decir y traer a colación, por ejemplo, la concesión de bulevar Batlle y Ordóñez adjudicada por la Intendencia Municipal de Montevideo a la firma Grinor. Resulta que...

(Interrupciones)

——...las mismas observaciones que este Cuerpo ha hecho a esta licitación, le son todas aplicables: la de las ventajas del autor de la iniciativa, la de los precios, y no querría seguir en las renegociaciones de contratos y demás antes de haber puesto la primera piedra. Por lo tanto, cada uno es responsable de sus errores, pero de llevar adelante el país todos somos responsables. Por eso es que estoy aquí librando lo que espero que sea una pequeña batalla de una gran guerra, la guerra del porvenir.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: no me voy a referir a las alusiones políticas porque todos sabemos cuáles son las consideraciones y sus respuestas. Sí quiero responder a una alusión que se hizo, que es de orden más personal y diría hasta profesional.

El interpelado acá, señor Ministro, es usted, no yo. Todos los parlamentarios de cualquier partido tenemos derecho a preguntarle a usted y usted tiene que darnos explicaciones. Quien tenía que haber estudiado las zonas adjuntas y quien tiene que explicar al pueblo de Rocha y al de la República si esta ubicación tenía o no alternativas y cuánto costaban, es usted y no yo. Si usted hubiera hecho un estudio en el cual nos dijera que esa radial...

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Diríjase a la Mesa, señor Diputado, por favor.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Está bien, señor Presidente.

El señor Ministro tendría que estar explicando estas cosas al Cuerpo, al pueblo de Rocha y a la República. ¿Qué significa estar emplazando esta cinta granelera en un lugar que es cuestionado hace bastante tiempo, sin siquiera haber estudiado cuáles son los emplazamientos alternativos? ¿Qué significa que hoy se diga que la radial un poco más al noreste, a la que yo aludí, tiene 20 ó 25 kilómetros? Esto quedó en la versión taquigráfica; veremos la solidez con que el señor Ministro maneja esto. La gente de Rocha sabe cuál es el estado de esa carretera y también cuál es su longitud. ¿Qué significa decir que son US$ 30:000.000 más? Entonces, esto ¿se estudió o no? Yo digo que no es el señor Ministro quien tiene derecho a venir a interpelarnos a nosotros, sino que es él quien tiene que explicar lo que hizo y por qué no hizo lo que tendría que haber hecho. El resto, o sea, la teoría general sobre las concesiones, sobre el mundo, defender que un proyecto es bueno porque es proyecto y porque el mundo tiene que avanzar en base a proyectos, lo podemos aplicar a cualquier propuesta.

Yo he dicho más de una vez que esto es todo bueno, pero es como si para la fábrica que me proponen en una ciudad del interior, que va a generar cien puestos de trabajo y que solo precisa una hectárea, le ofreciera la plaza del pueblo, todavía sabiendo que se va a expandir; porque -como recién se dijo- las 100 hectáreas en Nueva Palmira quedaron chicas. ¿Qué va a hacer en esa ubicación con esto cuando precise más? Esas son las explicaciones que el señor Ministro tiene que dar al Cuerpo y al país.

¿Y teoría general de proyectos? ¡Claro que yo también soy hombre de proyectos! El Ministro lo sabe. ¡Claro que no se equivoca el que no hace cosas! Todos lo sabemos. Lo que estamos discutiendo no es si el país requiere o no de inversión; no es si el país requiere o no de proyectos; no es si Rocha requiere o no fuentes de trabajo -¡vaya si requiere!-; lo que estamos discutiendo es si el Ministerio está llevando adelante bien o mal este proyecto. Eso es lo que el Ministro tiene que contestar y no venir a enjuiciar las cosas que nosotros -naturalmente, sin técnicos a nuestra orden, sin estructura administrativa, pero sin ninguna obligación además de hacerlo- venimos aquí a plantear. Es él quien tiene que dar las explicaciones y no nosotros.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro.

(Interrupciones)

——En esta interpelación el criterio es el siguiente: el miembro interpelante habla cuantas veces quiera y también el señor Ministro; el resto de los legisladores tiene quince minutos cada uno. Si el señor Diputado Barrios quiere hacer uso de la palabra, lo podrá hacer las veces que quiera.

Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente, vuelvo al concepto original: hoy hay un ordenamiento que establece un puerto en La Paloma y cuatro leyes que también establecen un puerto en La Paloma; no hay ninguna otra ley que lo establezca en otro lado. Por lo tanto, la lógica es que nosotros estudiemos las iniciativas que se enmarcan en la Constitución y en la ley y no las que no se enmarcan. Yo no sé si este Cuerpo va a aprobar un proyecto para instalar un puerto en donde se me ocurra a lo largo de la costa del departamento de Rocha; se me va ocurriendo un lugar y luego otro. Si hay un lugar que está establecido, que tiene cuatro leyes que dicen que el puerto es en La Paloma, y otro que es en la boya petrolera, me parece que lo lógico es ceñirse a eso. Además, hacer los estudios cuesta recursos. Lo que sí hicimos en algún momento fue estudiar, dado que ya se había analizado por Cooper, el proyecto de La Coronilla; esto generó una vieja discusión en 1906; cuando se plantea la posibilidad de realizar el puerto de La Paloma, al mismo tiempo se propone el de La Coronilla. Entonces, estuvimos leyendo sobre el planeamiento de Cooper, en lo que correspondía al puerto de La Coronilla. O sea que nosotros no vamos a recorrer toda la costa de Rocha para ver cada lugar.

El señor Diputado Arrarte Fernández me ha planteado alguna inquietud vinculada con las arenas negras -que es un tema que le preocupa-, en cuanto a la posibilidad de que en la proximidad de los yacimientos de arenas negras hubiera un emprendimiento de este tipo. Yo creo que eso es viable -no digo que no-, pero para eso tendríamos que ver que el tema de las arenas negras haya progresado, que haya gente interesada y si los volúmenes son del orden de los que se está hablando -hasta mayores que los que va a mover la cinta granelera-; entonces, cerca del emplazamiento y por la Angostura habría otra localización probable para un emprendimiento de ese tipo que estará vinculado a otro proyecto. En Chile, de estos proyectos hay muchísimos a lo largo de la costa. Ahora, ¿que nos pongamos, como Estado, a estudiar todos los lugares alternativos de proyectos cuando sabemos que para que haya un puerto tiene que haber una ley y no tenemos otra más que la que establece el puerto de La Paloma? No, la verdad es que me parece que no; tenemos muchas cosas para hacer y muchos lugares donde aplicar recursos.

Agradezco la buena voluntad al Diputado Ponce de León de haber puesto su esfuerzo para decir -no era una cosa que él tuviera que hacer-: "Bueno, ya que aquí hay una radial, dado que la curva de 20 metros está relativamente cerca de la costa y dado que no está tan lejos de la población de La Paloma, esto es un aporte que quiero hacer". Agradezco ese aporte, pero también le digo que seguramente el señor Diputado Ponce de León ha conversado de este tema con los inversores, con quienes sé que ha tenido reuniones y le han manifestado que el proyecto no resiste la inversión adicional que esto representa. Por lo tanto, creo que no precisa que venga yo a comunicárselo, porque ya lo sabía de antemano. Entonces, si ya lo sabía de antemano, plantearlo me obliga a dar esta respuesta.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: me parece bastante insólito lo que se ha dicho. Y no voy a ser yo quien haga referencia a las conversaciones que el señor Ministro tuvo con los inversores. Me parece no solo equivocado lo que dijo el señor Ministro, sino que considero que es de pésimo gusto que venga a hacer alusión, no a que hemos estado con los inversores -lo hemos dicho en la radio-, sino al contenido de las conversaciones. ¡Qué fuerte relación debe tener él para saber qué conversé con los inversores! Realmente, muy fuerte.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Sugiero, en general, que no entremos en temas personales. El debate debe mantenerse en el nivel que ha tenido hasta el momento.

11.-     Licencias.

Integración de la Cámara.

Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar la solicitud de licencia del señor Representante Ruben Carminatti por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 11 y 12 de mayo de 2004, convocándose al suplente siguiente, señor Raymundo Guynot De Boismenú".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y nueve en cincuenta: AFIRMATIVA.

Queda convocado el suplente correspondiente, quien se incorporará a la Cámara en la fecha indicada.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 6 de mayo de 2004.

Señor Presidente de la
Cámara de Representantes,
José Amorín Batlle

Presente.
De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales, al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, por el día martes 11 y miércoles 12 del corriente mes, convocando a mi suplente respectivo.

Sin otro particular, saluda a usted muy atentamente.

RUBEN CARMINATTI
Representante por Río Negro".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Río Negro, Ruben Carminatti.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 11 y 12 mayo de 2004.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 11 y 12 de mayo de 2004, al señor Representante por el departamento de Río Negro, Ruben Carminatti.

2) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Raymundo Guynot De Boismenú.

Sala de la Comisión, 6 de mayo de 2004.

GUILLERMO ÁLVAREZ, TABARÉ HACKENBRUCH, ALBERTO PERDOMO".

12.-     Instalación de una cinta granelera en La Paloma y otras iniciativas o concesiones futuras en puertos estatales. (Llamado a Sala al señor Ministro de Transporte y Obras Públicas para que responda las preguntas que quedaron sin respuesta en su comparecencia del día 17 de marzo de 2004).

——Continúa la consideración del tema que motiva esta sesión.

Tiene la palabra el señor Diputado Lev.

SEÑOR LEV.- Señor Presidente: vamos a comenzar nuestra intervención formulando una pregunta al señor Ministro. Al comienzo de su intervención mencionó algo, y puedo haber no registrado bien las cifras, por lo que me gustaría ratificar o rectificar lo que escuché.

La pregunta número 9 hace referencia a la aceptación del plazo de cincuenta años y al análisis de los flujos financieros, y me gustaría que el señor Ministro repitiera las tasas de retorno, de rentabilidad, en los distintos períodos que tiene calculados.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR LEV.- Sí, señor Ministro.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Puede interrumpir el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: los números a que hice referencia son los de la propuesta y no de la oferta; es decir, son anteriores a la oferta.

La oferta la está estudiando la Comisión Asesora, y no tengo los números que, como me acota el ingeniero Colon, son ligeramente diferentes.

La propuesta de Puerto Graneles S.A. presenta los flujos financieros y para los cincuenta años declara una TIR de 14,16%. Con los datos del flujo financiero que presenta, al cabo de cincuenta años llegarían a un 14,16%, y al cabo de dieciocho años -si se cortara antes; este fue un juego que hicimos para tratar de ver los efectos- da una tasa interna de retorno de 11,88%. Al cabo de diez años, daría una tasa interna de retorno de 4,34%.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Puede continuar el señor Diputado Lev.

SEÑOR LEV.- Señor Presidente: creo que este es un punto neurálgico y que en las distintas intervenciones del señor Ministro, desde que se comenzó a tratar este tema en la Comisión Permanente, hay una contradicción flagrante. Esta tiene que ver con el sentido común, con cómo se hacen las inversiones y con plazos de amortización.

Algo de números conozco; puedo no conocer de vialidad, pero de números conozco y de la ley de puertos también, porque la debatí profundamente. Cuando en 1992 se estableció que los plazos que se podían dar eran de treinta años, se tuvo en cuenta una proporcionalidad, una ecuación entre lo que se invierte y lo que se promete amortizar. Cuando en 1999 se aumenta ese plazo a cincuenta años, se parte de la base de inversiones multimillonarias y no de US$ 30:000.000. Hablamos de que si íbamos a hacer un puerto de aguas profundas en La Paloma, requeriríamos más de US$ 100:000.000. Pero ese estiramiento del plazo no se hizo para una inversión de escasos US$ 30:000.000. Yo no minimizo esta cifra para un Uruguay como el de hoy, pero no se me puede argumentar que los costos, si esa inversión se hace a veinte años, van a ser el doble que si se hace a cincuenta años. ¡Nadie lo puede creer! ¡Nadie puede creer que una inversión de US$ 30:000.000 no se va a amortizar en diez. quince o veinte años! ¡Nadie invierte para amortizar la inversión en cincuenta años cuando es una inversión de US$ 30:000.000! En este tema, realmente tenemos una contradicción profunda.

El señor Ministro tiene que saber que su tiempo político es determinado. Por lo tanto, cuando quiere hacer una concesión por cincuenta años, requiere un consenso político de otra naturaleza, que hoy no tiene. ¡No puede imponer al sistema político una concesión por diez períodos de Gobierno por US$ 30:000.000! No puede, porque, además, desde el punto de vista económico no es cierto. El inversor puede pedir lo que quiera, pero el Poder Ejecutivo, como poder administrador, tiene que demostrarnos que esa concesión no se puede dar por veinticinco años y que se requiere dar por cincuenta años, ¡y después vamos a ver! Que se puede rescindir unilateralmente, ¡por favor, señor Presidente! Todos sabemos que de los juicios surge el pago de indemnizaciones por daños y perjuicios si queremos rescindir unilateralmente. Todos sabemos que no es tan fácil rescindir contratos con inversores extranjeros. Entonces, no se nos puede decir que si acortamos los plazos, los costos de amortización se van a multiplicar.

Realmente, no he escuchado una argumentación seria, plausible y convincente de por qué vamos a conceder por cincuenta años esa zona estratégica de nuestro país. Me refiero nada menos que al segundo balneario turístico. Además, es evidente que no es esta terminal granelera el escalón para el puerto de aguas profundas; no es el paso que vamos a dar para hacer después otra inversión. Evidentemente, estamos dando derechos de prioridad en la zona.

Quiero dejar constancia, señor Presidente, de que no hay una argumentación seria ni convincente para demostrar que una inversión de esta naturaleza requiere cincuenta años de amortización. ¡No es cierto! Por lo tanto, lo que hoy la gente se pregunta es: ¿un Gobierno que se va tiene derecho a conceder por cincuenta años esta zona estratégica si desde el punto de vista económico la inversión que se hace requiere un plazo mucho menor que el que hoy se quiere conceder? ¿Y por qué digo esto? Porque todavía no se concedió y por lo tanto se está a tiempo.

Yo, como inversor, puedo pedir lo que quiera, pero como Poder Ejecutivo administrador tengo que defender los intereses de la nación y no interpretarme a mí mismo, sino interpretar el sentir de las fuerzas políticas, del sistema político y de la realidad nacional. Entonces, esto tiene que quedar claro. Esto nos lo pregunta mucha gente y también inversores del exterior que quieren venir.

No crea, señor Presidente, que nosotros solo pensamos en lo que vamos a hacer en el mercado interno. Sabemos muy bien cómo están los mercados externos de inversión y sabemos bien que los inversores extranjeros de porte grande quieren certidumbre para hacer inversiones. Y no le quepan dudas, señor Presidente, de que un nuevo Gobierno va a dar garantías y certidumbre, y simultáneamente va a cuidar en forma explícita todos los intereses y derechos del país.

Por eso, señor Presidente, luego de haber conversado con mucha gente y con inversores, de haber estudiado los flujos y de conocer los costos y la rentabilidad, quería dejar claro que no entendemos y no admitimos que se haga una concesión por cincuenta años, que está fuera de la lógica dentro de una inversión financiera.

Muchas gracias.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: con relación a las preguntas que formula el señor Diputado Lev, quiero decir que, en el inicio de mi presentación, precisamente hice referencia al tema de los cincuenta años y dije que a nosotros también nos parece un plazo excesivo; pero esto es lo que se planteaba.

Ahora bien, ¿qué era más importante: tener cincuenta años y rescisión unilateral, o tener treinta años o veinte años y no tener rescisión unilateral? Creo que para la defensa del Estado y tomando en cuenta la dificultad de prever el futuro, me quedo con la alternativa de cincuenta años y tener derecho a la rescisión unilateral.

Quiero precisar al señor Diputado que en el pliego está claramente establecida, precisamente, la prevención del riesgo al que hizo mención. Aquí, a lo que tiene derecho el concesionario en caso de que haya un rescate anticipado de la concesión es al valor no amortizado de las inversiones. Y no tiene derecho -explícitamente no lo tiene- a los daños y perjuicios ni al lucro cesante, que como todos saben, en las reclamaciones contra el Estado, esas son las partes pesadas a las que hacía referencia el señor Diputado Lev, manifestando su preocupación.

Con relación al tema de derechos de prioridad, digo que aquí no se está dando ningún derecho de prioridad y está claro que no tiene ningún derecho de prioridad y lo saben porque así lo establece el pliego.

Siempre nos preguntamos: ¿qué va a mover el otro puerto, el orientado al noreste, el de aguas profundas? También va a mover graneles y, por lo tanto, con seguridad, allí se pueda generar una situación de competencia y, en consecuencia, nunca le dimos situación de exclusividad para el manejo de este tipo de carga. O sea que en ese sentido está expresamente previsto que no hay ningún tipo de derecho de prioridad.

SEÑOR LEV.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR LEV.- Señor Presidente: quisiera preguntar al señor Ministro cuáles son las tasas de amortización; no las tasas de rentabilidad, sino las de amortización que están previstas en esta inversión de entre US$ 25:000.000 y US$ 30:000.000. ¿En cuánto está calculado que se amortiza la inversión?

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Puede continuar el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: sinceramente, no dispongo de esos datos; forma parte de la propuesta y tendría que ver la oferta.

Lo que me parece importante es este razonamiento, porque quizás haya un error de información. Este proyecto no tiene exoneración de Impuesto a la Renta. Este proyecto paga Impuesto a la Renta como cualquier hijo de vecino. O sea que, en definitiva, pienso que desde el punto de vista contable vamos a tener amortización a los pocos años.

¿Por qué voy a tener amortización en pocos años? Porque me va a interesar en la medida en que la norma contable me permita maximizar el deducible para minimizar mi pago de Impuesto a la Renta. Por lo tanto, lo que me va a pasar es que voy a tener un concesionario que muy rápidamente, si hace eso, va a empezar a pagar un 35% de su margen neto todos los años. Y esa es la plata que en definitiva queremos aumentar en su gravamen, cuando hablamos de poner un canon; canon ya tiene desde el momento en que no tiene exoneración del Impuesto a la Renta. El Impuesto a la Renta es un impuesto muy pesado que hay en la sociedad uruguaya -el 35%- y reitero que no está exonerada de él.

Por lo tanto, puedo coincidir con lo que dice el señor Diputado Lev en el sentido de que eso es tal vez lo que realmente vaya a pasar, pero al mismo tiempo lo que va a pasar es que va a generar 35% sobre el margen bruto para las rentas fiscales del país.

Para que ello no sucediera, ¿qué tendría que hacer? Tendría que hacer nuevas inversiones y eso querría decir que, en definitiva, la terminal fue el primer escalón y que está invirtiendo para aumentar su producción o para mejorar sus condiciones de operación. Quiere decir que, entonces, se termina concluyendo que la terminal granelera es un elemento positivo para La Paloma, para Rocha, para el este del país y para el fisco, porque la misma razón de la amortización en largos períodos lleva a que si quiero amortizar en cincuenta años, mi cuota baje, y en consecuencia mi Impuesto a la Renta sube desde el primer año.

¿Está de acuerdo, señor Diputado?

SEÑOR LEV.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- En realidad, su tiempo terminó hace quince minutos; le voy a dar treinta segundos para que culmine.

Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR LEV.- Señor Presidente: el señor Ministro acaba de confirmar que aun para el Poder Ejecutivo este plazo es exagerado. Quiero que quede claro que el plazo de cincuenta años es absolutamente exagerado; no lo compartimos.

Con respecto al pago de los impuestos en las Administraciones futuras, deje que las Administraciones futuras se hagan cargo; ya bastante agujero le vamos a dejar después de este Gobierno.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra la señora Diputada Payssé.

SEÑORA PAYSSÉ.- Señor Presidente: al igual que el señor Diputado González Álvarez, trataré de ser lo más sintética posible, pero no puedo dejar de marcar coincidencias y discrepancias.

Por supuesto que coincido con la brillante exposición del compañero de bancada, señor Diputado Ponce de León, y con los conceptos que recién ha vertido el compañero, señor Diputado Lev. Quiero resaltar nuevamente que nosotros no estamos en contra, en absoluto, de un puerto de aguas profundas en el departamento de Rocha, como tampoco estamos en contra de una cinta granelera en algún lugar del departamento de Rocha.

Lo que estamos considerando es este proyecto específico y seguimos sin entender la obstinación en la defensa de este lugar para la construcción de esta cinta granelera, que no es un puerto sino una terminal granelera, lo que es distinto. Esto no me sirve a mí para decir que es el puntapié inicial para un eventual puerto de aguas profundas, polivalente, etcétera, porque la propia ubicación, por lo menos a mí, me lleva a pensar que va a ser muy difícil estructurar un puerto de aguas profundas cuando una cinta granelera ya está atravesando la mitad de la zona en la que podría instalarse ese puerto de aguas profundas.

Quiero decir también, señor Presidente, que a mí no me satisfacen las respuestas del señor Ministro a algunas preguntas que hicimos hoy, y las voy a mencionar sintéticamente; me refiero a las preguntas números 15, 16, 17, 18 y, sobre todo, la 19.

Con respecto a las cuatro primeras, me parece que no alcanza con decir que los actores involucrados no fueron a la audiencia pública y, por lo tanto, deducimos que no tienen objeciones; me parece pobre. Me parece que un Gobierno debe tener una comunicación interministerial, por lo menos para que la sociedad y nosotros no nos enteremos de si hubo objeciones a partir de una audiencia pública.

En cuanto a la pregunta número 19, que es la que tiene que ver con si se consultó a la población parcial o potencialmente interesada, la respuesta del señor Ministro hace referencia a una encuesta de la empresa Cifra en la que se pregunta a la gente sobre un puerto de aguas profundas y no sobre una terminal granelera. Pero la mejor encuesta no es esta, sino la que se hizo con las fuerzas vivas de La Paloma, cuando se juntaron las firmas de comerciantes, de actores políticos, de gente que vive todo el año en La Paloma, de gente que veranea en este balneario y que le dio un no rotundo a este proyecto.

Por lo tanto, no me conforma tampoco que se diga que a través de una encuesta que preguntó cosas diferentes, se llegue a resultados que no son los que nosotros consideramos correctos.

Tampoco estoy de acuerdo con que esto se compare -como se hizo en la sesión anterior- o se pretenda hacer un símil, con algún balneario de Miami. Se hizo referencia y se mostraron transparencias de un balneario en Palm Beach. No es eso lo que me parece que los uruguayos estamos esperando o queriendo de nuestros balnearios; me parece una cosa totalmente sobredimensionada, fuera de lugar, mostrando tomas con tanques y silos.

Voy a leer casi textualmente lo que decía el señor Ministro. Él dijo que si observaran la imagen de cerca, verían que hay casas con piscina; todas son casas de planta baja con piscina. Yo pregunto: ¿es eso lo que nosotros queremos para el balneario La Paloma?

Por último, y en honor a lo que dije de ser breve cuando comencé mi intervención, quiero hacer referencia a dos cosas: a la convivencia del turismo con una inversión de esta naturaleza, como la cinta granelera, y a la preocupación señalada por la señora Diputada Puñales Brun en lo que tiene que ver con el impacto ambiental.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Guarino)

——Voy a hacer referencia a la Ley Nº 17.551 -no tengo la fecha de su promulgación, pero el repartido de la Comisión de Vivienda, Territorio y Medio Ambiente de la Cámara está fechado en setiembre de 2001-, que fue votada por todos los sectores políticos integrantes de esta Cámara. En dicha ley se hace referencia a la expropiación de algunos padrones de El Faro, La Balconada, Los Botes, El Cabito y Solari del balneario La Paloma. Se dice que la expropiación tiene lugar con todas las mejoras que le acceden a fin de preservar el equilibrio y la estructura de la faja costera, principal atractivo turístico del lugar. Padrones costeros, señor Presidente, no una cinta granelera; y en el informe, por unanimidad, la Comisión señala: "Esta situación atenta contra el turismo, que resulta ocioso decir, constituye una fundamental fuente de ingresos para el país en general y para el departamento de Rocha en particular.- A eso hay que agregar, que también el medio ambiente se encuentra involucrado en razón del desorden en la edificación carente de una absoluta racionalidad en su evolución, [...]; así como también la verificación del deterioro de las dunas costeras".

Me pregunto, señor Presidente, y la pregunta la hago extensiva al señor Ministro, si fue necesario que nos pusiéramos de acuerdo para votar una ley de esta naturaleza para preservar todo esto que esta norma dice preservar. ¿No será más gravoso una cinta granelera instalada en el mismo lugar? ¿No afectará mucho más que estos padrones que fueron expropiados? Son preguntas que me gustaría que me contestara.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- El señor Ministro no se encuentra en Sala. Cuando ingrese podrá responder a la señora Diputada Payssé, si tuvo oportunidad de escuchar las preguntas; tal vez puedan ser respondidas por alguno de sus asesores.

Ha ingresado a Sala el señor Ministro.

Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: si entendí bien, porque lo oí por el altavoz, se me preguntó si la terminal granelera afectará o no el turismo. ¿Esa es la pregunta?

SEÑORA PAYSSÉ.- No.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Me parece que sería oportuno que la señora Diputada Payssé, que aún dispone de tiempo, reiterara la pregunta.

Tiene la palabra la señora Diputada Payssé.

SEÑORA PAYSSÉ.- Señor Presidente: voy a reiterar la pregunta al señor Ministro, porque también me la he hecho a mí. En esta ley, por lo menos, me surge alguna respuesta.

Hice referencia a la Ley Nº 17.551 -que fue aprobada por unanimidad de esta Cámara y del Parlamento en general, porque ya es ley-, que dice que se dio autorización para la expropiación de una serie de padrones en la faja costera de La Paloma a los efectos de preservar el medio ambiente y también para evitar -porque así lo dice el informe aprobado por unanimidad- que esta situación atente contra el turismo. Si la necesidad llevó a la expropiación de estos padrones costeros debido a esta situación que figura en la ley, me pregunto si no será necesario y serio estudiar el impacto ambiental y el que generará en el turismo una cinta granelera, con todos los condicionamientos y lo que ya sabemos de ella, por lo que no me voy a volver a extender.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: los padrones a los que hace referencia la señora Diputada están ubicados en otra zona, y no tienen ninguna relación con lo que estamos hablando. Es la zona de La Balconada y la prolongación hacia la zona sur. No estamos hablando de los padrones que por la ley de 1906 y por la declaración de utilidad pública de 1912 fueron definidos como áreas de puertos; o sea que la génesis de esto es ser puerto. Actualmente, en ese lugar hay uno que a lo que ha podido llegar es a ser puerto pesquero y a lo largo de los años tuvo distintos avatares.

En la época en que estaban Astra y CUPESCA se generaron allí una serie de elementos de carácter ambiental. Particularmente, la gente que iba en esa época a La Paloma recordará lo que era la polución olfativa. Cuando se fabricaba harina de pescado, el viento llevaba el olor hacia La Aguada y La Paloma. Eso no impidió el desarrollo de la ciudad a lo largo del tiempo; o sea que la ciudad se fue desarrollando en sus diversos usos, entre ellos el turístico, sin mayor inconveniente.

Desde el punto de vista de los impactos que hoy se podrían generar, hay un primer estudio de impacto ambiental desarrollado por los propios interesados y un informe preliminar de parte de la DINAMA, donde se identifican una serie de puntos que son de potencialidad de impacto ambiental. De todas formas, ese mismo informe estima que son todos impactos ambientales mitigables o superables.

No hay que olvidar que de acuerdo al ordenamiento de impacto ambiental, el informe respectivo se tiene que hacer a posteriori del proyecto ejecutivo, instancia que todavía no se ha dado. Si hubiera una adjudicación debería procederse a un proyecto ejecutivo, después del cual se hace un estudio del impacto ambiental por parte del interesado. Entonces, se presenta ante el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, en la DINAMA, que hace su evaluación sobre el particular, y allí se procesa la audiencia pública de impacto ambiental. Las instituciones o las personas que están interesadas pueden concurrir a esta instancia y manifestar su disconformidad; también pueden hacer todos los aportes que sean del caso.

El pliego prevé que aunque la concesión haya sido adjudicada, si cuando se llega a la instancia de impacto ambiental hay una valoración negativa, el interesado, potencial concesionario, pierde determinados recursos económicos que ha invertido, sobre todo los vinculados al proyecto, y una garantía prevista, creo que de US$ 100.000. Si no se pasa la etapa de impacto ambiental, si en dicho estudio se llegara a determinada conclusión que quita viabilidad a la propuesta -por ejemplo, que para que el ambiente no se vea impactado, las pilas de chips no tendrían que estar al aire libre, sino dentro de un edificio- y por tanto no prospera, el asunto termina allí y el interesado pierde lo invertido en el proyecto, así como la garantía de US$ 100.000 que ha depositado. Entonces, la seguridad en cuanto a que no se produzca impacto ambiental la da la ley. Creo que en algún momento -si tengo la oportunidad de compartir con ustedes este Cuerpo- habría que revisar esta ley, porque no es razonable que la primera expedición sobre el impacto ambiental se haga a partir de la existencia del proyecto ejecutivo. Adviértase que este proyecto es la última instancia proyectiva que tiene cualquier emprendimiento y, por lo tanto, parecería lógico que hubiera una gradualidad del estudio del impacto ambiental, en donde frente a una idea hubiese una primera evaluación que después se fuera refinando hasta la instancia del proyecto ejecutivo, en que se haría la evaluación definitiva. Esto no está comprendido en la legislación vigente y es un elemento seguramente muy complejo y difícil para cualquier inversor que quiere venir a invertir en el Uruguay. Por eso creo que hay que actualizar esta legislación, pero no es el tema que me compete en mi condición de Secretario de la Cartera.

SEÑORA PAYSSÉ.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra la señora Diputada.

SEÑORA PAYSSÉ.- Señor Presidente: quiero que conste en la versión taquigráfica que tengo muy en claro que la zona de La Balconada no tiene que ver con la de la bahía. Simplemente di el ejemplo de una zona próxima en la cual se estaba tomando en cuenta el impacto ambiental por algo mucho menor que una cinta granelera. Eso me llevó a traer a colación la Ley Nº 17.551 y no el desconocimiento de que La Balconada, Los Botes y Solari están para el otro lado de la bahía, porque el departamento de Rocha lo conozco, y lo conozco bien.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado Pérez Morad.

SEÑOR PÉREZ MORAD.- Señor Presidente: quisiera dejar una constancia, ya que no pudimos hacerlo en la oportunidad anterior en que se trató este tema.

Consideramos absolutamente insatisfactorias las respuestas del señor Ministro referidas a la intención de concesionar el puerto de Maldonado y de llevar adelante, a través de una licitación, un contrato de servicios en el puerto de Piriápolis. Mucha de la gente de Piriápolis y de todo Maldonado así lo siente.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado Rodríguez Altez.

SEÑOR RODRÍGUEZ ALTEZ.- Señor Presidente: no por obvias deja de ser necesario hacer dos precisiones previas.

En primer término, creo que en el desarrollo de esta sesión ha quedado terminantemente clara la trascendencia del tema y la importancia de que el Cuerpo se haya ocupado de él. En segundo lugar, en lo personal quiero destacar el alto nivel con el cual se ha manejado y se ha considerado este asunto por parte del Ministro interpelado y de los interpelantes. Hago esta aclaración porque, como rochense, me siento en inferioridad de condiciones respecto de los colegas en tanto no participé de las sesiones anteriores, aunque he leído detenidamente la versión taquigráfica de ellas.

Personalmente, he quedado en una posición bastante incómoda. Por un lado, notoriamente soy un defensor acérrimo de la industria turística; durante gran parte de mi vida he estado vinculado a ella y sigo creyendo que es uno de los instrumentos más importantes que tiene el país para desarrollarse, por su capacidad de generar divisas y empleo, por la equidad en la distribución de los ingresos; en fin, por todo lo que ha significado en los últimos años la cantidad de inversiones de este tipo que se han hecho en el país. Precisamente, en los años 1997 y 1998 ingresaron por este concepto US$ 750:000.000, que cayeron a US$ 500:000.000 en los últimos años, lo que por cierto se ha sentido y mucho a lo largo y ancho no solo de la franja costera, sino de todo el Uruguay.

Por otro lado, enfrente, en el otro plato de la balanza, siento algo que es una realidad que nos golpea a todos y creo que eso también ha quedado claro en la discusión de esta noche: el pueblo de Rocha necesita fuentes de trabajo genuinas, permanentes. Creo que ese es el sentir de la unanimidad de los presentes. En ese sentido, debemos aceptar una debilidad que tiene nuestra actividad turística: la zafralidad. Por eso es necesario generar empleos permanentes, y eso estaba en el centro de las respuestas que se dieron hoy.

Finalmente, no quiero agregar otro elemento de discusión, pero debo decir que, en lo personal, estoy marcado por las enseñanzas de mi viejo profesor de geografía, Amadeo Molina Faget, perteneciente a Rocha, quien señalaba hace cuarenta años que el destino de este departamento era tener un puerto de aguas profundas; por cierto que no era ninguno de los que se mencionaron esta noche. No quiero violentar los argumentos jurídicos que ha esgrimido el señor Ministro ni los argumentos técnicos que han presentado el miembro interpelante y algunos otros señores Diputados que hablaron en Sala. Sí quiero decir que queda absolutamente claro que las expresiones de la señora Diputada Puñales Brun son esenciales a la hora de definir la temática de esta noche.

Más allá de las dificultades jurídicas que se han mencionado en Sala, aparece como imprescindible -no solo por las diferentes preocupaciones que surgieron en la noche de hoy, sino también para brindar seguridad a cualquier inversor futuro- que sea previo y preceptivo el análisis de impacto ambiental de cualquier proyecto, y más en este caso, en el que parece que es el centro en cuestión del debate. Desde ese punto de vista, hemos presentado a iniciativa de nuestro sector, y más precisamente de la señora Diputada Puñales Brun, una moción que me permito leer: "En virtud de las explicaciones dadas por el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, así como de las interrogantes surgidas en Sala, mocionamos para que se suspenda el tratamiento del tema hasta que los organismos legalmente competentes, realicen y aprueben el estudio preventivo del impacto ambiental que podría causar la instalación de un cinta granelera en la zona de La Paloma y/u otras alternativas de ubicación de la misma".

Fundamentamos esta moción en que es genuina y legítima la preocupación de los vecinos de La Paloma sobre el impacto medioambiental que puede producir el proyecto, pero también es imperioso dar respuesta a las necesidades del departamento en cuanto a generar trabajo para sus pobladores, así como también -sumo esto a lo que señalaba el señor Ministro recién- es imprescindible que el país otorgue garantías jurídicas y seguridades necesarias para posibles inversores. Si se diera el supuesto que recién se mencionó, realmente sería poco serio que, por un lado, se aprobara un proyecto definitivo y, por otro, se eliminara por razones de impacto ambiental.

Es todo lo que teníamos que decir.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado Oribe.

SEÑOR ORIBE.- Señor Presidente: está claro que el Frente Amplio no apoya la terminal granelera en el puerto de La Paloma. Yo la apoyo fervientemente y estoy del lado del señor Ministro a muerte, porque creo que la terminal granelera del puerto de La Paloma va a traer un desarrollo brutal para el país y va a ser una puerta de salida de nuestras mercaderías. Ni siquiera nosotros, que estamos a favor de este proyecto, tenemos idea de hasta dónde va a llegar, ya que consideramos que esta obra va a ser mucho más importante de lo que se ha planificado. Creo que esto no termina en un puerto granelero solamente, ya que el desarrollo que va a traer toda esta actividad va a ser mucho más importante. Vamos a lograr abrir una puerta de nuestro país, que es una asignatura pendiente desde hace muchos años. Como dice el señor Ministro, este es el primer escalón para abrir esa puerta. Lejos de perjudicar la actividad turística, la va a fortalecer, la va a extender y se va a desarrollar mucho más. Por supuesto que estas son apreciaciones personales. No tengo dudas de que este va a ser un emprendimiento importante de cualquier Gobierno y sería bueno que se pudiera llevar adelante.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado Amorín Batlle.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: llevamos un largo tiempo de debate sobre el tema en cuestión: ocho horas en la sesión pasada y ya más de cinco en esta. Hemos escuchado muchas cosas y muy interesantes.

Como saben, no es mi costumbre, luego de haber sido elegido por ustedes como Presidente del Cuerpo, bajar a la banca para expresar lo que siento; pero creo que en este caso puedo hacer algunos aportes positivos. Además, siento la necesidad y la obligación de hablar sobre el puerto de La Paloma. Algunos Diputados de Rocha me dicen: "Vos sos medio Diputado de Montevideo y medio de Rocha". Mi padre nació en Rocha y durante los primeros veinticinco años de mi vida pasé los veranos en La Paloma. Recuerdo un balneario distinto al que tenemos ahora. Concretamente, los mayores llamaban al puerto la isla grande, y la isla chica es la que vemos ahora. Nos cuentan que hace muchos años no había un camino que llegara desde La Paloma hasta el puerto, pasando por la casa del Prefecto hasta el apostadero. Allí había agua, que era muy poco profunda, y los mayores iban caminando hasta la isla grande.

Conozco el puerto de La Paloma desde antes que estuviera Astra, cuando lo que había allí era un barco de madera encallado al costado de un muelle viejo de madera donde los jóvenes íbamos a pescar a la encandilada. Recuerdo que cuando alguno conseguía una red la tirábamos debajo de ese muelle y sacábamos langostinos. También recuerdo claramente el farito que había en la punta del muelle, construido en Oslo. La actividad obligada en todas las cacerías que hacían los jóvenes en La Paloma era contar la cantidad de maderas que tenía el muelle y averiguar dónde había sido construido ese faro.

Para bien o para mal eso no está más. Hoy hay edificios importantes de los emprendimientos pesqueros que se hicieron a fines de la década del setenta. Recuerdo la inquietud de todos los habitantes y veraneantes de La Paloma cuando se decía que este emprendimiento pesquero iba a terminar con el balneario. Más de veinte años después vemos que La Paloma sigue siendo la que era, sigue creciendo hacia la playa Solari o Anaconda -como le decían- y hacia la que está más enfrente al puerto, La Aguada, a donde íbamos a bañarnos cuando el viento soplaba del otro lado.

Ya en esa época escuchábamos a los habitantes de La Paloma hablar del puerto de aguas profundas, de lo importante que sería para el desarrollo de La Paloma y de Rocha, por las fuentes de trabajo que eso crearía. A nosotros eso nos parecía difícil cuando íbamos en bicicleta hasta el puerto y pasábamos por la casilla de pescadores -donde se vendía pescado- en la que había uno de ellos que era escultor, el "Lucho", que había hecho una sirena sin corpiño y por decisión de la mayoría de las damas se lo hicieron poner. Me avisan algunos que se lo sacaron, pero durante mucho tiempo estuvo con corpiño.

El sueño de tanta gente de La Paloma era que ese lugar se desarrollara y veo con alegría que una parte importante de la bancada del Frente Amplio nos dice: "Queremos puerto de aguas profundas en Rocha, queremos inversiones en Rocha, no estamos en contra de las concesiones y estamos a favor de la creación de fuentes de trabajo en el departamento". Es un punto de partida común, interesante.

En este momento hay una propuesta concreta. ¿Por qué se realiza en La Paloma? Porque, como claramente lo ha dicho el señor Ministro, para colocarlo en otro lugar de Rocha, primero habría que estudiar si es posible, si es factible -el estudio se puede hacer, pero llevará algunos años- y, si estamos de acuerdo, el Poder Ejecutivo enviaría un proyecto para que esta Cámara y el Senado lo convirtieran en ley y se estableciera que determinada zona podría ser puerto. Después de ello iniciaríamos los trámites de expropiación. Naturalmente, haríamos un puerto pensando en el futuro, con 100 hectáreas, como corresponde. Habría que expropiar todos los campos de allí, lo que es muy complejo porque toda esa zona está convertida en balneario, loteada y vendida. Después de eso tendríamos que hacer las inversiones para llegar con facilidad a la zona. Luego podríamos llamar a interesados en construir un puerto y, si todo sale bien, de aquí a tantísimos años le diríamos a la gente de Rocha que habrá trabajo dentro de quince o veinte años, si el proyecto no se muere antes.

Lo que está planteando hoy este Ministro -que notoriamente cuenta con todo nuestro respaldo y el mío personal- es una inversión concreta y posible en La Paloma. ¿Alguien quiere destruir el balneario? Ninguno de los que estamos aquí. ¿Alguien quiere causar daño al medio ambiente? Ninguno de los que estamos aquí. Pero todo proyecto de estas características -y no porque lo pidamos nosotros ni porque lo solicite alguna bancada- tiene que pasar por la DINAMA, por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, para que diga si causa algún daño al medio ambiente, a fin de tener permiso para avanzar. Por lo tanto, a mí ese tema no me preocupa. Lo que está diciendo el señor Ministro es que este proyecto será sometido a consideración de la DINAMA, como corresponde a todas las iniciativas. Ningún Ministro tiene la facilidad ni el poder para decir: "La DINAMA no actúa". En este y en cualquier otro proyecto, la DINAMA nos dirá si altera o no el medio ambiente y, si lo altera, el inversor perderá toda su inversión y no podrá llevar adelante este emprendimiento.

¿Qué significa para nosotros este emprendimiento? Es el principio del sueño que escuchamos toda la vida en La Paloma. Cuando éramos chicos, La Paloma no solo era el primer pesquero de América, sino que, además, era el futuro gran puerto del Uruguay y de la zona. Hoy tenemos la posibilidad de hacerlo. En este momento, el país tiene un avance fundamental en el combate de su principal problema, que es la desocupación.

En esta misma Sala, hemos debatido profundamente el tema del puerto de Montevideo, hasta llevarlo a las urnas; en esta misma Sala, se nos dieron argumentos similares a los que se nos dan hoy en contra de este emprendimiento. Tres años después de la ratificación de esta ley, tenemos un puerto que crece, que da trabajo, que permite a los uruguayos exportar e importar con mucha más facilidad de lo que lo hacían antes. Lo que estamos planteando y solicitando, y lo que un grupo importante de legisladores de este Cuerpo nos están diciendo es: "Estamos de acuerdo con todo, con lo que ustedes quieren; estamos de acuerdo con el puerto de aguas profundas; estamos de acuerdo en que haya concesiones; estamos de acuerdo en que es bueno que vengan inversiones al Uruguay, pero esta no, otra". ¿Y cuál es la otra? En otro lugar de Rocha, a identificar, en otro lugar a legislar para que sea puerto, en otro lugar a expropiar, en otro lugar a hacer obras, en otro lugar. Y es probable que cuando llegue ese momento muy pocos de los que estamos acá continuemos en la Cámara porque habrán pasado muchos años; verán las versiones taquigráficas y nuevamente algunos señores querrán impulsar un emprendimiento y otros, buscando algunas excusas, dirán no a todo; aunque les guste la idea, dirán no a todo lo concreto. Reitero: si hubiera algo concreto, estarían en contra de eso.

Por lo tanto, señor Presidente, sentía la necesidad de decir estas palabras y sentía la necesidad de que reflexionáramos todos juntos sobre el futuro del país, sobre lo que hay que hacer a fin de ver si en temas que quizás no son los más importantes nos podemos poner de acuerdo.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Diputado Guzmán.

SEÑOR GUZMÁN.- Señor Presidente: en primer lugar, quiero saludar al señor Ministro, porque hacía bastante tiempo que no nos encontrábamos y hace algún año que otro que no voy a su despacho.

En realidad, hoy no pensaba hablar ni preguntar nada, pero las posturas de algunos colegas de la Cámara, sobre todo de los de Rocha, y sus esperanzas en torno a las fuentes de ocupación, me llevaron a solicitar la palabra.

El señor Ministro estuvo conmigo en un puerto privado de Nueva Zelanda, donde se movía algo más de 1:000.000 de toneladas por año y el orgullo de quien lo administraba era que no trabajaban más de una cincuentena de personas.

En cuanto a la cinta granelera de Rocha, si se toma en cuenta que el obrador, factiblemente, esté dentro del puerto y en la zona que hoy maneja la Armada, y si suponemos que trabajará con un par de balsas para el desarrollo dentro del agua, cuando mucho podrá dar trabajo durante la construcción de la cinta a 100 ó 150 personas. La mayor parte de ellas serán trabajadores muy especializados y, factiblemente, un tercio o algo más ni siquiera serán uruguayos. Digo esto por las experiencias que ha habido en nuestro país en ese tipo de trabajo.

Desde el punto de vista de lo que puede llegar a ser la cantidad de puestos de trabajo permanentes posterior a la construcción y en la operativa de la cinta granelera, operativa de la chipeadora, abastecimiento, etcétera, ¿de cuánto estamos hablando? ¿De 50 ó 30 puestos de trabajo en forma estable? Digamos que eso será en los primeros diez años. ¿Es de eso de lo que estamos hablando? Digo esto porque veo muy preocupados a los colegas, sobre todo a los que viven en Rocha, en cuanto a que esto sea una solución para la desocupación. No creo que esto vaya a ser lo que fue Astra, que en una época llegó a tener a más de 1.000 personas alrededor de la planta. Quizás, en el punto más alto de desarrollo del trabajo, en la cabecera de la cinta granelera, no haya más de 100 puestos de trabajo estables.

Quisiera saber si se han analizado estos temas.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Guarino).- Tiene la palabra el señor Ministro.

SEÑOR MINISTRO DE TRANSPORTE Y OBRAS PÚBLICAS.- Señor Presidente: con relación a la pregunta del señor Diputado Guzmán, debo decir que, efectivamente, el puerto que vimos en Nueva Zelanda era muy eficiente y su encargado decía que no trabajaban más de 50 personas. En ese esquema de puerto que hay en Nueva Zelanda, que es el puerto propietario, el Estado es propietario de la tierra, pero todo lo que se hace dentro del puerto está a cargo de empresas del sector privado. Por lo tanto, en la administración portuaria, efectivamente trabajaban 50 personas, y además de esas 50 personas estaban las que trabajaban en la actividad que se mueve arriba del puerto, y creo que esa es la actividad sustancial, la más importante y la más atractiva. Entonces, si lo miramos desde el punto de vista de los puestos de trabajo, diría que en la cinta granelera para chips, seguramente, no van a trabajar más de 60 ó 70 personas en forma estable. En cuanto a los que van a trabajar durante la construcción, podríamos tener alguna diferencia. El señor Diputado dice que serán entre 100 y 150 personas, y yo me animaría a decir que sería el doble, entre los trabajadores directos de la obra y los indirectos, vinculados a la construcción. Ahí podríamos tener alguna diferencia, pero, seguramente, nos pondríamos de acuerdo si consideráramos directos e indirectos.

Ahora bien: ¿qué es lo que un puerto trae? Tal vez, la administración del puerto de Montevideo podría funcionar -me animaría a decir- con 200 personas. Actualmente, hay más de 200 personas, pero ¿cuántas viven del trabajo del puerto de Montevideo? Alrededor de 40.000. Ese es el relieve que tiene un puerto desde el punto de vista del trabajo; no es el relieve por las personas que trabajan físicamente allí. Hoy, la ley de puertos consagra la actividad del sector privado en la parte portuaria, o sea que el Estado solamente puede tener un rol subsidiario; es decir, si el privado no lo hace, lo puede hacer el Estado. Tal vez estemos hablando de 1.500 personas, pero del puerto viven 40.000. Por eso es que mi expectativa va mucho más allá que, inclusive, la propia expectativa del grupo chileno. En definitiva, la expectativa del grupo chileno está orientada a un piso conservador: tienen que sacar su producción. Por lo tanto, hacen una cinta granelera para poder sacar la producción, que previamente transforman en chips. Ese es el interés que tienen vinculado ya con US$ 40:000.000 invertidos en forestación y en campos en esa zona y siguen creciendo. Pero con este tema -y no hagamos otros números- rápidamente empezamos a ver cuál es la diferencia entre lo que genera un puerto en materia de trabajo y los puestos directos. Si 70 son los que van a estar allí -ya lo hablábamos en la interpelación anterior-, por lo menos, por día, se moverán 150 camiones hacia ese puerto. Los 150 camiones representan 150 choferes. Si hicieran un viaje por día, serían 150 viajes. Pero si hacen uno cada dos o tres días, porque resulta que van a buscar madera a Cerro Largo, a Treinta y Tres o a la zona este del departamento de Florida, ya no son 150 choferes, sino 150 más tantos proporcionales a la cantidad de días de búsqueda. Alguien me podrá decir que, en definitiva, si esa producción no sale por La Paloma sale por otro lado; el puesto de trabajo se genera igual. Pero en este caso se genera vinculado con este proyecto.

¿Queda ahí la visión que tengo? No, porque 150 camiones representan toda la dinámica productiva. Estoy hablando nada más que de la unidad camión, no de la unidad mantenimiento, de la unidad proveedores, de la unidad armado de buques, de la unidad seguros, de la unidad agencia marítima, de la unidad procesadora, de la unidad comercializadora ni de ninguna de todas las unidades periféricas que surgen a partir del momento en que hay un puerto. Cuando vemos eso es que empezamos a considerar el tema de que a pesar de que el puerto de Montevideo tiene 1.500 personas trabajando, hay 40.000 que viven de él. Esa significación es la fundamental. Yo creo -ya lo dije hace unos instantes- que los chilenos tienen el "know how" forestal y saben que en Chile hay varias de esas cintas. Inclusive, creo que alguna de esas empresas vinculadas a ellos explota algunas de esas cintas. Conocen ese tema y es el que les preocupa. Pero esa facilidad sirve para mover otros productos.

Cuando Corporación Navíos puso la cinta, era para mover manganeso de Bolivia, y hoy mueve soja. Entonces, si tuviera que hacer una proyección de futuro de esa cinta, diría que hoy encuentra su piso de fundamentación en el chip, pero seguramente va a encontrar su mejor mercado en el mediano y corto plazo en los granos. ¿Dónde voy a poder cobrar mejor? ¿Voy a poder cobrar mejor por mi servicio de carga sobre un producto que vale US$ 30 la tonelada en materia prima bruta o lo voy a poder cobrar mejor con una soja que vale US$ 300 la tonelada? Voy a poder cobrar mucho mejor mi servicio portuario sobre los US$ 300. Por lo tanto, lo que seguramente va a aparecer es un flujo que no genera ningún tipo de impacto ambiental, de pequeños barcos viniendo de la zona del Paraná, abasteciendo a la terminal, cargando en la terminal los silos de grano para salir hacia los mercados de Oriente con los barcos con 12 metros de calado totalmente cargados. Entonces, además de estar prestando servicios a nuestra producción nacional, pensemos que estamos hablando de 1.000 o de 1.100 toneladas/hora y de que un barco carga alrededor de 50.000 toneladas. O sea que va a cargar 50 horas y creo que por año están previstos 14 barcos. Por lo tanto, tal vez son 14 instancias de 40 ó 50 horas que voy a estar usando para los chips.

Esa es la fundamentación y creo que está bien que lo hayan hecho de esa forma, porque ese es el mercado que ellos saben que pueden controlar, sobre el cual pueden hacer sus números. Ahora, resulta que puede aparecer ese otro mercado, que ya está, que no es algo que va a nacer, sino que está consolidado, porque este año salen alrededor de 100:000.000 de toneladas de la región hacia el mundo, y eso lo pueden encontrar en La Paloma, en el puerto de completamiento de cargas, porque en San Martín, en San Lorenzo o en Nueva Palmira lo que pueden cargar son 32 pies de calado -y eso son 9 ó 10 metros-; la diferencia es que allá pueden cargar 2 metros más y, al hacerlo, el barco se completa. En esta situación en que los fletes han subido tanto, es en la que, precisamente, se encuentra la racionalidad del flete para los destinos que están más allá.

Por lo tanto, no solo con este proyecto de terminal granelera estamos dando una salida a la producción nacional, sino que además estamos vendiendo servicios de transbordo y de tránsito a las cargas de la región que se van a los destinos. Entonces, vamos a ver que en lugar de tener los camiones que nos abruman tanto en la Ruta Nº 15, lo que vamos a tener son barcos chicos, que vienen desde los distintos puertos de Barranqueras, de Campanas o desde los distintos lugares en Argentina o en Uruguay, como por ejemplo Fray Bentos o eventualmente Paysandú, es decir, puertos que vienen a alimentar ese punto en donde se completan los barcos grandes. Esos barcos grandes se pueden venir a completar aquí. Esa es una operación que hoy ya se hace y se hizo durante muchísimos años. Por eso digo que el momento es ahora. En este momento, después de haber tenido una depresión de los fletes marítimos en el mundo en la década del ochenta y del noventa, hoy resulta que la situación se invirtió radicalmente y pasó a duplicar los valores del flete. Hoy no hay barcos. ¿Qué barcos no hay? Los que llegan a esos mercados. ¿Dónde están esos mercados? Del otro lado del mundo, porque Europa y Estados Unidos están del otro lado del mundo con respecto a China, están del otro lado del mundo con respecto a la India y, entonces, en esos nuevos mercados que se abren en donde, además, les gusta comer soja porque forma parte de su dieta básica, resulta que ahí hay una gran economía en ese flete.

¿Qué es lo que va a pasar en La Paloma? ¿Cuál es el trabajo que se va a generar? No es el que tal vez uno está viendo en forma directa. Se va a generar toda esa miríada de trabajo que hay hoy en día en Montevideo, que son los aseguradores, los proveedores, el sistema financiero -que tiene que abrir cartas de crédito-, las agencias marítimas, los operadores de mercadería, los servicios a los buques, el recambio de tripulaciones y todo lo que significa eso desde el punto de vista de otro turismo. El turismo de recambio de tripulaciones es importantísimo y, si no, vean cómo funciona y qué sucede en la pesca. Resulta que ahí es donde está la parte significativa del trabajo, no en las personas que identificamos como que trabajan en la supervisión del puerto, ni siquiera en las 70 que trabajan en la planta, que no por ser 70 son menos importantes. Lo significativo está en esa potencialidad.

Piensen que estamos hablando de 500 ó 600 horas por año que son las que se justifican con el chip. Ahora, ¿cuántas horas por año tenemos? Tenemos 7.000. Descontemos de esta cifra un 20% o un 30% que no sean operativas porque las condiciones climáticas no lo permitan, en virtud de que hay olas de más de 3 metros. Descontemos eso y veremos que, de todos modos, tenemos un margen enorme de posibilidades.

Ese puerto podrá pasar a mover 3:000.000 ó 4:000.000 de toneladas -pienso que lo hará-; moverá más de 1:000.000 de toneladas de chips, pero también 2:000.000 ó 3:000.000 de toneladas de esas otras cosas que no llegarán por carretera sino en barcos chicos para irse en barcos grandes, sin impacto ambiental alguno. Ese puerto podrá mover 4:000.000 de toneladas, tal vez pronto, si las tasas de interés siguen bajas y favorecen la inversión; esa es otra de las razones coyunturales por las cuales no hay que perder la oportunidad actual de llevar adelante este emprendimiento.

Si fuera posible instalar el otro puerto, el de aguas protegidas, también habría que llevarlo adelante. ¿Por qué? Porque esta es la coyuntura que podrá permitirnos volver a estar parados donde el país tiene que estar parado, donde tiene vocación de estar parado, sacando provecho de su ventaja natural y de la venta de sus servicios. El turismo es servicio, pero también esto lo es. En definitiva, toda la operación que se hace en Nueva Palmira transfiriendo granos de un barco chico a un barco grande es prestación de servicios, y eso vale dinero, mucho dinero. ¡Vayan a Nueva Palmira! ¡Vean lo que hay en Nueva Palmira!

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Amorín Batlle)

——¿Y qué tal si resulta que, además -como está sucediendo ya en Nueva Palmira-, no solo hay que transferir los granos? Hasta ahora llegaban los granos, los bajábamos, los ensilábamos y los devolvíamos al barco, pero en este último proyecto no se plantea solo la transferencia, sino, además, la instalación de una fábrica para transformar el grano en aceite de soja. Entonces, ¿por qué no podemos pensar en ese lugar, que es la boca del sistema del Río de la Plata? Hay que mirar el mapa: es la boca del sistema del Río de la Plata. ¿Por qué no podemos pensar en tener en ese lugar una industrialización que, en definitiva, lo que genera es un producto líquido que puede ser bombeado por una cañería que va colgada de la cinta transportadora y entregado en la bodega del barco? Entonces, ya estamos hablando de otra instancia adicional, no ya del chip ni del transbordo de granos; empezamos a hablar del procesamiento del producto. Y no les quepa la menor duda de que con 4:000.000 de toneladas y con esa ventaja geográfica extraordinaria, vendrá a radicarse allí el otro puerto, el de aguas protegidas, para mover no solo estas cargas sino otras: contenedores, carga general y, probablemente, otros graneles.

Estamos hablando de que es el lugar en el que tenemos esa llave, pero la puerta la podemos dejar abierta o cerrada.

Para mí, este es un momento muy particular; no sé si no está naciendo ahora mi primera nieta, Sofía. Yo por Sofía trabajo; por Sofía sueño el futuro; por Sofía quiero un país mejor y que marche.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Tiene la palabra el señor Diputado Carminatti.

SEÑOR CARMINATTI.- Señor Presidente: sé que tengo solo cinco minutos y todos estarán contentos de que sea así porque hace mucho que estamos hablando del tema, pero quería hacer algunas apreciaciones que me parecen importantes.

Es muy interesante lo que han dicho todos. Estoy de acuerdo con el señor Ministro en muchísimas cosas.

A los amigos de Rocha -son muchos los que tengo aquí- les digo que no se preocupen por ese futuro que piensan que puede ser tenebroso por la contaminación. En mi zona, en Fray Bentos, está ocurriendo algo parecido. Hay una planta de celulosa que invertirá US$ 500:000.000 y el otro día se aprobó un convenio entre Finlandia y Uruguay que abre la posibilidad de instalar otra planta de celulosa que invertirá US$ 1.000:000.000. Esto significa que habrá un desarrollo brutal de la zona. Habrá una cantidad de gente trabajando para construir las plantas; hablamos de 2.000 ó 2.500 personas que trabajarán durante uno o dos años. Además, habrá 320 personas -la mayoría uruguayas, otras extranjeras- que serán capacitadas técnicamente por la empresa para hacer posible el desarrollo de esa tarea.

Tengo poco tiempo, pero quiero trasmitir alguna idea. Es muy cierto lo que decía el señor Ministro en cuanto a que es importante saber que a la primera empresa de la que hablaba, M'Bopicuá, llegará un camión cada cinco minutos. Hay que considerar lo que ello significa: el costo del camión; el precio del combustible, de las cubiertas y de los repuestos; la comida del conductor, su sueldo, los aportes por concepto de beneficios sociales, etcétera. Todo eso va a ser brutal, increíble; no puedo imaginar cuánto van a mover esos camiones en toneladas de materiales, cuántos barcos van a ir, cómo van a funcionar los servicios, los hoteles, los comedores, etcétera. Todos los lugares van a moverse.

Yo también tengo miedo de la contaminación en la zona, porque esta es una actividad muy contaminante, pero tengo la experiencia de que la planta chipeadora que hay allá no hace más que ruido y larga un polvillo. Pero va a ser mucho más contaminante la actividad que se va a desarrollar en nuestra zona que en la de ustedes, así que los amigos de Rocha no tienen que temer.

Además, el desarrollo del país está basado en la inversión de los extranjeros que puedan venir a meter millones de dólares sin abusar de nosotros, pagando buenos sueldos. Eso nos permitirá exportar y hacer lo que quería Artigas y lo que queremos todos. Como decía el señor Ministro, Uruguay nació alrededor de un puerto y alrededor de una vaca. Entonces, ¿vamos a seguir por ese camino? Sí, vamos a seguir por ese camino.

Vamos a trabajar para producir una evolución; nadie en el país puede invertir cantidades importantes para lograr una reactivación excelente.

Por otra parte, si será importante el futuro en este tipo de cosas que, hace poco, gente de la Unión Europea habló conmigo, como Diputado, y con el Intendente de Río Negro, para ofrecernos un crédito. ¿A qué efectos? A efectos de que todo el excedente de la planta de celulosa se utilizara para la fabricación de parqué flotante y otros productos relacionados con la industria maderera. La idea es que lo que sobraba de la madera pudiera ser industrializado; para eso nos iban a dar crédito. Y hablo de € 9:000.000 de crédito para que alrededor de las plantas de celulosa se establezcan industrias complementarias.

En esta zona de la que hablamos hoy pasará lo mismo; como decía el señor Ministro, están haciendo aceite de soja y, seguramente, se producirán otros fenómenos que he palpado en otros lugares. Donde se instala una industria de este porte hay comunicaciones, vías, carreteras, líneas telefónicas, de todo. Por ese llamador que es la industria base vendrán otras aledañas que harán que el país se desarrolle magníficamente.

Yo tengo fe. No tengan miedo, que haremos las valoraciones correspondientes y los estudios adecuados. Creo que esta inversión, además de tener futuro para Rocha -que tiene tanto campo sin árboles-, promoverá la forestación, lo que tal vez haga más efectiva la instalación de ese puerto. Inclusive, estoy seguro de que el puerto de aguas profundas también vendrá por ese llamador que a este nivel es la cinta transportadora.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Amorín Batlle).- Han llegado a la Mesa tres mociones, a las que se dará lectura por su orden. Se entiende que la primera y la tercera son excluyentes; de ser aprobada la primera moción, la tercera no será sometida a votación.

Dese cuenta de la primera moción, presentada por las señoras Diputadas Barreiro y Payssé y los señores Diputados Bayardi, Ponce de León, Ibarra, Pérez, Guarino, Barrios, Agazzi, Pandolfo y Trigo.

(Se lee:)

"La Cámara de Representantes resuelve: Exhortar al Poder Ejecutivo a que deje sin efecto la locación en La Paloma del proyecto de Terminal Granelera y realice un nuevo llamado en el que se establezca otra ubicación en la costa de Rocha, procurando minimizar los impactos negativos sobre la actividad turística y el ambiente, así como favorecer la competencia entre oferentes".

——Dese cuenta de la segunda moción, presentada por el señor Diputado González Álvarez.

(Se lee:)

"Mocionamos para que la Cámara de Representantes considere que no se debe continuar con procesos de concesión o transferencia a la órbita privada de los restantes puertos, habida cuenta de la cercanía del final del actual período de Gobierno".

——Dese cuenta de la tercera moción, presentada por las señoras Diputadas Puñales Brun, Bueno, Saravia Olmos y Cabrera y los señores Diputados Ronald Pais, Osta, Molinelli, Rodríguez Altez, Testoni, Gustavo Silveira, De Pazos, Carminatti, Amaro Cedrés, Bagalciague, Caballero y Restano.

(Se lee:)

"En virtud de las explicaciones dadas por el señor Ministro de Transporte y Obras Públicas, así como las interrogantes surgidas en Sala, mocionamos para que se suspenda el tratamiento del tema hasta que los organismos legalmente competentes realicen y aprueben el estudio previo del impacto ambiental que podría causar la instalación de una cinta granelera en la zona de La Paloma y/u otras alternativas de ubicación de la misma".

——Se va a votar la moción a la que se dio lectura en primer lugar, presentada por los señores Diputados integrantes del Encuentro Progresista-Frente Amplio.

(Se vota)

——Treinta y ocho en sesenta y seis: AFIRMATIVA.

Se va a votar la moción leída en segundo término, presentada por el señor Diputado González Álvarez.

(Se vota)

——Treinta y siete en sesenta y seis: AFIRMATIVA.

No se va a someter a votación la moción leída en tercer lugar por entenderse que es excluyente de la primera.

Habiéndose agotado el orden del día, se levanta la sesión.

(Es la hora 22 y 4)

 

Dr. JOSÉ AMORÍN BATLLE

PRESIDENTE

 

Dr. José Pedro Montero

Prosecretario
Dra. Margarita Reyes Galván

Secretaria Relatora

 

Mario Tolosa

Director del Cuerpo de Taquígrafos

 

 

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.