Retorno a página principal

N° 3159 - 15 DE OCTUBRE DE 2003

REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CÁMARA DE REPRESENTANTES

CUARTO PERÍODO ORDINARIO DE LA XLV LEGISLATURA

57ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

PRESIDE EL SEÑOR REPRESENTANTE JORGE CHÁPPER Presidente

ACTÚAN EN SECRETARÍA EL TITULAR DOCTOR HORACIO D. CATALURDA Y
LOS PROSECRETARIOS DOCTOR JOSÉ PEDRO MONTERO Y SEÑOR ENRIQUE SENCIÓN CORBO

 

 

Texto de la citación

 

Montevideo, 14 de octubre de 2003.

 

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES se reunirá, en sesión extraordinaria, mañana miércoles 15, a la hora 15, con el fin tomar conocimiento de los asuntos entrados y considerar el siguiente

- ORDEN DEL DÍA -

 

Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de Suecia, señora Anna Lindh. (Homenaje con motivo de su fallecimiento).

 

HORACIO D. CATALURDA     MARGARITA REYES GALVÁN

S e c r e t a r i o s

 

S U M A R I O

1.- Asistencias y ausencias

2.- Asuntos entrados

3.- Proyectos presentados

VARIAS

5.- Comisión de Salud Pública y Asistencia Social. (Autorización para reunirse simultáneamente con la Cámara)

ORDEN DEL DÍA

4 y 6.- Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de Suecia, señora Anna Lindh. (Homenaje con motivo de su fallecimiento).

— Manifestaciones de varios señores Representantes.

— Se resuelve enviar la versión taquigráfica de lo expresado en Sala a la Embajada del Reino de Suecia y que la Cámara realice un minuto de silencio en homenaje a la señora Anna Lindh

1.-     Asistencias y ausencias.

Asisten los señores Representantes: Washington Abdala, Guillermo Álvarez, Mario Amestoy, Fernando Araújo, Beatriz Argimón, Roberto Arrarte Fernández, Roque E. Arregui, Jorge Barrera, Edgar Bellomo, Juan José Bentancor, Nahum Bergstein, Ricardo Berois Quinteros, José L. Blasina, Gustavo Borsari Brenna, Nelson Bosch, Nora Castro, Ricardo Castromán Rodríguez, Roberto Conde, Jorge Chápper, Silvana Charlone, Eduardo Chiesa Bordahandy, Guillermo Chifflet, Sebastián Da Silva, Mario de Pazos, Ruben H. Díaz, Daniel Díaz Maynard, Juan Domínguez, Asdrúbal Fernández, Alejo Fernández Chaves, Schubert Gambetta, Carlos González Álvarez, Gonzalo Graña, Gustavo Guarino, Raymundo Guynot de Boismenú, Miguel Guzmán, Tabaré Hackenbruch Legnani, Arturo Heber Füllgraff, María Iriarte, Luis Alberto Lacalle Pou, Félix Laviña, Luis M. Leglise, Guido Machado, José Carlos Mahía, Felipe Michelini, Pablo Mieres, Ricardo Molinelli, Jorge Orrico, Francisco Ortiz, Gabriel Pais, Ronald Pais, Jorge Patrone, Daniel Payssé, Margarita Percovich, Darío Pérez, Enrique Pérez Morad, Enrique Pintado, Carlos Pita, Iván Posada, Yeanneth Puñales Brun, Glenda Rondán, Julio Luis Sanguinetti, Diana Saravia Olmos, Leonel Heber Sellanes, Pedro Señorale, Julio C. Silveira, Lucía Topolansky y Jaime M. Trobo.

Con licencia: Ernesto Agazzi, Álvaro Alonso, Juan Justo Amaro Cedrés, Carlos Baráibar, Raquel Barreiro, Artigas A. Barrios, José Bayardi, Brum Canet, Julio Cardozo Ferreira, Ruben Carminatti, Ricardo Falero, Julio Lara, Ramón Legnani, Óscar Magurno, Ruben Obispo, Martín Ponce de León, Daisy Tourné y Walter Vener Carboni.

Faltan con aviso: Guzmán Acosta y Lara, Gustavo Amen Vaghetti, José Amorín Batlle, Raúl Argenzio, Daniel Bianchi, Wilson Ezquerra, Ramón Fonticiella, Luis José Gallo Imperiale, Daniel García Pintos, Orlando Gil Solares, Doreen Javier Ibarra, Juan Máspoli Bianchi, Artigas Melgarejo, José Homero Mello, Andrés Oribe, Gustavo Penadés, Alberto Perdomo, María Alejandra Rivero Saralegui, Víctor Rossi, Adolfo Pedro Sande, Alberto Scavarelli, Raúl Sendic, Gustavo Silveira, Enrique Soto, Wilmer Trivel, Stella Tucuna y Horacio Yanes.

Actúan en el Senado: Martha Montaner y Ambrosio Rodríguez.

2.-    Asuntos entrados.

"Pliego Nº 263

DE LA PRESIDENCIA DE LA ASAMBLEA GENERAL

La Presidencia de la Asamblea General remite copia autenticada del Decreto del Poder Ejecutivo por el que se deja sin efecto la declaración de prescindibilidad de un bien inmueble afectado actualmente a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones. C/105/000

-    A la Comisión de Presupuestos

INFORMES DE COMISIONES

La Comisión de Industria, Energía y Minería se expide sobre el proyecto de ley por el que se establecen normas para el control de la tributación de empresas que fabrican bebidas sin alcohol. C/2994/003

La Comisión de Legislación del Trabajo se expide sobre el proyecto de minuta de comunicación por el que se solicita al Poder Ejecutivo la extensión del seguro por desempleo por un lapso de ciento ochenta días, a los trabajadores de la empresa ALUR S.A. C/3342/003

La Comisión de Vivienda, Territorio y Medio Ambiente se expide sobre el proyecto de ley por el que se eleva a la categoría de centro poblado la localidad de Los Talas, ubicada en el kilómetro 202 de la Ruta Nacional Nº 13 "Bartolomé Hidalgo", en el departamento de Maldonado, y se establece el día 9 de junio como la fecha de su fundación. C/2101/002

-    Se repartieron con fecha 14 de octubre

La Comisión de Salud Pública y Asistencia Social se expide sobre el proyecto de ley por el que se crea la Comisión Nacional de Bioética. C/50/000

La Comisión de Turismo se expide sobre el proyecto de ley por el que se declara de interés nacional la realización del evento "Maldonado: Fiesta del Mar" a llevarse a cabo en el mes de diciembre de cada año. C/3361/003

-    Se repartirán

COMUNICACIONES GENERALES

Varios señores ciudadanos remiten copia del acta del Primer Encuentro Nacional de Oficinas Municipales y Locales de Juventud, celebrado en la ciudad de Colonia, el día 2 de octubre de 2003. C/478/000

-    A la Comisión Especial de Deporte y Juventud

PEDIDOS DE INFORMES

El señor Representante Heber Sellanes solicita se cursen los siguientes pedidos de informes al Ministerio del Interior:

El señor Representante Daniel Díaz Maynard solicita se cursen los siguientes pedidos de informes al Ministerio de Educación y Cultura, con destino al Instituto Nacional del Menor:

-    Se cursaron con fecha 14 de octubre

La señora Representante María Alejandra Rivero Saralegui solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, sobre la entrega de títulos de propiedad de viviendas del SIAV a los beneficiarios que han realizado la totalidad del pago de las mismas. C/3446/003

El señor Representante Darío Pérez solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Educación y Cultura, y por su intermedio al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, para su remisión al Consejo de Educación Técnico Profesional, relacionado con la presunta eliminación del Ciclo Básico Tecnológico en el departamento de Maldonado. C/3447/003

-    Se cursan con fecha de hoy

PROYECTOS PRESENTADOS

Los señores Representantes José Luis Blasina, Julio Lara y Gustavo Silveira presentan, con su correspondiente exposición de motivos, un proyecto de minuta de comunicación por el que se solicita al Poder Ejecutivo la integración de una Comisión interinstitucional para instrumentar un régimen de seguridad social para los artistas profesionales. C/3448/003

-    A la Comisión de Seguridad Social".

3.-    Proyectos presentados.

"COMISIÓN INTERINSTITUCIONAL PARA INSTRUMENTAR UN RÉGIMEN DE SEGURIDAD SOCIAL PARA LOS ARTISTAS PROFESIONALES. (Se solicita al Poder Ejecutivo su integración).

MINUTA DE COMUNICACIÓN

La Cámara de Representantes aspira a que el Poder Ejecutivo integre una Comisión con representantes de los Ministerios de Educación y Cultura, Economía y Finanzas, Trabajo y Seguridad Social, del Banco de Previsión Social (BPS) a los cuales se agregará un representante de la Sociedad Uruguaya de Actores, la que tendrá como cometido estudiar y llevar a cabo la instrumentación de un régimen de seguridad social para los artistas profesionales.

Montevideo, 14 de octubre de 2003.

JULIO LARA, Representante por Canelones, JOSÉ L. BLASINA, Representante por Montevideo, GUSTAVO SILVEIRA, Representante por Cerro Largo.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Cámara de Representantes, en su sesión del día 17 de setiembre del año en curso, aprobó la remisión de una minuta de comunicación al Poder Ejecutivo para que brindara su iniciativa para el otorgamiento de un régimen de seguridad social para los artistas profesionales.

Esta nueva aspiración que se pone a consideración del Cuerpo, tiene su origen en la sesión llevada a cabo por la Comisión de Seguridad Social el 16 de setiembre del corriente año, a la que concurrió el señor Ministro de Educación y Cultura acompañado por sus asesores.

Tanto los representantes del Poder Ejecutivo como los integrantes de esa asesora coincidieron en la necesidad de la conformación de un grupo de trabajo que llevara adelante la concreción de un proyecto de ley que contemplara la situación de ese grupo de trabajadores.

En razón de lo antedicho es que estimamos la conveniencia de remitir el presente proyecto de minuta de comunicación al Poder Ejecutivo, por lo que aconsejamos la aprobación de la presente.

Montevideo, 14 de octubre de 2003.

JULIO LARA, Representante por Canelones, JOSÉ L. BLASINA, Representante por Montevideo, GUSTAVO SILVEIRA, Representante por Cerro Largo".

4.-    Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de Suecia, señora Anna Lindh. (Homenaje con motivo de su fallecimiento).

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Habiendo número, está abierta la sesión.

(Es la hora 15 y 25)

——La Cámara ha sido convocada para tributar homenaje a la Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de Suecia, señora Anna Lindh.

La Mesa quiere señalar que en el palco de la derecha se encuentran presentes el Embajador del Reino de Suecia, señor Martin Wilkens; el Cónsul Honorario del Reino de Suecia en el Uruguay, señor John Christian Schandy Van Rompaey, y el Embajador del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, señor John V. Everard. En la primera barra se encuentran el Director del Instituto Cultural Suecia-Uruguay, señor Jim Larsson; ciudadanos suecos y uruguayos, y miembros del Instituto Cultural Suecia-Uruguay.

Tiene la palabra el señor Diputado Conde.

SEÑOR CONDE.- Señor Presidente: es esta una ocasión por cierto conmovedora. Cuando hace poco más de un mes tuvimos que enfrentarnos a la pérdida de Anna Lindh, el clamor que recorrió el mundo hizo evidente la magnitud del dolor, el sentimiento de congoja y la conciencia de que no solo los socialistas y los socialdemócratas, sino todas las fuerzas democráticas del mundo habían perdido con ella a una portavoz y a una luchadora excepcional.

El Primer Ministro de Suecia, Göran Persson, dijo que estaban como sumidos en un sentimiento de irrealidad y que no alcanzaban a comprender, y aun cuando ya han pasado muchos días y los acontecimientos comienzan a decantar, todavía nos sentimos sumidos en ese sentimiento de irrealidad y no alcanzamos a comprender.

La Internacional Socialista ha calificado la muerte de Anna Lindh como una enorme pérdida. Así lo sentimos y así lo sobrellevaremos.

En el día de hoy, la Cámara de Diputados del Uruguay tiene la oportunidad de rendir este tributo oficial, por lo cual voy a señalar algunos rasgos biográficos de Anna Lindh, antes de compartir algunas reflexiones con el Cuerpo, con los señores Embajadores presentes, con el señor Cónsul, con los representantes del Instituto Cultural Suecia-Uruguay y con los ciudadanos suecos que nos acompañan.

Anna Lindh nació el 19 de junio de 1957 en Enskede. Estaba casada con Bo Holmberg y tenía dos hijos: Daniel y Filip. Finalizó sus estudios secundarios en 1976, y ya en 1977, en plena juventud, era miembro de uno de los Concejos Municipales de su región. También en 1977 fue designada Presidenta de la Asociación de Juventudes Socialdemócratas de Upsala, ciudad donde está situada la Universidad en la que se graduó en 1982 como Licenciada en Derecho.

En 1981 también fue Presidenta de la Confederación de Juventudes de Suecia. En 1982 ya era Diputada y miembro de la Comisión Permanente de Asuntos Fiscales del Parlamento. En 1984 fue Presidenta de la Asociación Nacional de Juventudes Socialdemócratas de Suecia. Ese fue un año trascendente para nosotros en lo que hace a la cercanía de Anna Lindh, por su visita a Uruguay, de la que después daremos noticia.

En 1986 fue Presidenta del Consejo de Bebidas Alcohólicas y Drogas; en 1987 fue Vicepresidenta de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas; en 1991, Presidenta del Comité Ejecutivo del Partido Socialdemócrata. Entre 1991 y 1994 también fue Concejal encargada del Departamento de Cultura y Recreación de la Municipalidad de Estocolmo y Presidenta del Teatro Municipal de Estocolmo. En 1992 fue Presidenta de la Comisión de Asuntos Interiores del Partido Socialista Europeo; en 1994 ya era Ministra de Medio Ambiente y en 1998, Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia.

Es un comentario casi unánime en los círculos políticos suecos y europeos que el asesinato de Anna Lindh representó una especie de interrupción de la línea sucesoria y que ella estaba llamada a convertirse no solo en una extraordinaria líder del Partido Socialdemócrata, sino también en Primera Ministra y Jefa de Gobierno de Suecia en los años venideros. Por lo tanto, la magnitud de la pérdida para el Reino de Suecia, para la socialdemocracia sueca y para el pueblo sueco es, como lo hemos dicho, enorme.

Si tuviéramos que hacer dos o tres reflexiones para dar una idea de la dimensión del pensamiento de Anna Lindh, podríamos mencionar su lucha por la modernización y el fortalecimiento de los organismos internacionales. Estaba trabajando activamente en proyectos de modernización de las Naciones Unidas. En una época en la que el mundo está librando una batalla extraordinaria para fortalecer la institucionalidad internacional, para compensar la expansión de los poderes fácticos transnacionales -el poder transnacional de hecho, impuesto por la vía de la expansión descontrolada e irracional del capital, del poder y de las armas-, necesita un contrapeso en la institucionalidad internacional normada y acordada entre los países. Este conflicto que vive hoy la humanidad, entre transnacionalidad de hecho y caótica e internacionalidad normada e institucionalizada, tuvo en Anna Lindh una intérprete lúcida y una trabajadora incansable para modernizar y fortalecer el sistema de Naciones Unidas con una visión universal, más allá de su firme y arraigado europeísmo.

En este perfil de trabajo tan fuerte que caracterizó su vida política en el campo internacional, Anna Lindh supo defender la concepción, que ya es histórica y reconocida en el Reino de Suecia, de considerar los derechos humanos como una piedra angular de la política exterior. Es este un enfoque que debemos mantener actualizado permanentemente, en un momento tan dramático de la humanidad.

Su defensa intransigente de la instauración efectiva y eficaz de una Corte Penal Internacional es otro de los rasgos de la vida política de Anna que debemos mencionar en este campo. Frente a la expansión de la globalización, ella solía decir que a los mercados sin límites hay que oponerles la compensación de un sistema de valores sin fronteras. Ella fue una de las más lúcidas intérpretes de este aforismo que ya es clásico en la Internacional Socialista: vivimos en una economía de mercado, pero no queremos ni debemos vivir en una sociedad de mercado. En este sentido, Anna Lindh fue una formidable constructora de una comunidad internacional de valores.

Al evocar su trayectoria es bueno, entonces, rescatar la idea de la necesidad de construir permanentemente y de fortalecer una comunidad internacional de valores, que es lo que nos va a permitir diferenciar la sociedad en que queremos vivir de una economía de mercado que transgreda los límites hasta alienar nuestra sociedad transformándola en una sociedad de mercado.

Quisiera señalar que, además, ella fue capaz de dar una perspectiva de género, como mujer política extraordinaria, a algunas cuestiones muy complejas, introduciendo inclusive un enfoque muy moderno de algunos temas en debate hoy en la comunidad internacional. Estuvo luchando incansablemente hasta sus últimos días para introducir una visión y una perspectiva de género en el tratamiento internacional de la política de prevención de conflictos, en las cuestiones que hacen al mantenimiento de la paz y a la reconstrucción de las sociedades devastadas por las guerras. Ella decía que luego de la devastación bélica, precisamente quienes más debían ser protegidos y reparados eran los niños y las mujeres, porque eran los que más habían sufrido las consecuencias de la devastación social que las guerras provocan, y que las mujeres debían tener un rol mucho más participativo y activo en las campañas, las políticas y las acciones de prevención de los conflictos, de mantenimiento de la paz y de reconstrucción de las sociedades en las etapas posbélicas.

Finalmente, para no seguir agregando reflexiones que con seguridad otros legisladores van a incorporar con sus intervenciones, quiero decir que esta es también una oportunidad propicia para reconocer en Anna Lindh la acción generosa, solidaria de la socialdemocracia y del pueblo sueco en general para con nosotros, los uruguayos. Muchas personas en el mundo han luchado y luchan todavía por estos principios esenciales, por estos objetivos profundamente humanos y trascendentes por los que luchó Anna Lindh. Pero cuando se lucha con la convicción, la energía, la pasión, la lucidez y el amor con que ella lo hizo, entonces la vida de ese luchador o, en su caso, de esa luchadora, se transforma en la encarnación de los más nobles ideales de la humanidad. Y así recordaremos nosotros a Anna Lindh.

Es un honor para mí, en mi honrosa condición de Secretario General del Partido Socialista del Uruguay, rendir en la tarde de hoy este homenaje.

5.-    Comisión de Salud Pública y Asistencia Social. (Autorización para reunirse simultáneamente con la Cámara).

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Dese cuenta de una moción de orden presentada por los señores Diputados Gallo Imperiale, Legnani, Gil Solares, Argenzio, Amen Vaghetti, Bianchi y Trivel.

(Se lee:)

"Mocionamos para que se autorice a la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social a reunirse durante la sesión de la Cámara".

——Se va a votar.

(Se vota)

——Treinta y cinco en treinta y siete: AFIRMATIVA.

6.-    Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de Suecia, señora Anna Lindh. (Homenaje con motivo de su fallecimiento).

Continuando con el asunto motivo de la convocatoria, tiene la palabra el señor Diputado Michelini.

SEÑOR MICHELINI.- Señor Presidente: la Cámara de Representantes ha tomado la sabia decisión de realizar este homenaje a Anna Lindh, brutalmente asesinada el 11 de setiembre próximo pasado. ¡Vaya fecha, señor Presidente, para los socialistas, los socialdemócratas y los socialistas democráticos, en que una de sus mejores mujeres cayó abatida de esta forma!

Anna Lindh era una mujer dinámica y brillante. Durante toda su trayectoria fue abanderada de la paz mundial, enemiga de la pena de muerte, defensora en toda la línea de la solidaridad y la cooperación con los países pobres y los pueblos oprimidos y excluidos. Fue una defensora del multilateralismo, que, en definitiva, recogía el legado político invalorable de Olof Palme y del trabajo político de la Juventud Socialdemócrata sueca, sensibilizada por las dictaduras militares del Cono Sur durante la década del ochenta, la batalla de los pueblos centroamericanos en esa misma época y la lucha de los pueblos africanos contra el apartheid.

Anna Lindh desarrolló una carrera sin comparación en la política sueca. Militante desde los trece años en la Juventud Socialdemócrata, ocupó los más destacados lugares de lucha y de responsabilidades, culminando en el año 1998 como Canciller del Reino de Suecia. Y existía la convicción, no por el designio de un partido, sino por los méritos inherentes a las características de Anna Lindh, de que el futuro le depararía aún más cargos y lugares de responsabilidad en su país y en el concierto internacional.

La compañera Anna se ocupó en su momento del caso Uruguay, como bien señalaba el señor Diputado Conde. Dirigió específicamente la campaña de solidaridad y denuncia contra la dictadura militar uruguaya, ayudando además en forma constante a aquellos compatriotas que sufrían la persecución y el exilio. Impulsó campañas internacionales de denuncia, de reclamo de democracia y de libertades para nuestro país, y apoyó y colaboró activamente con los compatriotas que en aquellos tiempos llegaban a Suecia como exiliados.

A su vez, tuvo un particular protagonismo en el reclamo por la libertad del General Seregni y, producida su liberación, vino a nuestro país con el objetivo de visitarle y traerle el mensaje de los jóvenes socialdemócratas. Su intervención fue decisiva, además, para concretar el retorno desde Suecia de niños hijos de compatriotas exiliados y posteriormente del resto del exilio. Sin duda, podemos sostener que en la figura de Anna Lindh se concreta y especifica el trabajo de solidaridad de Palme y del pueblo sueco.

Permítame, señor Presidente, una nota personal. Tuve el orgullo de tratar a Anna en dos o tres oportunidades y de sentir que, además de su trabajo orgánico en el Partido Socialdemócrata, tenía algo que muy pocos políticos pueden lograr, que es establecer en un instante un contacto que uno no olvide nunca más, pese a las diferencias de idioma, de cultura y de situación. Es esa luz de los políticos de raza. Yo digo, señor Presidente, que tal vez en Anna Lindh y en su trayectoria, aparte de esa luz, uno reconoce la consecuencia de haber mantenido las mismas banderas, de haber mantenido la misma lucha desde los cargos de juventud hasta los más altos niveles de responsabilidad de su país.

Vaya, pues, nuestro más profundo y sentido homenaje a esta mujer socialdemócrata, madre, amiga de Uruguay en su martirio, a esta sueca valiente. Vaya nuestro saludo, nuestro pésame a su esposo y a sus hijos, y desde este pequeño partido socialista democrático que es el Nuevo Espacio, en nombre de amigos uruguayos como Luis, Javier, Diego y los jóvenes, el sentido mensaje también a Lisa, a Robert, a Mónica, a Sonia y a Walter Lena, de que esa luz de Anna Lindh seguirá guiando nuestra lucha.

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Tiene la palabra la señora Diputada Topolansky.

SEÑORA TOPOLANSKY.- Señor Presidente: algunos uruguayos se preguntarán: ¿por qué un homenaje a Anna Lindh? Vamos a intentar responder esta pregunta. Antes que nada, lo hacemos por su carácter de internacionalista, en el sentido más profundo de este término, y esta afirmación la quiero fundamentar con sus propias palabras, con sus propios conceptos, con pequeños tramos de sus discursos.

Así, el 30 de enero de 2003, refiriéndose a la cuestión palestina, decía Anna Lindh: "No hay ganadores en esta situación...Temo por las futuras generaciones... ¿Cómo van estos jóvenes palestinos e israelíes a entender que la paz requiere compromiso, cuando han sido impulsados a la venganza, que la paz requiere tolerancia, cuando se les ha enseñado a odiar, que la paz requiere cooperación, cuando se les entrena para la batalla?". Y terminaba su exposición citando a Olof Palme: "No mucho antes de que muriera, él dijo que la política es simplemente el medio mediante el cual intentamos realizar nuestros sueños. Para muchos suecos, justicia social en casa y justicia internacional afuera son parte de la misma lucha".

Anna Lindh también decía el 4 de diciembre de 2001, en una conferencia sobre cooperación de la Unión Europea: "La discusión es acerca de solidaridad, pero también de un iluminado interés propio; en un mundo interdependiente globalizado, todos ganamos cuando la pobreza es reemplazada por el desarrollo, el proteccionismo por un comercio abierto y justo, la opresión e intimidación por democracia y derechos humanos".

Ya encargada de los asuntos internacionales, reflexionaba: "Las diferencias aumentan, la sobreexplotación amenaza la ecología mundial. La inestabilidad económica existente en grandes partes del mundo provoca olas de choque que afectan la economía de todo el mundo. Para prevenir los conflictos armados es necesario atacar los motivos subyacentes". Y señalaba: "La solidaridad debe ser una característica de nuestra sociedad sueca, igual como debe ser característica de nuestra política exterior". Finalizaba diciendo: "No creo que a Suecia se le hayan presentado nunca antes las posibilidades que tiene hoy de colaborar con otros países para contribuir a la paz, la libertad y la fe en el futuro. Al colaborar con otros países construimos nuestra seguridad conjunta y nuestro futuro común".

Estos conceptos -se podrían citar más, pero las limitaciones del tiempo no lo permiten- ilustran sobre lo dicho al principio acerca de lo que queremos resaltar: su carácter internacionalista.

También podríamos hablar de Anna Lindh en un sentido biográfico, pero ya lo ha hecho el compañero Diputado Conde, por lo que nos vamos a eximir de esas puntualizaciones. Simplemente vamos a decir que fue una sucesión de compromisos que en 1998 la llevaron al Ministerio de Asuntos Exteriores, y por eso subrayábamos lo del internacionalismo, que además, entre otras cosas, fue el puente que la vinculó al Uruguay.

Su muerte violenta nos trae también a la memoria la del entrañable Olof Palme. El pensamiento político y el accionar de ambos trascendió las fronteras de Suecia. No sé si por ahí no está la clave de estas pérdidas irreparables. Estas dos figuras de la política sueca tienen un enorme paralelismo y resalta en ellas la solidaridad sin fronteras y con hechos.

Por eso, señor Presidente, en esta sesión solemne de la Cámara de Representantes, en la persona de Anna Lindh queremos homenajear también, además de la mujer política, a la militante, a la internacionalista, a otros ciudadanos suecos que fueron importantes en la vida de nuestro pueblo, y reconocer y saldar así una deuda que tenemos desde los años de la dictadura militar con el pueblo sueco, porque tenemos memoria. Habrá que empezar a escribir esta página aún en blanco de nuestra historia reciente que involucra la peripecia de nuestros compatriotas exiliados, fraternalmente acogidos en el mundo. Conocemos estos hechos en forma limitada; todavía no ha habido una recopilación histórica. Por eso quizás omitamos cosas que debiéramos nombrar, pues sabemos que pasaron muchas más de las que podemos mencionar.

También por eso en esta sesión queremos traer a Sala la figura de Harald Edelstam, Embajador sueco en Chile cuando el golpe de Estado, en 1973. En el libro testimonial "Chile roto", escrito por Eleuterio Fernández Huidobro y Graciela Jorge, entre un sinfín de anécdotas de actitudes que salvaron la vida a centenares y centenares de uruguayos, mencionaremos brevemente las que creemos más simbólicas con relación a Edelstam, quien peleó por los uruguayos hasta físicamente. Por esos días, "Mirta Fernández estaba refugiada en la Embajada Cubana, que había quedado protegida por el pabellón sueco desde el día del golpe". Seguidamente se dice: "Por razones de salud debió ser hospitalizada. Los militares irrumpieron en el hospital, le arrancaron el suero y el tubo de transfusión para llevársela. Bajo sus órdenes el medico firmó el alta. En esos momentos llegó Edelstam y gente de la Embajada. Se tiró sobre Mirta y dijo: 'Esto es territorio sueco, no la pueden llevar'. El jerarca militar con un arma en la cabeza de Mirta, contestó: si no se apartan le pego un tiro. Se la llevan, es interrogada, torturada, pero el incansable Edelstam logra a los 10 días que la liberen y es expulsada hacia Suecia. Es en esos momentos que Edelstam es declarado persona no grata por el Gobierno de Pinochet".

En ese entonces, la Embajada de Suecia en Chile estaba llena de refugiados. Edelstam era una personalidad reconocida por su actuación contra los nazis en Noruega. En la resistencia le llamaban "Roda nejlikan"; no sé si lo pronuncio bien, pero quiere decir "clavel rojo". Un día trajo una lista de los uruguayos que estaban en el Estadio, preguntó si se los conocía y se jugó por sacarlos. Y, tras una larga negociación, dicen los testimonios: "Fuimos saliendo todos, nombre tras nombre. Uno por uno. Tilde tras tilde. Una por una... Fuimos el primer grupo de extranjeros que salió del Estadio Nacional de Santiago. Ya en el aeropuerto de Pudahuel secuestran a un compañero en la sala de espera. El sueco, alto, flaco, viejo, rompió el vidrio de la puerta a patadas y se tiró en palomita sobre el grupo que me tenía apretado. Se armó un lío. El sueco se abrazaba a mí y yo me abrazaba al sueco... Al fin se hizo una tregua y un pacto de caballeros... El avión de SAS esperaba en la pista... Ya en pleno vuelo sobrevolamos Montevideo, Río y horas después aterrizamos en Arlanda, Estocolmo, 3º bajo cero, recién entonces comprendí qué lejos nos había tirado la explosión del Cono Sur... Un cartel decía Bienvenidos, lo habían hecho las asistentes sociales que por orden del Gobierno Sueco nos estaban esperando".

Todo esto es una apretadísima síntesis. No obstante, no queremos dejar de traer a Sala a otro personaje importante, aquel otro Embajador sueco cuyo nombre no conocemos, pero cuya cara y palabras no olvidaremos más. En los años de la dictadura, estando presas en la cárcel de Punta Rieles, varios Embajadores consiguieron visitarla motivados por la cantidad de denuncias que en el mundo circulaban. En una mañana fría, a la celda 4 del sector A entró un señor alto, de cara rosada, que abriendo los brazos como para abarcarnos a las doce compañeras que allí estábamos, nos dijo: "Soy el Embajador sueco. Suecia está llena de uruguayos, de compañeros". La distancia entre este paisito de clima templado y aquellas heladas tierras se acortó infinitamente.

Con los años, el desexilio y el retorno a la democracia recogimos mil anécdotas de un pueblo generoso con el nuestro, y es en ese marco y en esa memoria que queremos contar hoy que Anna Lindh, hija de esa sociedad, viajó a Uruguay cuando fue liberado el General Seregni a traerle un saludo solidario en nombre de Olof Palme y de su Partido. Asimismo, ella participó activamente en la organización de aquel viaje en avión charter de niños uruguayos en el exilio, que como una avanzadilla que presagiaba tiempos mejores llegó aquí, en muchos casos a ver por primera vez su país, a conocer a sus familias y a visitar las cárceles. Era el principio del fin de la dictadura militar.

Esa solidaridad derramada sin condiciones por Anna Lindh, y en ella por todos los suecos que recibieron a nuestros compatriotas en momentos tan difíciles, es la que nos hace sentir tan hondamente su muerte. Queremos decir a su gente, a sus compañeros de partido, a su pueblo y a los aquí presentes que quien opta por el camino de los demás ya no se pertenece; que la solidaridad sin fronteras es un grado de entrega militante que coloca a algunas personas a escala mundial.

Finalmente, en ella, un saludo, un agradecimiento que debíamos a la solidaridad del pueblo sueco para con los exiliados uruguayos y latinoamericanos. ¡Sepan que guardamos memoria!

(Aplausos en la Sala y en la barra)

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Tiene la palabra la señora Diputada Argimón.

SEÑORA ARGIMÓN.- Señor Presidente: antes que nada, ¡qué lindo asistir a una sesión de homenaje en la que, rodeados de gente, en un lugar tan solemne, haya lugar a la emoción!

En nombre de mi Partido, el Partido Nacional, adherimos a este sentido homenaje a quien fuera una mujer política impresionante de su tiempo, comprometida con la realidad mundial, solidaria, tal como hacían notar quienes me antecedieron en el uso de la palabra. Agradezco a mis compañeros que me permitan hablar en esta instancia.

Antes de ingresar a Sala conversábamos con algunos compañeros acerca de cuánto debemos al pueblo sueco y cuán justo es que en una tarde como esta aprovechemos para alzar nuestra voz en este homenaje, en señal de agradecimiento. Porque ¡cuántas familias, en épocas difíciles de este país, supieron tener brazos abiertos en el Reino de Suecia! ¡Cuántos hijos de uruguayos crecen hoy en ese suelo! ¡Cuán importante es, como nación, que en actos como este nuestro pueblo oriental ratifique lo que han significado estas reiteradas muestras de solidaridad cuando en nuestro país se vivían instancias tan difíciles!

En lo personal, siempre me llamó la atención la figura de Anna Lindh, porque no es común que mujeres participen activamente y trasciendan en cargos políticos de importancia. En esta mujer vimos, desde temprana edad, una referente que avanzaba en las estructuras de su partido, porque -como se ha dicho- logró acceder a importantísimos cargos a nivel político, sin olvidar en su accionar la dimensión de género y la marcada propensión a la solidaridad, a las medidas tendientes a la paz y a esa mirada desde lo femenino.

Por eso, cuando seguíamos muy de cerca instancias políticas de su país, nos horrorizó la forma en que encontró la muerte. Era una mujer que tenía muchísimo para seguir dando, para aportar, y si había un rasgo que la destacaba era, precisamente, esa energía, ese compromiso, esa vitalidad en cada una de las instancias en que se la veía actuar.

Por eso, queremos hacer llegar nuestras condolencias a las autoridades del Reino de Suecia, pero especialmente al pueblo que la vio acceder a esos cargos, que la vio militar y, con toda esa energía, poner lo mejor de sí en todas las posiciones a las que tuvo acceso.

Después de pasado el impacto de la muerte de esa mujer referente de muchas mujeres políticas del mundo, uno siente que ese trabajo, esa labor que esta joven mujer desempeñaba no solamente en su país sino, precisamente, marcando esa solidaridad a nivel internacional, va a seguir presente, porque sin duda ella forjó en su trayectoria un estilo con el cual muchísimos nos identificamos y que tiene que ver con que si hay algo permanente en el accionar político es el estilo tendiente a estrechar la mano del hermano en los momentos difíciles.

Creo que la luz de esta militante, de esta mujer política va a seguir brillando y siendo referente no solamente en su país, sino también para quienes seguimos a estos referentes como señal en cada acto y en cada paso político, que tienen mucho que ver con nuestras propias vidas y nuestras propias historias.

En nombre del Partido Nacional adherimos a este justo homenaje y, en lo personal, decimos adiós a una mujer política que admiramos y que seguirá siendo nuestro referente.

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Tiene la palabra el señor Diputado Chifflet.

SEÑOR CHIFFLET.- Señor Presidente: como el 11 de setiembre del terror contra las Torres Gemelas o el 11 de setiembre del crimen contra el pueblo chileno, el 11 de setiembre de este año el mundo volvió a conmoverse con un nuevo crimen, esta vez con el asesinato de Anna Lindh, Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, a quien hoy desde el corazón homenajeamos todos los sectores democráticos del Uruguay.

En cuanto tuvimos la noticia del crimen nos comunicamos con Enrique Rodríguez Larreta, compatriota de tan caracterizada actuación contra la dictadura, denunciante de las torturas en Orletti, quien reside actualmente en Suecia. Aunque no apareciera el criminal -no se tenían noticias-, teníamos al respecto el ejemplo del asesinato de Olof Palme, y como en aquel crimen, podíamos saber o intuir quién lo había impulsado, tratando de investigar a quien o a quienes podía beneficiar.

Rodríguez Larreta nos contestó señalando que lo hacía de inmediato, pero de la manera más clara, concreta, objetiva y escueta posible. Y en la correspondencia que nos envía, expresa que "Anna Lindh, de 46 años, era una persona de una larga, proficua y destacada trayectoria política. Su madre fue maestra y su padre un hombre dedicado al arte. [...] Su esposo, con el que tuvo dos hijos", actualmente de "9 y 13 años, Bo Holmberg, ha ocupado y ocupa altos cargos provinciales en el Gobierno de su Partido.- Desde los 13 años, Anna Lindh estuvo vinculada a la política en su zona de origen, participando en la acción de la Socialdemocracia y alternando su militancia con los estudios, que la llevaron a graduarse de abogada.- A los 20 años fue electa para integrar la Comuna de Enköping, ciudad cercana al sur de Estocolmo. En 1982 ingresó al Parlamento y desde 1984 a 1990 fue Presidenta de la Juventud de su Partido. Desde 1991 hasta 1994 fue Miembro del Comité Ejecutivo de la Socialdemocracia y de 1994 a 1998 actuó como Ministra de Medio Ambiente. El 6 de octubre de 1998 Göran Persson, Primer Ministro, la llevó a ocupar el Ministerio de Relaciones Exteriores. Y en los últimos tiempos" -también se ha destacado por los señores Diputados que me precedieron en el uso de la palabra- "se perfilaba como uno de los principales candidatos al cargo de Primer Ministro.- Desde los comienzos de su actuación política junto a Olof Palme, participó activamente contra la guerra en Vietnam. Y en los últimos años, tuvo idéntica posición a favor de la paz criticando acerbamente la invasión a Irak sin el asentimiento de la Organización de Naciones Unidas. No miraba con simpatía a Bush ni a Sharon y tenía contacto con líderes palestinos".

Rodríguez Larreta nos informó, además, que no cree, en primera instancia, que pueda afirmarse que se trata de un crimen político. Esa era, precisamente, una de las interrogantes que nos interesaba despejar. Y quizá todavía haya que esperar el fin de las investigaciones, porque si de algo estamos convencidos es de que la derecha sabe matar, y hasta ejecutar por encima de fronteras. Basta recordar el asesinato de dos prestigiosos ex Presidentes de esta Cámara, Zelmar Michelini y Gutiérrez Ruiz, o las demás actuaciones en nuestras latitudes de la Operación Cóndor.

Anna Lindh -nos importa subrayarlo- fue y seguirá siendo figura excepcional de un partido con características especiales.

Dentro de las corrientes socialdemócratas, como es notorio, hay tendencias diversas, algunas inclusive bastante alejadas de sus orígenes teóricos. Hay partidos que han creído encontrar vías especiales que, a nuestro modo de valorar las cosas, poco tienen que ver con el cambio de sistema al que aspiran, sobre todo, organizaciones políticas y corrientes de trabajadores en todo el mundo.

Si tuviera que destacar una de esas características especiales del Partido Socialdemócrata sueco, subrayaría algo que hemos destacado ya en otras oportunidades: la solidaridad demostrada con los exiliados de nuestra América y, en particular, con los uruguayos.

La propia Anna Lindh no solo se interesó por los presos políticos y por la situación de nuestro país durante los años sombríos, sino que nos honró, en horas en que el país salía de las sombras, visitando -como también se ha señalado por los señores Diputados- al compañero General Líber Seregni, a nuestro Partido Socialista e interesándose por la apertura democrática.

Ese no fue un gesto aislado en el Partido de Anna Lindh. Se conoce cuál fue la línea política de Olof Palme sobre el Tercer Mundo y su militancia en las causas de la democracia y la paz.

Un antecesor de Anna Lindh en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Pierre Schori, escribió un libro -publicado en 1982- en el cual analiza, con excepcional lucidez, la realidad de varios países de nuestra América. En ese libro, que tengo aquí, en mi banca, denuncia las oligarquías, la acción de los imperios en las repúblicas bananeras, la dependencia extrema de las materias primas, "lo que ha hecho" -expresa textualmente- "que algunas repúblicas han pasado a ser víctimas fáciles de los precios en el mercado internacional". Además, analiza cómo "todo intento de cambiar radicalmente las estructuras económicas y las relaciones de propiedad se enfrenta a una violenta resistencia". Y agrega: "En aquellos casos en que los títeres nacionales no han sido capaces de reprimir las reivindicaciones populares por reformas, el nuevo poder colonial no ha vacilado en intervenir directamente. Lo vimos en Guatemala en 1954 y este año en El Salvador". Como dijimos, el texto fue escrito en 1982.

Con generosidad y verdad, Pierre Schori se internó en la historia de países hermanos de América Latina. En un pasaje de este libro, señala que los latinoamericanos habían escuchado hablar del legendario Sandino, pero él era solo un mártir entre todos los otros, una silueta en la larga y trágica lucha de liberación de América Latina. "En Europa," -escribe- "nuestro conocimiento e indiferencia eran aún mayores. Augusto César Sandino no es nombrado en nuestras enciclopedias. ¿Quién sabía, por ejemplo, que Sandino, pionero de la lucha guerrillera antiimperialista, fue el primero que mantuvo a raya al cuerpo de marines de Estados Unidos entre 1927 y 1933? ¿Quién sabía que el primer bombardeo de civiles tuvo lugar en el norte de Nicaragua contra la ciudad de Ocotal, diez años antes de Guernica?".

Además, escribe sobre los eslóganes y pretextos con los cuales se ha llevado a cabo la lucha contra los sectores progresistas en América. E informa que la expresión "peligro bolchevique" fue usada por voceros del imperialismo acusando de tal a la revolución mexicana, que comenzó diez años antes que la revolución rusa.

Anna Lindh, "una chica de Palme", como se la definía políticamente en Europa, pertenece pues a un partido que analiza los problemas con profundidad y cercanía hacia los pueblos enfrentados a los organizadores de la desigualdad, en aportes como los que hemos destacado.

Podríamos sumar testimonios, inclusive sobre aspectos de teoría socialista.

En 1983, por ejemplo, representantes de 111 partidos analizaron los aportes sociales de Carlos Marx. El vocero del Partido Socialdemócrata de Suecia, Hansson, dijo que "la búsqueda sin concesiones de la verdad y la ausencia de dogmatismo caracterizaron toda la actividad científica de Marx, que destacó, con frecuencia, que liberarse de todo dogmatismo es condición necesaria para poder ser útil a la clase obrera mediante la labor teórica".

Aporta pruebas, con textos de Marx, sobre sus análisis. Y destaca -con el fundador de la Internacional- que "la mejor forma de Estado es aquella en la cual las divergencias sociales no son borradas o maniatadas por la fuerza, es decir, de modo artificial o aparente. La mejor forma de Estado es aquella en la cual entran en libre lucha y por lo tanto en vías de solución".

En esta escuela se formó Anna Lindh, en un partido de cuyas figuras y actitudes solidarias podemos dar fe los latinoamericanos, en especial los partidos que hemos enfrentado con más decisión las tiranías, como surge hasta de la lista de muertos.

No resisto la necesidad de recordar -entre los ejemplos de solidaridad recibidos por nuestros pueblos- a otra figura a la que debemos un gran homenaje y que ha sido mencionada aquí, en su emocionado discurso, por la Diputada compañera Topolansky. Me refiero a Harold Edelstam, Embajador sueco en Chile, que, como consta en los textos que leyó la compañera Diputada Topolansky de "Chile, la memoria prohibida" -los tres tomos en los que se analizan los crímenes de Pinochet y su pandilla-, desde el primer minuto del golpe militar estuvo resolviendo casos y arriesgando su vida para salvar perseguidos hasta que fue expulsado de Chile por el tirano.

Las ideas de Anna Lindh la perfilaban ya como candidata a suceder al actual Primer Ministro Göran Persson. Aportó, a su país y al mundo, el ejemplo de su sencillez, de su estilo democrático, de su confianza en la gente, en su pueblo. En el momento de su asesinato concurría sin guardias, sin custodia, de compras a un comercio de Estocolmo. Ese estilo de actuar en política, así como sus definiciones por la paz, su acción desde muy joven -como hemos destacado todos los oradores aquí- por la vigencia de los derechos humanos, por la democracia y las libertades en todo el mundo, son hechos esenciales a subrayar en este homenaje.

A su partido, con cuya obra excepcional participó, a sus dos hijos, a su compañero, al pueblo sueco, al Embajador y a los representantes de Suecia aquí presentes, nuestra sincera solidaridad.

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Tiene la palabra el señor Diputado Mieres.

SEÑOR MIERES.- Señor Presidente: en nombre de la bancada del Partido Independiente, adherimos cálidamente a este homenaje a Anna Lindh, a quien por cierto no conocimos; pero, en lo personal, en la medida en que pertenecemos a una misma generación y nos tocó participar de numerosos encuentros de juventudes políticas a nivel internacional, puedo decir que siempre me impactó la impresionante cultura nórdica, el rol de liderazgo que la Socialdemocracia sueca y la Juventud Socialdemócrata sueca jugaban en su organización internacional, en la IUSY. Me refiero a esa cultura nórdica que comparte con los otros países de la región y que supone un legado enorme al mundo, un legado en materia social.

Hay que recordar que, de alguna forma, Suecia ha trasmitido al mundo el sentido de la construcción de una sociedad en donde la justicia social y la libertad simultáneamente juegan un rol de primera línea sin sacrificar ninguno de ambos valores en función del otro. Además, está sustentada en una ética profunda, personal, individual, tremendamente exigente y, al mismo tiempo, capaz de construir seres humanos sensibles, abiertos y, como decía el señor Diputado Michelini, fuertemente marcados por el compromiso con el mundo, por la solidaridad internacional. Las causas más importantes, más fuertes y a veces las más difíciles de defensa de los derechos humanos en las distintas etapas de la vida de nuestro planeta siempre tuvieron en primera fila a los nórdicos y, en particular, a la Socialdemocracia sueca. Es el suyo un aporte de internacionalismo abierto y, al mismo tiempo, crítico, sin ningún tipo de sesgo, con la capacidad de marcar aquellos cuestionamientos a la democracia y a la vigencia de los derechos humanos donde sea, cualquiera fuese su tenor ideológico.

Es admirable el aporte de la cultura nórdica al mundo. Muchas veces, los uruguayos, que estamos casi en el otro extremo geográfico, sin embargo hemos tenido la suerte y las posibilidades de sintonizar y de conocer ese aporte, por un lado, por el contingente tan grande de exiliados uruguayos que vivieron y viven en aquellas tierras y, por otro, porque también la construcción del Uruguay y de su temprano "welfare state" -estado de bienestar- tuvo en Suecia y en el mundo nórdico una referencia indiscutible.

El homenaje a Anna Lindh lo es también a una sociedad que paga el precio de la libertad, de que sus líderes, sus principales figuras, sean seres comunes que participan de la vida cotidiana, sin ninguna distancia, con una sensación de cercanía al ciudadano común que, por supuesto, muchas veces sale cara, como pasó con Olof Palme hace unos años y hoy ha pasado con Anna Lindh. De todos modos, a pesar de esos perjuicios, la reivindicación de la libertad, de una sociedad abierta, en la que cada ciudadano tiene derecho a vivir y a participar sin ningún tipo de situaciones que señalen separaciones o distancias, es otro homenaje absolutamente insoslayable en el día de hoy. Es una sociedad que busca la justicia y que ama y defiende la libertad a cualquier precio, aun al precio de perder muchas veces a sus mejores hombres cuando esa libertad es atacada por la intolerancia y el autoritarismo; pero no se sacrifica la libertad frente a esas reacciones de intolerancia y de autoritarismo.

En la figura de Anna Lindh hay otro rasgo admirable de las sociedades nórdicas y, en particular, de Suecia, que es la igualdad de género. Estos países, y en especial Suecia, han sido por lejos los primeros en concretar en los hechos el logro efectivo de un tratamiento igualitario de género. La verdad es que me impactó mucho, hace ya casi veinte años, en esas reuniones a que hacía alusión, la presencia y hasta cierto punto el rol dominante de las dirigentes mujeres en los países de Europa nórdica y en particular de Suecia. Hablo de la necesidad de reivindicar un espacio de participación igual, sin perjuicio del género, que sin duda en la figura de Anna Lindh, y sobre todo en su proyección, en su perspectiva futura, lamentablemente truncada, marcaba nuevamente el lugar que los suecos dan a los seres humanos con independencia de su género.

En nombre del Partido Independiente nos sumamos a este cálido y emotivo homenaje que, por cierto, compartimos totalmente.

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Tiene la palabra el señor Diputado Barrera.

SEÑOR BARRERA.- Señor Presidente: el Partido Colorado hoy adhiere a este justo homenaje y reconocimiento que la Cámara está tributando a quien fuera abogada, defensora de los derechos humanos, dirigente política y una mujer solidaria.

No conocí personalmente a Anna Lindh, no solo por razones etarias, sino también de militancia política. Tampoco comparto su visión sobre algunos de los puntos con relación al Estado y la sociedad, a la economía y a muchos de los principios por los cuales Anna Lindh trabajó incansablemente. Es, entonces, desde mi visión liberal, desde una visión distinta a los ideales que ella defendió hasta la muerte, que nos sumamos a este homenaje. Y lo hacemos porque reconocemos que las personas no se dividen en buenas y malas, en justas o no justas por sus ideas políticas, filosóficas o económicas; las personas valen, son reconocidas y son dignas de honor en virtud de su lucha por los derechos humanos, de su talento y de su defensa de la dignidad de la persona, y no de su ideología y de su color político.

Cuando muere Anna Lindh, el diario "Abc" de España despedía a esta mujer como "La política con más talento del partido en el poder y 'reina del sí' al euro". El diario decía: "[...] tras su examen de abogado en la Universidad [...] fue notaria del Tribunal de esta capital. Miembro del Parlamento, tomó parte activa en el Consejo dedicado a las cuestiones fiscales. Fue líder de las Juventudes socialdemócratas [...] pero también se dedicó en su juventud a la Cultura y Deportes, aficiones que le facilitaron los cargos de presidenta del Teatro Nacional y delegada nacional de Deportes. Ministra de Medio Ambiente entre los años 1994 al 1998, Anna Lindh era desde octubre de 1998 responsable de la diplomacia sueca".

A su vez, decía: "Fue una gran impulsora del Tribunal Penal Internacional y enemiga feroz de la pena de muerte. Lindh hizo de la paz una bandera constante ('Toda guerra siempre es un fracaso') y defendió los derechos humanos y la equidad social como concepciones básicas de la humanidad. Gozaba del respeto de los suecos [...]".

Por lo tanto, nosotros, sin haberla conocido, sin haber tenido ese diálogo sobre el cual, con tanta humanidad, calor, cariño y gratitud personal la señora Diputada Topolansky y el señor Diputado Michelini nos ilustraron y nos enriquecieron en la sesión de hoy -al igual que lo hicieron sobre cómo era ella en el trato personal, situación que no tuvimos el placer de constatar personalmente-, adherimos a este homenaje. Sí sabemos lo que ha escrito y lo que ha hecho y, en ese sentido, decimos que esta abogada defensora del Estado de derecho, de la paz y de la solidaridad internacional, siempre estaba dispuesta -como se manifestara aquí- a tender un brazo solidario y fraterno a aquellos defensores de los derechos humanos que por causas políticas tenían que salir de sus países y vivir la pena del destierro.

Anna Lindh era defensora de los derechos humanos. Para ella, el hombre era principio y fin de todas las cosas y, por lo tanto, la dignidad humana estaba por encima de las instituciones y de las organizaciones intermedias. Era dirigente política, de servicio al bien común, que luchaba con honestidad por sus ideales, poniendo lo mejor de sí, de sus energías espirituales e interiores en pos del bien común.

Fue asesinada en un supermercado. Al igual que sucede en Uruguay, caminaba sin guardaespaldas -una larga tradición de los uruguayos-, aun ocupando un cargo tan importante para el Gobierno de su país, porque así entendía la democracia, así entendía el gobierno republicano: poder caminar libremente por las calles de su país sabiendo que el poder no es un fin en sí mismo, sino un medio, una herramienta para obtener fines de justicia social, de crecimiento económico y también de solidaridad internacional.

Por lo tanto, el Partido Colorado hoy adhiere a este justo homenaje. Lo hace en el entendido de que, más allá de las discrepancias que puedan haber existido -que gracias al pluralismo que reina en una sociedad democrática, existirán siempre-, hoy somos conscientes de que la defensa de la libertad, de la dignidad humana y de los derechos de los ciudadanos no conoce de distinciones ideológicas y sí conoce de puentes de fraternidad entre personas de buena voluntad.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Chápper).- Dese cuenta de una moción, presentada por las señoras Diputadas Percovich y Argimón y los señores Diputados Álvarez, Laviña, Michelini y Mieres.

(Se lee:)

"Mocionamos para que la versión taquigráfica de las palabras vertidas en este homenaje a la Ministra Anna Lindh sea enviada a la Embajada del Reino de Suecia y para que la Cámara le tribute un minuto de silencio".

——Se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y tres por la afirmativa: AFIRMATIVA. Unanimidad.

La Mesa invita a la Sala y a la barra a ponerse de pie y guardar un minuto de silencio.

(Así se procede)

——Se levanta la sesión.

(Es la hora 16 y 32)

 

 

 

 

JORGE   CHÁPPER

PRESIDENTE

 

Dr. José Pedro Montero

Prosecretario
Dr. Horacio D. Catalurda

Secretario Redactor
 

Mario Tolosa

Director del Cuerpo de Taquígrafos

 

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.