Retorno a página principal

N° 3028 - 22 DE MAYO DE 2002

REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CÁMARA DE REPRESENTANTES

TERCER PERÍODO ORDINARIO DE LA XLV LEGISLATURA

18ª SESIÓN EXTRAORDINARIA

PRESIDEN LOS SEÑORES REPRESENTANTES GUILLERMO ÁLVAREZ Presidente
Y DOCTOR DANIEL BIANCHI 1er. Vicepresidente

ACTUAN EN SECRETARÍA LOS TITULARES DOCTOR HORACIO D. CATALURDA Y DOCTORA MARGARITA REYES GALVÁN Y
LOS PROSECRETARIOS DOCTOR JOSÉ PEDRO MONTERO Y SEÑOR ENRIQUE SENCIÓN CORBO

 

Texto de la citación

 

Montevideo, 21 de mayo de 2002.

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES se reunirá, en sesión extraordinaria, a solicitud firmada por cincuenta señores Representantes, de acuerdo al literal B) del artículo 21 del Reglamento de la Cámara, mañana miércoles 22, a la hora 15, con el fin de tomar conocimiento de los asuntos entrados y considerar el siguiente

- ORDEN DEL DÍA -

Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja). (Carp. 2080/002). (Informado). Rep. 929 y Anexo I

 

HORACIO D. CATALURDA      MARGARITA REYES GALVÁN

S e c r e t a r i o s

S U M A R I O

.

1.- Asistencias y ausencias

2.- Texto de la solicitud de convocatoria

3.- Asuntos entrados

4 y 6.- Exposiciones escritas

5.- Inasistencias anteriores

CUESTIONES DE ORDEN

7, 13, 15, 17 y 23.- Integración de la Cámara

9 y 11.- Intermedio

7, 13, 15, 17 y 23- Licencias

19.- Prórroga del término de la sesión

18 y 21.- Sesión extraordinaria

25.- Urgencias

ORDEN DEL DÍA

8, 10, 12 14, 16, 20, 22 y 24.- Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

Antecedentes: Rep. Nº 929 y Anexo I, de mayo de 2002. Carp. Nº 2080 de 2002. Comisión de Hacienda.

— Aprobación. Se devuelve al Senado

— Texto del proyecto aprobado

26.- Colegio Militar de Aviación Teniente General Germán Busch. (Se autoriza la salida del país de una representación de la Fuerza Aérea Uruguaya para asistir a los actos conmemorativos de su cincuentenario).

Antecedentes: Rep. Nº 698, de mayo de 2002. Carp. Nº 2166 de 2002. Comisión de Defensa Nacional.

— Sanción. Se comunica al Poder Ejecutivo

— Texto del proyecto sancionado

1.- Asistencias y ausencias.

Asisten los señores Representantes: Washington Abdala, Guzmán Acosta y Lara, Ernesto Agazzi, Luis G. Aguilar (6), Guillermo Álvarez, Juan Justo Amaro, Gustavo Amen Vaghetti, José Amorín Batlle, Raúl Argenzio, Beatriz Argimón, Roberto Arrarte Fernández, Roque E. Arregui, Carlos Baráibar, Jorge Barrera, Artigas A. Barrios, José Bayardi, Edgar Bellomo, Juan José Bentancor, Nahum Bergstein (2), Ricardo Berois Quinteros, Daniel Bianchi, Gustavo Borsari Brenna, Nelson Bosch, Víctor Braccini, José Caballero, Julio Cardozo Ferreira, Ruben Carminatti, Nora Castro, Ricardo Castromán Rodríguez, Roberto Conde, Jorge Chápper, Eduardo Chiesa Bordahandy, Guillermo Chifflet, Sebastián Da Silva, Ruben H. Díaz, Daniel Díaz Maynard, Miguel Dicancro, Óscar Echevarría, Alejandro Falco, Ricardo Falero, Alejo Fernández Chaves, Ramón Fonticiella, Luis José Gallo Imperiale, Daniel García Pintos, Óscar Gómez (4), Carlos González Álvarez, Alexis Guynot de Boismenú (7), Tabaré Hackenbruch Legnani, Arturo Heber Füllgraff, María Iriarte, Luis Alberto Lacalle Pou, Félix Laviña, Ramón Legnani, Henry López (3), Guido Machado, Óscar Magurno, José Carlos Mahía, Artigas Melgarejo, José Homero Mello, Felipe Michelini, José M. Mieres, Pablo Mieres, Ricardo Molinelli, Eloísa Moreira, Jorge Orrico (1), Francisco Ortiz, Gabriel Pais, Ronald Pais, Jorge Pandolfo, Jorge Patrone (8), Gustavo Penadés, Daniel Peña, Margarita Percovich, Alberto Perdomo, Darío Pérez, Carlos Pita, Martín Ponce de León, Elena Ponte, Iván Posada, Domingo Ramos, María Alejandra Rivero Saralegui, Ambrosio Rodríguez, Hugo Rosete, Víctor Rossi, Adolfo Pedro Sande, Julio Luis Sanguinetti, Diana Saravia Olmos, Alberto Scavarelli, Leonel Heber Sellanes, Pedro Señorale, Jorge Silva Rotta, Gustavo Silveira, Julio C. Silveira, Walter Tirelli, Lucía Topolansky (5), Daisy Tourné, Wilmer Trivel, Fernando Vázquez, Walter Vener Carboni, Homero Viera, José Zapata y Jorge Zás Fernández.

Con licencia: Fernando Araújo, Raquel Barreiro, José L. Blasina, Brum Canet, Silvana Charlone, Juan Domínguez, Orlando Gil Solares, Gustavo Guarino, Doreen Javier Ibarra, Julio Lara, Juan Máspoli Bianchi, Martha Montaner, Ruben Obispo, Enrique Pintado, Yeanneth Puñales Brun, Glenda Rondán y Raúl Sendic.

Falta con aviso: Enrique Pérez Morad.

Observaciones:

(1) A la hora 15:38 comenzó licencia, siendo sustituido por el Sr. Jorge Zás Fernández.

(2) A la hora 19:04 comenzó licencia, siendo sustituido por el Sr. Miguel Dicancro.

(3) A la hora 23:25 cesó en su suplencia con motivo del reintegro del titular, Dr. Fernando Araújo.

(4) A la hora 23:53 cesó en su suplencia con motivo del reintegro del titular Sr. Doreen Javier Ibarra.

(5) A la hora 00:00 del día 23/05 comenzó licencia, siendo sustituida por el Sr. José Zapata.

(6) A la hora 00:00 del día 23/05 cesó, siendo sustituido por el suplente siguiente José M. Caballero.

(7) A la hora 00:00 del día 23/05 cesó en su suplencia con motivo del reintegro del titular Sra. Glenda Rondán.

(8) A la hora 00:00 del día 23/05 cesó en su suplencia con motivo del reintegro del titular Sr. Brum Canet.

2.- Texto de la solicitud de convocatoria.

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes.

PRESENTE

Los Representantes que suscriben solicitan, de conformidad con lo previsto por el literal B) del artículo 21 del Reglamento, se convoque a sesión extraordinaria a la Cámara de Representantes, para mañana miércoles 22, a la hora 15, con el fin de tomar conocimiento de los asuntos entrados y considerar el siguiente

- ORDEN DEL DÍA -

Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja). (Carp. 2080/002). (Informado). Rep. 929 y Anexo I

Washington Abdala, Guzmán Acosta y Lara, Juan Justo Amaro Cedrés, Gustavo Amen Vaghetti, José Amorín Batlle, Fernando Araújo, Raúl Argenzio, Beatriz Argimón, Jorge Barrera, Nahum Bergstein, Ricardo Berois Quinteros, Daniel Bianchi, Nelson Bosch, Ruben Carminatti, Jorge Chápper, Eduardo Chiesa Bordahandy, Sebastián Da Silva, Ruben H. Díaz, Alejandro Falco, Alejo Fernández Chaves, Daniel García Pintos, Carlos González Álvarez, Alexis Guynot de Boismenú, Tabaré Hackenbruch Legnani, Arturo Heber Füllgraff, Luis Alberto Lacalle Pou, Félix Laviña, Guido Machado, Óscar Magurno, José María Mieres, Ricardo Molinelli, Martha Montaner, Francisco Ortiz, Gabriel Pais, Ronald Pais, Gustavo Penadés, Alberto Perdomo, María Alejandra Rivero Saralegui, Ambrosio Rodríguez, Hugo Rosete, Adolfo Pedro Sande, Julio Luis Sanguinetti, Diana Saravia Olmos, Alberto Scavarelli, Pedro Señorale, Jorge Silva Rotta, Gustavo Silveira, Julio C. Silveira, Wilmer Trivel, Walter Vener Carboni".

3.-     Asuntos entrados.

"Pliego Nº 141

PROMULGACIÓN DE LEYES

El Poder Ejecutivo comunica que ha promulgado las siguientes leyes:

-     Archívense

DE LA PRESIDENCIA DE LA ASAMBLEA GENERAL

La Presidencia de la Asamblea General destina a la Cámara de Representantes los siguientes proyectos de ley, remitidos con su correspondiente mensaje por el Poder Ejecutivo:

-     A la Comisión de Asuntos Internacionales

La citada Presidencia remite copia autenticada de la resolución del Poder Ejecutivo, autorizando la transposición de créditos presupuestales entre proyectos de inversión de la Dirección Nacional de Vialidad del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. C/105/000

-     A la Comisión de Presupuestos

DE LA CÁMARA DE SENADORES

La Cámara de Senadores remite los siguientes proyectos de ley, aprobados por dicho Cuerpo:

-    A la Comisión de Asuntos Internacionales

-     A la Comisión de Presupuestos

-    A la Comisión de Hacienda

-   A la Comisión de Defensa Nacional

-    A la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración

La citada Cámara comunica que ha sancionado los siguientes proyectos de ley:

El referido Cuerpo comunica que, en sesión de 8 de mayo de 2002, resolvió aceptar las modificaciones introducidas por la Cámara de Representantes al proyecto de ley por el que se establece que para las prórrogas de los lanzamientos el Juez tomará en cuenta determinadas circunstancias. C/1284/001

La mencionada Cámara comunica que, en sesión de 8 de mayo de 2002, resolvió designar para integrar la Comisión Permanente para Tercer Período de la XLVa. Legislatura, como titulares, a los señores Senadores Walter Riesgo, Jorge Larrañaga, Marina Arismendi y José Mujica; y como suplentes respectivos, a los señores Senadores José Jorge de Boismenú, Luis Alberto Heber, José Korzeniak y Eleuterio Fernández Huidobro. C/715/000

-    Ténganse presente

INFORMES DE COMISIONES

La Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración se expide sobre el proyecto de ley por el que se modifica el numeral 2) del artículo 381 del Código General del Proceso, impidiendo el embargo de las prendas de uso personal del deudor y de su familia y los muebles y útiles contenidos en su casa habitación, por deudas derivadas de alquileres impagos de la misma. C/2062/002

La Comisión de Hacienda se expide, con informes en mayoría y en minoría, sobre el proyecto de ley por el que se gravan con el Impuesto al Valor Agregado las frutas, flores y hortalizas para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. C/2080/002

La Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca se expide sobre el proyecto de minuta de comunicación por el que se exhorta al Poder Ejecutivo a realizar una evaluación de los recursos pesqueros existentes en la zona de pesca exclusiva y en la zona de pesca común con la República Argentina. C/2017/002

-    Se repartieron con fecha 21 de mayo

COMUNICACIONES GENERALES

La Junta Departamental de Rivera remite nota sobre un planteamiento de familiares de funcionarios policiales presos en otros departamentos. C/326/000

-    A la Comisión de Derechos Humanos

La Junta Departamental de Durazno remite copia del texto de la exposición realizada por un señor Edil, relacionada con la presunta intervención del gobierno de los Estados Unidos de América en el proceso electoral uruguayo en el año 1971. C/11/000

-   A la Comisión de Asuntos Internacionales

La Junta Departamental de Paysandú remite nota acerca de la suspensión del cobro del monotributo a los feriantes del interior del país. C/20/000

-    A la Comisión de Hacienda

La Junta Departamental de Canelones remite copia del texto de la exposición realizada por un señor Edil, referente al presunto incumplimiento de la normativa laboral por parte de la empresa concesionaria del servicio de recolección de residuos en la ciudad de Pando. C/7/000

La Junta Departamental de Rivera remite copia del texto de la exposición realizada por una señora Edila, sobre las consecuencias sociales de la desocupación. C/7/000

-    A la Comisión de Legislación del Trabajo

La Junta Departamental de Rocha remite copia de la exposición realizada por un señor Edil, relacionada con su desvinculación del lema "Partido Nacional". C/4/000

-    A la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración

El Club Social Casupá remite nota por la que solicita la donación de un trofeo para el VIII Raid Federado "Entre Amigos", a realizarse los días 1º y 2 de junio de 2002. C/73/000

-     A la Comisión de Asuntos Internos

La Oficina Nacional del Servicio Civil contesta la exposición escrita presentada por el señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez, referente a la situación presupuestal de los becarios y pasantes en los organismos públicos. C/27/000

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto contesta el pedido de informes de la señora Representante María Alejandra Rivero Saralegui, sobre obras viales realizadas en la colonia lechera "Wilson Ferreira Aldunate", departamento de Cerro Largo. C/1964/002

-    A sus antecedentes

COMUNICACIONES DE LOS MINISTERIOS

El Ministerio de Salud Pública contesta los siguientes pedidos de informes:

El Ministerio de Deporte y Juventud contesta los siguientes asuntos:

El Ministerio del Interior contesta los siguientes asuntos:

El Ministerio de Defensa Nacional contesta la exposición escrita presentada por el señor Representante Guillermo Chifflet, referente a la situación de un ciudadano presuntamente detenido en dependencias militares durante el gobierno de facto. C/27/000

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas contesta el pedido de informes del señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez, sobre la celebración de contratos de arrendamiento de obra para el estudio denominado "Medio Ambiente Portuario y su Interacción con el Sistema Fluvio Marino del Río de la Plata", ejecutado por la Administración Nacional de Puertos. C/1980/002

El Ministerio de Educación y Cultura contesta los siguientes asuntos:

-    A sus antecedentes

PEDIDOS DE INFORMES

El señor Representante Ricardo Castromán Rodríguez solicita se curse un pedido de informes a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, con destino a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC), sobre la situación de las denominadas "radios comunitarias". C/2175/002

La señora Representante Mabel González solicita se cursen los siguientes pedidos de informes:

La señora Representante Mariella Demarco solicita se curse un pedido de informes al Ministerio del Interior, sobre la realización de operativos policiales callejeros en la ciudad de Durazno. C/2179/002

-     Se cursaron con fecha 16 de mayo

El señor Representante Guillermo Chifflet solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Salud Pública, relacionado con la omisión de algunas mutualistas en realizar operaciones oftalmológicas consistentes en la colocación de lentillas. C/2180/002

-    Se cursó con fecha 17 de mayo

La señora Representante Margarita Percovich solicita se cursen los siguientes pedidos de informes:

La señora Representante Lucía Topolansky solicita se curse un pedido de informes a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y a la Oficina Nacional del Servicio Civil, referente a la aplicación de un decreto del Poder Ejecutivo por el cual se prohibe la contratación de personal. C/2186/002

El señor Representante Carlos González Álvarez solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Economía y Finanzas, sobre la reducción del número de funcionarios públicos instrumentada a través del Comité Ejecutivo para la Reforma del Estado. C/2187/002

-    Se cursaron con fecha 20 de mayo

El señor Representante Gustavo Borsari Brenna solicita se curse un pedido de informes al Ministerio de Salud Pública, relacionado con la situación financiera del Fondo Nacional de Recursos. C/2188/002

-    Se cursó con fecha 21 de mayo".

4.-     Exposiciones escritas.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Está abierto el acto.

(Es la hora 15 y 30)

——Dese cuenta de las exposiciones escritas.

(Se lee:)

"El señor Representante Ramón Fonticiella solicita se cursen las siguientes exposiciones escritas:

El señor Representante Pedro Señorale Legnazzi solicita se curse una exposición escrita al Ministerio de Educación y Cultura, con destino al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, acerca de la posibilidad de brindar el servicio de comedores escolares los días sábados, domingos y feriados. C/27/000

El señor Representante Hugo Rosete solicita se curse una exposición escrita al Directorio del Partido Nacional y a los familiares del señor ex Representante Nacional por Salto, escribano Edison Zunini, referente al fallecimiento de dicho ciudadano. C/27/000

El señor Representante Walter Vener Carboni solicita se curse una exposición escrita a la Presidencia de la República; a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto; al Ministerio de Economía y Finanzas; al Directorio del Partido Nacional; a la Mesa Política del Frente Amplio; al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado; a la Junta Federal del Nuevo Espacio y a los señores Representantes del Nuevo Espacio Independiente, sobre la posibilidad de reunir a los economistas del gobierno y la oposición, con la finalidad de discutir caminos de salida para el país. C/27/000

Los señores Representantes Roque Arregui y Ricardo Castromán Rodríguez solicitan se curse una exposición escrita al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, relacionada con varias necesidades en materia vial del departamento de Soriano y zonas vecinas. C/27/000"

——Se votarán oportunamente.

5.-      Inasistencias anteriores.

Dese cuenta de las inasistencias anteriores.

(Se lee:)

"Inasistencias de Representantes a la sesión ordinaria realizada el 15 de mayo de 2002:

Con aviso: Sebastián Da Silva, Artigas Melgarejo y Ambrosio Rodríguez.

Sin aviso: Mabel González.

Inasistencias a las Comisiones.

Representantes que no concurrieron a las Comisiones citadas:

Miércoles 15 de mayo

CONSTITUCIÓN, CÓDIGOS, LEGISLACIÓN GENERAL Y ADMINISTRACIÓN

Con aviso: Jorge Barrera y Luis Alberto Lacalle Pou.

GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA

Con aviso: Ricardo Falero.

INDUSTRIA, ENERGÍA Y MINERÍA

Con aviso: Alberto Perdomo.

LEGISLACIÓN DEL TRABAJO

Con aviso: Guzmán Acosta y Lara y Roberto Arrarte Fernández.

TRANSPORTE, COMUNICACIONES Y OBRAS PÚBLICAS

Con aviso: Óscar Magurno.

VIVIENDA, TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Con aviso: Artigas Melgarejo, Raúl Sendic y Ruben Carminatti.

Lunes 20 de mayo

HACIENDA

Con aviso: Fernando Araújo Abimorad.

INDUSTRIA, ENERGÍA Y MINERÍA integrada con la ESPECIAL PARA EL ESTUDIO DE SOLUCIONES LEGISLATIVAS REFERENTES A LA LIBERTAD DE COMERCIO EN EL URUGUAY

Con aviso: Adolfo Pedro Sande, Alberto Perdomo, Iván Posada, José Homero Mello, Ricardo Molinelli y Sebastián Da Silva.

ESPECIAL CON FINES LEGISLATIVOS SOBRE LAS SITUACIONES DE POBREZA

Con aviso: Alberto Scavarelli y Pablo Mieres.

Martes 21 de mayo

VIVIENDA, TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE

Con aviso: Raúl Sendic y Ruben Carminatti.

ESPECIAL CON EL COMETIDO DE ESTUDIAR LOS RECURSOS PREVISTOS EN EL ARTÍCULO 303 DE LA CONSTITUCIÓN

Con aviso: Alejandro Falco y Fernando Araújo Abimorad.

ESPECIAL PARA EL ESTUDIO DE SOLUCIONES LEGISLATIVAS REFERENTES A LA EMIGRACIÓN EN EL URUGUAY

Con aviso: Beatriz Argimón y Martha Montaner.

Sin aviso: Héctor Gustavo Silveira Rodríguez".

6.-     Exposiciones escritas.

——Habiendo número, está abierta la sesión.

Se va a votar el trámite de las exposiciones escritas de que se dio cuenta.

(Se vota)

——Sesenta y cuatro en sesenta y seis: AFIRMATIVA.

(Texto de las exposiciones escritas:)

1) Exposición del señor Representante Ramón Fonticiella al Ministerio de Industria, Energía y Minería, con destino a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas, sobre la situación de los usuarios de villa Constitución, departamento de Salto.

"Montevideo, 15 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparado en las facultades que me confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicito que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Industria, Energía y Minería, con destino a la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE). La Junta Local de villa Constitución, del departamento de Salto, ha cursado a los Representantes Nacionales un petitorio claro y directo. Solicitan nuestra intervención para gestionar ante el Directorio de UTE una especial consideración para los pobladores de esa castigada villa. Piden que no se dispongan cortes en los servicios de energía eléctrica por falta de pago ni se apliquen multas y recargos en las facturas atrasadas. Sé que el pedido de los vecinos de villa Constitución no es de los más fáciles de tramitar y de acceder, y que UTE tiene especiales condiciones de pago para los atrasos. Me temo que esos planes no sean suficientes para situaciones tan graves. Conozco las dificultades vitales de mis coterráneos. Probablemente, sean similares a las de muchos usuarios del país, pero, en su caso, el dramático entorno en que viven, les ha sido impuesto. Los habitantes de la villa no son responsables de su pobreza, de su falta de empleo y de su desamparo. Hace más de 10 años villa Constitución era una localidad ejemplar: florecían las cooperativas y la solidaridad hacía desarrollar múltiples actividades comunitarias; había trabajo, deportes y actividades culturales en desarrollo. Había esperanzas. Decisiones políticas del Gobierno Central clausuraron el 'pulmón económico' de la zona al cerrar el ingenio de El Espinillar, y firmaron la sentencia de postración para miles de uruguayos y sus descendientes. Por lo expuesto me permito fundamentar que la situación de villa Constitución es diferente y, por tanto, diferentes pueden ser las acciones de socorro a sus habitantes. En esta instancia de verdadera emergencia nacional, la adopción de sencillas medidas que, por lo menos, colaboren en disminuir la angustia de la gente, es muy importante. Descuento que existe en el Directorio de UTE la mejor voluntad para encontrar alguna solución; no se reclama que ésta llegue a modo de donación que perjudique a terceros. Bien podría arribar por la vía de canjear servicios del ente por trabajo de la comunidad, en mantenimiento y mejoramiento de los bienes de UTE o de otros servicios del Estado. En casos de emergencia, la inventiva y la generosidad, pueden ser decisivas. Los pobladores agradecerán sus acciones positivas. Saludo al señor Presidente muy atentamente. RAMÓN FONTICIELLA, Representante por Salto".

2) Exposición del señor Representante Ramón Fonticiella al Ministerio de Salud Pública, relacionada con la posibilidad de incluir a las enfermeras rurales contratadas por las comisiones de apoyo de los hospitales públicos como atributarias de los beneficios sociales y beneficiarias del sistema de asistencia integral.

"Montevideo, 16 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparado en las facultades que me confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicito que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Salud Pública. En mi calidad de Representante Nacional he recibido una exposición de una señora Edila de la Junta Departamental de Salto que tiene directa relación con actividades en pro de la salud pública. La doctora Shirley Domínguez ha manifestado en aquella Corporación su preocupación por la situación de las enfermeras rurales que desarrollan trascendente gestión en el interior del departamento. Expresa la señora Edila y, doy fe de sus afirmaciones, que las enfermeras rurales se encargan del contacto directo con los pobladores, hacen la captación de los pacientes, realizan acciones de prevención, conducen los tratamientos de enfermería ordenados por los médicos en sus visitas periódicas y, agrego a título personal, son a veces los únicos referentes permanentes en cuanto a salud en extensas áreas. La señora Edila requiere que las autoridades tomen conocimiento de que esas trabajadoras de la salud tienen una precaria situación económica: son contratadas por la Comisión de Apoyo del Hospital Regional, ganan poco más de un salario mínimo, no tienen beneficios sociales, no gozan de licencia y aguinaldo, ni están amparadas a la cobertura de asistencia integral. Por lo expuesto y, considerando que se trata de pocas personas, me permito solicitar al señor Ministro que estudie la posibilidad de incluir en el sistema de asistencia integral y en la percepción de beneficios sociales, a las enfermeras rurales contratadas por las Comisiones de Apoyo de los Hospitales de Salud Pública. Se trata de agentes de salud imprescindibles para la atención de la población más desprotegida. Los pequeños poblados rurales, los caseríos y las viviendas casi perdidas en el interior profundo, en general, no tienen a mano otro recurso asistencial permanente. Procurar que las enfermeras rurales vean dignificada su situación personal y mejorada su calidad de vida será justiciero y estimulante para proseguir su acción. Saludo al señor Presidente muy atentamente. RAMÓN FONTICIELLA, Representante por Salto".

3) Exposición del señor Representante Pedro Señorale Legnazzi al Ministerio de Educación y Cultura, con destino al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, acerca de la posibilidad de brindar el servicio de comedores escolares los días sábados, domingos y feriados.

"Montevideo, 22 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Educación y Cultura, con destino al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). El Uruguay se ha caracterizado por ser uno de los países de América Latina que mejor distribuye la riqueza, y por atender los problemas sociales con un profundo sentido de equidad y justicia. Así se ha reconocido, en reiteradas oportunidades, por parte de diferentes organismos internacionales. Tal vez la más importante de las políticas sociales emprendidas por el país es la educación. El concepto vareliano de enseñanza gratuita, desarrollado y profundizado a lo largo de nuestra historia, es el mejor ejemplo de un arraigado sentimiento de solidaridad y justicia social. Desde la enseñanza inicial, pasando por la primaria, secundaria y hasta la terciaria, en sus diferentes manifestaciones, recibe a todos nuestros niños y jóvenes en forma igualitaria y gratuita. Las instituciones de la enseñanza pública también han sido el vehículo para la implementación de otros aspectos de las políticas sociales. En ese sentido, la enseñanza primaria, desde hace décadas, brinda, a través de sus comedores escolares, una alimentación básica, que consiste en almuerzo y merienda, a los niños de familias de menores recursos. En la actualidad, más de 170.000 niños reciben el servicio en todo el país, desde la capital y desde las ciudades del interior, hasta la más alejada escuela del medio rural. Recientemente, con la reforma educativa implementada, las Escuelas de Tiempo Completo ampliaron la atención integral a los niños de las familias más carenciadas del país. Este servicio de alimentación funciona durante el período escolar de lunes a viernes. Creemos que a todos, inmediatamente, nos surge la gran duda, la gran interrogante: qué pasa con la alimentación de niños los días sábados, domingos y feriados. Es más difícil la situación, cuando el tema lo analizamos enmarcado en las circunstancias coyunturales en que vive el Uruguay. Estamos seguros que en esos días, muchos de esos niños pasan dificultades alimentarias. Así lo recogimos en conversaciones con muchos padres que, con dificultades de trabajo, nos manifestaron de sus carencias para atender la alimentación de sus hijos, durante esos días. En muchos casos, la solución la da el mismo niño, ya sea practicando la mendicidad, por hurgar en los residuos domiciliarios o por realizar actividades diversas, a cambio de algunas monedas. Todo lo que resulta inapropiado e inconveniente para un niño. En el mismo sentido, hemos recogido testimonios de Directores y de Maestros de diferentes escuelas, receptores a diario de los dramáticos relatos de las peripecias que viven sus educandos. Fieles al tradicional y profundo sentimiento solidario de los uruguayos, entre todos debemos instrumentar algún mecanismo para que esos pequeños no sufran dificultades, y que puedan recibir durante todos los días una alimentación básica y adecuada. No debe ocurrir que los días de asueto y descanso de los niños, se conviertan en los de sus mayores penurias y angustias. Con ese espíritu, con ese sentimiento, nos permitimos solicitar a las autoridades que rigen nuestra enseñanza, la implementación de un mecanismo que permita el funcionamiento de los comedores escolares durante todos los días, incluyendo sábados, domingos y feriados. En principio, entendemos que la instrumentación debe comprender, como mínimo, a los meses más difíciles del invierno -junio, julio y agosto- y a las escuelas ubicadas en los lugares que se consideren con mayores dificultades económicas y sociales. Conscientes y respetuosos del legítimo derecho al descanso semanal, descontamos, dadas las circunstancias señaladas, que para ello se contará con el apoyo del personal docente y de servicio de las escuelas, con la participación de las respectivas Comisiones de Fomento y los propios padres de los niños, que deberían aportar su trabajo en las tareas de cocina, servido de la comida y limpieza. Conocemos también que los recursos económicos de la enseñanza pública son limitados pero, en definitiva, el tema será el de fijar las prioridades, y en ese sentido y sin lugar a dudas, en primer lugar, deberá estar la alimentación de los educandos. En lo personal, creemos que solo será necesario, de parte de las autoridades, determinar un pequeño refuerzo de los recursos destinados al funcionamiento de los comedores escolares. Con dichos recursos económicos y mucho sentimiento solidario, estaremos brindando a los niños de familias de menores recursos una alimentación digna y adecuada; siempre orientados en la búsqueda de la justicia social que todos los uruguayos anhelamos. Finalmente, confiamos en que la adopción de esta solución también servirá de estímulo a los contribuyentes del Impuesto de Enseñanza Primaria que sentirán que su mayor esfuerzo tendrá como destino incrementar el funcionamiento de los comedores escolares. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. PEDRO SEÑORALE, Representante por Salto".

4) Exposición del señor Representante Hugo Rosete al Directorio del Partido Nacional y a los familiares del señor ex Representante Nacional por Salto, escribano Edison Zunini, referente al fallecimiento de dicho ciudadano.

"Montevideo, 22 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita a la señora Niria Durán de Zunini, viuda del escribano Edison Zunini, a sus hijos señores Alice y Roberto Zunini Cesio y al Honorable Directorio del Partido Nacional. Ha fallecido en Salto, su ciudad natal, el escribano Edison Zunini, a los 83 años de edad. Hombre íntegro como persona, como ciudadano y como profesional. Perteneció a una familia de vieja raigambre salteña reconocida por su rectitud, honestidad y espíritu de emprendimiento. Grandes comercios e industrias tuvieron en la familia Zunini sus iniciadores y sostenes. El escribano Zunini, por su parte, formó uno de los estudios notariales más importantes de Salto, habiendo sido por 35 años profesor de Derecho, que sirvió como guía a muchos escribanos jóvenes que se iniciaban en esa carrera universitaria. Se casó en primeras nupcias con María Teresa Cesio, de cuyo matrimonio nacieron dos hijos, Alice y Roberto. Luego de enviudar, contrajo en segundas nupcias matrimonio con Niria Durán. El escribano Edison Zunini nació en una familia políticamente blanca como 'güeso de bagual' y él no defraudó a sus mayores. Lo conocimos como blanco independiente en nuestra juventud y luego como dirigente del Movimiento Nacional de Rocha, pero por sobre las fracciones partidarias, fue siempre un blanco por encima de aquellas, querido y respetado por todos. Fue un activo dirigente nacionalista que ocupó, en su calidad de primer suplente, la Intendencia Municipal de Salto en varias ocasiones, también fue Senador suplente, en varias oportunidades; y Diputado electo por su departamento. Al momento de su muerte se encontraba actuando como Presidente en la Comisión Departamental del Partido Nacional. Con el fallecimiento del escribano Edison Zunini, Salto pierde uno de sus mejores ciudadanos y el Partido Nacional un paradigmático dirigente. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. HUGO ROSETE, Representante por Salto".

5) Exposición del señor Representante Walter Vener Carboni a la Presidencia de la República; a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto; al Ministerio de Economía y Finanzas; al Directorio del Partido Nacional; a la Mesa Política del Frente Amplio; al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado; a la Junta Federal del Nuevo Espacio y a los señores Representantes del Nuevo Espacio Independiente, sobre la posibilidad de reunir a los economistas del gobierno y la oposición, con la finalidad de discutir caminos de salida para el país.

"Montevideo, 22 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Economía y Finanzas; a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP); a la Presidencia de la República; al Honorable Directorio del Partido Nacional; a la Mesa Política del Frente Amplio; al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado; a la Junta Federal del Nuevo Espacio y a los señores Representantes Nacionales del Nuevo Espacio Independiente. 'A pesar de que el medio ambiente industrial es aquel del cual los estrategas de una compañía creen estar mejor enterados, las oportunidades y riesgos que se encuentran en él son a menudo mal interpretados debido a una excesiva familiaridad y una aceptación sin elementos críticos de la relativa posición establecida de los competidores'. (El Proceso Estratégico, Mintzberg y Brian). Este párrafo revela los peligros de creer que uno conoce demasiado el medio ambiente (zona geográfica, lugar de trabajo, institución y otros) en el cual se desenvuelve, o cree conocerlo. Lleva muchas veces a una decisión que no atraviesa por una visión crítica del tema, arrojando respuestas rápidas, que en la mayoría de los casos son correctas, pero algunas veces, no. Y estas últimas, aunque son de menor porcentaje, no necesariamente tienen que ser de menor importancia, ocurriendo que en situaciones vitales se yerra el camino. Veamos un ejemplo: alguien me dice: 'Soriano tiene lugares muy hermosos para desarrollar un proyecto turístico'. Contestamos: 'Sí, pero estaba ligado a la respuesta argentina y ahora la vecina nación se vino 'a pique' y por muchos años no se repondrá'. La respuesta, dada rápidamente como resultado de conocer el ambiente tiene, sin embargo, aspectos discutibles. Primero, nos preguntamos si demorará tanto la República Argentina en recuperarse. Supongamos que sí, pero será la única base sustentable para un proyecto turístico. Claro que no, aunque sea importante. Vale decir, mal interpretamos las oportunidades que genera una propuesta. Hoy vemos muy distantes y afirmados en sus respectivos discursos económicos, al Gobierno y a la oposición. El primero no toma ninguna de las medidas que el segundo propone y al segundo no le sirve nada de lo que el otro hace, pide un cambio radical en la línea de conducción. El procesar una y otra vez las mismas ideas, el desenvolverse y actuar en un mismo medio ambiente, lleva a convencimientos o máximas que no se revisan, a posturas cada vez menos flexibles y a apartarse de la posibilidad de analizar estrategias emergentes. Sería interesante que los economistas del Gobierno de coalición y de la oposición se sentaran a discutir, sin público ni prensa, en la privacidad de la Estancia Presidencial de Anchorena, en el departamento de Colonia, por ejemplo, caminos de salida para el país. Que estuvieran haciéndolo, un día, dos o una semana -no hay apuro por equivocarse-, y trataran de alcanzar aproximaciones o líneas de entendimiento que comenzaran a saldar la deuda, que en materia de políticas de Estado, le debe el sistema político al país. Ello, debería suceder paralela y complementariamente a la cumbre de líderes que se procura formalizar, generando espacios de participación que tienen una doble faz que compromete a las partes, a crearlos y a aceptarlos. Principio tienen las cosas, y si bien son muchas las áreas donde deberíamos tener políticas de Estado, la economía parece ser la primera en cuanto a generar respuestas y seguridades que marquen un rumbo nacional. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. WALTER VENER CARBONI, Representante por Soriano".

6) Exposición de los señores Representantes Roque Arregui y Ricardo Castromán Rodríguez al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, relacionada con varias necesidades en materia vial del departamento de Soriano y zonas vecinas.

"Montevideo, 22 de mayo de 2002. Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Álvarez. Amparados en las facultades que nos confiere el artículo 155 del Reglamento de la Cámara de Representantes, solicitamos que se curse la presente exposición escrita al Ministerio de Transporte y Obras Públicas. El departamento de Soriano y zonas vecinas, tienen múltiples necesidades en materia vial que requieren la atención de ese Ministerio, y cuya solución permitirá no solamente atender dicha problemática, sino también fomentar la generación de trabajo y la dinamización de la economía. Por lo expuesto, solicitamos se realicen las obras que se detallan: Ruta Nacional Nº 2 Grito de Asencio: arreglo de fondo del terraplén del puente sobre el río Negro; construcción de rotondas de ingreso a Los Arrayanes y en el cruce con calle Taruselli, de la ciudad de Mercedes; y la mejora del tramo Cardona-Rosario. Ruta Nacional Nº 12 Doctor Luis Alberto de Herrera: reconstrucción de la parte dañada en el pasaje por Cardona-Florencio Sánchez. Ruta Nacional Nº 14 Brigadier General Venancio Flores: reconstrucción de tramos deteriorados y cambio del puente sobre el arroyo Vera. Ruta Nacional Nº 21 Treinta y Tres Orientales: intensificar las obras en el tramo Mercedes-Dolores, para que los perjuicios propios de la remodelación sean menores. Asimismo, solicitamos respuesta al pedido de informes del señor Diputado Roque Arregui, cursado por Oficio Nº 9281, de 16 de enero de 2002 y reiterado por Oficio Nº 10747, de 14 de mayo del año en curso, en relación al estado del actual puente sobre el río San Salvador. Nuevo puente sobre el río San Salvador; construcción, en coordinación con la Intendencia Municipal de Soriano, de la perimetral a la ciudad de Dolores, para el desvío del tránsito pesado; inicio de las obras en el tramo Dolores-Nueva Palmira. Ruta Nacional Nº 95: bituminización total de la misma; nuevo puente sobre el arroyo Las Maulas. Ruta Nacional Nº 96: estudio de mejora de la misma en el tramo villa Soriano-Dolores. Ruta Nacional Nº 105: bacheo. Saludamos al señor Presidente muy atentamente. RICARDO CASTROMÁN RODRÍGUEZ, Representante por Río Negro y ROQUE ARREGUI, Representante por Soriano".

7.-     Licencias.

Integración de la Cámara.

——Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las solicitudes de licencias siguientes:

Del señor Representante Raúl Sendic, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Fernando Vázquez.

De la señora Representante Silvana Charlone, por enfermedad, literal A) del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Jorge Pandolfo.

Del señor Representante Doreen Javier Ibarra, en misión oficial, literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para participar de la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Óscar Gómez.

Del señor Representante Juan José Domínguez, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Víctor Braccini.

Del señor Representante José Luis Blasina, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, convocándose a la suplente siguiente, señora María Nelba Iriarte.

Del señor Representante Ruben Obispo, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 24 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Walter Tirelli.

Del señor Representante Fernando Araújo, en misión oficial, literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para asistir a la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay, por el período comprendido entre los días 21 y 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Henry López, por el día 22 de mayo de 2002.

De la señora Representante Lucía Topolansky, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 23 y 24 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor José Zapata.

De la señora Representante Martha Montaner, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Domingo Ramos.

Del señor Representante Brum Canet, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Jorge Patrone.

Del señor Representante Enrique Pintado, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 24 de mayo de 2002, convocándose a la suplente correspondiente siguiente, señora María Eloísa Moreira.

Del señor Representante Jorge Orrico, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Jorge Zás Fernández.

De la señora Representante Glenda Rondán, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Alexis Guynot de Boismenú.

De la señora Representante Raquel Barreiro, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose a la suplente siguiente, señora Elena Ponte".

——En discusión

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta y ocho en sesenta y uno: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

De acuerdo a lo establecido en el inciso tercero del artículo 1º de la Ley Nº 10.618, en la redacción dada por el artículo único de la Ley Nº 16.465, solicito se me autorice el goce de mi licencia por motivos personales por los días 22 y 23 del corriente.

Sin más lo saluda atentamente,

RAÚL SENDIC
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

De acuerdo a la convocatoria de dicha Cámara para sustituir al Diputado Raúl Sendic, comunico que por esta vez no acepto y solicito que se cite al suplente siguiente, señor Fernando Vázquez.

Sin más lo saluda atentamente,

Eduardo Rubio".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Raúl Sendic.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que fue objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Eduardo Rubio.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Raúl Sendic.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, presenta el suplente siguiente señor Eduardo Rubio.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 609 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Fernando Vázquez.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud. a fin de solicitar al Cuerpo que Ud. preside licencia por enfermedad, adjunto certificado, de acuerdo a lo dispuesto en el literal A) del artículo 1º de la Ley Nº 16.465, entre los días 22 y 23 de mayo.

Sin más saludo a usted muy atte.

SILVANA CHARLONE
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe, señor Jorge Mazzarovich, cédula de identidad Nº 946.301-3, en mi calidad de primer suplente, de la señora Representante Nacional, Sra. Silvana Charlone, quien ha solicitado licencia por los días 22 y 23 de mayo de 2002, comunico a Ud., que desisto, por esta vez, de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, lo saluda muy atentamente,

Jorge Mazzarovich".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por enfermedad de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Silvana Charlone.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que fue objeto el suplente siguiente, señor Jorge Mazzarovich.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el literal A) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por enfermedad, por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Silvana Charlone.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, presenta el suplente siguiente señor Jorge Mazzarovich.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Jorge Pandolfo.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por intermedio de la presente, comunico a Ud. que fui designado a participar, como miembro del PARCUM, del próximo encuentro que tendrá lugar en la ciudad de Asunción del Paraguay.

En consecuencia, solicito licencia con carácter de misión oficial por el día 22 de mayo, convocándose a mi suplente el señor Óscar Gómez.

Sin otro particular, saluda a Ud. atte.

DOREEN JAVIER IBARRA
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia para viajar al exterior en misión oficial, del señor Representante por el departamento de Montevideo, Doreen Javier Ibarra, para participar en la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y en el literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E:

1) Concédese licencia para viajar al exterior en misión oficial, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Doreen Javier Ibarra, por el día 22 de mayo de 2002, para participar en la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay.

2) Convóquese para integrar la referida representación por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 1001 del Lema Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Óscar Gómez.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

Por este medio solicito licencia por motivos personales, por los días 22 y 23 de mayo de 2002 Sin otro particular, le saluda atentamente,

JUAN JOSÉ DOMÍNGUEZ
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Juan José Domínguez.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Juan José Domínguez.

2) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 609 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Víctor Braccini.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente, solicito al Cuerpo que usted preside licencia por motivos particulares, el día 22/5 y 23/5/2002.

Pido se convoque al suplente respectivo.

Sin otro particular saludo a usted muy atentamente,

JOSÉ LUIS BLASINA
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

La que suscribe Carmen Anastasía, cédula de identidad Nº 3.529.236-5, en mi calidad de primer suplente del señor Representante Nacional, José Luis Blasina quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud., que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Carmen Anastasía ".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Álvaro Espinosa, cédula de identidad Nº 1.018.226-2 en mi calidad de primer suplente del señor Representante Nacional, Artigas Melgarejo quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud., que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Álvaro Espinosa ".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

La que suscribe Blanca Elgart, cédula de identidad Nº 3.127.308/0, en mi calidad de primer suplente del señor Representante Nacional, Artigas Melgarejo quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud., que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Blanca Elgart".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Carlos Riverós, cédula de identidad Nº 614.717-7 en mi calidad de tercer suplente del señor Representante Nacional, Artigas Melgarejo quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Carlos Riverós".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Javier Cousillas, cédula de identidad Nº 1.621.079-4 en mi calidad de primer suplente del señor Representante Nacional, Guillermo Chifflet, quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Javier Cousillas".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Álvaro Espinosa, cédula de identidad Nº 1.018.226-2 en mi calidad de segundo suplente del señor Representante Nacional, Guillermo Chifflet, quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Álvaro Espinosa".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Jorge Basso, cédula de identidad Nº 1.254.459-7 en mi calidad de segundo suplente del señor Representante Nacional, Guillermo Álvarez, quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Jorge Basso ".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Hugo Rodríguez, cédula de identidad Nº 3.548.446-1 en mi calidad de tercer suplente del señor Representante Nacional, Guillermo Álvarez, quien ha solicitado licencia por el día 22/5/2002 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Hugo Rodríguez"

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Gonzalo Reboledo, cédula de identidad Nº 2.576.789-1 en mi calidad de primer suplente del señor Representante Nacional, Carlos Pita, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Gonzalo Reboledo".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Álvaro Pérez,  en mi calidad de segundo suplente del señor Representante Nacional, Carlos Pita, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Álvaro Pérez".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe Luis M. Garrido Méndez, cédula de identidad Nº 4.159.993-7  en mi calidad de tercer suplente del señor Representante Nacional, Carlos Pita, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitado por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocado por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Luis M. Garrido Méndez".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi mayor consideración:

La que suscribe Hyara Rodríguez, Cédula de Identidad Nº 2.932.491-3  en mi calidad de primer suplente de la señora Representante Nacional, Daisy Tourné quien ha solicitado licencia los días 22 y 23/5/2002, comunico a Ud. que me encuentro imposibilitada por esta sola vez de asumir el cargo de Representante para el cual fui convocada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, saludo a Ud. muy atentamente,

Hyara Rodríguez".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, José Luis Blasina.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que fueron objeto los suplentes correspondientes siguientes, señora Carmen Anastasía, señor Álvaro Espinosa, señora Blanca Elgart, señores Carlos Riverós, Javier Cousillas, Álvaro Espinosa, Jorge Basso, Hugo Rodríguez, Gonzalo Reboledo, Álvaro Pérez, Luis Garrido y señora Hyara Rodríguez.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, José Luis Blasina.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, presentan los suplentes siguientes señora Carmen Anastasía, señor Álvaro Espinosa, señora Blanca Elgart, señores Carlos Riverós, Javier Cousillas, Álvaro Espinosa, Jorge Basso, Hugo Rodríguez, Gonzalo Reboledo, Álvaro Pérez, Luis Garrido y señora Hyara Rodríguez.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora María Nelba Iriarte.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi consideración:

Solicito se me conceda licencia por motivos personales los días 22, 23 y 24 del corriente, convocándose al suplente respectivo.

Saluda a usted muy atentamente,

RUBEN OBISPO
Representante por Paysandú".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Habiendo sido convocado por ese Cuerpo en mi calidad de suplente del señor Representante Nacional Ruben Obispo, comunico mi renuncia por esta única vez.

Sin otro particular, saluda a Ud. muy atentamente,

Gonzalo Graña".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Paysandú, Ruben Obispo.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 24 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que fue objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Gonzalo Graña.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945 y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 24 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Paysandú, Ruben Obispo.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, presenta el suplente siguiente, señor Gonzalo Graña.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Walter Tirelli.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 16 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted para solicitarle licencia en el período comprendido entre el día 21 y el día 22 de mayo de 2002, ya que fui invitado como miembro del PARCUM a la ciudad de Asunsión, donde se realizará el XI Encuentro.

Sin más, saluda a usted atentamente,

FERNANDO ARAÚJO
Representante por Rivera".

"Montevideo, 20 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente, informo a usted que habiendo sido citado por esa Cámara, por esta única vez no acepto la convocatoria de la que fui objeto.

Saluda a usted muy atentamente,

Miguel González".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia para viajar al exterior en misión oficial, del señor Representante por el departamento de Rivera, Fernando Araújo, para participar de la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 21 y 22 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Miguel González.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia para viajar al exterior en misión oficial, al señor Representante por el departamento de Rivera, Fernando Araújo, por el período comprendido entre los días 21 y 22 de mayo de 2002, para participar de la reunión que celebrará el Parlamento Cultural del MERCOSUR, (PARCUM), a realizarse en la ciudad de Asunción, República del Paraguay.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente siguiente señor Miguel González.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Nacional, señor Henry López.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi consideración:

Por intermedio de la presente solicito al Cuerpo que Ud. preside, se me conceda licencia por motivos personales (inciso 3º del artículo único de la Ley Nº 16.465) desde el día 23 de mayo hasta el día 24 de mayo, inclusive.

Sin otro particular, quedo a sus órdenes,

LUCÍA TOPOLANSKY
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Lucía Topolansky.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 23 y 24 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 23 y 24 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Lucía Topolansky.

2) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 609 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor José Zapata.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales, por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

MARTHA MONTANER
Representante por Tacuarembó".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que, por esta vez, no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

Susana Montaner".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Tacuarembó, Martha Montaner.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto la suplente correspondiente siguiente, señora Susana Montaner.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 22 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Tacuarembó, Martha Montaner.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado la suplente correspondiente siguiente, señora Susana Montaner.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2215 del Lema Partido Colorado, señor Domingo Ramos.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente me dirijo a usted para solicitar licencia por el día de la fecha, por motivos personales.

Sin más saluda atentamente,

BRUM CANET
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Habiendo sido convocado por ese Cuerpo, en mi calidad de suplente por el Representante Nacional Brum Canet, comunico mi renuncia por esta única vez, solicitando la convocatoria de mi suplente correspondiente.

Sin otro particular, saludo al Sr. Presidente muy atentamente,

Daniel Mesa".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Brum Canet.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Daniel Mesa.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 22 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Brum Canet.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente correspondiente siguiente, señor Daniel Mesa.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Jorge Patrone.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración.

Por la presente solicito al Cuerpo que usted preside licencia por motivos personales por los días 22, 23 y 24 del mes de mayo del corriente año.

Por tal motivo solicito se convoque a mi suplente correspondiente.

Sin otro particular lo saludo a Ud. atentamente,

ENRIQUE PINTADO
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Habiendo sido convocado por ese Cuerpo en mi calidad de suplente por el Representante Nacional Enrique Pintado, comunico mi renuncia por esta única vez, solicitando la convocatoria de mi suplente correspondiente.

Sin otro particular, saludo al Sr. Presidente muy atentamente,

Jorge Iribarnegaray".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Enrique Pintado.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido ente los días 22 y 24 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Jorge Iribarnegaray.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E:

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 24 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Enrique Pintado.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente correspondiente, señor Jorge Iribarnegaray.

3) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora María Eloísa Moreira.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 21 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente me dirijo a usted a los efectos de solicitar licencia los días 22 y 23 del corriente año, por motivos personales.

Sin otro particular, lo saluda a Ud. atentamente,

JORGE ORRICO
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Jorge Orrico.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 22 y 23 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Jorge Orrico.

2) Convóquese por Secretaría, por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Jorge Zas Fernández.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted a efectos de solicitar licencia por motivos personales, al amparo de lo establecido en la Ley Nº 16.465, convocando a mi suplente respectivo en el día 22 del corriente.

Saluda a usted muy atentamente,

GLENDA RONDÁN
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi consideración:

Comunico a usted que no acepto por esta única vez la convocatoria formulada por este Cuerpo por la licencia solicitada por la Diputada Glenda Rondán.

Saluda a usted muy atentamente,

Alberto Sánchez".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez

Presente.

De mi consideración:

Comunico a usted que no acepto por esta única vez la convocatoria formulada por este Cuerpo por la licencia solicitada por la Diputada Glenda Rondán.

Saluda a usted muy atentamente,

Gustavo Rojo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Glenda Rondán.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no aceptan la convocatoria de que han sido objeto los suplentes correspondientes siguientes, señores Alberto Jar Sánchez y Gustavo Rojo.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 22 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Glenda Rondán.

2) Acéptanse las negativas que, por esta vez, han presentado los suplentes correspondientes, señores Alberto Jar Sánchez y Gustavo Rojo.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 15 del Lema Partido Colorado, señor Alexis Guynot de Boismenú.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

De acuerdo a lo establecido en la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside, se sirva concederme el uso de licencia en el día de la fecha, por motivos personales.

Sin más, saluda atentamente,

RAQUEL BARREIRO
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Raquel Barreiro.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 22 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Raquel Barreiro.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 22 de mayo de 2002, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora Elena Ponte.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

8.-     Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

——Se entra al orden del día con la consideración del asunto motivo de la convocatoria: "Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja)".

(ANTECEDENTES:)

Rep. Nº 929

"PODER EJECUTIVO

Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca

Ministerio de Economía y Finanzas

Montevideo, 19 de marzo de 2002.

Señor Presidente de la Asamblea General

don Luis Hierro López

El Poder Ejecutivo tiene el honor de dirigirse a ese Cuerpo, a fin de someter a su consideración el adjunto proyecto de ley por el que se grava con el Impuesto al Valor Agregado las frutas y hortalizas, y se crea el Fondo de Reconstrucción y Fomento para atender a los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002.

Se crea un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja que tendrá como finalidad contribuir a cubrir los costos para recomponer la capacidad productiva de los afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002, promover la adopción de los seguros agrícolas a través del abaratamiento de los mismos (subsidio de primas, creación de un fondo de catástrofes climáticas) y apoyar programas para fomentar la integración de la cadena hortifrutícola y la mejora de la calidad de la producción.

El Fondo será administrado por la Corporación Nacional para el Desarrollo, quien actuará de acuerdo a las directivas y criterios que determine el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Respecto del primer objetivo, esto es atender las pérdidas ocasionadas por el temporal, el Fondo se utilizará para avalar los créditos que a estos efectos se implementen de acuerdo con lo que establezca la reglamentación, y para cubrir intereses y una cuota parte de las propias amortizaciones de los créditos; con lo cual se incluye un subsidio directo a ser determinado por la reglamentación.

Respecto de la promoción del uso de seguros agrícolas, se utilizará parte del Fondo para subsidiar las primas y para conformar un fondo de catástrofe; ambas cosas determinarán un fuerte abaratamiento de los seguros para los productores.

Los créditos otorgados al amparo de esta ley quedarán exonerados de los tributos que los gravan y a su vez los beneficiarios de los mismos no estarán obligados a presentar los certificados que normalmente se solicitan (BPS y DGI).

El Fondo de Reconstrucción y Fomento se constituye con un aporte del equivalente a 5 millones de dólares por año. La fuente de los recursos del Fondo, provienen del Impuesto al Valor Agregado de las frutas y hortalizas, el cual se establece en la misma ley, buscándose el objetivo de generar recursos para el Fondo. Los principales elementos de la propuesta son los siguientes:

Se mantiene el IVA en suspenso hasta que el producto sea vendido a un sujeto pasivo del IRIC (ventas entre productores-IVA en suspenso).

Para el caso de los productores agropecuarios que vendan a sujetos pasivos del IRIC y por lo tanto discriminen el IVA en la boleta, se les asigna un crédito igual al que se establece en la factura.

El diseño de estas medidas no compromete al consumo desde que el Estado no recibirá parte alguna de la recaudación del impuesto que se propone ya que la totalidad de lo recaudado tiene:

a) como primer destino el financiamiento del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja de modo de promover la integración vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas y de mejora de la calidad de la producción;

b) la promoción de seguros agrarios, a través del subsidio de las primas y la creación de un fondo de emergencia para catástrofes climáticas; y,

c) el remanente será destinado por el Poder Ejecutivo a la posterior disminución de las alícuotas del Impuesto a las Retribuciones Personales dando prioridad a los estratos de ingresos más bajos.

El Poder Ejecutivo saluda a ese Cuerpo con su mayor consideración.

JORGE BATLLE IBÁÑEZ, GONZALO GONZÁLEZ, ALBERTO BENSIÓN.

PROYECTO DE LEY

FONDO DE RECONSTRUCCIÓN Y

FOMENTO DE LA GRANJA

CAPÍTULO I

CREACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN Y FOMENTO DE LA GRANJA

Artículo 1º.- Créase el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG), con destino a:

1. Atender las pérdidas en materia de infraestructura productiva y capital de giro de los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002.

2. Promover los seguros agrarios, a través del subsidio de las primas y la creación de un fondo de emergencia para catástrofes climáticas.

3. Apoyar programas de fomento de la integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas y de mejora de la calidad de la producción.

Artículo 2º.- El Fondo creado por el artículo anterior se financiará con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado a frutas y verduras en las condiciones que se establecen en la presente ley, afectándose al Fondo hasta un monto equivalente a US$ 5.000.000 (cinco millones de dólares americanos), del importe que se recaude por el referido impuesto.

Artículo 3º.- La administración del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja estará a cargo de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) y será realizada de acuerdo a las directivas y criterios que determinará oportunamente el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Artículo 4º.- Para atender las pérdidas ocasionadas por el temporal del 10 de marzo de 2002, el Fondo respaldará la concesión de una asistencia financiera especial cuyo monto deberá tener en cuenta las estimaciones de daño que realicen las oficinas competentes. En este caso, se podrá afectar el porcentaje que determine la reglamentación del monto total de las estimaciones realizadas para cubrir en forma no reintegrable las pérdidas de los afectados.

Los Fondos podrán ser canalizados a través de las instituciones financieras que correspondan. La Corporación Nacional para el Desarrollo podrá garantizar hasta el monto que establezca la reglamentación la cuota parte del préstamo concedido a cada afectado. Los gravámenes de cualquier naturaleza que pesen sobre los afectados, no serán oponibles a los beneficios que perciban por esta ley.

Artículo 5º.- Los créditos concedidos al amparo del artículo 4º de la presente ley quedarán exonerados de los tributos que los gravan. Asimismo no se exigirán los certificados que justifican estar al día con sus obligaciones tributarias.

CAPÍTULO II

FINANCIAMIENTO DEL FONDO

Artículo 6º.- El Fondo se financiará con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado a frutas y verduras en las condiciones que se señalan en los artículos siguientes.

Artículo 7º.- Derógase el literal A) del numeral 1) del artículo 19 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996.

Artículo 8º.- Agréguese al artículo 6º del Título 10 del Texto Ordenado de 1996 el siguiente literal:

"I) Quienes tributen el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios por los bienes incluidos en el literal J) del artículo 1º del Título 9 del Texto Ordenado de 1996".

Artículo 9º.- Modifícase el inciso primero del artículo 11 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el que quedará redactado de la siguiente forma:

"IVA agropecuario - Impuesto a facturar. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente a la circulación de productos agropecuarios en su estado natural -con excepción de las frutas y hortalizas-, no será incluido en la factura o documento equivalente permaneciendo en suspenso a los efectos tributarios hasta tanto se transforme o altere la naturaleza de los mismos. En este último caso, los enajenantes deberán incluir el impuesto que resulte de aplicar la tasa que corresponda sobre el importe total neto contratado o facturado y no tendrán derecho a crédito fiscal por el IVA en suspenso.

Para el caso de frutas y hortalizas en estado natural, el Impuesto al Valor Agregado se mantendrá en suspenso hasta tanto los productores agropecuarios enajenan dichos productos a sujetos pasivos del IRIC o cuando se importen".

Artículo 10.- No corresponderá el Impuesto al Valor Agregado en las enajenaciones a contribuyentes de la industria citrícola o vitivinícola correspondiente a frutas y hortalizas, en caso de su inclusión no dará derecho a crédito del Impuesto al Valor Agregado correspondiente a las compras.

Artículo 11.- Los productores agropecuarios que enajenen frutas y hortalizas a sujetos pasivos del IRIC y que por lo tanto discriminen en la factura el Impuesto al Valor Agregado, contarán -al momento de realizar la liquidación- de un crédito fiscal equivalente al 100% (cien por ciento) del IVA facturado en el período que se liquida. El Poder Ejecutivo reglamentará la forma en la cual se controlará ese crédito.

Facúltase al Poder Ejecutivo a otorgar un crédito fiscal por el IVA incluido en la documentación de aquellas adquisiciones que integren el costo de las operaciones gravadas, hasta un máximo del 10% (diez por ciento) del importe que corresponda por inciso anterior.

Artículo 12.- El Impuesto al Valor Agregado incluido en las adquisiciones e importaciones de frutas y hortalizas que realicen los contribuyentes del Impuesto al Valor Agregado, se deducirá exclusivamente del impuesto correspondiente a las enajenaciones de dichos bienes. Si de la liquidación surgiera un excedente por tal concepto, dicho excedente se deducirá del impuesto correspondiente a las enajenaciones de los referidos bienes que se realicen en períodos posteriores.

Artículo 13.- Facúltase al Poder Ejecutivo a disminuir las alícuotas del Impuesto a las Retribuciones y Prestaciones creado por el artículo 25 del Decreto-Ley Nº 15.294, de 23 de junio de 1982, en la redacción dada por el artículo 22 de la Ley Nº 16.697, de 25 de abril de 1995, y el adicional previsto en el artículo 1º de la Ley Nº 17.453, de 28 de febrero de 2002. El abatimiento deberá guardar relación con la diferencia entre la recaudación total del impuesto que se crea en la presente ley, deducidos los montos destinados al Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja; dando prioridad a los estratos de ingresos más bajos.

Montevideo, 19 de marzo de 2002.

GONZALO GONZÁLEZ, ALBERTO BENSIÓN.

CÁMARA DE SENADORES

La Cámara de Senadores en sesión de hoy ha aprobado el siguiente

PROYECTO DE LEY

CAPÍTULO I

CREACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN Y FOMENTO DE LA GRANJA

Artículo 1º.- Créase el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG), con destino a:

1. Atender las pérdidas en materia de infraestructura productiva y capital de giro de los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002.

2. Promover los seguros agrarios contribuyendo hasta con US$ 2.000.000 (dos millones de dólares de los Estados Unidos) anuales con destino a subsidiar las primas.

3. Apoyar programas de fomento de la integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas, flores y hortalizas y de mejora de la calidad de la producción, en todo el país.

4. Crear un fondo de emergencia para catástrofes climáticas.

Artículo 2º.- El Fondo creado por el artículo anterior se financiará con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado a frutas, flores y hortalizas en las condiciones que se establecen en la presente ley.

Artículo 3º.- La Administración del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja será realizada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Artículo 4º.- La Junta Directiva de la Junta Nacional de la Granja asesorará al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en todos los aspectos concernientes a la utilización del Fondo.

Artículo 5º.- Créase una Comisión Fiscal Honoraria integrada por un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca que la presidirá, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas, un representante de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y dos delegados del sector productivo, los que serán propuestos de común acuerdo por las instituciones privadas que integran la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA). El cometido de la Comisión será el seguimiento de la administración del Fondo.

Artículo 6º.- Para atender las pérdidas ocasionadas por el temporal del 10 de marzo de 2002, el Fondo respaldará la concesión de una asistencia financiera especial cuyo monto deberá tener en cuenta las estimaciones del daño que realicen las oficinas competentes. En este caso, se podrá afectar el porcentaje que determine la reglamentación del monto total de las estimaciones realizadas para cubrir en forma no reintegrable las pérdidas de los afectados. Los fondos podrán ser canalizados a través de las instituciones financieras que correspondan. El Fondo creado en el artículo 1º de la presente ley garantizará la cuota parte del préstamo concedido a cada afectado hasta el monto que establezca la reglamentación. Los gravámenes de cualquier naturaleza que pesen sobre los afectados, no serán oponibles a los beneficios que perciban por esta ley.

Artículo 7º.- Los créditos concedidos al amparo del artículo 6º de la presente ley quedarán exonerados de los tributos que los gravan. Asimismo no se exigirán los certificados que justifican estar al día con sus obligaciones tributarias.

CAPÍTULO II

FINANCIAMIENTO DEL FONDO

Artículo 8º.- El Fondo se financiará con el producido total del Impuesto al Valor Agregado de frutas, flores y hortalizas, en las condiciones que se señalan en los artículos 9º a 14 de la presente ley. Dichos artículos quedarán derogados a partir del 1º de julio de 2005.

Artículo 9º.- La exoneración dispuesta en el Literal A) del numeral 1) del artículo 19 del Texto Ordenado de 1996, quedará suspendida hasta el 1º de julio de 2005.

Artículo 10.- Agrégase al artículo 6º del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el siguiente literal:

"J) Quienes tributen el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios por frutas, flores y hortalizas".

Artículo 11.- Modifícase hasta el 1º de julio de 2005 el inciso 1º del artículo 11 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el que quedará redactado de la siguiente forma:

"IVA agropecuario - Impuesto a facturar. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente a la circulación de productos agropecuarios en su estado natural -con excepción de frutas, flores y hortalizas-, no será incluido en la factura o documento equivalente permaneciendo en suspenso a los efectos tributarios hasta tanto se transforme o altere la naturaleza de los mismos. En este último caso, los enajenantes deberán incluir el impuesto que resulte de aplicar la tasa que corresponda sobre el importe total neto contratado o facturado y no tendrán derecho a crédito fiscal por el IVA en suspenso.

Para el caso de frutas, flores y hortalizas en estado natural, el régimen del impuesto en suspenso cesará:

a) cuando los productores agropecuarios enajenen dichos bienes a sujetos pasivos del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio y

b) cuando los referidos bienes se importen".

Artículo 12.- No corresponderá el Impuesto al Valor Agregado en las enajenaciones a contribuyentes exportadores o industriales, citrícolas o vitivinícolas, correspondiente a frutas. En caso de su inclusión no dará derecho a crédito del Impuesto al Valor Agregado correspondiente a compras.

Artículo 13.- Los productores agropecuarios que enajenen frutas, flores y hortalizas a sujetos pasivos del IRIC y que por lo tanto discriminen en la factura el Impuesto al Valor Agregado, contarán -al momento de realizar la liquidación- de un crédito fiscal equivalente al 100% del IVA facturado en el período que se liquida. El Poder Ejecutivo reglamentará la forma en la cual se controlará ese crédito.

Facúltase al Poder Ejecutivo a otorgar un crédito fiscal por el IVA incluido en la documentación de aquellas adquisiciones que integren el costo de las operaciones gravadas, hasta un máximo del 10% del importe que corresponda por el inciso anterior.

Artículo 14.- El Impuesto al Valor Agregado incluido en las adquisiciones e importaciones de frutas, flores y hortalizas que realicen los contribuyentes del Impuesto al Valor Agregado, se deducirá exclusivamente del impuesto correspondiente a las enajenaciones de dichos bienes. Si de la liquidación surgiera un excedente por tal concepto, dicho excedente se deducirá del impuesto correspondiente a las enajenaciones de los referidos bienes que se realicen en períodos posteriores.

Artículo 15.- Se declara que las citas a las normas del Texto Ordenado 1996 se refieren a las normas legales que le dan origen.

Sala de Sesiones de la Cámara de Senadores, en Montevideo, a 18 de abril de 2002.

LUIS HIERRO LÓPEZ

Presidente

MARIO FARACHIO

Secretario".

Anexo I al

Rep. Nº 929

"CÁMARA DE REPRESENTANTES

Comisión de Hacienda

INFORME EN MAYORÍA

Señores Representantes:

Vuestra Comisión de Hacienda recomienda aprobar el presente proyecto de ley aprobado por mayoría de sus miembros.

Por este proyecto de ley se crea un Fondo para Reconstrucción y Fomento de la Granja y se atiende su financiamiento.

Con motivo del tornado del 10 de marzo de este año se ha creado, básicamente en el departamento de Canelones, una situación extraordinariamente compleja, ya que aproximadamente mil setecientos productores se vieron afectados por el mismo, perdiendo en muchos casos elementos esenciales para continuar con actividad productiva.

La creación de este Fondo tiene pues, como primer destino el atender las pérdidas que en materia de infraestructura productiva y de capital de giro han sufrido los productores afectados en el referido fenómeno climático.

Asimismo, se pretende promover los seguros agrarios del sector granja subsidiando las primas de los mismos hasta en un 60%. En el mismo artículo 1º, se plantea la creación de un fondo de emergencia para catástrofes climáticas, el financiamiento de una estrategia integral de apoyo al desarrollo de la granja vegetal, el apoyo a los programas de fomento de integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas y el desarrollo de un mercado regional en el departamento de Salto.

El Fondo será administrado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), quien tendrá asesoramiento preceptivo en todos los aspectos relativos a la utilización de este Fondo del Consejo Directivo de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA).

En el artículo 5º del proyecto de ley se crea una Comisión Honoraria a los efectos de realizar la fiscalización y seguimiento de la administración del Fondo, la que se integra con un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, uno del Ministerio de Economía y Finanzas, uno de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y dos delegados del sector productivo, uno de los cuales deberá provenir del norte del Río Negro.

El artículo 6º del proyecto de ley, prevé el otorgamiento de una asistencia financiera especial que va a ser total o parcialmente no reintegrable. Asimismo, se prevé la formación de un fondo de garantía a los efectos de respaldar los créditos que se obtengan para atender las pérdidas por el tornado del 10 de marzo de 2002.

En el Capítulo II de este proyecto de ley, se legisla acerca del financiamiento del Fondo. El mismo se financiará con el Impuesto al Valor Agregado a frutas, flores y hortalizas, imposición que quedará derogada a partir del 1º de julio de 2005. El producido total del impuesto se destinará a financiar el Fondo para la Reconstrucción y Fomento de la Granja.

La elección de este impuesto es central en el proyecto de ley, ya que por un lado, obtiene recursos y por el otro (que a los efectos de la protección del sector granjero es de fundamental importancia) genera una situación de precios internos que promueve una diferenciación a favor de la producción nacional.

Este Capítulo II, propone un sistema de funcionamiento del impuesto que apunta a privilegiar la producción nacional. En efecto, el artículo 13 prevé que los productores agropecuarios que enajenen su producción a sujetos pasivos del IRIC, contarán con un crédito fiscal equivalente al 100% del IVA facturado. Por lo tanto, quien venda este producto va a trasmitir al público el producto nacional sin IVA, salvo sobre el costo de la intermediación el que sí quedará gravado con este impuesto.

El producto importado, pagará IVA al momento de su importación, y también estará gravado el costo a la intermediación por lo cual, la producción nacional tiene una ventaja importante en este proyecto de ley.

Por tanto, el proyecto cuya votación favorable se aconseja a este Cuerpo genera dos importantes protecciones a la granja nacional, la creación del Fondo para la Reconstrucción y Fomento de la Granja y el financiamiento del mismo que discrimina en forma favorable a la producción nacional con respecto al producto importado.

Sala de la Comisión, 20 de mayo de 2002.

JOSÉ AMORÍN BATLLE, Miembro informante, DANIEL GARCÍA PINTOS, RONALD PAIS, GUSTAVO PENADÉS, IVÁN POSADA.

PROYECTO DE LEY

CAPÍTULO I

CREACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN Y FOMENTO DE LA GRANJA

Artículo 1º.- (Creación).- Créase el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG), con destino a:

1. Atender las pérdidas en materia de infraestructura productiva y capital de giro de los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002.

2. Promover los seguros agrarios del sector granja contribuyendo hasta con US$ 2.000.000 (dos millones de dólares de los Estados Unidos de América) anuales para subsidiar hasta el 60% (sesenta por ciento) de las primas.

3. Crear un fondo de emergencia para catástrofes climáticas.

4. Financiar una estrategia integral de apoyo al desarrollo de la granja vegetal.

5. Apoyar programas de fomento de la integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas.

6. Apoyar la creación de un mercado regional en Salto que permita consolidar la producción hortofrutícola de los departamentos de Salto y Artigas.

En cumplimiento de lo establecido en el numeral 4, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca elaborará en un plazo de 180 (ciento ochenta) días, contados a partir de la promulgación de la presente ley, un Plan Estratégico para el sector de la granja vegetal, con amplia participación de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA), que:

A) Promueva el crecimiento de la oferta de productos de granja en condiciones de costo y calidad que aseguren la competitividad de la misma en mercados externos o internamente frente a productos importados.

B) Reduzca la vulnerabilidad de los ingresos y del empleo en la granja vegetal a través de políticas estables y compensaciones frente a desequilibrios e imprevistos.

C) Mejore el acceso de los pequeños empresarios rurales vinculados a la actividad a aquellos servicios que les permitan elevar su competitividad y sustentabilidad.

La propuesta del plan será puesta en conocimiento de la Asamblea General dentro de los 15 (quince) días siguientes al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior.

El Plan Estratégico se implementará garantizando la participación de los instrumentos técnicos y financieros de que dispone el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en particular los programas con financiamiento externo que están en ejecución.

Artículo 2º. (Recursos).- El Fondo creado por el artículo anterior se financiará con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a frutas, hortalizas y flores en las condiciones que se establecen en la presente ley.

Artículo 3º. (Administración).- La Administración del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja será realizada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El impuesto con destino al "Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja" (FRFG) que se crea en la presente ley, será recaudado por el Ministerio de Economía y Finanzas. Sin perjuicio de ello, de acuerdo a las provisiones del artículo 33 de la Ley Nº 17.296, de 21 de febrero de 2001, el depósito de la recaudación será efectuado mensualmente en el Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), autorizándose asimismo un crédito presupuestal adicional.

La titularidad y disponibilidad del referido Fondo corresponderá al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que quedará exceptuado de lo dispuesto por el artículo 75 de la Ley Nº 15.809, de 8 de abril de 1986.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, por resolución fundada determinará las prioridades específicas inherentes, pudiendo vincular el producido de dicho Fondo al cumplimiento de actividades conexas al mismo, con excepción de retribuciones personales.

Los gastos de funcionamiento del Fondo no podrán exceder el 2% (dos por ciento) de los recursos totales disponibles.

Artículo 4º. (Asesoramiento).- El Consejo Directivo de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA) asesorará preceptivamente al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en todos los aspectos concernientes a la utilización del Fondo.

Artículo 5º. (Fiscalización).- Créase una Comisión Fiscal Honoraria integrada por un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca que la presidirá, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas, un representante de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y dos delegados del sector productivo, uno de ellos del norte del Río Negro, los que serán propuestos de común acuerdo por las instituciones privadas que integran la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA), cuyos cometidos serán la fiscalización y el seguimiento de la administración del Fondo.

Artículo 6º. (Atención de las pérdidas).- Para atender las pérdidas ocasionadas por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002, el Fondo respaldará el otorgamiento de una asistencia financiera especial cuyo monto máximo podrá ser el equivalente al daño estimado por las oficinas competentes.

La asistencia especial prevista en el inciso anterior podrá ser canalizada a través de instituciones de intermediación financiera y será total o parcialmente no reintegrable, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

A los efectos de establecer la cuota parte no reintegrable, la reglamentación deberá ajustarse a los siguientes criterios:

A) Para los productores de escaso tamaño económico y con daños menores a los US$ 3.000 (tres mil dólares de los Estados Unidos de América), la asistencia no será reintegrable.

B) Los niveles máximos de apoyo se otorgarán a los productores afectados cuyo monto de daño en términos absolutos sea bajo y siempre que ese monto sea proporcionalmente significativo en relación al valor total de la unidad productiva.

C) Los productores cuyas necesidades de financiamiento no superen los US$ 20.000 (veinte mil dólares de los Estados Unidos de América), podrán obtener hasta un 70% (setenta por ciento) del crédito en calidad de no reembolsable.

D) Cuando las necesidades financieras superen el tope establecido en el literal anterior, pero sean menores a los US$ 50.000 (cincuenta mil dólares de los Estados Unidos de América), la parte no reembolsable del crédito no podrá exceder el 50% (cincuenta por ciento).

E) Cuando las necesidades financieras excedan a los US$ 50.000 (cincuenta mil dólares de los Estados Unidos de América), la parte no reintegrable del crédito no podrá superar el tope porcentual del literal anterior y requerirá decisión fundada de la administración del Fondo y aprobación expresa de la Comisión Honoraria Fiscal prevista en el artículo anterior.

F) Las indemnizaciones que los productores afectados hayan recibido por cualquier otro concepto deberán ser descontadas de la asistencia especial que le correspondiera en aplicación de los literales anteriores.

El Fondo creado por el artículo 1º de la presente ley garantizará la cuota parte del préstamo concedido a cada afectado hasta el monto que establezca la reglamentación. Asimismo podrá afectarse parte de lo recaudado para la formación de un Fondo de Garantía tendiente a respaldar los créditos que se obtengan con la finalidad establecida en la presente ley.

Los fondos de asistencia que se otorguen de acuerdo a lo establecido en el presente artículo serán inembargables y no estarán sujetos a ningún tipo de gravamen.

Artículo 7º. (Exoneración).- Los créditos concedidos al amparo del artículo 6º de la presente ley quedarán exonerados de los tributos que los gravan. Asimismo no se exigirán los certificados que justifican estar al día con sus obligaciones tributarias.

CAPÍTULO II

FINANCIAMIENTO DEL FONDO

Artículo 8º. (Financiamiento).- El Fondo se financiará con el producido total del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de frutas, flores y hortalizas, en las condiciones que se señalan en los artículos 9º a 14 de la presente ley. Dichos artículos quedarán derogados a partir del 1º de julio de 2005.

Artículo 9º. (Exoneración suspendida).- La exoneración dispuesta en el Literal A) del numeral 1) del artículo 19 del Texto Ordenado de 1996, quedará suspendida hasta el 1º de julio de 2005.

Artículo 10. (Sujeto pasivo).- Agrégase al artículo 6º del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el siguiente literal:

"K) Quienes tributen el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios por frutas, flores y hortalizas".

Artículo 11. (IVA agropecuario).- Modifícase hasta el 1º de julio de 2005 el inciso primero del artículo 11 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el que quedará redactado de la siguiente forma:

"IVA agropecuario - Impuesto a facturar. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente a la circulación de productos agropecuarios en su estado natural -con excepción de frutas, flores y hortalizas-, no será incluido en la factura o documento equivalente permaneciendo en suspenso a los efectos tributarios hasta tanto se transforme o altere la naturaleza de los mismos. En este último caso, los enajenantes deberán incluir el impuesto que resulte de aplicar la tasa que corresponda sobre el importe total neto contratado o facturado y no tendrán derecho a crédito fiscal por el IVA en suspenso.

Para el caso de frutas, flores y hortalizas en estado natural, el régimen del impuesto en suspenso cesará:

a) cuando los productores agropecuarios enajenen dichos bienes a sujetos pasivos del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio y,

b) cuando los referidos bienes se importen".

Artículo 12. (Deducciones no admitidas).- Los contribuyentes citrícolas o vitivinícolas sean estos exportadores o industriales, no podrán deducir en su liquidación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el impuesto incluido en sus adquisiciones de frutas, esté o no discriminado en la factura correspondiente.

Artículo 13. (Créditos fiscales).- Los productores agropecuarios que enajenen frutas, flores y hortalizas a sujetos pasivos del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio (IRIC) y que por lo tanto discriminen en la factura el Impuesto al Valor Agregado (IVA), contarán -al momento de realizar la liquidación- de un crédito fiscal equivalente al 100% (cien por ciento) del IVA facturado en el período que se liquida. El Poder Ejecutivo reglamentará la forma en la cual se controlará ese crédito.

El Poder Ejecutivo otorgará un crédito fiscal por el Impuesto al Valor Agregado incluido en la documentación de aquellas adquisiciones que integren el costo de las operaciones gravadas, hasta un máximo del 10% (diez por ciento) del importe que corresponda por el inciso anterior.

A los efectos de las liquidaciones previstas en los incisos anteriores no será exigible que los productores tengan contabilidad suficiente.

Artículo 14. (Deducción IVA).- El Impuesto al Valor Agregado (IVA) incluido en las adquisiciones e importaciones de frutas, flores y hortalizas que realicen los contribuyentes del Impuesto al Valor Agregado, se deducirá exclusivamente del impuesto correspondiente a las enajenaciones de dichos bienes. Si de la liquidación surgiera un excedente por tal concepto, dicho excedente se deducirá del impuesto correspondiente a las enajenaciones de los referidos bienes que se realicen en períodos posteriores.

Artículo 15. (Declaración).- Se declara que las citas a las normas del Texto Ordenado 1996 se refieren a las normas legales que le dan origen.

Sala de la Comisión, 20 de mayo de 2002.

JOSÉ AMORÍN BATLLE, Miembro informante, DANIEL GARCÍA PINTOS, RONALD PAIS, GUSTAVO PENADÉS, IVÁN POSADA.

Comisión de Hacienda

INFORME EN MINORÍA

Señores Representantes:

El proyecto alternativo tiene como finalidad la creación de un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja destinado a compensar las pérdidas que sufrieron los productores agropecuarios afectados por el tornado del día 10 de marzo, mantener el Fondo para enfrentar futuras adversidades climáticas y colaborar a la implementación de un sistema de seguros agrícolas.

La acción del temporal afectó a unas mil setecientas explotaciones, en su mayoría de predios de pequeñas extensiones, de gran importancia social y económica, en áreas de explotación intensiva, con actividad mayormente familiar y no cubierta con seguros que protegen tales accidentes climáticos.

La situación de la mayoría de estas familias es desesperada y las respuestas que ha dado el Poder Ejecutivo, los entes autónomos y las autoridades departamentales no han tenido en cuenta aún medidas relativas a la reparación de los daños en el aparato productivo, lo que resulta esencial ya que la población se ve privada de la fuente esencial de sus ingresos.

El proyecto en cuestión plantea una indemnización que abarca la totalidad de las pérdidas sufridas, recomponiéndose integralmente la capacidad productiva de los afectados.

Al mismo tiempo y una vez satisfechas las indemnizaciones, se mantendrá el Fondo en la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con un tope de veinte millones de dólares para atender futuras contingencias, y superados los veinte millones de dólares, el excedente se destina a la implementación de seguros agrícolas, contribuyendo a abaratar su costo.

El financiamiento planteado propone incrementos de impuestos de contralor de las sociedades anónimas incluidas las Sociedades Anónimas Financieras de Inversión (SAFI) llevándose la alícuota para la constitución y cierre del ejercicio al 3% y al 1,5% respectivamente estimándose una recaudación anual de quince millones de dólares.

La alternativa planteada no agudiza la muy injusta estructura de nuestro sistema tributario, basada mayoritariamente en impuestos al consumo, IVA e IMESI, que afecta relativamente más a quienes menos tienen y que restringe, frente a cada incremento, la ya disminuida capacidad de compra, aun de bienes esenciales, de grandes sectores de nuestra población.

Sala de la Comisión, 20 de mayo de 2002.

SILVANA CHARLONE, Miembro informante, CARLOS BARÁIBAR, MARTÍN PONCE DE LEÓN.

PROYECTO DE LEY

CREACIÓN

Artículo 1º.- Créase un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG) destinado a compensar las pérdidas que sufrieran los productores agropecuarios afectados por el tornado del 10 de marzo de 2002 e implementación de un sistema de seguros agrícolas.

BENEFICIARIOS

Artículo 2º.- Serán indemnizados por el Fondo creado a tales efectos según los criterios, condiciones y forma que establece esta ley, los productores agropecuarios, cualquiera sea la naturaleza jurídica de su explotación, afectados por el tornado del 10 de marzo de 2002 y que hayan asentado la denuncia correspondiente de los daños sufridos en la fecha, locales y formas establecidas en su oportunidad por el comunicado del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA) de fecha 12 de marzo de 2002.

ADMINISTRACIÓN

Artículo 3º.- La Administración del Fondo en lo relativo a la compensación por pérdidas sufridas por el tornado del 10 de marzo de 2002 estará a cargo de una Comisión Honoraria específica designada al efecto, la que funcionará de acuerdo a lo establecido en esta ley y al decreto reglamentario correspondiente.

INTEGRACIÓN

Artículo 4º.- La Comisión Honoraria para indemnización de los productores afectados por el tornado del 10 de marzo de 2002 funcionará en la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y estará integrada por cinco miembros designados por el Poder Ejecutivo, propuestos por:

A) Uno por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca que la presidirá.

B) Uno por el Ministerio de Economía y Finanzas.

C) Uno por el Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU).

D) Uno por el Banco de Seguros del Estado (BSE).

E) Uno por los productores afectados.

Artículo 5º.- La Comisión Honoraria para la indemnización de los productores afectados por el tornado del 10 de marzo de 2002, cesará en sus funciones una vez indemnizados los productores acreedores de la asistencia financiera según lo estipulado en esta ley y su decreto reglamentario.

VALORACIÓN

Artículo 6º.- La valoración de las pérdidas sufridas por cada productor afectado se hará con criterio objetivo y verificable, teniendo en cuenta:

A) Las pérdidas en instalaciones, depósitos, líneas eléctricas, ductos hídricos, equipos fijos, pérdidas en animales muertos, lesionados o perdidos, y pérdidas de cultivos y/o cosechas.

B) Una estimación del trabajo no realizado en el período en que el productor estuvo imposibilitado de producir en la forma en que lo hacía normalmente en su predio como consecuencia de los daños ocasionados por el tornado. La misma se calculará en base a los rubros productivos corrientes en la granja nacional, a saber:

- fructicultura de hoja caduca,

- horticultura,

- avicultura,

- suinicultura,

- lechería,

- apicultura y,

- otros que la reglamentación de esta ley establezca a propuesta de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA).

INDEMNIZACIONES

Artículo 7º.- Basándose en la valoración total de las pérdidas sufridas por cada productor, la Comisión Honoraria fijará una indemnización con la finalidad de que se recomponga íntegramente la capacidad productiva de los afectados y que pueda continuar la familia granjera en el campo haciendo frente a los gastos corrientes que lo permitan.

La entrega de la indemnización se hará por etapas sucesivas y controladas. Cada entrega se hará verificando que el productor haya cumplido efectivamente con el avance de los trabajos convenidos, asegurando que los Fondos asignados se utilicen solo y exclusivamente para los objetivos de esta ley.

Los beneficiarios serán notificados personalmente de la indemnización que se les haya asignado y contarán con un plazo máximo de diez (10) días hábiles contados a partir del siguiente de la notificación para impugnarla.

La Comisión deberá resolver el recurso planteado en un plazo no mayor de treinta (30) días.

Si transcurrido dicho plazo la Comisión no se hubiere pronunciado respecto del recurso interpuesto, se tendrá por acogida la pretensión del recurrente.

PRODUCTORES CON SEGUROS

Artículo 8º.- Aquellos productores afectados por el tornado que contrataron seguros contra accidentes climáticos y que cobraron primas por ellos o son acreedores de las mismas, recibirán un complemento hasta alcanzar la indemnización valorada por la Comisión Honoraria cuando ésta sea superior al pago efectuado o a efectivizarse por parte de la empresa aseguradora.

FINANCIAMIENTO

Artículo 9º.- Las erogaciones resultantes de la presente ley serán financiadas por los ingresos tributarios previstos en este Capítulo.

Artículo 10.- Sustitúyese el Título 16 del Texto Ordenado 1996 por el siguiente:

"TÍTULO 16

IMPUESTO DE CONTROL DE LAS

SOCIEDADES ANÓNIMAS

ARTÍCULO 1º.- Las sociedades anónimas, inclusive las regidas por la Ley Nº 11.073, de 24 de junio de 1948, estarán gravadas con un impuesto de control, el que se aplicará en ocasión de su constitución y al cierre de cada ejercicio fiscal.

ARTÍCULO 2º.- La base imponible estará constituida por el monto de capital contractual mínimo vigente para las sociedades anónimas al momento del acaecimiento de los hechos generadores a que refiere el artículo anterior, fijado de acuerdo al artículo 521 de la Ley Nº 16.060, de 4 de setiembre de 1989.

ARTÍCULO 3º.- Las tasas aplicables serán las siguientes:

a) 3% (tres por ciento) para la constitución de la sociedad.

b) 1,50% (uno con cincuenta por ciento) para cada cierre del ejercicio.

ARTÍCULO 5º.- Las sociedades anónimas que tengan por objeto exclusivo administrar Fondos de Ahorro Previsional, estarán exoneradas del impuesto a que refiere el presente Título.

Estarán asimismo exonerados del impuesto aquellos cierres de ejercicio de las sociedades cuyo activo fiscal esté compuesto en forma principal por activos destinados a la explotación agropecuaria. El Poder Ejecutivo reglamentará la presente disposición.

ARTÍCULO 6º.- El no pago del Impuesto de Control presumirá la falta de actividad de la sociedad, siendo de aplicación las disposiciones del artículo 80 del Título 1, del Texto Ordenado 1996, así como la imposibilidad de realizar cualquier tipo de operación en el sistema financiero nacional, con excepción de las inherentes a la cancelación de tributos".

Artículo 11.- Lo dispuesto en el Título 16 del Texto Ordenado 1996, en la redacción dada por el artículo 10 de la presente ley, será aplicable en todos los casos, excepto en la hipótesis en la que se hubiera consolidado el impuesto previsto en el artículo 1º del Título 5 del Texto Ordenado 1996, y siempre que dicha consolidación se hubiese efectuado con anterioridad al 30 de marzo de 2002.

Artículo 12.- Una vez indemnizados los productores afectados, el Fondo de Indemnización se mantendrá en la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca con un tope máximo de US$ 20: (veinte millones de dólares de los Estados Unidos de América) para ser utilizado en la indemnización por los eventuales daños causados por adversidades climáticas que afecten la actividad agropecuaria.

Para el caso de que se generare un excedente sobre los US$ 20: (veinte millones de dólares de los Estados Unidos de América) establecidos como máximo, el mismo se destinará para la implementación y efectivización de seguros agrícolas, lo que será objeto de reglamentación por parte del Poder Ejecutivo.

Artículo 13.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley dentro de un plazo de quince días contados a partir de la promulgación de la misma.

Sala de la Comisión, 20 de mayo de 2002.

SILVANA CHARLONE, Miembro informante, CARLOS BARÁIBAR, MARTÍN PONCE DE LEÓN".

——Léase el proyecto.

(Se lee)

——En discusión general.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Pido la palabra para una aclaración previa.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Señor Presidente: quisiera aclarar que soy productor agropecuario vinculado directamente al sector granjero. El asunto que vamos a tratar hoy está dedicado en forma expresa a la granja y es de interés general para todo el sector granjero. Como productor, como ingeniero agrónomo y como Presidente de la Junta Nacional de la Granja durante varios años, he trabajado en el tema.

Por lo expresado, me dirijo a la Cámara a efectos de solicitar la autorización correspondiente para permanecer en Sala durante el tratamiento de este proyecto, participando de la discusión y de la votación. Realizo la presente aclaración debido a que se puede entender que estaría comprendido en el literal M) del artículo 104 y en el artículo 77 del Reglamento de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa entiende que en principio no sería necesaria la votación de la Cámara, sino que bastaría con la declaración del señor Diputado. Pero, dada su solicitud, la vamos a poner a votación para que el asunto resulte lo más transparente posible.

Se va a votar.

(Se vota)

¾ ¾ Setenta y seis en setenta y siete: AFIRMATIVA.

Tiene la palabra el miembro informante en mayoría, señor Diputado Amorín Batlle.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: voy a decir algunas palabras sobre el funcionamiento de la Comisión.

Una vez llegado este tema a la Comisión, hemos recibido a representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y de Ganadería, Agricultura y Pesca a los efectos de que expusieran su posición sobre el proyecto de ley aprobado en el Senado de la República. Asimismo, recibimos a variadas agremiaciones y representantes de productores que vinieron a explicar también su posición, en algunos casos favorable y en otros negativa, con respecto a este proyecto de ley.

Con posterioridad a ello, la Comisión realizó un trabajo serio a los efectos de llegar a un acuerdo para que este proyecto pudiera ser votado afirmativamente. A ese respecto, en el correr de la exposición aclararemos algunas modificaciones realizadas al proyecto de ley votado en el Senado que considero sustanciales, importantes, beneficiosas y que mejoran en forma clara su contenido.

Con el fin de explicar esta iniciativa, la dividiremos en dos partes, tal como está dividido el propio texto.

El Capítulo I trata de la creación y funcionamiento del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Este capítulo, aun con discrepancias en algunos detalles, cuenta con mayoría favorable a la creación de este Fondo.

El Capítulo II trata de su financiamiento, y adelanto que es para nosotros el aspecto más beneficioso para la granja. Aquí se plantean las discrepancias entre quienes vamos a votar esta forma de financiación y quienes no la van a votar.

Reitero -porque me parece central en la argumentación favorable a la aprobación de este proyecto de ley- que quizás lo más importante y beneficioso que plantea este proyecto de ley para el sector granjero es la forma de financiación, más allá de que todo el producido de este impuesto -que seguramente vamos a votar en el día de hoy- va a ser destinado al Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja.

Como todos sabemos, este proyecto de ley tiene su historia, y el aceleramiento y el interés especial por tratarlo aumentó después del 10 de marzo de este año. En esa fecha, un sector significativo de productores -ya que su número supera los mil setecientos-, la mayoría de ellos medianos o pequeños productores, básicamente del departamento de Canelones, se vio afectado por un tornado que destruyó instalaciones, una cantidad importante de cultivos y dejó a un gran grupo de compatriotas en una situación muy complicada.

El principal destino de este Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja es atender las pérdidas que sufrieron en materia de infraestructura y de capital de giro los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002. Pero no es esta la única finalidad.

En el artículo 1º planteamos promover los seguros agrarios del sector granja, contribuyendo hasta con US$ 2:000.000 anuales para subsidiar las primas de los seguros. Es evidente que si todos los productores tuvieran seguros contra este tipo de catástrofes, estos problemas que estamos discutiendo hoy por las pérdidas que se ocasionaron en la granja serían minimizados.

Con las medidas propuestas se pretende también crear un fondo de emergencia para catástrofes climáticas y, asimismo, apoyar programas de fomento de la integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas. En la Comisión de Hacienda, a propuesta del Nuevo Espacio Independiente se han agregado dos incisos, cuya explicación seguramente hará el señor Diputado Posada, que es miembro de la Comisión. En uno de ellos se propone financiar una estrategia integral de apoyo al desarrollo de la granja vegetal y, en el otro, apoyar la creación de un mercado regional en Salto que permita consolidar la producción hortifrutícola de los departamentos de Salto y Artigas.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Perdón, señor Diputado.

Se suspende la sesión por cinco minutos, ya que está sonando una alarma de detección de humo.

(Es la hora 15 y 47)

——Continúa la sesión.

(Es la hora 15 y 51)

——Solucionado el inconveniente, puede continuar el miembro informante en mayoría, señor Diputado Amorín Batlle.

(Murmullos.- Campana de orden)

——La Mesa solicita a los señores Diputados que hagan silencio, a efectos de poder escuchar al orador.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: con respecto al Fondo que estamos creando a través de las primeras disposiciones, corresponde hacer referencia al artículo 5º, que para la utilización del Fondo prevé el asesoramiento preceptivo -esto fue agregado en la Comisión de la Cámara de Representantes- de la JUNAGRA y la creación de una Comisión Fiscal integrada por un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, un representante de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y dos delegados del sector productivo, uno de ellos del norte del río Negro.

En el artículo 6º incluimos algunas disposiciones básicamente relativas a la reglamentación. Entendimos que para certeza de todos los que estamos trabajando en el tema, y sobre todo de los productores granjeros, era conveniente que ello figurara en el proyecto de ley. En especial, quería extenderme en el tema del financiamiento del Fondo, que creo que es el punto central de este proyecto, donde están las diferencias sustanciales entre quienes estamos hoy en Sala.

Quienes vamos a votar este proyecto de ley entendemos que la aplicación del Impuesto al Valor Agregado a las frutas, flores y hortalizas es, además de un impuesto para financiar este Fondo, un impuesto de protección a la producción nacional, un impuesto de protección a la granja. Por lo tanto, pensamos que este es, sin lugar a dudas, mucho mejor como financiación que cualquier otro impuesto que se pudiera proponer.

Vamos a explicar de la forma más clara posible cómo funciona este impuesto. Este es un Impuesto al Valor Agregado que se impone a frutas, flores y hortalizas que hasta ahora no lo pagaban, y para ver cómo funciona tendremos que distinguir entre frutas, flores y hortalizas importadas y aquellas de producción nacional. Todas las importadas van a pagar el impuesto cuando se introducen en el país. Todas pagarán el 23% de IVA más la tasa que se fije de adelanto de IVA por las sucesivas etapas de comercialización, que puede llegar al 34,5%. Es decir que las frutas y hortalizas importadas pagan a la entrada al país un 34%, cualquiera sea su canal de comercialización. Si es a través de comercios que tributan el IMPEQUE, es decir, el Impuesto a las Pequeñas Empresas, no pagarán más el impuesto; o sea que la única etapa en la que pagan este impuesto es en la introducción al país. Si se comercializan a través de empresas contribuyentes del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio, esto es, en los comercios con cierto volumen, como pueden ser "autoservices" o supermercados, pagarán además, en la etapa de venta al consumidor final, un impuesto del 14%. Esta también es una modificación que hemos decidido en la Comisión, y que seguramente va a ser votada hoy, de acuerdo con un artículo sustitutivo que será presentado a la Mesa.

¿Qué pasa con las frutas y hortalizas nacionales? Aquellas que se comercialicen a través de empresas que paguen IMPEQUE -y la estimación es que son la mayoría, el mayor volumen- no pagarán IVA en ninguna etapa. El IVA permanecerá en suspenso; no lo pagarán jamás. Es decir que este tipo de frutas y hortalizas nacionales que compiten con las extranjeras tendrán cero impuesto, y las extranjeras tendrán 34% de impuesto. Esto es protección a la industria nacional. Por eso es que este impuesto es absolutamente positivo.

Pero hablemos ahora de las frutas y las hortalizas nacionales que pagan impuesto, que son las que se comercializan a través de contribuyentes del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio, que -como decíamos- son comercios de cierto volumen. ¿Qué ocurre ahí? Ahí se termina el IVA en suspenso, y el productor agropecuario que vende al supermercado o al intermediario debe hacerlo con un 23% de IVA. En la factura debe discriminarse el precio y el impuesto, cuánto es lo que cobra el productor y cuánto es el IVA. Ese IVA será del 23%. ¿Qué ocurre? Que cuando ese productor agropecuario liquide el IVA, tendrá un crédito automático del 23%, de la totalidad del IVA facturado, es decir que no paga IVA; o sea que está en la misma condición que estaba al día de hoy. Pero sucede que quien compra al productor agropecuario tiene una factura del 23% de IVA que va a poder descontar del IVA que tiene que pagar al final de la cadena. ¿Qué va a pasar en este caso? Supongamos que es un supermercado: compra las frutas y las hortalizas a equis precio más un 23% de IVA, y las vende a equis precio más un 14% de IVA. Esa es quizá la principal modificación que hicimos en la Cámara de Representantes a este proyecto. Se paga el 23% de IVA en todas las etapas de comercialización, menos en la venta al consumidor final, en que se paga un 14%.

Volvemos al ejemplo del supermercado. ¿Qué va a hacer el supermercado? Va a cobrar las hortalizas con IVA y le va a descontar el IVA compras, el 23%. Por lo tanto, ¿qué va a pasar con el precio final de las frutas y las hortalizas nacionales que se comercialicen a través de los supermercados? Su precio no debería aumentar absolutamente nada. Con el descuento del IVA compras -que de hecho el supermercado no paga- sobre el IVA ventas, no debería aumentar absolutamente nada. Y esta es la principal modificación que hemos hecho en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes.

Cuando en el Senado se discutió este tema se decía que la producción nacional que se vendiera a través de supermercados podría aumentar en algo su precio. Esa fue una de las principales críticas que nos hicieron algunos productores del norte del río Negro. A pesar de que algunas delegaciones dijeron que teníamos todo arreglado y que nada se iba a modificar, estas críticas de productores de Salto y de Bella Unión fueron atendidas por la Comisión y hoy podemos decir con absoluta tranquilidad: el precio final de la fruta y verdura nacionales no va a aumentar, más allá de que se comercialicen a través de las ferias o de los pequeños comercios -que pagan IMPEQUE- o de los contribuyentes que pagan el Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio.

Esta es la principal modificación que se ha hecho y creo que debe quedar absolutamente claro para todos que, en la forma en que está concebido este impuesto, este es un paso extraordinario en el camino de la protección de la producción nacional.

Creo que ha quedado claro que se paga impuesto por las frutas y verduras importadas, mientras que en lo que tiene que ver con las frutas y verduras nacionales este impuesto se descuenta a lo largo de su comercialización y, por lo tanto, no grava al productor, al intermediario ni al consumidor final. Esta es una modificación sustancial en el tema. Si todos tuviéramos absoluta libertad -creo que la tenemos-, deberíamos apoyar calurosamente este proyecto de ley. Confío en que así será.

Quiero decir, señor Presidente, alguna cosa más.

(Interrupción del señor Representante Ponce de León)

——La industria nacional, cuando compraba frutas y hortalizas nacionales debía pagar un 23%, porque transformaba el producto original. Cuando se sancione este proyecto de ley esto no será así, porque el 23% tendrá el mismo tratamiento que explicamos hasta el momento. Por lo tanto, la industria nacional que trabaje con frutas y verduras nacionales, tendrá una rebaja del 23% en sus insumos y podrá descontarlo en su producto final.

Queremos dejar claro y repetir que la totalidad de este impuesto va para el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Con ese fin se han arbitrado medidas para que todos tengan la tranquilidad de que así será.

Creemos que esta es una medida interesante, innovadora y ajustada a las circunstancias que el país está viviendo. Es absolutamente necesario defender la producción nacional y, repito -es mi punto de vista-, me parece central apoyar a los damnificados por el tornado del 10 de marzo, lo cual se logra por esta vía. Pero este tipo de impuestos no ayuda solo a los damnificados, sino absolutamente a toda la producción granjera nacional.

Finalmente, queremos decir que este impuesto tiene una validez de tres años. Llegado el 1º de julio de 2005, quienes ocupen estas bancas deberán decidir si este impuesto habrá de seguir y si dio buenos resultados. Nosotros pensamos que dará impulso a un sector que lo necesita, a un sector que mueve a miles de personas, a miles de familias que viven en la granja, que están orgullosas de hacerlo y que son hijos y nietos de granjeros, a quienes sentimos que debemos proteger.

Por eso, señor Presidente, aconsejamos a la Cámara votar este proyecto de ley.

9.-     Intermedio.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Dese cuenta de una moción, presentada por la señora Diputada Tourné y los señores Diputados Da Silva, Ronald Pais y Amorín Batlle.

(Se lee:)

"Mocionamos para que la Cámara pase a intermedio desde la hora 17 hasta las 17 y 30".

——Se va a votar.

(Se vota).

——Setenta y cinco en setenta y seis: AFIRMATIVA.

10.-     Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y       Fomento de la Granja).

Continúa la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra el señor Diputado Pandolfo.

SEÑOR PANDOLFO.- Señor Presidente: el proyecto alternativo del Frente Amplio-Encuentro Progresista -que establece las pautas para el funcionamiento del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja- tiene como finalidad la creación de un Fondo destinado a compensar las pérdidas que sufrieron los productores agropecuarios afectados por el tornado del 10 de marzo, mantenerlo para enfrentar futuras adversidades climáticas y colaborar con la implementación de un sistema de seguros agrícolas.

La acción del temporal afectó a unas mil setecientas explotaciones, en su mayoría predios de pequeñas extensiones, de gran importancia social y económica, en áreas de explotación intensiva, con actividad mayormente familiar y no cubierta con seguros que protegen tales accidentes climáticos.

La situación de la mayoría de estas familias es desesperada y las respuestas que han dado el Poder Ejecutivo, los entes autónomos y las autoridades departamentales aún no han tenido en cuenta medidas relativas a la reparación de los daños en el aparato productivo, lo cual resulta esencial, ya que la población se ve privada de la fuente esencial de sus ingresos.

El proyecto en cuestión plantea una indemnización que abarca la totalidad de las pérdidas sufridas, recomponiéndose íntegramente la capacidad productiva de los afectados.

Al mismo tiempo y una vez satisfechas las indemnizaciones, se mantendrá el Fondo en la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con un tope de US$ 20:000.000 para atender futuras contingencias y, superada esa cifra, el excedente se destina a la implementación de seguros agrícolas, contribuyendo a abaratar su costo.

El financiamiento planteado propone incrementos del impuesto de control de las sociedades anónimas, incluidas las sociedades anónimas financieras de inversión, y lleva la alícuota para la constitución y para el cierre del ejercicio al 3% y al 1,5% respectivamente, estimándose una recaudación anual de US$ 15:000.000.

La alternativa planteada no agudiza la muy injusta estructura de nuestro sistema tributario, basada en su mayoría en impuestos al consumo -IVA e IMESI-, que afectan relativamente más a quienes menos tienen y que restringen, frente a cada incremento, la ya disminuida capacidad de compra, aun de bienes esenciales, de grandes sectores de nuestra población.

Vamos a realizar unos breves comentarios sobre el proyecto del Frente Amplio-Encuentro Progresista. Como queda claramente expresado, nuestra diferencia sustantiva con el Capítulo II del proyecto en mayoría refiere al financiamiento. De ninguna manera vamos a incrementar el impuesto que encierra más injusticia social, que es el IVA.

Con relación al articulado, vamos a realizar dos puntualizaciones. El artículo 1º de nuestro proyecto establece: "Créase un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG) destinado a compensar las pérdidas que sufrieran los productores agropecuarios afectados por el tornado del 10 de marzo de 2002 e implementación de un sistema de seguros agrícolas".

Queda claro que el Fondo se crea exclusivamente con ese fin y no como lo plantea el informe en mayoría. Con total honestidad intelectual y como lo demostrarán los señores Diputados que harán uso de la palabra más adelante, ponemos en tela de juicio que se pueda cumplir con los seis objetivos planteados, pues pensamos que será totalmente insuficiente para ello.

La segunda puntualización que queremos hacer es con respecto al artículo 6º de nuestro proyecto, y tiene que ver con que nuestros productores permanezcan en el campo, para que no suceda como en las últimas décadas, en que más de treinta y cinco mil granjeros abandonaron el aparato productivo.

Por eso, en lo que se refiere a la valoración, el artículo 6º establece: "La valoración de las pérdidas sufridas por cada productor afectado se hará con criterio objetivo y verificable, teniendo en cuenta: A) Las pérdidas en instalaciones, depósitos, líneas eléctricas, ductos hídricos, equipos fijos, pérdidas en animales muertos, lesionados o perdidos, y pérdidas de cultivos y/o cosechas".

En el literal B), que consideramos sustantivo, se establece lo que se conoce como lucro cesante. En él se determina: "Una estimación del trabajo no realizado en el período en que el productor estuvo imposibilitado de producir en la forma en que lo hacía normalmente en su predio como consecuencia de los daños ocasionados por el tornado. La misma se calculará en base a los rubros productivos corrientes en la granja nacional, a saber: fruticultura de hoja caduca, horticultura, avicultura, suinicultura, lechería, apicultura y otros que la reglamentación de esta ley establezca a propuesta de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA)".

Es cuanto quería decir.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Penadés.

SEÑOR PENADÉS.- Señor Presidente: en la tarde de hoy, la Cámara de Representantes procederá a votar un tema largamente discutido, quizá mucho más de lo que hubiéramos deseado.

Es en ese sentido que debemos recordar que los primeros intentos efectuados en nuestro país de gravar con IVA las frutas, verduras y flores los mencionó el señor Presidente de la República hace un tiempo, pero con otro objetivo, cuando propuso la generalización del IVA.

En aquel momento, esa propuesta no recibió de parte del sistema político -en especial voy a referirme al Partido Nacional- el apoyo necesario para hacerlo.

Desde ese entonces, el Gobierno ha insistido en esto en demasiadas oportunidades, quizá muchas más de las que nos hubiese gustado, pero no porque no entendamos que en algún momento la generalización del IVA se deba discutir, sino porque quienes desde hace algunos años estamos en esto sabemos que cuando una idea no nace naturalmente o con consenso, tiende a desaparecer.

¿Qué fue lo que ocurrió? Que en marzo, en Canelones y el área metropolitana de Montevideo, se produjo una catástrofe climática. El señor Diputado Chápper me acota que también sucedió en San José; por lo tanto, hablemos de la catástrofe climática en el área metropolitana de Montevideo, Canelones y San José, que nos pone ante una situación realmente muy compleja. Digo que es muy compleja porque desde ese entonces el Gobierno insiste nuevamente con la aplicación del IVA a las frutas, flores y hortalizas, pero aquí con un objetivo preciso: la creación del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Ahí se abre una discusión parlamentaria extensa, en la que intentamos mejorar el proyecto original, lo que creo que conseguimos.

Entiendo que el Gobierno se equivocó en una sola cosa: debería haber atendido a los damnificados por la catástrofe climática mucho más rápidamente.

(Apoyados)

——Señor Presidente: nunca tendríamos que haber dado la sensación de que se tomaba a alguien de rehén para tratar de llevar adelante cambios que, si los hubiésemos discutido, habrían logrado la aceptación del Parlamento. Porque era clarísimo que este proyecto, no por los objetivos buscados -que los compartimos-, sino por su financiación, determinaba que su discusión fuese larga y tediosa, como lamentablemente ha ocurrido.

El Gobierno tendría que haber tenido confianza y tranquilidad en que el Partido Nacional, siendo consciente de las dificultades por las que el país atraviesa hoy en materia económica, financiera y fiscal, habría trabajado para buscar las formas de financiar las erogaciones que se hubieran producido en aquel entonces como consecuencia de atender a los damnificados.

Así es que, no como reproche, ni mucho menos, sino como una constatación de lo que en el futuro tendrá que pasar, diré que entre todos debemos generar la confianza y, fundamentalmente, tener la responsabilidad -que en más de una oportunidad el Partido Nacional ha demostrado- de no proponer generación de gastos sin financiamiento, y más con la dificilísima situación por la que nuestro país está atravesando.

Pero las cosas se dieron de otro modo. Hoy nos congratulamos del trabajo realizado en cuanto a los objetivos que la ley busca, que han llevado a una dirección que debemos destacar como positiva, pues los fondos generados por la financiación propuesta no serán administrados por el Ministerio de Economía y Finanzas, sino por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con la participación activa de la JUNAGRA y de los productores. De esta forma estamos garantizando que los fondos recaudados se destinen a los objetivos establecidos en la ley y que, además, sean férreamente fiscalizados por quienes serán los beneficiarios del esfuerzo que todo el país realizará.

A la granja y su destino no voy a dedicar parte de mi intervención, entre otras cosas, porque otros señores Diputados de mi Partido harán uso de la palabra al respecto con mayor autoridad. Sí debo decir que en una coyuntura y en un momento especial -esta también debe ser una de las lecturas del proyecto de ley- hay voluntad de los Partidos de votar esta iniciativa por la afirmativa -y, por qué no reconocerlo, también del Gobierno- para intentar crear este Fondo con el objetivo de buscar financiamiento para los seguros, para la creación de fondos, para el estudio de estrategias para el desarrollo de la granja y el apoyo a la creación de mercados regionales, fundamentalmente en el litoral norte del país.

Si otorgamos la administración de estos recursos al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y a los productores, si damos la fiscalización a los productores y si el objetivo es atender a quienes en primera instancia se han visto seriamente damnificados por los fenómenos climáticos -cuando digo a todos es a todos, a toda la granja, a quienes se dedican a la producción hortifrutícola o a cualquier otra que pueda estar englobada en las características de la producción granjera-, estaremos dirigiéndonos al objetivo fundamental que en esta primera instancia, con este Fondo, pretendemos llevar adelante.

A eso le tendríamos que agregar la parte más antipática de todas, que es la de la financiación. Quizá no todos con la misma responsabilidad nos demos cuenta de que la atención que nos merece la granja en este caso tiene su costo, que con gusto se va a intentar solventar, no solo para poder sortear la situación por la que puntualmente están atravesando esos productores, en especial los del sur del país, a raíz de la turbonada de marzo, sino para enfrentar realidades que han cambiado la estrategia que debe llevar adelante nuestro país con relación a la defensa de la producción nacional. Estas realidades están inmersas en un contexto inestable, quizá de una inestabilidad dirigida desde lo regional, como pocas veces se ha visto. Me refiero a la situación que desde 1999 tiene Brasil, por la política de devaluación permanente de su moneda, y a la tragedia que está viviendo la República Argentina desde diciembre del año pasado, tragedia a la que, lamentablemente, no se le ve un horizonte cercano de solución y que compromete -¡vaya si compromete!- el destino de nuestro país.

Es en ese contexto que el Gobierno pretendió la financiación de la idea a través de la generalización del IVA. Por supuesto que esta idea no nos gustaba. Reconozcamos que no es de buena técnica de política tributaria que los fondos de un impuesto tengan un destino fijado. Reconozcamos que eso no es la mejor política tributaria. Reconozcamos también que esto trae aparejado que quienes tributan IRIC van a tener que trasladar al consumo -en ínfimos porcentajes, pero es un traslado al fin- parte de esta tributación.

Así fue como, trabajando en esto, los integrantes de la Comisión de Hacienda que proponemos las modificaciones a las que el señor Diputado Amorín Batlle hacía referencia, traemos al seno de la Cámara una propuesta que difícilmente pueda no ser votada por todos los sectores. Está dirigida a la tributación de un 23% de IVA para los productos importados y a la aplicación de los beneficios de descuentos a toda la cadena que recién se explicaba bien en Sala, hasta llegar al consumidor de las grandes superficies en un 14%. Esto va a generar un fondo que, sin ser el ideal, quizá buscando una extensión en la trayectoria podamos lograr que atienda al objetivo que se persigue con este proyecto de ley.

La defensa de la producción nacional, la promoción de la granja en toda su extensión, el incentivo al establecimiento de seguros, la creación de un Fondo Nacional de Emergencia, la apoyatura para la creación de mercados regionales y el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja -administrado por parte del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y de los productores-, se traducen en un proyecto que con profunda tranquilidad de espíritu presentamos a la consideración de la Cámara, teniendo en cuenta las circunstancias por las que el país atraviesa. Sabemos que no es la mejor solución, pero es la que hemos podido encontrar, y estamos convencidos de que a través de su aprobación se defiende la producción nacional y se busca el establecimiento de promociones que puedan seguir haciendo viable la existencia de la granja en nuestro país.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Posada.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: a veces sucede que los momentos de crisis generan oportunidades. Nadie duda de que el sector de la granja, al igual que otros de la economía nacional, en particular el agropecuario, es uno de los que están sufriendo esta crisis. Para colmo de males, desde el 10 de marzo se sumó a esa crisis un fenómeno climático que generó desazón a muchos de los productores afectados. Llovió sobre mojado.

Esa situación de crisis es la que de alguna manera abre la oportunidad, por primera vez en mucho tiempo, de que seriamente se considere en el seno del Parlamento la creación de un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Debemos ser absolutamente sinceros; esto no es lo que corresponde a la visión de nuestro sector político, sino a la que en general predomina en el seno de esta Cámara. Si no hubiera existido el fenómeno climático del 10 de marzo, difícilmente estaríamos considerando un proyecto de ley que cree, como este, un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja.

Compartimos expresamente los dichos del señor Diputado Penadés en cuanto a que esta situación, que en algunos casos sabemos desesperada, porque hemos escuchado testimonios de los productores, debió ser atendida por el Poder Ejecutivo en tiempo y forma. Entendíamos y entendemos que se pudo disponer de recursos de forma tal de atender lo urgente, para después, a través de la creación de este Fondo, dar una respuesta definitiva a todos quienes han sido damnificados por el tornado del 10 de marzo.

En ese sentido, esta Cámara de Representantes se expresó en más de una oportunidad, y lamentamos que su expresión no haya sido tenida en cuenta a la hora de propiciar una atención a los problemas urgentes que generan la desesperación de muchas familias de productores.

Decíamos al principio que esta también era una oportunidad para la creación de este Fondo, que va a atender las pérdidas en materia de infraestructura productiva y capital que tuvieron los productores por esa situación creada a partir del 10 de marzo, con un criterio amplio, de acuerdo con lo que se establece en este proyecto de ley. Los productores más pequeños, que en muchos casos son los que sufrieron prácticamente la desaparición de su único sostén, de su único medio de vida, y cuyos daños no superan los US$ 3.000, van a recibir, de acuerdo con los criterios que se fijan en esta iniciativa y que se introdujeron a nuestra propuesta en el trabajo que realizó la Comisión de Hacienda, una compensación por el 100% de esas pérdidas. También en la Comisión de Hacienda se incorporaron otros criterios que considero de medular importancia a la hora de determinar cómo va a atender este Fondo a los productores damnificados. Los literales B), C), D) y F) del artículo 6º establecen claramente los criterios que deberá seguir el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca a la hora de atender a los productores. Y esto me parece de medular importancia porque significa dar a los productores la vía, los criterios que, en definitiva, tendrá que aplicar el Poder Ejecutivo.

Nuestro sector, el Nuevo Espacio Independiente, insistió particularmente en un tema que para nosotros es de fundamental importancia: el desarrollo, de una vez por todas, de una estrategia para el sector de la granja vegetal; una estrategia que, indudablemente, debe ser definida, elaborada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca con la participación de las gremiales que representan a los productores de la granja.

Nos parece que, en los últimos tiempos, el Poder Ejecutivo ha hecho esfuerzos realmente importantes para atender al sector de la granja. Pero a esos esfuerzos les ha faltado un hilo conductor, un plan estratégico, que defina los principales objetivos que en esa materia deben trazarse, las políticas que se debe aplicar por parte del Ministerio, con estrecha participación y colaboración de los distintos productores, representados por las gremiales que trabajan en el sector.

Fue en ese sentido que hicimos especial hincapié no solo en incorporar dentro del artículo 1º -como destino a ser financiado por este impuesto- el desarrollo de una estrategia integral para el sector de la granja vegetal, sino también en establecer claramente la obligación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de elaborar un Plan Estratégico para el sector siguiendo determinados lineamientos también establecidos en la ley. Para ello se le otorga un plazo de ciento ochenta días y, una vez vencido, tendrá quince días más para informar de la propuesta a la Asamblea General.

Por lo tanto, los momentos de crisis son también momentos de oportunidad, y acá consagramos una oportunidad que es la de apoyar el desarrollo de un sector que venía siendo castigado por la propia crisis, pero, especialmente, por la situación climática generada a partir del 10 de marzo pasado.

Este era un tema de sensibilidad; en primerísimo lugar, se trataba de dar una respuesta concreta, solidaria, frente a una situación que se había creado fundamentalmente en el departamento de Canelones. Y esa respuesta sensible, esa respuesta solidaria está planteada, precisamente, a través de la creación de este instrumento que, por un lado, atiende las pérdidas, los daños ocasionados por esta situación, con los límites establecidos en el artículo 6º, y, por otra parte, aprovecha la oportunidad para dar al sector de la granja vegetal una verdadera estrategia.

Pero tampoco nos quedamos allí, sino que, además -con muy buen criterio-, se señala que este Fondo deberá apoyar la creación de un mercado regional en el litoral norte, un mercado que dé respuesta al sector de productores que desarrolla su actividad fundamentalmente en el departamento de Artigas, en la zona de Bella Unión y en el departamento de Salto, con el fin de que, a través de un instrumento de comercialización, tengan la posibilidad de defender mejor sus precios.

Señor Presidente: estos son los comentarios que debíamos hacer con respecto al Fondo, que es, en realidad, el centro del proyecto. Curiosamente -quizás porque no ha habido una estrategia política adecuada-, ha sido conocido a nivel de la opinión pública como el impuesto a las frutas y verduras, cuando lo esencial de este proyecto de ley es la creación de un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, cuando lo central de esta iniciativa es que, en definitiva, hay una decisión solidaria del Parlamento de la República en el sentido de asistir a los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo.

Ahora bien: tampoco esta parte que refiere a las fuentes de financiamiento debe ser analizada con sentimiento de culpa. Nosotros, al menos, no lo tenemos, porque más allá de que se pueda decir que no es el instrumento adecuado para desarrollar la protección de las frutas y hortalizas nacionales -podemos convenir en tal cosa-, en función de la normativa del comercio internacional y de las normas fijadas por la Organización Mundial del Comercio, de hecho este proyecto significa proteger la producción nacional respecto de los productos importados.

Tal como ha sido explicado por el señor miembro informante, el financiamiento de este Fondo va a ser a expensas de un impuesto que será trasladado exclusivamente a los productos importados. Serán las frutas y hortalizas importadas las que, en definitiva, solventen el financiamiento de este Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. La modificación que se introdujo en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y que hoy vamos a votar, estableciendo que el IVA para el consumo final se fijará a la tasa mínima, supone claramente que la imposición a las frutas y verduras nacionales va a tener un significado prácticamente nulo, con lo cual el financiamiento del Fondo será, como lo veníamos indicando, a través del Impuesto al Valor Agregado para las frutas, hortalizas y flores importadas.

Esta era otra pauta de lo que debe contener, a nuestro juicio, una actitud política: sensibilidad y responsabilidad. Sensibilidad para atender una situación a la que había que responder con una actitud solidaria; pero también responsabilidad, para permitir un financiamiento que proporcione los fondos necesarios para que este sector funcione.

Porque este Fondo no solo va a atender el fenómeno climático, no solo va a financiar la estrategia integral para el sector de la granja vegetal, sino que promoverá los seguros agrarios, para cubrir un aspecto muy importante de inseguridad que afecta a todo el sector de la granja. En ese sentido, a través de la creación del Fondo se va a subsidiar hasta el 60% de las primas que pagan los productores, y, por otra parte, se creará un fondo de emergencia para catástrofes, que va a ayudar a que el precio de las primas de los seguros tienda a ser accesible para todos los productores.

Entonces, siendo fieles a la actitud que ha caracterizado a nuestro sector en materia política, vamos a acompañar este proyecto de ley, siendo sensibles cuando hay que serlo, asumiendo la solidaridad que se debe tener, pero, fundamentalmente, actuando con responsabilidad y permitiendo que a través de este Impuesto al Valor Agregado a las frutas, hortalizas y flores se financie un objetivo que, sin duda -más allá de las distintas visiones políticas que existen en este Parlamento-, todos entendemos como imprescindible.

Es todo lo que quería señalar.

11.-      Intermedio.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Correspondería que hiciera uso de la palabra el señor Diputado Agazzi, que dispone de treinta minutos para su exposición, pero como faltan dieciocho minutos para el intermedio votado por la Cámara, la Mesa sugiere que se realice en este momento.

(Apoyados)

——Se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta y seis en sesenta y seis: AFIRMATIVA.

La Cámara pasa a intermedio.

(Es la hora 16 y 44)

——Continúa la sesión.

(Es la hora 17 y 47)

12.-     Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

——Prosigue la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra el señor Diputado Agazzi.

SEÑOR AGAZZI.- Señor Presidente: finalmente llegó a la Cámara de Diputados este tema que, en realidad, ya se discutió en todo el país. Un señor Diputado que hizo uso de la palabra antes que yo, decía que el tema entró mal. Entró rodeado de desconfianza. Tuvo un mal nacimiento. Esto condenó la sana discusión de la creación de este Fondo de Reconstrucción y Fomento. Quisiera que mis palabras fueran un aporte para centrar lo que realmente tenemos que discutir y debemos resolver.

En realidad, lo que nos aflige de los proyectos de ley de los que tomamos conocimiento en la tarde de hoy es que el problema central que motivó todas las movilizaciones, todas las asambleas de productores, todas las comparecencias de los representantes en estos ámbitos, las reuniones con autoridades ministeriales e, inclusive, la transformación de este proyecto de ley que fue creado para otra cosa, fue la situación de los damnificados, mayoritariamente de Canelones, en parte también de San José y muy pocos en Montevideo. Creo que el problema central, que no nos deja perder la brújula, es que hace setenta y dos días que estos damnificados están esperando.

El Poder Legislativo consideró esto en dos oportunidades. La primera fue pocos días después del tornado, cuando a través de una minuta de comunicación nos referimos a las obligaciones de los servicios del Estado; la segunda oportunidad fue cuando esta Cámara consideró unánimemente que el departamento de Canelones se encontraba en estado de catástrofe y habilitó con ello el necesario cumplimiento de las obligaciones del Poder Ejecutivo en el sentido de brindar protección, dar socorro y utilizar las herramientas que realmente tiene y debe emplear ante tales acontecimientos.

Se ha dicho que dinero no hay. No quiero mencionar los US$ 33:000.000 asignados al Banco Comercial porque es cierto que se invirtieron en acciones preferentes, vendibles, y son recuperables, pero creo que el ánimo de la Cámara en las oportunidades en que se habló sobre esto, y hoy también, es que no hay cosa más preferente que salvar a estos dos mil productores que fueron afectados por el tornado del 10 de marzo. Inclusive, las asignaciones que se hicieron al proyecto Mi Granja -que ha fracasado económica y técnicamente- han costado muchos millones de dólares a este país y los pagamos todos. En el caso de los productores de Canelones afectados por el tornado, hablamos de productores que ya están andando, es gente que ya está trabajando, produciendo alimentos para todos nosotros. No se trata de ningún invento de laboratorio; se trata de preservar lo que ya tenemos y ya está probado.

En realidad, nosotros entendemos que la creación de un fondo de reconstrucción para la granja es absolutamente compartible, y el proyecto que presentamos lo propone. Lo que ha sucedido es que en este debate -que empezó mal, que estuvo lleno de desconfianza porque anteriormente este IVA se había creado con un simple fin recaudatorio- la discusión fue zigzagueante y experimentó una especie de inflación de destinos: se fueron agregando objetivos. No sé -porque no tengo formación en la materia- si es bueno que a un proyecto se le vayan agregando y agregando objetivos. Creo que esto fue lo que pasó con esta iniciativa, por distintos motivos.

Los tres primeros objetivos que tiene el proyecto que nos envía el Poder Ejecutivo refieren a la recomposición de toda la granja; lo extraño es que después tiene artículos de fomento que son solo para parte de la granja. El proyecto incluye fomento para la granja vegetal, pero nadie explicó y no hay nada que diga por qué se necesita una estrategia integral de apoyo solamente a la granja vegetal. En realidad, en el país tenemos granja vegetal y granja animal, y el estudio que hizo la Junta Nacional de la Granja sobre los productores afectados demuestra que más del 80% tiene producciones animales y vegetales. Esa es la realidad de nuestro país. No encontramos razones por las cuales se fundamente fomentar solo una parte de la granja. Esto nos puede llevar a la discusión de otros temas que hoy no están sobre el tapete. Creo que abrir una discusión sobre el desarrollo y la promoción de la granja es otro tema, muy profundo y muy serio; inclusive, hay instituciones del Estado encargadas de atenderlo.

La ley que creó la JUNAGRA establece que su objetivo es la difusión, dirección y vigilancia de la promoción granjera, y nosotros en este proyecto también estamos hablando del desarrollo de la granja; estamos asignando a un Fondo objetivos que ya están incluidos en otra institución del Estado. Cuando la organización de la agricultura va hacia los sistemas integrados de producción y no hacia la especialización productiva, creo que esto constituye un tema que debe discutirse bien, pero no en el marco de esta urgencia, porque tenemos dos mil productores esperando algún tipo de ayuda; no es este el marco más adecuado para las discusiones conceptuales que, si realmente queremos tener resultados efectivos, son las que deberíamos generar.

Entre los objetivos del proyecto de ley que tuvo mayoría en la Comisión de Hacienda también se establece el fomento a la integración vertical y horizontal, así como a la estrategia de desarrollo o la creación de un mercado regional, pero no se dice quién se va a encargar de eso. Quizá estas cosas parezcan detalles; yo creo que esto es producto de la inflación que se produjo a medida que fuimos discutiendo y agregando cosas. En ese sentido, para nosotros el proyecto que presentamos es claro en cuanto a que debe centrarse en que queremos crear un Fondo para la reconstrucción de la granja, pero no sirve andar a las carreras.

Además, pensamos que los productores afectados por el temporal no tienen ninguna culpa. Lo sufrieron. Y no encontramos razón por la cual deban recibir un préstamo para recomponer el aparato productivo, y además un préstamo proporcional al daño que tuvieron. Conozco a productores que perdieron menos de US$ 3.000, y de acuerdo con lo que aquí se propone -que se les va a indemnizar en atención a las pérdidas-, esa cantidad no tiene absolutamente ninguna importancia para su empresa.

SEÑOR POSADA.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR AGAZZI.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: si se lee detenidamente el proyecto de ley que tenemos a consideración, en el literal A) del artículo 6º se hace referencia a los criterios para establecer la cuota parte no reintegrable a la cual debe ajustarse la reglamentación. Dice: "A) Para los productores de escaso tamaño económico y con daños menores a los US$ 3.000 (tres mil dólares de los Estados Unidos de América), la asistencia no será reintegrable". Es decir que se deben dar dos aspectos.

Por su parte, el literal B) del mismo artículo establece: "Los niveles máximos de apoyo se otorgarán a los productores afectados cuyo monto de daño en términos absolutos sea bajo y siempre que ese monto sea proporcionalmente significativo en relación al valor total de la unidad productiva".

Me parece que era importante señalar esto puesto que la intervención del señor Diputado derivaba por un camino que podía no tener en cuenta estos aspectos que están incluidos en el proyecto de ley.

Gracias, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Agazzi.

SEÑOR AGAZZI.- Señor Presidente: yo ya había leído esto, pero convengamos en que se puede mejorar. Nosotros vamos a hacer propuestas concretas en este sentido porque, tal como se establece aquí, un productor con US$ 4.000 de daño recibe menos ayuda que uno con US$ 3.000. Tal vez sea un problema de detalle; estamos en la discusión general del proyecto de ley y quizás no fui hábil al entrar a considerar los detalles de cosas chicas. Para mí, esto es consecuencia de la velocidad con la que discutimos cosas importantes. Creo que, como Cuerpo, tenemos capacidad de elaborar una iniciativa que sea clara y mejor.

También proponemos que se indemnice de alguna manera a la gente por los días de trabajo que perdió porque el temporal le voló la infraestructura; no tienen la culpa de estar de brazos cruzados, sin poder trabajar porque se les voló todo.

Con respecto al financiamiento, también estamos de acuerdo en que el IVA no es un instrumento adecuado para estas cosas. Es cierto -lo admitimos- que, trabajosamente, después de mucha discusión en distintas instancias, el impuesto se ha mejorado. Lo reconocemos, así como también las cosas que ha explicado el informe en mayoría en el sentido de que, en realidad, afecta menos a los consumidores. ¡Seguro!, también recauda menos, pero lo que recauda siempre tiene su origen en los consumidores de frutas y verduras. Los millones de dólares que recaude saldrán de los bolsillos de quienes compran cebollas, zanahorias y bananas. Es lo que destacamos, más allá de la discusión sobre el IVA.

Nosotros concordamos con un señor Senador -quien lo expresó en la discusión en el Senado- que el IVA en el Uruguay tiene características expropiatorias. Es uno de los más altos del mundo y, además, es un impuesto resbaladizo. El descuento del IVA pasa a ser una figura tradicional en el Uruguay. Reitero: es un impuesto resbaladizo.

En realidad, estamos de acuerdo con el diagnóstico que se hace en la Carta de Intención sobre el sistema tributario uruguayo, firmada en marzo con el Fondo Monetario Internacional, pero no con que la solución para ese diagnóstico sea generalizar el IVA. Es cierto que se necesita una reforma tributaria que conduzca a la inversión, a evitar las fugas, es decir, todo lo que allí dice. Estamos de acuerdo con eso. Pero pensamos que debe hacerse con una reforma tributaria que se base en la capacidad contributiva y no en un impuesto al consumo.

Nosotros, a diferencia de esto, estamos proponiendo un impuesto de control de las sociedades anónimas. Si no hubiéramos presentado este proyecto de ley, votaríamos el IVA bajo esta formulación, porque este IVA es diferente de los otros que tenemos y de los que vienen. Pero igual sale de los bolsillos de los consumidores. Nosotros preferimos -nos parece más justo y conveniente- que esto salga de las sociedades anónimas.

SEÑOR LACALLE POU.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR AGAZZI.- Disculpe, señor Diputado, pero no puedo concederle la interrupción que me solicita porque no dispongo de tiempo. Voy a hablar un poco más y después los dejo interrumpir. Es la única vez que voy a hablar. No es falta de gentileza, señor Diputado.

Otro argumento que se ha dado es que esta es una medida espejo de la Argentina. A esta altura, no sé si es mérito tener medidas espejo de la Argentina. Podríamos tener otros espejos, por ejemplo, el espejo de Brasil, pensando en las tasas de interés de los créditos a los productores, en cómo hace su endeudamiento externo y en cómo organiza su política productiva y comercial.

Si vamos a discutir instrumentos de protección, discutamos eso. Hay muchos otros instrumentos de protección. Me parece que aquí, en realidad, existía la voluntad de que se aprobara el IVA a las frutas y hortalizas y se encontraron argumentos de oportunidad y, lo admito, reformas positivas. Lo admito; únicamente que discrepo con que ese deba ser el enfoque tributario del país.

En resumidas cuentas, estoy de acuerdo en que exista un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja y en que lo obtenido por este impuesto vaya ahí, pero no comparto de dónde sale, es decir, que salga de los consumidores.

En la discusión que hubo en estos días se dijo también que hemos tenido impuestos que se han alimentado del consumo. Es cierto; tuvimos una interpelación al señor Ministro de Economía y Finanzas cuando discutimos toda la temática azucarera. Esto ha sido mencionado. Ahora bien; que históricamente el Uruguay haya optado por subsidiar la producción de azúcar con el impuesto al azúcar no significa que hoy debamos tomar eso como camino. Es cierto que es un camino que muchos países utilizan. Con muchos productos, Estados Unidos hace recaer el subsidio en el precio al consumidor, pero es un país con un ingreso anual de US$ 20.000 per cápita. Nuestra situación es totalmente diferente. Creo que no podemos tomar herramientas del primer mundo en este lugar en el que vivimos. Me parece que debemos tener otra filosofía tributaria, porque no tenemos los altísimos ingresos que permiten adecuar los precios ya que la gente puede comprar. Creo que nuestra competitividad viene por otro lado; viene por los costos de producción y no por los precios de venta. Esto forma parte de otro debate, pero, de todas maneras, quiero dejarlo sentado.

Recuerdo que cuando solicitamos al señor Ministro Bensión un precio base para el azúcar, si el ajuste hubiera recaído en los consumidores -cosa que no proponíamos- habría costado $ 11 por persona por año. Y esto va a costar bastante más; no quiero dar números para que no nos pongamos a discutir sobre ellos.

La otra cuestión que quería tratar en la discusión general de este proyecto es que los productores de Canelones realmente han sufrido una extorsión. Se les ha planteado que es esto o nada, cuando, en realidad, en la Cámara no habíamos discutido este asunto. Esto lo dijeron los Ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca y de Economía y Finanzas o, por lo menos, eso es lo que ha salido en la prensa.

Nosotros no aceptamos esta propuesta. A nadie le gusta poner impuestos en épocas de recesión y lo que acá sucedió fue que se trató de lograr el apoyo de los productores para poner un impuesto a los consumidores. Los productores no tienen la culpa de esto y casi me siento inclinado a apoyarlos cuando dicen: "Si esto es lo que me dan, lo tengo que agarrar". Pero acá, en la Cámara de Diputados, somos nosotros los que estamos discutiendo cuál de las vías es la más adecuada. El Poder Legislativo es autónomo con relación al Poder Ejecutivo, y puede resolver las cosas que le parezcan mejor.

Nosotros proponemos algo que nos parece mejor, que es crear un Fondo más concreto, financiado con un impuesto a las sociedades anónimas. Ahí hay una posibilidad de lograr la meta y no hay ningún inconveniente, porque son sumas muy moderadas. Creemos que esto apunta a un mejor equilibrio y que es más conveniente para los productores, porque cuanto menos impuestos tengan los consumidores, más fácilmente colocarán aquellos el fruto de su trabajo.

Es cuanto quería decir.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Señorale.

SEÑOR SEÑORALE.- Señor Presidente: vamos a adelantar nuestra opinión favorable a este proyecto aprobado por la Comisión respectiva. Lo hacemos porque en él se recogen viejos reclamos de los sectores granjeros de nuestro país.

Por el Capítulo I de esta iniciativa se crea el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, que podríamos resumir diciendo que tiene tres grandes objetivos. El objetivo inmediato es responder a las circunstancias generadas a partir del acontecimiento climático del 10 de marzo. Hoy, los Diputados debemos dar prueba de la sensibilidad que tenemos para responder a esa difícil situación que están viviendo los productores de Canelones y de San José como consecuencia del tornado. Esto se reclamó en esta Cámara en días pasados: que debíamos tener sensibilidad. Hoy vamos a ver quiénes la tenemos frente a esta difícil situación que viven los productores. Reitero que este es el objetivo inmediato de este proyecto.

Esta iniciativa tiene, a su vez, otros aspectos muy importantes que, para nosotros, benefician sensiblemente al sector granjero y tienen proyección hacia el futuro.

Otro de los objetivos es crear de antemano los recursos o instrumentos necesarios para afrontar los posibles accidentes climáticos que puedan afectar al sector de la granja. Diría que este es el sector productivo primario que está más expuesto frente a estos accidentes climáticos; es el más azotado por esa circunstancia de la naturaleza. Por esta iniciativa se van a crear los recursos e instrumentos adecuados para atender esas necesidades. Uno de ellos es el subsidio del seguro para la protección frente a esas contingencias climáticas, que es un viejo reclamo del sector granjero. Aquí se va a subsidiar, porque todos sabemos que las primas de estos seguros -que tienen un elevado costo- son inalcanzables para pequeños y medianos productores. Se va a instrumentar un subsidio que va a comprender hasta un 60% de ese seguro agrario.

A su vez, se va a crear un Fondo de Emergencia para hacer frente a esos accidentes climáticos. Esto dará una respuesta definitiva a los planteamientos y requerimientos de los sectores granjeros, que cada vez que sufren las consecuencias de la naturaleza tienen que salir a pedir ayuda a las autoridades de Gobierno. Creo que es bueno y saludable que de antemano tengamos los medios e instrumentos necesarios, porque así daremos tranquilidad a esos productores en el sentido de que sabrán que si sufren las inclemencias de la naturaleza, tendrán cómo ser atendidos. Hay que tener en cuenta que esta es una actividad que requiere de una fuerte inversión. Cito el ejemplo de mi departamento, Salto, en el que es muy importante el sector granjero. Allí, por cada hectárea de invernáculo o de micro o macro túneles, se invierten US$ 50.000. Diría que en las 250 hectáreas que hay en áreas cubiertas en mi departamento, tenemos una inversión de US$ 10:000.000. Esa inversión de US$ 10:000.000 en infraestructura de invernáculos puede ser borrada en muy pocos minutos por un accidente climático de la naturaleza y, de pronto, ahí está el esfuerzo de toda una vida de trabajo, y no solo de los actuales productores. Probablemente, en las barras habrá quienes son productores granjeros, así como también lo fueron sus padres y sus abuelos, que quizás vinieron de lejanas tierras -de España, de Italia, del País Vasco- a afincarse para trabajar en nuestras chacras. De pronto, en pocos segundos, pierden todo el esfuerzo generado durante dos o tres generaciones de productores. Hoy, a través de esta iniciativa daremos tranquilidad a los productores con relación a esas inversiones, pues desde ahora estarán resguardados de las inclemencias de la naturaleza.

Hay otro aspecto que para nosotros también es sumamente importante: el referido a la promoción y desarrollo de la granja. En ese sentido, el país ha recorrido experiencias muy importantes en sectores también vinculados a la actividad primaria. Todos conocemos lo que ha sido la reconversión del sector vitivinícola y los excelentes resultados que se han ido logrando, paso a paso, en ese proceso impulsado desde el Gobierno Nacional y, fundamentalmente, a través del INAVI. Pienso que resultaría valioso aplicar esa experiencia al sector granjero. Hay que tratar de incorporarle tecnología de manera de hacerlo más eficiente y competente.

Nuestra granja tiene mucho para crecer, inclusive en el mercado interno. El 30% del consumo hortifrutícola de nuestro país proviene del extranjero. ¡Vaya si hay un mercado importante a conquistar en lo interno! ¿Cuántas cosas que hoy compramos en el exterior podríamos producirlas en este país? Hace pocos días se estaba importando papas y cebollas. Yo digo: ¿Uruguay no tiene condiciones para abastecer nuestro mercado de papas y cebollas?

En una segunda instancia se debe apuntar a crecer con relación a lo que el país necesita, que son las exportaciones, es decir, crecer hacia afuera. Si otros países de América Latina, como por ejemplo Chile, llegan con los productos de sus granjas a todas partes del mundo -como Estados Unidos y Europa-, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros? Este proyecto brinda los instrumentos necesarios para provocar el desarrollo que nuestra granja requiere.

Cabe decir -esto es más localista- que, en materia de desarrollo, este proyecto incluye algo que para nosotros, los salteños, y para la demás gente del norte es sumamente importante. Me refiero al apoyo al mercado hortifrutícola regional de Salto para toda la zona norte. En los últimos quince años, nuestra granja ha venido creciendo sustancialmente. Diría que el 25% de la producción nacional se genera en el norte, entre Salto y Bella Unión. En el departamento de Salto se producen más de 100:000.000 de kilos de hortalizas y frutas. Ese es el resultado del esfuerzo y del trabajo de las autoridades del Gobierno y del Gobierno Municipal, que han estado apoyando esto. Para nosotros es sumamente valioso que se incluya en este proyecto de ley el respaldo a este mercado, porque sobre esto se viene trabajando. Desde hace cuatro o cinco años, el Gobierno Municipal ha venido promoviendo la creación de este mercado hortifrutícola y ya se ha avanzado bastante en los estudios. En la intersección de las Rutas Nos. 3 y 31, en el lugar más estratégico de la granja del departamento de Salto, está ubicado un predio de 50 hectáreas de la Intendencia Municipal de Salto. En este momento se están haciendo los estudios necesarios para que allí se pueda instalar lo que hoy se llama...

SEÑOR MOLINELLI.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR SEÑORALE.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR MOLINELLI.- Señor Presidente: compartimos plenamente todo lo expuesto por el señor Diputado Señorale, sobre todo en este punto vinculado a uno de los destinos que tendría este Fondo, como la creación de un mercado regional en Salto. Sin duda, esto adquiere gran importancia, porque se estaría creando un mercado regional para el litoral norte del país. Obviamente, Salto y Artigas tienen y han tenido un desarrollo en esta área -sin duda, con dificultades-, así como otros departamentos, como Paysandú, que también tienen posibilidades en este sector. Un mercado regional ubicado en el norte del país serviría para desarrollar esta actividad en toda la zona.

Por esta razón, en este punto ampliaríamos los alcances del inciso y, en ese sentido, creo que existen algunas iniciativas.

Con respecto a la creación de un fondo de emergencia para catástrofes climáticas, sabemos que no solo se padeció esta catástrofe del 10 de marzo, que sin duda fue la mayor, sino otras menores, que sufrieron menos cantidad de productores con menos extensiones. Estos productores también podrían estar contemplados por este fondo de emergencia para catástrofes climáticas, ya que sus pérdidas fueron similares a las de los damnificados del 10 de marzo. En el caso de Paysandú, a fines de enero hubo pérdidas, por supuesto mucho menores en monto y en afectados, pero los productores perdieron la base de su sustento productivo, por lo que también es importante contemplar su actividad.

Era cuanto quería decir con respecto al punto, y agradezco al señor Diputado Señorale la interrupción que me concedió.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Señorale.

SEÑOR SEÑORALE.- Señor Presidente: el objetivo fundamental de este mercado hortifrutícola -o como se le llamó recientemente a través de un decreto de la Junta Departamental de Salto: "Parque de Actividades Agroalimentarias"- es proteger al productor de la zona. ¿Qué ocurre con los productores granjeros de nuestra zona? Arrancan el tomate, el morrón o las frutas, los ponen en un cajón y se lo entregan al intermediario; el productor pierde el control de ese producto, no sabe su destino ni el precio que obtendrá por su trabajo y esfuerzo. Muchas veces se dan hasta situaciones ridículas, porque cuando al productor le llega la liquidación, se encuentra con que, en vez de recibir algo, debe plata, ya que le imponen los costos del flete, etcétera. Es decir, en vez de percibir algo a cambio de su esfuerzo, lo que recibe es una deuda o una cuenta.

Con este mercado regional, fundamentalmente se pretende proteger a esos productores del norte que, reitero, generan casi el 25% del consumo nacional. Es más: creo que, durante muchos meses del año, el principal abastecedor del mercado de todo el país proviene del norte. No se tome esto como que el norte está en competencia con el sur, porque creemos que a la granja hay que integrarla totalmente, ya que es la única forma de crecer. Hoy la granja del norte y del sur no compiten, sino que se complementan por sus distintas formas de producir, por los distintos productos que se obtienen y por las épocas en que cosechan.

Asimismo, queremos que en torno a este mercado se generen otras actividades que den respuesta a los problemas laborales, para lo cual pensamos incorporar las agroindustrias relacionadas con el sector. ¿Por qué los tomates tienen que viajar quinientos kilómetros para ser procesados en otras partes del país? ¿Por qué no incorporar en torno a la propia actividad del norte la agroindustria necesaria para procesar? ¿Por qué solo producir productos frescos, si también podemos generar los jugos y las pulpas que se puedan procesar en las agroindustrias que se desarrollen en el entorno?

Esto se financia aplicando el IVA, como lo demostró precisamente el señor Diputado Amorín Batlle, a las frutas y verduras importadas. Ya se ha demostrado que la producción nacional no sufrirá ningún incremento; lo único que pagará IVA será todo aquello que provenga del exterior. Esto, básicamente, es una barrera arancelaria, una protección a nuestros productores, ¡y vaya si se ha pedido! En reiteradas oportunidades se pidió proteger a la producción nacional. Bueno, esta es una forma precisa de protegerla.

Nuestros productores tendrán un 33% de diferencia en comparación con los de otros países, ya que estos últimos tendrán que pagar un 33% por concepto de impuesto para ingresar sus productos. Esto permitirá a nuestros chacreros competir en mejores condiciones e, inclusive, crecer hacia el mercado interno, ya que muchas veces tendrán mejores precios que los productos importados. ¡Y vaya si es importante proteger lo nacional! Si lo hacen otros países ¿por qué no hacerlo nosotros? ¿Acaso seguiremos siendo los mismos ingenuos al no proteger nuestra producción, si lo hacen las grandes potencias como Estados Unidos y los países de la Unión Europea, a través de subsidios, o las naciones cercanas, imponiendo barreras arancelarias a nuestros productos, como lo hacen Argentina, Brasil y todos los países que protegen su producción primaria? Pienso que este es uno de los logros importantes, ya que era un viejo reclamo de los sectores hortifrutícolas el ser protegidos de la competencia de los productos extranjeros.

Además de proteger la producción y a los productores, este proyecto también tiene otros efectos. Con él también estamos protegiendo a los trabajadores de la actividad hortícola, que no son pocos. Diría que es la actividad primaria que más mano de obra relativa genera. En la ciudad de Salto, aproximadamente seis mil personas viven del trabajo de la chacra y los invernáculos. Entonces, protegiendo al productor también estamos protegiendo a los miles y miles de uruguayos -hombres, mujeres y jóvenes- que trabajan en la granja nacional.

Asimismo, con la aprobación de este proyecto protegeremos a los propios consumidores, ya que una granja eficiente, que se desarrolle y logre productos competitivos, es la mejor forma de hacerlo. Imagino qué sería de nuestro país si nuestra granja se derrumbara. ¿Cómo atenderíamos las necesidades de consumo de la gente? Con productos importados, que sabemos que siempre serán mucho más caros. Por lo tanto, protegiendo y desarrollando la granja nacional también protegemos a los consumidores de este país, porque tendrán productos nacionales a precios mucho mejores.

Por otra parte, también se dijo que el proyecto incluye un beneficio para la agroindustria, que recibirá una especie de subsidio, ya que utilizando la materia prima de nuestras chacras tendrá la posibilidad de descontar el IVA con que esté gravada esa mercadería. Es decir que las agroindustrias que utilicen materias primas de nuestras chacras, también recibirán los beneficios de este proyecto de ley.

Por estas razones, apoyamos este proyecto totalmente convencidos de que es el instrumento que viene a dar solución definitiva a viejos postulados de nuestros sectores granjeros.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Señorale.

SEÑOR SCAVARELLI.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR SEÑORALE.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR SCAVARELLI.- Señor Presidente: agradecemos la presentación que está haciendo nuestro amigo, el señor Diputado Señorale, y aprovechamos la interrupción que nos concede para recordar que hace pocos años tuvimos la responsabilidad del Sistema Nacional de Emergencias. Sin duda, este proyecto representa un enorme paso adelante.

Se encuentra presente el señor Senador De Boismenú, que en ese entonces era Director del Banco de Seguros del Estado, quien recordará que con varios organismos nacionales pudimos traer expertos en seguros agrícolas, porque después de recorrer el país en tiempos de catástrofe climática uno toma conciencia del drama que vive el que tiene en juego la totalidad de su capacidad productiva, como bien decía el señor Diputado Señorale.

Por esta razón, creo que sería bueno pensar en sistemas similares para otros campos de la producción, pero no nos debe paralizar en el esfuerzo tener un comienzo de solución para un tema en el que el país se juega tanto.

Todos sabemos la importancia que tiene la exportación en la supervivencia del país, pero también tenemos plena conciencia de la trascendencia del mercado y de la producción nacionales como trampolín del país, para su calidad de vida, para su propia gente y como sustento de la actividad exportadora. El país no solo tiene servicios, sino que también tiene un futuro de agroindustria poderosamente llamado desde el fondo de la historia. Por eso queremos manifestar, en esta breve interrupción que gentilmente se nos concede, nuestra satisfacción porque después de tanto tiempo hayamos podido arribar a un proyecto de ley que, como todo, es perfectible, pero que contempla una necesidad que la gente de la producción tiene clara, del mismo modo que quienes, sin estar en la producción agropecuaria, nos acercamos al drama de la granja, que está en crisis por factores que le son absolutamente ajenos. Con esto no se está cubriendo un riesgo comercial, sino uno imprevisible de tal magnitud que si se pretendiera cubrir con el solo efecto del productor y sus propios medios, sería imposible por el costo que tiene la prima del seguro.

Agradezco al señor Diputado Señorale por haberme concedido esta interrupción y al señor Presidente por haberla autorizado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Señorale.

SEÑOR SEÑORALE.- Señor Presidente: para terminar, quiero recordar que en el país ha habido valiosas experiencias de generación de fondos para atender estas situaciones. Basta recordar los fondos que se generaron, en el sector agropecuario, con destino a la situación originada por la fiebre aftosa o los problemas sanitarios del citrus.

Creo que el proyecto es bueno y va a ser beneficioso para atender reclamos largamente efectuados por el sector granjero, como la protección frente a las inclemencias del tiempo y la promoción de su desarrollo y crecimiento.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Lacalle Pou.

SEÑOR LACALLE POU.- Señor Presidente: antes que nada, quiero decir que suscribimos en un todo las palabras de nuestro compañero, el señor Diputado Penadés.

Queremos iniciar esta exposición partiendo del ya por todos conocido y tan comentado domingo 10 de marzo. Ese día, el departamento de Canelones y algunas zonas del de San José se vieron azotadas por fuertes vientos que no se veían desde larga data en nuestro país y que, lamentablemente, es por lo menos previsible que continúen sucediendo.

Ese día, nuestro sector, el Herrerismo, se comunicó con la Presidencia de la República solicitando la adopción de algunas medidas. El primer paso fue comunicarnos con el Secretario de la Presidencia, señor Lago, para que se citara al Comité de Crisis. Era claro que esta turbonada iba a traer aparejadas medidas de corto, mediano y largo plazo. Nosotros creíamos que las primeras consistían en restablecer la energía eléctrica, las telecomunicaciones, levantar los escombros, etcétera. En ese sentido, entendemos que esa tarea se cumplió en buena forma y reconocemos la buena intervención del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, dando una mano en el arreglo de las casas habitación.

Ya en ese momento, era notorio para todos que las soluciones a largo plazo no tenían otro medio que el económico. Para ser claro: la única manera de arreglar esto es con plata.

En aquel momento, desde las filas de nuestro sector, el Herrerismo, conociendo la situación del Erario -que no era la mejor-, tratamos de hacer propuestas alternativas. En ese sentido, en la Comisión de Hacienda del Senado se pretendió dar un destino distinto a dineros que estaban comprometidos en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, aplicándolos, inclusive, al mismo sector. También planteamos extraoficialmente a los voceros del Gobierno la posibilidad de que rápidamente se ayudara a aquellos que se habían visto dañados, comprometiendo el voto del Partido Nacional en la futura Rendición de Cuentas para descontar este gasto que creíamos urgente. Lamentablemente, esto fue descartado por los voceros del Gobierno y, como bien decían el señor Diputado Penadés y algún otro señor Diputado preopinante, los productores que sufrieron estos daños han sido y continúan siendo tomados de rehenes. El mensaje que se les ha trasmitido es que si se aprueba el proyecto hay dinero y, si no es así, que Dios los ayude porque no lo hay.

Creemos que esta actitud no es justificable ni de recibo, como tampoco fue la que se adoptó en un episodio que quizás no haya tenido tanta trascendencia. Cuando en el mes de noviembre se produjo una granizada fuerte en el departamento de Canelones, hubo un compromiso por parte del Estado de subsidiar un seguro contra el granizo y de prestar asistencia con los créditos, pero este seguro, hasta el día de hoy, no ha sido instrumentado.

Para ingresar, ahora sí, en la consideración de este proyecto de ley, pero estribando en lo que estábamos diciendo, debo expresar que es una lástima que no se haya indemnizado a estos productores; es una lástima que esta iniciativa tenga que ser considerada "a condición de", cuando la gente está con el agua hasta el cuello. Digo esto, en primer término, por la injusticia que se ha cometido con los productores y, en segundo lugar, por la falta de tranquilidad que hemos tenido o podemos tener los legisladores al estudiar este proyecto. Creo que de haber sido indemnizados y de tratar tranquilamente la iniciativa en cualquier Comisión de esta Casa, fácilmente este proyecto de ley podría haber sido apoyado por todos los que ocupamos bancas en este Cuerpo. Seguramente habría logrado la unanimidad.

¿Por qué estamos seguros de esto? Porque creo que lo peor que tiene esta iniciativa -y algún señor Diputado lo decía- es el nombre. Lo que primero choca a la opinión pública es el IVA a frutas y verduras. Sin embargo, apenas uno empieza a leer y a asesorarse con quienes conocen la materia tributaria, se da cuenta de que este proyecto de ley tiene su parte positiva, ¡y vaya si la tiene! Por supuesto que esta iniciativa en nada se parece al malogrado IVA que el Gobierno pretendió aplicar en tres o cuatro oportunidades y al que el Partido Nacional se resistió férreamente; de lo contrario, hoy sería una realidad.

Decíamos que apenas comenzamos el análisis, notamos que hay aspectos que, para sorpresa nuestra, han sido insistentemente reclamados desde los sectores productivos y también desde muchos de los sectores políticos representados en el Parlamento. Estos aspectos tienen que ver con el tema de la protección de los bienes de producción nacional.

Como bien explicaba el miembro informante en mayoría, señor Diputado Amorín Batlle -y aclaro que no vamos a ingresar en una larga exposición-, a nadie le queda la menor duda de que el mecanismo establecido en este proyecto, donde se permite el crédito fiscal por parte de los productores nacionales en contraposición al tratamiento que se da a los productos importados, actúa claramente como una barrera de protección. ¡Cuántas veces reclamada, cuántas veces pintada en un muro, cuántas veces arengada en una tribuna la protección de la industria y de la producción nacional! Este proyecto de ley no hace nada más ni nada menos que establecerla.

Un ejemplo cercano, que quizás haya pasado inadvertido porque recién volvíamos del receso, fue lo que votamos aquí, por unanimidad, con respecto a los vinos. Alegremente, aquí se subió la tasa a vinos nacionales e importados y ese día nadie habló del consumidor. Por supuesto que dejamos salvadas las diferencias porque hoy estamos hablando de bienes de primera necesidad; pero en aquel momento todo el Parlamento, para proteger la industria nacional, levantó en un buen porcentaje las tasas de todos los vinos: los importados y los nacionales.

Hace un rato pedimos una interrupción al señor Diputado Agazzi porque nosotros, en algunos momentos, hablamos de conceptos que se terminan enfrentando. Estamos hablando de protección y estamos hablando del consumidor. Sabemos que muchas veces esos conceptos no van de la mano. El señor Diputado Agazzi hablaba del azúcar. Ese es un ejemplo. Entre gitanos no nos vamos a adivinar la suerte; aquí sabemos los mecanismos que existen -no legalmente, sino sentándose a una mesa- para proteger a la producción nacional. ¿Y ahí a quién se le ha ocurrido decir que gracias a eso el consumidor está pagando más? No se ha escuchado una voz, porque hay que encontrar el equilibrio entre el hecho de que no se aumenten en gran forma los precios para el consumidor y que al mismo tiempo exista la producción nacional.

Con esto no estamos haciendo nada más ni nada menos que convertir en un texto legal lo que pasa en otros ámbitos y no se puede comentar hacia afuera; dicho sea de paso, existe el compromiso -lo comentamos hacia adentro- de que eso siga existiendo.

Por otro lado, haciendo referencia a lo que decía el señor Diputado Agazzi acerca de los consumidores, no hemos visto que algún supermercado -ni uno solo- pidiera audiencia al Parlamento porque va a tener que subir los precios o porque va a vender menos. ¿Aquí alguien sabe cuánto se le paga a un productor cuando entra a un supermercado y cuál es el precio que se pone en las góndolas? ¿No sabemos que el productor tiene que hacer cola, que tiene que aceptar las condiciones del supermercado, que a veces hasta tiene que pagar una góndola o entrar en sorteos en los que no quiere participar y después -hay honrosas excepciones, porque los propios productores se encargan de mencionarlas, y esto no es una propaganda para Tienda Inglesa; quiero ser bien claro en ello- cobra a sesenta, noventa, ciento veinte, ciento ochenta días, tarde, mal y nunca lo que ha entregado en tiempo y forma?

Entonces, además de la diferencia entre lo que se paga al productor y lo que se cobra al consumidor, aparte del negocio financiero que significa jinetear ese dinero durante tanto tiempo, me quedan muchas dudas de que ese precio se traslade al consumidor, no solo porque lo dijeron aquí los delegados del Ministerio de Economía y Finanzas y el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, sino más que nada porque no lo dijeron quienes podrían ser afectados.

Por otra parte, creemos que lo medular de este proyecto -algo que hemos reclamado insistentemente- es el tema del seguro. Nosotros no nos podemos quedar tranquilos si aprobamos un proyecto de ley indemnizando a aquellos productores que sufrieron los vientos del 10 de marzo. Con las alteraciones climáticas que estamos viviendo hoy, quizás mañana deberemos votar otra ley en el mismo sentido.

Creemos que, de una vez por todas, aprovechando -en el buen sentido, como decía el señor Diputado Posada- esta crisis, se debe dar una indemnización y, acollarado a ello, tiene que venir un seguro en serio, un seguro que -como está establecido en el texto- va a ser subsidiado hasta en un 60%. Quizás esa sea la parte vital de este proyecto de ley.

Además, nos queda la tranquilidad de que lo estamos creando por ley, porque si me dijeran que el Estado se compromete hoy a instrumentar un seguro como lo hizo en noviembre, no me quedaría tranquilo. Lo que me deja tranquilo es que si hoy se obtienen las mayorías necesarias y esto se convierte en ley; se tiene que cumplir.

No es menor en la instrumentación de este proyecto de ley la creación de una Comisión Fiscal Honoraria. Se ha comentado en la Comisión de Hacienda que a muchos nos preocupaba cuánto dinero iba a salir de un banco, cuánto se iba a ir cayendo del carro hasta la tranquera y cuánto iba a llegar a destino, debido a la lamentable costumbre de que los consultores muchas veces han sido los grandes beneficiarios de la asistencia a la granja. Por eso nosotros creemos vital que la Comisión Fiscal Honoraria que se crea y que va a controlar y fiscalizar el cumplimiento de los fines de este Fondo esté integrada por productores. Aclaro que he conversado con algunos compañeros sobre la posibilidad de agregar un productor más a los dos establecidos en el proyecto, y mocionaremos en tal sentido.

Nosotros creemos -y en ese sentido legislamos- que las políticas destinadas a la granja deben ser asesoradas preceptivamente por aquellos que tienen barro en las uñas, por quienes se van a beneficiar o van a padecer las políticas que se lleven a cabo.

Algún señor Diputado preopinante habló del despilfarro de Mi Granja. ¡Lo que ha gastado el Estado en Mi Granja es más de lo que debe todo el sector granjero por concepto de endeudamiento! Entonces, ¡vaya si nos deja tranquilos que ahí estén los productores, que son los que vuelven al pago, quienes integran gremiales y van a tener que poner la carita para decir a sus colegas qué es lo que han hecho! Eso es lo que nos genera más tranquilidad en todo este proyecto de ley.

Por último, hemos estado de acuerdo con la propuesta del Nuevo Espacio Independiente de incluir una estrategia para el sector de la granja. Creo que esta ha tenido carencias, por impulsos, por organismos y por programas que se van sucediendo y que pretenden poner a otra persona para dirigir, pero sin tener en cuenta realmente quién es el sujeto que se puede beneficiar con estas políticas. En ese sentido, apoyando lo que el Nuevo Espacio Independiente ha propuesto, hemos bregado -y hemos obtenido el compromiso por parte de miembros del Partido Colorado en tal sentido- por empezar al menos a discutir en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca el proyecto de ley que hemos presentado hace un mes y algunas semanas con relación al Instituto Nacional de la Granja Vegetal.

No hago futurología y es muy fácil hablar con el diario del lunes, pero de haber existido este Instituto, otro hubiera sido el andar de este proyecto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Gallo Imperiale.

SEÑOR GALLO IMPERIALE.- Señor Presidente: tal vez estemos llegando a la culminación del proceso legislativo por el cual se aprobaría en el día de hoy la creación y funcionamiento del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Ha sido un proceso largo y creo que los comentarios generales sobre el proyecto fueron muy bien puestos de manifiesto por nuestro compañero de bancada, el señor Diputado Agazzi.

Queremos hacer algunas otras consideraciones porque tenemos una enorme preocupación en cuanto a que este proyecto de ley dé verdadera solución al problema. Nuestra preocupación se centra en las dos grandes áreas afectadas por esto que empezó el 10 de marzo y que estaría culminando hoy si realmente este proyecto se aprobara con las modificaciones que, desde nuestro punto de vista, resultan necesarias para perfeccionarlo.

La primera gran preocupación radica en el propio problema de los damnificados. Quienes hemos recorrido el departamento -lo hemos hecho muchos legisladores de esta bancada y de esta Cámara- hemos visto los dramas que han padecido y siguen padeciendo muchísimos de los damnificados, que al día de hoy llevan setenta y dos días.

El señor Diputado Penadés decía que este es un proceso largamente discutido, y es así; demasiado discutido para aquellos que están, día a día, esperando una solución. Tal vez en el proceso legislativo este lapso no sea largo, pero hay que ponerse del lado de aquellos que desde el 10 de marzo, primero, y siete días después, cuando el exceso de lluvias potenció mucho más los perjuicios que tuvo el sector, están viviendo el día a día, porque hay muchos productores que tienen dificultades de subsistencia diaria. Y aquellos que no tienen dificultades de subsistencia diaria tienen paralizado su aparato productivo porque no cuentan con recursos para empezar, para comprar insumos ni para poner gasoil en su tractor a fin de poder recomenzar.

Entonces, frente a esa preocupación, a ese drama, a lo que representa el día a día para los damnificados, ¿no tendría que haber habido una respuesta rápida del Poder Ejecutivo, para luego empezar a analizar temas que son de orden legislativo y que tienen demoras en el proceso? ¿No tendría que haberse puesto en marcha el artículo 464 de la Ley Nº 15.903, que da la posibilidad al Poder Ejecutivo de que en caso de catástrofe -¡y vaya si esta lo fue!- disponga del 1% del Presupuesto a los efectos de solucionar rápidamente estos problemas? Esa es una responsabilidad del Poder Ejecutivo. Por eso, a nosotros nos inquieta la situación puntual de los damnificados.

También nos preocupa la repercusión que esto ha tenido en la economía del país y en la economía del departamento de Canelones. Cuando hablamos de dos mil productores afectados, nos referimos al 25% de las unidades productivas de las granjas del país y a más del 50% de las unidades productivas del departamento de Canelones. Y tengo que decir -porque se sabe- que el departamento de Canelones está parado desde el punto de vista de su desarrollo económico. Todos sabemos lo que representa para la evolución de este departamento granjero el aporte de los productores granjeros de todas las ciudades y pueblos de esa zona, que viven, entre otras cosas, de esa contribución. Ahora, el departamento está parado y lo está sintiendo; no ha habido rapidez en la respuesta, y eso también es una gran inquietud.

Nosotros queremos -siempre hemos querido- la mejor solución, pero decimos que esta debe tener dos características. En primer lugar, tenía que ser rápida por la situación que estaban viviendo los damnificados -no podía haber espera para ellos- y, en segundo término, debía repercutir lo menos posible en cuanto a los efectos que pudiera tener en una parte de la sociedad.

Es cierto que se han hecho modificaciones al proyecto con relación al IVA. En ese sentido -tal como ha dicho el señor Diputado Agazzi, y nosotros queremos reafirmarlo- hay estudios hechos por nuestros técnicos que dicen que esta última propuesta en cuanto a la absorción del IVA del gasto de los canales formales, conjuntamente con el crédito acordado a los productores nacionales, determina una insignificante variación de los precios de los productos nacionales. Nuestros técnicos también afirman que la protección efectiva de la producción nacional llegará solo al 8,4% en los canales formales y al 9,2% en los canales informales, por lo que promedialmente podemos calcular para todo el mercado un 8,9%. Es una realidad; es una mejora.

Pero nosotros creemos que esta no es la vía y por eso se presentó un proyecto alternativo con una financiación diferente, fundamentada en el impuesto de control de las sociedades anónimas. Creíamos que ese era el sector que tenía que ser gravado a los efectos de dar solución a este problema, y no lo que podía ser potencialmente el consumo. Consideramos que esa era la mejor solución y sigue siéndolo.

Entonces, frente al hecho que parece ya consumado de un proyecto que se votaría porque cuenta con las mayorías, queremos trasmitir dos preocupaciones al respecto. Una de ellas tiene que ver con las indemnizaciones. Creemos que tal como está redactada la iniciativa no hay garantía para que la indemnización sea suficiente para todos los damnificados. Tomamos la palabra del señor Diputado Posada en cuanto a que, efectivamente, en el artículo 6º se habla de productores de escaso tamaño desde el punto de vista económico y que sufrieron daños menores. Nos parece absolutamente necesario determinar con claridad en la ley las dos características por las cuales debe ser otorgada esa indemnización. Se deben tener en cuenta dos criterios: el monto del daño y también el capital productivo que fue afectado. Considero que esas dos condicionantes serán las que, en definitiva, darán equidad a esta propuesta de indemnización.

Nosotros hemos presentado en la Mesa un sustitutivo de los literales C) y D) del artículo 6º, que apunta a dejar bien establecido qué sería, a nuestro criterio, lo justo en materia de indemnizaciones. Nos referimos a que cuando el monto del daño supere el 50% del capital productivo, si las necesidades de financiamiento, es decir, la pérdida que hubo, no excede los US$ 40.000, la asistencia podrá ser hasta un 100% no reintegrable; pensamos que hay que aumentar la no reintegrabilidad.

Consideramos que el piso que se establece en la norma deja en situación muy precaria y con grandes dificultades a muchos damnificados, que sí obtendrán el piso de esos US$ 3.000, pero no podrán acceder al crédito que aparentemente se estaría dando y que tendría determinadas condiciones, sobre lo cual preguntaremos luego a la bancada del Partido Colorado. Este crédito no tendría las condiciones necesarias para que resulte accesible; no nos olvidemos de que estos damnificados de hoy vienen soportando la crisis estructural de la granja y un endeudamiento que para muchos está fuera de las posibilidades de subsanar. Entonces, frente a la puesta en marcha de esto a punto de partida de esa indemnización, es muy difícil establecer, si no hay una solución definitiva al tema de la rentabilidad, que ese productor damnificado tenga la posibilidad de pagar un crédito. Nosotros creemos que hay que mejorar esto tomando esos dos criterios. Ese es el aporte que queremos hacer, porque nos parece de más equidad, nos parece que va a dar mucha más seguridad a aquellos que, en definitiva, hoy ven que están a la puerta de tener una solución -y lo están-, pero cuando esta se empiece a concretar, tal vez los hechos determinen que las dificultades que se presenten sean muchas.

La otra preocupación que tenemos y que, en definitiva, es una consulta que hacemos a la bancada y a los miembros informantes, tiene que ver con la seguridad, es decir, de dónde sale la seguridad, qué fundamentos existen para que la capitalización del Fondo sea suficiente. Es evidente que es muy ambicioso. En el artículo 1º se establecen los destinos de este Fondo, y es ambicioso. Uno diría que no se puede oponer, porque estamos diciendo que vamos a atender las pérdidas en materia de infraestructura; vamos a pagar las indemnizaciones; se van a promover los seguros agrarios del sector de la granja, y se habla de un monto de US$ 2:000.000 anuales para subsidiar hasta el 60% de las primas -queremos hacer una pregunta con respecto a esto, pero ahora vamos a avanzar-; se va a crear además un Fondo de Emergencia, que va a financiar una estrategia integral; es ambicioso. Pero quisiera que nos dijeran cuál es la seguridad, de dónde sale la seguridad de la financiación y capitalización de este Fondo. No olvidemos que esta última modificación va a rebajar los ingresos previstos, de US$ 15:000.000, de acuerdo con los cálculos que hicieron nuestros técnicos -el señor miembro informante también lo dijo-, a US$ 9:000.000 anuales por tres años. ¿Eso es suficiente para crear un fondo para resolver todos y cada uno de estos temas? Nosotros tenemos dudas. Por eso quisiéramos que, en definitiva, se nos informara -ya que no figura en la ley- cuáles son las previsiones que se van a tomar. ¿Por qué? Porque eso es lo que va a dar tranquilidad a los damnificados. No es cosa de votar un fondo, sino de tener la seguridad de que, cuando se den estos hechos y haya que empezar a solucionar el problema de los seguros, cuando se den circunstancias climáticas de este tipo -que evidentemente en este país se están dando muy seguido; en marzo hubo una granizada y en noviembre ya había habido una, y otra en 1997-, se va a contar con esos fondos de emergencia a los efectos de dar a los productores la tranquilidad a la que aspiran.

Un legislador del Partido de Gobierno dijo que el subsidio a los damnificados se haría efectivo prácticamente enseguida, después de votado este proyecto, porque habría un crédito. Creo que es necesario que estemos informados de dónde es el crédito, en qué condiciones se otorga y qué seguridad, qué garantía hay de que este crédito llegue rápidamente a los damnificados. Es una interrogante. Me parece que es necesario que nos informen cuál es la visión que se tiene acerca de cómo solucionar este tema por parte de quienes llevan adelante este proyecto. ¿Por qué? Por algo muy simple. Votado este proyecto, todos queremos tener la seguridad -y la quieren tener los damnificados- de que esto se ponga en marcha rápidamente. Todos queremos saber cómo se ha propuesto la puesta en marcha de esta solución. Nos gustaría saber también, con respecto a lo que decía recién sobre el tema de promover los seguros agrarios y esta base de hasta US$ 2:000.000 anuales para subsidiar hasta el 60%, cuáles son los fundamentos por los que esa es la cifra. ¿Por qué? Porque a uno, en principio, sin conocer mucho ni profundizar, le puede parecer que es una cifra no significativa para dar seguridad, para pagar un seguro que es caro y que si, en definitiva, se siguen dando estas situaciones climáticas y no hay un cálculo ajustado de que esta cifra es realmente la adecuada, también podemos correr el riesgo de que después no se pueda cumplir. Esa es una interrogante que tenemos. Me parece que en este momento en que el proyecto está en proceso de aprobación, todos tenemos que tener la seguridad de qué es lo que va a pasar. Esa es nuestra preocupación. Esta última se transforma en una interrogante que queremos que se conteste desde la bancada del Partido de Gobierno, que en definitiva lleva adelante este proyecto.

Para terminar, para la gente damnificada este ha sido un largo proceso. Ojalá que en la culminación de este proyecto, y después en su puesta en marcha, se cumplan los objetivos a los que apunta el proyecto. Ese es nuestro deseo. No queremos que esto no funcione, porque estaríamos dando la espalda a aquellos que, en definitiva, lo están esperando. Pero sí queremos tener la seguridad y dar certeza a los damnificados de que este proyecto, así como está elaborado, se va a cumplir, sabiendo también cómo se va a cumplir.

13.-     Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las solicitudes de licencias siguientes:

Del señor Representante Iván Posada, en misión oficial, literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para participar, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", en un encuentro con Congresistas de Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de América, por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Gabriel Barandiaran por el día 3 de junio de 2002, y al suplente siguiente, señor Carlos Castaldi, por el período comprendido entre los días 4 y 8 de junio de 2002.

Del señor Representante Nahum Bergstein, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 22 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Miguel Dicancro".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y siete en cincuenta: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas mencionadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Cúmpleme solicitar a Ud., tenga a bien, poner a consideración del Cuerpo que Ud. preside, concederme licencia al amparo de lo dispuesto en el literal B) de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, por el período comprendido entre el 3 al 8 de junio del corriente año.

Motiva la presente, la invitación cursada por el "Center for Strategic and International Studies" de Estados Unidos de América, para participar en un encuentro con congresistas de Estados Unidos y legisladores del MERCOSUR, en la ciudad de Washington D.C.

Saluda a Ud. atentamente,

IVÁN POSADA

Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

En mérito a la licencia solicitada por el Diputado Iván Posada, entre el 3 y el 8 de junio próximo, informo a Uds. que no acepto la convocatoria para ocupar la banca de Representante Nacional por Montevideo durante el período del 4 al 8 de junio.

Sin otro particular, saluda a Ud. muy atentamente,

Gabriel Barandiaran".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia para viajar al exterior en misión oficial, del señor Representante por el departamento de Montevideo, Iván Posada, para participar en un encuentro con congresistas de los Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", a realizarse en la ciudad de Washington D.C, Estados Unidos de América.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002.

II) Que el suplente siguiente, señor Gabriel Barandiaran, no acepta la convocatoria por el período comprendido entre los días 4 y 8 de junio de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y en el literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia para viajar al exterior en misión oficial, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Iván Posada, por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002, para participar en un encuentro con congresistas de los Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", a realizarse en la ciudad de Washington D.C, Estados Unidos de América.

2) Acéptase la negativa del suplente siguiente, señor Gabriel Barandiaran, por el período comprendido entre los días 4 y 8 de junio de 2002.

3) Convóquese para integrar la referida representación por el día 3 de junio de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 1999 del Lema Partido del Nuevo Espacio, Gabriel Barandiaran, y por el período comprendido entre los días 4 y 8 de junio de 2002, al suplente siguiente señor Carlos Castaldi.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales, por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

NAHUM BERGSTEIN
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Nahum Bergstein.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 22 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 22 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Nahum Bergstein

2) Convóquese por Secretaría, por el día 22 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000 del Lema Partido Colorado, señor Miguel Dicancro.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

14.-    Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

——Continúa la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra el señor Diputado Gabriel Pais.

SEÑOR PAIS (don Gabriel).- Señor Presidente: antes de entrar a la discusión de fondo del proyecto de ley a consideración de la Cámara, quiero remitirme a algunas expresiones del señor Diputado Gallo Imperiale, que me precedió en el uso de la palabra. Lo primero que quiero dejar sentado en forma fuerte y clara es que si al día de hoy los productores damnificados por el tornado del 10 de marzo aún no cobraron, se debe a todos aquellos que no han dado su voto afirmativo a este proyecto de ley. A quienes estamos aquí desde el primer día, prontos y listos para votar este proyecto que crea el Fondo y establece la financiación para indemnizar a los damnificados, no se nos puede echar la culpa ni la responsabilidad por el no cobro. Si antes no se pagó es porque hay legisladores que no están de acuerdo en proveer mediante este proyecto de ley los fondos necesarios para hacerlo.

Entonces, tomo las palabras del señor Diputado Gallo Imperiale como una autocrítica por no haber encontrado los mecanismos para apoyar este proyecto de ley.

SEÑOR FONTICIELLA.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PAIS (don Gabriel).- Discúlpeme, señor Diputado, pero primero voy a hablar durante unos minutos y luego, por la vía de la alusión, podrá contestar lo que yo diga, porque dispongo solamente de quince minutos.

Quiere decir que si al día de hoy los productores de Canelones, San José y Montevideo no cobraron, es porque hay gente que no solamente no apoyó el proyecto, sino que hoy no lo va a votar. Esto se podría haber votado ayer, anteayer, la semana pasada o el mes pasado, pero como hasta ahora el proyecto no tuvo apoyo, no ha habido recursos para indemnizar a los productores. Por lo tanto, los perjuicios que se han sufrido en estos setenta y dos días no son responsabilidad de quienes estamos dispuestos a asumir esta responsabilidad y tenemos el coraje de votar impuestos para indemnizar a los productores. Creo que las críticas por la demora son una autocrítica a una conducta propia de un grupo político que no está dispuesto a encontrar los mecanismos para indemnizar a los productores agropecuarios damnificados.

En cuanto a la creación y funcionamiento del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, que prevé el proyecto de ley, estamos mayoritariamente de acuerdo, con pequeñas variantes. La gran diferencia está planteada con respecto a la forma de financiar los recursos para indemnizar a los productores perjudicados y para la creación del Fondo.

El proyecto de ley en mayoría propone que la financiación provenga de la creación del IVA a las frutas, verduras y flores, obteniéndose los fondos básicamente de la importación de estos productos. En cambio, el proyecto alternativo que presentan los señores legisladores del Encuentro Progresista-Frente Amplio tiene un financiamiento distinto. En efecto, esa iniciativa pretende que la financiación se obtenga a través de un impuesto de control de las sociedades anónimas, que fue incluido por el Poder Ejecutivo como forma de financiar el proyecto de reestructura y reforma de la Dirección General Impositiva, que tiene a estudio la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. A través de este impuesto de control de las sociedades anónimas, el Gobierno, el Partido Colorado y algunos legisladores del Partido Nacional pretendemos financiar la reforma de la Dirección General Impositiva.

Si hoy estuviéramos aprobando el proyecto tal como propone el Encuentro Progresista-Frente Amplio, nos quedaríamos sin financiación para la reforma de la Dirección General Impositiva, lo que no nos parece bueno. Está dentro de los planes del Gobierno reestructurar la Dirección General Impositiva para dotarla de un cuerpo técnico tributario con dedicación absoluta, a través de la designación de un grupo importante de inspectores que de esta manera lograrían un mejor control de la recaudación y el normal cumplimiento de las obligaciones tributarias de la población. Creemos que no es conveniente utilizar esa idea que tuvo el Poder Ejecutivo de crear el impuesto de control de las sociedades anónimas para financiar el proyecto en consideración, porque dejaría sin financiación al otro proyecto.

La propuesta del Encuentro Progresista-Frente Amplio modifica las tasas. El proyecto del Poder Ejecutivo preveía incrementar la tasa para la constitución de las sociedades anónimas, del 1% al 1,5%. El proyecto alternativo del Encuentro Progresista-Frente Amplio propone aumentar esta tasa desde el 1% al 3% y plantea llevar la tasa vigente para cada cierre de ejercicio al 1,5%. Es decir que propone duplicar las tasas que el Poder Ejecutivo, en el proyecto de reforma y reestructura de la DGI, establece para su financiamiento.

Esto tiene un problema capital: si aumentamos el impuesto a la constitución de las sociedades anónimas del 1% al 3%, no se va a incrementar la recaudación, sino que va a desaparecer porque las sociedades anónimas que se constituyen y se venden en Uruguay están en competencia con las de una cantidad de países, entre los cuales están Panamá, Bahamas e Islas Caimán. Aumentar la tasa de constitución de las sociedades anónimas del 1% vigente al 3% dejaría fuera de toda competencia a las sociedades anónimas uruguayas. Lo que va a ocurrir es que nadie más compre una sociedad anónima de nuestro país, con lo cual no solamente no va a aumentar la recaudación, sino que va a disminuir, por la pérdida de los ingresos que hoy tiene el fisco por la venta de estas sociedades anónimas. Por cada 0,5% que se incremente el tributo, el precio final de venta de las sociedades aumenta US$ 250; quiere decir que estaríamos aumentando el precio final de venta de las sociedades anónimas en exactamente US$ 1.000. Estaríamos más que duplicando su valor y superaríamos con creces el precio al que se venden en el mercado las sociedades anónimas panameñas y de otras procedencias. Por lo tanto, la recaudación prevista no sería tal e inclusive bajaría la recaudación actual si se aplicara este impuesto tal como se plantea.

Cuando para sustentar la reforma de la DGI el Poder Ejecutivo propuso subir la tasa del 1% al 1,5%, teníamos a estudio aumentarla de manera gradual, de forma tal de no sacar de competencia a las sociedades anónimas uruguayas. Quiere decir que ni siquiera aumentándolas del 1% al 1,5% pensábamos que la recaudación pudiera mantenerse, dada la competencia en esta materia en un mercado abierto. Además, debemos tener presente que de la venta de sociedades anónimas viven numerosos estudios contables y jurídicos, que tienen sus socios y sus empleados, realizan aportes a la seguridad social y pagan sus impuestos. De producirse este incremento de la tasa, lo que va a ocurrir es que se va a generar un mayor desempleo; no solo va a bajar la recaudación tributaria, sino que además vamos a provocar serios problemas a quienes viven de la constitución y venta de sociedades anónimas o se dedican prioritariamente a esta actividad.

A esto se agrega un hecho más: a raíz de la crisis económica de la República Argentina se perdieron en lo que va del año los principales clientes para la compra de las sociedades anónimas. Este impuesto, tal cual está previsto en el proyecto de ley que remitió el Poder Ejecutivo y en el que propone el Encuentro Progresista-Frente Amplio, se aplica también a las sociedades anónimas regidas por la Ley Nº 11.073, de 24 de junio de 1948, que son las denominadas SAFI -sociedades anónimas financieras de inversión-, cuya constitución y venta en lo que va del año 2002 se vino absolutamente al piso. Sus principales clientes eran los argentinos, que en este momento no disponen de recursos ni de efectivo como para adquirir estas sociedades.

Por lo tanto, la financiación alternativa del IVA a las frutas y verduras que plantea el informe en minoría, es absolutamente teórica y no lograría los objetivos que se persiguen de obtener una financiación capaz de poder indemnizar a los productores perjudicados.

En definitiva, voy a votar este proyecto de ley como viene en el informe en mayoría y destaco que la alternativa que se nos propone en forma alguna permite financiar ni indemnizar a los productores perjudicados y menos aún generar recursos para crear este Fondo que apoyamos calurosamente.

SEÑOR FONTICIELLA.- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR FONTICIELLA.- Señor Presidente: parto de la base de la honestidad intelectual del señor Diputado y, por lo tanto, debo atribuir a un error momentáneo el suponer que si los productores afectados por este terrible hecho climático no han cobrado, es por culpa de este Parlamento.

En la versión taquigráfica de la Comisión de Hacienda correspondiente a la sesión en que se recibió la visita de la Coordinadora de Damnificados, figura la reclamación absolutamente concreta de estos damnificados de que el Gobierno, el Poder Ejecutivo, hiciera uso de los recursos previstos en el Presupuesto para situaciones de catástrofe. En consecuencia, quien no reaccionó -quizás no pudo; no tengo ningún derecho a pensar que no quiso; eso es algo absolutamente impensable- fue el Poder Ejecutivo. Entonces, ni este Parlamento ni esta bancada, que trae una solución distinta, pueden ser tomados de rehenes, como ya fueron tomados los productores de Canelones.

Con respecto a los fondos a los que nosotros suponemos que debe apelarse, que es el producto de un impuesto que el Partido de Gobierno tiene destinado, lícitamente desde el punto de vista político, a la Dirección General Impositiva, esta bancada entiende que más importante que la reforma de la DGI es que la gente de Canelones pueda seguir comiendo y produciendo.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Continuando con la lista de oradores, tiene la palabra el señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: a esta altura de la discusión, creo que recién estamos entrando en el verdadero fondo del asunto: las distintas concepciones que existen dentro del espectro político nacional y de las bancadas de este Parlamento con respecto a cuál tiene que ser el modelo de país que debe imperar.

Todos estamos aquí compitiendo acerca de quién quiere ayudar más a los granjeros afectados el 10 de marzo por las turbonadas y todos los desastres climáticos. Pero en esta discusión falta el único que podía haber actuado como se debía, con la rapidez que era necesaria y con la generosidad que era necesaria: el Poder Ejecutivo. Sin ninguna duda, cuando el Poder Ejecutivo quiere actuar rápidamente, no pregunta al Parlamento; actúa rápidamente.

No voy a volver al ejemplo tan manido de la asistencia al sistema financiero, a la asistencia conocida y a la desconocida, a la explícita y a la implícita. Pero tenemos otros ejemplos en que el Poder Ejecutivo ha actuado con mucha celeridad, por ejemplo a través de empresas del Estado que, por otra parte, también podrían contribuir para solucionar esta situación. Me refiero a empresas del Estado de las que quizás se diga que debido a los ordenamientos legales no pueden contribuir a ello. Sin embargo, quienes vivimos en el interior sabemos que a esos ordenamientos legales y limitaciones para hacer gastos, todos los días se les pasa por arriba cuando se trata de hacer campaña política por parte de sus Directores.

Tenemos un ejemplo muy claro de cómo se dispone rápidamente de fondos que, coincidentemente, son similares a los que se necesitaban para solucionar el problema de los productores afectados en Canelones. Porque, en definitiva, el gran problema es ese. Después se han agregado otros temas -que más adelante analizaré- que, de alguna manera, son virtuales y no reales; son para justificar la implantación de un impuesto que está dentro del modelo tributario que el Gobierno quiere llevar adelante.

Reconozco que me desvié del ejemplo que quería dar de cómo se actúa rápidamente. Me refiero a lo que hizo la empresa pública ANCAP con respecto a las pérdidas de esa subsidiaria que inventó en la Argentina.

Acepto que nos digan que no hay más remedio que asistir al sistema financiero, y que cualquiera fuese el Gobierno tal vez tendría que actuar de la misma manera porque, en definitiva, el Gobierno queda de rehén de aquel. Yo digo que queda de rehén de sus propias políticas, es decir, de haber accedido a que el sistema financiero fuese lo que predominara en el país y que todos quedásemos como rehenes de él. Pero, con respecto a una empresa que se inventó no se sabe para qué y que tuvo problemas en Argentina, no había ninguna necesidad ni ninguna urgencia de girar plata viva -porque no son papeles-, US$ 20:000.000, y US$ 15:000.000 más que se girarán en unos días, según la decisión de ANCAP. Esos US$ 15:000.000 muy bien podrían haber servido para solucionar el problema de los productores de Canelones, y luego podríamos haber discutido con qué impuesto lo financiábamos.

Aquí se está discutiendo como si hubiera un único proyecto, como si la única solución fuera aprobar el IVA. Eso es lo que se ha dicho a la gente que fue a pedir ayuda. Tenemos los testimonios que dieron en la Comisión de Hacienda los integrantes de la Asociación de Productores Agrarios de Canelones, que son partidarios de la aprobación de este proyecto de ley con esta financiación. Ellos nos decían que habían aceptado esto porque, a más de sesenta días del desastre, no habían visto alternativa mejor para conseguir fondos, y que habían empezado a trabajar en ese tema porque no tenían más opciones o una idea mejor.

Los integrantes de otra organización que también estuvo presente en la Comisión de Hacienda informaban que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca había mandado a los productores damnificados a hablar con ellos para convencerlos, pues esta organización no estaba de acuerdo con el proyecto.

Entonces, tenemos que convenir que quien pudo solucionar el problema fue el Poder Ejecutivo. Algún legislador que intervino antes dijo que el error que había cometido el Poder Ejecutivo había sido el de dar la sensación de que estaba tomando a los productores como rehenes. Sinceramente digo que no fue un error ni una sensación; tomó a los productores damnificados como rehenes para tratar de llevar adelante un proyecto que en agosto del año pasado presentó como el de la generalización del IVA. Ese proyecto implicaba gravar con IVA todas las actividades, todos los productos, todo lo que fuese esencial, pero no encontró apoyo en el ambiente político ni en la opinión pública. De ese modo, aplicó lo que viene aplicando el Poder Ejecutivo para llevar adelante el modelo que quiere imponer. ¡Vamos por cuotas!

SEÑOR PAIS (don Gabriel).- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR BARRIOS.- En seguida le concedo la interrupción, señor Diputado.

Decía que de esta manera el impuesto se va imponiendo de a poco. Tanto es así que en este caso venía propuesto sin ninguna vinculación con el problema de la granja y luego se lo vincula con ella. Sucede lo del 10 de marzo y se lo vincula con eso. Luego se le empiezan a agregar cosas que se sabe que no se podrán cumplir desde el momento en que se acepta que se rebaje el IVA al 14%. ¿Por qué? Porque el único objetivo es imponer el IVA a un nuevo rubro.

En estos momentos, simultáneamente, el Senado está considerando nuevos rubros a ser afectados por el IVA. Y si ese 14% resulta ser un 8% o un 7%, estoy seguro de que poco importa; lo van a aceptar igual, porque luego se podrá generalizar la tasa y se habrá cumplido con la cláusula 16 del compromiso que el Gobierno adquirió frente al Fondo Monetario Internacional. ¡Ese es el fondo del asunto!

Cuando discutimos esto no analizamos si protegemos a la granja o a los consumidores; discutimos una concepción de sistema tributario que cada vez es más injusto y más falto de equidad. La granja se puede proteger de muchas maneras y una de ellas es obteniendo recursos de las actividades parasitarias, como por ejemplo las sociedades anónimas -hay cuatro o cinco estudios que las crean-, que además sirven para insolventar gente, para negrear activos o para blanquear platas negras. Ese es el fin. Y si en definitiva sucediera lo que se ha anunciado en cuanto a que podemos perder los clientes, quizá sea mejor perderlos.

Pido disculpas al señor Diputado Gabriel Pais por concederle recién ahora la interrupción que me solicitara.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR PAIS (don Gabriel).- Señor Presidente: quería contestar la alusión política que se había hecho al Poder Ejecutivo.

Lo primero que quiero destacar es que el Poder Ejecutivo no asiste al sistema financiero, sino a los ahorristas que están detrás de él. Cuando pone dinero para que siga funcionando una institución como el Banco Comercial, lo que hace es asegurar no solo que quienes tienen dinero depositado allí puedan retirarlo, sino, además, generar una imagen frente a aquellos que tienen depósitos en los restantes bancos del país, sean estatales o privados. Por lo tanto, al poner ese dinero protegemos a los ahorristas y la fuente de trabajo de miles y miles de uruguayos, que tienen empleos muy bien remunerados porque desarrollan una actividad tan lícita como cualquier otra, porque es lo mismo la producción de bienes que la de servicios. Yo no distingo entre la producción de una fábrica y lo que genera el turismo, el puerto, la banca o la agropecuaria. Para mí, todas son actividades lícitas, imprescindibles en la vida de una nación. Eso era lo primero que quería destacar.

Lo segundo es que en forma alguna el Poder Ejecutivo toma a los productores de rehenes. Este problema de las indemnizaciones a los productores damnificados no ocurre en un país teórico ni en un momento hipotético, sino en una realidad concreta, específica, en marzo del año 2002, fecha que nos toma, a raíz de la crisis argentina, en un momento en el cual a todas las dificultades -que no voy a reiterar ahora para ahorrar tiempo a la Cámara- se agregan los inconvenientes provocados por retiros de depósitos en la banca. En esa particular circunstancia del Uruguay, generar un gasto extra más es impensable. En un momento en que se están recortando las horas extras, los gastos de funcionamiento, de inversión y las contrataciones y se están proponiendo impuestos para gravar jubilaciones, pensiones y sueldos públicos y privados, agregar un gasto más es absolutamente imposible, salvo que se lo financie. No hubiera sido lo mismo intentar una financiación sin impuestos en marzo de 2000 que en el resto de ese año o en el correr de 1999 o de 2001, o en el período de bonanza 1985-1998, cuando el país creció más de un 60%. Las circunstancias económicas son distintas y las realidades diferentes.

Creo que, en defensa de la globalidad de los uruguayos, el Poder Ejecutivo estuvo bien en decir: "Antes de indemnizar, dennos los recursos a través de este proyecto de ley". No perdamos de vista que cada fin de mes -en pocos días va a ocurrir- el Ministerio de Economía y Finanzas tiene que juntar el dinero para pagar los sueldos, las jubilaciones y los salarios de casi un millón de personas. Cada fin de mes hay un millón de personas que esperan cobrar.

En definitiva, en forma alguna el Gobierno tomó de rehenes a los productores. Simplemente, pidió que se financiara ese gasto, y así es como lo estamos haciendo.

Gracias, señor Diputado Barrios, y discúlpeme por la extensión de la interrupción.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: vamos a referirnos a lo que el señor Diputado Gabriel Pais mencionaba.

Dejé muy claro que no iba a hacer mención al apoyo al sistema financiero, porque dije que, quizás, cualquier Gobierno estaría obligado a hacer lo mismo. Pero otra cosa es discrepar con el modelo que nos ha llevado a esta situación. Manifesté que el país ha quedado de rehén del sistema financiero y ahora, para atender la seguridad de los ahorristas, debemos hacer estas cosas.

Por otra parte, mencioné algo que también depende del Poder Ejecutivo: los apoyos de las empresas públicas a esos negocios, casi siempre ruinosos, que arman; y no porque sean públicas. Generalmente, quienes dirigen esas empresas públicas son en su actividad privada sumamente exitosos, y conozco en forma personal las situaciones. Uno se pregunta por qué cuando manejan empresas públicas pierden platales y cuando dirigen negocios privados ganan platales. ¿Por qué, entonces, no podemos atender las situaciones extremas de desgracia que ocurren, como la de Canelones, de la misma forma en que atendemos la consecuencia de esos errores de administración? El tema no es el apoyo al sistema financiero, sino que el Poder Ejecutivo tiene posibilidades.

El señor Diputado Gabriel Pais manifestó que esto sucedió en marzo de 2002. En febrero o marzo de 2002 fue que ANCAP destinó dinero para cubrir los agujeros en Argentina y ahora, en mayo, va a tener que girar justamente lo que se necesita para atender las necesidades de los productores de Canelones.

El Encuentro Progresista no propone un proyecto sin financiación. Propone una financiación que el señor Diputado Gabriel Pais sostiene que, por razones de mercado, podrá caer. Muy bien; supongamos que no se pueden recaudar los US$ 15:000.000 y que hay que reducir a la mitad los porcentajes, porque la mitad era la que proponía el Poder Ejecutivo para financiar la reforma de la DGI. El Poder Ejecutivo sostenía que se iban a recaudar US$ 7:500.000. Como aquí se necesitaban US$ 15:000.000, hicimos una cuenta simple: multiplicamos por dos. Aceptemos que, quizá, eso nos saque de mercado y que en lugar del 3% sea el 1,5% y que en lugar del 1,5% sea el 0,75%. ¿Cuánto se recaudará? Se recaudarán US$ 7:500.000, que era lo que el Poder Ejecutivo suponía. ¿Y cuánto se va a recaudar ahora con este impuesto? Se van a recaudar US$ 8:000.000; la diferencia no es significativa.

Y aquí quiero referirme a los objetivos del proyecto que se está considerando como si fuese el que de cualquier manera tiene que aprobarse, que es el que se votó en mayoría en la Comisión. Siempre se ha achacado que la izquierda hace propuestas irrealizables. Bueno; esta es una propuesta irrealizable. Aquí se propone destinar US$ 5:000.000 anuales para cubrir, en tres años, los US$ 15:000.000 que se considera que es la pérdida de los granjeros de Canelones; US$ 2:000.000 anuales para el subsidio del seguro; en total son US$ 7:000.000 anuales. Alguna organización que estuvo en la Comisión manifestó que con US$ 2:000.000 anuales para subsidiar los seguros no da para nada, pero aceptemos que se trate de esa cantidad. Queda US$ 1:000.000 para constituir el fondo de catástrofes climáticas, que multiplicado por tres años asciende a la suma de US$ 3:000.000; y no queda nada para el mercado de Salto, ni para promover esa cuestión tan compleja de nombre, la integración vertical y horizontal, que habría que aclarar realmente qué es. No queda nada para eso. Entonces, ¿para qué estamos poniendo esas cosas? Pongamos lo concreto, y lo concreto, ahora, es que hay que ayudar a la gente de Canelones que fue afectada por el tornado; luego discutamos cómo se puede hacer. Porque, además, aunque se mantuviese la primera propuesta del 23%, se generarían US$ 14:000.000 o US$ 15:000.000 y sobrarían US$ 5:000.000 por año -en tres años da US$ 15:000.000- y con eso se iba a reconstruir la granja nacional. Yo pregunto: ¿adónde fueron todos los recursos que a través del PREDEG y demás se han destinado, si la granja sigue fundida? ¿Por qué sigue fundida? Porque el modelo de país, el modelo de apertura indiscriminada, el atraso cambiario que afectó a todo el mundo, también perjudicaron a la granja.

El último aspecto de esta financiación que se recalca es que podría ser una protección a la producción nacional y se habla del 33%, pero no es así porque a los números los combate la vida, y la realidad es que los márgenes que ponen los intermediarios, los supermercados, en comparación con el precio de venta del productor, son del orden del 150% Esto también lo decían en la Comisión los representantes de varias organizaciones que nos visitaron.

Entonces, si hacemos las cuentas tomando eso en consideración, resulta que es verdad que la producción nacional no va a sufrir aumento de precio; va a quedar compensado el 14% con el 23% que pagó, pero los productos importados no van a tener un recargo más allá del 8% o del 9%, a lo sumo del 10% Y cuando en el mercado central de Buenos Aires el kilo de tomates cuesta $ 3, poner una protección del 10% es casi como tomar el pelo -por no utilizar expresiones poco adecuadas- a quienes deben ser protegidos. Las protecciones deben venir por otro lado: por establecer cupos, por aprovechar de cualquier manera los resquicios que nos permitan actuar. En definitiva, todos los argumentos que se dan para defender este proyecto apuntan a incorporar un rubro más al Impuesto al Valor Agregado; es para continuar -esta es la única finalidad- afirmando un modelo tributario que se basa en el consumo y la tributación a los sueldos, es decir, en poner tributos a quienes menos tienen.

Hace unos momentos escuché decir que no es bueno aumentar los impuestos a las sociedades anónimas porque quizás no podremos venderlas más. Y bueno, si es así, habrá cuatro o cinco estudios que van a dejar de ganar muchísima plata; dinero que seguramente no queda en el país, que va para afuera.

Recordé algo que oí decir hace muchos años; una ventaja que tenemos los más veteranos es que hemos vivido muchas circunstancias como esta. En la época de la dictadura, cuando al ingeniero Alejandro Végh Villegas, que era Ministro de Economía y Finanzas, un día le preguntaron: "¿Por qué solo pone impuestos a los que menos tienen?; ¿por qué no pone impuestos a los ricos?", contestó: "Los ricos tienen dos inconvenientes: son pocos y saben eludir los impuestos". Entonces, es cuestión de evitar que sigan eludiéndolos y no de seguir imponiendo a los pobres.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Bianchi)

——Se dice que no se puede poner impuestos a las sociedades anónimas porque se pueden perder los clientes argentinos; pero a ellos los perdimos porque allí hicieron lo que pretendemos hacer aquí; negrearon, lavaron dinero, hicieron todo lo que pudieron a través de las sociedades anónimas uruguayas, y ahora pasó lo que pasó.

SEÑOR DA SILVA.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR BARRIOS.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR DA SILVA.- Señor Presidente: mi gran amigo y, en su momento vecino que me vio crecer, el compañero Diputado Barrios, me ha dejado una gran cantidad de interrogantes, muchas de las cuales uno hubiese pensado que ya estarían absolutamente contestadas.

Estamos hablando de que el sistema político uruguayo es extremadamente más serio que el argentino, que todos los Partidos aquí representados somos tradicionalmente más serios que los argentinos, pero el señor Diputado Barrios -mi amigo, mi vecino- me genera tres interrogantes y quiero que me las responda.

Primero, si el Frente Amplio y el Partido Socialista hoy o mañana llegan al poder, ¿qué van a hacer con la Ley Nº 16.060, relativa a las sociedades anónimas? ¿La van a derogar porque cuatro estudios se llenan de dinero?

Segundo, ¿se van a aislar del mundo el Partido Socialista y el señor Diputado Barrios? ¿No van a ir a Washington a hablar con el Fondo Monetario Internacional y no van a firmar ninguna Carta de Intención?

Por último, hace muchos minutos que estoy prestando mucha atención y en cuanto a las propuestas alternativas que el Frente Amplio acaba de desarrollar no termino de entender. Hay dos propuestas alternativas que son exactamente iguales al proyecto de ley en consideración. La primera pide elevar al 35% el arancel externo común del MERCOSUR y la otra alternativa es adoptar medidas de compensación que permitan la protección de la industria nacional. Esto es exactamente lo mismo que estamos considerando acá. Poner determinados productos industrializados como, por ejemplo, duraznos en almíbar griegos, arvejas italianas, vino chileno, es exactamente lo mismo que poner frutillas de Santa Fe, morrones de Salta, manzanas de Río Negro, papas de Entre Ríos y boniatos de Jujuy. Es exactamente lo mismo; estamos procurando y atendiendo exactamente a lo mismo. Por eso hay veces que se contradicen las discusiones entre quienes somos partidarios del liberalismo económico y quienes están más de acuerdo con la protección por parte de la sociedad en su conjunto. Lo que quiero decir es que en este tipo de proyectos de ley, en el que casi todos tenemos puntos en común, no deberíamos alargar demasiado la discusión.

Dejo las interrogantes planteadas al Partido Socialista y al amigo Diputado Barrios: ¿qué van a hacer con el Fondo Monetario Internacional y qué resolverán con relación a la Ley Nº 16.060, que acaban de denunciar como una especie de cataclismo nacional?

SEÑOR GUYNOT DE BOISMENÚ.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR BARRIOS.- Consulto a la Mesa sobre cuál es el tiempo de que dispongo para mi exposición.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Le restan cuatro minutos, señor Diputado.

SEÑOR BARRIOS.- Entonces, pido disculpas, pero no puedo conceder la interrupción al señor Diputado Guynot de Boismenú, pues debo responder al señor Diputado Da Silva.

SEÑOR GUYNOT DE BOISMENÚ.- Es solo para formular una pregunta.

SEÑOR BARRIOS.- Si es un interrogatorio, concedo la interrupción y escucho la otra pregunta.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR GUYNOT DE BOISMENÚ.- Señor Presidente: no voy a quitar mucho tiempo al señor Diputado Barrios. Si bien gran parte de su intervención me causó asombro por sus aseveraciones, me voy a referir exclusivamente al final de su propuesta.

Antes de conceder la interrupción, el señor Diputado Barrios estaba poniendo en tela de juicio la protección que establece el proyecto de ley en mayoría. El señor Diputado habló del 33%; cree que no va a ser esa cifra, sino el 10% Me gustaría saber qué tipo de protección propone el proyecto de ley en minoría y que el señor Diputado lo explicara, si dispone del tiempo necesario.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede continuar el señor Diputado Barrios.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: me quedó algo más para decir; pero bueno, mala suerte, tendré que contestar a mis colegas, y lo haré por orden.

En cuanto a las sociedades anónimas, es claro que nadie piensa que deban desaparecer; sí decimos que deben tributar, que no deben ser una herramienta para quien no quiere pagar impuestos, para quien quiere blanquear dinero o para quien quiere insolventarse. Las sociedades anónimas deben ser un mecanismo de inversión en algunos rubros, para que los utilice la gente que quiere invertir. Aclaro que personalmente pienso que uno de los ámbitos en los que no deben incurrir las sociedades anónimas no nominativas es en la propiedad de la tierra. Creo que esto es central.

Con respecto al Fondo Monetario Internacional, desde luego que vamos a negociar, pero en posiciones distintas, porque una cosa es ir a aceptar todo y a decir lo que ellos quieren y otra es ir a negociar.

(Hilaridad)

——Por supuesto que vamos a negociar.

Hace un rato, el doctor Tabaré Vázquez -no había querido mencionar esto para no enredar las cosas- planteó un mecanismo de protección absolutamente distinto, que consiste en crear una tasa equivalente a la diferencia cambiaria para las importaciones y volcarla a las exportaciones. Pero se trata de las importaciones de los productos que tributan IVA, porque se entiende que los que no tributan son los de primera necesidad.

En otras oportunidades también planteamos las defensas para determinados productos competitivos con la industria o con la producción nacional por la vía de los cupos, es decir que a esas cuestiones podemos responder perfectamente.

Al señor Diputado Guynot de Boismenú le asombró lo que dije y no me extraña, porque desde luego que discrepamos; le tiene que asombrar. Si nosotros tenemos la concepción de que debe existir un sistema tributario mucho más justo, vinculado al ingreso real de cada persona, y aquí estamos todos los días agregando nuevos impuestos que afirman y profundizan el sistema tributario actual, que consideramos absolutamente injusto, sin ninguna duda todo lo que nosotros digamos va a asombrar al señor Diputado y a otros, como de pronto a mí me pueden asombrar las expresiones de algunos de los Representantes de las otras bancadas.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Hay dos señores Diputados que han pedido la palabra para hacer aclaraciones; la Mesa les solicita que sus exposiciones sean breves.

Para una aclaración, tiene la palabra el señor Diputado Posada.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: en la medida en que se han hecho algunas afirmaciones, me parece que es bueno efectuar un comentario.

Es absolutamente innegable -más allá de que creamos que no es el mejor instrumento- que este impuesto actúa decididamente como una protección a la producción de frutas y hortalizas nacionales frente a las importadas. Esa protección opera a un nivel del 34%, si en definitiva se aplica el 23% -como se ha anunciado- y un 11% en forma complementaria. Esto se instrumenta sobre el precio CIF, sobre el precio de importación, que es en definitiva el que compite con el producto nacional.

Lo bueno también es que se ha reconocido que eso va a incidir poco en el consumo. Pero lo innegable es que hay una protección cierta a la producción nacional frente a los productos importados. Me parece mucho más adecuado este mecanismo -a pesar de que coincido en que no es el mejor- que la propuesta que se acaba de lanzar ahora. Esa iniciativa sobre el tipo de cambio diferencial es más peligrosa que un penal sin golero; es una propuesta peligrosa que el país ya vivió en el pasado; es una propuesta peligrosa porque inmediatamente después de que se establece un tipo de cambio diferencial para el comercio exterior, hay vivos que terminan vulnerando este tipo de cambio, enriqueciéndose a costa de unos pocos.

Hay que madurar las alternativas y, en materia de comercio exterior, cierto es que mi sector político ha venido planteando desde hace varios meses la necesidad de una mayor agilidad para recuperar la competitividad. Pero planteos de este tipo de cambios diferenciales..., ¡por favor, señor Presidente!

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Para una aclaración, tiene la palabra el señor Diputado Lacalle Pou.

SEÑOR LACALLE POU.- Señor Presidente: hoy estamos considerando un proyecto de ley que, como bien decía el señor Diputado Posada, por un lado establece un fondo y, por otro, un mecanismo. Nosotros creemos que ese mecanismo funcionará como una barrera para los productos importados.

A nuestro leal saber y entender, lo que hace el proyecto del Encuentro Progresista, aparte de generar un fondo -no queremos desmerecerlo-, es crear un tributo que nada ayudaría a la producción nacional. Pero no hay una conexión entre el impuesto a las sociedades anónimas y el Fondo que se crea. Entendemos que es positivo que mediante este impuesto se genere una barrera; podrá ser discutible si será efectiva o no, pero este 33% es mejor que nada.

Por último, no le tengo miedo al impuesto a las sociedades anónimas; para nada. No sé qué señor Diputado se opuso aquí, pero a pocos metros de este ámbito, en el Senado, se está tratando un ajuste. Así que bienvenida sea la iniciativa del Frente Amplio. Que crucen al Senado y la propongan; quizás ahí cuenten con los votos para aprobarla. Están proponiendo generar un impuesto que nada tiene que ver con la producción. Entonces, reitero que el ámbito propicio para presentar la iniciativa está a pocos metros y seguramente contará con la opinión favorable de muchos.

SEÑOR GUYNOT DE BOISMENÚ.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR GUYNOT DE BOISMENÚ.- Señor Presidente: creo que mi interrogante no fue contestada. Me gustaría que me la respondieran, porque me voy a ir a casa con esta pregunta, y lo mismo sucederá a muchos granjeros, después que se les dijo que había que apuntar a la protección de la producción nacional. He dado vuelta este proyecto y en verdad no encuentro la respuesta.

SEÑOR BARRIOS.- Pido la palabra para contestar una alusión.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BARRIOS.- Señor Presidente: debo contestar por lo menos dos alusiones concretas.

Cuando el señor Diputado Lacalle Pou hizo mención a la propuesta que hace unos instantes difundió el Presidente del Encuentro Progresista, dije que no quería hablar de este tema para no introducirlo en el debate, porque no tiene nada que ver. Llegará el momento de analizarlo, pero me parece que las expresiones del señor Diputado Posada, descalificando absolutamente nuestra propuesta, no tiene lugar, porque la discusión no es esta. Cuando corresponda, desde luego lo discutiremos. No quiero desviar el debate, aunque tendría argumentos para dar.

Con respecto a la pregunta del señor Diputado Guynot de Boismenú acerca de si nuestro proyecto prevé una protección a la producción nacional, le contesto que no, porque entendemos que no es ese el mecanismo ni el objetivo. Creemos que la protección que prevé el proyecto aprobado en mayoría no es el 34%. De acuerdo con los que creen en el mercado, quien resuelve a dónde se vuelca es el consumidor y para él la diferencia será del 9%. Por lo tanto, bienvenido sea que no suba mucho, pero como protección sin ninguna duda se convierte -como ya dije- en un pretexto más -como son todos los demás que se esgrimieron- para incorporar un nuevo rubro al IVA y luego facilitar que se generalice.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Continuando con la lista de oradores, tiene la palabra el señor Diputado Berois Quinteros.

SEÑOR BEROIS QUINTEROS.- Señor Presidente: trataré de incursionar nuevamente en el proyecto de ley que estamos considerando, tal como venía desarrollándose su discusión.

Creo que, en definitiva, todos estamos de acuerdo con el objetivo que se persigue. Digo literalmente que hay más de mil setecientas familias que quedaron en el suelo, que necesitan una solución y la están buscando: vinieron al Parlamento a encontrarla. Por supuesto, al igual que mis compañeros, considero que no se debió haber tenido tanto tiempo -más de setenta días- a estas familias de Canelones como rehenes de esta situación. Nosotros lo hubiéramos resuelto de forma diferente, pero no es hora de pasar cuentas; simplemente, lo manifestamos cuando advertimos que aquí no está solo el tema que involucra a mil setecientas familias, sino algo mucho más profundo: el futuro de la granja nacional. ¿Por qué? Porque Canelones es uno de los departamentos clave para el desarrollo de la granja nacional. Entonces, más allá de la situación puntual por la que están atravesando muchas familias, está el tema de que esas familias constituyen un capital importantísimo para el país, porque en ellas está la continuidad o no de esta producción tan importante, que Uruguay nunca debe descuidar.

Hace mucho tiempo que nosotros, que tenemos algunos años en la Cámara, venimos escuchando hablar acerca de la solución del fondo, del seguro, y tratamos de buscar los elementos necesarios para concretarla. Lamentablemente, tuvo que darse esta situación para que se tratara de encontrar algunas soluciones. Créanme que el Partido Nacional, a través del señor Diputado Lacalle Pou y del señor Senador Heber, buscó por todos los medios un instrumento que hiciera viable la posibilidad que hoy se está concretando. No nos cruzamos de brazos ni dijimos que esta era la única alternativa; la buscamos, y el Poder Ejecutivo -en eso soy conteste- trató, en lo posible, de abrirse y de analizar con nosotros las alternativas que había. Pero siempre consideramos alternativas posibles -como bien decía el señor Diputado Lacalle Pou-, tratando de vincular estos elementos.

Lo demás son apreciaciones que no estoy en condiciones de discutir, son afirmaciones que se hacen partiendo de presunciones en cuanto a lo que se recauda y a lo que se va a recaudar. No es que nosotros le tengamos miedo al impuesto a las sociedades anónimas, pero contamos con los elementos informativos necesarios como para decir que no se recauda lo que aquí se ha mencionado. Entonces, nos quedamos rengos, y por eso tratamos de buscar esta solución a la que arribamos.

Al principio, la iniciativa vino del Senado de otra forma, y lo que hizo la Cámara de Diputados fue corregir algunas cosas y buscar consentimientos. No se quedó con aquello de que siempre homologa lo que viene del Senado; al contrario, en esta situación nos encontramos abiertos a buscar alternativas que incorporaran algunas condiciones que no estaban en el proyecto, que inclusive hicieron cambiar la posición de algunos señores Diputados que en aquel momento no estaban dispuestos a acompañar la iniciativa.

Más que nunca tenemos que pensar en el país y también en que no hay voluntarismo posible; hay muchas expresiones de deseo, pero cuando se llega a los momentos clave y a las soluciones clave se advierte que son eso: voluntarismos y expresiones de deseo. Esta es la alternativa; hay que tratar esta alternativa posible e intentar que al consumidor -que es a quien en definitiva todos tratamos de proteger- le sea lo menos costosa que se pueda, buscando, esencial y definitivamente, una solución para más de mil setecientas familias que conforman un subsector del sector agropecuario vital para el desarrollo de este país en lo que respecta a la producción agropecuaria.

Frente a los avatares regionales, esto también incide; los avatares regionales crean una competencia realmente desmedida para el producto, lo que nos lleva a buscar más rápido todavía una solución de protección nacional y, por ello -ya se ha dicho aquí; no voy a ser reiterativo-, se llega a lo que es el objetivo final.

Quiero detenerme en algo que se ha dicho colateralmente. Esto de que todos los orientales contribuyamos a proteger o a desarrollar una parte del país no es nuevo; es parte de la historia de nuestro país. Los señores Diputados habrán visto que en diferentes ámbitos se ha tratado de buscar la solidaridad de los orientales, a pesar de que eso tenga un costo para ellos, en aras de un interés mayor: la producción nacional. ¡Vaya si nosotros hemos votado medidas de apoyo a la producción de Artigas! Tengo aquí un análisis de OPYPA del año 2001 donde figura, renglón por renglón, todo lo que se ha concedido al departamento de Artigas en vistas de una circunstancia desfavorable que todos conocemos. Esto ocurrió en 2001. Podemos hablar del IVA y de otras medidas que todos conocemos; en definitiva, se destinaron algo más de US$ 8:000.000 para atender una situación desgraciada que vivió una zona importante de este país, y eso lo pagamos todos los orientales. Esto es un ejemplo concreto. Pero ¿esto sí y lo otro no? ¡No! Creo que en esto no podemos discriminar a una zona en perjuicio de otra. Si nos remontamos a las situaciones de protección de este país, vamos a encontrar la historia del azúcar. ¿Quién creen ustedes que pagó la protección del azúcar de este país? ¡La pagó el bolsillo de todos los orientales! ¡La pagó el consumidor! Era un objetivo que teníamos; no voy a entrar a discutir si estuvo bien o mal, pero esto pasó, esta historia la vivimos en otra época con más intensidad y la estamos viviendo ahora.

A la asociación principal del proyecto de reconversión de Azucitrus se le transfirió la cantidad de US$ 6:500.000 por intermedio del Fondo de Reconversión, durante el período 1993-1999. Los principales proyectos de reconversión de CALNU fueron Green Frozen y Calagua -a la que se han transferido US$ 8:300.000- y Calvinor, que recibió US$ 1:000.000. Todos estos han sido esfuerzos de los orientales para buscar un polo de desarrollo en otras zonas del país. ¿Por qué para el sur no? Hay una canción que todos conocemos y que se titula "El sur también existe". ¡Claro que el sur también existe! Si nosotros buscamos un proyecto de desarrollo y todos los orientales están subsidiando una parte importante de este país, ¿por qué no hacemos lo mismo con el sur, en momentos en que está viviendo acontecimientos por los que todos los orientales -me consta- se han solidarizado, porque literalmente tiene su producción en el suelo? Más allá de esto, hay que buscar soluciones que provean un fondo necesario para el futuro; no se trata de atender solo este problema concreto, sino de apuntar hacia el futuro. ¡Y vaya si el fondo de seguro es importante!

También tengo información de OPYPA en cuanto a una fruta de este país: la manzana. Se dice que la producción nacional del año 2000 fue de 53.000 toneladas, un 14% menos que la del año anterior. ¿Saben por qué? La caída se debió, fundamentalmente, a los bajos rendimientos ocasionados por malas condiciones climáticas. ¡Vaya si será necesario el seguro en la producción granjera! Por ello, creo que los objetivos ameritan esto y una reflexión entre todos acerca de lo que se va a hacer.

Hay un aspecto que me parece importantísimo, que constituye un antecedente a tener en cuenta para el productor nacional y que perfectamente se podría aplicar a otros subproductos del sector agropecuario: la posibilidad de que el granjero tenga un crédito frente a la Dirección General Impositiva cuando le vende a un establecimiento que paga IRIC. Este es un antecedente muy importante para otra producción nacional; abre una ventana y una posibilidad, concretamente, para el tema de la carne. ¿Por qué los productores de carne a los que hoy se les descuenta el IVA no podrían tener mañana un crédito frente a la Dirección General Impositiva, si ahora se genera este antecedente? Esta es una manera indirecta de aumentar el precio de la carne. O sea que, hasta en este sentido, esto es bueno para tratar de ayudar, generando antecedentes que se pueden aplicar en otros sectores fundamentales de la agropecuaria.

Por lo expuesto, vamos a votar con la conciencia tranquila y sabiendo que este instrumento es imprescindible para un subsector tan importante de la agropecuaria de este país, y esperamos que a través de los mecanismos implementados tenga el menor costo posible para el consumidor, tal como técnicamente se ha explicado aquí. Lo demás son presunciones, y realmente quedará en cada uno de nosotros enfrentarnos y ver quién tenía razón. Esto es posible y se va a concretar gracias al esfuerzo de muchos legisladores, que han procurado encontrar una solución para una cantidad de familias que la están esperando mucho más allá de las palabras. Hoy, un sector de este Parlamento va a dar una respuesta concreta a un problema real.

15.-      Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las solicitudes de licencias siguientes:

Del señor Representante Ronald Pais, en misión oficial, literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, para participar, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", de la reunión de parlamentarios de Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, a realizarse en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos de América, por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Miguel Dicancro.

De la señora Representante Silvana Charlone, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 24 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Jorge Pandolfo

Del señor Representante Enrique Pérez Morad, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 28 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor José E. Fernández"

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se a votar.

(Se vota)

——Cuarenta en cuarenta y dos: AFIRMATIVA.

En consecuencia, quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Sr. Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, artículo único, inciso B) solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por misión oficial desde el día 3 al 8 de junio del año en curso a los efectos de participar de la reunión de parlamentarios EEUU/MERCOSUR organizada por el Center for Strategic and International Studies a realizarse en Washington, Estados Unidos de América, desde el 5 al 7 de junio del año en curso.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

RONALD PAIS
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia para viajar al exterior en misión oficial, del señor Representante por el departamento de Montevideo, Ronald Pais, para participar de la reunión de parlamentarios de los Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", a realizarse en la ciudad de Washington D.C, Estados Unidos de América.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y en el literal B) del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia para viajar al exterior en misión oficial, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Ronald Pais, por el período comprendido entre los días 3 y 8 de junio de 2002, para participar de la reunión de parlamentarios de los Estados Unidos de América y Legisladores del MERCOSUR, invitado por el "Center for Strategic and International Studies", a realizarse en la ciudad de Washington D.C, Estados Unidos de América.

2) Convóquese para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000 del Lema Partido Colorado, al suplente siguiente señor Miguel Dicancro.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud. a fin de solicitar al Cuerpo que Ud. preside licencia por motivos particulares, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso 3º de la Ley Nº 16.465, por el día 24 de mayo del corriente año.

Sin más saludo a usted muy atte.,

SILVANA CHARLONE
Representante por Montevideo".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

El que suscribe, señor Jorge Mazzarovich, cédula de identidad Nº 946.301-3, en mi calidad de primer suplente, de la señora Representante Nacional, Sra. Silvana Charlone, quien ha solicitado licencia por el día 24.5.2002, comunico a Ud., que desisto, por esta vez de concurrir a la convocatoria realizada por ese Cuerpo.

Sin otro particular, lo saluda muy atentamente,

Jorge Mazzarovich".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Silvana Charlone.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 24 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, el suplente siguiente señor Jorge Mazzarovich, no acepta la convocatoria de que fue objeto.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 24 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Silvana Charlone.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, presenta el suplente siguiente señor Jorge Mazzarovich.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 24 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 90 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señor Jorge Pandolfo.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 22 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo establecido por la Ley Nº 16.465, solicito se me conceda el uso de licencia por motivos personales, el día 28 de mayo de 2002, convocándose a mi respectivo suplente.

Sin otro particular, saluda a usted atentamente,

ENRIQUE PÉREZ MORAD
Representante por Maldonado".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Maldonado, Enrique Pérez Morad.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 28 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 28 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Maldonado, Enrique Pérez Morad.

2) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación, por el día 28 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 567 del Lema Partido Encuentro Progresista – Frente Amplio, señor José E. Fernández.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

16.-     Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

——Continúa la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra la señora Diputada Topolansky.

SEÑORA TOPOLANSKY.- Señor Presidente: en la tarde de hoy estamos considerando dos proyectos de ley, uno aprobado por mayoría en la Comisión de Hacienda y otro en minoría. ¿Qué tienen en común? Los dos tienden a dar una solución a la catástrofe ocurrida en Canelones el 10 de marzo; los dos hablan de un Fondo de Reconversión y Fomento de la Granja, y los dos ponen sobre la mesa el tema de los seguros.

Sin embargo, los proyectos tienen discrepancias a pesar de que en esos grandes puntos hay coincidencia. Las discrepancias no están solamente centradas en la segunda parte, tal como se ha dicho en el correr de la tarde en esta Sala, sino que también se encuentran en la primera parte del proyecto, porque hay distintas formas de proteger a la granja, de desarrollarla y de potenciar a ese subsector. Y también hay distintas formas de financiar esta iniciativa, pero eso hace a la segunda parte. Esta era la primera precisión que queríamos hacer.

En segundo término, queremos referirnos a la catástrofe ocurrida en Canelones. Pensamos que faltó voluntad política para solucionar rápidamente este problema, porque el Poder Ejecutivo tenía el mecanismo para poner los dineros necesarios activando un artículo de una ley presupuestal.

Pensamos que podía y debía haberlo hecho, porque cualquiera que entienda algo de la cuestión granjera sabe -para poner un solo ejemplo- que un invernáculo no puede estar setenta días en el suelo esperando una solución. Ni qué hablar de los criaderos de pollos de algunos productores, que quedaron con ingreso cero porque se les cayeron los tres galpones que tenían. Además de todo ese tiempo de lucro cesante -setenta y dos días-, hay que considerar el período posterior, pues aun si les diéramos una indemnización del 100%, si no les compensamos el lucro cesante no tendrán una rentabilidad inmediata, porque las gallinas tienen que empezar a poner y, además, deben reconstruir la cadena de ventas, que quizás ocupó otra persona cuando faltaba su producto.

Creo que el Poder Ejecutivo podría haberlo hecho, como lo hizo en otros sitios. Pienso que es necesario reconocer y destacar lo que hizo el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente con relación a esta misma catástrofe y cómo funcionó el llamado Plan Techo. Este Plan reunió a cuatro actores sociales -el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, la Intendencia Municipal de Canelones, el sindicato de la construcción y el sindicato bancario-, y solucionó el problema de la intemperie que padecían las familias afectadas por el tornado. Si bien es mucho más simple solucionar ese daño -el proceso productivo es mucho más complejo-, queremos traer este ejemplo porque cuando se convoca a los sectores sociales y se discute, la solución y los dineros aparecen. Los sectores sociales estaban organizados y trabajando en Canelones, porque en cada punto del departamento por donde pasó el tornado se formaron comisiones de vecinos y se informó a la JUNAGRA y a las Comisarías. Es decir que el relevamiento de lo sucedido se hizo con celeridad, pero la respuesta demoró hasta el día de hoy.

Cuando el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca concurrió a la Comisión de Hacienda, dijo que se iba a tratar de dar un subsidio de modo que la producción continuara. Es muy fácil decir esa frase así de corta y no pensar que se han perdido setenta y dos días y que luego de que se otorgue la indemnización habrá un lucro cesante, porque una planta no crece por voluntad de un decreto, de un papel o de una ley; y, además, después hay que reconquistar el mercado que se perdió.

Entonces, pensamos que la indemnización -es lo que plantea nuestro proyecto- debe ser mucho más amplia si queremos que el sector granjero de Canelones quede en pie. Porque ¿cómo vamos a proyectar la granja, la granja de exportación y otras cosas que se dicen, si no tenemos granjeros?

Estamos de acuerdo en proteger el desarrollo de la granja. ¡Cómo no! Nosotros no le tenemos miedo a la palabra "protección"; por el contrario, somos bastante proteccionistas con relación al trabajo nacional porque creemos que la pena más grande que tiene nuestro pueblo al día de hoy es la falta de trabajo, y debemos proteger.

Además, el sector granjero implica otro concepto que tiene que ver con la soberanía y la seguridad alimentaria. Casi todo lo que sale de la granja nacional es casi todo lo que llega a la mesa familiar. Ningún país del mundo arriesga su granja, porque con ella está protegiendo la despensa de la familia, y está bien que así sea; la despensa de la familia no es negociable y se debe proteger. Nosotros estamos de acuerdo con eso y creemos que hay muchos caminos de protección para la granja. En ese sentido, deberíamos haber agarrado al toro por los cuernos y haber dicho: "Vamos a discutir la protección a la granja; vamos a discutir los seguros para la granja" -que, a nuestro juicio, deberían ser obligatorios y, por ello, pequeños y subsidiados- "y vamos a prever fondos, porque con los cambios que hay en el clima del mundo" -todos lo sabemos, y todavía no se ha acordado el Protocolo de Kyoto- "las catástrofes climáticas desgraciadamente van a seguir".

Decíamos que la granja es fundamental en la mesa de la familia, por la seguridad y la soberanía alimentaria. ¡Ay del pueblo que no tenga granja y que se vea en la situación de que nadie le venda para proveer los productos que debe llevar a la mesa familiar! ¡Y ni qué hablar de los índices de encadenamiento y de los puestos de trabajo que se derivan del procesamiento de los productos de la granja!

Por eso decimos que nuestro proyecto no solo protege mejor al productor, sino que deja un Fondo más firme y permite tener mejores recursos para los seguros. En cierto modo esto coincide con lo que dijeron muchas de las gremiales que se hicieron presente en la Comisión.

Recibimos a trece gremiales en la Comisión; unas ocho o nueve estuvieron en contra de este proyecto de ley y algunas a favor. Pero aun las que estuvieron a favor, como CAMBADU, tenían dudas sobre el proyecto porque planteaban que iba a aumentar la informalidad y el precio al consumidor final, y eso les dejaba una gran preocupación. La Asociación de Productores Agrícolas de Canelones, que también apoyaba el proyecto, hizo cálculos sobre las primas de seguros, y a ese respecto la consultamos. Nos dijo que solo para Canelones correspondían US$ 5:000.000, y la granja también está en Salto, en Artigas y en Montevideo. Estoy hablando de quienes apoyaron esta iniciativa, para no flechar la cancha a favor de lo que estoy diciendo.

La Asociación Rural del Uruguay, que también apoyaba el proyecto, por otro lado criticó los IVA parciales. Además, habló de lo que significaba en este momento el dumping cambiario. Precisamente, con cuatrocientas barreras, si no tomamos otras medidas, no sé con qué vamos a parar el aluvión de productos de granja argentinos y de otros que hoy no tienen precio en el mercado.

Entonces, pensamos que el problema que hubo con esto es que se recicló un impuesto que se quería poner hace tiempo. Se lo recicló, se lo sigue reciclando, se lo ata a un tornado y se lo quiere poner detrás de una idea de generalización del IVA.

Por otra parte, no vimos soluciones a la catástrofe de la granja; sabemos que estas que están aquí planteadas, si son aprobadas tal como figuran en el proyecto en mayoría, no van a cubrir todo el desastre y tampoco habrá dinero para abarcar los seguros ni el Fondo. Aun si el proyecto es aprobado con modificaciones, que aparentemente se van a hacer en Sala para que el IVA del 23% quede, en el último escalón, en el 14%, según mis cuentas daría US$ 8:000.000. Estas cuentas las tuvimos que hacer entre el momento en que esta propuesta se votó en la Comisión de Hacienda y hoy; se dijo que esas modificaciones se harían en Sala.

Hay otras pequeñas cosas del proyecto -que vamos a mencionar al pasar- que nos parece que no tienen mucho fundamento. No voy a repetir las que ya señalaron mis compañeros, pero, por ejemplo, en el proyecto se plantea que para ese Fondo que se crea se abrirá una cuenta en el Banco Hipotecario del Uruguay. No podemos entender por qué se va a hacer...

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑORA TOPOLANSKY.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede interrumpir el señor miembro informante en mayoría.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: pedimos esta interrupción a los efectos de ahorrar una crítica a la señora Diputada, porque sobre ese artículo se ha presentado una modificación a la Mesa.

Gracias, señora Diputada.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede continuar la señora Diputada.

SEÑORA TOPOLANSKY.- Señor Presidente: agradezco la aclaración al señor Diputado Amorín Batlle, pero de todos modos voy a hacer otra crítica.

A la hora 20 y 20 -es decir, en este momento- nos estamos enterando de que el proyecto no es el que está escrito acá; tiene otra modificación más. Eso habla de las grandes desprolijidades con las que estamos trabajando en esta Cámara.

Para terminar, quiero decir que nuestro proyecto es el que cubre mejor las necesidades surgidas a partir del tornado, así como las del Fondo y los seguros. Si queremos proteger a la granja, si tenemos voluntad de hacerlo, pongámonos a trabajar a partir de hoy, pues hay muchas medidas para adoptar sin afectar al consumidor final, en quien también tenemos que pensar porque es un limón al que no podemos exprimir más, y si no compra, se verá afectado el productor.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado Gustavo Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: realmente esperaba con ansiedad el momento de poder referirme a este proyecto de ley en el ámbito de la Cámara.

Quiero comenzar haciendo referencia a lo que ha sido la actitud del señor Presidente de la República en esta materia, actitud que ha merecido alguna crítica en el día de hoy. El problema es que el Presidente de la República tiene la particularidad de representar en algunas cosas la vanguardia ideológica de este país y, por lo tanto, de ser la proa que va rompiendo la niebla en algunas ideas que en principio la gente no acepta porque no se toma el tiempo de razonar. Además, tiene la particularidad de ser lo suficientemente persistente como para plantearlo, explicarlo y razonarlo, hasta que todos los uruguayos terminamos entendiéndolo.

En el tema del IVA a las frutas, a las verduras y, a pedido de los floricultores, también a las flores -ya vendrán otros pedidos similares de otros sectores que lo irán comprendiendo a medida que vayan observando los efectos-, me alegro de que el país haya logrado alcanzar y mejorar la idea original del Presidente de la República, particularmente en cuanto a la distribución de la plata...

SEÑOR LACALLE POU.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Un momentito, señor Diputado; en seguida le concedo la interrupción.

Me estaba refiriendo a la distribución de la plata. Para eso, particularmente, los legisladores somos unos fenómenos: nos ponemos a repartir la plata y tenemos una calidad bárbara; no nos olvidamos de nadie. Pero yo reivindico la paternidad de la idea original del señor Presidente de la República. Quiero redondear eso y decirlo, porque siento que en esto el Uruguay se debe una reflexión.

Cuando propiciamos este proyecto de ley se dispuso que la plata que se recauda a través del Fondo que se crea, se distribuyera con diferentes objetivos. Y voy a decir una cosa: habría que votar este proyecto de ley en pos de los más sanos intereses de la granja, aunque no existiera un Fondo de distribución del dinero -es mejor que exista el Fondo y que se distribuyan bien los recursos-, porque ¿qué sucede? Si no encarecemos la producción extranjera, dejamos a esta gente a la intemperie. Entonces, ¿para qué le vamos a dar la plata? ¿Solo para que vuelva a parar sus invernáculos, a rearmar su infraestructura y a parar los palos para los viñedos? ¿Para qué los vamos a dejar en las mismas condiciones que estaban el día 9 de marzo -el anterior al temporal-, con la misma infraestructura que tenían, si no les abrimos una puerta en ese horizonte negro que se avecina para la producción granjera nacional? ¿O no sabemos que Argentina se fundió, que devaluó terriblemente y que sus productos de granja están tirados por el piso y nos barrerán? ¡Nos van a barrer!

Soy de Cerro Largo, donde las rupturas cambiarias de los otros países han generado durante muchos años no solo la desaparición del sector granjero, sino también la sustitución de una cultura productiva por la del contrabando, que produce miseria e informalidad. Sé bien lo que es vivir en un departamento donde la granja desaparece junto con la gente que tiene el conocimiento, donde los padres dejan de enseñar a sus hijos a plantar porque es más rentable ir hasta la frontera a bagayear y traer los cajones de tomates en una bicicleta.

Sé bien lo que son los efectos de la falta de protección de la granja nacional. Y cuando hoy la nube viene también por el oeste, avanzando desde Argentina, amenazando barrer la producción nacional, me encuentro acá con los promotores de todos los discursos proteccionistas presentando un proyecto que no encarece la producción extranjera. Hay una sola manera de defender la producción nacional: encareciendo lo extranjero. Eso no tiene vuelta. Les regalo el mérito de repartir la plata del Fondo para que recuperen la infraestructura, si los dejamos a la intemperie frente a la competencia desleal del mercado argentino, amparado en una devaluación tremenda que tiene a sus productores regalando lo que tienen por cualquier puñadito de dólares, porque hoy quieren agarrar un dólar y mañana verán qué hacen; la desesperación es así.

Cuando el Gobierno comenzó la lucha contra el contrabando y, barrera sanitaria mediante en el departamento del cual provengo, trancamos el ingreso de la producción de frutas y verduras brasileñas, aprovechando la bolada, la Lista 15 propuso al Intendente Municipal de Cerro Largo que abriera de inmediato una feria para que el productor vendiera sus productos directamente al consumidor y se viera liberado de las presiones de los distribuidores del sur y de los almacenes que estaban atados con los distribuidores de la mercadería de contrabando.

Hoy, el sector está vivo, parado y pidiendo rienda para avanzar. No le alcanza con este proyecto, seguro que no, pero lo defiende y lo quiere porque es un primer paso para recuperar la competitividad frente a lo extranjero, que nos roba mercado interno. Acá no estamos perdiendo un mercado externo, no estamos perdiendo el mercado internacional; acá estamos perdiendo el mercado interno a manos de la mercadería extranjera, y la única manera de defender lo nacional es encareciendo lo extranjero. ¿Qué vuelta vamos a buscar para justificar lo injustificable? Si no encarecemos lo extranjero, no defendemos a nadie; si no encarecemos lo extranjero, de poco o nada vale recuperar la infraestructura perdida por el temporal; esa es la verdad.

Por lo tanto, voy a votar este proyecto con las dos manos, porque en Cerro Largo, gracias a las medidas que ha venido implementando el Gobierno, a las que hemos logrado que aplique el Gobierno Municipal y a un grupo de gente que cada vez se hace más grande, que lucha y pide rienda para crecer y poder invertir, estamos desarrollando una nueva cultura productiva, recuperando la que perdimos.

Y no alcanza con esto; seguro que no. Tenemos que generar la asociación de los productores para que autogestionen bancos de materiales a fin de que puedan comprar los fitosanitarios y las semillas sin tener que morir en un almacén por mayor para adquirir el producto fraccionado. Este banco de materiales -a mi criterio, tan anarco como batllista y como Domingo Arena -sería autogestionado por ellos y no tendrían que pedir nada a nadie.

Además, tenemos que generar el control represivo de la Aduana, porque la devaluación y el ingreso de la mercadería extranjera no parará con un impuesto; entrará como bagayo y ahí hay que trancarlo, ya que el bagayo será más interesante y redituable por cuanto, para que entre legalmente, tendrá que pagar impuestos. ¡Ojo al gol! También hay que asumir esa responsabilidad. Tenemos que implementar procesos educativos para que los gurises, no solo rurales sino los de las escuelas del pueblo, vayan a las chacras de la vuelta a aprender. Lo digo yo, que vivo en un departamento donde la devaluación barrió nuestra cultura productiva, porque no tuvimos esta barrera. Podrá haber mejores, pero esta es buena.

Reitero: de nada vale devolverles la infraestructura si los dejamos a la intemperie frente a la competencia de lo extranjero; de nada vale devolverles la infraestructura y elaborar las mejores fórmulas, escritas de la mejor manera, tratando todos de ser un poco los padres de la criatura -está bien; somos políticos y todos queremos tener nuestra participación; es legítimo-, si no encarecemos lo extranjero.

Por eso votaré en contra el proyecto del Frente Amplio y, además, porque tiene otro gran defecto. ¿Cuál es nuestro problema? Ese hombre que citaba el señor Diputado Barrios decía: "Y sí; lo que pasa es que para poner impuestos a los ricos tenemos dos problemas: el primero es que son pocos, y el segundo que son muy astutos para eludir los impuestos". ¿Qué impuesto vamos a poner a los ricos si no reformamos la Dirección General Impositiva y no la hacemos eficiente para que cumpla su objetivo? ¿Qué gracia tiene pedir impuestos para los ricos si no están de acuerdo con financiar la reforma de la DGI gravando a las sociedades anónimas financieras, tal como lo propuso el Poder Ejecutivo? ¿Cuál es la gracia? ¿Estamos jugando a la mosqueta? No, señor. El Gobierno quiere que la plata del impuesto a las sociedades anónimas sea para reformular y mejorar la acción de la Dirección General Impositiva, porque tenemos una cuenta pendiente con la justicia tributaria de este país, y les pide celeridad.

La protección a la granja en los dos aspectos, el puntual -la reparación de los daños- y el de largo plazo -el que abre el horizonte, el que estimula a seguir plantando- se logra con el encarecimiento del producto extranjero. Lo único que asegura los dos objetivos es el proyecto del Poder Ejecutivo, con las modificaciones introducidas en Comisión. Por eso, votaré el proyecto con las dos manos.

Si el señor Diputado Lacalle Pou está presente, le concederé la interrupción que me solicitó; si no lo está, finalizo mi exposición.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Tiene la palabra el señor Diputado Ponce de León.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: lo primero que tenemos que decir es que en la jornada de hoy la Cámara va a terminar aprobando un proyecto que, concretamente y en lo inmediato, va a permitir restañar, al menos parcialmente, las heridas producidas por el tremendo tornado que se abatió sobre Canelones. Sin perjuicio de marcar puntos de diferencias y de señalar opiniones distintas y soluciones que en determinados aspectos entendemos que algunas son mejores que otras, creemos, en primer lugar, que sea cual sea la fuente de financiamiento, en todo caso hoy en la Cámara estamos votando recursos que no van para uno de los tantos asuntos monetarios que más de una vez hemos abordado, sino que tendrán un destino muy concreto para una situación muy cruda que está planteada y que afecta directamente a mucha gente.

No quisiera que nada de la intervención posterior diluyera la constancia realizada, porque a veces en los debates sucede que se producen desvíos, se recalienta algún debate lateral y perdemos de vista lo esencial. En la Cámara hay unanimidad respecto a este tema; por lo menos, no escuché a nadie hablar en contra de que hay que disponer de recursos para resolver esta situación. Los que estamos presentes en el día de hoy sabemos que, de una u otra forma, esto va a terminar siendo aprobado y que esos recursos van a estar.

Dicho esto, voy a señalar algunas situaciones antes de volver a hablar en particular sobre Canelones. Se ha dicho de la manera más contundente posible, y queremos que conste en la versión taquigráfica de esta discusión, que en realidad no hacía falta esta disposición para disponer recursos a los efectos de ayudar a las víctimas del tornado del 10 de marzo. Y esto es así. Sin perjuicio de que esta ley va a permitir habilitar recursos adicionales en esa dirección, esta misma Cámara, con el respaldo de todos los sectores políticos, hace muy pocos días -el 7 de mayo- votó una minuta de comunicación en la que expresaba lo siguiente: "La Cámara de Representantes, considerando que los hechos acaecidos en el departamento de Canelones a partir del día 10 de marzo de 2002 constituyen un estado de catástrofe grave, solicita al Poder Ejecutivo, a los efectos de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 464 de la Ley Nº 15.903, de 10 de noviembre de 1987, disponga la puesta en marcha de los procedimientos pertinentes, con el fin de atender las situaciones urgentísimas surgidas como consecuencia de los accidentes climáticos mencionados, que afectaron a la granja nacional y en particular al departamento de Canelones".

Esto se votó hace quince días y, si la memoria no me falla, por unanimidad de la Cámara. En todo caso, vino por unanimidad de la Comisión respectiva y tuvo el respaldo de todos los sectores. O sea que en el fragor del razonamiento no digamos que estamos creando, ni con un proyecto ni con el otro, ni con el de la mayoría ni con el de la minoría, disposiciones legales que habilitan gastos que no estaban autorizados. El artículo al que aludía esa minuta de comunicación, el 464 de la ley de Rendición de Cuentas votada en el año 1987, dice en forma expresa: "No podrán comprometerse gastos de funcionamiento o de inversiones sin que exista crédito disponible, salvo en los siguientes casos: [...]". Es decir que hay un conjunto de casos -son muy pocos- en los que la ley autoriza en forma expresa a hacer gastos, aun cuando no esté disponible el crédito específico.

Todos sabemos que en el Presupuesto se termina con un cierto déficit. La inmensa mayoría de ese déficit es contra créditos previstos, pero en algunos casos es contra créditos no previstos, porque no solo existe esta habilitación, sino que hay algunas otras disposiciones que permiten mover dinero para circunstancias que no estaban previstas a texto expreso. Pero, en todo caso, este artículo es muy claro en su referencia a habilitar gastos en estas circunstancias, y establece tres excepciones. La primera tiene que ver con sentencias judiciales y ha sido objeto de normas posteriores, por lo cual no es lo que está directamente en consideración. Pero la segunda y la tercera, ambas tienen que ver con lo que se vivió en Canelones. La segunda dice que podrán comprometerse gastos en los siguientes casos: "Epidemias, inundaciones, incendios y todo tipo o forma de catástrofe cuya gravedad reclame la inmediata acción de los organismos públicos". ¿Qué cosa entendimos todos los sectores en la Cámara de Representantes? Que esta situación estaba configurada y todos votamos esa minuta.

Además, la tercera y última excepción establece: "Cuando acontecimientos graves o imprevistos" -habla ya de un escalón menor y no de una situación de catástrofe, como entendimos que se había configurado- "requieran la inmediata atención del Poder Ejecutivo o de las Intendencias Municipales en sus respectivas jurisdicciones [...]". La única diferencia de este caso con el anterior es que se ponen límites y que no se trata de catástrofes, sino de circunstancias graves e imprevistas. A continuación, esta tercera excepción expresa: "El monto de los créditos que, anualmente se podrá autorizar en uso de esta facultad, no podrá exceder al 1% (uno por ciento) del Presupuesto Nacional o Departamental [...], respectivamente". ¡Pero vaya si será más el 1% del Presupuesto Nacional que la cifra de la que estamos hablando en Canelones! Ni siquiera hacía falta la consideración de catástrofe para tener una expresa habilitación legal para actuar en esta situación, aunque con monto topeado.

SEÑOR DÍAZ.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Sí, señor Diputado, pero desearía saber cuánto tiempo me resta, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Le quedan veintiún minutos, señor Diputado.

Puede interrumpir el señor Diputado Díaz.

SEÑOR DÍAZ.- Señor Presidente: simplemente quisiera dejar una constancia, sin ánimo de introducir un debate lateral.

Lo mismo pudo haber hecho la Intendencia Municipal de Montevideo con los que sufrieron las consecuencias de las inundaciones en el departamento de Montevideo. Sin duda alguna, esa porción de Presupuesto les hubiera dado para construir una vivienda aceptable a cada uno de los montevideanos que sufrieron recientemente esa dificultad.

Nada más, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Bianchi).- Puede continuar el señor Diputado Ponce de León.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: este es uno de los típicos casos de desvíos laterales a los que aludía y que pueden recalentar la discusión en temas que no son aquellos en los que estamos de acuerdo. Es bien sabido que mucho hizo la Intendencia al respecto. No es el tema que está en discusión ni tampoco es cierto que el 1% del Presupuesto Departamental dé para hacer las casas que se necesitaban. Así que dejemos ese tema de lado; estoy dispuesto a debatir con el señor Diputado Díaz cuando quiera y en el lugar y ámbito que quiera.

Volviendo al tema de Canelones, y en particular al de la granja de Canelones -ya lo dijo la señora Diputada Topolansky; no lo voy a repetir-, diré que el tornado en ese departamento afectó la producción y las viviendas. Nosotros hemos reconocido en otras ocasiones -también lo ha hecho nuestro sector, a través de la señora Diputada Topolansky, y lo reiteramos- que en el tema de la vivienda actuaron el Ministerio, la Intendencia e, inclusive, organismos sociales como el sindicato de la construcción y el sindicato bancario. En definitiva, se colaboró y los afectados saben que llegó ayuda, y ayuda significativa. El tema grave es que, hasta ahora, lo que ha llegado a la producción es el relevamiento. Este es, sin duda, muy importante, pero como decía el señor Diputado Gallo Imperiale con mucho más conocimiento que yo sobre lo que significa la producción granjera, cualquiera puede entender que no es posible dejar durante setenta y tantos días las cosas por el suelo en lo que refiere a la producción. Somos muy críticos acerca de la actitud que se adoptó por parte del Poder Ejecutivo en relación con este tema, ante una situación que entendemos muy grave.

Canelones significa, al menos con relación a lo que ingresa al Mercado Modelo, el departamento del país que tiene el mayor porcentaje de la producción de granja: 33,6% del mercado que maneja las dos terceras partes de los productos de esta naturaleza. En segundo lugar -no es casualidad que se haya hablado de este departamento- está Salto, con un 22%. En tercero y cuarto lugar están otros departamentos, con un 10% de la producción. Es decir que Salto produce el doble y Canelones el triple de cualquier otro departamento, excepto el de Salto.

Cuando se manifiesta que es una producción muy grande, lo que se está diciendo es que detrás de esto hay mucha gente. Así es que surge la cifra de casi dos mil afectados. Lo que interesa es que al costado de esos dos mil establecimientos afectados hay mucha más gente que también lo está.

Hagamos alguna consideración sobre los dos proyectos de ley. Básicamente, estos proyectos se pueden dividir en dos. Una primera parte trata de los objetivos de la ley, y la segunda, del financiamiento.

En cuanto a los objetivos, el proyecto que viene con informe en mayoría es enormemente más ambicioso que el que viene con informe en minoría. Los dos proyectos tienen una zona en común. Esta es, esencialmente, la atención de la catástrofe actual y las medidas que van en la dirección de prevenir catástrofes futuras, y básicamente siguen dos vías: el subsidio a los seguros y el Fondo correspondiente para responder a situaciones de catástrofe con una franja mínima asegurada.

Vamos a entendernos: esta es una forma de ayudar a la granja de Canelones, pero me parece conceptualmente importante dejar constancia de que esto es también una forma de ayudar al conjunto del país. No me refiero simplemente a lo que los afectados de Canelones significan en el conjunto del país y a cómo por esa vía fluyen, por vasos comunicantes, los problemas o dineros hacia el resto de la economía. Me refiero a que, en realidad, al ayudar a que se establezca un seguro estamos también -tengámoslo claro- evitando gastos futuros que inexorablemente tendrían que salir del Presupuesto Nacional, porque nadie, ninguno de nosotros, va a defender el criterio de que, frente a una situación de emergencia -que en algunos casos prácticamente arrasa la producción de los establecimientos, quitándoles su única fuente de ingreso y un porcentaje altísimo de su capital- no se brinde ayuda. Por tanto, colaborar para que se puedan tener los seguros, naturalmente ayuda a los involucrados, pero también -tengámoslo claro- nos ayudamos todos, porque es una forma de defender lo que, de lo contrario, con o sin ley serían inexorables gastos futuros del Presupuesto Nacional, haciendo uso de los artículos habilitantes a los que ya aludimos o mediante leyes especiales. Nadie puede pensar que las consecuencias de una catástrofe como la que se vivió con motivo de este tornado, ocurra en el sur o en el norte del país, se pueden resolver sin ayuda. Esa ayuda puede venir de dos lados: de seguros especialmente contratados o del Presupuesto Nacional. De manera que yo digo y me parece importante recalcar -creo que hasta ahora no ha sido señalado este aspecto- que cuando votamos estos fondos, no solo son para ayudar a los involucrados, sino que sirven de ayuda al conjunto del país.

Hace un rato se presentaron a la Mesa algunos incisos sustitutivos, a los que ya aludió el señor Diputado Gallo Imperiale. ¿Por qué? Porque el proyecto que viene en mayoría de la Comisión, y que presumimos sea el que tenga mayoría también en la consideración de la Cámara, establece la asignación, no en el volumen global. No estamos hablando de temas que afecten la parte financiera inmediata, porque la estimación de las indemnizaciones -todos reconocemos el trabajo técnico que se ha hecho desde la JUNAGRA-, en números redondos, es de US$ 15:000.000, a los que legisladores de todos los sectores o el propio Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca se han referido. De manera que estamos hablando de la misma cifra. Lo que sí decimos es que la forma en que esta cifra se asigna a los afectados debe ser diferente a la manera en que lo establece el proyecto en mayoría. Como decía el señor Diputado Agazzi, frente a una situación de esta naturaleza debiera también buscarse la forma de aportar en relación con los ingresos perdidos. Nuestra propuesta modificativa no llega a tanto; sí llega a plantear -y lo vamos a demostrar con ejemplos concretos- una modificación de las franjas establecidas.

Lo veremos con más detalle en el artículo correspondiente, pero, básicamente, sin perjuicio de compartir el concepto que en el literal B) se maneja como criterio de asignación de recursos y de prioridades, y de compartir ese primer escalón de US$ 3.000 para quienes tengan establecimientos de reducida dimensión económica -lo estoy diciendo de memoria; el texto es aproximado- como contribución no reembolsable, decimos que para quienes pueden tener afectaciones mayores a estos US$ 3.000 es necesario mantener el 100% no reembolsable.

En la Comisión de Hacienda escuchamos a los productores y también hemos recogido cifras a través de asesoramientos -aquí hay varios señores Diputados que conocen de esto más que nosotros y pueden ratificarlas- que indican que, en definitiva, un galpón de pollos significa no menos de US$ 15.000 a US$ 18.000. Con muy poca cosa se está cruzando el umbral de los US$ 20.000, para los cuales este proyecto establece un 50% de fondos no reintegrables y un 50% reintegrables; de US$ 3.000 a US$ 20.000 se establece un 70%. Pero sin entrar ahora al detalle de la cifra, ¿qué quiere decir esto conceptualmente? Nuestra preocupación -la propuesta así lo establece- no apunta a aquellos casos en donde esa afectación, aunque pueda ser en cifras elevadas -US$ 20.000, US$ 30.000 o US$ 40.000-, pueda ser un porcentaje chico -que en algunos casos lo es- del capital productivo que manejan algunos establecimientos que tienen suficiente potencia. Nuestra preocupación surge cuando esto significa un porcentaje alto del capital productivo. Por lo tanto, nuestra preocupación mayor va a estar centrada en aquellos establecimientos donde lo que se afectó significa más de la mitad del capital productivo que se tenía. En esos casos decimos: "Señores: si a alguien le tenemos que dar US$ 25.000 para que vuelva a poner en marcha su aparato productivo, es a ustedes". Ya bastante han perdido en todo este tiempo y en el tiempo que sigue por delante -como recién manifestó la señora Diputada Topolansky- hasta que vuelvan a generar ingresos de manera regular. Ya bastante daño significa eso como para que esa ayuda de US$ 25.000 le signifique al productor, además de la posibilidad de rescatar esas cuentas de UTE y OSE postergadas -que aun con postergación y en cuotas las va a tener que pagar-, quedar endeudado por US$ 12.500, porque la mitad es un crédito reembolsable y, por lo tanto, en el plazo y con la tasa que sea, va a tener que devolverlo.

Nosotros no nos oponemos al criterio de la devolución cuando el monto es elevado, cuando el productor es potente y el daño que sufrió representa un porcentaje reducido del total de su capital. Nos parece que esto es muy importante, porque la franja de productores para los que esto tiene un cambio significativo numéricamente es menor que la de los que están por debajo de los US$ 3.000. Pero socialmente, en cuanto a la cantidad de gente que abarca y lo que significa en su entorno y para los involucrados, es mucho más.

Como ya dijimos, si se trabaja en el área de los criaderos, para nadie que haya tenido una afectación de este tipo y que le signifique un porcentaje alto de lo que tiene, esto deja de ser una realidad importante. Después vamos a volver sobre esto; ahora no voy a entrar en más detalles. Solo digo que la moción está presentada en la Mesa y, por lo tanto, a disposición de los señores legisladores. Aspiramos a que, sea cual sea el financiamiento o la forma que esto tome, se incorpore. Repito que esto no cambia el monto total, los US$ 15:000.000; en la moción no estamos proponiendo indemnizar más cosas que las planteadas. Proponemos que el volumen de lo que al productor le quede como deuda esté más racionalmente distribuido en función de qué porcentaje del capital productivo se ha afectado, para que estemos generando un futuro con posibilidades reales para el productor y no simplemente una salida de este tornado con una carga tal de endeudamiento que termine siendo una solución para el presente, pero una crisis que se arrastrará en el futuro.

Aquí hay dos formas de financiamiento, y pensamos que la que nosotros estamos proponiendo es sustancialmente mejor. Algunos han dicho que el financiamiento del proyecto en mayoría -sin perjuicio de que nadie discute que es un financiamiento en base al consumo- tiene implícito un coeficiente de protección, y es cierto. Hemos dicho que este proyecto ha venido mejorando; lo reconocemos. De todas maneras, decimos con mucha claridad que estamos dispuestos a conversar y a analizar no solo esta, sino muchas formas de protección. Hoy se está pidiendo un esfuerzo al consumo por muy diversas vías y se está dando un proceso de recuperación del atraso cambiario, que tiene mucho que ver con esa desprotección que lamentablemente se generó y de la que bastante hemos hablado y bastante podríamos decir, pero preferimos no entrar a analizar porque no es el tema de hoy y no queremos abrir flancos laterales.

Nuestra propuesta de financiamiento establece un monto que está en el orden de los US$ 10:000.000 o US$ 15:000.000 anuales durante tres años -y, como dijo el miembro informante, señor Diputado Amorín Batlle, dentro de tres años las Cámaras tendrán que resolver qué hacer con esto-, pero una suma como la que está planteada, que es el 4% o 5% de lo que hoy se está discutiendo en el Senado y dentro de pocos días también vamos a estar discutiendo aquí, es una cifra relativamente menor; en ningún lugar nunca son pocos US$ 10:000.000, pero es relativamente menor con relación al Presupuesto. Entonces, ya que esta cifra al fin y al cabo es menor, hagamos por esta vez el esfuerzo de sacarla de los lugares de donde habitualmente no se saca. Efectivamente, estamos estableciendo un tributo que ya estaba admitido y propuesto como tal en el proyecto de reestructura de la DGI. Alguien ha dicho aquí que este tributo, con los cambios de cantidades y sociedades, puede terminar no recaudando nada. Naturalmente, esto sería válido tanto si se aplica para este tema como para la DGI; no apliquemos razonamientos contrapuestos a la misma cosa, que no cierran. O este recurso produce fondos o no los produce. Nosotros decimos que produce. En todo caso, puede haber variaciones, en este como en cualquier otro recurso, pero tomamos las estimaciones que se dieron en su momento.

(Ocupa la Presidencia el señor Representante Álvarez)

¾ ¾ Lo que decimos es que el recurso que proponemos permite resolver los problemas sin afectar, en este caso, el Indice de Precios al Consumo, lo cual quiere decir sin afectar los salarios y las jubilaciones que la gente tiene disponibles como poder adquisitivo, para usar mes a mes.

Quisiéramos terminar como empezamos. Aunque hay unas cuantas cosas de este proceso que no nos gustan y que podemos no compartir, nos parece -y queremos resaltarlo- que, en todo caso, en el día de hoy la Cámara va a aprobar un fondo que permitirá encaminar la situación de miles de familias afectadas, no solo de Canelones, pero fundamentalmente de ese departamento. Eso nos parece positivo, más allá de que estamos defendiendo nuestro proyecto y no el que se aprobó en la Comisión en mayoría.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Machado.

SEÑOR MACHADO.- Señor Presidente: sin lugar a dudas, los sucesos del 10 de marzo de 2002 realmente nos llegaron a todos los uruguayos en forma muy profunda. Pero también lo que sucedió el 25 de octubre y el 12 de diciembre de 2001 golpeó duramente la economía de la familia granjera uruguaya y, fundamentalmente, a la de Canelones. Sin lugar a dudas, estos hechos, sumados a los excesos hídricos que también afectaron la producción granjera del Uruguay, fueron un verdadero agente catalítico para promover este proyecto de reconstrucción y fomento de la granja que hoy estamos debatiendo en la Cámara de Representantes.

Primero que nada quiero destacar la importancia social y económica del sector granjero en el Uruguay y en el mundo. Todos los que conocemos lo que es la granja en el área metropolitana, en Salto, en Bella Unión y en otros lugares no tan desarrollados, sabemos lo que significa como factor de cohesión social en una estructura nacional.

Antes de comenzar con el análisis de este proyecto queremos destacar dos aspectos que nos parecen importantes: la dirección y los esfuerzos que realizó toda la sociedad uruguaya cuando financió un proceso de reconversión de la granja, que quizás no tuvo los efectos que todos esperábamos, pero que fue realmente un esfuerzo importante y fundamental en algunos rubros de la producción granjera, que apuntaron a consolidar la competitividad del sector en un marco de apertura de la economía y de la integración regional y crearon también un conjunto normativo que ayudó a proteger la granja nacional. Ejemplo de eso es la creación de la Mesa de Valorización de Aduana, que sin lugar a dudas fue un freno -y lo destacaban todos los productores- para el ingreso masivo de productos, como los de origen argentino o brasileño, en un momento en que hay una fuerte devaluación en esos países.

Evidentemente, estos esfuerzos que realizó el país, que realizaron los productores, no fueron suficientes para dar los niveles de competitividad que pusieran en salvaguardia a la producción nacional, máxime en la situación actual de la región, porque en términos de mercado tenemos hoy grandes problemas. Estamos viviendo una crisis en Argentina de la que no conocemos su dimensión ni su profundidad, y realmente estos problemas afectan directamente a la producción. Los grandes desequilibrios macroeconómicos alteran los patrones de competitividad, lo que dificulta sin duda la posibilidad de explorar mercados externos que debieran ser el gran objetivo de una granja nacional que tiene como marco de referencia la acotación del mercado interno, y además la búsqueda de un crecimiento sostenible en un país como el nuestro.

Cada vez que hablamos de estos temas sentimos que debemos alentar y aspirar a que el sector granjero nacional sea un auténtico y genuino generador de divisas. Verdaderamente, los problemas macroeconómicos, los problemas derivados del fuerte impulso de subsidios en la región y la sucesión de eventos climáticos adversos hacia la granja nacional -el tornado del 10 de marzo fue la catástrofe mayúscula- crearon una situación de calamidad pública, pues no solo se destruyó el aparato productivo, sino las condiciones para que la familia granjera pueda subsistir con dignidad y decoro.

Es así que llegamos a este proyecto de ley que tenemos hoy a estudio de este plenario, sobre el que este Diputado, luego de discutirlo, de analizarlo y de escuchar atentamente la opinión de los involucrados, de las distintas gremiales que han participado en el seno de la Comisión de Hacienda y en otras reuniones que hemos tenido en otros ámbitos, tiene una opinión positiva.

Hemos escuchado atentamente la opinión de distintos compañeros que han hecho uso de la palabra. El miembro informante en mayoría fue, a mi criterio, muy preciso en el esclarecimiento de este proyecto, pero queremos destacar lo que significa la creación del Fondo, que sin duda va a promover la reconstrucción del aparato productivo, como muy bien lo dice su nombre. También representa la profundización de un proceso de reconversión productiva al cual hacíamos mención anteriormente, que es estrictamente necesario para lograr el avance de nuestro sector productivo granjero en términos de competitividad regional.

Asimismo, me parece fundamental crear un sistema de seguros agrícolas para suministrar a los productores -que, obviamente, van a tener un programa de producción moderno, a través del proceso de reconversión actualizado-, como garantía, como escudo protector, una póliza de seguros que brinde estabilidad, seguridad, porque estamos hablando de sistemas muy intensivos de producción, donde hay una gran inversión en poco espacio, y el productor que a veces tiene la mala suerte de que le toque la granizada, el tornado o los excesos de humedad, lo pierde absolutamente todo.

Por lo tanto, personalmente pongo un énfasis muy especial en el tema del seguro, que no lo han contratado los productores, no porque no reconozcan sus virtudes o por desconocimiento de las ventajas que significa, sino porque realmente no lo pueden hacer. Creo que se debe aplicar una fórmula integral a toda la problemática de la granja por medio de subsidios explícitos a las primas. Eso me parece fundamental. Y cuando digo "subsidios explícitos" me refiero a un tema que quiero dejar bien claro.

A veces los subsidios están subyacentes, ocultos a través de determinadas medidas, y me parece saludable para la economía de los productores y para el conocimiento de los contribuyentes que hablemos explícitamente de los subsidios y podamos no solamente acotarlos en su dimensión sino también en el tiempo, para que sean una palanca del desarrollo y no algo sobre lo cual se afirmen en forma artificial los productores para subsistir.

Para el mercado externo e interno, todos sabemos que hay un tema que está en la tapa del libro: cuidar la calidad de los productos. Lo hacen quienes compiten con nosotros en el mercado regional y en el mundo, y se hace también en el mercado local. Creo que, conjuntamente con ese cuidadoso trabajo de luchar por alcanzar mayores y mejores niveles de calidad, nosotros tenemos que instrumentar un arancel que nos permita lograr competitividad. Este es un tema que me parece fundamental y que está establecido en este proyecto de ley. Cuando en el puerto o en el paso de frontera la Aduana esté cobrando al importador un 23% de IVA más un crédito del 11,5%, estaremos aplicando un arancel del 34,5%, que sin duda se constituirá en una barrera importantísima para luchar contra los productos que vienen, en muchos casos, con importantes subsidios y estímulos a la producción y que en términos de costos son verdaderamente diferentes a la producción nacional.

Creo que debemos valorar la producción nacional, desarrollando líneas de acción estratégicas, como la integración horizontal y vertical del sector, que sin duda este proyecto promueve a través del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. La calidad y el desarrollo de la industria procesadora son piezas clave en un desarrollo orientado al exterior. Para eso, se propone un subsidio explícito a la industrialización de frutas y verduras -excepto cítricos y vid- y a su exportación.

Nosotros -lo decíamos anteriormente- no somos contrarios a los subsidios. Creemos que son herramientas para fomentar el desarrollo. Hoy el país cuenta con cerca de medio millón de hectáreas forestadas, que fueron desarrolladas en base a un estímulo que operó como un subsidio a la plantación de especies forestales. Y eso, que también nosotros promovimos en otros ámbitos -ese subsidio, por otra parte, dentro de poco va a dejar de estar operativo porque hemos votado ya su acotamiento en el tiempo-, realmente ha sido una herramienta fundamental. Y hay, por ejemplo en el proyecto ganadero, subsidios que también son necesarios en el momento actual para otros rubros de la producción. Estos son elementos que sin lugar a dudas están contenidos en este proyecto de ley y que nos parecen fundamentales para promover a un sector que, indudablemente, es pieza fundamental en el andamiaje de la producción nacional.

Nosotros vamos a subsidiar los seguros agrícolas para la granja, la recomposición del aparato productivo y la industria procesadora exportadora, en forma explícita y en tiempos acotados. No cabe duda de que esto será importante para la granja nacional. Yo creo que este tipo de apoyos previstos en el proyecto y que se llevarán adelante -algunos hablan de tres o cinco años- serán muy importantes para el desarrollo de la granja nacional.

Nosotros -lo hemos dicho al principio y lo reiteramos ahora- vamos a votar este proyecto de ley convencidos de que este sector tan importante de la vida nacional, como es la granja, va a responder al esfuerzo que, a través de esta política de apoyo explícito del Estado, está haciendo toda la sociedad. Y la granja nacional se va a transformar, en el mediano plazo, sin lugar a dudas, en un sector competitivo, autosustentable, fuente importantísima de empleo y de estabilidad social.

Por nuestra profesión, sin duda que vamos a volver a muchos lugares de la granja nacional a patear los terrones, y quizás recordemos el día de hoy, en que vamos a levantar nuestra mano para apoyar este proyecto.

(Suena el timbre indicador del tiempo)

¾ ¾ Estamos seguros de que vamos a tener, dentro de pocos años, una granja nacional mucho mejor, y recordaremos este día con enorme satisfacción.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Fonticiella.

SEÑOR FONTICIELLA.- Señor Presidente: a esta altura de la discusión y a esta hora, no es mi intención torturar a los señores legisladores con una larga exposición de contenido político, que ya se ha hecho, por supuesto.

Queremos trasmitir al Cuerpo nuestra interrogante sobre qué es lo que tenemos seguro acerca de este proyecto, que ha sido presentado con informe en mayoría. Y decimos interrogante porque, después de haber escuchado a los dos equipos, a los integrantes del equipo económico y al equipo del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a las gremiales y a los distinguidos señores legisladores que hicieron uso de la palabra anteriormente, lo único que tengo como seguro es que habrá IVA a las frutas y verduras. Es decir, que se estará cumpliendo con una aspiración del Poder Ejecutivo de ampliar el IVA a este rubro, a este sector, y que se estará dando un paso en el cumplimiento del numeral 16 del memorándum de la última Carta de Intención, en la que el país se compromete a ensanchar la base del IVA antes de finalizar el año.

Eso es lo que nosotros tenemos como seguro. De otras seguridades lamento no poder hablar y quisiera poder hacerlo porque vivo en un pueblo -ya lo dijo otro colega de Salto- en el que la horticultura, como le llamamos nosotros -granja se le llama en el sur; aunque sea lo mismo, tenemos expresiones diferentes-, es altamente importante.

Y acerca de cómo está estructurado este proyecto -que seguramente con enorme responsabilidad, dedicación y estudio hicieron los colegas- a nosotros nos surgen interrogantes que ojalá en el transcurso de la discusión particular puedan ser develadas, porque acá nadie quiere irse creyendo que a la gente se le dio un mensaje que probablemente no se pueda cumplir.

Nosotros escuchamos con mucha atención e hicimos muchas preguntas al señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca acerca de las dudas que teníamos en aquel momento, cuando se hablaba de una recaudación de US$ 15:000.000. En esa misma tarde se presentó un borrador de proyecto, donde se extendía a un total de seis destinos ese, entonces, monto de US$ 15:000.000. Y en aquella instancia le planteábamos al señor Subsecretario nuestra duda en cuanto a que este Parlamento no estuviera cometiendo el error de trasmitir a la gente, a la más sencilla gente que tiene este país -como dijera otro Diputado anteriormente-, la que tiene tierra debajo de las uñas o que patea los terrones, expectativas que después no se pudiesen cumplir. Y seguimos con la misma duda, que hoy se transforma en angustia. Porque trasmitir expectativas que después pueden ser frustraciones no solo será un golpe para quienes no reciban lo que creyeron que iban a recibir, sino que será un golpe a la institucionalidad.

En este momento en que hay tantas dudas sobre el funcionamiento del sistema político, cuando hay hasta operadores que se encargan de decir que los políticos no sirven y que el sistema no sirve -no sé qué es lo que sirve-, si de esta Sala, de este hogar de la democracia salen señales que después no se transformen en realidades, podríamos llegar a trasmitir una imagen equivocada a la gente y generar, posteriormente, un sentido de frustración del que, en lo personal y en lo colectivo, esta bancada no quiere ser responsable, porque no va a ser responsable.

Ante una pregunta de quien habla, el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca manifestó que en el primer año de recaudación del impuesto se destinarían US$ 5:000.000 a pagar el crédito que ya se había mencionado que existía, pero que no se podía liberar, aunque la gente estuviera en una situación realmente dramática, porque no se había votado una fuente de financiamiento. Una persona que sabe algo más que yo sobre esto me decía que si estaba la plata no era necesario aguardar a la ley que asegurara el financiamiento, si la gente tenía necesidades; pero no quiero entrar en este terreno porque no es adonde quiero ir. Eran US$ 5:000.000 para amortizar el crédito -no contemos los intereses-, crédito que debía amortizarse en tres o en cinco años, pero que lo querían amortizar en tres porque el impuesto se iba a recaudar solamente durante tres años.

Posteriormente, a esos US$ 5:000.000 deben sumarse hasta US$ 2:000.000, que es lo que se destinaría al abatimiento de las primas de seguros. Una de las instituciones que apoya este impuesto, la Sociedad de Productores de Canelones, explicaba que sus estudios les habían dado que para cubrir a Canelones con sus mecanismos zafrales debían destinarse US$ 5:000.000 para los seguros y no US$ 2:000.000. ¡Estamos hablando de US$ 2:000.000 para todo el país, cuando en realidad estos productores aseguran que se necesitan solamente US$ 5:000.000 para Canelones! Si a los US$ 5:000.000 les sumamos US$ 2:000.000, estamos en US$ 7:000.000.

Posteriormente, serían US$ 3:000.000 -no lo digo yo, sino el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca; está en las versiones taquigráficas- para tirar un primer dinero al fondo de catástrofe. Señores Diputados: cinco y dos son siete, más tres, son diez. ¡Estamos en US$ 10:000.000 y todavía no cubrimos el total de las tres primeras propuestas que vienen en el artículo 1º!

¿Y las otras tres? ¿Con qué responsabilidad puedo ir a mi pueblo y decir a esa gente que sueña con un mercado hortifrutícola, que habrá plata para ese mercado, cuando sé, porque aquí se dijo, que por este mecanismo la recaudación no podrá pasar de US$ 9:000.000? Esa es mi angustia, porque yo no quiero decir a la gente: "Quédense tranquilos que habrá plata para todos", cuando en realidad sé que no la hay. ¡Y los números no los di yo! Los dio el señor Subsecretario, de quien no tengo por qué dudar en cuanto al manejo de las cifras.

Por supuesto que debemos tener en cuenta que ese Fondo -al que durante el primero, segundo y tercer años se tendrían que destinar US$ 3:000.000-, conforme a este proyecto de ley que ha sido votado por la mayoría de la Comisión, es la garantía del dinero que se va a prestar a quienes no tengan cobertura, tipo indemnización, o sea, no reembolsable. Tenemos que prever que en una situación tan difícil como esta haya gente que no pueda pagar; entonces, habrá que echar mano a ese Fondo, que es el que garantiza. Por lo tanto, quedará menos plata. ¡Ya no había!

Dejo planteadas estas interrogantes con la mayor responsabilidad y fuerza porque a la gente no le podemos prometer lo que no podemos cumplir ya que, de lo contrario, tendremos un doble efecto: no solo se quedarán con las manos vacías, sino que dirán, con toda razón, que quienes aquí ocupamos bancas hemos prometido cosas que no cumplimos.

No voy a entrar en los detalles que los compañeros han planteado con referencia a las necesidades reales para hacer verdadero fomento de la situación granjera u hortifrutícola. Yo estoy defendiendo aquí a la gente de mi pueblo, que quiere tener un mercado hortifrutícola para el que, de acuerdo con estos números, no habrá un peso. Perdonen si a veces los salteños somos demasiado "camiseteros", pero es real. Si de acuerdo con las cifras que se piensa recaudar el dinero apenas alcanzará para las primeras cosas, ¿por qué se va a decir que vamos a cubrir una enorme cantidad de cosas?

Le dije al señor Subsecretario -y así figura en la versión taquigráfica- que descontaba que todo el mundo estaba obrando con la mejor intención, con el mejor espíritu. Más allá de que el Reglamento de la Cámara de Representantes establece que no se puede adjudicar intenciones, quienes me conocen saben que no lo hago.

Creo que hay una profunda equivocación y que lo único seguro es que el IVA a las frutas y verduras quedará establecido; ni siquiera es absolutamente seguro que ese IVA no tendrá incidencia sobre los productos nacionales, o que la incidencia será muy menor.

Hay personas que nos han explicado hace un rato que conforme se den las cadenas, hasta podría ser mayor el aumento que sufran los productos nacionales. Además, con todo respeto por quienes seguramente conocen más que yo de números, pongo en duda -repito que lo digo respetuosa pero firmemente- que la protección sea la que se ha establecido con relación a porcentuales. Personas de altísimo nivel técnico que nos asesoran, nos han presentado porcentuales sensiblemente menores, en primer lugar, porque el 33% o 34% de IVA no es tal en virtud de que hay descuentos y reembolsos de ese adelanto. Ese es un adelanto que se descontará en posteriores eslabones de la cadena. Por lo tanto, en la protección quizás no sea claro o, aunque sea sincero, puede ser equivocado el mensaje que se envíe. En última instancia, en las circunstancias que hoy vive la región, aunque la protección fuera del 30%, sería muy escasa; si realmente es -como afirman nuestros técnicos- entre un 8,4% y un 8,9% de protección, es decir, la diferencia verdadera de precios entre lo que cuesta lo nacional y lo que cuesta lo importado cuando la gente compra, caemos en un nuevo error.

He dicho con la mayor precisión que descarto que todos tenemos buenas intenciones. Nadie va a pensar que se arma una larga lista de promesas para que la gente diga: "¡Por favor! Esto es bueno. ¿Por qué no lo votan?". Estoy convencido de que quienes confeccionaron este proyecto quieren que salga, pero creo que es muy difícil que salga porque si tengo un metro de tela no puedo hacer una tira de dos, a no ser que sea de chicle, a no ser que sea de goma. Y los recursos no son de goma, y porque no son de goma es que todavía no se ha dado la plata a la gente de Canelones. ¡Por supuesto que queremos que a la gente de Canelones se le dé soluciones con las mayores garantías y con la mayor profundidad!

Nosotros, en nuestro departamento, tuvimos catástrofes que costaron alrededor de US$ 3:000.000, y de las arcas del Tesoro Nacional llegaron US$ 60.000 para repartir con cuentagotas entre los damnificados. ¡Quiera Dios que la gente de Canelones no pase lo que pasó la gente de Salto!

Por eso es que llamo a la reflexión y pido respuestas ante esta situación. Se está planeando una recaudación insuficiente. Y no estoy pidiendo que se establezca un IVA del 23%, porque no quiero que la gente de este pueblo -que probablemente vaya a sufrir muchísimo más con lo que se está haciendo del otro lado del Salón de los Pasos Perdidos que con esto- tenga un puñal más clavado en su bolsillo, un nudo más en la garganta y un vacío más en el estómago.

Las interrogantes, seguramente, serán contestadas cuando se pase a la discusión particular del proyecto. En este momento mis interrogantes se transforman en profundas advertencias de que se está dando un paso en falso. A no ser que se nos pruebe lo contrario, se está prometiendo dar lo que no se tiene. Y se está prometiendo dar lo que no se tiene a gente que en su sencillez, en su desesperanza, en su necesidad de hacer algo, cree; y esa gente después nos dirá, seguramente: "Ustedes prometieron". Porque cuando la gente culpa de los errores, no sabe quién votó y después no cumplió; es el Parlamento, que es el símbolo de la democracia. Y por eso, este Parlamento tiene que dar una muestra serena, una muestra responsable, creíble y sustentable en el tiempo a todos los productores y a toda la población. Porque no solo va a caer en frustración el productor que no reciba recursos para toda esa reconversión, para esos proyectos que se van a hacer, sino que va a caer en frustración el hombre común, que dirá: "Otra vez han fracasado".

Esta bancada no quiere fracasar, porque no quiere que fracase el país. Por eso es que presentamos el sustitutivo de la financiación. No agredimos diciendo que con esto hay gente que se va a beneficiar. Lo que queremos es una actitud responsable, equilibrada. No es cosa de que, por sacar el proyecto y por tratar de contemplar sanamente las honestas dudas y angustias de la gente, se ponga en el papel lo que después en la realidad sea muy, pero muy difícil, cumplir; no quiero decir imposible, porque de imposibles está lleno algún otro camino.

Creo que la credibilidad de este Parlamento radica en que se ofrezca lo que se puede dar y no se ofrezca lo que la gente quiere que le ofrezcan para que diga "¡Qué buenos!" hoy y "¡Qué fallutos!" mañana.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Chiesa Bordahandy.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Señor Presidente: algunos hicieron referencia a que el tema que dio origen al proyecto de ley que estamos tratando fue el IVA. El tema fundamental de este proyecto de ley no es el IVA, ya que tiene un contenido mayor: el fomento de la reconstrucción granjera.

El IVA nace de una iniciativa del Poder Ejecutivo, en el ajuste fiscal. Cuando se presentó el ajuste fiscal nos sentamos a analizarlo con el señor Senador Atchugarry y no nos gustó. Conversamos con las gremiales. Había cierta oposición por parte del Partido Nacional. A partir de allí se fue mejorando en un trabajo conjunto con las gremiales. Luego ingresó a la Comisión de Hacienda del Senado, donde se instrumentó el esqueleto de este proyecto de ley que, por supuesto, se fue mejorando mucho más.

Luego ocurren los fenómenos climáticos del 10 de marzo en el departamento de Canelones. Allí nace la iniciativa del Poder Ejecutivo. Este proyecto tiene como fundamental objetivo la creación de un fondo para la reconstrucción del sector productivo de aquellos predios que fueron afectados por ese fenómeno climático. Ello significó que muchos productores granjeros de los departamentos de Canelones y de San José perdieran en treinta minutos todo el trabajo de su vida.

Hay que reconocer -sé que algunos legisladores lo hicieron- que, inmediatamente de acontecido ese hecho, el Poder Ejecutivo puso en marcha el Comité de Crisis. Al otro día de esa catástrofe se hizo presente el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Todos reconocieron el gran esfuerzo y el gran trabajo que realizó ese Ministerio y la transparencia con que actuó, en coordinación con la Intendencia Municipal de Canelones y los vecinos de cada localidad.

También hay que reconocer el trabajo de los entes autónomos. Hay que reconocer el gran trabajo que hizo UTE en ese departamento. Muchos de nosotros, que vivimos ahí, pensamos que por semanas no íbamos a contar con energía eléctrica, pero UTE puso todos los mecanismos que estaban a su alcance para que, en algunos casos en pocas horas, en otros en cuarenta y ocho horas, y en otros en pocas semanas, lo que pensábamos que iba a llevar muchos más días se solucionara muy rápidamente.

Por supuesto que después se aplicaron otros mecanismos por parte de UTE, de ANTEL y de OSE. Cada uno de los Directorios tomó medidas en apoyo a aquellos usuarios de estos servicios, postergando los vencimientos de las facturas y no cobrando mora ni intereses. Por supuesto que hubo algunas quejas respecto a cortes de energía eléctrica, aunque estos nunca existieron. Lo que sucedió fue que el titular no coincidía con quien efectivamente explotaba el predio o estaba a cargo de la vivienda. Hubo algunos desencuentros en ese sentido, pero es bueno que todos reconozcan el trabajo excelente de los entes autónomos.

Una vez conocidos los hechos, el propio Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, el Subsecretario y los Directivos de la Junta Nacional de la Granja y del INAVI recorrieron todas las zonas afectadas e, inmediatamente, la Junta Nacional de la Granja estudió predio por predio. El mecanismo surgió de las denuncias de los afectados para poder realizar posteriormente la evaluación de los daños. Podemos decir que se presentaron alrededor de mil novecientas denuncias, de las cuales mil cuatrocientas corresponden a rubros granjeros, sesenta a viticultores, noventa pertenecen al rubro lechero, veinte al de la agroindustria y setenta al agrícola ganadero. Pero esto también indica que hay trescientas denuncias que son no productivas, con daños residenciales o que no tuvieron ningún daño por el temporal y que, lamentablemente, se presentaron por las dudas.

El proyecto de ley permite ayudar, a través de la creación de este Fondo, a esta gran masa de productores que hoy perdió alrededor de US$ 15:000.000 y que si no cuenta con este apoyo no va a poder seguir trabajando.

Pero esta ley no apunta solo a solucionar las urgencias de hoy, sino que está pensada en el desarrollo del sector a través de la promoción de los seguros agrarios del sector granjero y de la creación de un Fondo para atender las consecuencias de las catástrofes climáticas que se suman día a día. Como dijo el señor Diputado Gallo Imperiale, comenzamos por la sequía, en octubre y diciembre hubo granizadas, y en marzo se produjo un viento huracanado y, tras este, grandes lluvias que continuaron con la pérdida de muchos de los cultivos.

También queremos decir que se desea promover un plan estratégico que permita la recuperación y desarrollo del sector granjero con especial énfasis en los empresarios más pequeños y en el fomento de la integración, tanto vertical como horizontal, de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas. Alguien quería que explicáramos qué quiere decir eso. En este caso, queremos ayudar a muchos productores que han dejado de producir ciertos productos en la granja nacional. Un caso típico en la horticultura es el tomate de industria que, subsidiado principalmente por la comunidad europea, ha perjudicado en gran forma a los productores nacionales. Deberíamos buscar los mecanismos para subsidiar a aquellos productores a efectos de volver a desarrollar el cultivo, el producto, y de dar mayor ocupación de mano de obra.

En ese sentido, sabemos que la Junta Nacional de la Granja está trabajando y una vez que tengamos los recursos -que tanto preocupan al señor Diputado Fonticiella; aseguramos que los recursos van a estar- serán destinados a todo lo que se ha mencionado aquí.

El sector granjero uruguayo tiene una gran importancia socioeconómica. De acuerdo con los datos censales, la granja está integrada por más de diez mil explotaciones, lo que representa aproximadamente el 18% del total de las explotaciones agropecuarias en nuestro país. En su mayoría, dichas explotaciones son pequeñas ya que casi su totalidad tiene una superficie menor a 50 hectáreas. Asimismo, el sector granjero es sumamente importante en términos de ocupación de mano de obra, ya que representa el 18% de las explotaciones rurales del país y genera el 20% de los puestos de trabajo asalariados permanentes en el sector, lo que representa 31.659 trabajadores. También representa el 51% de los jornaleros del sector rural, lo que equivale a otros 4.200 puestos de trabajo permanentes adicionales; la generación de los puestos de trabajo indirectos es de alrededor de 3.600. En conjunto puede afirmarse, entonces, que la granja da trabajo directa e indirectamente a no menos de 70.000 personas, ya que deben considerarse también en este caso los 10.195 productores, tomando como base el conjunto familiar compuesto por tres personas.

En términos de superficie, la granja ocupa menos del 1% del área agrícola total del país. Sin embargo, aporta al valor bruto de producción del sector agropecuario el 15%, debido a la alta productividad de la tierra que caracteriza a este tipo de explotaciones. No obstante, la granja uruguaya ha sido uno de los sectores más afectados por las crisis que vive nuestro país. Por ejemplo, esto se ha traducido en un proceso de agudo endeudamiento y descapitalización, a lo que se agregaron recientemente los problemas climáticos a los que hacíamos referencia.

La situación del sector también se vio agravada por la presencia en el mercado interno de frutas y hortalizas frescas y procesadas provenientes del exterior, contra las que la producción nacional muchas veces no puede competir. Esto se ha revertido a partir del año 2000, con el funcionamiento de una Mesa de Valoración en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, integrada por los productores del norte y del sur y, por supuesto, los importadores y el propio Ministerio.

La escasa dimensión del mercado interno, salvo algunos casos como la miel -que es la válvula de escape que tienen las exportaciones-, también ha complicado la situación de los granjeros. Por lo tanto, las medidas enunciadas al inicio de esta exposición, que apuntan a la creación de un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, son las herramientas válidas para que se lleve a cabo la recuperación del sector, conjuntamente con el financiamiento del Fondo, con el Impuesto al Valor Agregado a frutas, flores y hortalizas en estado fresco, que actuará como una barrera de protección, pues el 23% de IVA y el 11,5% de adelanto será como un arancel del 34,5% en la frontera, como lo reconoció el señor Senador Astori en la Comisión de Hacienda del Senado.

Todo esto contribuye al apuntalamiento de la cadena agroindustrial. El sector estará en condiciones de generar, a corto y a mediano plazo, soluciones que puedan convertirlo en sustentable, competitivo y con los productores trabajando en lo que han hecho toda la vida.

Hemos visto que algunos legisladores están preocupados por los consumidores, porque podrían pagar más por los productos importados. En la producción nacional no va a ser así porque todos saben que el 70% de la producción nacional que se comercializa se canaliza por fuera de las grandes superficies, lo que indica que tanto en las ferias como en los pequeños comercios todo seguirá operando de la misma forma. Además, con los cambios que hoy se introducen al IVA en un 14% para el consumidor, podemos afirmar más que antes que este no se verá afectado.

Cuando se hablaba de que podría afectarse al consumidor de la fruta y la verdura nacionales en la cadena de supermercados, según datos de que disponemos, entre el IVA de compra y el IVA de venta se podría recargar al consumidor aproximadamente un 3% o un 4%, cuando antes se hablaba del 23% de IVA tanto en la compra como en la venta. Nosotros decíamos que eso no se iba a trasladar al consumidor, que en definitiva los supermercados tenían que competir con la gran masa de producción nacional que se iba a vender por fuera, lo que disminuiría la ganancia de aquellos. Por ello nos extrañaba fuertemente cómo en este caso el Encuentro Progresista utilizaba el argumento de que se afectaba al consumidor. En definitiva, lo que estaba haciendo el Encuentro Progresista con no apoyar esta iniciativa era defender las grandes superficies. Pero si en algún momento se viera afectado en algo el consumidor, también debemos decir a los señores legisladores que con este proyecto de ley ayudamos a la reconstrucción del sector granjero.

Debe quedar claro que si no reactivamos rápidamente el sector, quien se verá perjudicado será el consumidor, pues se afectarán los precios cuando lo único que tenga para comprar sea lo importado, porque la producción nacional ya no existirá.

Parece claro también que el desarrollo del sector dependerá de su capacidad para penetrar y expandirse en nuevos mercados, sin descuidar su presencia en el mercado interno. En los últimos tiempos se han hecho varios estudios que demuestran que la reconversión exportadora en la granja es factible si se la dota de los medios adecuados. Los trabajos realizados indican que nuestro país cuenta con el potencial productivo que viabiliza esta propuesta. El Uruguay tiene condiciones potenciales para abastecer con frutas, hortalizas y otros productos de granja, tanto a los mercados regionales como a los extrarregionales.

(Suena el timbre indicador de tiempo)

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Ha finalizado su tiempo, señor Diputado. La Mesa le solicita que redondee su exposición.

Puede continuar el señor Diputado Chiesa Bordahandy.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Finalizo, señor Presidente.

Todas estas medidas -la protección, el seguro, los fondos de indemnización, el subsidio directo y la baja de los costos de producción- son reclamos que nuestros productores han solicitado toda la vida y, por supuesto, son los postulados de muchas de las gremiales.

Sin embargo, este proceso de reconstrucción exige un esfuerzo muy grande en varios sentidos, y los legisladores no podemos permanecer ajenos a él. Ahora es la oportunidad de votar cuanto antes este proyecto de ley que permitirá encaminar una serie de soluciones prácticas a los problemas más apremiantes del sector.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Falero.

SEÑOR FALERO.- Señor Presidente: seguramente este es el cuarto proyecto sobre este tema puesto a consideración del Parlamento. Si comparamos el primero que fuera presentado en la Cámara de Senadores, con fecha 19 de marzo, y el que estamos considerando en el día de hoy en la Cámara de Representantes, encontramos diferencias sustanciales. Hay sensibles mejoras respecto al proyecto original. En ese sentido, tenemos que reconocer el intenso trabajo que realizaron las distintas gremiales de productores agropecuarios para encontrar los caminos adecuados.

Desde el Nuevo Espacio Independiente dijimos que no votaríamos aquel proyecto original, que era necesario modificarlo y mejorarlo. Trabajamos en ese sentido porque entendemos que en la situación y en el momento que vive el país, para que las cosas salgan mejor que al principio, más que enamorarse de las definiciones primarias hay que enamorarse del trabajo constructivo.

En función de esto, las comparaciones que se pueden hacer -contamos con el trabajo comparativo realizado por la Comisión- sobre la calidad de uno y de otro proyecto son fáciles de entender y de dilucidar.

El proyecto que hoy estamos considerando representará una primera cuestión importante: tendremos disponible para el sector granjero del país un recurso permanente con fondos que se derivan de los productos importados. Dichos recursos permanentes permitirán elaborar planes y proyectos que hagan a este sector sustentable y, por lo tanto, absolutamente vigente. Creo que esta es la primera diferencia en materia de calidad que tiene este proyecto con la iniciativa original.

La segunda mejora importante en cuanto a la calidad tiene que ver con un viejo reclamo -como se ha mencionado en Sala- relativo a la protección que deben tener los productos nacionales respecto a los productos de granja importados. La ausencia de esta protección muchas veces determinó que productores que habían hecho una fuerte inversión, por ejemplo en riego o en tecnología, prácticamente tuvieran que malvender su producción frente a una entrada masiva de productos del exterior; no obstante, hoy tendrán una importante protección del 34% frente a los productos importados. Por supuesto que, de pronto, el instrumento idóneo hubiera sido un arancel de protección o un precio de referencia; pero las condiciones que se establecen a nivel del MERCOSUR y de la Organización Mundial del Comercio no dejaban libre ese camino y determinaban que este fuera el adecuado para solucionar los problemas, al tener en la puerta de entrada un impuesto a los productos importados y un impuesto espejo de aquel en la comercialización del producto nacional. Esta es la razón fundamental por la cual se maneja este impuesto del 23%.

Como se ha mencionado que esto podría incidir en el precio que paga el consumidor de los productos, la Comisión entendió -y así lo propone- que ese IVA original que se plantea en la facturación de la venta del productor al tributario del IRIC, termine siendo de un 14% para el consumidor final. Si hacemos cuentas, en un hipotético caso de una utilidad del 70% que pueda tener un tributario del IRIC en la venta de un producto, prácticamente hay empate: no gana ni pierde, no se produce ninguna modificación del precio desde el punto de vista de lo que significa la diferencia entre el IVA compras y el IVA ventas. Se puede hacer cualquier cálculo y veremos que en el entorno de una utilidad del 70% es donde se produce el "click" en la diferencia entre IVA compras e IVA ventas.

Pero, además, este no es un IVA cualquiera. Habría deseado que ni siquiera se hubiese utilizado la palabra IVA en este proyecto, porque, en definitiva, no es igual al Impuesto al Valor Agregado. Este último se recauda y se vuelca a Rentas Generales y allí constituye uno de los mayores recursos que tiene el Gobierno para financiar su Presupuesto. No obstante, el impuesto que hoy estamos creando es focalizado, direccionado y no va a Rentas Generales. En definitiva, no es igual en su concepción tributaria al IVA que estamos acostumbrados a manejar, y va a conformar un fondo que tiene un destino y una finalidad específicos. Por tanto, sustancial y conceptualmente tiene una diferencia importante con el IVA común y corriente.

A su vez, creo que es muy importante entender que este es el único procedimiento que la producción nacional -que ha solicitado y exigido en innumerables oportunidades protecciones arancelarias o subsidios- tiene a la vista para ser defendida en la calidad de sus precios y, fundamentalmente, en las desigualdades que tenemos debido a las diferencias cambiarias del país, que deberemos discutir en otras circunstancias en este Parlamento.

Por supuesto que no vamos a poder resolver el problema que implican las diferencias cambiarias, por ejemplo con Argentina; pero es mucho mejor para el productor agropecuario contar con una protección del 30% que del 0%. Creo que esto no tiene ningún tipo de posibilidad de ser contrarrestado.

El productor agropecuario, no solo en la comercialización a través de los tributarios del IRIC, sino también en la de los productos que habitualmente se venden en las ferias vecinales, encontrará un mercado de consumidores que hoy no tiene, con precios mucho más convenientes por la mera relación entre lo que significa el producto importado y el nacional.

Yo vivo en la ciudad de Las Piedras, tengo varios feriantes amigos y puedo decir que, aproximadamente por el mes de agosto, una de las quejas permanentes de los productores de zanahoria era que el precio del producto era prácticamente igual o menor al de producción, porque ingresaban en forma masiva zanahorias de Argentina. Estoy hablando de productores que tienen tres o cuatro hectáreas, y algunos productos en particular prácticamente representan la totalidad de su producción.

Este proyecto y esta forma de financiarlo protege, sin ningún tipo de dudas, al pequeño productor, al productor chacarero y al productor de zanahorias, de cebollas o de cualquier otro producto del rubro hortícola del país que se quiera imaginar. Y, al menos hasta ahora, no hay a consideración del Parlamento otro proyecto que proteja al productor agropecuario.

Además -creo que esto también es importante-, hay otra forma de proteger al productor agropecuario. Los productores de membrillo sintieron intensamente la situación, el año pasado y el anterior, cuando chocaron con algunas dificultades para colocar su producción en las fábricas que hacen dulce. Hubo problemas de calidad y una serie de dificultades con respecto al producto que plantearon las dos o tres grandes fábricas demandantes.

Este proyecto de ley le va a dar al productor industrial la posibilidad de descontar el 23% sobre la materia prima de su producto industrializado final, lo que le significará una mejora notoria en la competitividad y, por lo tanto, una demanda mayor de la materia prima nacional. Entonces, por una razón de competitividad, este producto de la granja encontrará una mayor demanda en las industrializadoras de productos agropecuarios; hoy no la tiene porque los productos industrializados que ingresan del exterior le significan una competencia absolutamente desleal. Entre ellos podemos citar, por ejemplo, el proyecto Green Frozen, que comercializa, industrializa y vende arvejas que vienen de Canadá. ¡Arvejas que vienen de Canadá! Esas arvejas que vienen de Canadá tendrán un incremento en su costo del 23%, lo que permitirá a los productores de arvejas tener un cliente potencial más, que hoy no tienen. Esa es la realidad del proyecto Green Frozen; si no lo creen, alcanza con que le pregunten a cualquier productor de la zona.

Señor Presidente: no creo que existan argumentos sustanciales, importantes para que este proyecto no sea apoyado por todo el Parlamento. Pienso que aquí ha habido una especie de mala presentación, de mal comienzo de la discusión de esta iniciativa, lo que, en definitiva, hizo que algunos sectores, que algunos legisladores siguieran pensando como al principio: que era un proyecto malo -como también creíamos nosotros-, sin considerar que era posible mejorarlo. Y no solo era posible mejorarlo, sino que se hizo.

A lo que aspiro, señor Presidente, es a que cuando terminemos de votar este proyecto en la madrugada del día de hoy, una vez que se exprese aquí la voluntad política de todos los Partidos y sectores representados, el Poder Ejecutivo, a la vista de esa voluntad política, instrumente inmediatamente las medidas de solución rápida y urgente para aquellos productores y damnificados de los departamentos de Canelones, San José y Montevideo -por cierto, debería haberlo hecho antes, pero más vale tarde que nunca-, en la seguridad de que efectivamente tendrá una herramienta legal que respaldará esa ayuda que ya debería haber sido acercada a todos los damnificados.

Espero, como respuesta a esta intensa actividad que ha cumplido no solo el Parlamento sino las gremiales de productores -las que estaban a favor y las que no lo estaban, que han trabajado a destajo-, que efectivamente, como reconocimiento, el Poder Ejecutivo instrumente urgentes medidas para auxiliar rápidamente -mañana mismo, si fuera posible- a quienes resultaron damnificados por los fenómenos climáticos a que hacíamos referencia.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Borsari Brenna.

SEÑOR BORSARI BRENNA.- Señor Presidente: el proyecto que estamos tratando ha tenido una evolución desde que fuera propuesto por primera vez por el Poder Ejecutivo. En la primera oportunidad, el Partido Nacional se opuso a él porque se creyó -pienso que con razón- que la implantación del IVA a frutas y verduras era simplemente una vía para recaudar y para disminuir el déficit fiscal.

Naturalmente, aquí todos hemos expresado -lo hago yo también- que el apoyo a los damnificados por el tornado de marzo de este año debe darse. Los 1.700 casos que se encuentran en esta situación tan precaria deben ser atendidos por el Estado sin ninguna clase de dudas. Ahora bien, hay varios caminos para hacerlo. Uno de ellos es este que ha propuesto el Poder Ejecutivo, de gravar ahora con IVA a las frutas, verduras y flores, con un destino específico: apoyar a estos productores que han quedado en pésimas condiciones.

Creo que esta propuesta es injusta, inoportuna y, además, recesiva. Desde mi punto de vista es injusta, porque creo que con la implantación de este impuesto se va a perjudicar a los tres millones de consumidores uruguayos. Es inoportuna porque en el momento en que se plantea estamos viviendo una recesión muy importante que va a ser agravada por la implantación de este impuesto.

Se ha dicho aquí que muchos de los granjeros que han quedado en pésimas condiciones y que tienen que ser asistidos son partidarios de que se implante el IVA. Sin embargo, tengo aquí varias notas y voy a referirme a algunas de ellas. Por ejemplo, la Asociación de Productores Orgánicos del Uruguay se opone enfática y totalmente a esta medida; las organizaciones de fomento rural de Canelones, San José, Salto, Artigas, Paysandú, Río Negro, Rivera, Lavalleja, Maldonado y Flores, los productores de Montevideo rural, organizaciones nacionales y centros de viticultores del Uruguay también se oponen a esta medida. La Comisión Nacional de Fomento Rural reafirma la oposición a la aplicación del IVA a frutas y verduras; la Asociación Federal de Agricultores del Uruguay también se opone a la aplicación de dicho impuesto, pero si se aplicara solamente a las frutas y verduras importadas, lo apoyaría.

Yo digo que hoy voy a votar por la negativa este impuesto, señor Presidente, aun cuando creo que el proyecto ha sido profundamente mejorado, cosa que me ha hecho pensar y repensar en estos últimos días una posición asumida hace ya bastante tiempo. Indudablemente, la iniciativa se ha mejorado con el aporte de los legisladores de varias bancadas. El establecimiento del 14% de imposición para las frutas y verduras nacionales, sin duda, es un paso adelante.

El establecer en el proyecto de ley algunas otras finalidades con respecto a la producción del norte de nuestro país también es un paso adelante. Sin ninguna duda, es así y lo reconozco públicamente.

Yo había dicho a quienes estaban elaborando ese proyecto que desde mi punto de vista, para terminar de hacerlo un buen proyecto de verdad, debíamos quitarle la carga del IVA a las frutas y verduras nacionales. De esa manera, estaba dispuesto a acompañarlo. Lamentablemente, no se pudo llegar a ese punto, y por esa razón vamos a votar por la negativa.

No se crea con esto, señor Presidente, que decimos que no a esta solución por decir que no. El Partido Nacional, por intermedio de dos de sus representantes, propuso un proyecto alternativo para que se obtuvieran los fondos a los efectos de asistir a esta gente. Se propuso que en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca se transfirieran fondos del PREDEG, rubros de servicios agropecuarios y de programas de desarrollo y que se estableciera un recargo a los duraznos -se puede establecer hasta el 55%- provenientes de la Unión Europea, lo que nos iba a reportar US$ 8:000.000. A ello se sumaba que en una ley presupuestal se admite que el Poder Ejecutivo destine el 1% para casos de desastre, con lo que se podía concretar la suma de US$ 9:000.000 o US$ 10:000.000 que se está requiriendo.

Reafirmamos que el Partido Nacional tenía una propuesta alternativa que, lamentablemente, fue rechazada.

Por otra parte, creo que es de mala técnica tributaria establecer un destino fijo para un Impuesto al Valor Agregado. ¿Qué pasará entonces si mañana otros sectores -los maestros, los policías o las enfermeras de Salud Pública- piden al Gobierno una parte del IVA? Creo que este no es el camino idóneo para llegar a las soluciones. En el fondo, deberíamos haber buscado estar todos de acuerdo.

Creo que se pudo haber hecho un esfuerzo final para excluir del proyecto de ley a las frutas y verduras nacionales y dejarlas sin ningún gravamen, estableciendo la protección del 23% únicamente para las frutas, verduras y flores importadas. De esa manera, habríamos cambiado nuestro parecer y nuestra voluntad política y hubiéramos votado el proyecto de ley.

Reconociendo, entonces, que se ha mejorado, pero que no alcanza para que nosotros cambiemos nuestra voluntad política, expreso que vamos a votar negativamente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Braccini.

SEÑOR BRACCINI.- Señor Presidente: a esta altura, analizando los argumentos que se han presentado hacia un lado y hacia el otro, mi preocupación es atender las pérdidas producidas en el departamento de Canelones. Lo digo con profundo sentimiento de impotencia por no haberse podido solucionar antes, porque en 1998 pasamos por la misma situación en Bella Unión. Nosotros, que sabemos lo que es la producción, que sabemos que no se puede esperar muchos días, que hay que reparar los invernáculos de un día para el otro y tratar de remendar, hemos escuchado cosas en el Parlamento que a veces nos confunden un poco, porque al final no entendemos quién gobierna en este país. Digo esto porque hay integrantes de la coalición que dicen que ya tendría que haber salido; otros, responsabilizan al Frente Amplio porque no ha salido, y yo digo: ¿gobierna el Partido Verde? ¿Gobiernan los marcianos? Porque aquí en el Parlamento había dos fuerzas, pero ahora hay otra más, tres fuerzas que hacen la mayoría para aprobar las leyes que se han querido llevar adelante. Ha sido así durante todo este período. Pudieron haber solucionado este tema, pero siempre es el mismo verso: no hay plata para el agro. Y sin embargo, tenían de dónde sacar los fondos. Que ya han ayudado mucho al agro es otro verso, porque cuando realmente tienen que hacerlo en situaciones coyunturales y puntuales las soluciones no aparecen o llegan tarde. A esta altura, muchas de las soluciones para Canelones ya llegarán tarde, porque hay gente que no entiende que los tiempos políticos no son los mismos que los del agro y la producción; son tiempos diferentes. Cuando hay que plantar no se puede esperar, porque hay que producir y cosechar en determinados tiempos. Pero mientras se negociaban impuestos, como se hizo acá, estoy seguro de que todos los días se iba un productor de Canelones, ahondando la pobreza y la miseria que sufren el departamento y el Uruguay entero.

Además, yo advierto algunas contradicciones: el punto dos y el punto tres. Hace algunos años, el Banco de Seguros del Estado inició una campaña de propaganda muy convincente sobre el seguro agrícola para invernáculos. La Asociación de Pequeños y Medianos Productores de Bella Unión, de la que éramos integrantes -muchos habíamos sufrido pérdidas por tormentas, rayos o granizo-, decidió impulsar la necesidad de estar asegurados. Como además la mayoría era beneficiaria del FIDA, impulsamos que los créditos salieran sujetos a un seguro obligatorio. Luego nos arrepentimos. Ocurrió un desastre, una tormenta destruyó todo y hubo que esperar más de tres o cuatro días para que, después de hecha la denuncia, los técnicos viajaran desde Montevideo a Salto y de Salto a Bella Unión, sin tener en cuenta que los cultivos protegidos no pueden pasar dos o tres días expuestos al frío o al sol. Casi ninguno de esos productores logró cobrar el seguro, a pesar de las ingentes negociaciones que se hicieron.

¿Cómo se logró la recuperación? Gracias al FIDA, a CALNU, que salió de garantía, y a la JUNAGRA, que aportó el FONGRANJA, pero no hubo una solución por parte del Banco de Seguros del Estado. Inclusive, algunos que habían sufrido granizada demoraron años en cobrar porque habían sacado el nailon antes de que llegaran los técnicos, a los cinco o seis días. Solo algunos lograron cobrar, después de largas gestiones ante el señor Cassina.

Con estos ejemplos queda demostrado que este proyecto, además, es contradictorio. Los horticultores en Bella Unión solucionamos los problemas en estructuras y otros daños fuera del Banco de Seguros del Estado. Entonces, si además ahora vamos a crear un fondo para cubrir daños por situaciones climáticas, ¿para qué me voy a asegurar? Si me aseguro no puedo cobrar nunca, y si no me aseguro voy a tener el Fondo. El problema del seguro es que muchas veces la gente que va a inspeccionar no conoce la tierra y, además, está muy abajo: hay que agacharse; muchos de ellos son burócratas. Por suerte, hay corredores de seguros que si bien no son funcionarios, conocen del tema, pero ellos no son los que determinan. Entonces, si en la reglamentación de las primas no están presentes los productores, de nada servirá. Además, por más prima que se otorgue a los productores, frente a esta crisis, en este país actualmente no hay ninguna actividad rentable en el agro. ¿Por qué? Por el simple hecho de que esta nefasta política económica lleva a eso.

Entonces, hay que estar con los productores; hay que hablar con ellos; hay que ir a ver todos los días la situación en la que viven para luego presentar los proyectos.

Otro punto al que me quería referir es que se ha hablado mucho de financiar el desarrollo de la granja vegetal. Acá me entero de que hay una granja vegetal y, sin embargo, en Bella Unión se está promoviendo la diversificación. Se terminó con la industria azucarera y hay que reconvertirse. Mucho verso; hay mucha gente que vende verso porque quiere vender la chinchilla, el yacaré, la nutria, el ñandú y la rana conjuntamente con los invernáculos. Hubo uno solo que se reconvirtió. De las ranas le salieron dos camiones y un remise; ese logró la reconversión adecuada.

Además, teóricamente, durante la campaña electoral nos vendieron el verso del mercado del norte y se creó una experiencia; la pagamos todos. Creo que todavía estamos pagando las deudas del mercado del norte. Los productores de Bella Unión apostamos al mercado del norte. Allí fuimos y contratamos locales y fletes; terminamos vendiendo nuevamente en el Mercado Modelo porque debe haber una planificación en la producción, pues hay determinados rubros que el norte no produce por razones climáticas. Además, en esta situación de neoliberalismo, es imposible salir adelante si no hay una producción planificada y un crédito destinado a la producción a bajos intereses. Mientras no haya un cambio en este país, no tendremos mercado del norte, porque además no tendremos a quién venderle, debido a que aquello se está despoblando y todos los días se nos va la gente. Ese es otro motivo que incide con relación al famoso mercado del norte. ¡Ojalá se concrete!

Para terminar, decimos que no hubo respuesta al problema de los productores de Canelones -que ya se tendría que haber solucionado-, pero salieron presurosos a tapar el agujero del Banco Comercial. A ellos hay que solucionarles el problema; estoy de acuerdo; a lo mejor era necesario. Pero si era necesario tapar el agujero del robo que cometieron los Rohm, ¿por qué no ayudamos a los productores de Canelones? Es porque falta voluntad política. Y acá quiero decir que cuando pasó lo de la aftosa en Artigas, por poco nos regalan a Brasil, como en el año 1819. Haciendo un poco de historia, en 1819 el Cabildo de Montevideo quiso cambiar a Artigas por un faro en la isla de Flores. Pero hoy no es Artigas; hoy es Canelones. Y hay algunos que están nerviosos porque Canelones sí decide una elección. Creo que acá nuevamente se reflejan los dos conceptos de país. Nos dicen que protegemos; yo les digo con propiedad: "Vayan al norte. En Bella Unión la papa contrabandeada de Argentina se vende a los comercios a $ 3 y al público a $ 4. Acá está a $ 8 o a $ 10". ¿Por qué? Porque los precios en Argentina están en la ruina y aunque les pongamos un 30% de recargo entrarán igual. ¿Por qué? Porque hay políticas diferenciadas. Mientras nosotros no solucionemos esos problemas, esto no va a ayudar mucho. ¡Ojalá ayudara a frenar un poco!

Me hablan de Green Frozen. Esa empresa está cerrada y va a importar los productos de Chile; no tiene más ni siquiera los técnicos porque esta política económica la ha llevado al cierre.

Acá hay una serie de contradicciones: la gente lo único que quiere es ver cómo se contempla a Fulano o a Mengano y no solucionamos los problemas de Canelones, lo que tendríamos que haber hecho ayer. Digo ayer porque hay gente que no puede soportar más.

Acá pasa lo que yo digo: hay dos países. Uno de ellos es el de los importadores, que por más que ahora digamos que les vamos a poner una tranca en la rueda, eso no va a suceder porque van al Banco de la República y sacan un crédito en seguida. Sin embargo, para sacar un crédito en el Banco de la República, al productor se le pide hasta la fotocopia de la patente del perro y no se lo dan; ese es el otro país.

Por último, voy a recordar la vieja frase de Artigas: "No venderé el rico patrimonio de los orientales al bajo precio de la necesidad".

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Julio Silveira.

SEÑOR SILVEIRA (don Julio).- Señor Presidente: seguramente, poco podremos aportar a esta hora y a esta altura del debate con relación a este tema.

Más allá de los planteamientos realizados en cuanto a la forma de generar fondos, hay unanimidad con relación al otro aspecto que tiene que ver con la asistencia a los productores que han pasado por esta grave situación y con el interés nacional de mejorar a un sector importante de nuestra actividad agropecuaria.

Es sabido -y en eso me sumo a las palabras del señor Diputado Falero- que varios legisladores estuvimos renuentes a aprobar este proyecto, por lo menos en la forma en que venía del Senado. Quiero decir que la forma como debió manejarse esta propuesta es la que se siguió en esta Cámara y no en el Senado.

El hecho de que estemos discutiendo un proyecto que a esta altura consideramos potable obedece a que tiene condiciones para cumplir con los fines para los que lo estamos proponiendo. Ha sido el producto de la discusión, del intercambio y del trabajo mancomunado de tres de las cuatro fuerzas políticas que integran este Parlamento; hasta me atrevería a decir de las cuatro. En efecto, en el proyecto que presentamos nosotros, que pensamos votar y que fue aprobado por la mayoría de la Comisión, hay puntos de vista, planteamientos y discusiones provenientes de legisladores del Encuentro Progresista que fueron motivantes de nuestras decisiones. Entonces, creo que eso es bueno y positivo.

Desde luego, lo perfecto es enemigo de lo bueno; en este caso, hubiéramos querido contar con un proyecto perfecto por el que obtuviéramos muchos más fondos de los que vamos a disponer para alcanzar a una mayor cantidad de productores, gravando solo la producción que viene de afuera, con niveles muchísimo más altos de protección, pero no podemos conseguirlo todo.

Lo que hemos logrado -y por haber llegado a esta conclusión, ahora tenemos esta posición- es un alto nivel de protección con relación a lo que viene de afuera -y, por lo tanto, compite con lo nuestro- y un mínimo traslado al consumo del impuesto que financiará este proyecto.

Digo que este proyecto no es parte de una idea que está conduciéndonos a otros caminos en materia impositiva, sino un acto puntual, porque el impuesto que aquí se aplica es diferente -lo han dicho muy bien el señor Diputado Falero y algún otro señor legislador- a lo que tradicionalmente son las imposiciones de IVA. El producido de este impuesto está destinado específicamente a un sector, y a un sector productivo; es una forma por la que la sociedad reinvertirá sus costos en la producción nacional. ¡Vaya si sabremos de eso los artiguenses!, como muy bien dijo el señor Diputado Berois Quinteros.

Una de las grandes diferencias que tuve con los compañeros que propugnaban este impuesto era una cuestión de conciencia, porque nosotros, en Artigas, en Bella Unión, usufructuamos una protección que nos da toda la sociedad y que orientamos a todo un sector productivo de nuestro departamento. Por ese motivo, sabemos que eso es bueno y que hay instancias en las cuales un cierto nivel de imposición al consumo puede generar una actividad económica que compense el sacrificio de la sociedad. Estamos convencidos de que es así; tanto lo estamos que todos los artiguenses -y, por qué no, todos los fronterizos- hemos venido una y otra vez a decir acá que el tratamiento diferencial en un área específica de la economía nacional, como el comercio, y en una zona específica y diferenciada del país, como la frontera -en el sentido inverso de lo que estamos proponiendo, pero procurando el mismo objetivo-, es bueno y debería ser tenido en cuenta.

No compartimos la idea totalmente igualitaria, que impide que el país sea mirado en sus distintas realidades, tanto sectoriales como geográficas. Durante muchos años estuvo suspendida la aplicación del IVA a la carne ovina, porque generaba a un sector de la producción una posibilidad importante. La herramienta de exonerar de IVA fue utilizada en una zona de Artigas cuando se dio la crisis de la aftosa y ello fue beneficioso para nuestros productores. Quiere decir que defendemos la utilización de estos impuestos como instrumentos que se pueden aplicar en algunos casos y exonerar en otros, en busca de una producción mejor, de una mejora en nuestras condiciones productivas y económicas.

Las ventajas que este proyecto otorga al sector granjero están directamente relacionadas con la producción de mi departamento. Temíamos por la situación de aquellos productores que, por producir un alto nivel de calidad con algún tipo de valor agregado, vendían directamente en supermercados. Superada esa situación a través de la solución que hemos logrado y asesorados debidamente por quienes entienden del tema, no tenemos inhibiciones para votar un proyecto que beneficiará los seguros; y en este punto quiero hacer una aclaración para que conste en la versión taquigráfica y lo comprenda algún colega que todavía no lo ha entendido.

Este fondo para emergencias climáticas debe funcionar solo con relación a los seguros; nadie puede pensar que vaya a pasar lo que aquí se dijo: "Yo no aseguro porque está el Fondo". Si el productor no asegura, el Fondo no está. El Fondo es un complemento para aquellos casos que el seguro no contemplaría.

Con respecto al tornado de 1998 ó 1999 -el del 1º de febrero-, debo decir que recibimos en nuestro despacho a productores que nos vinieron a decir que todavía no se pudieron recuperar de lo que les pasó en aquella oportunidad, que aún no pudieron salir del problema, porque la atención que les dio el Estado -debemos reconocer que la dio toda la sociedad- fue insuficiente. No contaban con un seguro. Tengo la certeza de que esa gente, a pesar de la crisis y de los problemas que describió muy bien el señor Diputado Braccini, optará por el seguro, que nosotros le pondremos en condiciones para que pueda acceder a él.

Además, todos sabemos que hoy la situación del país es otra y el Estado, así como no pudo socorrer a los productores de Canelones, tampoco podrá ayudar a los de Artigas, a los de Rivera, ni a ningún otro que tenga problemas climáticos. ¡Ojalá no fuera por mucho tiempo, pero será así!

Entonces, hoy más que nunca estamos obligados a tener un seguro que nos ponga al abrigo de situaciones como las que hemos tenido que padecer.

Además, todo lo que se manifestaba como obstáculo para el desarrollo del sector granjero, en este momento se convierte en una posibilidad, porque básicamente este fondo, en la forma en que se genera, tiene lo que hoy en Uruguay es más difícil de conseguir: dinero; es decir, queda dotado de recursos.

Podemos hacer cosas, seguramente, porque vamos a tener los fondos para ello. Quizá sean cosas grandes, o pequeñas si el Fondo no llega a ser lo que se piensa o de pronto no recauda lo que esperamos, pero habrá posibilidades y se va a organizar la contabilidad de los productores. Me he reunido con productores de todo el departamento, recorrí 3.000 kilómetros en los últimos fines de semana y he visto boletas, liquidaciones, que son un papelito de estraza donde dice: "Tantos quilos de tomate a tanto". Eso es lo que tienen nuestros productores para poder cobrar lo que venden. Esa es la contabilidad, esa es la seguridad que los intermediarios les están dando. La necesidad de tener algún tipo de contabilidad elemental no va a ser un problema para los productores, como hoy se dijo aquí, sino que va a ser una solución, va a ser una defensa. Ningún productor puede hoy -porque, en definitiva, grande o pequeño es un empresario- manejarse con esos grados de riesgo y de desprotección.

Esto va a obligar a que la gente que les viene a buscar el producto, además de documentar de alguna manera el negocio, deba demostrarles a cuánto vende lo que les compra.

Reconociendo que hay dificultades y que a nuestra gente esto le puede crear algún tipo de problema, sobre todas las cosas tenemos la tranquilidad de que vamos a generar una herramienta para el desarrollo de la producción de nuestra zona.

Al terminar, quiero hacer una referencia muy rápida porque me acota el señor Diputado Posada que no se trata de contabilidad, sino de documentación; eso es lo que quise significar: la documentación del negocio, que haya algo con cierta capacidad de reconocimiento como documento de la transacción.

Además, esas agroindustrias de la zona, como Green Frozen, a la cual tenemos la esperanza de reflotar y poner a andar nuevamente, se van a ver beneficiadas con esa devolución que tienen a partir del artículo 12 y que no tenían hasta hoy, la misma a la que el señor Diputado Falero hacía alusión para los industriales dulceros.

Después de haber trabajado mucho en este tema, después de haber discutido mucho e intercambiado ideas con los productores de mi departamento, después de haber dicho que no, vamos a decir que sí. Porque si así no fuera en esta actividad, si no tuviéramos la capacidad de mejorar las cosas a través de nuestra incidencia en las mismas, estaría todavía vigente la Constitución de 1830. Las leyes se han aprobado porque, felizmente, en esta Sala prima la condición de la negociación, del intercambio y de que de las distintas ideas salga la mejor.

SEÑOR PENADÉS.- ¡Muy bien!

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Sande.

SEÑOR SANDE.- Señor Presidente: creo que estamos llegando a la definición de muchos días de discusión. Desde la hora 15 el plenario está tratando este tema. A mí me da la impresión de que tendríamos que haberlo hecho mucho antes en el tiempo. Hace cuarenta años que el país está reclamando -al menos el sector granjero- que suceda algo como esto. Me llama la atención que haya gente que no lo vote, por más que piense que no es lo ideal ni suficiente. Todo es mejorable. Uno, que proviene en forma directa del sector granjero y que está con la gente de la granja continuamente, sabe que, al menos en el departamento de Canelones, el 95% de los productores está esperando que se apruebe este proyecto. Diría que no es tanto por lo que sucedió el 10 de marzo -que afectó a cantidad de amigos personales-, sino más que nada por la barrera arancelaria que significa aplicar el IVA al producto importado, que con el 11% de retención llega a un 34%. Aunque fuese un 1%, igual sirve.

En los sistemas productivos, cuando hay países como los que en la región han tenido distintos problemas económicos internos, como el que sufre hoy Argentina, donde no hay precios de referencia porque no saben si les van a pagar, los productores prefieren vender a $ 1 uruguayo que a $ 100 argentinos porque es muy probable que estos últimos no los cobren, pero el peso uruguayo sí lo cobran; evidentemente, la mercadería argentina va a entrar por un lado o por otro.

Esta mañana me tomé la molestia de ir hasta el Mercado Modelo y estuve mirando ciertos productos que se comercializan en plaza, algunos de los cuales provienen de Argentina. Por ejemplo, miré el ajo colorado de calibre 4 y la cebolla sintética 14, que es la que se produce principalmente en Canelones. Había bajado en forma bastante abrupta el precio; estaba a $ 170 o $ 180 la bolsa de 20 kilos y bajó de golpe a $ 130, lo que da un promedio de $ 6,50 el kilo. Luego fui a uno de los supermercados de la cadena más grande que hay en Uruguay y allí estaba a $ 16,50 el kilo. Es decir que de $ 6,50 que es el precio que lo podrían comprar -de pronto un poco menos porque compran en grandes volúmenes-, pasaba a $ 16,50. Pasé por una feria y estaba a $ 9. Pasé por un pequeño puesto de verdura de Las Piedras y estaba a $ 10. ¡Oh rara coincidencia!: aquellos que pagan Impuesto a las Renta de la Industria y Comercio, que son grandes empresas o tienen grandes superficies, marcan los productos con unos márgenes que, hoy por hoy, resultan insospechados, ya que, en un momento de recesión y de dificultad, lo lógico es que se marque con márgenes pequeños. Sin embargo, veíamos en la feria la misma cebolla sintética 14 vendiéndose a $ 9 y en un supermercado a $ 16,50. Estos son datos de hoy.

Escuché varias veces que se decía que esto iba a incidir en el precio final. En realidad, no es así. A quien va a favorecer directamente esta situación es al productor granjero. No solo va a resarcir en mucho a aquellos a quienes el tornado les llevó prácticamente todo y dejó en la lona -como se dice en campaña-, sino que va a crear una barrera arancelaria importante. Muchos dirán que es poco, pero ante la nada es mucho.

Aquí hoy hubo pocos productores. Entre ayer y esta mañana visité a unos cuantos, muchos de los cuales están realmente en situación de catástrofe porque casi no tienen para comer. Les llevé el texto que aquí se iba a votar y ellos mismos reconocían que, a pesar de que le llevó su tiempo, la Cámara de Diputados había mejorado el proyecto. Realmente, lo mejoró y hay que felicitar a la Comisión que trabajó y a quienes fueron a aportar ideas desde todos los Partidos para lograr un proyecto muy mejorado. Por eso pienso que, llegado el momento de votar, todos deberíamos reflexionar sobre lo que vamos a hacer con nuestra mano, porque esto que hoy vamos a votar todas las fuerzas políticas aquí presentes en algún momento lo tuvimos como bandera. Debo reconocer que la nuestra es la que menos la tuvo como bandera, porque siempre hemos sido los más liberales de los liberales; siempre estuvimos en contra.

Sin embargo, la coyuntura de la situación regional, debido a lo que todos sabemos que pasa en esta región, nos lleva a promover una ley de este tipo. Esta es una ley en la que el señor Presidente de la República ha insistido en forma de pronto voraz y feroz, pero lo ha hecho porque sabía que si no votábamos una ley de este tipo, aunque no pasara lo que lamentablemente ocurrió el 10 de marzo, íbamos a tener a los productores del departamento de Canelones rodeando nuestro recinto, pidiendo que se votara algo similar. Sin duda iba a pasar eso.

Por eso llamo a la reflexión del Cuerpo. Tengo el convencimiento -tengo unos cuantos años- de que esta es una bandera que los Partidos políticos aquí representados en algún momento levantaron como elemento fundamental: fortalecer y hacer crecer la granja en este país.

En consecuencia, voy a votar con satisfacción este proyecto. Felicito a los miembros de la Comisión que lo mejoraron y espero que la Cámara, en su conjunto, lo vote.

Gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Argenzio.

SEÑOR ARGENZIO.- Señor Presidente: coincido con que este proyecto de ley por el cual se crea un Fondo para la Reconstrucción y Fomento de la Granja podría haberse votado antes.

La creación de este Fondo tiene como primer destino atender las pérdidas, tanto en infraestructura productiva como en capitales de giro, que han padecido los productores que se vieron afectados por el tornado del 10 de marzo. Pero este proyecto también promueve seguros agrarios para el sector de la granja, subsidiando las primas de estos hasta en un 60%. Asimismo, se crea un fondo de emergencia para catástrofes climáticas y se apoya un programa de desarrollo de un mercado regional en el departamento de Salto. El objetivo es apoyar la producción nacional; la totalidad de este impuesto va para el Fondo de Reconversión y Fomento de la Granja y tiene una validez de tres años.

El Fondo que se crea será administrado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Inclusive, se crea una Comisión Honoraria a los efectos de realizar el seguimiento y la fiscalización de su administración. En esta Comisión estarán presentes delegados del sector de la granja y del sector de la producción.

El impuesto gravará, básicamente, las frutas, hortalizas y flores importadas, cualquiera sea el canal de comercialización -como aquí se ha dicho-, y se genera, entonces, una diferencia de precios internos a favor de la producción nacional.

También se crean, para atender las pérdidas ocasionadas por el tornado, asistencias financieras especiales. Con este proyecto se pretende reconstruir infraestructura perdida y crear un marco que asegure la inversión en el sector de la granja.

Es con esta intención, señor Presidente, con este objetivo de apoyar y fomentar a la granja y a la producción nacional, que vamos a votar afirmativamente este proyecto.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Perdomo.

SEÑOR PERDOMO.- Señor Presidente: estamos ante el tratamiento de un tema que tiene que ver con un sector productivo de enorme importancia, como la granja, que históricamente no ha contado con una política sectorial de defensa; que no ha contado con una estrategia definida desde el Estado para con este sector; que no ha contado con una activa participación del Estado, con resultados a la vista. Más allá de la innumerable cantidad de programas y de fondos dirigidos a asistencia técnica, capacitación y oferta crediticia, no se pudieron conformar figuras asociativas de importancia en la producción o en la comercialización, con magros resultados en este sentido en función de los fondos destinados.

Estamos hablando de un sector que además está caracterizado por un importante componente social: una estructura de producción basada, precisamente, en la unidad que es la familia. Además, a nivel del sistema político ha sido objeto de un sinnúmero de discursos, y todavía recordamos los ecos de alguno referido a la reconversión del noreste de Canelones.

Entendemos que este sector, que tiene serios problemas de rentabilidad y endeudamiento, no ha contado con la protección debida en el mercado interno; tal vez lo que sugiere el comercio con la apertura de mercados es que quien no puede exportar, no puede defender su propio mercado. Lo que se sugiere usualmente es que cuando contemos con un negocio de alto riesgo, este tenga una alta rentabilidad; sin embargo, la granja constituye un negocio -como lo hemos visto luego de los desastres climáticos- de un altísimo riesgo y de una bajísima rentabilidad, lo que va contra toda lógica de mercado que se pueda esgrimir.

Nosotros estamos en contra de este proyecto. Cabe aclarar que es verdad que este proyecto tiene su génesis en el Poder Ejecutivo -hoy escuchamos atentamente comentar a algún señor Diputado de quién fue la idea-; sin embargo, se origina en un gravamen, en una imposición de tipo fiscal. Luego fue enriquecido por ideas que se fueron aportando y se incorporaron elementos como los fondos de los que hoy se está hablando a posteriori del 10 de marzo, o el seguro. No obstante, nosotros pensamos que así como no se logró articular con respuestas y resultados concretos un sistema de producción-comercialización adecuado para la granja nacional, tampoco se hizo en cuanto a políticas de seguros, ni antes ni después de que el Banco de Seguros del Estado tuviera o no el monopolio. Creemos que desde este punto de vista ha habido y hay aún una enorme carencia. En todo caso, entendemos que terminaremos generando un gravamen al consumo.

Pensamos que el eslabón más débil de esta cadena de producción-comercialización sigue siendo el productor.

Además de que no compartimos el proyecto, es necesario decir que tampoco compartimos la metodología que aplicó el Poder Ejecutivo, en función de condicionar las ayudas a 1.830 productores agropecuarios de la granja del departamento de Canelones -que son algo más del 20% de la granja nacional y prácticamente el 50% de las unidades económicas de nuestro departamento de Canelones- a la aprobación de esta ley. Entendemos que este procedimiento no es el adecuado y que era necesaria la ayuda inmediata, que bastante ha tardado y llega a destiempo, e inclusive en algunos casos ya es demasiado tarde.

Vamos a votar por la negativa este proyecto de ley y lo vamos a hacer en el entendido de que estamos gravando nuevamente el consumo y, sin duda, estamos sumando costos para el productor de la granja nacional.

SEÑOR PEÑA.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PERDOMO.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR PEÑA.- Señor Presidente: quiero reafirmar el voto negativo que tenemos con mi compañero de bancada.

Como Representante por el departamento de Canelones, he escuchado como en la larga discusión de este proyecto los distintos productores han ido cambiando su posición en base a una imposición del todo o nada. Hay que ser sinceros y decir que muchos productores a quienes vimos venir desesperados durante mucho tiempo a manifestar en contra de este IVA, hoy no tienen más remedio que decir que sí.

No podemos acompañar algo que se promueve por imposición y coacción, y por lo que muchos otros compañeros -tal vez como la mayoría de quienes están en Sala- se ven en la necesidad de votar por no tener una respuesta. No compartimos el argumento de la protección, en la medida en que al día de hoy -según palabras que se han dicho aquí- se habla de que se va proteger un 8%. Es muy claro que la Argentina tuvo un 350% de devaluación. Entonces, no es al día de hoy un argumento el hecho de que un 8% vaya a ser un mecanismo que pueda hacer efectiva esta protección.

En este entendido, consideramos que el Poder Ejecutivo tendría que haber actuado inmediatamente, como lo hicimos muchos de los que estamos aquí, Representantes del departamento, que anduvimos y andamos día a día recorriéndolo y buscando alguna solución para muchos compañeros.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Perdomo.

SEÑOR PERDOMO.- Señor Presidente...

SEÑOR CARDOZO FERREIRA.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PERDOMO.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR CARDOZO FERREIRA.- Señor Presidente: hemos seguido muy de cerca este proyecto, inclusive desde sus inicios, por los objetivos que tenía, por dichos del señor Presidente de la República y del señor Ministro de Economía y Finanzas. Y hoy vemos que los objetivos que perseguía el Gobierno o el equipo económico con el proyecto relativo al IVA a frutas y hortalizas dista muchísimo del que hoy se presenta por parte de los legisladores, que -debo reconocerlo- han trabajado mucho para mejorarlo y cambiarlo radicalmente.

Lo que nos preguntamos -y se lo preguntaban los productores damnificados cuando nos visitaron en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca- es por qué el Gobierno no aplica el artículo 464 de la Ley Nº 15.903, que autoriza el uso de un 1% del Presupuesto en caso de catástrofe. Por supuesto que somos conscientes -y es lo que se nos contestó en varias oportunidades- de que no tenía rubros. Pero ¿acaso obtiene hoy el Gobierno los rubros inmediatamente mediante este proyecto? Seguramente que no, porque es imposible; es un mecanismo lento. La importación de productos y el gravamen del IVA se van a dar con el correr del tiempo. Sin embargo, el artículo 6º del proyecto expresa: "La asistencia especial prevista en el inciso anterior podrá ser canalizada a través de instituciones de intermediación financiera y será total o parcialmente no reintegrable, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación". Quiere decir que se habilitará a las entidades financieras con la promesa de que va a haber financiación para el proyecto. ¿Por qué, entonces, no se hizo esa intermediación financiera inmediatamente después del siniestro, cuando ocurrió el tornado, para ayudar a los productores granjeros? También hemos visto, en algunos casos, críticas de economistas, y no precisamente de la oposición...

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR CARDOZO FERREIRA.- Estoy en uso de una interrupción, señor Diputado.

Decía que hemos visto críticas según las cuales, por un lado, el Gobierno ha perdido el tiempo durante meses, con un proyecto que envió al Parlamento para establecer un impuesto que le proporcionará equis cantidad de millones y, por otro lado, gasta varias veces esa cifra en intervenciones en el mercado cambiario. Se preguntaban por qué no hacía, de una vez por todas, uso de ese capital para apoyar a los damnificados de la granja.

Tampoco voy a discutir ni a comentar un artículo que salió en una revista económica, en el cual un consultor del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca critica el IVA a la granja diciendo que viola tanto los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio como los que hay en el MERCOSUR, aun cuando nuestros socios también lo hacen. Por encima de todo esto, con espíritu crítico y valorando el esfuerzo de los legisladores que trabajaron en el proyecto, digo que veo que tienen gran ilusión -así como la tuvieron en el caso de la aftosa- en que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca maneje recursos que se consiguen por medio de fondos de indemnización. Pregunto, además, qué quiere decir "Financiar una estrategia integral de apoyo al desarrollo de la granja vegetal", como se establece en el numeral 4. del artículo 1º. Sinceramente, veo que no se conoce mucho el funcionamiento del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, porque se piensa que en ciento ochenta días puede hacer todo lo que se dice en el artículo 1º, cuando no fue capaz de administrar en tiempo y forma el fondo de indemnización de los productores lecheros, y pasó más de un año para que, teniendo los fondos, pudiera llegar a los criterios y elementos necesarios como para poder atender a los productores afectados por la fiebre aftosa.

Para terminar -porque estoy haciendo uso de un tiempo limitado- digo también que me parece totalmente incorrecto que una vez más los productores queden en minoría en la Comisión de contralor del Fondo, sabiendo cómo se maneja esto desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Un comentario final: cuando hace unos días visitamos al señor Ministro de Economía y Finanzas por otros temas, se lamentó de que el país importaba poco. Sinceramente, nos quedamos mirándolo asombrados, porque entendíamos que había que lamentarse porque exportaba poco. Pero dijo que obtiene dinero, precisamente, cuando el país importa porque en forma inmediata recibe el pago correspondiente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Perdomo.

SEÑOR PERDOMO.- Señor Presidente: para finalizar, simplemente creemos que una política real de protección pasa por un programa integral que atienda los múltiples aspectos de una actividad que tiene sus complejidades y sus especificidades. En todo caso, entendemos que otra vez estamos gravando el consumo y que con seguridad vamos a estar acarreando costos -como decíamos- para el eslabón más débil de la cadena de producción-comercialización de los productos de granja, lo cual, sin duda, recaerá nuevamente en el productor de la granja de Canelones.

Además, reiteramos nuestro absoluto desacuerdo con las condiciones que pusiera el Poder Ejecutivo a la ayuda a los mil ochocientos productores que sufrieron la turbonada del 10 de marzo en nuestro departamento.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Hackenbruch Legnani.

SEÑOR HACKENBRUCH LEGNANI.- Señor Presidente: vamos a apoyar este proyecto de ley por diferentes motivos, pero fundamentalmente por tres. En primer término, porque implica una clara protección de los productos agropecuarios nacionales frente a la mercadería importada. En segundo lugar, porque se crea un fondo para la protección de los granjeros frente a nuevas inclemencias climáticas y también para ayudar a los productores de Canelones que se vieron afectados por las ocurridas recientemente. En tercer término, porque va a fomentar la venta directa de frutas y verduras a través de las ferias y de los pequeños comercios.

Sabemos que soluciones ideales no hay, pero creemos que este es un buen paso y por eso vamos a votar afirmativamente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Da Silva.

SEÑOR DA SILVA.- Señor Presidente: trataré de ser extremadamente breve, porque creo que la inmensa mayoría de la Cámara, a través de los voceros de los diferentes sectores políticos, ya se ha manifestado. Es nuestra responsabilidad fijar la posición de nuestro sector, Desafío Nacional, a favor de este proyecto.

Esta es la noche de las contradicciones, en la cual los que pregonamos el liberalismo económico estamos a favor del más típico y tradicional dirigismo, en la que la protección del producto nacional es para algunos de los que hoy estamos a favor de este impuesto algo prioritario y en la cual, de repente innovando, los que tradicionalmente están en contra de la teoría del crecimiento económico, de la teoría del liberalismo y de las aperturas comerciales, están en contra del proyecto.

Creo que el gran error fue ponerle el rótulo de IVA al impuesto a las frutas, verduras y flores importadas. Si en lugar de IVA le hubiésemos puesto "tasa de promoción granjera" o cualquier otro nombre, me pregunto si a todos los que nos pronunciamos en forma anticipada no nos hubiese resultado hasta más cómodo conseguir una votación unánime en esta Cámara.

Creo que lo que nos separa en este tipo de proyecto es una distancia muy corta y que lo que nos puede estar haciendo votar de manera diferente -lamentablemente hoy, en que Uruguay necesita un fuerte mensaje de unanimidad o de consejo político- fue haber anticipado alguna posición. La discusión de la noche de hoy fue sana, pero muy contradictoria. Lo dice quien en cierta manera también se está contradiciendo; lo dice quien, con envidia, hoy escuchaba a un economista cantar loas a la visión del pueblo chileno por el acuerdo de libre comercio que acaba de realizar con la Unión Europea. Y allí se establece, no como algo elemental, la rebaja arancelaria. Basta ir a la República de Chile para ver el brutal desarrollo que tiene ese país en el sector frutícola. Chile es el principal proveedor de frutas de contraestación en los mercados del norte, de todo el eje del Pacífico. Y no lo han logrado con protección, sino con cabeza.

Entonces, por supuesto que este tipo de impuestos no es lo fundamental. Uno considera que, para lograr el desarrollo de cualquier explotación agrícola y del sector primario de nuestro país, lo que deberíamos mejorar es la comercialización.

SEÑOR DÍAZ.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR DA SILVA.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede interrumpir el señor Diputado.

SEÑOR DÍAZ.- Señor Presidente: he mantenido durante prácticamente toda la sesión un gran silencio; pero un silencio que es disciplinado. Yo digo que antes que nada soy colorado y que voy a votar este proyecto de ley con todo gusto, porque entiendo que lo mejor que le puede pasar al país es que el Gobierno tenga el respaldo que necesita para gobernar. Y apoyo al Gobierno en todo: en lo que considero que son sus aciertos y en lo que creo son desaciertos. Todo lo que digo en este instante es a título exclusivamente personal.

No levanto una mano, sino mis dos manos para votar una mala ley, desde mi punto de vista. El señor Diputado Da Silva -un legislador joven, que hace su primera Legislatura y que tiene el mérito de decir siempre cosas inteligentes y diría que con originalidad- fue, para mí, quien planteó mejor la disyuntiva que se plantea en muchas posiciones con relación a este proyecto de ley.

Hoy pedí, y mi secretaría lo sacó de Internet hace poco rato, el discurso de Ricardo Lagos Escobar, Presidente de Chile. Fíjense lo que dice en ese discurso: "Chile es un país pequeño y lejano, siempre lo ha sido. Pero ni la lejanía nos debe empujar al aislamiento, ni lo pequeño de nuestro mercado hacia el proteccionismo. Mi gobierno no está disponible para políticas aislacionistas, ni proteccionistas, no importa las presiones que debamos enfrentar".

Hoy, que siento que en este tema tengo una opinión diferente a los otros noventa y ocho Diputados que integran este Parlamento -lo cual me hace sentir muy feliz-, permítaseme decir aunque sea una sola frase: no se protege a la producción nacional elevando barreras arancelarias; y lo que estamos haciendo hoy es eso. Además, estamos ya en la lujuria de un impuesto al consumo, que terminamos utilizando como un instrumento de política de comercio exterior.

Señor Presidente: en este día la capacidad de asombro se agota cuando uno ve determinadas historias, ideologías y puntos de vista que promueven estos conceptos para defender la producción nacional. Yo solo, en noventa y nueve y sin representar a mi Partido ni a mi sector absolutamente para nada, digo que levanto las dos manos, por disciplina, como colorado y como Gobierno, pero que no estoy de acuerdo con este proyecto de ley.

Muchas gracias, señor Diputado; me evitó tener que hacer un fundamento de voto en forma posterior.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Da Silva.

SEÑOR DA SILVA.- Señor Presidente: ese es el debate que esta Cámara se tiene que dar.

Cuando pregonamos que el Uruguay necesita un proyecto de país, lo hacemos en el entendido de que debemos mirar no solo a la vecina orilla, sino a los más inteligentes de nuestros hermanos americanos, que no se han estancado en discutir hasta el cansancio aspectos que en el mundo están perimidos, que sin importar la ideología de su Gobierno han tenido como política de Estado el bienestar de sus conciudadanos. ¿O es que a la República de Chile la gobierna un extremo neoliberal? Ni David Ricardo ni Adam Smith: la gobierna el Partido Socialista y, tal cual acaba de decir el señor Diputado Díaz, eso es lo que piensa.

Todos sabemos que llegar al Gobierno es como tocar el violín: se agarra con la izquierda y se toca con la derecha. Uno espera que si ese tipo de circunstancias algún día se dan en nuestro país, se tenga la misma madurez y sensatez que el Partido Nacional en este caso está demostrando con este tipo de actitudes; como siempre, votando lo que hay que votar.

Volviendo al tema -el señor Diputado Díaz me sacó un poco del mismo-, decimos que la afectación al consumo es inversamente proporcional al tipo de protección que queremos aplicar a cualquier clase de productos, sea una banana, una lata de duraznos en almíbar o una aspiradora. Es inversamente proporcional, y eso forma parte de la más lógica primera lección de economía.

Entonces, más allá de que nos pongamos a discutir en esta Sala si se afecta o no al consumo, lo que sí decimos es que lo más importante en estas cosas es proteger. Como todos entendemos que la protección de las frutas y verduras, en esta coyuntura, es particularmente importante, un liberal igualitario como quien habla -no un liberal ortodoxo- vota este proyecto.

17.-      Licencias.

Integración de la Cámara.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar las siguientes solicitudes de licencia:

De la señora Representante Raquel Barreiro, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 23 de mayo de 2002, convocándose a la suplente siguiente, señora Elena Ponte.

De la señora Representante Martha Montaner, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Domingo Ramos.

De la señora Representante Yeanneth Puñales Brun, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente siguiente, señor Jorge Silva Rotta.

Del señor Representante Nahum Bergstein, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el día 23 de mayo de 2002, convocándose al suplente siguiente, señor Miguel Dicancro".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Setenta y ocho en ochenta y tres: AFIRMATIVA.

Quedan convocados los suplentes correspondientes, quienes se incorporarán a la Cámara en las fechas indicadas.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente solicito se me conceda licencia por motivos personales en el día de la fecha, convocando a mi suplente, Sra. Elena Ponte.

Saluda a usted atentamente,

RAQUEL BARREIRO
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Montevideo, Raquel Barreiro.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 23 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 23 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Montevideo, Raquel Barreiro.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 23 de mayo de 2002, a la suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2121 del Lema Partido Encuentro Progresista-Frente Amplio, señora Elena Ponte.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales, por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

MARTHA MONTANER
Representante por Tacuarembó".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que, por esta vez, no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

Susana Montaner".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Tacuarembó, Martha Montaner.

CONSIDERANDO: I) Que solicita se le conceda licencia por el día 23 de mayo de 2002.

II) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto la suplente correspondiente siguiente, señora Susana Montaner.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994, y en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 23 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Tacuarembó, Martha Montaner.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado la suplente correspondiente siguiente, señora Susana Montaner.

3) Convóquese por Secretaría, por el día 23 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2215 del Lema Partido Colorado, señor Domingo Ramos.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración.

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente.

YEANNETH PUÑALES
Representante por Rocha".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales de la señora Representante por el departamento de Rocha, Yeanneth Puñales Brun.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 23 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 23 de mayo de 2002, a la señora Representante por el departamento de Rocha, Yeanneth Puñales Brun.

2) Convóquese por Secretaría, por el día 23 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2323 del Lema Partido Colorado, señor Jorge Silva Rotta.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales, por el día de la fecha.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

NAHUM BERGSTEIN
Representante por Montevideo".

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Montevideo, Nahum Bergstein.

CONSIDERANDO: Que solicita se le conceda licencia por el día 23 de mayo de 2002.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el día 23 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Montevideo, Nahum Bergstein

2) Convóquese por Secretaría, por el día 23 de mayo de 2002, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2000 del Lema Partido Colorado, señor Miguel Dicancro.

Sala de la Comisión, 22 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, TABARÉ HACKENBRUCH, JORGE CHÁPPER".

18.-     Sesión extraordinaria.

——Dese cuenta de una moción presentada por los señores Diputados Amorín Batlle, Berois Quinteros y Díaz.

(Se lee:)

"Mocionamos para que la Cámara se reúna en sesión extraordinaria el día 23 de mayo, a la hora 18, para considerar la Carpeta Nº 1571/001: "Doctor Aníbal Acosta Estapé. (Designación al Liceo de Río Branco, departamento de Cerro Largo)".

——Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta y uno en noventa y tres: AFIRMATIVA.

19.-     Prórroga del término de la sesión.

Dese cuenta de una moción de orden presentada por la señora Diputada Tourné y los señores Diputados Posada, Berois Quinteros, Heber Füllgraff, Da Silva, Michelini, García Pintos y Vener Carboni.

(Se lee:)

"Mocionamos para que se prorrogue el término de la sesión".

——Se va a votar.

(Se vota)

——Noventa y dos en noventa y cuatro: AFIRMATIVA.

20.-      Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

Continúa la consideración del asunto en debate.

Tiene la palabra el señor Diputado Rossi.

SEÑOR ROSSI.- Señor Presidente: voy a frustrar a mis colegas legisladores, pero no voy a seguir la propuesta hecha por los señores Diputados Da Silva y Díaz de discutir en el aspecto filosófico las doctrinas en vigencia. Vamos a tener que dejarlo para otra oportunidad. No obstante, quería hacer algunas precisiones.

En el transcurso de esta sesión, analizando el proyecto que promueve la creación del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja, se realizaron algunas afirmaciones que me gustaría aclarar. Se dijo que este proyecto era la consecuencia de un proceso que no había tenido respuestas en un tiempo más perentorio por parte de la bancada que hoy hacía observaciones, es decir, la bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio, que manifestaba su voto contrario a la iniciativa que se promueve.

Al respecto queremos decir, en primer lugar, que hubo iniciativas antes de los treinta días por parte de la bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio, y que si no fueron consideradas y promovidas por las Comisiones correspondientes será porque no lograban el apoyo del número suficiente de legisladores para conseguir que se habilitara el procedimiento. En segundo término -y lo más importante-, el Poder Ejecutivo no solo tiene potestades y competencias, sino que ha demostrado que en algunos casos las ha utilizado para promover las asistencias necesarias a situaciones de gravedad, emergencia o imprevistos que se han dado en la República. En ese sentido, los numerales 2) y 3) del artículo 15 del TOCAF indican la posibilidad de que en esas circunstancias se promueva la asistencia sin tener que esperar los más de setenta y dos días transcurridos desde la fecha del tornado al día de hoy. Sin embargo, van ya más de setenta y dos días y recién ahora estamos procurando encontrar una solución, sin que se hayan habilitado los recursos que perfectamente se habría podido destinar para atender esas necesidades y urgencias, evitando poner en riesgo no solo las condiciones de vida y la salud de la gente, sino la posibilidad de ver frustradas sus futuras producciones.

El Poder Ejecutivo utilizó este mecanismo hace poco tiempo -no es que se haya olvidado de su existencia- cuando tuvo lugar la conocida situación del Banco Comercial. Así lo informó el señor Ministro Bensión en la Comisión del Senado cuando explicó cuál era el mecanismo que había elegido para esta asistencia. Lo único sobre lo que quiero dejar constancia es que se olvidó de hacer la comunicación en forma inmediata a la Asamblea General, como establece el artículo del TOCAF, para dar cumplimiento pleno a la ley que así lo establece.

En segundo lugar, quiero decir que en esta Sala se han expresado algunas posiciones que apoyan el proyecto -que todos reconocemos que se mejoró muchísimo- y que sostienen que lamentablemente se llama IVA, pero se tendría que llamar de otra manera, porque es otra cosa; no es IVA y no va a Rentas Generales. Yo también quiero dejar constancia de que, a mi entender, los fondos que se prevén no van a cumplir con las necesidades y ambiciones que el proyecto expresa; los fondos son insuficientes para cumplir con todos los cometidos que se definen en el proyecto. Además, lamentablemente, a pesar de la buena voluntad de algunos legisladores, el impuesto es IVA; se genera un nuevo IVA a las frutas, las hortalizas y las flores y, como tal, está expuesto a que sea incorporado a esa modificación que ya se ha venido anunciando en el sentido de unificar las tasas de IVA. Por lo tanto, hoy estamos votando determinados porcentajes, inclusive diferenciales, que no sabemos muy bien si dentro de pocos días no se van a transformar en otra cosa, por cierto lejana a los fines que establece este proyecto para ese impuesto.

Por otra parte, se dice que la diferencia está en que estos recursos no van a Rentas Generales. Bueno; veremos por cuánto tiempo no van a Rentas Generales. En primer lugar, no van a Rentas Generales porque no alcanzan a cubrir los cometidos de las exigencias del propio proyecto. Pero si se incluyen -como seguramente sucederá- en cualquier proyecto de unificación del IVA, irán a Rentas Generales y, por lo tanto, lo que aquí estamos creando es una base para traicionar el verdadero objetivo de esta discusión.

Por algo este proyecto de IVA a las frutas y hortalizas, y posteriormente a las flores, nació mucho antes de que, lamentablemente, pasara el tornado por algunas zonas de Canelones. Nació mucho antes; se insistió en eso mucho antes y ahora se engancha en este proyecto que, finalmente, lo que va a habilitar es la posibilidad de contar con una nueva fuente de recursos para Rentas Generales, que va a caer, una vez más, en el consumo general de este país, es decir, en la población y especialmente en la de más bajos ingresos.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Heber Füllgraff.

SEÑOR HEBER FÜLLGRAFF.- Señor Presidente: en agosto del año pasado, el Poder Ejecutivo manejó la idea de la unificación y generalización del IVA. Desde entonces, el país y todos nosotros, el sistema político, entramos en la discusión de la generalización o no del IVA. Y, desde entonces, la aplicación del IVA a determinados productos se ha venido discutiendo.

En setiembre, ante una consulta del Directorio de nuestro Partido, nosotros expresamos nuestro acuerdo conceptual frente a la generalización del IVA. Lamentablemente, no hubo consenso para ello, el proyecto del Poder Ejecutivo ni siquiera entró al Parlamento y algunas soluciones que se dijo que se iban a proponer como alternativas nunca llegaron.

En enero, cuando comenzamos a reunirnos con el equipo económico a raíz del proyecto de ley de responsabilidad fiscal, se volvió a mencionar el tema del IVA, esta vez ya no la generalización, que implicaba subas y bajas, sino solamente subas. Entre las propuestas estaba, por segunda vez, el IVA a las frutas y verduras. El IVA a las frutas y verduras no cuajó en ese proyecto; sí entró el de los cigarrillos y el del juego; el destino era Rentas Generales.

En marzo se produjo la turbonada en Canelones y, a partir de ahí, se volvió a insistir en el proyecto, pero ya con un destino diferente: la creación del Fondo para socorrer y ayudar a los damnificados del fenómeno climático. También se agregó el subsidio a las pólizas de seguros, lo que hizo más tentadora la imposición del IVA, inclusive para aquellos que vinieron varias veces al Parlamento a oponerse a la creación de este impuesto. Lo cierto es que el impuesto fue ganando adeptos. Lo que hay que tener claro es que este impuesto, con este destino, crea un precedente importantísimo en el sector, porque atrás van a venir los agricultores del litoral, los que se inundaron en la primavera pasada, los que tuvieron el Fusarium, los que hasta el día de hoy están peleando con el Banco de Seguros del Estado y los que se fundieron. Varios productores del sector agropecuario van a estar en esa línea. Creo que el subsidio a los seguros es bueno, es sano para la producción y, aun cuando sea un contrasentido para quienes estamos en contra de los subsidios, se trata de una medida realista. Hoy se crea un precedente sano, justo, hacia los granjeros, pero no son los únicos.

Cuando se reflota este proyecto se establece un IVA del 23%, pero en medio de eso vino el Mensaje del Poder Ejecutivo -que hoy se está tratando en el Senado- con las medidas que todos conocemos, entre ellas el tan recurrido Impuesto a las Retribuciones Personales. Entonces, consideramos que en este momento sumamente delicado que está viviendo el país, del que día a día van tomando conciencia inclusive los que no la tenían, este proyecto es de transacción sana, donde todo el mundo cede un poco en beneficio de los demás. Un IVA de un 23% era una cantidad importante para el Fondo. El Ministerio de Economía y Finanzas hablaba de un 18% y el de Ganadería, Agricultura y Pesca, de un 15%. Eso alcanzaba y sobraba para las pólizas, que decían que significaban US$ 1:500.000, y quedaba un remanente para el sector, destinado a iniciativas de diversa índole. Sin duda, esto tenía un efecto inflacionario, al final, en el consumo.

Entonces, en el momento en que se venían el Impuesto a las Retribuciones Personales y el ajuste, gravar o aumentar a los consumidores mercaderías como frutas y verduras no nos parecía la mejor alternativa. Creo que es muy buena la solución a la que finalmente se llegó. Éramos partidarios de un IVA de un 14%, a la tasa mínima. Es cierto que se resentía el Fondo, pero la protección seguía siendo importante frente a la importación y alcanzaba para cubrir el subsidio a las pólizas de seguros. De todas maneras, se estableció un IVA de un 23% a las frutas y verduras importadas y un IVA de un 14% -si se aprueba el artículo aditivo- para las enajenaciones nacionales.

Consideramos que se trata de una solución aceptable, que conforma a los sectores y resguarda el precio final, en el que no debe tener incidencia. Se decía que si se volcaba todo al consumo, podía haber, como máximo, una incidencia de un 3% y fracción; pero ni siquiera creemos que tenga esa repercusión. Sin embargo, podría llegar a darse ese caso, lo que no nos parece algo excesivo o fuera de lugar.

Es por estos motivos que esta redacción final, con estas modificaciones, hace que este proyecto de ley cuente con nuestro voto favorable. Consideramos que es una buena solución para el sector y valoramos el cambio de opinión, porque adaptarse cuando cambian las circunstancias no es simplemente un cambio para acomodar el cuerpo según de dónde sople el viento; muchas veces los cambios de opinión son patrimonio de los hombres y mujeres inteligentes, y creemos que los productores rurales han demostrado ser inteligentes, prácticos y estar ubicados en la realidad que vive el país.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado Gómez.

SEÑOR GÓMEZ.- Señor Presidente: estamos convencidos de la impostergable necesidad de implantar un fondo para la reconstrucción de la granja, lo cual no nos inhibe de decir que estamos radicalmente en contra del mecanismo de financiación del proyecto informado en mayoría. Estamos en contra, entre otras cosas, de aplicar el IVA a los productos que integran la canasta familiar. Consideramos que es un impacto negativo a la disminuida capacidad de compra que tienen los consumidores y, por lo tanto, también lo será para la producción, al no haber consumo.

También estamos convencidos -como lo dijeron algunos de los visitantes en la Comisión- de que este impuesto ya estaba proyectado de antemano.

(Murmullos.- Campana de orden)

——No es que queramos descubrir o buscar el cangrejo rojo debajo de la piedra, pero es muy claro que esto ya había sido propuesto en varias oportunidades por el Poder Ejecutivo. Como bien decía el señor Diputado Rossi, se trata de un proyecto que seguramente después será generalizado.

La Asociación de Productores de Primor decía que este impuesto lo iban a pagar los consumidores y los productores quitando renta a su trabajo, no a la intermediación.

Este proyecto informado en mayoría solamente refiere a subsidios del Fondo a la granja vegetal, dejando sin protección, por ejemplo, a la granja relacionada con la cría de aves o con la lechería. Tampoco hace referencia al lucro cesante, hecho al que se refirió en abundancia la señora Diputada Topolansky. Asimismo, tiene algunas imprecisiones en su redacción, como cuando refiere al escaso tamaño económico de las granjas, que queda librado a la interpretación e, inclusive, llegaría a existir cierto grado de adivinanza en el concepto final que se va a dar a este término. Queremos dejar sentado, por lo tanto, la radical oposición al mecanismo de financiación, mientras que consideramos que el proyecto informado en minoría efectivamente implanta un Fondo de Reconstrucción de la Granja que tiene en cuenta las emergencias que el lucro cesante tiene en más de mil quinientos productores.

21.-     Sesión extraordinaria.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Dese cuenta de una moción de orden presentada por los señores Diputados Berois Quinteros, Amorín Batlle y Ronald Pais.

(Se lee:)

"Mocionamos para que la Cámara se reúna en sesión extraordinaria el próximo martes 28, a la hora 15, para considerar el proyecto de ley por el que se designa con el nombre de 'Doctor Janusz Korczak' a la Escuela Nº 360 del departamento de Montevideo".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta en noventa y siete: AFIRMATIVA.

22.-       Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

Continúa la consideración del asunto en debate.

No habiendo más oradores anotados, se va a votar si se pasa a la discusión particular.

(Se vota)

——Cincuenta en noventa y siete: AFIRMATIVA.

SEÑOR CHÁPPER.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CHÁPPER.- Señor Presidente: he votado afirmativamente esta iniciativa por varias razones. En primer lugar, lo hice por lealtad política y, en segundo término, porque mi departamento sufrió los embates del temporal del 10 de marzo y entiendo que todos los productores de la zona se van a beneficiar con este proyecto, aunque creo que podría haber sido mejorado.

Muchas gracias.

SEÑOR MICHELINI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR MICHELINI.- Señor Presidente: ni en el Senado ni en esta Cámara de Representantes el Nuevo Espacio ha acompañado este proyecto de ley, porque introduce un elemento distorsionador de un sistema impositivo que supuestamente se va a modificar en el futuro; no es idóneo para desarrollar cabalmente la granja en nuestro país y protege parcialmente la producción nacional; incorpora nuevos impuestos con un alto impacto en el consumo, fundamentalmente en los sectores más desposeídos. Ya su propia discusión ha tenido un impacto en el consumo de esos sectores.

(Murmullos.- Campana de orden)

——Asimismo, el proyecto tal como está redactado genera aspectos eventualmente distorsionantes en la liquidación y control de este subsidio o impuesto que se acaba de aprobar.

Por último, es de mala técnica legislativa, y la propia discusión, en el marco de la gravísima crisis económica y social que vive el país, genera aún más señales de descrédito en el sistema político.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ.- Señor Presidente: queremos dejar claro que hemos votado negativamente este proyecto de ley, no porque no compartamos la creación de un Fondo para la granja -lo compartimos-, sino por algo más importante que eso: no compartimos el financiamiento que tiene este proyecto. Este motivo ha tenido más fuerza sobre nosotros para no votarlo, y si no voto la financiación tampoco creo correcto votar la otra parte.

Esta medida va en contra de la mayoría de las técnicas tributarias. Esto de crear un IVA sectorial es un precedente muy negativo, pues mañana tendremos que crear un IVA para ayudar al sector de la salud, para ayudar a las enfermeras, después tendremos que crear un IVA para ayudar a algún otro sector, y creo que esto no es conveniente.

He manifestado lo mismo desde el primer momento. Esta es la tercera vez que se insiste en el IVA a las frutas y a las verduras por parte del Poder Ejecutivo; todas las veces le hemos dicho que no, que no debemos poner más impuestos al consumo, en particular en momentos de tremenda recesión como los que está teniendo el país, pues ya van más de tres o cuatro años de caída del producto. Este no es el camino que se debió adoptar para crear un Fondo con el fin de fomentar la granja. Tal vez otros caminos, con otras financiaciones, hubieran contado con nuestro voto. En el día de hoy no lo hemos acompañado.

SEÑOR BELLOMO.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BELLOMO.- Señor Presidente: también hemos votado negativamente este proyecto, sencillamente y en pocas palabras porque hicimos otra opción. Apostamos al proyecto que en nuestra bancada promovieron nuestros compañeros, entre otras cosas porque ante esta emergencia creíamos que era más justo que el costo social y financiero lo pagasen otros sectores que están en mejores condiciones que los ya flacos bolsillos de los consumidores uruguayos.

No voy a argumentar, porque ya lo han hecho sobradamente mis compañeros y porque prácticamente suscribo todo lo que ellos han dicho. Pero, a modo de constancia, quiero colectivizar un sentimiento que tengo algunas veces y que en especial en la sesión de esta noche quiero poner en conocimiento de la Cámara. Con honestidad intelectual, moral y personal manifiesto que deseo que estemos equivocados, porque fervientemente quiero que los resultados acompañen las palabras y el espíritu de quienes han votado este proyecto de ley. Deseo fervientemente que este mejore las condiciones de la granja, en especial en Canelones, pero también en el país todo, porque nosotros también queremos lo mejor para nuestra gente, y esto pasa también por la producción.

Me sumo a las dudas expresadas por los legisladores de nuestra bancada, que no se van a dirimir o develar esta noche. Los resultados, los porfiados hechos, nos dirán de la razón o sinrazón de esta votación, pero en este sentido queremos dejar una constancia importante: a los resultados nos remitimos, y seguramente en un tiempo breve la historia se encargará de decir de qué lado estaba la razón. Y señalo una vez más: con la misma apertura de espíritu con que vamos a seguir debatiendo artículo por artículo y con la que eventualmente buscaremos mejorar este y otros proyectos, con la que acompañaremos algún artículo, con honestidad digo que ojalá estemos equivocados, no solo quien habla sino toda nuestra bancada y todos los legisladores que no hemos apoyado este proyecto porque pensamos que no es lo mejor en esta situación. ¡Ojalá que la historia demuestre la razón de aquellos que han votado este proyecto!

SEÑOR MIERES (don Pablo).- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR MIERES (don Pablo).- Señor Presidente: no vamos a abundar en los contenidos ni en las razones por las que hemos acompañado este proyecto; nuestros compañeros de bancada del Nuevo Espacio Independiente ya lo han hecho en profundidad.

Simplemente, queremos decir que uno se siente muy satisfecho, porque cuando el proyecto vino del Senado, desde el Nuevo Espacio Independiente se dijo que tal como estaba redactado no lo votaríamos y planteamos un importante número de modificaciones, creemos que sustanciales. En la discusión parlamentaria en la Cámara de Diputados ha quedado de manifiesto el cambio que ha tenido el proyecto, lo cual nos hace sentir muy contentos, porque ratifica que aun siendo oposición, cuando se actúa con cabeza abierta se puede participar en la construcción de soluciones concretas para el país. Nuevamente ha quedado de manifiesto que hay diferentes maneras de ejercer la oposición y el Nuevo Espacio Independiente se enorgullece de ejercerla de esta forma.

Más allá de todo esto, prefiero quedarme con el razonamiento que hacía un legislador de la otra oposición. Decía que, en definitiva, todos perseguíamos el objetivo de dar solución a los damnificados y al sector granjero en general y que, en todo caso, la diferencia estaba en la fuente de recursos que cada una de las alternativas planteaba. Estamos seguros, convencidos, de que esta es la mejor solución; con total franqueza sentimos que la otra alternativa no era viable. Pero lo importante es que aquí se está zanjando un problema para el que, lamentablemente, el Gobierno ha demorado demasiado en dar una respuesta. A partir de este proyecto de ley, la respuesta concreta para los granjeros damnificados va a llegar de una vez por todas.

SEÑOR ARREGUI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR ARREGUI.- Señor Presidente: nuestro voto negativo a este proyecto radica en que somos totalmente discrepantes con que se ponga un impuesto más a la alimentación en momentos en que tanta gente está pasando tan mal, cuando cada vez los problemas de subsistencia se hacen mayores. Un impuesto más a la comida, en circunstancias en que ni siquiera el INDA es capaz de dar soluciones a estos problemas, es realmente chocante.

También nos choca enormemente la dualidad de criterios. Se ha hecho esperar a los productores; han transcurrido más de dos meses y medio y no se habilitaron los fondos correspondientes, conducta totalmente distinta a la que se adoptó para asistir con US$ 35:000.000 al Banco Comercial o a la que se siguió cuando se pagó a los acreedores argentinos por deudas generadas a raíz de pésimos negocios de ANCAP en Argentina.

Es muy claro que hay dos visiones muy distintas de país, hay dos visiones antagónicas, lo cual nos demuestra que aquí no somos todos iguales, que no pensamos todos de la misma manera y que nuestras conductas son muy distintas.

Digo, pues, a pesar de que hace poco se ha prohibido una emisión propagandística: "No más impuestos".

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa revisará el fundamento de voto del señor Diputado Arregui.

SEÑOR VENER CARBONI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR VENER CARBONI.- Señor Presidente: hay quienes dicen que están a favor de un fondo para la granja, hay quienes dicen que están de acuerdo en proteger la granja nacional. Algunos transformamos esos dichos, esos acuerdos en realidad; otros lo disimulan muy bien, porque no contribuyen con nada a la concreción de esos sentimientos.

Muchas veces he escuchado a dirigentes de otros partidos políticos, a vecinos y a gente de este Uruguay preguntar: "¿Por qué el Gobierno no hace nada cuando entra papa de tal lado, tomate de tal otro, manzana de Argentina, etcétera?". Y hoy, que estamos haciendo algo, poniéndole un 23% de IVA a todos esos productos importados que compiten deslealmente con la producción nacional, resulta que se acabaron los discursos, y las propuestas en contrapartida que hemos escuchado no protegen a la granja nacional.

Hay liberales que se han mostrado contradictorios en esta instancia; pero es evidente que no manejan muy bien el concepto de estrategias emergentes. Hay realidades que se deben asumir puntualmente con medidas que tengan un doble propósito, como sucede en este caso: el doble propósito de defender a la granja nacional y de recaudar fondos. Y entonces, ante la seguridad de tener dichos fondos, podemos habilitar a instituciones bancarias para que concedan préstamos porque habrá con qué pagarles; en definitiva, podemos habilitar que sea asistida la granja nacional. Se logra, pues, un doble propósito, de manera acertada, con modificaciones que ha realizado la Comisión de Hacienda que han mejorado sustancialmente el proyecto y con el trabajo y los aportes de sectores que están decididamente intentando apoyar a la granja nacional.

Yo, que iba a votar esta propuesta desde el principio, sin que se atara a la reconversión ni a la ayuda a los granjeros de Canelones -porque se tendría que haber defendido siempre a la granja nacional-, hoy la estoy acompañando aún con más gusto.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SILVEIRA (don Gustavo).- Señor Presidente: quiero fundar mi voto afirmativo a esta iniciativa, entre otras cosas, por los argumentos que expuse al hacer uso de la palabra en el día de hoy.

Entiendo que lo peor que podemos tener los parlamentarios es un doble discurso. Cuando se trata de la defensa de un sector productivo nacional dedicado al mercado interno que sufre la competencia de un sector productivo extranjero que lo desplaza -no porque sea más competitivo que el nuestro en términos reales, sino por circunstancias extraordinarias, como las que se han generado en nuestra vecina Argentina-, debemos dar paso a la flexibilidad. Y, si bien somos liberales no ortodoxos, debemos admitir que en ciertas circunstancias y en determinados momentos este tipo de medidas son la diferencia entre la vida y la muerte de un sector productivo que necesita, además, que exista un sistema financiero fuerte, firme y sólido. En ese sentido, adhiero a las palabras y al gesto de grandeza del doctor Tabaré Vázquez -que espero sea seguido y reflejado en sus actitudes reales- cuando nos dice que el sistema financiero es necesario y que para que haya inversión se precisa trabajo, producción y mejor calidad de vida para los uruguayos.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- En discusión particular.

La Mesa entiende que los artículos 9º, 10, 11, 12, 13 y 14 necesitan cincuenta votos conformes para su aprobación.

Léase el artículo 1º .

(Se lee)

——En discusión.

SEÑOR BEROIS QUINTEROS.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR BEROIS QUINTEROS.- Señor Presidente: simplemente, quiero proponer que, si es posible, se vote el proyecto por capítulos; los señores Diputados que quieran desglosar algún artículo pueden manifestarlo y lo estudiaremos por separado. Lo propongo porque de esta forma estaríamos contribuyendo al trabajo de la Cámara.

SEÑOR POSADA.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: en la medida en que hay propuestas de modificación en los artículos 1º , 3º , 5º y otros, creo que por esta vía no vamos a ganar mucho tiempo. Sí me parece adecuado suprimir la lectura y mociono en ese sentido.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Correspondería poner a votación la moción del señor Diputado Berois Quinteros, salvo que la retirara.

SEÑOR BEROIS QUINTEROS.- Retiro la moción, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Entonces, se va a votar si se suprime la lectura de todos los artículos.

(Se vota)

——Ochenta y dos en ochenta y ocho: AFIRMATIVA.

SEÑOR MOLINELLI.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR MOLINELLI.- Señor Presidente: aclaro que hay un sustitutivo para el numeral 6 del artículo 1º .

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Efectivamente, hay un sustitutivo del numeral 6 del artículo 1º . Por lo tanto, se va a leer el numeral 6 del proyecto en mayoría, tal como fue informado por la Comisión y luego el numeral 6 sustitutivo.

Léase el numeral 6 del artículo 1º informado por la Comisión.

(Se lee)

——Léase el sustitutivo del numeral 6 del artículo 1º, presentado por los señores Diputados Julio Silveira, Molinelli, Trivel y Señorale.

(Se lee:)

"6. Apoyar la creación de un mercado regional en el Litoral Norte del país, que permita consolidar la producción hortifrutícola de los departamentos de esa región".

——En discusión.

SEÑOR POSADA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: los Diputados que firmamos el informe en mayoría aceptamos la modificación propuesta. Por lo tanto, solicitamos que el artículo se ponga a votación con esa modificación.

SEÑOR FONTICIELLA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR FONTICIELLA.- Señor Presidente: previamente a la votación de este artículo, formalmente voy a plantear las preguntas que hice en la discusión general.

Pido a los proponentes que tengan la gentileza de expresar cuáles son las cifras que se van a adjudicar en el primer año a cada uno de los seis numerales, habida cuenta de las palabras que en este Parlamento pronunció el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca en cuanto a que el primer ítem llevaría US$ 5:000.000; el segundo, US$ 2:000.000, y el tercero, US$ 3:000.000, lo que totalizaría US$ 10:000.000, aunque por la financiación propuesta -que no compartimos- se recaudaría alrededor de US$ 9:000.000.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor miembro informante en mayoría.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: voy a leer el artículo 4º del proyecto. Dice lo siguiente: "El Consejo Directivo de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA) asesorará preceptivamente al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en todos los aspectos concernientes a la utilización del Fondo". La resolución en cuanto a las cifras que se vayan a asignar a cada uno de los ítemes que están en el artículo 1º será tomada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca con el asesoramiento preceptivo -en el caso de que resulte aprobado el artículo 4º - de la JUNAGRA.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: en realidad, quería plantear que se volviera a leer el sustitutivo, porque con algunos compañeros teníamos una duda.

En cuanto a la consulta del señor Diputado Fonticiella, además de lo que ha dicho el señor Diputado Amorín Batlle, se puede agregar que, evidentemente, no vamos a bajar aquí al grado de detalle de establecer los montos y las garantías con los que van a establecerse estos, así como una cantidad de aspectos que serán fruto de la reglamentación y de la aplicación de la ley. De lo que trata este artículo 1º es de fijar los destinos, los rubros a los que se hará la asignación; eso sí es preceptivo. El "quantum" surgirá de la recaudación, de la aplicación de la ley y de los mecanismos que ella establece. El señor Diputado sabe que el dato que está pidiendo es imposible dárselo hoy.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Léase nuevamente el sustitutivo del numeral 6 del artículo 1º .

(Se vuelve a leer)

SEÑOR SEÑORALE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SEÑORALE.- Señor Presidente: nuestro planteamiento era que el mercado hortifrutícola se estableciera en el departamento de Salto -equidistante de todas las demás zonas- y que comprendiera a toda la región norte del litoral. Lo que estamos planteando es que el mercado se instale en Salto y que comprenda el desarrollo de la granja en todos los departamentos del litoral norte.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 1º con el numeral 6 sustitutivo, aceptado por la Comisión.

(Se vota)

——Ochenta y cuatro en noventa y dos: AFIRMATIVA.

SEÑOR PERDOMO.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PERDOMO.- Señor Presidente: más allá de que podríamos coincidir en que este Fondo puede ser uno de los elementos de una política más amplia e integral para la granja, nos parece que, siguiendo una básica ética parlamentaria, no procede y constituye una actitud negativa votar la creación de este Fondo si no acompañamos el financiamiento correspondiente.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: hemos acompañado la modificación planteada, básicamente porque está firmada por los Diputados de los departamentos involucrados. No obstante ello, nuestra convicción personal es que -como expresó el señor Diputado Señorale- debería haberse mantenido la creación del mercado regional en Salto, no por un capricho, sino porque es en este departamento donde se han dado los pasos correspondientes y donde hay una fuerte iniciativa del Gobierno Departamental para hacerlo.

Por lo tanto, con el debido respeto a los demás departamentos del llamado litoral norte -que supongo que serán Paysandú, Salto y Artigas, aunque eso tampoco queda definido-, debo decir que, evidentemente, lo más razonable hubiera sido apoyar una iniciativa que ya está en curso. De todos modos, la reglamentación y la práctica en la aplicación de la ley determinarán dónde se puede concretar esto, que creo que será muy positivo para los productores de esa zona del país.

SEÑOR SILVEIRA (don Julio).- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SILVEIRA (don Julio).- Señor Presidente: en lo que respecta específicamente a este tema, nosotros hemos propuesto esta redacción a los compañeros -por suerte, hemos encontrado su apoyo- porque era lo suficientemente amplia como para pensar que el mercado se cree donde sea realmente necesario establecerlo y, además, en el contexto y en el momento adecuados.

En ese caso, ponemos a disposición este proyecto -y viene bien, porque hoy nos había quedado en el tintero ante alguna duda de algún Representante de la zona-, por el que no estamos condicionando, obligando ni indicando a nadie lo que debe hacer. Estamos abriendo la posibilidad de que, como producto de las diferentes circunstancias de la producción, se establezca ese mercado. Si se hace en función de ese impulso que ya existe, tal como señaló el señor Diputado Ronald Pais, bienvenido sea. Pero si la gente de la zona, debidamente respaldada por el asesoramiento que el proyecto dispone, resuelve que debe ser en otro lado o en otro momento o bajo otras circunstancias, así se hará, porque la redacción de este artículo es lo suficientemente amplia.

Además, señor Presidente, los tiempos no están determinados en el artículo 1º; no se determina más tiempo específico que para el tema de la reparación de la situación de los productores de Canelones. El resto de los tiempos se irán marcando de acuerdo con las circunstancias. El propio Fondo que financia las situaciones de emergencia se debe generar como producido de la cantidad que nosotros destinemos para eso. Vamos a ver si los intereses o los beneficios que vaya generando permiten que este Fondo se sustente a lo largo del tiempo. Entonces, mal podríamos estar estableciendo para esto un determinado tiempo.

SEÑOR VENER CARBONI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR VENER CARBONI.- Dice el tango: "La historia vuelve a repetirse". El señor Presidente recordará cuando votamos las partidas para la cuota mutual de los maestros. En esa instancia nos encontramos con que la cuota mutual para los maestros fue votada por el Encuentro Progresista, pero no los impuestos que la financiaban. Aquí ocurre lo mismo; todos los beneficios acaban de ser votados en este artículo 1º por el Encuentro Progresista, pero de manera muy clara se nos ha dicho que no se votarán los impuestos que los financian. De nuevo lo mismo. Es como el retrato de la vieja: siempre en la cómoda.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa revisará el fundamento de voto del señor Diputado Vener Carboni.

SEÑOR AGAZZI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR AGAZZI.- Señor Presidente: el dilema que tiene el señor Diputado Vener Carboni se arreglaba...

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Señor Diputado: no se puede hacer alusiones.

SEÑOR AGAZZI.- Señor Presidente: las citas que se hicieron recientemente en función de nuestra contradicción se arreglarían fácilmente si se hubiera votado nuestro financiamiento.

Hemos votado el artículo 1º, que crea un Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja porque presentamos un proyecto que crea el Fondo y también presentamos un financiamiento. Estamos a lo que la Cámara democráticamente ha resuelto. También quiero decir que para nosotros, el artículo 1º es un tanto particular, porque vira de la reconstrucción al fomento.

A fuer de sinceros, en la Comisión de Hacienda, de fomento se discutió poco, porque para discutir sobre eso, en realidad, habría que haber traído a los organismos de planificación y políticas; para discutir de fomento, habría que haber traído a los organismos de promoción. En realidad, lo del plan estratégico es algo que hace muchos años que está pendiente y no se va a resolver en ciento ochenta días.

Lo que más nos interesa de este artículo -queremos que quede la constancia de que lo hemos votado en ese sentido- es el fondo para la reconstrucción del aparato productivo. Lo demás son buenas intenciones que acompañamos, pero no tenemos mucha esperanza de que sobre para eso.

SEÑOR SANGUINETTI.- Solicito que se rectifique la votación del artículo 1º.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Se va a rectificar la votación.

(Se vota)

——Ochenta y cuatro en noventa y uno: AFIRMATIVA.

SEÑOR SANGUINETTI.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR SANGUINETTI.- Señor Presidente: he votado negativamente este artículo, no por su contenido, sino por las actitudes políticas a las que hacía referencia el señor Diputado Vener Carboni.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa revisará el fundamento de voto del señor Diputado Sanguinetti.

En discusión el artículo 2º.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cuarenta y siete en noventa y uno: AFIRMATIVA.

Léase el artículo 3º sustitutivo, presentado por los señores Diputados Amorín Batlle, García Pintos, Posada, Penadés y Ronald Pais. A juzgar por las firmas, el sustitutivo es aceptado por la Comisión.

(Se lee:)

"Artículo 3º. (Administración).- La Administración del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja será realizada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El impuesto con destino al Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja que se crea en la presente ley, será recaudado por el Ministerio de Economía y Finanzas, a través de la Dirección General Impositiva, siendo depositado mensualmente en la Cuenta Única Nacional, en una subcuenta denominada 'Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja', a la orden del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. A tal efecto, la Contaduría General de la Nación habilitará en el Inciso 24 - Diversos Créditos, un crédito presupuestal equivalente a dicha recaudación.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, por resolución fundada, determinará las prioridades específicas inherentes para el uso de dicho Fondo al cumplimiento de actividades conexas al mismo, con excepción de retribuciones personales.

Los gastos de funcionamiento del Fondo no podrán exceder el 2% (dos por ciento) de los recursos totales disponibles".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Ochenta y ocho en noventa y uno: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 4º.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Ochenta y nueve en noventa y uno: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 5º.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR CHIESA BORDAHANDY.- Señor Presidente: en el artículo 5º se hace referencia a la representación de los productores. Se establecen dos delegados, uno de ellos del norte del río Negro. Queremos plantear que haya tres delegados del sector productivo, uno de ellos del norte del río Negro.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La propuesta del señor Diputado Chiesa Bordahandy es que en donde dice "dos delegados del sector productivo", figure "tres delegados del sector productivo". Como los integrantes de la Comisión de Hacienda asienten en señal de aceptación, se va a votar el artículo 5º con la modificación propuesta por el señor Diputado Chiesa Bordahandy.

(Se vota)

——Ochenta y nueve en noventa y uno: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 6º.

Con relación a este artículo se ha propuesto un sustitutivo.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: vamos a pedir que, en todo caso, la votación de este artículo se desglose por incisos.

Asimismo, vamos a proponer una modificación formal y otra sustantiva.

La modificación formal hace referencia a que nos parece que es lógico que se inviertan los incisos A) y B) -que compartimos-, ya que este último establece un criterio programático. Entonces, este es, por lógica, el primer inciso del artículo; en él se establece que los apoyos se otorgarán básicamente a los productores afectados cuyo monto de daño sea más bajo y signifique un porcentaje más alto con relación al valor de la unidad productiva. En segundo lugar, que empiece por establecer la franja de US$ 3.000 -no proponemos ningún cambio de redacción- y luego siga tal como está redactado. Eso es meramente de orden, porque nos parece de mejor técnica legislativa.

En cuanto a la segunda modificación que proponemos -cuya redacción está en poder de la Mesa-, y sin perjuicio de que pueda leerse por Secretaría, queremos explicar un poco qué es lo que proponemos. En lugar de establecer solamente un criterio de franjas por monto de la indemnización estipulada por JUNAGRA, lo que hacemos es establecer distintos criterios, según el porcentaje del capital productivo afectado. Dicho de otra manera, no es lo mismo encarar la situación con relación al monto a entregar -todos compartimos que lo que se va a entregar es lo que permite volver a poner en condiciones la producción y, por lo tanto, el total estimado por JUNAGRA-, que en cuanto a qué fracción es reembolsable o no. Nos parece que hay que distinguir, para situaciones idénticas, el porcentaje con relación al capital productivo. No vive la misma situación aquel a quien el tornado arrasó un galpón destinado a criadero de pollos, que quien tiene diez galpones de los cuales uno quedó igualmente arrasado, pero los otros nueve quedaron intactos. La capacidad de repago es sustancialmente diferente. Y decimos que, en el caso de la gente que fue más afectada -nosotros aquí estipulamos que sea con más del 50% del capital productivo afectado-, el monto no reembolsable tiene que ser más importante que en los otros casos, hasta por una razón de orden práctico, porque a quien se le entregue US$ 30.000 a partir de una destrucción que signifique más de la mitad de su capital y, por tanto, sin duda prácticamente la totalidad de su producción, tal como viene redactado el artículo -siempre estamos hablando de un tope que la JUNAGRA va a estimar, o sea que compartimos el criterio del "hasta", por lo que, si hay razones, la JUNAGRA puede otorgar como no reembolsable un porcentaje menor; eso lo dirá la reglamentación-, lo que nos parece inconveniente es que ese tope máximo no reembolsable sea del 50%. Si esos US$ 30.000 le significaron el total de lo que tiene de capital productivo -supongamos que la vivienda está aparte-, a esta persona se le da el dinero, podrá rearmar su aparato productivo, aunque perdió todo el período hasta que esto esté en producción, pero resulta que debe devolver US$ 15.000; queda con una deuda de US$ 15.000. Nosotros decimos: dejémosle eso a la JUNAGRA y pongamos topes más altos, y esos topes los regulamos en función de que ponemos límites más altos cuando esté afectado más del 50% del capital productivo, un poco más bajos cuando la afectación sea del 25% al 50%, un poco menos cuando sea del 10% al 25% y los más bajos para aquellos casos en que la afectación represente menos del 10% del capital productivo. En este último caso, ponemos un tope que para las franjas superiores es, inclusive, del 20% no reembolsable, y el 80% es crédito que se debe devolver.

SEÑOR FERNÁNDEZ CHAVES.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Sí, señor Diputado.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa aclara que al señor Diputado Ponce de León le restan seis minutos.

Puede interrumpir el señor Diputado Fernández Chaves.

SEÑOR FERNÁNDEZ CHAVES.- Señor Presidente: imagino que sobre la objeción de fondo que plantea el señor Diputado Ponce de León, serán los miembros de la Comisión quienes se pronunciarán.

Con relación al cambio que él planteó, de pasar el inciso B) al A) y viceversa, si bien le asiste razón en cuanto a que el inciso B) refiere a algo genérico y consecuentemente no se explica su ubicación en el segundo lugar, me parece que no debería ser el primero. ¿Por qué? Porque se está refiriendo a niveles máximos de apoyo que se otorgarán a los productores afectados cuyo monto de daño en términos absolutos sea bajo. ¿De dónde surge esa graduación de bajo o alto? Precisamente, de los incisos precedentes, del A), del C), del D) y del E).

Consecuentemente, me parece que el lugar del literal B) sería después del E), es decir, entre el E) y el F) y no antes. Esto parecerá una cuestión de detalle, pero ya que se plantea la cuestión, quiero hacer este aporte a la redacción.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Puede continuar el señor Diputado Ponce de León.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: no tenemos inconveniente en aceptar la propuesta del señor Diputado Fernández Chaves, quien de técnica legislativa sabe mucho más que nosotros. Lo que nos parecía incongruente era que el literal quedara en medio de las cifras, pero no tenemos inconveniente en ponerlo antes o después.

Hoy dijimos que la moción estaba en la Mesa. De todas maneras, tenemos un cuadro que la acompaña, porque estos textos suelen ser bastante engorrosos. La redacción es absolutamente coherente con el cuadro y está a disposición de los señores Diputados en la Mesa; también poseo fotocopias.

En nuestra opinión, por esa vía estamos proponiendo mejorar las potestades de la JUNAGRA con relación a ciertas situaciones, ya que si el artículo se aprobara tal como está, solo daría lugar a inevitables negociaciones posteriores, porque realmente en muchos de los casos no habría viabilidad para que hubiera devolución.

Esta modificación no cambia el monto de lo que el año que viene se entregará, no cambia los US$ 13:000.000 o US$ 15:000.000, sino el porcentaje de devolución del crédito a que están obligados. Realmente, pensamos que ampliar las potestades a la JUNAGRA mejora las condiciones de respaldo y, diríamos, de realismo económico con relación al sector y a la situación planteada.

Muchas gracias.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: confieso que a esta altura de la discusión tengo ciertas perplejidades -debe ser producto de las horas que llevamos tratando este tema-, porque en realidad el proyecto de ley en minoría que nos ha llegado no difiere del que estamos tratando solo en el financiamiento, como alguien dijo por aquí, sino que es cualitativamente diferente en todo lo que refiere al enfoque y a las definiciones, inclusive a los destinos del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja. Es decir que tiene una cantidad de aspectos totalmente distintos.

Entonces, uno se sorprende al ver que se están votando artículos del otro proyecto de ley, cuando se había hecho una cosa totalmente diferente en el proyecto alternativo. Por lo tanto, uno se pregunta: ¿era tan malo el otro proyecto que ahora se vota? ¿No eran tan firmes las convicciones?

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Disculpe, señor Diputado, pero estamos discutiendo el artículo 6º y no reabriendo la discusión general del proyecto.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Tiene relación, señor Presidente; si me permite terminar, verá la conexión de una cosa con la otra.

Cuando empezamos a escuchar propuestas de modificación de este artículo, como integrante de la Comisión uno dice: "¡Caramba, si se hubiera tratado en la Comisión tal vez lo habríamos considerado!". Lamentablemente, se prefirió establecer un camino diferente y aparte de lo que era el proyecto de ley. Ahora estamos discutiendo sobre un texto que quizá habríamos podido discutir en la Comisión si hubiera existido voluntad política para hacerlo.

Específicamente, con relación al artículo y a las modificaciones que se proponen, consideramos muy acertada -creo que hablo en nombre de la Comisión- la que formula el señor Diputado Fernández Chaves, ya que nosotros también entendíamos que poniendo en primer lugar el literal B), hubiera quedado sin definición qué se entiende cuando se dice que el monto del daño en términos absolutos sea bajo. La única manera de acotarlo es con las definiciones establecidas en el primer literal: que son daños menores a los US$ 3.000.

Por lo tanto, la Comisión no tiene inconveniente en aceptar la propuesta del señor Diputado Fernández Chaves.

En cuanto a las otras propuestas, hoy no tenemos posibilidades de hacer esas modificaciones; si hubiéramos trabajado sobre ese texto -ahí está la relación con lo que venía diciendo antes-, habríamos tenido la posibilidad de hacer las consultas y de buscar, en definitiva, una solución que contemplara las inquietudes del señor Diputado preopinante.

De todos modos, habríamos preferido que muchos de los aspectos del proyecto de ley no se hubieran bajado tan al detalle; lo hemos comentado: hubiéramos preferido que fuera considerado más en términos generales y que una cantidad de definiciones ulteriores se dejaran libradas a la reglamentación. No ha sido así porque todos los aportes que surgieron en el tratamiento del proyecto de ley muchas veces plantearon la exigencia de que se bajaran al detalle determinados aspectos.

Si la discusión está en esto, votémoslo así, veamos cómo funciona en la realidad y si tenemos las voluntades políticas, no para hacer otro texto sino para trabajar sobre este, podremos introducir las modificaciones que la realidad imponga y que el Poder Ejecutivo determine a través de la experiencia que la JUNAGRA y los productores puedan aportarnos sobre el tema.

Por lo tanto, la postura de la Comisión es aceptar la propuesta del señor Diputado Fernández Chaves y no modificar los otros aspectos a los que se refería el señor Diputado Ponce de León.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: para los compañeros de la Cámara, quiero referirme a los aspectos de trámite.

Este tema se trató con plazos realmente muy breves. En el momento en que se trajo a votación, se presentó en la Comisión una propuesta con una enorme cantidad de modificaciones a distintos artículos y con un compromiso de votarlo en plazos perentorios, en función de lo cual, precisamente, no acompañamos el articulado, no llevamos adelante la mecánica que se está utilizando acá y dijimos que recién estábamos tomando contacto con ese texto.

Además, recordemos que seguía en discusión como tema muy central el Capítulo II, que tenía que ver con el financiamiento; esto explica por qué en la Comisión no se entró en detalle en estos temas.

De todas maneras, me importa decir que por estas razones no esperamos hasta este momento para presentar la moción. En forma expresa -la versión taquigráfica lo recoge, porque no solo lo dijimos, sino que lo expresamos de viva voz en la primera etapa de la discusión general- nos referimos al trazo grueso de esto, no con tantos detalles, y dijimos que la moción estaba presentada en la Mesa a fin de que todos los señores Diputados pudieran considerarla. De manera que todavía contábamos con las horas de transcurso de la sesión.

Por otra parte, con respecto a la objeción que se hacía, ya dijo hace un momento el señor Diputado Agazzi, cuando fundamentó nuestro voto sobre el artículo 1º, que preferíamos nuestro proyecto, pero una vez que la Cámara optó por tomar determinado camino aceptamos democráticamente dicha resolución. Nada nos impide, y es nuestra obligación, tratar de corregir, proponer y ayudar a que la opción que ha tomado la Cámara tenga el mejor texto posible; lo hemos hecho muchas veces y creo que no hay nada original en ello.

No estamos considerando aspectos que estén sustancialmente en contra de nuestro proyecto. Hay una diferencia: nuestro proyecto planteaba -más allá de un conjunto de requisitos de control que están especificados y de las estimaciones oficiales de la JUNAGRA, que todos respetamos- que la indemnización con relación a la catástrofe debería ser del 100%. Este proyecto plantea un concepto distinto: el de que una parte vaya con crédito reembolsable. Lo que hacemos por esta vía es aceptar el criterio que la mayoría está estableciendo, pero buscando que en algunas situaciones en que nos parece que ya no es un tema de opción económica sino que se despega, se separa, haya una redacción que dé un uso más prudente al mismo Fondo que aprobó la mayoría. Esto sin que cambien las cifras, sin que hayamos planteado indemnizaciones adicionales, sino simplemente cambiando el porcentaje en el que el productor queda obligado a devolver la indemnización.

No tenemos inconveniente en seguir el camino que se entienda pertinente para que esto pueda ser considerado; estamos a lo que la Cámara resuelva.

SEÑOR GALLO IMPERIALE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR GALLO IMPERIALE.- Señor Presidente: quisiéramos referirnos a una parte de este artículo y solicitar una aclaración, si se estima pertinente. Tiene que ver con una pregunta que hicimos en nuestra intervención inicial, relativa a un aspecto del segundo párrafo de este artículo, que dice: "La asistencia especial prevista en el inciso anterior podrá ser canalizada a través de instituciones de intermediación financiera y será total o parcialmente no reintegrable [...]".

La pregunta es -y creo que vale a los efectos de tener bien claro cómo se va a poner en marcha esta asistencia- si para ponerla en marcha se esperará a que el impuesto empiece a recaudar o si la mayoría puede anunciar el cómo, el cuándo, las condiciones y si está decidido qué institución financiera la va a realizar.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor miembro informante en mayoría.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: en la Comisión de Hacienda -consta en la versión taquigráfica- el señor Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Aguirrezabala, explicó que, en la medida en que la financiación fuera votada, es decir, que este proyecto se transformara en ley, no iba a ser necesario esperar a la recaudación del impuesto para asistir a los damnificados por el tornado del 10 de marzo. Esa fue la manifestación del señor Subsecretario, ingeniero agrónomo Aguirrezabala, que, naturalmente, expresaba la voluntad del Poder Ejecutivo y que nosotros reiteramos.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- A los efectos de pasar a votar el artículo 6º, deberíamos ver si la Comisión está de acuerdo con la propuesta que originalmente hizo llegar el señor Diputado Ponce de León, modificada por el señor Diputado Fernández Chaves y aceptada por el señor Diputado Ronald Pais, en cuanto a que el literal B) pasase a ser, en definitiva, literal E), cubriendo el resto el lugar que ocupaba el literal B).

Si la Comisión está de acuerdo, se va a votar el cambio del literal B) a literal E).

(Se vota)

¾ ¾ Setenta y siete en setenta y ocho: AFIRMATIVA.

Léanse los actuales literales B) y C).

(Se lee)

¾ ¾ Léase el sustitutivo de los literales B) y C) presentado por la señora Diputada Topolansky y los señores Diputados Barrios, Agazzi, Ponce de León, Gallo Imperiale, Fonticiella y Pandolfo.

(Se lee:)

"Cuando el monto del daño supere el 50% del capital productivo, si las necesidades de financiamiento no superan los US$ 40.000, la asistencia podrá ser hasta un 100% no reintegrable. Para el caso de superar dicho monto, por la parte excedente de US$ 40.000, la asistencia podrá tener hasta un 70% del crédito como no reembolsable.

Cuando el monto del daño está evaluado entre un 25% y un 50% del capital productivo, si las necesidades de financiamiento no superan los US$ 10.000, la asistencia podrá ser hasta un 100% no reintegrable. Para el caso de superar dicho monto, por la parte excedente a US$ 10.000 e inferior a US$ 40.000, la asistencia podrá tener hasta un 70% del crédito como no reembolsable. Para el caso de superar los US$ 40.000, por la parte excedente, la asistencia podrá tener hasta un 50% del crédito como no reembolsable.

Cuando el monto del daño está evaluado entre un 10% y un 25% del capital productivo, si las necesidades de financiamiento no superan los US$ 10.000, la asistencia podrá ser hasta un 70% no reintegrable. Para el caso de superar los US$ 10.000 y ser menor a US$ 40.000, la asistencia podrá tener hasta un 50% del crédito como no reembolsable. Para el caso de superar los US$ 40.000, la asistencia podrá tener hasta un 30% del crédito como no reembolsable.

Cuando el monto del daño está evaluado en menos de un 10% del capital productivo, si las necesidades de financiamiento no superan los US$ 10.000, la asistencia podrá ser hasta un 50% no reintegrable. Para el caso de superar los US$ 10.000 y ser menor a US$ 40.000, la asistencia podrá tener hasta un 30% del crédito como no reembolsable. Para el caso de superar los US$ 40.000, por la parte excedente, la asistencia podrá tener hasta un 20% del crédito como no reembolsable".

——La Mesa va a poner a votación el artículo 6º, desglosando los literales...

SEÑOR POSADA.- ¿Me permite, señor Presidente?

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: me parece que lo que corresponde poner a votación es el artículo tal como viene en el informe en mayoría, con la única modificación que ya votamos en su introducción, exclusivamente.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: para agilizar, proponemos que se vote en dos tramos: en primer lugar, todo el artículo con la modificación hecha en el orden, excepto los literales C) y D), y que luego se voten estos literales, primero naturalmente con el texto de la Comisión y, si sale negativo, con el nuestro.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar, tal cual lo había expresado la Mesa, el artículo 6º, exceptuando los literales que figuraban como C) y D) y que pasaron a ser B) y C).

(Se vota)

——Ochenta y tres en ochenta y cuatro: AFIRMATIVA.

Si no se hace uso de la palabra, se van a votar ahora los literales que figuraban como C) y D) y que pasaron a ser B) y C), con el texto que viene de la Comisión.

(Se vota)

——Cuarenta y nueve en ochenta y seis: AFIRMATIVA.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Pido la palabra para fundar el voto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PONCE DE LEÓN.- Señor Presidente: como ya hemos expresado, teníamos una propuesta alternativa. Pensamos, de todas maneras, que en la medida en que se descarta nuestra propuesta, lo que sale es mejor que nada. En ese sentido, pedimos la rectificación de la votación para poder acompañar estos literales.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Se va a rectificar la votación.

Solicitamos a los señores legisladores que tomen asiento y faciliten el trabajo de los funcionarios al hacer el recuento de la votación.

(Se vota)

——Ochenta y tres en ochenta y cinco: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 7º.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Ochenta y cuatro en ochenta y cinco: AFIRMATIVA.

Ha quedado aprobado el Capítulo I.

23.-    Licencias.

Integración de la Cámara.

Dese cuenta del informe de la Comisión de Asuntos Internos relativo a la integración del Cuerpo.

(Se lee:)

"La Comisión de Asuntos Internos aconseja a la Cámara aprobar la solicitud de licencia del señor Representante Tabaré Hackenbruch, por motivos personales, inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, por el período comprendido entre los días 28 y 29 de mayo de 2002, convocándose al suplente correspondiente señor Heber Duque".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Setenta y cinco en setenta y ocho: AFIRMATIVA.

Queda convocado el suplente correspondiente, quien se incorporará a la Cámara en la fecha indicada.

(ANTECEDENTES:)

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración.

Al amparo de lo previsto por la Ley Nº 16.465, solicito al Cuerpo que tan dignamente preside se sirva concederme el uso de licencia por razones personales por los días 28 y 29 de mayo del año en curso.

Sin otro particular, le saluda muy atentamente,

TABARÉ HACKENBRUCH
Representante por Canelones".

"Montevideo, 23 de mayo de 2002.

Señor Presidente de la

Cámara de Representantes,

Guillermo Álvarez.

Presente.

De mi mayor consideración:

Por la presente comunico a usted que, por esta vez, no he de aceptar la convocatoria para integrar el Cuerpo de la cual he sido objeto.

Sin otro particular, le saluda muy antentamente,

Jorge Omar Bentancurt"

"Comisión de Asuntos Internos

VISTO: La solicitud de licencia por motivos personales del señor Representante por el departamento de Canelones, Tabaré Hackenbruch.

CONSIDERANDO: 1) Que solicita se le conceda licencia por el período comprendido entre los días 28 y 29 de mayo de 2002.

2) Que, por esta vez, no acepta la convocatoria de que ha sido objeto el suplente correspondiente siguiente, señor Omar Bentancurt.

ATENTO: A lo dispuesto en el artículo 116 de la Constitución de la República, en el artículo tercero de la Ley Nº 10.618, de 24 de mayo de 1945, y por el inciso tercero del artículo único de la Ley Nº 16.465, de 14 de enero de 1994.

La Cámara de Representantes,

R E S U E L V E :

1) Concédese licencia por motivos personales por el período comprendido entre los días 28 y 29 de mayo de 2002, al señor Representante por el departamento de Canelones, Tabaré Hackenbruch.

2) Acéptase la negativa que, por esta vez, ha presentado el suplente correspondiente siguiente, señor Omar Bentancurt.

3) Convóquese por Secretaría para integrar la referida representación por el mencionado lapso, al suplente correspondiente siguiente de la Hoja de Votación Nº 2005 del Lema Partido Colorado, señor Heber Duque.

Sala de la Comisión, 23 de mayo de 2002.

DAISY TOURNÉ, JORGE CHÁPPER".

24.-     Frutas, flores y hortalizas. (Se gravan con el Impuesto al Valor Agregado para financiar el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja).

¾ ¾ Continúa la consideración del asunto en debate.

SEÑOR AGAZZI.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR AGAZZI.- Señor Presidente: quizá sea un poco extemporáneo, pero en el Capítulo I se hace referencia más de una vez a la reglamentación. Se habla del "monto que establezca la reglamentación", "la reglamentación deberá ajustarse", etcétera. Después no vemos ningún artículo que hable de la reglamentación. Como eso estaba en el Capítulo I, si no se pone nada sobre la reglamentación, aunque es obvio que toda ley se reglamenta, puede demorarse mucho tiempo. No sé si se obvió, si es algo que falta, si es un problema de transcripción o si está hecho para que quede así.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Ya está votado el Capítulo I, pero de todas maneras tiene la palabra el señor miembro informante en mayoría para una aclaración.

SEÑOR AMORÍN BATLLE.- Señor Presidente: simplemente, la ley dice lo que quiere decir. No es más que eso. Naturalmente, la reglamentación será hecha a la brevedad para poder implementar todas estas medidas que hemos conversado desde las cuatro de la tarde del día de hoy.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- En discusión el artículo 8º.

SEÑOR VENER CARBONI.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- ¿Es para referirse al artículo 8º, señor Diputado? El Capítulo I ya fue votado y ya está agotada la discusión en ese sentido.

SEÑOR VENER CARBONI.- ¿Y a qué otra cosa me voy a referir, señor Presidente? El tema pasa por que algunos dicen que se trató esto demasiado rápido en la Comisión y otros tienen miedo de que no tengamos tanto apuro en cuanto a la reglamentación. Lo queríamos sacar cuanto antes.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 8º.

(Se vota)

——Cincuenta en setenta y cuatro: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 9º.

SEÑOR HEBER FÜLLGRAFF.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR HEBER FÜLLGRAFF.- Señor Presidente: solicito que los artículos 9º, 10, 11, 13 y 14 se voten en forma conjunta. En los artículos 12 y 15 hay modificaciones.

SEÑOR POSADA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: el problema es que, en primer lugar, hay una incorporación de un artículo que pasaría a ser 12 en el proyecto. En consecuencia, creo que lo que podríamos votar son los artículo 9º, 10 y 11 en forma conjunta.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Si no se hace uso de la palabra, se van a votar en forma conjunta los artículos 9º, 10 y 11.

(Se vota)

——Cuarenta y nueve en sesenta y nueve: NEGATIVA.

VARIOS SEÑORES REPRESENTANTES.- ¡Que se rectifique la votación!

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Se va a rectificar la votación.

(Se vota)

——Cincuenta en setenta: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 12.

La Mesa aclara que se ha propuesto un aditivo.

SEÑOR POSADA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: quisiera aclarar que el aditivo que se propone es para incorporar un nuevo artículo que debería ir intercalado entre el artículo 11 y el actual artículo 12.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Léase el artículo aditivo propuesto, que pasaría a ser 12.

(Se lee:)

"(Tasa mínima).- Agrégase al artículo 18 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el siguiente literal: 'G) Frutas, flores y hortalizas en su estado natural, en tanto cumplan simultáneamente las siguientes condiciones: i) Que el enajenante sea contribuyente de los Impuestos a las Rentas de la Industria y Comercio y al Valor Agregado y no se encuentre comprendido el inciso primero del artículo 61 del Título 4 del Texto Ordenado de 1996, ni en el impuesto creado por artículos 590 y siguientes de la Ley Nº 17.296, de 21 de febrero de 2001. ii) Que la enajenación sea realizada a un consumidor final. No se consideran comprendidas en este concepto las enajenaciones efectuadas a empresas'".

——La Mesa entiende que debería hacerse una corrección gramatical.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR PAIS (don Ronald).- Señor Presidente: en el apartado i), donde dice "comprendido el inciso primero", debe decir: "comprendido en el inciso primero".

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La otra corrección a realizar es la siguiente. Donde dice: "creado por artículos 590 y siguientes", debe decir: "creado por los artículos 590 y siguientes".

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo aditivo con las correcciones indicadas.

(Se vota)

——Cincuenta en sesenta y ocho: AFIRMATIVA.

SEÑOR POSADA.- Pido la palabra para una aclaración.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Tiene la palabra el señor Diputado.

SEÑOR POSADA.- Señor Presidente: el artículo 8º ya votado hace referencia a los artículos 9º a 14. De acuerdo con lo que acabamos de votar, ahora deberá hacer referencia a los artículos 9º a 15, porque son los que refieren al Impuesto al Valor Agregado. En consecuencia, deberíamos corregir esto.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- La Mesa hará la corrección necesaria.

En discusión el artículo 12 del proyecto original, que pasa a ser artículo 13.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta en sesenta y ocho: AFIRMATIVA.

SEÑOR HEBER FÜLLGRAFF.- ¿Me permite, señor Presidente?

Mociono para que se voten en conjunto los artículos 13 y 14 del proyecto original.

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Ha sido presentado un inciso aditivo al actual artículo 14, que pasa a ser 15. Por lo tanto, la Mesa entiende que la votación se va a facilitar si se hace en forma separada.

En discusión el artículo 13 del proyecto original, que pasa a ser 14.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta en sesenta y ocho: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 14, que pasa a ser 15.

Léase el inciso aditivo a este artículo, presentado por los señores Diputados Amorín Batlle, García Pintos, Posada, Ronald Pais y Penadés.

(Se lee:)

"Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, los saldos acreedores al cierre del ejercicio que provengan exclusivamente de diferencias de tasas, integrarán el costo de ventas y no serán tenidos en cuenta en las futuras declaraciones juradas".

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 14 del proyecto, que pasa a ser 15, con el aditivo propuesto.

(Se vota)

——Cincuenta en sesenta y ocho: AFIRMATIVA.

En discusión el artículo 15 del proyecto, que pasa a ser 16.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta en sesenta y siete: AFIRMATIVA.

Queda aprobado el proyecto y se devolverá al Senado.

VARIOS SEÑORES REPRESENTANTES.- ¡Que se comunique de inmediato!

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Se va a votar.

(Se vota)

——Cincuenta en cincuenta y seis: AFIRMATIVA.

(Texto del proyecto aprobado:)

"CAPÍTULO I

CREACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN

Y FOMENTO DE LA GRANJA

Artículo 1º. (Creación).- Créase el Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja (FRFG), con destino a:

1. Atender las pérdidas en materia de infraestructura productiva y capital de giro de los productores afectados por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002.

2. Promover los seguros agrarios del sector granja contribuyendo hasta con US$ 2.000.000 (dos millones de dólares de los Estados Unidos de América) anuales para subsidiar hasta el 60% (sesenta por ciento) de las primas.

3. Crear un fondo de emergencia para catástrofes climáticas.

4. Financiar una estrategia integral de apoyo al desarrollo de la granja vegetal.

5. Apoyar programas de fomento de la integración horizontal y vertical de la cadena agroindustrial de frutas y hortalizas.

6. Apoyar la creación de un mercado regional en el Litoral Norte del país, que permita consolidar la producción hortifrutícola de los departamentos de esa región.

En cumplimiento de lo establecido en el numeral 4, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca elaborará en un plazo de ciento ochenta días, contados a partir de la promulgación de la presente ley, un Plan Estratégico para el sector de la granja vegetal, con amplia participación de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA), que:

A) Promueva el crecimiento de la oferta de productos de granja en condiciones de costo y calidad que aseguren la competitividad de la misma en mercados externos o internamente frente a productos importados.

B) Reduzca la vulnerabilidad de los ingresos y del empleo en la granja vegetal a través de políticas estables y compensaciones frente a desequilibrios e imprevistos.

C) Mejore el acceso de los pequeños empresarios rurales vinculados a la actividad a aquellos servicios que les permitan elevar su competitividad y sustentabilidad.

La propuesta del plan será puesta en conocimiento de la Asamblea General dentro de los quince días siguientes al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior.

El Plan Estratégico se implementará garantizando la participación de los instrumentos técnicos y financieros de que dispone el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en particular los programas con financiamiento externo que están en ejecución.

Artículo 2º. (Recursos).- El Fondo creado por el artículo anterior se financiará con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a frutas, hortalizas y flores en las condiciones que se establecen en la presente ley.

Artículo 3º. (Administración).- La Administración del Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja será realizada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El impuesto con destino al Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja que se crea en la presente ley, será recaudado por el Ministerio de Economía y Finanzas, a través de la Dirección General Impositiva, siendo depositado mensualmente en la Cuenta Única Nacional, en una subcuenta denominada "Fondo de Reconstrucción y Fomento de la Granja", a la orden del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. A tal efecto, la Contaduría General de la Nación habilitará en el Inciso 24 - Diversos Créditos, un crédito presupuestal equivalente a dicha recaudación.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, por resolución fundada, determinará las prioridades específicas inherentes para el uso de dicho Fondo al cumplimiento de actividades conexas al mismo, con excepción de retribuciones personales.

Los gastos de funcionamiento del Fondo no podrán exceder el 2% (dos por ciento) de los recursos totales disponibles.

Artículo 4º. (Asesoramiento).- El Consejo Directivo de la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA) asesorará preceptivamente al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en todos los aspectos concernientes a la utilización del Fondo.

Artículo 5º. (Fiscalización).- Créase una Comisión Fiscal Honoraria integrada por un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca que la presidirá, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas, un representante de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y tres delegados del sector productivo, uno de ellos del norte del Río Negro, los que serán propuestos de común acuerdo por las instituciones privadas que integran la Junta Nacional de la Granja (JUNAGRA), cuyos cometidos serán la fiscalización y el seguimiento de la administración del Fondo.

Artículo 6º. (Atención de las pérdidas).- Para atender las pérdidas ocasionadas por el fenómeno climático del 10 de marzo de 2002, el Fondo respaldará el otorgamiento de una asistencia financiera especial cuyo monto máximo podrá ser el equivalente al daño estimado por las oficinas competentes.

La asistencia especial prevista en el inciso anterior podrá ser canalizada a través de instituciones de intermediación financiera y será total o parcialmente no reintegrable, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

A los efectos de establecer la cuota parte no reintegrable, la reglamentación deberá ajustarse a los siguientes criterios:

A) Para los productores de escaso tamaño económico y con daños menores a los US$ 3.000 (tres mil dólares de los Estados Unidos de América), la asistencia no será reintegrable.

B) Los productores cuyas necesidades de financiamiento no superen los US$ 20.000 (veinte mil dólares de los Estados Unidos de América), podrán obtener hasta un 70% (setenta por ciento) del crédito en calidad de no reembolsable.

C) Cuando las necesidades financieras superen el tope establecido en el literal anterior, pero sean menores a los US$ 50.000 (cincuenta mil dólares de los Estados Unidos de América), la parte no reembolsable del crédito no podrá exceder el 50% (cincuenta por ciento).

D) Cuando las necesidades financieras excedan a los US$ 50.000 (cincuenta mil dólares de los Estados Unidos de América), la parte no reintegrable del crédito no podrá superar el tope porcentual del literal anterior y requerirá decisión fundada de la administración del Fondo y aprobación expresa de la Comisión Honoraria Fiscal prevista en el artículo anterior.

E) Los niveles máximos de apoyo se otorgarán a los productores afectados cuyo monto de daño en términos absolutos sea bajo y siempre que ese monto sea proporcionalmente significativo en relación al valor total de la unidad productiva.

F) Las indemnizaciones que los productores afectados hayan recibido por cualquier otro concepto deberán ser descontadas de la asistencia especial que le correspondiera en aplicación de los literales anteriores.

El Fondo creado por el artículo 1º de la presente ley garantizará la cuota parte del préstamo concedido a cada afectado hasta el monto que establezca la reglamentación. Asimismo podrá afectarse parte de lo recaudado para la formación de un Fondo de Garantía tendiente a respaldar los créditos que se obtengan con la finalidad establecida en la presente ley.

Los fondos de asistencia que se otorguen de acuerdo a lo establecido en el presente artículo serán inembargables y no estarán sujetos a ningún tipo de gravamen.

Artículo 7º. (Exoneración).- Los créditos concedidos al amparo del artículo 6º de la presente ley quedarán exonerados de los tributos que los gravan. Asimismo no se exigirán los certificados que justifican estar al día con sus obligaciones tributarias.

CAPÍTULO II

FINANCIAMIENTO DEL FONDO

Artículo 8º. (Financiamiento).- El Fondo se financiará con el producido total del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de frutas, flores y hortalizas, en las condiciones que se señalan en los artículos 9º a 15 de la presente ley. Dichos artículos quedarán derogados a partir del 1º de julio de 2005.

Artículo 9º. (Exoneración suspendida).- La exoneración dispuesta en el Literal A) del numeral 1) del artículo 19 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, quedará suspendida hasta el 1º de julio de 2005.

Artículo 10. (Sujeto pasivo).- Agrégase al artículo 6º del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el siguiente literal:

"K) Quienes tributen el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios por frutas, flores y hortalizas".

Artículo 11. (IVA agropecuario).- Modifícase hasta el 1º de julio de 2005 el inciso primero del artículo 11 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el que quedará redactado de la siguiente forma:

"IVA agropecuario. Impuesto a facturar.- El Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente a la circulación de productos agropecuarios en su estado natural -con excepción de frutas, flores y hortalizas-, no será incluido en la factura o documento equivalente permaneciendo en suspenso a los efectos tributarios hasta tanto se transforme o altere la naturaleza de los mismos. En este último caso, los enajenantes deberán incluir el impuesto que resulte de aplicar la tasa que corresponda sobre el importe total neto contratado o facturado y no tendrán derecho a crédito fiscal por el IVA en suspenso.

 Para el caso de frutas, flores y hortalizas en estado natural, el régimen del impuesto en suspenso cesará:

a) cuando los productores agropecuarios enajenen dichos bienes a sujetos pasivos del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio y,

b) cuando los referidos bienes se importen".

Artículo 12. (Tasa mínima).- Agrégase al artículo 18 del Título 10 del Texto Ordenado de 1996, el siguiente literal:

"G) Frutas, flores y hortalizas en su estado natural, en tanto cumplan simultáneamente las siguientes condiciones:

i) Que el enajenante sea contribuyente de los Impuestos a las Rentas de la Industria y Comercio y al Valor Agregado y no se encuentre comprendido en el inciso primero del artículo 61 del Título 4 del Texto Ordenado de 1996, ni en el impuesto creado por los artículos 590 y siguientes de la Ley Nº 17.296, de 21 de febrero de 2001.

ii) Que la enajenación sea realizada a un consumidor final. No se consideran comprendidas en este concepto las enajenaciones efectuadas a empresas".

Artículo 13. (Deducciones no admitidas).- Los contribuyentes citrícolas o vitivinícolas sean estos exportadores o industriales, no podrán deducir en su liquidación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el impuesto incluido en sus adquisiciones de frutas, esté o no discriminado en la factura correspondiente.

Artículo 14. (Créditos fiscales).- Los productores agropecuarios que enajenen frutas, flores y hortalizas a sujetos pasivos del Impuesto a las Rentas de la Industria y Comercio (IRIC) y que por lo tanto discriminen en la factura el Impuesto al Valor Agregado (IVA), contarán -al momento de realizar la liquidación- de un crédito fiscal equivalente al 100% (cien por ciento) del IVA facturado en el período que se liquida. El Poder Ejecutivo reglamentará la forma en la cual se controlará ese crédito.

El Poder Ejecutivo otorgará un crédito fiscal por el Impuesto al Valor Agregado incluido en la documentación de aquellas adquisiciones que integren el costo de las operaciones gravadas, hasta un máximo del 10% (diez por ciento) del importe que corresponda por el inciso anterior.

A los efectos de las liquidaciones previstas en los incisos anteriores no será exigible que los productores tengan contabilidad suficiente.

Artículo 15. (Deducción IVA).- El Impuesto al Valor Agregado (IVA) incluido en las adquisiciones e importaciones de frutas, flores y hortalizas que realicen los contribuyentes del Impuesto al Valor Agregado, se deducirá exclusivamente del impuesto correspondiente a las enajenaciones de dichos bienes. Si de la liquidación surgiera un excedente por tal concepto, dicho excedente se deducirá del impuesto correspondiente a las enajenaciones de los referidos bienes que se realicen en períodos posteriores.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, los saldos acreedores al cierre del ejercicio que provengan exclusivamente de diferencias de tasas, integrarán el costo de ventas y no serán tenidos en cuenta en las futuras declaraciones juradas.

Artículo 16. (Declaración).- Se declara que las citas a las normas del Texto Ordenado 1996 se refieren a las normas legales que le dan origen".

25.-     Urgencias.

¾ ¾ Dese cuenta de una moción de urgencia presentada por la señora Diputada Tourné y los señores Diputados Posada, Rosete, Berois Quinteros, Bayardi y Vener Carboni.

(Se lee:)

"Mocionamos para que se declare urgente y se considere de inmediato el proyecto por el cual se autoriza la salida del país de una representación de la Fuerza Aérea Uruguaya a efectos de participar en los actos conmemorativos del Cincuentenario del Colegio Militar de Aviación Teniente General Busch, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, República de Bolivia".

——Se requieren cincuenta votos conformes para la aprobación de esta moción.

Se va a votar.

(Se vota)

——Sesenta y cinco en sesenta y siete: AFIRMATIVA.

26.-      Colegio Militar de Aviación Teniente General Germán Busch. (Se autoriza la salida del país de una representación de la Fuerza Aérea Uruguaya para asistir a los actos conmemorativos de su cincuentenario).

De acuerdo con lo resuelto por la Cámara, se pasa a considerar el asunto relativo a: "Colegio Militar de Aviación Teniente General Germán Busch. (Se autoriza la salida del país de una representación de la Fuerza Aérea Uruguaya para asistir a los actos conmemorativos de su cincuentenario)".

(ANTECEDENTES:)

Rep. Nº 968

"PODER EJECUTIVO

Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio del Interior

Ministerio de Relaciones Exteriores

Montevideo, 18 abril de 2002.

Señor Presidente de la Asamblea General

don Luis Hierro López.

El Poder Ejecutivo cumple en remitir el adjunto proyecto de ley, acorde a lo dispuesto por el numeral 7º) del artículo 168 de la Constitución de la República, a efectos que ese Cuerpo conceda la autorización a que refiere el numeral 12) del artículo 85 de la mencionada Constitución.

En efecto, dicha autorización se promueve a fin que un Oficial General en representación del Comando General de la Fuerza Aérea y las Banderas y Escoltas de la Escuela Militar de Aeronáutica integradas por un Personal Superior y siete Cadetes, participen en los Actos Conmemorativos del Cincuenta Aniversario del Colegio Militar de Aviación "Tte. Gral. Germán Busch" de la República de Bolivia, que se realizarán el día 31 de mayo de 2002, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

La salida del país y regreso de los efectivos de referencia, se producirán los días 30 de mayo y 1º de junio de 2002, respectivamente.

Asimismo se hace saber que la participación de dicha representación no ocasionará gastos al Estado en atención a la invitación de la Fuerza Aérea de Bolivia y al hecho de que la utilización de una aeronave está incluida en los Planes de Instrucción y Entrenamiento Anual de la Fuerza Aérea Uruguaya.

Por último se señala que el vuelo respectivo será compartido con la delegación de la Escuela Militar de Aviación de la Fuerza Aérea Argentina, constituyendo tal circunstancia un hecho significativo de confraternidad entre países hermanos, que se encuentra en consonancia con los principios que han guiado la política exterior del Estado uruguayo.

Por los fundamentos expuestos, se solicita la atención de ese Cuerpo al adjunto proyecto de ley, cuya aprobación se encarece.

Saluda al señor Presidente de la Asamblea General con la mayor consideración.

JORGE BATLLE IBÁÑEZ, LUIS BREZZO, GUILLERMO STIRLING, DIDIER OPERTTI.

PROYECTO DE LEY

Artículo único.- Autorízase la salida del país entre los días 30 de mayo y 1º de junio de 2002, de un Oficial General en representación del Comando General de la Fuerza Aérea y Banderas y Escoltas de la Escuela Militar de Aeronáutica, integradas por un Personal Superior y siete Cadetes, a los efectos de participar en los Actos Conmemorativos del Cincuenta Aniversario del Colegio Militar de Aviación "Tte. Gral. Germán Busch" de la República de Bolivia, que se realizará el día 31 de mayo de 2002 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Montevideo, 18 de abril de 2002.

LUIS BREZZO, GUILLERMO STIRLING, DIDIER OPERTTI.

CÁMARA DE SENADORES

La Cámara de Senadores en sesión de hoy ha aprobado el siguiente

PROYECTO DE LEY

Artículo único.- Autorízase la salida del país entre los días 30 de mayo y 1º de junio de 2002, de un Oficial General en representación del Comando General de la Fuerza Aérea y Banderas y Escoltas de la Escuela Militar de Aeronáutica, integradas por un Personal Superior y siete Cadetes, a los efectos de participar en los Actos Conmemorativos del Cincuenta Aniversario del Colegio Militar de Aviación "Teniente General Germán Busch" de la República de Bolivia, que se realizará el día 31 de mayo de 2002 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Sala de Sesiones de la Cámara de Senadores, en Montevideo, a 15 de mayo de 2002.

RUBEN CORREA FREITAS

Segundo Vicepresidente

MARIO FARACHIO

Secretario".

¾ ¾ Léase el proyecto.

(Se lee)

——En discusión general.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar si se pasa a la discusión particular.

(Se vota)

——Sesenta y seis en sesenta y siete: AFIRMATIVA.

En discusión particular.

Léase el artículo único.

(Se lee)

——En discusión.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota)

——Sesenta y tres en sesenta y cinco: AFIRMATIVA.

Queda sancionado el proyecto y se comunicará al Poder Ejecutivo.

SEÑOR BAYARDI.- ¡Que se comunique de inmediato!

SEÑOR PRESIDENTE (Álvarez).- Se va a votar.

(Se vota)

——Sesenta en sesenta y dos: AFIRMATIVA.

(No se publica el texto del proyecto sancionado por ser igual al aprobado por el Senado)

¾ ¾ Habiéndose agotado el orden del día, se levanta la sesión.

(Es la hora 1 y 15 del día 23)

 

GUILLERMO ÁLVAREZ

PRESIDENTE

 

Dra. Margarita Reyes Galván

Secretaria Relatora
Dr. Horacio D. Catalurda

Secretario Redactor
 

Mario Tolosa

Director del Cuerpo de Taquígrafos

 

 

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.