Retorno a página principal

Nº 126 - TOMO 342 - 4 DE SETIEMBRE DE 1991

REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

DIARIO DE SESIONES

DE LA

CAMARA DE SENADORES

SEGUNDO PERIODO ORDINARIO DE LA XLIII LEGISLATURA

53ª SESION ORDINARIA

PRESIDE EL DOCTOR GONZALO AGUIRRE RAMIREZ Presidente

ACTUAN EN SECRETARIA LOS TITULARES DOCTOR JUAN HARAN URIOSTE, SEÑOR MARIO FARACHIO Y EL PROSECRETARIO SEÑOR GUILLERMO FACELLO

SUMARIO

1) Texto de la citación

2) Asistencia

3 y 6) Señor Presidente de la República. Solicitud de autorización para ausentarse del país, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 170 de la Constitución de la República

- Se resuelve concederla.
- Constancia del señor Presidente.

4) Asuntos entrados

5) Inasistencia de los señores senadores a las sesiones del Senado y a las distintas Comisiones del Cuerpo. (Artículo 50 del Reglamento)

- La Mesa da cuenta de la nómina correspondiente.

7) Constitución, Convenio y Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Su aprobación

- Se resuelve, por moción del señor senador Bruera, alterar el orden del día y considerar este asunto de inmediato.
- En consideración.
- Manifestaciones de varios señores senadores.
- Aprobado. Se comunicará a la Cámara de Representantes.

8 y 12) Doctor Yamandú Tourné. Su fallecimiento. Homenaje del Senado

- Manifestaciones de los señores senadores Pereyra, Ricaldoni, Gargano, Silveira Zavala, Cassina, Zumarán, Korzeniak, Batalla, Abreu y Bruera, y del señor Presidente.
- Se resuelve que el Senado se ponga de pie y guarde un minuto de silencio en homenaje al extinto y se envíe la versión taquigráfica de lo manifestado a sus familiares, al Colegio de Abogados y al Instituto Uruguayo de Arrendamientos Urbanos.

9) Convenio sobre Aviación Civil Internacional. Aprobación a la enmienda del artículo 56

- Se resuelve, por moción del señor senador Abreu, alterar el orden del día y considerar este asunto de inmediato.
- En consideración.
- Manifestaciones del señor senador Abreu.
- Aprobado. Se comunicará a la Cámara de Representantes.

10) Elección de miembros de la Comisión Permanente

- Se resuelve, por moción del señor senador Ricaldoni, postergar la consideración de este asunto.

11 y 14) Arrendamientos rurales y aparcería. Se modifica el régimen jurídico vigente

- Continúa en discusión general.
- Manifestaciones de varios señores senadores.
- Se aprueba el proyecto en general.

13) Solicitud de licencia

- La formula el señor senador Bruera por el término de 31días.
- Concedida.

15) Se levanta la sesión

1) TEXTO DE LA CITACION

"Montevideo, 3 de setiembre de 1991.

La CAMARA DE SENADORES, se reunirá en sesión ordinaria, mañana miércoles 4 de setiembre, a la hora 17, a fin de informarse de los asuntos entrados y considerar el siguiente

ORDEN DEL DIA

1º) Elección de miembros de la Comisión Permanente (artículo 127 de la Constitución de la República).

2º) Continúa la discusión general y particular del proyecto de ley por el que modifica el régimen jurídico vigente para los contratos de arrendamientos rurales y aparcería.

(Carp. Nº 319/90 -Rep. Nº 234/91)

Discusión general y particular de los siguientes proyectos de ley:

3º) Por el que se autoriza al Poder Ejecutivo a ampliar la emisión de Bonos del Tesoro)

(Carp. Nº 510/91 - Rep. Nº 259/91)

4º) Por el que se aprueba la enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional.

(Carp. Nº 353/90 -Rep. Nº 255/91)

5º) Por el que se aprueba la Constitución, el Convenio y el Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

(Carp. Nº 390/90 - Rep. Nº 256/91)

6º) Por el que se da una nueva redacción al artículo 2º de la Ley Nº 16.162, de 18 de diciembre de 1990, que modifica disposiciones del Código Penal y del Código del Proceso Penal.

(Carp. Nº 556/91 - Rep. Nº 260/91)

7º) Informe de la Comisión de Defensa Nacional relacionado con la solicitud de venia para designar Miembro Integrante Militar de la Suprema Corte de Justicia al señor Coronel en situación de retiro, don Ademar E. Cordones.

(Carp. Nº 535/91 - Rep. Nº 237/91)

Discusión general y particular de los siguientes proyectos de ley:

8º) Por el que se designa con el nombre "Lauro Ayestarán" la Escuela Nº 102 Infantil de Iniciación Musical del departamento de Rocha.

(Carp. Nº 1291/88 - Rep. Nº 261/91)

9º) Por el que se designa con el nombre "Paul Harris" la Escuela Nº 221, ubicada en la 1ra. Sección Judicial del departamento de Canelones.

(Carp. Nº 380/90 - Rep. Nº 262/91)

10) Por el que se designa con el nombre "Emilio Carlos Tacconi" al Liceo Nº 40 de Villa Penañol, departamento de Montevideo.

(Carp. Nº 504/91 - Rep. Nº 263/91)

11) Por el que se designa con el nombre "Eugenio Migues" la Escuela Nº 113 de la ciudad de Migues, departamento de Canelones.

(Carp. Nº 505/91 - Rep. Nº 267/91)

12) Por el que se designa con el nombre "Florence Nightingale" la Escuela Pública Nº 87, de 2do. Grado, del departamento de Montevideo.

(Carp. Nº 517/91 - Rep. Nº 264/91)

13) Por el que se designa con el nombre "Francia" la Escuela Nº 49 urbana de 2do. Grado del departamento de San José.

(Carp. Nº 543/91 - Rep. Nº 265/91)

14) Por el que se otorgan diversas prorrogativas tendientes a lograr y facilitar el afincamiento en el territorio nacional de personas con alto poder adquisitivo.

(Carp. Nº 427/91 - Rep. Nº 272/91 y Anexo I)

15) Informes de la Comisión de Asuntos Administrativos relacionados con las solicitudes de venia del Poder Ejecutivo para destituir de sus cargos a:

un funcionario del Ministerio de Educación y Cultura. (Plazo Constitucional vence: 24 de octubre de 1991). (Carp. Nº 554/91 - Rep. Nº 257/91)

un funcionario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. (Plazo Constitucional vence: 7 de noviembre de 1991). (Carp. Nº 565/91 - Rep. Nº 268/91)

un funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas. (Plazo Constitucional vence: 22 de octubre de 1991). (Carp. Nº 553/91 - Rep. Nº 270/91)

un funcionario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. (Plazo Constitucional vence: 14 de noviembre de 1991). (Carp. Nº 573/91 - Rep. Nº 271/91)

16) Informe de la Comisión de Asuntos Administrativos relacionado con la nota de la Junta Departamental de Paysandú, solicitando juicio político para el Edil Octavio Díaz.

(Carp. Nº 395/91 - Rep. Nº 273/91)

LOS SECRETARIOS".

2) ASISTENCIA

ASISTEN: los señores senadores Abreu, Amorín Larrañaga, Arana, Araújo, Astori, Batalla, Belvisi, Blanco, Brause, Bruera, Cadenas Boix, Cassina, Cigliuti, de Posadas Montero, Gargano, González Modernell, Jude, Korzeniak, Millor, Pereyra, Pérez, Raffo, Ricaldoni, Riesgo, Santoro, Silveira Zavala, Singlet, Soto, Urioste y Zumarán.

FALTAN: con licencia, los señores senadores Bouza e Irurtia.

3) SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA. Solicitud de autorización para ausentarse del país, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 170 de la Constitución de la República.

SEÑOR PRESIDENTE. - Habiendo número, está abierta la sesión.

(Es la hora 17 y 7 minutos)

-Dése cuenta de una solicitud del señor Presidente de la República para ausentarse del país, de acuerdo con lo estipulado por el artículo 170 de la Constitución de la República.

(Se da de la siguiente:)

"El señor Presidente de la República solicita la autorización prescripta en el artículo 170 de la Constitución de la República a fin de concurrir a la República Federativa del Brasil, del 16 al 18 de setiembre, respondiendo a una invitación oficial."

-Léase.

(Se lee:)

"PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA

Montevideo, 3 de setiembre de 1991.

Señor Presidente de la Cámara de Senadores
Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez
Presente

Señor Presidente:

Tengo el honor de dirigirme al señor Presidente a los efectos de solicitar la autorización prescripta por el artículo 170 de la Constitución de la República.

La presente solicitud se funda en el hecho de que, respondiendo a una invitación formulada por el señor Presidente de la República Federativa del Brasil, habré de visitar oficialmente dicho país del 16 al 18 de setiembre de 1991.

Saluda al señor Presidente con mi más alta consideración.

Luis Alberto Lacalle Herrera PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, Pablo García Pintos."

SEÑOR PRESIDENTE. - En consideración la solicitud formulada por el señor Presidente de la República, de conformidad con el artículo 170 de la Constitución de la República.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-15 en 15. Afirmativa. UNANIMIDAD.

4) ASUNTOS ENTRADOS

SEÑOR PRESIDENTE. - Dése cuenta de los asuntos entrados.

(Se da de los siguientes:)

"El Poder Ejecutivo remite un Mensaje por el que solicita venia para exonerar de su cargo a un funcionario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

-A la Comisión de Asuntos Administrativos.

El Ministerio de Educación y Cultura remite la información solicitada por el señor senador Mariano Arana, relacionada con los cursos nocturnos para adultos.

-A disposición del señor senador Arana".

5) INASISTENCIA DE LOS SEÑORES SENADORES A LAS SESIONES DE SENADO Y A LAS DISTINTAS COMISIONES DEL CUERPO. (Artículo 50 del Reglamento).

SEÑOR PRESIDENTE. - Dése cuenta, de acuerdo con lo estipulado por el artículo 50 del Reglamento de la Cámara de Senadores, de la nómina de inasistentes a las sesiones de las distintas Comisiones del Cuerpo.

(Se da de la siguiente:)

"De conformidad con lo establecido en el artículo 50 del Reglamento la Mesa da cuenta que:

A la sesión de la Comisión de Presupuesto del día 12 de agosto, faltó con aviso el señor senador Leopoldo Bruera.

A la sesión de la Comisión de Hacienda del día 13 de agosto, faltó con aviso el señor senador Danilo Astori.

A la sesión de la Comisión de Asuntos Administrativos del día 12 de agosto, faltaron con aviso los señores senadores Bari González y Dante Irurtia.

A la sesión de la Comisión de Agricultur y Pesca del día 12 de agosto, faltó con aviso el señor senador Carlos Julio Pereyra.

A la sesión de la Comisión de Transporte y Obras Públicas del día 14 de agosto, faltó con aviso el señor senador Jorge Silveira Zavala.

A la sesión de la Comisión de Constitución y Legislación del día 15 de agosto, faltaron con aviso los señores senadores Sergio Abreu y Hugo Batalla.

A la sesión de la Comisión de Transporte y Obras Públicas del día 15 de agosto, faltaron con aviso los señores senadores Walter Belvisi y Manuel Singlet.

A la sesión de la Comisión de Agricultura y Pesca del día 19 de agosto, faltaron con aviso los señores senadores Carlos Julio Pereyra y Juan Carlos Raffo.

A la sesión de la Comisión de Asuntos Administrativos del día 26 de agosto, faltó con aviso el señor senador Dante Irurtia.

A la sesión de la Comisión de Asuntos Internacionales del día 29 de agosto, faltaron con aviso los señores senadores Hugo Batalla, Ignacio de Posadas Montero y Américo Ricaldoni.

A la sesión de la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, del día 27 de agosto, faltó con aviso el señor senador Sergio Abreu".

6) SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA. Solicitud de autorización para ausentarse del país, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 170 de la Constitución de la República.

SEÑOR PRESIDENTE. - A título aclaratorio y antes de que el Senado ingrese en el orden del día, como observé ciertas expresiones de duda en algunos señores senadores con respecto al quórum con que se votó la autorización concedida al señor Presidente de la República, quiero aclarar -para evitar dificultades en el futuro- que el criterio de la Presidencia es el siguiente.

El artículo 170 de la Constitución de la República no exige ningún quórum especial. Simplemente habla de autorización de la Cámara de Senadores.

El principio general, entonces, en materia de quórum es el del artículo 42 del Reglamento del Senado, que exige, para celebrar sesión, la presencia de un tercio, como mínimo, del número de miembros de que se compone la Cámara; es decir, once Senadores. Habiendo once Senadores se puede sesionar y adoptar resolución, salvo -de acuerdo con el artículo 43- para determinadas situaciones que allí se establecen. Dice textualmente el artículo 43 del Reglamento del Cuerpo: "Con el quórum mencionado en el artículo anterior" -es decir, con once Senadores- "el Senado no podrá: a) Aprobar y sancionar proyectos de ley. b) Considerar ni resolver sobre Venias de Designación y de Destitución. c) Aprobar proyectos de resolución. d) Celebrar las sesiones a que se refiere el artículo 109 de la Constitución, ni considerar los asuntos en que el Senado ejerce facultades que le confiere la Constitución de la República".

El Presidente advierte ahora que se ha equivocado, y bien se ve que vale la pena leer el Reglamento más seguido, porque están incluidos en este artículo los asuntos en que el Senado ejerce facultades que le confiere la Constitución de la República.

En este momento creo que sí contamos con un quórum de 16 Senadores en Sala. Por lo tanto, se va a votar nuevamente la solicitud de autorización presentada por el señor Presidente de la República para ausentarse del país.

(Se vota:)

-17 en 17. Afirmativa. UNANIMIDAD.

7) CONSTITUCION, CONVENIO Y PROTOCOLO FACULTATIVO DE LA UNION INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES (UIT). Su aprobación.

SEÑOR PRESIDENTE. - El Senado entra al orden del día.

SEÑOR BRUERA. - Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BRUERA. - Solicito que se considere en primer lugar el asunto que figura en quinto término del orden del día, es decir, el proyecto de ley por el que se aprueba la Constitución, el Convenio y el Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Hago esta solicitud atendiendo a un reclamo del Ministerio de Relaciones Exteriores en el sentido de que dicho proyecto se trate en forma urgente.

SEÑOR PRESIDENTE. - Es exacto lo que manifiesta el señor senador Bruera; la Cancillería así lo ha pedido.

En este momento no hay número para votarlo, pero sí para considerar el asunto.

Por consiguiente, se va a votar la moción de orden formulada por el señor senador Bruera.

(Se vota:)

-15 en 16. Afirmativa.

Que se llame a Sala.

(Así se hace)

-En consideración el asunto que figura en quinto término del orden del día: "Proyecto de ley por el que se aprueba la Constitución, el Convenio y el Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). (Carp. Nº 390/90- Rep. Nº 256/91)".

(Antecedentes:)

"Carp. Nº 390/90
Rep. Nº 256/91

Ministerio de
Relaciones Exteriores
Ministerio de
Defensa Nacional

Montevideo, 20 de noviembre de 1990.

Señor Presidente de la Asamblea General:

El Poder Ejecutivo tiene el honor de dirigirse a ese Cuerpo a fin de remitir a su consideración el presente Mensaje y proyecto de ley aprobatorio de la nueva Constitución y las modificaciones al Convenio y el Protocolo Facultativo, así como la Reserva formulada por la delegación uruguaya al Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, adoptados en la Conferencia de Plenipotenciarios de esta Organización, en la ciudad de Niza (Francia) desde el 23 de mayo al 30 de junio de 1989.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), fundada en 1865, es la más antigua de las organizaciones intergubernamentales, habiéndose convertido en organismo especializado de las Naciones Unidas en 1947. Es la Organización Internacional encargada de la reglamentación y planificación de las telecomunicaciones en todo el mundo, así como del establecimiento de normas para el funcionamiento de equipos y sistemas, de la coordinación y difusión de los datos necesarios para la planificación y explotación de los servicios de telecomunicaciones, promoción y contribución al desarrollo de éstos e infraestructuras afines.

La Conferencia de Plenipotenciarios es el órgano supremo de la UIT, convocándose normalmente cada siete años y está integrada por delegaciones plenipotenciarias que representan a los respectivos Gobiernos.

La penúltima Conferencia de Plenipotenciarios se realizó en Nairobi (Kenya) en 1982, donde se adoptó el Convenio Internacional de Telecomunicaciones, su Protocolo Final, Protocolos Adicionales y Protocolo Adicional Facultativo que fue aprobada el 17 de julio de 1984 (Decreto-Ley Nº 15.604).

En la reciente y última Conferencia de Plenipotenciarios realizada en Niza, a la cual concurrió una delegación de nuestro Gobierno a invitación del Gobierno de Francia, se consideró la conveniencia -siguiendo una tendencia que se ha venido verificando en la mayoría de los organismos especializados de las Naciones Unidas- de dividir las disposiciones del Convenio Internacional de Telecomunicaciones (adoptado como se dijo en la Reunión de Nairobi de 1982) en dos instrumentos distintos:

- Una Constitución, que contendría las disposiciones de carácter fundamental y permanente, de aprobación sujeta a mayorías especiales.

- Un Convenio, que incluiría las demás disposiciones que por su naturaleza son susceptibles de revisión a intervalos periódicos y que podría modificarse por aprobación de mayorías simples.

A su vez, conjuntamente con la firma de los referidos instrumentos se incluye un Protocolo Facultativo que se refiere a los mecanismos para la solución de controversias relacionadas con la Constitución, el Convenio y los Reglamentos Administrativos de la UIT.

La Constitución y el Convenio siguen en general, los lineamientos básicos del Convenio aprobado en la reunión de Nairobi, por lo que a fin de facilitar su consideración por el Legislador se entiendo apropiado destacar los cambios más significativos que se introducen a través de los nuevos instrumentos.

Comenzando por la Constitución, el Art. 4º define cuáles son los instrumentos de la Unión, en un orden jerárquico: a) Constitución; b) Convenio y c) Reglamentos Administrativos. A su vez, éstos son dos: el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales y el Reglamento de Radiocomunicaciones. Estos reglamentos, se dispone, tendrán fuerza vinculatoria para todos los miembros. En caso de divergencias entre estas normas, primará siempre la de jerarquía superior.

El Art. 7º, referente a la estructura de la Unión, crea un nuevo órgano permanente (literal "e") que es la Oficina de Desarrollo de Telecomunicaciones (BDT) a cargo de un Director, quien será electo en la próxima Conferencia de Plenipotenciarios. No obstante lo cual, con la finalidad de poner inmediatamente en marcha esta Oficina, asumirá las funciones de Director el actual Secretario General.

Esta Oficina tiene no sólo el cometido de cumplir con el objeto de la Unión, sino que además, dentro del marco de su competencia, desempeñará el doble cometido de la Unión como organismo especializado de las Naciones Unidas y como organismo ejecutor para la realización de proyectos de desarrollo con el objeto de propender a la expansión de las telecomunicaciones, ofreciendo, organizando y coordinando actividades de cooperación y asistencia técnica.

Por el Art. 10 se aumenta de 41a 43 el número de miembros integrantes del Consejo de Administración, pasando a tener la Región D (Africa) y la Región E (Asia-Australasia) un puesto más, con un total de 12 cada uno.

El Art. 41 establece que la ratificación, aceptación o aprobación de la Constitución y del Convenio, se efectuará simultáneamente, en un solo instrumento.

El Art. 44 regula lo relativo a las enmiendas propuestas a la presente Constitución, las que deberán ser aprobadas en la sesión plenaria al menos por las dos terceras partes de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia de Plenipotenciarios que tengan derecho a voto.

El Art. 47 dispone que la Constitución y el Convenio entrarán en vigor entre las Partes el trigésimo día después del depósito del 55º instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión.

Respecto del Convenio, denominado hasta la anterior Conferencia "Reglamento General", lo más importante a destacar es lo relativo a la enmiendas propuestas, que deberán ser aprobadas en sesión plenaria por más de la mitad de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia de Plenipotenciarios que tengan derecho a voto (Art. 35).

A este efecto, la delegación uruguaya, continuando en una línea ya adoptada frente al Convenio Internacional de Telecomunicaciones (Nairobi, 1982), formuló la Reserva cuyo texto se transcribe:

"La Delegación de la República Oriental del Uruguay declara, en nombre de su Gobierno, que se reserva el derecho de adoptar las medidas que considere necesarias para proteger sus intereses en el caso de que otros Miembros no cumplan las disposiciones de la Constitución, del Convenio (Niza, 1989) o del Protocolo Facultativo, o cuando las reservas formuladas por otros Miembros comprometan el buen funcionamiento de sus servicios de telecomunicaciones".

En cuanto al Protocolo Facultativo, de acuerdo a su Art. 1º el mismo constituye una ampliación del Art. 34.5 del Convenio. Este prevé un minucioso procedimiento de arbitraje cuyo inciso 409 (numeral 5) establece que cada una de las partes en controversia designará un árbitro en el plazo de 3 meses, contados a partir de la notificación de la petición de arbitraje. El agregado que se introduce por este Protocolo establece que:

"Transcurrido ese plazo, si una de las partes no ha designado árbitro, esta designación la hará, a petición de la otra parte, el Secretario General, que procederá de conformidad con lo dispuesto en los números 407 y 408 del Convenio".

Todo esto, claro está, dentro del marco general sentado por el Art. 45 de la Constitución, que establece el procedimiento de arbitraje del Convenio (y el complemento del Protocolo Facultativo) como un medio supletorio al que las Partes en litigio podrán concurrir siempre que no hubiesen acordado previamente otra forma (negociación, vía diplomática, procedimientos establecidos en tratados bilaterales o multilaterales o cualquier otro método -Art. 45, 210, numeral 1).

El Poder Ejecutivo considera que es de suma importancia apoyar a la UIT mediante la aprobación de los referidos instrumentos, teniendo en cuenta la importancia creciente que reviste hoy en día el campo de las telecomunicaciones en la salvaguardia de la paz y el desarrollo social y económico de todos los países y dado el carácter de aquélla como organismo especializado en el referido campo.

El Poder Ejecutivo reitera al señor Presidente de la Asamblea General las seguridades de su más alta consideración.

Luis Alberto Lacalle Herrera PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, Héctor Gros Espiell, Mariano Brito.

Ministerio de
Relaciones Exteriores
Ministerio de
Defensa Nacional

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º. - Apruébase la Constitución, el Convenio y el Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), adoptados en la Conferencia de Plenipotenciarios de esta Organización, en la ciudad de Niza (Francia) el 30 de junio de 1989, así como la Reserva formulada por la República Oriental del Uruguay a dicho Convenio.

Artículo 2º. - Comuníquese, etc.

Héctor Gros Espiell, Mariano Brito.

CAMARA DE SENADORES
Comisión de
Asuntos Internacionales

INFORME

CONSTITUCION, CONVENIO Y PROTOCOLO FACULTATIVO DE LA UNION INTERNACONAL DE TELECOMUNICACIONES (UIT)

Al Senado:

Vuestra Comisión ha estudiado la nueva Constitución y las modificaciones al Convenio y el Protocolo Facultativo, así como la Reserva realizada por la delegación uruguaya al Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, adoptados en la Conferencia de Plenipotenciarios de esta Organización, en la ciudad de Niza desde el 23 de mayo al 30 de junio de 1989.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) es la organización internacional que reglamenta y planifica las telecomunicaciones en todo el mundo. Establece las normas para el funcionamiento de equipos y sistemas, coordinación y explotación de los servicios de telecomunicaciones, promoción y contribución al desarrollo de los referidos servicios.

La Unión fue fundada en 1865, convirtiéndose en organismo especializado de la Naciones Unidas en 1947.

En 1989 se realizó en Niza la última Conferencia de Plenipotenciarios, a la que concurrió nuestro país.

En dicha reunión se aprobó una Constitución, un Convenio y un Protocolo facultativo.

Con respecto a la CONSTITUCION, queda claro que en ella están contenidas las disposiciones generales. Muy pocos cambios se realizaron con respecto a lo aprobado en Nairobi (Kenya) en 1982, en la que se adoptó el Convenio Internacional de Telecomunicaciones, Protocolo Final, Protocolos Adicionales y Protocolo Adicional Facultativo, aprobada en nuestro país por Decreto-Ley Nº 15.604, de 17 de julio de 1984.

Partiendo del objeto de la Unión esto es, el mantenimiento y ampliación de la cooperación internacional entre todos los Miembros para el mejoramiento y el empleo racional de toda clase de telecomunicaciones, así como promover y proporcionar asistencia técnica a los países en desarrollo en el campo de las telecomunicaciones, se definen en el artículo 4º los instrumentos de la Unión: a) Constitución; b) Convenio y c) Reglamentos Administrativos. En éstos se distinguen el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales y el Reglamento de Radiocomunicaciones.

Esta disposición se considera importante porque establece un orden jerárquico, tal como fueron anotados líneas arriba.

También se crea un nuevo órgano permanente: Oficina de Desarrollo de Telecomunicaciones (BDT), oficina que dentro de su competencia, cumplirá el doble cometido de la Unión: como organismo especializado de las Naciones Unidas y como organismo ejecutor, para llevar a la práctica los proyectos de desarrollo tendientes a la expansión de la telecomunicaciones, especialmente dirigidas a la asistencia técnica.

Sobre el CONVENIO, vuestra Comisión entiende importante las enmiendas propuestas, sujetas a la aprobación en sesión plenaria de la Conferencia de Plenipotenciarios.

Especialmente compartimos la reserva formulada por la delegación uruguaya en lo que respecta al derecho a adoptar las medidas que: "considere necesarias para proteger sus intereses en el caso de que otros Miembros no cumplan la disposiciones de la Constitución, del Convenio (Niza, 1989) o del Protocolo Facultativo, o cuando las reservas formuladas por otros Miembros comprometan el buen funcionamiento de sus servicios de Telecomunicaciones".

En lo que respecta al PROTOCOLO FACULTATIVO incluye una ampliación al procedimiento de arbitraje en caso de no designación de árbitro por una de las partes, debiéndolo hacer el Secretario General.

Se mantiene el criterio de considerar el procedimiento arbitral como medio supletorio en caso que las partes no hubiesen acordado otra forma de solución de los litigios.

En consecuencia, vuestra Comisión considera importante la aprobación del presente Mensaje y proyecto de ley.

Sala de Comisión, 8 de agosto de 1991.

Leopoldo Bruera (Miembro Informante), Sergio Abreu, Andrés Arocena, Juan Carlos Blanco, Ignacio de Posadas Montero, Reinaldo Gargano, Américo Ricaldoni. Senadores.

CONSTITUCION Y CONVENIO DE LA UNION INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES NIZA 1989
CONSTITUCION DE LA UNION INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES

Preámbulo

1. Reconociendo en toda su plenitud el derecho soberano de cada Estado a reglamentar sus telecomunicaciones y teniendo en cuenta la importancia creciente de las telecomunicaciones para la salvaguardia de la paz y el desarrollo social y económico de todos los Estados, los Estados Partes en la presente Constitución, instrumento fundamental de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, y en el Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (en adelante denominado "el Convenio") que la complementa, con el fin de facilitar las relaciones pacíficas, la cooperación internacional y el desarrollo económico y social entre los pueblos por medio del buen funcionamiento de las telecomunicaciones, han convenido lo siguiente:

CAPITULO I
Disposiciones básicas

ARTICULO 1
Objeto de la Unión

2 1. La Unión tendrá por objeto:

3 a) mantener y ampliar la cooperación internacional entre todos los Miembros de la Unión para el mejoramiento y el empleo racional de toda clase de telecomunicaciones, así como promover y proporcionar asistencia técnica a los países en desarrollo en el campo de las telecomunicaciones;

4 b) impulsar el desarrollo de los medios técnicos y su más eficaz explotación, a fin de aumentar el rendimiento de los servicios de telecomunicación, acrecentar su empleo y generalizar lo más posible su utilización por el público;

5 c) promover la utilización de los servicios de telecomunicaciones con el fin de facilitar las relaciones pacíficas;

6 d) armonizar los esfuerzos de los Miembros para la consecución de estos fines;

7 2. A tal efecto, y en particular, la Unión:

8 a) efectuará la atribución de las bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico, y la adjudicación de frecuencias radioeléctricas y llevará el registro de las asignaciones frecuencias y las posiciones orbitales asociadas en la órbita de los satélites geoestacionarios, a fin de evitar toda interferencia perjudicial entre las estaciones de radiocomunicación de los distintos países;

9 b) coordinará los esfuerzos para eliminar las interferencias perjudiciales entre las estaciones de radiocomunicación de los diferentes países y mejorar la utilización del espectro de frecuencias radioeléctricas y de la órbita de los satélites geoestacionarios para los servicios de radiocomunicación;

10 c) facilitará la normalización mundial de las telecomunicaciones con una calidad de servicio satisfactoria;

11 d) fomentará la cooperación internacional en el suministro de asistencia técnica a los países en desarrollo, así como la creación, el desarrollo y el perfeccionamiento de las instalaciones y de las redes de telecomunicación en los países en desarrollo por todos los medios de que disponga y, en particular, por medio de su participación en los programas adecuados de las Naciones Unidas y el empleo de sus propios recursos, según proceda;

12 e) coordinará asimismo los esfuerzos para armonizar el desarrollo de los medios de telecomunicación, especialmente los que utilizan técnicas espaciales, a fin de aprovechar al máximo sus posibilidades;

13 f) fomentará la colaboración entre los Miembros con el fin de llegar, en el establecimiento de tarifas, al nivel mínimo compatible con un servicio de buena calidad y con una gestión financiera de las telecomunicaciones sana e independiente;

14 g) promoverá la adopción de medidas destinadas a garantizar la seguridad de la vida humana, mediante la cooperación de los servicios de telecomunicación;

15 h) emprenderá estudios, establecerá reglamentos, adoptará resoluciones, formulará recomendaciones y ruegos y reunirá y publicará información sobre las telecomunicaciones;

16 i) promoverá, ante los organismos financieros internacionales, el establecimiento de líneas de crédito preferenciales y favorables con miras al desarrollo de proyectos sociales orientados a extender los servicios de telecomunicaciones a las zonas más aisladas de los países.

ARTICULO 2
Composición de la Unión

17 En virtud del principio de la universalidad, que hace deseable la participación universal en la Unión, la Unión Internacional de Telecomunicaciones estará constituida por:

18 a) todo Estado que sea Miembro de la Unión por haber sido Parte en un Convenio Internacional de Telecomunicaciones con anterioridad a la entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio;

19 b) cualquier otro Estado, Miembro de las Naciones Unidas, que se adhiera a la presente Constitución y al Convenio de conformidad con lo dispuesto en el artículo 42 de la presente Constitución;

20 c) cualquier otro Estado que, no siendo Miembro de las Naciones Unidas, solicite su admisión como Miembro de la Unión y que, previa aprobación de su solicitud por las dos terceras partes de los Miembros de la Unión, se adhiera a la presente Constitución y al Convenio de conformidad con lo dispuesto en el artículo 42 de la presente Constitución. Si dicha solicitud se presentase en el período comprendido entre dos Conferencias de Plenipotenciarios, el Secretario General consultará a los Miembros de la Unión. Se considerará abstenido a todo Miembro que no haya respondido en el plazo de cuatro meses a contar desde la fecha en que haya sido consultado.

ARTICULO 3
Derechos y obligaciones de los Miembros

21 1. Los Miembros de la Unión tendrán los derechos y estarán sujetos a las obligaciones previstas en la presente Constitución y en el Convenio.

22. 2. Los derechos de los Miembros en lo que concierne a su participación en las conferencias, reuniones o consultas de la Unión serán los siguientes:

23 a) participar en las conferencias de la Unión, ser elegibles para el Consejo de Administración y presentar candidatos para los cargos electivos de todos los órganos permanentes de la Unión;

24 b) cada Miembro, a reserva de lo dispuesto en los números 148 y 189 de la presente Constitución, tendrá derecho a un voto en todas las Conferencias de Plenipotenciarios, en todas las conferencias administrativas mundiales, en todas las reuniones de los Comités Consultivos Internacionales y, si forma parte del Consejo de Administración, en todas las reuniones de éste. En las conferencias administrativas regionales, sólo tendrán derecho de voto los Miembros de la región interesada;

25 c) cada Miembro, a reserva de lo dispuesto en los números 148 y 189 de la presente Constitución, tendrá igualmente derecho a un voto en las consultas que se efectúen por correspondencia. En el caso de consultas referentes a conferencias administrativas regionales, sólo tendrán derecho de voto los Miembros de la región interesada.

ARTICULO 4
Instrumentos de la Unión

26 1. Los instrumentos de la Unión son:

- la presente Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones,

- el Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y

- los Reglamentos Administrativos.

27 2. La presente Constitución, cuyas disposiciones se complementan con las del Convenio, es el instrumento fundamental de la Unión.

28 3. Las disposiciones de la presente Constitución y del Convenio se complementan además con las de los Reglamentos Administrativos siguientes, que regulan el uso de las telecomunicaciones y tendrán carácter vinculante para todos los Miembros:

- Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales.

- Reglamento de Radiocomunicaciones.

29 4. En caso de divergencia entre una disposición de la presente Constitución y una disposición del Convenio o de los Reglamentos Administrativos, prevalecerá la primera. En caso de divergencia entre una disposición del Convenio y una disposición de un Reglamento Administrativo, prevalecerá el Convenio.

ARTICULO 5
Definiciones

30 A menos que del contexto se desprenda otra cosa:

31 a) los términos utilizados en la presente Constitución y definidos en su Anexo, que forma parte integrante de la misma, tendrán el significado que en él se les asigna;

32 b) los términos -distintos de los definidos en el Anexo a la presente Constitución- utilizados en el Convenio y definidos a su Anexo, que forma parte integrante del mismo, tendrán el significado que en él se les asigna;

33 c) los demás términos definidos en los Reglamentos Administrativos tendrán el significado que en ellos se les asigna.

ARTICULO 6
Ejecución de los instrumentos de la Unión

34 1. Los Miembros estarán obligados a atenerse a las disposiciones de la presente Constitución, del Convenio y de los Reglamentos Administrativos en todas las oficinas y estaciones de telecomunicación instaladas o explotadas por ellos y que presten servicios internacionales o puedan causar interferencias perjudiciales a los servicios de radiocomunicación de otros países, excepto en lo que concierne a los servicios no sujetos a estas disposiciones de conformidad con el artículo 37 de la presente Constitución.

35 2. Además, los Miembros deberán adoptar las medidas necesarias para imponer la observancia de las disposiciones de la presente Constitución, del Convenio y de los Reglamentos Administrativos a las empresas privadas de explotación por ellos autorizadas para establecer y explotar telecomunicaciones y que presten servicios internacionales o que exploten estaciones que puedan causar interferencias perjudiciales a los servicios de radiocomunicación de otros países.

ARTICULO 7
Estructura de la Unión

36 La Unión comprenderá los órganos siguientes:

37 1. La Conferencia de Plenipotenciarios, órganos supremo de la Unión;

38 2. Las conferencias administrativas;

39 3. El Consejo de Administración;

40 4. Los órganos permanentes que a continuación se enumeran:

41 a) la Secretaría General;

42 b) la Junta Internacional de Registro de Frecuencias (IFRB);

43 c) el Comité Consultivo Internacional de Radiocomunicaciones (CCIR);

44 d) el Comité Consultivo Internacional Telegráfico y Telefónico (CCITT);

45 e) la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones (BDT).

ARTICULO 8
Conferencia de Plenipotenciarios

46 1. La Conferencia de Plenipotenciarios estará constituida por delegaciones que representen a los Miembros y se convocará normalmente cada cinco años. En todo caso, el intervalo entre dos Conferencias de Plenipotenciarios sucesivas no excederá de seis años.

47 2. La Conferencia de Plenipotenciarios:

48 a) determinará los principios generales aplicables para alcanzar el objeto de la Unión prescritos en el artículo 1 de la presente Constitución;

49 b) examinará el informe del Consejo de Administración sobre las actividades de los órganos de la Unión desde la última Conferencia de Plenipotenciarios;

50 c) fijará las bases del presupuesto de la Unión y determinará el tope de sus gastos hasta la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios después de considerar todos los aspectos pertinentes de las actividades de la Unión durante dicho período, incluido el programa de conferencias y reuniones y cualquier otro plan a medio plazo presentado por el Consejo de Administración;

51 d) dará las instrucciones generales relacionadas con la planilla de personal de la Unión y, si es necesario, fijará los sueldos base y la escala de sueldos, así como el sistema de asignaciones y pensiones para todos los funcionarios de la Unión;

52 e) examinará, y en su caso, aprobará definitivamente las cuentas de la Unión;

53 f) elegirá a los Miembros de la Unión que han de constituir el Consejo de Administración;

54 g) elegirá al Secretario General y al Vicesecretario General y fijará las fechas en que han de tomar posesión de sus cargos;

55 h) Elegirá a los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias y fijará la fecha en que han de tomar posesión de sus cargos;

56 i) elegirá a los Directores de los Comités Consultivos Internacionales y fijará la fecha en que han de tomar posesión de sus cargos;

57 j) elegirá al Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones y fijará la fecha en que ha de tomar posesión de su cargo;

58 k) examinará y, en su caso, aprobará las enmiendas propuestas a la presente Constitución y al Convenio, de conformidad con las disposiciones del artículo 44 de la presente Constitución y del artículo 35 del Convenio, respectivamente;

59 l) concertará y, en su caso, revisará los acuerdos entre la Unión y otras organizaciones internacionales, examinará los acuerdos provisionales celebrados con dichas organizaciones por el Consejo de Administración en nombre de la Unión y resolverá sobre ellos lo que estime oportuno;

60 m) tratará cuantos asuntos de telecomunicación juzgue necesarios.

ARTICULO 9
Conferencias administrativas

61 1. Las conferencias administrativas de la Unión comprenden:

62 a) las conferencias administrativas mundiales;

63 b) las conferencias administrativas regionales.

64 2. Normalmente, las conferencias administrativas serán convocadas para estudiar cuestiones particulares de telecomunicaciones y se limitarán estrictamente a tratar los asuntos que figuren en su orden del día. Las decisiones que adopten tendrán que ajustarse en todos los casos a las disposiciones de la presente Constitución y del Convenio. Al adoptar resoluciones y decisiones, las conferencias administrativas deben tener en cuenta sus repercusiones financieras previsibles y procurarán evitar la adopción de aquellas que puedan traer consigo el rebasamiento de los límites superiores de los créditos fijados por la Conferencia de Plenipotenciarios.

65 3. (1) En el orden del día de una conferencia administrativa mundial podrán incluirse:

66 a) la revisión parcial de los Reglamentos Administrativos contemplados en el artículo 36 de la presente Constitución;

67 b) excepcionalmente, la revisión completa de uno o varios de esos Reglamentos;

68 c) cualquier otra cuestión de carácter mundial que sea de la competencia de la conferencia.

69 (2) El orden del día de una conferencia administrativa regional sólo podrá contener puntos relativos a cuestiones específicas de telecomunicaciones de carácter regional, incluyendo instrucciones a la Junta Internacional de Registro de Frecuencias relacionadas con sus actividades respecto de la región considerada, siempre que tales instrucciones no estén en pugna con los intereses de otras regiones. Además, las decisiones de tales conferencias habrán de ajustarse en todos los casos a las disposiciones de los Reglamentos Administrativos.

ARTICULO 10
Consejo de Administración

70 1. (1) El Consejo de Administración estará constituido por cuarenta y tres Miembros de la Unión elegidos por la Conferencia de Plenipotenciarios teniendo en cuenta la necesidad de una distribución equitativa de los puestos entre todas las regiones del mundo. Salvo en el caso de las vacantes que se produzcan en las condiciones especificadas en el Convenio, dichos Miembros desempeñarán su mandato hasta la elección de un nuevo Consejo de Administración por la Conferencia de Plenipotenciarios y serán reelegibles.

71 (2) Cada uno de los Miembros del Consejo designará una persona para actuar en el mismo, que podrá estar asistida de uno o más asesores.

72 2. El Consejo de Administración establecerá su propio Reglamento interno.

73 3. En el intervalo entre las Conferencias de Plenipotenciarios, el Consejo de Administración actuará como mandatario de la Conferencia de Plenipotenciarios, dentro de los límites de las facultades que ésta le delegue.

74 4. (1) El Consejo de Administración adoptará las medidas necesarias para facilitar la aplicación por los Miembros de las disposiciones de esta Constitución, del Convenio, de los Reglamentos Administrativos, de las decisiones de la Conferencia de Plenipotenciarios y, en su caso, de las decisiones de otras conferencias y reuniones de la Unión. Realizará, además, las tareas que le encomiende la Conferencia de Plenipotenciarios.

75 (2) Determinará cada año la política de asistencia técnica conforme al objeto de la Unión.

76 (3) Establecerá la coordinación eficaz de las actividades de la Unión y ejercerá un control financiero efectivo sobre sus órganos permanentes.

77 (4) Promoverá la cooperación internacional para proporcionar cooperación técnica a los países en desarrollo por todos los medios de que disponga, incluso por la participación de la Unión en los programas apropiados de las Naciones Unidas, de conformidad con el objeto de la Unión de favorecer, por todos los medios posibles, el desarrollo de las telecomunicaciones.

ARTICULO 11
Secretaría General

78 1. (1) La Secretaría General estará dirigida por un Secretario General, auxiliado por un Vicesecretario General.

79 (2) El Secretario General actuará como representante legal de la Unión.

80 (3) El Secretario General y el Vicesecretario General tomarán posesión de sus cargos en las fechas que se determinen en el momento de su elección. Normalmente permanecerán en funciones hasta la fecha que determine la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios y sólo serán reelegibles una vez.

81 (4) El Secretario General tomará las medidas necesarias para garantizar la utilización económica de los recursos de la Unión y responderá ante el Consejo de Administración de todos los aspectos administrativos y financieros de las actividades de la Unión. El Vicepresidente General responderá ante el Secretario General.

82 2. (1) Si quedara vacante el empleo de Secretario General, le sucederá en el cargo de Vicesecretario General, le sucederá en el cargo de Vicesecretario General, quien lo conservará hasta la fecha que determine la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios pudiendo ser elegido para dicho cargo, a reserva de lo dispuesto en el número 80 anterior. Cuando en estas condiciones el Vicesecretario General suceda en el cargo al Secretario General, se considerará que el empleo de Vicesecretario General queda vacante en la misma fecha y que aplicarán las disposiciones del número 83 siguiente.

83 (2) Si quedara vacante el cargo de Vicesecretario General más de 180 días antes de la fecha fijada para el comienzo de la próxima Conferencia de Plenipotenciarios, el Consejo de Administración nombrará un sucesor para el resto del mandato.

84 (3) Si quedaran vacantes simultáneamente los cargos de Secretario General y de Vicesecretario General, el funcionario de elección de mayor antigüedad en el cargo asumirá las funciones de Secretario General durante un período no superior a 90 días. El Consejo de Administración nombrará un Secretario General y, en caso de producirse dichas vacantes más de 180 días antes de la fecha fijada para el comienzo de la próxima conferencia de Plenipotenciarios, a un Vicesecretario General. Los funcionarios nombrados por el Consejo de Administración seguirán en funciones durante el resto del mandato para el que habían sido elegidos sus predecesores. Podrán presentar su candidatura en las elecciones para los cargos de Secretario General y Vicesecretario General en dicha Conferencia de Plenipotenciarios.

85 3. El Vicesecretario General auxiliará al Secretario General en el desempeño de sus funciones y asumirá las que específicamente le confíe éste. Desempeñará las funciones del Secretario General en ausencia de éste.

ARTICULO 12
Junta Internacional de Registro de Frecuencias

86 1. La Junta Internacional de Registro de Frecuencias (IFRB) estará integrada por cinco miembros independientes elegidos por la Conferencia de Plenipotenciarios entre los candidatos propuestos por los Miembros de la Unión de manera que quede garantizada una distribución equitativa entre las regiones del mundo. Cada Miembro sólo podrá proponer un candidato, que habrá de ser uno de sus nacionales.

87 2. Los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias tomarán posesión de sus cargos en las fechas que se determinen en el momento de su elección, permaneciendo en funciones hasta la fecha que determine la Conferencia de Plenipotenciarios siguiente y serán reelegibles una sola vez.

88 3. En caso de renuncia, fallecimiento o abandono de funciones por parte de un miembro elegido de la Junta en el período comprendido entre dos Conferencias de Plenipotenciarios que elijan a los miembros de la Junta, el Presidente de la Junta pedirá al Secretario General que invite a los Miembros de la Unión de la región considerada a que propongan candidatos para la elección de un sustituto en la reunión anual siguiente del Consejo de Administración. Sin embargo, si la vacante se produjera más de 90 días antes de la reunión anual del Consejo de Administración o después de la reunión anual del Consejo de Administración que precede a la próxima Conferencia de Plenipotenciarios, el Miembro de la Unión interesado designará lo antes posible y dentro de un plazo de 90 días otro de sus nacionales como sustituto, el cual permanecerá en funciones hasta la toma de posesión del nuevo miembro elegido por el Consejo de Administración o, en su caso, hasta la toma de posesión de los nuevos miembros de la Junta que elija la próxima Conferencia de Plenipotenciarios; en ambos casos, los gastos que origine el viaje del miembro sustituto correrán a cargo de su administración. El sustituto podrá ser candidato a la elección por el Consejo del Administración o por la Conferencia de Plenipotenciarios, según proceda.

89 4. En el desempeño de su cometido, los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias no actuarán en representación de sus respectivos Estados Miembros ni de una región determinada, sino como depositarios de la fe pública internacional.

90 5. Las funciones esenciales de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias serán las siguientes:

91 a) efectuar la inscripción y registro metódicos de las asignaciones de frecuencia notificadas por los diferentes Miembros, de acuerdo con el procedimiento establecido en el Reglamento de Radiocomunicaciones y, en su caso, con las decisiones de las conferencias competentes de la Unión, con el fin de garantizar su reconocimiento internacional oficial;

92 b) efectuar en las mismas condiciones y con el mismo objeto la inscripción metódica de las frecuencias y posiciones orbitales asociadas asignadas por los Miembros a los satélites geoestacionarios;

93 c) asesorar a los Miembros para la explotación del mayor número posible de canales radioeléctricos en las regiones del espectro de frecuencias en que puedan producirse interferencias perjudiciales y la utilización equitativa, eficaz y económica de la órbita de los satélites geoestacionarios, teniendo en cuenta las necesidades de los Miembros que requieran asistencia, las necesidades específicas de los países en desarrollo, así como la situación geográfica especial de determinados países;

94 d) llevar a cabo las demás funciones complementarias, relacionadas con la asignación y utilización de las frecuencias y con la utilización equitativa de la órbita de los satélites geoestacionarios, conforme a los procedimientos previstos en el Reglamento de Radiocomunicaciones, prescritas por una conferencia competente de la Unión o por el Consejo de Administración con el consentimiento de la mayoría de los Miembros de la Unión, para la preparación de conferencias de esta índole o en cumplimiento de las decisiones de las mismas;

95 e) prestar asistencia técnica para la preparación de las conferencias de radiocomunicaciones consultando, si procede, con los otros órganos permanentes de la Unión, y atendiéndose a las directrices del Consejo de Administración para realizar esos preparativos; la Junta prestará también asistencia a los países en desarrollo en la preparación de esas conferencias;

96 f) tener al día los registros indispensables para el cumplimiento de sus funciones;

97 g) intercambiar, cuando proceda, con los Miembros de la Unión datos de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias de forma legible por ordenador u otras formas.

ARTICULO 13
Comités Consultivos Internacionales

98 1. (1) El Comité Consultivo Internacional de Radiocomunicaciones (CCIR) realizará estudios sobre las cuestiones técnicas y de explotación relativas específicamente a las radiocomunicaciones sin limitación de la gama de frecuencias y formulará recomendaciones al respecto para la normalización de las telecomunicaciones a escala mundial; esos estudios no versarán en general sobre cuestiones económicas pero, si entrañan la comparación de soluciones técnicas alternativas, podrán tomarse en consideración factores económicos.

99 (2) El Comité Consultivo Internacional Telegráfico y Telefónico (CCITT) estudiará las cuestiones técnicas, de explotación y de tarificación relacionadas con las telecomunicaciones y formulará recomendaciones al respecto para la normalización de las telecomunicaciones a escala mundial salvo las cuestiones técnicas y de explotación que se refieran específicamente a las radiocomunicaciones que, según el anterior número 98, competen al Comité Consultivo Internacional de Radiocomunicaciones.

100 (3) En el cumplimiento de su misión, los Comités Consultivos Internacionales prestarán la debida atención al estudio de los problemas y a la elaboración de las recomendaciones directamente relacionadas con la creación, el desarrollo y el perfeccionamiento de las telecomunicaciones en los países en desarrollo, en los planos regional e internacional. Cada Comité Consultivo Internacional llevará a cabo su labor tomando debidamente en consideración los trabajos de los órganos nacionales y regionales de normalización y teniendo presente la necesidad de que la Unión conserve su posición preeminente en el sector de la normalización mundial de las telecomunicaciones.

101 2. Serán miembros de los Comités Consultivos Internacionales:

102 a) por derecho propio, las administraciones de los Miembros de la Unión;

103 b) las empresas privadas de explotación reconocidas y organizaciones científicas o industriales que, con la aprobación del Miembro correspondiente, manifiesten el deseo de participar en los trabajos de estos Comités.

104 3. Cada Comité Consultivo Internacional cumplirá sus tareas mediante:

105 a) la Asamblea Plenaria;

106 b) las comisiones de estudio que ésta instituya;

107 c) un director, elegido por la Conferencia de Plenipotenciarios para el período comprendido entre dos Conferencias de Plenipotenciarios. Será reelegible una sola vez.

108 4. Si el cargo de director quedara vacante por causas imprevistas, el Consejo de Administración, en su reunión anual siguiente, designará al nuevo Director de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3 del Convenio.

109 5. Habrá una Comisión Mundial del Plan, así como las Comisiones Regionales del Plan que decidan crear conjuntamente las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales. Dichas Comisiones elaborarán un Plan general para la red internacional de telecomunicaciones que facilite el desarrollo coordinado de los servicios internacionales de telecomunicaciones. Confiarán a los Comités Consultivos Internacionales el estudio de las cuestiones que sean de especial interés para los países en desarrollo y que entren en la esfera de competencia de dichos Comités.

110 6. Las Comisiones Regionales del Plan podrán asociar estrechamente a sus trabajos a las organizaciones regionales que lo deseen.

111 7. Los métodos de trabajo de los Comités Consultivos Internacionales se establecen en el Convenio.

ARTICULO 14
Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones

112 1. Las funciones de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones (BDT) consistirán en cumplir el objeto de la Unión que se recogen en el artículo 1 de la presente Constitución y desempeñar, en el marco de su esfera de competencia específica, el doble cometido de la Unión como organismo especializado de las Naciones Unidas y como organismo ejecutor para la realización de proyectos de desarrollo del sistema de las Naciones Unidas y de otras iniciativas de financiación, con objeto de facilitar y potenciar el desarrollo de las telecomunicaciones ofreciendo, organizando y coordinando actividades de cooperación y asistencia técnica.

113 2. En ese concepto, la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones tendrá las funciones específicas siguientes:

114 a) crear una mayor conciencia en los responsables de decisiones acerca del importante papel que desempeñan las telecomunicaciones en los programas nacionales de desarrollo socioeconómico, y facilitar información y asesoramiento sobre posibles opciones de política;

115 b) promover el desarrollo, la expansión y la explotación de las redes y servicios de telecomunicaciones, particularmente en los países en desarrollo, teniendo en cuenta las actividades de otros órganos pertinentes, y reforzando las capacidades de revalorización de recursos humanos, planificación, gestión, movilización de recursos, e investigación y desarrollo;

116 c) potenciar el crecimiento de las telecomunicaciones mediante la cooperación con organizaciones regionales de telecomunicación y con instituciones de financiación del desarrollo mundiales y regionales;

117 d) alentar la participación de la industria al desarrollo de las telecomunicaciones en los países en desarrollo, y ofrecer asesoramiento sobre la elección y la transferencia de la tecnología apropiada;

118 e) ofrecer asesoramiento y realizar o patrocinar, en su caso, los estudios necesarios sobre cuestiones técnicas, económicas, financieras, administrativas, reglamentarias y de política general, incluido el estudio de proyectos concretos en el campo de las telecomunicaciones;

119 f) colaborar con los Comités Consultivos Internacionales y otros órganos interesados, en la preparación de un plan general de redes de telecomunicación internacionales y regionales, con objeto de facilitar el desarrollo coordinado de las mismas para ofrecer servicios de telecomunicación;

120 g) proporcionar apoyo para la preparación y organización de conferencias de desarrollo.

121 3. La Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones cumplirá sus tareas mediante:

122 a) conferencias mundiales de desarrollo y conferencias regionales de desarrollo; la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones elaborará el proyecto de orden del día de las conferencias de desarrollo para su aprobación posterior por el Consejo de Administración;

123 b) un director, elegido por la Conferencia de Plenipotenciarios para el período comprendido entre dos Conferencias de Plenipotenciarios; será reelegible sólo una vez.

124 4. Si el cargo de director quedara vacante por causas imprevistas, el Consejo de Administración, en su reunión anual siguiente, designará al nuevo director de conformidad con las disposiciones pertinentes del artículo 3 del Convenio.

ARTICULO 15
Comité de Coordinación

125. 1. El Comité de Coordinación estará constituido por el Secretario General, el Vicesecretario General, los Directores de los Comités Consultivos Internacionales, el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones y el Presidente y el Vicepresidente de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias. Su Presidente será el Secretario General y, en ausencia de éste, el Vicesecretario General.

126 2. El Comité de Coordinación asesorará y auxiliará al Secretario General en todos los asuntos administrativos, financieros y de cooperación técnica que afecten a más de un órgano permanente, así como en lo que respecta a las relaciones exteriores y a la información pública. En sus deliberaciones, el Comité de Coordinación se ajustará totalmente a las disposiciones de la presente Constitución y del Convenio, a las decisiones del Consejo de Administración y a los intereses globales de la Unión.

127 3. El Comité examinará asimismo los demás asuntos que le encomienda el Convenio y cualesquiera otros que le confíe el Consejo de Administración. Una vez examinados, informará al Consejo de Administración por conducto del Secretario General.

ARTICULO 16
Funcionarios de elección y personal de la Unión

128 1. (1) En el desempeño de su cometido, los funcionarios de elección y el personal de la Unión no solicitarán ni aceptarán instrucciones de gobierno alguno ni de ninguna autoridad ajena a la Unión. Se abstendrán asimismo de todo acto incompatible con su condición de funcionarios internacionales.

129 (2) Cada Miembro respetará el carácter exclusivamente internacional del cometido de los funcionarios de elección y del personal de la Unión y no tratará de influir sobre ellos en el ejercicio de sus funciones.

130 (3) Fuera del desempeño de su cometido, los funcionarios de elección y el personal de la Unión no tomarán parte ni tendrán intereses financieros de especie alguna en ninguna empresa de telecomunicaciones. En la expresión "intereses financieros" no se incluye la continuación del pago de cuotas destinadas a la constitución de una pensión de jubilación, derivada de un empleo o de servicios anteriores.

131 (4) Con el fin de garantizar el funcionamiento eficaz de la Unión, todo Miembro, uno de cuyos nacionales haya sido elegido Secretario General, Vicesecretario General, Miembro de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, Director de un Comité Consultivo Internacional o Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones, se abstendrá, en la medida de lo posible, de retirarlo entre dos Conferencias de Plenipotenciarios.

132 2. El Secretario General, el Vicesecretario General, los Directores de los Comités Consultivos Internacionales, el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones así como los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias deberán ser todos nacionales de Miembros diferentes. Al proceder a su elección, habrá que tener en cuenta los principios expuestos en el siguiente número 133 y una distribución geográfica equitativa entre las diversas regiones del mundo.

133 3. La consideración predominante para la contratación del personal y en la determinación de las condiciones de empleo será la necesidad de garantizar a la Unión los servicios de personas de la mayor eficiencia, competencia e integridad. Se dará la debida importancia a la contratación del personal sobre una base geográfica lo más amplia posible.

ARTICULO 17
Finanzas de la Unión

134 1. Los gastos de la Unión comprenderán los ocasionados por:

135 a) El Consejo de Administración y los órganos permanentes de la Unión;

136 b) las Conferencias de Plenipotenciarios y las conferencias administrativas mundiales;

137 c) la cooperación y asistencia técnicas prestadas a los países en desarrollo.

138 2. Los gastos de la Unión se cubrirán con las contribuciones de los Miembros a prorrata del número de unidades correspondientes a la clase contributiva elegida por cada Miembro, según la escala que figura en el artículo 26 del Convenio.

139 3. (1) Los Miembros elegirán libremente la clase en que deseen contribuir al pago de los gastos de la Unión.

140 (2) Esta elección se hará en el plazo de seis meses contados a partir de la fecha de clausura de la Conferencia de Plenipotenciarios, de conformidad con la escala de clases contributivas que figura en el artículo 26 del Convenio.

141 (3) Si la Conferencia de Plenipotenciarios aprueba una enmienda a la escala de clases contributivas que figura en el Convenio, el Secretario General comunicará a cada Miembro la fecha de entrada en vigor de la enmienda. En el plazo de seis meses contados a partir de la fecha de esta comunicación, cada Miembro notificará al Secretario General la clase contributiva que haya elegido dentro de la nueva escala.

142 (4) La clase contributiva elegida por cada Miembro de conformidad con los anteriores números 140 ó 141, será aplicable a partir del 1º de enero siguiente al transcurso de un período de un año a contar desde la expiración del plazo de seis meses al que se hace referencia en los anteriores números 140 ó 141.

143 4. Los Miembros que no hayan dado a conocer su decisión dentro del plazo previsto en los anteriores números 140 y 141 conservarán la clase contributiva que hayan elegido anteriormente.

144 5. La clase contributiva elegida por un Miembro sólo podrá reducirse de conformidad con los anteriores números 140, 141 y 142. No obstante, en circunstancias excepcionales, como catástrofes naturales que exijan el lanzamiento de programas de ayuda internacional, el Consejo de Administración podrá aprobar una reducción de la clase contributiva cuando un Miembro lo solicite y demuestre que no le es posible seguir manteniendo su contribución en la clase originariamente elegida.

145 6. Igualmente, los Miembros podrán, con la aprobación del Consejo de Administración, elegir una clase contributiva inferior a la que hayan elegido anteriormente de conformidad con el anterior número 140, si sus posiciones relativas de contribución, a partir de la fecha establecida en el anterior número 142 para un nuevo período de contribuciones, resultan sensiblemente más desfavorables que sus últimas posiciones anteriores.

146 7. Los gastos ocasionados por las conferencias administrativas regionales a que se refiere el número 63 de la presente Constitución serán sufragados por los Miembros de la región de que se trate, de acuerdo con su clase contributiva y, en su caso, sobre la misma base, por los Miembros de otras regiones que participen en tales conferencias.

147 8. Los Miembros abonarán por adelantado su contribución anual, calculada sobre la base del presupuesto aprobado por el Consejo de Administración.

148 9. Los Miembros atrasados en sus pagos a la Unión perderán el derecho de voto estipulado en los números 24 y 25 de la presente Constitución cuando la cuantía de sus atrasos sea igual o superior a la de sus contribuciones correspondientes a los dos años precedentes.

149 10. Las disposiciones relativas a las contribuciones financieras de las empresas privadas de explotación reconocidas, de los organismos científicos o industriales y de las organizaciones internacionales figuran en el Convenio.

ARTICULO 18
Idiomas

150 1. (1) Los idiomas oficiales y de trabajo de la Unión son: el árabe, el chino, el español, el francés, el inglés y el ruso.

151 (2) Estos idiomas se utilizarán de conformidad con las decisiones pertinentes de la Conferencia de Plenipotenciarios para la redacción y publicación de los documentos y textos de la Unión, en versiones equivalentes en su forma y contenido, y para la interpretación recíproca durante las Conferencias, Asambleas Plenarias y reuniones de la Unión.

152 (3) En caso de divergencia o controversia, el texto francés hará fe.

153 2. Cuanto todos los participantes en una conferencia, Asamblea Plenaria o reunión así lo acuerden, podrá utilizarse en los debates un número menor de idiomas que el mencionado anteriormente.

ARTICULO 19
Sede de la Unión

154 La Sede de la Unión se fija en Ginebra

ARTICULO 20
Capacidad jurídica de la Unión

155 La Unión gozará, en el territorio de cada uno de sus Miembros, de la capacidad jurídica necesaria para el ejercicio de sus funciones y la realización de sus propósitos.

ARTICULO 21
Reglamento interno de las conferencias y de otras reuniones

156 1. Para la organización de sus trabajos y en sus debates, las conferencias, asambleas plenarias y reuniones de los Comités Consultivos Internacionales aplicarán el reglamento interno inserto en el Convenio.

157 2. Las conferencias, el Consejo de Administración, las Asambleas Plenarias y las reuniones de los Comités Consultivos Internacionales podrán adoptar las reglas que juzguen indispensables para completar las del reglamento interno. Sin embargo, dichas reglas deben ser compatibles con las disposiciones de la presente Constitución y del Convenio; en el caso de las adoptadas por las Asambleas Plenarias y comisiones de estudio, éstas se publicarán como resolución en los documentos de las Asambleas Plenarias.

CAPITULO II
Disposiciones generales relativas a las telecomunicaciones

ARTICULO 22
Derecho del público a utilizar el servicio internacional de telecomunicaciones

158 Los Miembros reconocen al público el derecho a comunicarse por medio del servicio internacional de correspondencia pública. Los servicios, las tasas y las garantías serán los mismos, en cada categoría de correspondencia, para todos los usuarios, sin prioridad ni preferencia alguna.

ARTICULO 23
Detención de telecomunicaciones

159 1. Los Miembros se reservan el derecho a detener la transmisión de todo telegrama privado que pueda parecer peligroso para la seguridad del Estado o contrario a sus leyes, al orden público o a las buenas costumbres, a condición de notificar inmediatamente a la oficina de origen la detención del telegrama o de parte del mismo, a no ser que tal notificación se juzgue peligrosa para la seguridad del Estado.

160 2. Los Miembros se reservan también el derecho a interrumpir otras telecomunicaciones privadas que puedan parecer peligrosas para la seguridad del Estado o contrarias a sus leyes, al orden público o a las buenas costumbres.

ARTICULO 24
Suspensión del servicio

161 Cada Miembro se reserva el derecho a suspender el servicio de telecomunicaciones internacionales, bien en su totalidad o solamente para ciertas relaciones y para determinadas clases de correspondencia de salida, llegada o tránsito, con la obligación de comunicarlo inmediatamente, por conducto del Secretario General, a los demás Miembros.

ARTICULO 25
Responsabilidad

162 Los Miembros no aceptan responsabilidad alguna en relación con los usuarios de los servicios internacionales de telecomunicación, especialmente en lo que concierne a las reclamaciones por daños y perjuicios.

ARTICULO 26
Secreto de telecomunicaciones

163 1. Los Miembros se comprometen a adoptar todas las medidas que permita el sistema de telecomunicación empleado para garantizar el secreto de la correspondencia internacional.

164 2. Sin embargo, se reservan el derecho a comunicar esta correspondencia a las autoridades competentes, con el fin de garantizar la aplicación de su legislación nacional o la ejecución de los convenios internacionales en que sean parte.

ARTICULO 27
Establecimiento, explotación y protección de los canales e instalaciones de telecomunicación

165 1. Los Miembros adoptarán las medidas procedentes para el establecimiento, en las mejores condiciones técnicas, de los canales e instalaciones necesarios para el intercambio rápido e ininterrumpido de las telecomunicaciones internacionales.

166 2. En lo posible, estos canales e instalaciones deberán explotarse de acuerdo con los mejores métodos y procedimientos basados en la práctica de la explotación y mantenerse en buen estado de funcionamiento y a la altura de los progresos científicos y técnicos.

167 3. Los Miembros garantizarán la protección de estos canales e instalaciones dentro de sus respectivas jurisdicciones.

168 4. Salvo acuerdos particulares que fijen otras condiciones, cada Miembro adoptará las medidas necesarias para el mantenimiento de las secciones de los circuitos internacionales de telecomunicación sometidas a su control.

ARTICULO 28
Notificación de las contravenciones

169 Con objeto de facilitar la aplicación del artículo 6º de la presente Constitución, los Miembros se comprometen a informarse mutuamente de las contravenciones a las disposiciones de la presente Constitución, del Convenio y de los Reglamentos Administrativos.

ARTICULO 29
Prioridad de las telecomunicaciones relativas a la seguridad de la vida humana

170 Los servicios internacionales de telecomunicación deberán dar prioridad absoluta a todas las telecomunicaciones relativas a la seguridad de la vida humana en el mar, en tierra, en el aire y en el espacio ultraterrestre, así como a las telecomunicaciones epidemiológicas de urgencia excepcional de la Organización Mundial de la Salud.

ARTICULO 30
Prioridad de las telecomunicaciones de Estado

171 A reserva de lo dispuesto en los artículos 29 y 35 de la presente Constitución, las telecomunicaciones de Estado (véase el Anexo a la presente Constitución, número 1015) tendrán prioridad sobre las demás telecomunicaciones en la medida de lo posible y a petición expresa del interesado.

ARTICULO 31
Acuerdos particulares

172 Los Miembros se reservan para sí, para las empresas privadas de explotación por ellos reconocidas y para las demás debidamente autorizadas a tal efecto, la facultad de concertar acuerdos particulares sobre cuestiones relativas a telecomunicaciones que no interesen a la generalidad de los Miembros. Sin embargo, tales acuerdos no podrán estar en contradicción con las disposiciones de la presente Constitución, del Convenio o de los Reglamentos Administrativos en lo que se refiere a las interferencias perjudiciales que su aplicación pueda ocasionar a los servicios de radiocomunicaciones de otros Miembros y, en general, en lo que se refiere al perjuicio técnico que dicha aplicación pueda causar a la explotación de otros servicios de telecomunicación de otros Miembros.

ARTICULO 32
Conferencias, acuerdos y organizaciones regionales

173 Los Miembros se reservan el derecho a celebrar conferencias regionales, concertar acuerdos regionales y crear organizaciones regionales con el fin de resolver problemas de telecomunicación que puedan ser tratados en un plano regional. Los acuerdos regionales no estarán en contradicción con la presente Constitución ni con el Convenio.

CAPITULO III
Disposiciones especiales relativas a las radiocomunicaciones

ARTICULO 33
Utilización del espectro de frecuencias radioeléctricas y de la órbita de los satélites geoestacionarios

174 1. Los Miembros procurarán limitar las frecuencias y el espectro utilizado al mínimo indispensable para obtener el funcionamiento satisfactorio de los servicios necesarios. A tal fin, se esforzarán por aplicar, a la mayor brevedad, los últimos adelantos de la técnica.

175 2. En la utilización de bandas de frecuencias para las radiocomunicaciones, los Miembros tendrán en cuenta que las frecuencias y la órbita de los satélites geoestacionarios son recursos naturales limitados que deben utilizarse de forma racional, eficaz y económica, de conformidad con lo establecido en el Reglamento de Radiocomunicaciones, para permitir el acceso equitativo a esta órbita y a esas frecuencias a los diferentes países o grupos de países, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los países en desarrollo y la situación geográfica de determinados países.

ARTICULO 34
Interferencias perjudiciales

176 1. Todas las estaciones, cualquiera que sea su objeto, deberán ser instaladas y explotadas de tal manera que no puedan causar interferencias perjudiciales a las comunicaciones o servicios radioeléctricos de otros Miembros, de las empresas privadas de explotación reconocidas o de aquellas otras debidamente autorizadas para realizar un servicio de radiocomunicación y que funcionen de conformidad con las disposiciones del Reglamento de Radiocomunicaciones.

177 2. Cada Miembro se compromete a exigir a las empresas privadas de explotación por él reconocidas y a las demás debidamente autorizadas a este efecto, el cumplimiento de lo dispuesto en el anterior número 176.

178 3. Los Miembros reconocen asimismo la necesidad de adoptar cuantas medidas sean posibles para impedir que el funcionamiento de las instalaciones y aparatos eléctricos de cualquier clase cause interferencias perjudiciales a las comunicaciones o servicios radioeléctricos a que se refiere el anterior número 176.

ARTICULO 35
Llamadas y mensajes de socorro

179 Las estaciones de radiocomunicación están obligadas a aceptar con prioridad absoluta las llamadas y mensajes de socorro, cualquiera que sea su origen, y a responder en la misma forma a dichos mensajes, dándoles inmediatamente el debido curso.

ARTICULO 36
Señales de socorro, urgencia, seguridad o identificación falsas o engañosas

180 Los Miembros se comprometen a adoptar las medidas necesarias para impedir la transmisión o circulación de señales de socorro, urgencia, seguridad o identificación que sean falsas o engañosas, así como a colaborar en la localización e identificación de las estaciones situadas bajo su jurisdicción que emitan estas señales.

ARTICULO 37
Instalaciones de los servicios de defensa nacional

181 1. Los Miembros conservarán su entera libertad en lo relativo a las instalaciones radioeléctricas militares.

182 2. Sin embargo, estas instalaciones se ajustarán en lo posible a las disposiciones reglamentarias relativas al auxilio en casos de peligro, a las medidas para impedir las interferencias perjudiciales y a las prescripciones de los Reglamentos Administrativos referentes a los tipos de emisión y a las frecuencias que deban utilizarse, según la naturaleza del servicio.

183 3. Además, cuando estas instalaciones se utilicen en el servicio de correspondencia pública o en los demás servicios regidos por los Reglamentos Administrativos deberán, en general, ajustarse a las disposiciones reglamentarias aplicables a dichos servicios.

CAPITULO IV
Relaciones con las Naciones Unidas, las organizaciones Internacionales y los Estados no Miembros

ARTICULO 38
Relaciones con las Naciones Unidas

184 1. Las relaciones entre las Naciones Unidas y la Unión Internacional de Telecomunicaciones se definen en el Acuerdo concertado entre ambas Organizaciones.

ARTICULO 39
Relaciones con las organizaciones internacionales

185 A fin de contribuir a una completa coordinación internacional en materia de telecomunicaciones, la Unión colaborará con las organizaciones internacionales que tengan intereses y actividades conexos.

ARTICULO 40
Relaciones con los Estados no Miembros

186 Los Miembros se reservan para sí y para las empresas privadas de explotación reconocidas la facultad de fijar las condiciones de admisión de las telecomunicaciones que hayan de cursarse con un Estado que no sea Miembro de la Unión. Toda telecomunicación procedente de tal Estado y aceptada por un Miembro deberá ser transmitida y se le aplicarán las disposiciones obligatorias de la presente Constitución, del Convenio y de los Reglamentos administrativos, así como las tasas normales, en la medida en que utilice canales de un Miembro.

CAPITULO V
Disposiciones finales

ARTICULO 41
Ratificación, aceptación o aprobación

187 1. La presente Constitución y el Convenio serán ratificados, aceptados o aprobados simultáneamente en un solo instrumento por los Miembros signatarios de conformidad con sus normas constitucionales. Dicho instrumento se depositará en el más breve plazo posible en poder del Secretario General, quien hará la notificación pertinente a los Miembros.

188 2. (1) Durante un período de dos años a partir de la fecha de entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio, los Miembros signatarios, aun cuando no hayan depositado el instrumento de ratificación, aceptación o aprobación de acuerdo con lo dispuesto en el anterior número 187, gozarán de los mismos derechos que confieren a los Miembros de la Unión los números 22 a 25 de la presente Constitución.

189 (2) Finalizado el período de dos años a partir de la fecha de entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio, los Miembros signatarios que no hayan depositado el instrumento de ratificación, aceptación o aprobación, de acuerdo con lo dispuesto en el anterior número 187 no tendrán derecho a votar en ninguna conferencia de la Unión, en ninguna reunión del Consejo Administrativo, en ninguna de las reuniones de los órganos permanentes, ni en ninguna consulta efectuada por correspondencia, en virtud de las disposiciones de la presente Constitución y del Convenio, hasta que hayan depositado tal instrumento. Salvo el derecho de voto, no resultarán afectados sus demás derechos.

190 3. A partir de la entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio, prevista en el artículo 47 de la presente Constitución, el instrumento de ratificación, aceptación o aprobación surtirá efecto desde la fecha de su depósito en el Poder del Secretario General.

ARTICULO 42
Adhesión

191. 1. Todo Miembro que no haya firmado la presente Constitución ni el Convenio y, con sujeción a lo dispuesto en el artículo 2 de la presente Constitución, todos los demás Estados mencionados en dicho artículo podrán adherirse a ellos en todo momento. La adhesión se formalizará simultáneamente en un solo instrumento que abarque a la vez la presente Constitución y el Convenio.

192 2. El instrumento de adhesión se depositará en poder del Secretario General, quien notificará inmediatamente a los Miembros el depósito de tal instrumento y remitirá a cada uno de ellos copia certificada del mismo.

193 3. Después de la entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 47 de la presente Constitución, la adhesión surtirá efecto a partir de la fecha en que el Secretario General reciba el instrumento correspondiente, a menos que en él se especifique lo contrario.

ARTICULO 43
Reglamentos Administrativos

194 1. Los Reglamentos Administrativos mencionados en el artículo 4 de la presente Constitución, son instrumentos internacionales obligatorios y estarán sujetos a las disposiciones de esta última y del Convenio.

195 2. La ratificación, aceptación o aprobación de la presente Constitución y del Convenio, o la adhesión a los mismos, en virtud de los artículos 41 y 42 de la presente Constitución, entraña también el consentimiento en obligarse por los Reglamentos Administrativos adoptados por Conferencias Administrativas Mundiales competentes antes de la fecha de la firma (30 de junio de 1989) de la presente Constitución y del Convenio. Dicho consentimiento se entiende con sujeción a toda reserva manifestada en el momento de la firma de los citados Reglamentos o de cualquier revisión posterior de los mismos, y siempre y cuando se mantenga en el momento de depositar el correspondiente instrumento de ratificación, de aceptación, de aprobación o de adhesión.

196 3. Las revisiones de los Reglamentos Administrativos, parciales o totales, adoptadas después de la fecha mencionada anteriormente, se aplicarán provisionalmente, en la medida en que así lo permita su legislación nacional, con respecto a todos los Miembros que han firmado estas revisiones. Esta aplicación provisional será efectiva a partir de la fecha o fechas especificadas en las mismas y estará sujeta a las reservas que puedan haberse hecho en el momento de la firma de dichas revisiones.

197 4. Esta aplicación provisional continuará hasta:

a) que el Miembro notifique al Secretario General su consentimiento en obligarse por dicha revisión e indique, en su caso, la medida en que mantiene cualquier reserva hecha a tal revisión en el momento de la firma de la misma; o

b) sesenta días después del recibo por el Secretario General de la notificación del Miembro informándole que no consiente en obligarse por dicha revisión.

198 5. Si el Secretario General no ha recibido ninguna notificación en virtud de a) o b) del número 197 precedente de un Miembro que haya firmado dicha revisión, antes de que expire un período de treinta y seis meses contados a partir de la fecha o fechas especificadas en la misma para el comienzo de la aplicación provisional, se considerará que ese Miembro ha consentido en obligarse por dicha revisión, sujeto a cualquier reserva que pueda haber hecho a tal revisión en el momento de la firma de la misma.

199 6. El Miembro de la Unión que no haya firmado tal revisión de los Reglamentos administrativos, parcial o total, adoptada después de la fecha estipulada en el anterior número 195, tratará de notificar rápidamente al Secretario General su consentimiento en obligarse por la misma. Si antes de la expiración del plazo mencionado en el anterior número 198, el Secretario General no ha recibido ninguna notificación de dicho Miembro, se considerará que éste consiente en obligarse por tal revisión.

200 7. El Secretario General informará a los Miembros acto seguido acerca de toda notificación recibida en cumplimiento de lo dispuesto en este artículo.

ARTICULO 44
Enmiendas a la presente Constitución

201 1. Los Miembros de la Unión podrán proponer enmiendas a la presente Constitución. Con vistas a su transmisión oportuna a los Miembros de la Unión y su examen por los mismos, las propuestas de enmienda deberán obrar en poder del Secretario General como mínimo ocho meses antes de la fecha fijada de apertura de la Conferencia de Plenipotenciarios. El Secretario General enviará lo antes posible, y como mínimo seis meses antes de dicha fecha, dichas propuestas de enmienda a todos los Miembros de la Unión.

202 2. No obstante, los Miembros de la Unión o sus delegaciones en la Conferencia de Plenipotenciarios podrán proponer en cualquier momento modificaciones a las propuestas de enmienda presentadas de conformidad con el anterior número 201.

203 3. Para el examen de las enmiendas propuestas a la presente Constitución o de las modificaciones de las mismas en sesión plenaria de la Conferencia de Plenipotenciarios, el quórum estará constituido por más de la mitad de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia.

204 4. Para ser adoptada, toda modificación propuesta a una enmienda, así como la propuesta en su conjunto, modificada o no, deberá ser aprobada en sesión plenaria al menos por las dos terceras partes de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia de Plenipotenciarios que tengan derecho de voto.

205 5. En los casos no previstos en los párrafos precedentes del presente artículo, se aplicarán supletoriamente las disposiciones generales relativas a las conferencias y el reglamento interno de las conferencias y de otras reuniones contenidos en el Convenio.

206 6. La enmiendas a la presente Constitución adoptadas por una Conferencia de Plenipotenciarios entrarán en vigor en su totalidad y en forma de un solo instrumento de enmienda treinta días después de la fecha de depósito ante el Secretario General por las tres cuartas partes de los Miembros de los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o, en su caso, del instrumento de adhesión por los Miembros que no hayan firmado tal instrumento de enmienda. Desde este momento obligarán a todos los Miembros de la Unión. Queda excluida la ratificación, aceptación o aprobación parcial de dicho instrumento de enmienda o la adhesión parcial al mismo.

207 7. El Secretario General notificará a todos los Miembros el depósito de cada instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión y la fecha de entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda.

208 8. Después de la entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda, la ratificación, aceptación, aprobación o adhesión de conformidad con los artículos 41 y 42 de la presente Constitución se aplicará al nuevo texto modificado de la Constitución.

209 9. Después de la entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda, el Secretario General lo registrará en la Secretaría de las Naciones Unidas, de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas. El número 219 de la presente Constitución se aplicará también a dicho instrumento de enmienda.

ARTICULO 45
Solución de controversias

210 1. Los Miembros podrán resolver sus controversias sobre cuestiones relativas a la interpretación o a la aplicación de la presente Constitución, del Convenio o de los Reglamentos Administrativos por negociación, por vía diplomática, por el procedimiento establecido en los tratados bilaterales o multilaterales que hayan concertado para la solución de controversias internacionales o por cualquier otro método que decidan de común acuerdo.

211 2. Cuando no se adopte ninguno de los métodos citados, todo Miembro que sea parte en una controversia podrá recurrir al arbitraje de conformidad con el procedimiento fijado en el Convenio.

212 3. El Protocolo Facultativo sobre la solución obligatoria de controversias relacionadas con la presente Constitución, el Convenio y los Reglamentos Administrativos será aplicable entre los Miembros partes en ese protocolo.

ARTICULO 46
Denuncia de la presente Constitución y del Convenio

213 1. Todo Miembro que haya ratificado, aceptado o aprobado la presente Constitución y el Convenio o se haya adherido a ellos tendrá derecho a denunciarlos. En tal caso, la presente Constitución y el Convenio serán denunciadas simultáneamente en forma de instrumento único mediante notificación dirigida al Secretario General la comunicará acto seguido a los demás Miembros.

214 2. La denuncia surtirá efecto transcurrido un año a partir de la fecha en que el Secretario General reciba la notificación.

ARTICULO 47
Entrada en vigor y asuntos conexos

215 1. (1) La presente Constitución y el Convenio entrarán en vigor entre la Partes el trigésimo día después del depósito del 55º instrumento de ratificación, de aceptación, de aprobación o de adhesión por un Miembro de la Unión.

216 (2) El Secretario General notificará a todos los Miembros la fecha de entrada en vigor de la presente Constitución y del Convenio.

217 2. En la fecha de entrada en vigor especificada en el número 215 precedente, la presente Constitución y el Convenio derogarán y reemplazarán, en las relaciones entre Partes, al Convenio Internacional de Telecomunicaciones de Nairobi, (1982).

218 3. El Secretario General de la Unión registrará la presente Constitución y el Convenio en la Secretaría de las Naciones Unidas, de conformidad con las disposiciones del artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas.

219 4. El original de la presente Constitución y del Convenio redactados en árabe, chino, español, francéss, inglés y ruso se depositará en los archivos de la Unión. El Secretario General enviará copia certificada en los idiomas solicitados a cada uno de los Miembros signatarios.

220 5. En caso de divergencia entre las distintas versiones de la presente Constitución y del Convenio, el texto francés hará fe.

ARTICULO 48
Disposiciones especiales para la Conferencia de Plenipotenciarios siguiente a la Conferencia de Plenipotenciarios (Niza, 1989)

221 1. La Conferencia de Plenipotenciarios siguiente a la Conferencia de Plenipotenciarios (Niza, 1998) estudiará los resultados del examen de la estructura y funcionamiento de la Unión, consignados en el informe final del Comité de alto nivel creado por el Consejo de Administración. Dicho estudio se basará en las propuestas que sometan a dicha Conferencia los Miembros de la Unión con respecto a dicho informe.

222 2. Efectuado tal estudio, podrá adoptar propuestas de enmienda que considere necesarias o apropiadas a los artículos de la presente Constitución y del Convenio relativos a la estructura y al funcionamiento de la Unión, así como las medidas resultantes de tales enmiendas.

223 3. Toda propuesta de enmienda sometida de acuerdo con el número 221 anterior será adoptada de conformidad con el reglamento interno de las conferencias y reuniones contenido en el artículo 25 del Convenio (véanse, en particular, los números 312 a 315), y no en aplicación de las disposiciones pertinentes de los artículos 44 de la presente Constitución (número 204) y 35 del Convenio (número 420), siendo de aplicación las demás disposiciones de estos dos últimos artículos.

224 4. Si la Conferencia de Plenipotenciarios prevista en el anterior número 221 se celebran antes de la que habría de convocarse normalmente de conformidad con el número 46 de la presente Constitución, en su orden del día, no obstante lo dispuesto en los números 48 a 60 del artículo 8º de la presente Constitución, y para esta sola ocasión, figurarán exclusivamente los asuntos indicados en los anteriores números 221 y 222. Además, elegirá al Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones y podrá celebrar las demás elecciones que sean necesarias como consecuencia de las medidas adoptadas en virtud del anterior número 222.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL los Plenipotenciarios respectivos firman el original de la presente Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y el original del Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

En Niza, a 30 de junio de 1989.

ANEXO

Definición de algunos términos empleados en la presente Constitución, en el Convenio y en los Reglamentos Administrativos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

1001 A los efectos de los instrumentos de la Unión mencinados en el epígrafe, los términos siguientes tienen el sentido que les dan las definiciones que les acompañan.

1002 Administración: Todo departamento o servicio gubernamental responsable del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, del Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y de sus Reglamentos Administrativos.

1003 Interferencia perjudicial: Interferencia que compromete el funcionamiento de un servicio de radionavegación o de otros servicios de seguridad, o que degrada gravemente, interrumpe repetidamente o impide el funcionamiento de un servicio de radiocomunicación explotado de acuerdo con el Reglamento de Radiocomunicaciones.

1004 Correspondencia pública: Toda telecomunicación que deban aceptar para su transmisión las oficinas y estaciones por el simple hecho de hallarse a disposición del público.

1005 Delegación: El conjunto de delegados y, en su caso de representantes, asesores, agregados o intérpretes enviados por un mismo Miembro.

Cada Miembro tendrá la libertad de organizar su delegación en la forma que desee. En particular, podrá incluir en ella, en calidad de delegados, asesores o agregados, a personas pertenecientes a empresas privadas de explotación por él reconocidas o a otras empresas privadas que se interesen en el ramo de las telecomunicaciones.

1006 Delegado: Persona enviada por el gobierno de un Miembro de la Unión a una Conferencia de Plenipotenciarios o persona que represente al gobierno o a la administración de un Miembro de la Unión en una conferencia administrativa o en cualquier reunión de un Comité Consultivo Internacional.

1007 Empresa privada de explotación: Todo particular o sociedad que, sin ser ser institución o agencia gubernamental, explote una instalación de telecomunicaciones destinada a ofrecer un servicio de telecomunicación internacional o que pueda causar interferencias perjudiciales a tal servicio.

1008 Empresa privada de explotación reconocida: Toda empresa privada de explotación que responda a la definición precedente y que explote un servicio de correspondencia pública o de radiodifusión y a la cual imponga las obligaciones previstas en el artículo 6 de esta Constitución el Miembro en cuyo territorio se halle la sede social de esta explotación, o el Miembro que la haya autorizado a establecer y a explotar un servicio de telecomunicaciones en su territorio.

1009 Organismos científicos e industriales: Toda organización, distinta de un organismo o entidad gubernamental, que se dedique al estudio de los problemas de las telecomunicaciones o al diseño o fabricación de equipos destinados a los servicios de telecomunicación.

1010 Radiocomunicación: Toda telecomunicación transmitida por medio de las ondas radioeléctricas.

Nota 1 - Las ondas radioeléctricas son ondas electromagnéticas, cuya frecuencia se fija convencionalmente por debajo de 3000 GHz que se propagan por el espacio sin guía artificial.

Nota 2 - A los efectos del número 98 de esta Constitución, la palabra "radiocomunicación" comprende también las telecomunicaciones realizadas por medio de las ondas electromagnéticas cuya frecuencia sea superior a los 3000 GHz y que se propaguen en el espacio sin guía artificial.

1011 Servicio de radiodifusión: Servicio de radiocomunicación cuyas emisiones se destinan a ser recibidas directamente por el público en general. Dicho servicio abarca emisiones sonoras, de televisión o de otro género.

1012 Servicio internacional de Telecomunicación: Prestación de telecomunicación entre oficinas o estaciones de telecomunicación de cualquier naturaleza, situadas en países distintos o pertenecientes a países distintos.

1013 Telecomunicación: Toda transmisión, emisión o recepción de signos, señales, escritos, imágenes, sonidos o informaciones de cualquier naturaleza por hilo, radioelectricidad, medios ópticos u otros sistemas electromagnéticos.

1014 Telegrama: Escrito destinado a ser transmitido por telegrafía para su entrega al destinatario. Este término comprende también el radiotelegrama, salvo especificación en contrario.

1015 Telecomunicación de Estado: Telecomunicación procedente:

- de un Jefe de Estado;

- de un Jefe de Gobierno o de los miembros de un Gobierno;

- de un Comandante en Jefe de la fuerzas armadas, terrestres, navales o aéreas;

- de Agentes diplomáticos y consulares;

- del Secretario General de las Naciones Unidas o de los Jefes de los principales órganos de las Naciones Unidas;

- de la Corte Internacional de Justicia;

y las respuestas a las citadas telecomunicaciones de Estado.

1016 Telegramas privados: Los telegramas que no sean de servicio ni de Estado.

1017 Telegrafía: Forma de telecomunicación en la cual las informaciones transmitidas están destinadas a ser registradas a la llegada en forma de documento gráfico; estas informaciones pueden representarse en ciertos casos de otra forma o almacenarse para una utilización ulterior.

Nota - Documento gráfico es todo soporte de información en el cual se registra de forma permanente un texto escrito o impreso o una imagen fija, y que es posible clasificar y consultar.

1018 Telefonía: Forma de telecomunicación destinada principalmente al intercambio de información por medio de la palabra.

CONVENIO DE LA UNION INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES

CAPITULO I
Funcionamiento de la Unión

ARTICULO I
Conferencia de Plenipotenciarios

1 1. (1) La Conferencia de Plenipotenciarios se reunirá de conformidad con las disposiciones pertinentes del artículo 8 de la Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (denominada en adelante "la Constitución").

2 (2) De ser posible, el lugar y la fecha de la Conferencia de Plenipotenciarios; en otro caso, serán determinados por el Consejo de Administración con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión.

3 2. (1) El lugar y la fecha de la próxima Conferencia de Plenipotenciarios podrán ser modificados:

4 a) a petición de la cuarta parte, por lo menos, de los Miembros de la Unión, dirigida individualmente al Secretario General;

5 b) a propuesta del Consejo de Administración.

6 (2) En ambos casos, para fijar el nuevo lugar y la nueva fecha de la Conferencia se necesitará el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión.

ARTICULO 2
Conferencias administrativas

7 1. (1) El Consejo de Administración, con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión, fijará el orden del día de una conferencia administrativa cuando se trate de una conferencia administrativa mundial, o con el de la mayoría de los Miembros de la región considerada cuando se trate de una conferencia administrativa regional, a reserva de lo establecido en el número 29 siguiente.

8 (2) En el orden del día figurará todo asunto cuya inclusión haya decidido una Conferencia de Plenipotenciarios.

9 (3) Toda conferencia administrativa mundial que trate de radiocomunicaciones podrá incluir también en su orden del día un punto sobre instrucciones a la Junta Internacional de Registro de Frecuencias en lo que respecta a sus actividades y al examen de estas últimas. En sus decisiones podrá incluir, según el caso, instrucciones o peticiones a los órganos permanentes.

10 2. (1) Se convocará una conferencia administrativa mundial:

11 a) por decisión de una Conferencia de Plenipotenciarios, que podrá fijar la fecha y el lugar de su celebración;

12 b) por recomendación de una conferencia administrativa mundial precedente, aprobada por el Consejo de Administración;

13 c) cuando una cuarta parte, por lo menos, de los Miembros de la Unión lo hayan propuesto individualmente al Secretario General;

14 d) a propuesta del Consejo de Administración.

15 (2) En los casos a que se refieren los anteriores números 12, 13 y 14 y, eventualmente, el anterior número 11, la fecha y el lugar de la reunión los fijará el Consejo de Administración con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión, a reserva de lo establecido en el número 29 siguiente.

16 3. (1) Se convocará una conferencia administrativa regional:

17 a) por decisión de una Conferencia de Plenipotenciarios;

18 b) por recomendación de una conferencia administrativa mundial o regional precedente, aprobada por el Consejo de Administración;

19 c) cuando una cuarta parte, por lo menos, de los Miembros de la Unión de la región interesada lo hayan propuesto individualmente al Secretario General;

20 d) a propuesta del Consejo de Administración.

21 (2) En los casos a que se refieren los anteriores números 18, 19 y 20 y, eventualmente, al anterior número 17, la fecha y el lugar de la reunión los fijará el Consejo de Administración con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión de la región interesada, a reserva de lo establecido en el número 29 siguiente.

22 4. (1) El orden del día, la fecha y el lugar de una conferencia administrativa podrán modificarse:

23 a) si se trata de una conferencia administrativa mundial, a petición de la cuarta parte, por lo menos, de los Miembros de la Unión y si se trata de una conferencia administrativa regional, de la cuarta parte de los Miembros de la región interesada. Las peticiones deberán dirigirse individualmente al Secretario General, el cual las someterá al Consejo de Administración para su aprobación;

24 b) a propuesta del Consejo de Administración.

25 (2) En los casos a que se refieren los anteriores números 23 y 24, las modificaciones propuestas sólo quedarán definitivamente adoptadas con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión, si se trata de una conferencia administrativa mundial, o con el de la mayoría de los Miembros de la Unión de la región interesada cuando se trate de una conferencia administrativa regional, a reserva de lo establecido en el número 29 siguiente.

26 5. (1) Una Conferencia de Plenipotenciarios o el Consejo de Administración decidirán si conviene que la reunión principal de una conferencia administrativa vaya precedida de una reunión preparatoria que establezca y presente un informe sobre las bases técnicas requeridas para los trabajos de la Conferencia.

27 (2) La convocación de esta reunión preparatoria y su orden del día deberán ser aprobados por la mayoría de los Miembros de la Unión, si se trata de una conferencia administrativa mundial, o por la mayoría de los Miembros de la Unión de la región interesada, si se trata de una conferencia administrativa regional, a reserva de lo establecido en el número 29 siguiente.

28 (3) Salvo decisión en contrario de la reunión preparatoria de una conferencia administrativa en sesión plenaria, los textos que tal reunión apruebe finalmente se compilarán en un Informe que tendrá que aprobar la dicha sesión plenaria y que firmará su Presidente.

29 6. En las consultas previstas en los anteriores números 7, 15, 21, 25 y 27, se considerará que los Miembros de la Unión que no hubieren contestado dentro del plazo fijado por el Consejo de Administración no participan en la consulta y, en consecuencia, no se tendrán en cuenta para el cálculo de la mayoría. Si el número de respuestas no excediera de la mitad de los Miembros consultados, se procederá a otra consulta, cuyo resultado será decisivo, independientemente del número de votos emitidos.

30 7. Si una Conferencia de Plenipotenciarios o el Consejo de Administración o una conferencia administrativa precedente invita a un Comité Consultivo Internacional a establecer y presentar las bases técnicas de una conferencia administrativa ulterior, a reserva de que el Consejo de Administración conceda los oportunos créditos presupuestarios, el Comité Consultivo Internacional respectivo podrá convocar una reunión preparatoria de la conferencia será presentado por el Director del Comité Consultivo Internacional respectivo por conducto del Secretario General como documento de dicha conferencia administrativa.

ARTICULO 3
Consejo de Administración

31 1. (1) El Consejo de Administración estará constituido por Miembros de la Unión elegidos por la Conferencia de Plenipotenciarios.

32 (2) Si entre dos Conferencias de Plenipotenciarios se produjese una vacante en el Consejo de Administración, corresponderá cubrirla, por derecho propio, al Miembro de la Unión que en la última elección hubiese obtenido el mayor número de sufragios entre los Miembros pertenecientes a la misma región sin resultar elegido.

33 (3) Se considerará que se ha producido una vacante en el Consejo de Administración:

34 a) cuando un Miembro del Consejo no esté representado en dos reuniones anuales consecutivas;

35 b) cuando un Miembro de la Unión renuncie a ser Miembro del Consejo.

36 2. En la medida de lo posible, la persona designada por un Miembro del Consejo de Administración para actuar en éste será un funcionario de su propia administración de telecomunicación o directamente responsable ante esta administración , o en nombre de ella, y habrá de estar calificada por su experiencia en los servicios de telecomunicación.

37 3. Al comienzo de cada reunión anual, el Consejo de Administración elegirá presidente y vicepresidente entre los representantes de sus Miembros; al efecto se tendrá en cuenta el principio de rotación entre las regiones. Los elegidos desempeñarán sus cargos hasta la próxima reunión anual y no serán reelegibles. El vicepresidente reemplazará al presidente en su ausencia.

38 4. (1) El Consejo de Administración celebrará una reunión anual en la sede de la Unión.

39 (2) Durante esta reunión podrá decidir que se celebre, excepcionalmente, una reunión extraordinaria

40 (3) En el intervalo entre dos reuniones ordinarias, el Consejo, a petición de la mayoría de sus Miembros, podrá ser convocado, en principio en la sede de la Unión, por su presidente o por iniciativa de éste en las condiciones previstas en el número 67 siguiente.

41 5. El Secretario General y el Vicesecretario General, el Presidente y el Vicepresidente de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, los Directores de los Comités Consultivos Internacionales y el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones participarán por derecho propio en las deliberaciones del Consejo de Administración, pero no tomarán parte en las votaciones. No obstante, el Consejo podrá celebrar sesiones limitadas exclusivamente a los representantes de sus Miembros.

42 6. El Secretario General ejercerá las funciones de Secretario del Consejo de Administración.

43 7. El Consejo de Administración tomará decisiones únicamente mientras se encuentre en reunión. Excepcionalmente, el Consejo puede decidir en una de sus reuniones que un asunto concreto se decida por correspondencia.

44 8. El representante de cada uno de los Miembros del Consejo de Administración podrá asistir como observador a todas las reuniones de los órganos permanentes de la Unión citados en el artículo 7 de la Constitución.

45 9. Sólo correrán por cuenta de la Unión los gastos de viaje, las dietas y los seguros del representante de cada uno de los Miembros del Consejo de Administración con motivo del desempeño de sus funciones durante las reuniones del Consejo.

46 10. Para el cumplimiento de las atribuciones previstas en la Constitución, el Consejo de Administración, en particular.

47 a) en el intervalo de las Conferencias de Plenipotenciarios, efectuará la coordinación con todas las organizaciones internacionales a que se refieren los artículos 38 y 39 de la Constitución y, a tal efecto, concertará en nombre de la Unión acuerdos provisionales entre las organizaciones internacionales a que se refiere el artículo 39 de la Constitución, y con las Naciones Unidas en aplicación del acuerdo entre ésta última y la Unión Internacional de Telecomunicaciones; dichos acuerdos provisionales serán sometidos a la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios, de conformidad con el artículo 8 de la Constitución;

48 b) decidirá sobre la aplicación de las decisiones de conferencias administrativas o Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales, relativas a futuras conferencias o reuniones y que tengan repercusiones financieras. A tal efecto, el Consejo de Administración tendrá en cuenta lo dispuesto en el artículo 27 del presente Convenio;

49 c) resolverá sobre las propuestas de cambios en la organización de los órganos permanentes de la Unión que le remita el Secretario General;

50 d) examinará y aprobará los planes multianuales referentes a los empleos y a la plantilla de la Unión;

51 e) determinará la plantilla y la clasificación del personal de la Secretaría General y de las secretarías especializadas de los órganos permanentes de la Unión y, teniendo en cuenta las normas generales de la Conferencia de Plenipotenciarios, aprobará, habida cuenta de lo dispuesto en el artículo 16 de la Constitución, una lista de empleos de la categoría profesional y superior que, en atención a los progresos constantes en materia de tecnología y explotación de las telecomunicaciones, habrán de ser ocupados por titulares de contratos de período fijo con posibilidad de prórroga, con objeto de emplear a los especialistas más competentes cuyas candidaturas sean presentadas por conducto de los Miembros de la Unión; incumbirá al Secretario General, en consulta con el Comité de Coordinación, proponer esta lista y tenerla continuamente actualizada;

52 f) establecerá los reglamentos necesarios para las actividades administrativas y financieras de la Unión y los reglamentos administrativos pertinentes acorde con la práctica seguida por las Naciones Unidas y por los organismos especializados que aplican el sistema común de sueldos, asignaciones y pensiones;

53 g) controlará el funcionamiento administrativo de la Unión y determinará las medidas adecuadas para su racionalización eficaz;

54 h) examinará y aprobará el presupuesto anual de la Unión y el presupuesto provisional para el año siguiente dentro del tope establecido por la Conferencia de Plenipotenciarios realizando las máximas economías, pero teniendo presente la obligación de la Unión de conseguir resultados satisfactorios con la mayor rapidez posible por medio de las conferencias y los programas de trabajo de los órganos permanentes; asimismo se inspirará en las opiniones del Comité de Coordinación comunicadas por el Secretario general en lo que respecta al plan de trabajo mencionado en el número 102 del presente Convenio y los resultados de los análisis de costos mencionados en los números 101 y 104 del presente Convenio;

55 i) dispondrá lo necesario para la auditoría anual de las cuentas de la Unión presentadas por el Secretario General y las aprobará si procede, para someterlas a la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios;

56 j) reajustará en caso necesario;

57 1. las escalas de sueldos base del personal de las categorías profesional y superior, con exclusión de los sueldos correspondientes a los empleos de elección, para adaptarlas a las de los sueldos base adoptadas por las Naciones Unidas para las categorías correspondientes del sistema común;

58 2. Las escalas de sueldos base del personal de las categorías de servicios generales, para adaptarlas en la sede de la Unión a las de los sueldos aplicados por las Naciones Unidas y los organismos especializados;

59 3. Los ajustes por lugar de destino correspondientes a las categorías profesional y superior, incluidos los empleos de elección, de acuerdo con las decisiones de las Naciones Unidas aplicables en la sede de la Unión;

60 4. Las asignaciones para todo el personal de la Unión, de acuerdo con los cambios adoptados en el sistema común de la naciones Unidas;

61 5. Las contribuciones pagaderas por la Unión y por su personal a la Caja Común de Pensiones del personal de las Naciones Unidas de conformidad con las decisiones del Comité mixto de esa Caja;

62 6. Las asignaciones por carestía de vida abonadas a los pensionistas de la Caja de Seguros del personal de la Unión según la práctica seguida por las Naciones Unidas;

63 k) adoptará las disposiciones necesarias para convocar las Conferencias de Plenipotenciarios y administrativas de la Unión, de conformidad con los artículos 1 y 2 del presente Convenio;

64 l) someterá a la Conferencia de Plenipotenciarios las recomendaciones que considere pertinentes;

65 m) examinará y coordinará los programas de trabajo y su ejecución, así como las disposiciones relativas a los trabajos de los órganos permanentes de la Unión, incluido el calendario de sus reuniones y adoptará en particular las medidas que considere oportunas para reducir el número y duración de las conferencias y reuniones y disminuir los consiguientes gastos;

66 n) proporcionará, con el acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión, si se trata de una conferencia administrativa mundial, o de la mayoría de los Miembros de la Unión de la región interesada, si se trata de una conferencia administrativa regional, las directrices oportunas a los órganos permanentes de la Unión respecto de su asistencia técnica y de otra índole para la preparación y organización de las conferencias administrativas;

67 o) en las situaciones previstas en el artículo 11 de la Constitución y con arreglo a lo dispuesto en el artículo 16 de ésta, cubrirá las vacantes de Secretario General o de Vicesecretario General durante una reunión ordinaria, si la vacante se produce dentro de los 90 días anteriores a la reunión o durante una reunión convocada por su presidente dentro de los períodos especificados en estas disposiciones de la Constitución ;

68 p) cubrirá la vacante de Director de cualquiera de los Comités Consultivos Internacionales en la reunión ordinaria que siga a la producción de la vacante. El nuevo Director permanecerá en funciones, como se especifica en el artículo 13 de la Constitución, hasta la fecha prevista para la Conferencia de Plenipotenciarios siguiente en la que podrá ser elegido para dicho cargo;

69 q) cubrirá las vacantes que se produzcan entre los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencia, según el procedimiento previsto en el artículo 12 de la Constitución;

70 r) desempeñará las demás funciones que se le asignan en la Constitución y en el presente Convenio, así como las que, dentro de los límites de la Constitución, del presente Convenio y de los Reglamentos Administrativos, se consideren necesarias para la buena administración de la Unión o de cada uno de sus órganos permanentes;

71 s) previo acuerdo de la mayoría de los Miembros de la Unión, tomará las medidas necesarias para resolver, con carácter provisional, los casos no previstos en la Constitución, en el presente Convenio ni en los Reglamentos administrativos y sus anexos y, para cuya solución no sea posible esperar hasta la próxima conferencia competente;

72 t) someterá a la Conferencia de Plenipotenciarios un informe sobre las actividades de todos los órganos de la Unión desde la anterior Conferencia de Plenipotenciarios;

73 u) después de cada reunión, enviaría lo antes posible a los Miembros de la Unión informes resumidos sobre sus actividades y cuantos documentos estime conveniente;

74 v) tomará las decisiones necesarias para conseguir una distribución geográfica equitativa del personal de la Unión y fiscalizará su cumplimiento.

ARTICULO 4
Secretaría General

75 1. El Secretario general:

76 a) coordinará las actividades de los distintos órganos permanentes de la Unión, teniendo en cuenta la opinión del Comité de Coordinación conforme a lo dispuesto en el artículo 15 de la Constitución, con el objeto de utilizar con la máxima eficacia y economía el personal, los fondos y demás recursos de la Unión;

77 b) organizará el trabajo de la Secretaría General y nombrará el personal de la misma, de conformidad con las normas fijadas por la Conferencia de Plenipotenciarios y con los reglamentos establecidos por el Consejo de Administración;

78 c) adoptará las medidas administrativas relativas a la constitución de las secretarías especializadas de los órganos permanentes y nombrará al personal de las mismas previa selección y a propuesta del jefe de cada órgano permanente, aunque la decisión definitiva en lo que respecta al nombramiento y cese del personal corresponderá al Secretario General;

79 d) informará al Consejo de Administración de las decisiones adoptadas por las Naciones Unidas y los organismos especializados, que afecten a las condiciones de servicio, asignaciones y pensiones del sistema común;

80 e) velará por la aplicación de los reglamentos administrativos y financieros aprobados por el Consejo de Administración;

81 f) proporcionará asesoramiento jurídico a los órganos de la Unión;

82 g) tendrá a su cargo la supervisión administrativa del personal de la sede de la Unión, con el fin de lograr la utilización óptima del personal y la aplicación de las condiciones de empleo del sistema común al personal de la Unión. El personal nombrado para colaborar directamente con los Directores de los Comités Consultivos Internacionales, con el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones y con la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, trabajará directamente bajo las órdenes de los altos funcionarios interesados, pero con arreglo a las directrices administrativas generales del Consejo de Administración y del Secretario General;

83 h) en interés de toda la Unión, y en consulta con el Presidente de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, el Director del Comité Consultivo Internacional interesado o el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones podrá trasladar temporalmente, en caso necesario, a los funcionarios de los empleos para los que hayan sido nombrados, con objeto de hacer frente a las fluctuaciones del trabajo en la sede. El Secretario General notificará este cambio temporal de funciones y sus consecuencias financieras al Consejo de Administración;

84 i) proporcionará los servicios de secretaría anterior y posterior a las conferencias de la Unión;

85 j) preparará recomendaciones para la primera reunión de los jefes de delegación mencionada en el número 246 del presente Convenio, teniendo en cuenta los resultados de cualquier consulta regional;

86 k) proporcionará, en cooperación, si procede, con el gobierno invitante, la secretaría de las conferencias de la Unión y, en colaboración con el jefe del órgano permanente interesado, facilitará los servicios necesarios para las reuniones del órgano permanente de que se trate, recurriendo al personal de la Unión cuando lo considere necesario, de conformidad con el anterior número 83. Podrá también, previa petición y por contrato, proporcionar la secretaría de otras reuniones relativas a las telecomunicaciones;

87 l) tendrá al día las listas oficiales, excepto los registros básicos y demás documentación esencial que pueda relacionarse con las funciones de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, utilizando para ello los datos suministrados a tal fin por los órganos permanentes de la Unión o por las administraciones;

88 m) publicará los informes principales de los órganos permanentes de la Unión, las recomendaciones y las instrucciones de explotación, derivadas de dichas recomendaciones, para uso de los servicios internacionales de telecomunicaciones;

89 n) publicará los acuerdos internacionales y regionales referentes a las telecomunicaciones que le hayan sido comunicados por las partes interesadas y tendrá al día la documentación que a los mismos se refiera;

90 o) publicará las normas técnicas de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, así como cualesquiera otros datos relativos a la asignación y utilización de las frecuencias y las posiciones orbitales de los satélites geoestacionarios que prepare la Junta en cumplimiento de sus funciones;

91 p) preparará, publicará y tendrá al día, con la colaboración de los demás órganos permanentes de la Unión, cuando corresponda:

92 1. La documentación relativa a la composición de la Unión, en la que se incluirá el estado de situación de los Miembros respecto del depósito del instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión a la Constitución y el Convenio y sus enmiendas, así como las revisiones que se efectúen de los Reglamentos Administrativos;

93 2. Las estadísticas generales y los documentos oficiales de servicio de la Unión prescritos en los Reglamentos administrativos;

94 3. Cuantos documentos prescriban las conferencias y el Consejo de Administración;

95 g) recopilará y publicará en forma adecuada los informes nacionales e internacionales referentes a las telecomunicaciones del mundo entero;

96 r) reunirá y publicará, en colaboración con los demás órganos permanentes de la Unión, las informaciones de carácter técnico o administrativo que puedan ser de especial utilidad para los países en desarrollo, con el fin de ayudarles a perfeccionar sus redes de telecomunicación; señalará a la atención de estos países las posibilidades que ofrecen los programas internacionales patrocinados por las Naciones Unidas;

97 s) recopilará y publicará todas las informaciones referentes a la aplicación de medios técnicos que puedan servir a los Miembros para lograr el máximo rendimiento de los servicios de telecomunicaciones y, en especial, el empleo más conveniente de las frecuencias radioeléctricas para disminuir las interferencias;

98 t) publicará periódicamente un boletín de información y documentación general sobre las telecomunicaciones, a base de las informaciones que pueda reunir o se le faciliten, y las que pueda obtener de otras organizaciones internacionales;

99 u) determinará, en consulta con el Director del Comité Consultivo Internacional interesado, el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones o, en su caso, del Presidente de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, la forma y presentación de todas las publicaciones de la Unión, teniendo en cuenta su naturaleza y contenido, así como los medios de publicación más apropiados y económicos;

100 v) tomará medidas para que los documentos publicados se distribuyan a su debido tiempo;

101 w) previa consulta con el Comité de Coordinación y tras haber realizado todas las economías posibles, preparará y someterá al Consejo de Administración un proyecto de presupuesto anual y un presupuesto provisional para el año siguiente que cubra los gastos de la Unión dentro de los límites fijados por la Conferencia de Plenipotenciarios y que comprenda dos variantes. Una corresponde a un crecimiento nulo de la unidad contributiva y la otra a un crecimiento nulo de la unidad contributiva y la otra a un crecimiento inferior o igual a cualquier límite fijado por la Conferencia de Plenipotenciarios, después de una posible detracción de la cuenta de provisión. Una vez aprobados por el Consejo, el proyecto de presupuesto y su anexo con el análisis de costos, serán enviados a todos los Miembros de la Unión para su conocimiento;

102 x) previa consulta con el Comité de Coordinación y teniendo en cuenta su opinión, preparará y someterá al Consejo de Administración planes de trabajo futuros relativos a las principales actividades de la sede de la Unión, siguiendo las directrices del Consejo de Administración;

103 y) preparará y someterá al Consejo de Administración planes plurianuales de reclasificación de empleos, de contratación y de supresión de empleos;

104 z) teniendo en cuenta las opiniones del Comité de Coordinación preparará y presentará al Consejo de Administración análisis de costos de las principales actividades de la sede de la Unión, durante el año que precedió a la reunión, teniendo sobre todo en cuenta los efectos conseguidos con la racionalización;

105 aa) con la asistencia del Comité de Coordinación preparará anualmente un informe de gestión financiera que someterá al Consejo de Administración, y un estado de cuentas recapitulativo antes de cada Conferencia de Plenipotenciarios; previa verificación y aprobación por el Consejo de Administración, estos informes serán enviados a los Miembros y sometidos a la siguiente Conferencia de Plenipotenciarios para su examen y aprobación definitiva;

106 ab) con la asistencia del Comité de Coordinación preparará un informe anual sobre las actividades de la Unión que, después de aprobado por el Consejo de Administración, será enviado a todos los Miembros;

107 ac) realizará las demás funciones de secretaría de la Unión;

108 ad) cumplirá cuantas funciones pueda encomendarle el Consejo de Administración.

109 2. El Secretario General o el Vicesecretario General asistirán con carácter consultivo a las Conferencias de Plenipotenciarios y a las conferencias administrativas de la Unión, así como a las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales; asistirán igualmente con el mismo carácter a las conferencias de desarrollo; su participación en las reuniones del Consejo de Administración se regirá por lo dispuesto en los números 41 y 42 del presente Convenio. El Secretario General o su representante podrán participar con carácter consultivo en las demás reuniones de la Unión.

ARTICULO 5
Junta Internacional de Registro de Frecuencias

110 1. (1) Los miembros de la Junta Internacional el registro de Frecuencias deberán estar plenamente capacitados por su competencia técnica en radiocomunicaciones y poseer experiencia práctica en materia de asignación y utilización de frecuencias.

111 (2) Asimismo, para la mejor comprensión de los problemas que tendrá que resolver la Junta en virtud de las disposiciones pertinentes del artículo 12 de la Constitución, cada miembro deberá conocer las condiciones geográficas, económicas y demográficas de una región particular del globo.

112 2. La Conferencia de Plenipotenciarios establecerá el procedimiento de elección en las condiciones especificadas en el artículo 12 de la Constitución.

113 3. (1) En el Reglamento de Radiocomunicaciones se definen los métodos de trabajo de la Junta.

114 (2) Los miembros de la Junta elegirán entre sí un Presidente y un Vicepresidente, que permanecerán en funciones un año. Transcurrido éste, el Vicepresidente sucederá al Presidente y se elegirá un nuevo Vicepresidente.

115 (3) La Junta dispondrá de una secretaría especializada.

116 4. En el ejercicio de sus funciones, los miembros de la Junta no solicitarán ni recibirán instrucciones de gobierno alguno, de ningún funcionario de gobierno, ni de ninguna organización o persona pública o privada. Además, cada Miembro deberá respetar el carácter internacional de la Junta y de las funciones de sus miembros y no deberá en ningún caso tratar de influir sobre ellos en lo que respecta al ejercicio de sus funciones.

ARTICULO 6
Comités Consultivos Internacionales

117 1. Cada Comité Consultivo Internacional cumplirá sus tareas mediante:

118 a) la Asamblea Plenaria que se reunirá preferiblemente cada cuatro años. Cuando una conferencia administrativa mundial correspondiente haya sido convocada, la reunión de la Asamblea Plenaria se celebrará si es posible, por lo menos ocho meses antes de esta conferencia;

119 b) las Comisiones de Estudio establecidas por la Asamblea Plenaria para tratar las cuestiones que hayan de ser examinadas;

120 c) por un Director asistido por una secretaría especializada.

121 2. (1) Cada Comité Consultivo Internacional estudiará y formulará recomendaciones sobre las cuestiones que respectivamente le encomiendan la Conferencia de Plenipotenciarios, una conferencia administrativa, el Consejo de Administración, el otro Comité Consultivo Internacional o la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, además de aquellas cuyo estudio haya sido decidido por la Asamblea Plenaria del propio Comité Consultivo Internacional o pedido o aprobado por correspondencia en el intervalo de sus Asambleas Plenarias por veinte Miembros de la Unión, como mínimo.

122 (2) A solicitud de los Miembros interesados los Comités Consultivos Internacionales podrán igualmente efectuar estudios y asesorar sobre cuestiones relativas a sus telecomunicaciones nacionales. El estudio de estas cuestiones se hará de conformidad con el anterior número 121 y, cuando entrañe la comparación de variantes técnicas, podrán tomarse en consideración los factores económicos.

ARTICULO 7
Comité de Coordinación

123 1. (1) El Comité de Coordinación asistirá y asesorará al Secretario General en todas las cuestiones citadas en el artículo 15 de la Constitución, y asistirá al Secretario General en todas las funciones que se le asignan en los números 76, 98, 101, 102, 105 y 106 del presente Convenio.

124 (2) El Comité será responsable de la coordinación con todas las organizaciones internacionales mencionadas en los artículos 38 y 39 de la Constitución en lo que se refiere a las representación de los órganos permanentes de la Unión en las conferencias de esas organizaciones.

125 (3) El Comité examinará los progresos de los trabajos de la Unión en materia de cooperación técnica y, por conducto del Secretario general, formulará recomendaciones al Consejo de Administración.

126 2. El Comité procurará adoptar sus conclusiones por unanimidad. De no obtener el apoyo de la mayoría del Comité, su presidente podrá tomar decisiones bajo su propia responsabilidad en casos excepcionales, si estima que la decisión sobre los asuntos tratados es urgente y no puede aplazarse hasta la próxima reunión del Consejo de Administración. En tales casos, informará de ello rápidamente y por escrito a los Miembros del Consejo de Administración, exponiendo las razones que le guían y cualquier opinión presentada por escrito por otros miembros del Comité. Si en tales casos los asuntos no fuesen urgentes, pero sí importantes, se someterán a la consideración de la próxima reunión del Consejo de Administración.

127 3. El Comité será convocado por su Presidente, como mínimo una vez al mes; en caso necesario, podrá también ser convocado a petición de dos de sus miembros.

128 4. Se elaborará un informe de las actividades del Comité de Coordinación, que se hará llegar a los Miembros del Consejo de Administración a petición de los mismos.

CAPITULO II
Disposiciones generales relativas a las conferencias

ARTICULO 8
Invitación a las Conferencias de Plenipotenciarios y admisión en las mismas cuando
haya gobierno invitante

129 1. El gobierno invitante, de acuerdo con el Consejo de Administración, fijará la fecha definitiva y el lugar exacto de la conferencia.

130 2. (1) Un año antes de esta fecha, el gobierno invitante enviará la invitación al Gobierno de cada Miembro de la Unión.

131 (2) Dichas invitaciones podrán enviarse ya directamente, ya por conducto del Secretario General, o bien a través de otro gobierno.

132 3. El Secretario General invitará a las Naciones Unidas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 38 de la Constitución, así como a las organizaciones regionales de telecomunicaciones mencionadas en el artículo 32 de la Constitución, cuando éstas lo soliciten.

133 4. El gobierno invitante, de acuerdo con el Consejo de Administración, o a propuesta de éste, podría invitar a los organismos especializados de las Naciones Unidas y al Organismo Internacional de Energía Atómica a que envíen observadores para participar con carácter consultivo en la conferencia, siempre que exista reciprocidad.

134 5. (1) Las respuestas de los Miembros de la Unión deberán obrar en poder del gobierno invitante al menos un mes antes de la fecha de apertura de la conferencia y en ellas se hará constar, de ser posible, la composición de la delegación.

135 (2) Dichas respuestas podrán enviarse al gobierno invitante ya directamente, ya por conducto del Secretario General, o bien a través de otro gobierno.

136 6. Todos los órganos permanentes de la Unión estarán representados en la conferencia con carácter consultativo.

137 7. Se admitirá en las Conferencias de Plenipotenciarios a:

138 a) las delegaciones;

139 b) los observadores de las Naciones Unidas;

140 c) a los observadores de las organizaciones regionales de telecomunicación, de conformidad con el anterior número 132;

141 d) los observadores de los organismos especializados y del Organismo Internacional de Energía Atómica; de conformidad con el anterior número 133.

ARTICULO 9
Invitación a las conferencias administrativas y admisión en las mismas cuando
haya gobierno invitante

142 1. (1) Lo dispuesto en los números 129 a 135 del presente Convenio se aplicará a las conferencias administrativas.

143 (2) Los Miembros de la Unión podrán comunicar la invitación recibida a las empresas privadas por ellos reconocidas.

144 2. (1) El gobierno invitante, de acuerdo con el Consejo de Administración, o a propuesta de éste, podrá enviar una notificación a las organizaciones internacionales que tenga interés en que sus observadores participen con carácter consultivo en los trabajos de la conferencia.

145 (2) Las organizaciones internacionales interesadas dirigirán al gobierno invitante una solicitud de admisión dentro de los dos meses siguientes a la fecha de la notificación.

146 (3) El gobierno invitante reunirá las solicitudes; corresponderá a la conferencia decidir sobre la admisión.

147 3. Se admitirá en las conferencias administrativas a:

148 a) las delegaciones

149 b) los observadores de las Naciones Unidas;

150 c) los observadores de las organizaciones regionales de telecomunicaciones mencionadas en el artículo 32 de la Constitución;

151 d) los observadores de los organismos especializados y del Organismo Internacional de Energía Atómica, de conformidad con el número 133 del presente Convenio;

152 e) los observadores de las organizaciones internacionales que hayan sido admitidas, según lo dispuesto en los anteriores números 144 a 146.

153 f) los representantes de las empresas privadas de explotación reconocidas que hayan sido autorizadas por los Miembros de que dependan;

154 g) los órganos permanentes de la Unión, con carácter consultivo, cuando la conferencia trate de asuntos de su competencia. En caso necesario, la conferencia podrá invitar a un órgano que no haya enviado representante;

155 h) los observadores de los Miembros de la Unión que, sin derecho a voto, participen en la conferencia administrativa regional de una región diferente a la de dichos Miembros.

ARTICULO 10
Procedimiento para la convocatoria de conferencias administrativas mundiales a petición de
Miembros de la Unión o a propuesta del Consejo de Administración

156 1. Los Miembros de la Unión que deseen la convocación de una conferencia administrativa mundial lo comunicarán al Secretario General, indicando el orden del día, el lugar y la fecha propuestas para la conferencia.

157 2. Si el Secretario General recibe peticiones concordantes de una cuarta parte, por lo menos, de los Miembros de la Unión, informará a todos los Miembros, por los medios más adecuados de telecomunicación, y les rogará que le indiquen, en el término de seis semanas, si aceptan o no la propuesta.

158 3. Si la mayoría de los Miembros, determinada de acuerdo con lo establecido en el número 29 del presente Convenio, se pronuncia a favor del conjunto de la propuesta, es decir, si acepta al mismo tiempo, el orden del día, la fecha y el lugar de la reunión propuestos, el Secretario General lo comunicará a todos los Miembros de la Unión por los medios más adecuados de telecomunicación.

159 4. (1) Si la propuesta aceptada se refiere a la reunión de la conferencia en lugar distinto de la sede de la Unión, el Secretario General preguntará al gobierno del Miembro interesado si acepta ser gobierno invitante.

160 (2) En caso afirmativo, el Secretario General adoptará las disposiciones necesarias para la reunión de la conferencia, de acuerdo con dicho gobierno.

161 (3) En caso negativo, el Secretario General invitará a los Miembros que hayan solicitado la convocación de la conferencia a formular nuevas propuestas en cuanto al lugar de la reunión.

162 5. Cuando la propuesta tienda a reunir la conferencia en la sede de la Unión, se aplicarán las disposiciones del artículo 12 del presente Convenio.

163 6. (1) Si la propuesta no es aceptada en su totalidad (orden del día, lugar y fecha) por la mayoría de los Miembros, determinada de acuerdo con lo establecido en el número 29 del presente Convenio, el Secretario General comunicará las respuestas recibidas a los Miembros de la Unión y les invitará a que se pronuncien definitivamente, dentro de las seis semanas siguientes a la fecha de su recepción, sobre el punto o los puntos en litigio.

164 (2) Se considerarán adoptados dichos puntos cuando reciban la aprobación de la mayoría de los Miembros, determinada de acuerdo con lo establecido en el número 29 del presente Convenio.

165 7. El procedimiento descrito se aplicará también cuando la propuesta de convocación de una conferencia administrativa mundial sea formulada por el Consejo de Administración.

ARTICULO 11
Procedimiento para la convocación de conferencias administrativas regionales a petición de Miembros de la Unión o a propuesta del Consejo de Administración

166 En el caso de las conferencias administrativas regionales, se aplicará el procedimiento previsto en el artículo 10 del presente Convenio sólo a los Miembros de la región interesada. Cuando la convocación se haga por iniciativa de los Miembros de la región, bastará con que el Secretario General reciba solicitudes concordantes de una cuarta parte de los Miembros de la misma.

ARTICULO 12
Disposiciones relativas a las conferencias que se reúnan sin gobierno invitante

167 Cuando una conferencia haya de celebrarse sin gobierno invitante, se aplicarán las disposiciones de los artículos 8 y 9 del presente Convenio. El Secretario General adoptará las disposiciones necesarias para convocar y organizar la conferencia en la sede de la Unión, de acuerdo con el Gobierno de la Confederación Suiza.

ARTICULO 13
Disposiciones comunes a todas las conferencias; cambio de lugar o de fecha de una conferencia

168 1. Las disposiciones de los artículos 10 y 11 del presente Convenio se aplicarán por analogía cuando, a petición de los Miembros de la Unión o a propuesta del Consejo de Administración, se trate de cambiar la fecha o el lugar, o ambos, de celebración, de una conferencia. Sin embargo, dichos cambios podrán efectuarse únicamente cuando la mayoría de los Miembros interesados, determinada de acuerdo con lo establecido en el número 29 del presente Convenio, se haya pronunciado en su favor.

169 2. Todo Miembro que proponga cambiar el lugar o la fecha de celebración de una conferencia deberá obtener por sí mismo el apoyo del número requerido de Miembros.

170 3. El Secretario General hará conocer, llegado el caso, en la comunicación que prevé el número 157 del presente Convenio, las repercusiones financieras que pueda originar el cambio de lugar o de fecha, por ejemplo, cuando ya se hubieran efectuado gastos para preparar la conferencia en el lugar previsto inicialmente.

ARTICULO 14
Plazos y modalidades para la presentación de propuestas e informes en las conferencias

171 1. Enviadas las invitaciones, el Secretario General rogará inmediatamente a los Miembros que le remitan, en el plazo de cuatro meses, las propuestas relativas a los trabajos de la conferencia.

172 2. Toda propuesta de enmienda al texto de la Constitución o del Convenio o de revisión de los Reglamentos administrativos, deberá contener una referencia a los números del texto que hayan de ser objeto de enmienda o revisión. La propuesta irá acompañada de una concisa exposición de los motivos que la justifican.

173 3. El Secretario General indicará junto a cada propuesta recibida de un Miembro de la Unión el origen de la misma mediante el símbolo establecido por la Unión para este Miembro. Si la propuesta fuera patrocinada por más de un Miembro, irá acompañada en la medida de lo posible del símbolo correspondiente a cada Miembro patrocinador.

174 4. El Secretario General enviará las propuestas a todos los Miembros, a medida que las vaya recibiendo.

175 5. El Secretario General reunirá y coordinará las propuestas recibidas de las administraciones, de las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales y de las reuniones preparatorias de las conferencias y las enviará a los Miembros a medida que las reciba, pero en todo caso con cuatro meses de antelación por lo menos a la apertura de la conferencia. Los funcionarios de elección y demás funcionarios de la Unión y los observadores y representantes que puedan asistir a conferencias administrativas de conformidad con lo dispuesto en los números 149 a 155 no estarán facultados para presentar propuestas.

176 6. El Secretario General reunirá también los Informes recibidos de los Miembros, del Consejo de Administración, de los Comités Consultivos Internacionales, de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones y de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias y los enviará a los Miembros por lo menos cuatro meses antes de la apertura de la conferencia.

177 7. El Secretario General enviará a todos los Miembros lo antes posible las propuestas recibidas después del plazo especificado en el anterior número 171.

178 8. Las disposiciones del presente artículo se aplicarán sin perjuicio de las que, en relación de las enmiendas, se contienen en el artículo 44 de la Constitución y en el artículo 35 del presente Convenio.

ARTICULO 15
Credenciales de las delegaciones en las conferencias

179 1. Las delegaciones enviadas por los Miembros de la Unión a las conferencias deberán estar debidamente acreditadas, de conformidad con lo dispuesto en los posteriores números 180 a 186.

180 2. (1) Las credenciales de las delegaciones enviadas a las Conferencias de Plenipotenciarios estarán firmadas por el jefe del Estado, el Jefe del Gobierno o el Ministro de Relaciones Exteriores.

181 (2) Las credenciales de las delegaciones enviadas a las conferencias administrativas estarán firmadas por el Jefe del Estado, el Jefe del Gobierno, el Ministro de Relaciones Exteriores o el Ministro del ramo.

182 (3) A reserva de confirmación por una de las autoridades mencionadas en los anteriores números 180 ó 181, y recibida con anterioridad a la firma de las Actas Finales, las delegaciones podrán ser acreditadas provisionalmente por el jefe de la Misión diplomática del país interesado ante el gobierno del país en que se celebre la conferencia. De celebrarse la conferencia en la Confederación Suiza, las delegaciones podrán también ser acreditadas provisionalmente por el Jefe de la Delegación Permanente del Miembro interesado ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra.

183 3. Las credenciales serán aceptadas si están firmadas por una de las autoridades competentes mencionadas en los anteriores números 180 a 182 y responden a uno de los criterios siguientes:

184 – confieren plenos poderes a la delegación;

185 – autorizan a la delegación a representar a su gobierno, sin restricciones;

186 – otorgan a la delegación, o a algunos de sus miembros, poderes necesarios para firmar las Actas Finales.

187 4. (1) Las delegaciones cuyas credenciales reconozca en regla la sesión plenaria podrá ejercer el derecho de voto del miembro interesado, a reserva de lo dispuesto en los números 148 y 189 de la Constitución, y firmar las Actas Finales.

188 (2) Las delegaciones cuyas credenciales no sean reconocidas en regla en sesión plenaria, perderán el derecho de voto y el derecho a firmar las Actas Finales hasta que la situación se haya regularizado.

189 5. Las credenciales se depositarán lo antes posible en la secretaría de la conferencia. La comisión prevista en el número 265 del presente Convenio verificará las credenciales de cada delegación y presentará sus conclusiones en sesión plenaria en el plazo que ésta especifique. Toda delegación tendrá derecho a participar en los trabajos y a ejercer el derecho de voto, mientras la sesión plenaria de la conferencia no se pronuncie sobre la validez de sus credenciales.

190 6. Por regla general, los Miembros de la Unión deberán esforzarse por enviar sus propias delegaciones a las conferencias de la Unión. Sin embargo, si por razones excepcionales un miembro no pudiera enviar su propia delegación, podrá otorgar a la delegación a otro Miembro de la Unión poder para votar y firmar en su nombre. Estos poderes deberán conferirse por credenciales firmadas por una de las autoridades mencionadas en los anteriores números 180 ó 181.

191 7. Una delegación con derecho de voto podrá otorgar a otra delegación con derecho de voto poder para que vote en su nombre en una o más sesiones a las que no pueda asistir. En tal caso, lo notificará oportunamente y por escrito al presidente de la conferencia.

192 8. Ninguna delegación podrá ejercer más de un voto por poder.

193 9. No se aceptarán las credenciales ni las delegaciones de poder notificadas por telegrama, pero sí se aceptarán las respuestas telegráficas a las peticiones que, para precisar las credenciales, hagan el presidente o la secretaría de la conferencia.

CAPITULO III
Disposiciones generales relativas a los Comités Consultivos Internacionales

ARTICULO 16
Condiciones de participación

194 1. Los miembros de los Comités Consultivos Internacionales mencionados en las disposiciones pertinentes del artículo 13 de la Constitución podrán participar en todas las actividades del Comité Consultivo Internacional de que se trate.

195 2. (1) Toda solicitud de participación de una empresa privada de explotación reconocida, o de un organismo científico o industrial en los trabajos de un Comité Consultivo Internacional deberá ser aprobada por el miembro correspondiente, el cual transmitirá la solicitud al Secretario General, quien la pondrá en conocimiento de todos los Miembros y del Director del Comité Consultivo Internacional interesado. Este comunicará a la empresa privada de explotación reconocida o al organismo científico o industrial la decisión recaída sobre su solicitud.

196 (2) toda empresa privada de explotación reconocida podrá actuar en nombre del Miembro que la haya reconocido, siempre que ese Miembro comunique en cada caso al Comité Consultivo Internacional interesado la correspondiente autorización.

197 3. (1) En los trabajos de los Comités Consultivos Internacionales podrá admitirse la participación, con carácter consultivo, de las organizaciones internacionales y de las organizaciones regionales de telecomunicación mencionadas en el artículo 32 de la Constitución, que tengan actividades conexas y coordinen sus trabajos con los de la Unión.

198 (2) la primera solicitud de participación de una organización internacional o de una organización regional de telecomunicación de las mencionadas en el artículo 32 de la Constitución en los trabajos de un Comité consultivo Internacional, deberá dirigirse al Secretario General, el cual la comunicará por los medios de telecomunicación más adecuados a todos los Miembros, invitándolos a que se pronuncien sobre la misma. La solicitud quedará aceptada cuando la mayoría de las respuestas recibidas en el plazo de un mes sea favorable. El Secretario General pondrá en conocimiento de todos los Miembros y de los miembros del Comité de Coordinación el resultado de la consulta.

199 4. Toda empresa privada de explotación reconocida, toda organización internacional o regional de telecomunicación y todo organismo científico o industrial admitido a participar en los trabajos de un Comité Consultivo Internacional, tendrá derecho a denunciar su participación en el mismo mediante notificación dirigida al Secretario General. Esta denuncia surtirá efecto transcurrido un año desde el día de recepción de la notificación por el Secretario General.

ARTICULO 17
Atribuciones de la Asamblea Plenaria

200 La Asamblea Plenaria:

201 a) examinará los Informes de las Comisiones de Estudio y aprobará, modificará o rechazará los proyectos de recomendación contenidos en los mismos, y tomará nota de las Recomendaciones nuevas o modificadas que hayan sido aprobados por la Asamblea Plenaria para la aprobación de Recomendaciones nuevas y revisadas entre Asambleas Plenarias;

202 b) resolverá sobre la continuación del estudio de las cuestiones existentes y preparará una lista de las nuevas cuestiones que deben estudiarse, de conformidad con las disposiciones del número 121 del presente Convenio. Al proponer nuevas cuestiones tendrá en cuenta que, en principio, su examen habrá de ser finalizado en un período que no exceda de dos intervalos entre Asambleas Plenarias;

203 c) aprobará el programa de trabajo elaborado según lo previsto en el anterior número 202 y determinará el orden en que se estudiarán las cuestiones según su importancia, prioridad y urgencia, teniendo presente la necesidad de gravar al mínimo los recursos de la Unión;

204 d) decidirá, a la vista del programa de trabajo aprobado de conformidad con el anterior número 203, si deben mantenerse o disolverse las Comisiones de Estudio existentes y si deben crearse otras nuevas;

205 e) asignará a las diversas comisiones las cuestiones que han de estudiarse;

206 f) examinará y aprobará el Informe del Director sobre las actividades del Comité desde la última reunión de la Asamblea Plenaria;

207 g) aprobará, si procede, la estimación que presente el Director, de conformidad con el número 234 del presente Convenio, de las necesidades financieras del Comité hasta la siguiente Asamblea Plenaria, y la someterá a la consideración del Consejo de Administración;

208 h) debería tener en cuenta, al adoptar resoluciones o decisiones, sus repercusiones financieras previsibles y debería evitar la adopción de aquellas que puedan entrañar el rebasamiento de los topes de los créditos fijados por la Conferencia de Plenipotenciarios;

209 i) considerará los informes de la Comisión Mundial del Plan y todas las demás cuestiones cuyo estudio estime necesario, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 de la Constitución y en el presente capítulo.

ARTICULO 18
Reuniones de la Asamblea Plenaria

210 1. La Asamblea Plenaria se reunirá normalmente en la fecha y en el lugar fijados por la Asamblea Plenaria anterior.

211 2. El lugar o la fecha, o ambos, de una reunión de la Asamblea Plenaria podrán ser modificados previa aprobación de la mayoría de los Miembros de la Unión que hayan contestado a una consulta del Secretario General.

212 3. Cada reunión de la Asamblea Plenaria estará presidida por el Jefe de la delegación del Miembro en cuyo territorio se celebre la reunión o, si ésta se celebra en la Sede de la Unión, por una persona elegida por la Asamblea. El Presidente estará asistido por Vicepresidentes elegidos por la Asamblea Plenaria.

213 4. Corresponderá al Secretario General adoptar, de acuerdo con el Director del Comité Consultivo Internacional interesado, las disposiciones administrativas y financieras necesarias para la celebración de las reuniones de la Asamblea Plenaria y de las Comisiones de Estudio.

ARTICULO 19
Derecho de voto en las sesiones de las Asambleas Plenarias

214 1. Los Miembros autorizados a votar en las sesiones de las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales son los mencionados en la disposición pertinente del artículo 3 de la Constitución. No obstante, cuando un Miembro de la Unión no se halle representado por su administración, el conjunto de los representantes de las empresas privadas de explotación reconocidas de dicho Miembro, cualquiera que sea su número, tendrá derecho a un solo voto, a reserva de lo dispuesto en el número 196 del presente Convenio.

215 2. Las disposiciones de los números 190 a 193 del presente Convenio relativas a la delegación de poderes, serán aplicables a las Asambleas Plenarias.

ARTICULO 20
Comisiones a Estudio

216 1. La Asamblea Plenaria instituirá y mantendrá en funciones las Comisiones de Estudio necesarias para tratar las cuestiones cuyo estudio se haya decidido con miras a la preparación de informes y recomendaciones. Las administraciones, empresas privadas de explotación reconocidas, organismos científicos o industriales, organizaciones internacionales y organizaciones regionales de telecomunicación admitidas de acuerdo con las disposiciones de los números 197 y 198 del presente Convenio, que deseen participar en los trabajos de las Comisiones de Estudio, indicarán a su nombre, ya sea en la reunión de la Asamblea Plenaria, o bien ulteriormente al Director del Comité Consultivo Internacional correspondiente.

217 2. La Asamblea Plenaria nombrará normalmente un relator principal adjunto para cada Comisión de Estudio. Si el volumen de trabajo de una Comisión de Estudio lo requiere, la Asamblea Plenaria nombrará para ella los relatores principales adjuntos que estime necesarios. Para el nombramiento de relatores principales y relatores principales adjuntos se tendrán particularmente presentes la competencia personal y una distribución geográfica equitativa, así como la necesidad de fomentar una participación más eficaz de los países en desarrollo. Si en el intervalo entre dos Asambleas Plenarias el relator principal de una Comisión de Estudio se ve imposibilitado de ejercer sus funciones y sólo se ha nombrado un relator principal adjunto, éste le sustituirá en el cargo. Si la Asamblea Plenaria ha nombrado para esa Comisión de Estudio más de un relator principal adjunto, la Comisión elegirá entre ellos, en su primera reunión, un nuevo relator principal y, si fuese necesario, un nuevo relator principal adjunto entre sus miembros. De igual modo, si durante ese período, uno de los relatores principales adjuntos se ve imposibilitado de ejercer sus funciones, la Comisión de Estudio elegirá otro.

ARTICULO 21
Tramitación de los asuntos en las Comisiones de Estudio

218 1. Los asuntos confiados a las Comisiones de Estudio se tratarán, en lo posible, por correspondencia.

219 2. (1) Sin embargo, la Asamblea Plenaria podrá dar instrucciones acerca de las reuniones de Comisiones de Estudio que parezcan necesarias para tratar grupos importantes de cuestiones.

220 (2) Por regla general, en el período entre Asambleas Plenarias las Comisiones de Estudio no celebrarán más de dos reuniones, incluida la reunión final del período de estudios.

221 (3) Además, si después de la Asamblea Plenaria algún relator principal estima necesario que se reúna una Comisión de Estudio no prevista por la Asamblea Plenaria, para discutir verbalmente los asuntos que no hayan podido ser tratados por correspondencia, podrá proponer una reunión en un lugar adecuado, teniendo en cuenta la necesidad de reducir los gastos al mínimo, previa autorización de su Administración y después de haber consultado con el Director del Comité y con los miembros de su Comisión de Estudio.

222 3. Las Comisiones de Estudio podrán iniciar medidas para obtener de los Miembros la aprobación de las Recomendaciones terminadas entre Asambleas Plenarias. Para obtener dicha aprobación se aplicarán los procedimientos aprobados por la Asamblea Plenaria correspondiente. Las recomendaciones así aprobadas tendrán igual categoría que las aprobadas por la Asamblea Plenaria.

223 4. Cuando sea necesario, la Asamblea Plenaria podrá constituir grupos de trabajo mixtos para estudiar cuestiones que requieran la participación de expertos de varias Comisiones de Estudio.

224 5. El Director de un Comité Consultivo Internacional, previa consulta con el Secretario General y de acuerdo con los relatores principales de las Comisiones de Estudio interesadas, establecerá el plan general de las reuniones de un grupo de Comisiones de Estudio que hayan de celebrarsse en el mismo lugar y durante el mismo período.

225 6. El Director enviará los formularios finales de las Comisiones de Estudio incluida una lista de las recomendaciones aprobadas desde la anterior Asamblea Plenaria, a las administraciones participantes, a las empresas privadas de explotación reconocidas y a las organizaciones científicas o industriales de su Comité Consultivo Internacional y, en su caso, a las organizaciones internacionales y regionales de telecomunicación que hayan participado. Estos informes se enviarán tan pronto como sea posible y, en todo caso, a las organizaciones internacionales y regionales de telecomunicación que hayan participado. Estos informes se enviarán tan pronto como sea posible y, en todo caso, con tiempo suficiente para que lleguen a su destino un mes antes, por lo menos, de la fecha de apertura de la Asamblea Plenaria siguiente, salvo si inmediatamente antes de ésta se celebran reuniones de Comisiones de Estudio. No podrán incluirse en el orden del día de la Asamblea Plenaria las cuestiones que no hayan sido objeto de un informe enviado en las condiciones mencionadas.

ARTICULO 22
Funciones del Director; secretaría especializada

226 1. (1) El Director de cada Comité Consultivo Internacional coordinará los trabajos de la Asamblea Plenaria y de las Comisiones de Estudio; será responsable de la organización de la labor del Comité.

227 (2) El Director tendrá la responsabilidad de los documentos del Comité y organizará su publicación en los idiomas de trabajo de la Unión, de acuerdo con el Secretario General.

228 (3) El Director dispondrá de una secretaría constituida por personal especializado, que trabajará a sus órdenes directas en la organización de los trabajos del Comité.

229 (4) El personal de las secretarías especializadas, de los Comités Consultivos Internacionales dependerá, a efectos administrativos, del Secretario General, de conformidad con lo dispuesto en el número 82 del presente Convenio.

230 2. El Director elegirá al personal técnico y administrativo de su secretaría ajustándose al presupuesto aprobado por la Conferencia de Plenipotenciarios o por el Consejo de Administración. El nombramiento de este personal técnico y administrativo, lo hará el Secretario General, de acuerdo con el Director. Corresponderá al Secretario General decidir en último acerca de su nombramiento o destitución.

231 3. El director participará por derecho propio, con carácter consultivo, en las deliberaciones de la Asamblea Plenaria y de las Comisiones de Estudio y, a reserva de lo dispuesto en el número 213 del presente Convenio, adoptará las medidas necesarias para la preparación de las reuniones de la Asamblea Plenaria y de las Comisiones de Estudio.

232 4. El Director someterá a la consideración de la Asamblea Plenaria un informe sobre las actividades del Comité Consultivo Internacional desde la reunión anterior de la Asamblea Plenaria. Este informe, una vez aprobado, se transmitirá al Consejo de Administación por conducto del Secretario General.

233 5. El Director someterá a la reunión anual del Consejo de Adminsitración, para su conocimiento y el de los Miembros de la Unión, un informe sobre las actividades del Comité durante el año anterior.

234 6. El Director, previa consulta con el Secretario General, someterá a la aprobación de la Asamblea Plenaria una estimación de las necsidades financieras de su comité hasta la siguinete Asamblea Plenaria. Dicha estimación, una vez aprobadaa por la Asamblea Plenaria, se transmitirá al Consejo de Administración por conducto del Secretario Genral.

235 7. Basándose en la estimación de las necesidades financieras del Comité aprobada por la Asamblea Plenaria, el Director establecerá, con el fin de que sean incluidas por el Secretario General en el proyecto de presupuesto anual de la Unión, las previsiones de gastos del Comité para el año siguiente.

236 8. El Director participará, en la medida necesaria, en las actividades de cooperación y asistencia técnicas de la Unión en el marco de las disposiciones de la Constitución y del presente Convenio.

ARTICULO 23
Propuestas para las conferencias administrativas

237 1. Las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales están autorizadas para someter a las conferencias administrativas propuestas que se deriven directamente de sus recomendaciones o de las conclusiones de los estudios que estén efectuando.

238 2. Las Asambleas Plenarias podrán formular propuestas de modificación de los Reglamentos administrativos.

239 3. Estas propuestas se dirigirán a su debido tiempo al Secretario General, a fin de que puedan se agrupadas, coordinadas y comunicadas en las condiciones previstas en el número 175 del presente Convenio.

ARTICULO 24
Relaciones de los Comités Consultivos Internacionales entre sí y con
organizaciones internacionales

240 1. (1) Las Asambleas Plenarias de los Commités Consultivos Internacionales podrán constituir comisiones mixtas para realizar estudios y formular recomendaciones sobre cuestiones de interés común.

241 (2) Los directores de los Comités, en colaboración con los relatores principales, podrán organizar reuniones mixtas de Comisones pertenecientes a ambos Comités, con el objeto de estudiar cuestiones de interés común y preparar proyectos de recomendación sobre las mismas. Estos proyectos de recomendación se someterán a la Asamblea Plenaria siguiente de cada Comité.

242 2. Cuando se invite a uno de los Comités a una reunión del otro Comité o de una organización internacional, la Asamblea Plenaria o el Director del Comité invitado podrá tomar las disposiciones necesarias, habida cuenta del número 124 del presente Convenio, para la designación de un representante con carácter consultivo.

243 3. Podrán asistir con carácter consultivo a las reuniones de un Comité Consultivo Internacional el Secretario General, el Vicesecretario General, el Presidente de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias, el Director del otro Comité Consultivo Internacional y el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones o sus representantes. En caso necesario, cada Comité Consultivo Internacional podrá invitar a cualquier órgano permanente de la Unión que no haya considerado necesario estar representado en ella, a que envíe observadores a sus reuniones con carácter consultivo.

CAPITULO IV
Reglamento Interno

ARTICULO 25
Reglamento interno de las conferencias y de otras reuniones

244 El Reglamento interno se aplicará sin perjuicio de las disposiciones relativas a las enmiendas que se contienen en el artículo 44 de la Constitución y en el artículo 35 del presente Convenio:

1.Orden de colocación

245 En las sesiones de las conferencias, las delegaciones se colocarán por orden alfabético de los nombres en francés de los Miembros representados.

2. Inauguración de la conferencia

246 1. (1) Precederá a la sesión de apertura de la conferencia una reunión de los jefes de delegación, en el curso de la cual se preparará el orden del día de la primera sesión plenaria, y se formularán proposiciones sobre la organización y la designación del presidente y los vicepresidentes de la conferencia y de sus comisiones, habida cuenta de los principios de la rotación, de la distribución geográfica, de la competencia necesaria y de las disposiciones del número 250 siguiente.

247 (2) El presidente de la reunión de los jefes de delegación se designará de conformidad con lo dispuesto en los posteriores números 248 y 249.

248 2. (1) La conferencia será inaugurada por una personalidad designada por el Gobierno invitante.

249 (2) De no haber Gobierno invitante, procederá a la apertura el jefe de delegación de mayor edad.

250 3. (1) En la primera sesión plenaria se procederá a la elección del presidente, que recaerá, por lo general, en una personalidad designada por el Gobierno invitante.

251 (2) Si no hay Gobierno invitante, el presidente se elegirá teniendo en cuenta la propuesta hecha por los jefes de delegación en el curso de la reunión mencionada en el anterior número 246.

252 4. En la primera sesión plenaria se procederá asimismo:

253 a) a la elección de los vicepresidentes de la conferencia;

254 b) a la constitución de las comisiones de la conferencia y a la elección de los presidentes y vicepresidentes respectivos;

255 c) a la constitución de la secretaría de la conferencia, que estará integrada por personal de la Secretaría General de la Unión y, en caso necesario, por personal de la administración del Gobierno invitante.

3. Atribuciones del presidente de la conferencia

256 1. El presidente, además de las atribuciones que le confiere el presente Reglamento, abrirá y levantará las sesiones plenarias, dirigirá sus deliberaciones, velará por la aplicación del Reglamento interno, concederá la palabra, someterá a votación las cuestiones que se planteen y proclamará las decisiones adoptadas.

257 2. Asumirá la dirección general de los trabajos de conferencia y velará por el mantenimiento del orden durante las sesiones plenarias. Resolverá las mociones y cuestiones de orden y, en particular, estará facultado para proponer el aplazamiento o cierre del debate o la suspensión o levantamiento de una sesión. Asimismo, podrá diferir la convocación de una sesión plenaria cuando lo considere necesario.

258 3. Protegerá el derecho de las delegaciones a expresar libre y plenamente su opinión sobre la materia en debate.

259 4. Velará por que los debates se limiten al asunto en discusión, y podrá interrumpir a todo orador que se aparte del tema, para recomendarle que se circunscriba a la materia tratada.

4. Constitución de comisiones

260 1. La sesión plenaria podrá constituir comisiones para examinar los asuntos sometidos a consideración de la conferencia. Dichas comisiones podrán, a su vez, establecer subcomisiones. Las comisiones y subcomisiones podrán, asimismo, formar grupos de trabajo.

261 2. Sólo se establecerán subcomisiones y grupos de trabajo cuando sea absolutamente necesario.

262 3. A reserva de lo dispuesto en los anteriores números 260 y 261, se constituirán las siguientes comisiones:

4.1 Comisión de dirección

263 a) Estará constituida normalmente por el presidente de la conferencia o reunión, quien la presidirá, por los vicepresidentes de la conferencia y por los presidentes y vicepresidentes de las comisiones.

264 b) La comisión de dirección coordinará toda cuestión relativa al buen desarrollo de los trabajos y programará el orden y número de sesiones, evitando, en lo posible, su simultaneidad en atención al reducido número de miembros de algunas delegaciones.

4.2 Comisión de credenciales

265 Verificará las credenciales de las delegaciones en las conferencias y presentará sus conclusiones en la sesión plenaria en el plazo que ésta especifique.

4.3 Comisión de redacción

266 a) Los textos que las diversas comisiones redactarán, en la medida de lo posible, en forma definitiva teniendo para ello en cuenta las opiniones emitidas, se someterán a la comisión de redacción, la cual sin alterar el sentido, se encargará de perfeccionar su forma y, si fuese oportuno, de disponer su correcta articulación con los textos preexistentes que no hubieran sido modificados.

267 b) La comisión de redacción someterá dichos textos a la sesión plenaria, la cual decidirá su aprobación o devolución, para nuevo examen a la comisión competente.

4.4 Comisión de control del presupuesto

268 a) La sesión plenaria designará, al inaugurarse una conferencia o reunión, una comisión de control del presupuesto encargada de determinar la organización y los medios que han de ponerse a disposición de los delegados, de examinar y aprobar las cuentas de los gastos realizados durante dicha conferencia o reunión. Formarán parte de esta comisión, además de los miembros de las delegaciones que deseen inscribirse en ella, un representante del Secretario General y, cuando exista gobierno invitante, un representante del mismo.

269 b) Antes de que se agoten los créditos previstos en el presupuesto aprobado por el Consejo de Administración para la conferencia o reunión de que se trate, la comisión de control de presupuesto, en colaboración con la secretaría de la conferencia o reunión, preparará un estado provisional de los gastos para que la sesión plenaria, a la vista del mismo, pueda decidir si el progreso de los trabajos justifica una prolongación de la conferencia o de la reunión después de la fecha en que se hayan agotado los créditos del presupuesto.

270 c) La comisión de control del presupuesto presentará a la sesión plenaria, al final de la conferencia o reunión, un informe en el que se indicarán lo más exactamente posible los gastos estimados de la conferencia o reunión, así como una estimación de los gastos resultantes del cumplimiento de las decisiones de esta conferencia o reunión.

271 d) Una vez examinado y aprobado este informe por la sesión plenaria, será transmitido al Secretario General, con las observaciones de aquélla, a fin de que sea presentado al Consejo de Administración en su próxima reunión anual.

5. Composición de las comisiones

5.1 Conferencia de Plenipotenciarios

272 Las comisiones se constituirán con delegados de los Miembros y con los observadores previstos en los números 139, 140 y 141 del presente Convenio que lo soliciten o que sean designados por la sesión plenaria.

5.2 Conferencias administrativas

273 Las comisiones se constituirán con delegados de los Miembros y con los observadores y representantes previstos en los números 149 a 153 del presente Convenio que lo soliciten o que sean designados por la sesión plenaria.

6. Presidentes y vicepresidentes de las subcomisiones

274 El presidente de cada comisión propondrá a ésta la designación de los presidentes y vicepresidentes de las subcomisones que se constituyan.

7. Convocación de las sesiones

275 Las sesiones plenarias y las sesiones de las comisiones, subcomisiones y grupos de trabajo, se anunciarán con anticipación suficiente en el local de la conferencia.

8. Propuestas presentadas con anterioridad a la apertura de la conferencia

276 La sesión plenaria distribuirá las propuestas presentadas con anterioridad a la apertura de la conferencia entre las comisiones competentes que se instituyan de acuerdo con lo estipulado en la sección 4 de este Reglamento interno. Sin embargo, la sesión plenaria podrá tratar directamente cualquier propuesta.

9. Propuestas o enmiendas presentadas durante la conferencia

277 1. Las propuestas o enmiendas que se presenten después de la apertura se remitirán, al presidente de la conferencia, al presidente de la comisión competente, o a la secretaría de la conferencia para su publicación y distribución como documentos de la misma.

278 2. No podrá presentarse ninguna propuesta o enmienda escrita sin la firma del jefe de la delegación interesada o de quien lo sustituya.

279 3. El presidente de la conferencia, de una comisión, de una subcomisión o de un grupo de trabajo, podrá presentar en cualquier momento propuestas para acelerar el curso de los debates.

280 4. Toda propuesta o enmienda contendrá en términos precisos y concretos el texto que deba considerarse.

281 5. (1) El presidente de la conferencia o el de la comisión, subcomisión o grupo de trabajo competente decidirá, en cada caso, si las propuestas o enmiendas presentadas en sesión podrán hacerse verbalmente o entregarse por escrito para su publicación y distribución en las condiciones previstas en el anterior número 277.

282 (2) En general, el texto de toda propuesta importante que deba someterse a votación, deberá distribuirse en los idiomas de trabajo de la conferencia con suficiente antelación para facilitar su estudio antes de la discusión.

283 (3) Además, el presidente de la conferencia, al recibir las propuestas o enmiendas a que se alude en el anterior número 277, las asignará a la comisión competente o a la sesión plenaria, según corresponda.

284 6. Toda persona autorizada podrá leer, o solicitar que se lea, en sesión plenaria, cualquier propuesta o enmienda que se haya presentado durante la conferencia y exponer los motivos en que la funda.

10. Requisitos para la discusión, decisión o votación acerca de las propuestas o enmiendas

285 1. No podrá ponerse a discusión ninguna propuesta o enmienda si en el momento de su consideración no lograse, por lo menos, el apoyo de otra delegación.

286 2. Toda propuesta o enmienda debidamente apoyada deberá someterse a discusión y después a decisión, si es necesario mediante una votación.

11. Propuestas o enmiendas omitidas o diferidas

287 Cuando se omita a difiera el examen de una propuesta o enmienda, incumbirá a la delegación proponente velar por que se efectúe dicho examen.

12. Normas para las deliberaciones en sesión plenaria

12.1 Quórum

288 Las votaciones en sesión plenaria sólo serán válidas cuando se hallen presentes o representadas en ella más de la mitad de las delegaciones con derecho de voto acreditadas ante la conferencia.

12.2 Orden de las deliberaciones

289 (1) Las personas que deseen hacer uso de la palabra necesitarán para ello la venia del presidente. Por regla general, comenzarán por indicar la representación que ejercen.

290 (2) Todo orador deberá expresarse con lentitud y claridad, distinguiendo bien las palabras e intercalando las pausas necesarias para facilitar la comprensión de su pensamiento.

12.3 Mociones y cuestiones de orden

291 (1) Durante las deliberaciones, cualquier delegación podrá formular una moción de orden o plantear una cuestión de orden, cuando lo considere oportuno, que será resuelta de inmediato por el presidente, de conformidad con este Reglamento interno. Toda delegación tendrá derecho a apelar contra la decisión presidencial, pero ésta se mantendrá en todos sus términos a menos que la mayoría de las delegaciones presentes y votantes se oponga.

292 (2) La delegación que presente una moción de orden se abstendrá, en su intervención, de hablar sobre el fondo del asunto que se debate.

12.4 Prioridad de las mociones y cuestiones de orden

293 La prioridad que deberá asignarse a las mociones y cuestiones de orden de que trata el anterior número 291, será la siguiente:

294 a) toda cuestión de orden relativa a la aplicación del presente Reglamento interno comprendidos los procedimientos de votación;

295 b) suspensión de la sesión;

296 c) el levantamiento de la sesión;

297 d) aplazamiento del debate sobre el tema en discusión;

298 e) clausura del debate sobre el tema en discusión;

299 f) cualquier otra moción o cuestión de orden que pueda plantearse, cuya prioridad relativa será fijada por el presidente.

12.5 Moción de suspensión o levantamiento de las sesiones

300 En el transcurso de un debate, toda la delegación podrá proponer la suspensión o levantamiento de la sesión indicando las razones en que se funda tal propuesta. Si la moción fuese apoyada, se concederá la palabra a dos oradores que se opongan a dicha moción y para referirse exclusivamente a ella, después de lo cual la moción será sometida a votación.

12.6 Moción de aplazamiento del debate

301 Durante las deliberaciones, cualquier delegación podrá proponer el aplazamiento del debate por un tiempo determinado. Formulada tal moción, el debate consiguiente, si lo hubiere, se limitará a tres oradores como máximo, uno a favor y dos en contra, además del autor de la moción, después de lo cual la moción será sometida a votación.

12.7 Moción de clausura del debate

302 Cualquier delegación podrá proponer en todo momento la clausura del debate sobre el tema en discusión. En tal caso, podrá concederse el uso de la palabra solamente a dos oradores que se opongan a la moción, después de lo cual será ésta sometida a votación. Si es aceptada, el presidente pondrá inmediatamente a votación el tema cuyo debate fue objeto de la moción de clausura.

12.8 Limitación de las intervenciones

303 (1) La sesión plenaria podrá establecer eventualmente el número y duración de las intervenciones de una misma delegación sobre un tema determinado.

304 (2) Sin embargo, en las cuestiones de procedimiento, el presidente limitará cada intervención a cinco minutos como máximo.

305 (3) Cuando un orador exceda el tiempo concedido, el presidente lo hará notar a la asamblea y rogará al orador que concluya brevemente su exposición.

12.9 Cierre de la lista de oradores

306 (1) En el curso de un debate, el presidente podrá disponer que se dé lectura de la lista de oradores inscritos; incluirá en ella a quienes manifiesten su deseo de intervenir, y con el consentimiento de los presentes, podrá declararla cerrada. No obstante, el presidente, cuando lo considere oportuno, podrá permitir, como excepción, que se conteste cualquier exposición anterior, aun después de cerrada la lista de oradores.

307 (2) Agotada la lista de oradores sobre el tema en discusión, el presidente declarará clausurado el debate.

12.10 Cuestiones de competencia

308 Las cuestiones de competencia que puedan suscitarse serán resueltas con anterioridad a la votación sobre el fondo del asunto que se debate.

12.11 Retiro y reposición de mociones

309 El autor de cualquier moción podrá retirarla antes de la votación. Toda moción, enmendada o no, que se retire del debate, podrá ser presentada de nuevo por la delegación autora de la misma o cualquier otra delegación.

13. Derecho de voto

310 1. La delegación de todo Miembro de la Unión, debidamente acreditada por éste para tomar parte en los trabajos de la conferencia, tendrá derecho a un voto en todas las sesiones que se celebren, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3 de la Constitución.

311 2. La delegación de todo Miembro de la Unión ejercerá su derecho de voto en las condiciones determinadas en el artículo 15 del presente Convenio.

14. Votación

14.1 Definición de la mayoría

312 (1) Se entenderá por mayoría más de la mitad de las delegaciones presentes y votantes.

313 (2) Las delegaciones que se abstengan de votar no serán tomadas en consideración para el cómputo de la mayoría.

314 (3) En caso de empate, toda propuesta o enmienda se considerará rechazada.

315 (4) A los efectos de este Reglamento, se considerará "delegación presente y votante" a la que vote a favor o en contra de una propuesta.

14.2 No participación en una votación

316 Las delegaciones presentes que no participen en una votación determinada o que declaren explícitamente no querer participar en ella, no se considerarán como ausentes para la determinación del quórum, en el sentido del número 288 del presente Convenio, ni como abstenidas desde el punto de vista de la aplicación de las disposiciones del siguiente número 318.

14.3 Mayoría especial

317 Para la admisión de nuevos Miembros de la Unión regirá la mayoría fijada en el artículo 2 de la Constitución.

14.4 Abstenciones de más del cincuenta por ciento

318 Cuando el número de abstenciones exceda de la mitad de los votos registrados (a favor, en contra y abstenciones), el examen del asunto en discusión quedará diferido hasta una sesión ulterior, en la cual no se computarán las abstenciones.

14.5 Procedimiento de votación

319 (1) Los procedimientos de votación son los siguientes:

320 a) por regla general, a mano alzada, si no se ha solicitado la votación nominal por orden alfabético, según lo previsto en el apartado b) o la votación secreta, según lo previsto en el apartado c);

321 b) nominal por orden alfabético de los nombres en francés de los Miembros presentes y con derecho de voto:

322 1. si así lo solicitan por lo menos dos delegaciones presentes y con derecho de voto antes del comenzar la votación, y si no se ha solicitado una votación secreta según lo previsto en el apartado c), o

323 2. si el procedimiento previsto en el apartado a) no da lugar a una mayoría clara;

324 c) por votación secreta, si así lo solicitan antes del comienzo de la votación por lo menos cinco de las delegaciones presentes con derecho de voto.

325 (2) Antes de comenzar la votación, el presidente observará si hay alguna petición en cuanto a la forma en que debe realizarse la votación, a continuación, declarará formalmente el procedimiento de votación que haya de aplicarse, el asunto que ha de someterse a votación y el comienzo de la misma. Una vez celebrada la votación, proclamará sus resultados.

326 (3) En caso de votación secreta, la secretaría adoptará de inmediato las medidas necesarias para garantizar el secreto de sufragio.

327 (4) La votación podrá efectuarse por un sistema electrónico, si se dispone de un sistema adecuado y si la conferencia así lo determina.

14.6 Prohibición de interrumpir una votación iniciada

328 Ninguna delegación podrá interrumpir una votación iniciada excepto si se tratase de una cuestión de orden acerca de la forma en que aquélla se desarrolla. La cuestión de orden no podrá incluir la modificación de la votación en curso o un cambio del fondo del asunto sometido a votación. La votación comenzará con la declaración del presidente de que la votación ha comenzado y terminará con la proclamación de sus resultados por el presidente.

14.7 Fundamentos del voto

329 Terminada la votación, el presidente concederá la palabra a las delegaciones que deseen explicar su voto.

14.8 Votación por partes de una propuesta

330 (1) Toda propuesta podrá subdividirse y ponerse a votación por partes a instancia de su autor, si el pleno lo estima oportuno o a propuesta del presidente, con la aprobación del autor. Las partes de la propuesta que resulten aprobadas serán luego sometidas a nueva votación de conjunto.

331 (2) Cuando se rechacen todas las partes de una propuesta, se considerará rechazada la propuesta en su totalidad.

14.9 Orden de votación sobre propuestas concurrentes

332 (1) Cuando existan dos o más propuestas sobre un mismo asunto, la votación se realizará de acuerdo con el orden en que aquéllas hayan sido presentadas, excepto si el pleno resuelve adoptar otro orden distinto.

333 (2) Concluida cada votación, el pleno decidirá si se vota o no sobre la propuesta siguiente.

14.10 Enmiendas

334 (1) Se entenderá por enmienda toda propuesta de modificación que solamente tienda a suprimir, agregar o alterar una parte de la propuesta original.

335 (2) Toda enmienda admitida por la delegación que haya presentado la propuesta original será incorporada de inmediato a dicha propuesta.

336 (3) No se considerarán enmiendas las propuestas de modificación que el Pleno juzgue incompatibles con la propuesta original.

14.11 Votación de enmiendas

337 (1) Cuando una propuesta sea objeto de enmienda, esta última se votará en primer término.

338 (2) Cuando una propuesta sea objeto de dos o más enmiendas, se pondrá a votación en primer término la enmienda que más se aparte del texto original; si esta enmienda no obtiene la aprobación de la mayoría, se hará lo propio con aquella enmienda que entre las restantes también se aparte en mayor grado de la propuesta considerada y este mismo procedimiento se observará sucesivamente hasta que una enmienda obtenga la aprobación de la mayoría; si una vez finalizado el examen de todas las enmiendas presentadas, ninguna hubiera obtenido la mayoría, se pondrá a votación la propuesta original.

339 (3) Cuando se adopten una o varias enmiendas, se someterá seguidamente a votación la propuesta así modificada.

14.12 Repetición de una votación

340 (1) En las comisiones, subcomisiones y grupos de trabajo de una conferencia o reunión, no podrá someterse de nuevo a votación dentro de la misma comisión, subcomisión o grupo de trabajo, una parte de una propuesta o una modificación ya decididas en otra votación. Este principio se aplicará con independencia del procedimiento de votación elegido.

341 (2) En las sesiones plenarias no se someterá de nuevo a votación una parte de una propuesta o una enmienda, a menos que se cumplan las dos condiciones siguientes:

342 a) la mayoría de los Miembros con derecho de voto lo solicite, y

343 b) medie al menos un día entre la votación realizada y la solicitud de repetición de esa votación.

15. Normas para las deliberaciones y procedimiento de votación en las comisiones y subcomisiones

344 1. El presidente de una comisión o subcomisión tendrá atribuciones similares a las que la sección 3 del presente Reglamento interno concede al presidente de la conferencia.

345 2. Las normas de deliberación previstas en la sección 12 del presente Reglamento interno para las sesiones plenarias, serán aplicables a los debates de las comisiones y subcomisiones, salvo las que regulan el quórum.

346 3. Las normas previstas en la sección 14 del presente Reglamento interno serán aplicables igualmente a las votaciones que se efectúen en las comisiones o subcomisiones.

16. Reservas

347 1. En general, toda delegación cuyos puntos de vista no sean compartidos por las demás delegaciones procurará, en la medida de lo posible, adherirse a la opinión de la mayoría.

348 2. Sin embargo, cuando una delegación considere que una decisión cualquiera es de tal naturaleza que impida que su Gobierno consienta en obligarse por enmiendas a la Constitución o al presente Convenio o por la revisión de los Reglamentos administrativos, dicha delegación podrá formular reservas provisionales o definitivas sobre aquella decisión. Asimismo, cualquier delegación podrá formular tales reservas en nombre de un Miembro que no participe en la Conferencia y que, de acuerdo con las disposiciones del Artículo 15 de este Convenio, haya otorgado a aquélla poder para firmar las Actas Finales.

17. Actas de las sesiones plenarias

349 1. Las actas de las sesiones plenarias serán redactadas por la secretaría de la conferencia, la cual cuidará de que su distribución entre las delegaciones se realice lo antes posible y, en todo caso, dentro de los cinco días laborales siguientes a cada sesión.

350 2. Una vez distribuidas las actas, las delegaciones podrán presentar por escrito a la secretaría de la conferencia, dentro del más breve plazo posible, las correcciones que consideren pertinentes, sin perjuicio de su derecho a presentarlas oralmente durante la sesión en que se consideren dichas actas.

351 3. (1) Por regla general, las actas contendrán las propuestas y conclusiones, con sus respectivos fundamentos, redactados con la mayor concisión posible.

352 (2) No obstante, toda delegación tendrá derecho a solicitar que conste en acta, en forma sumaria o íntegra, cualquier declaración por ella formulada durante el debate. En tal caso, por regla general, lo anunciará así al comienzo de su exposición, para facilitar la tarea de los relatores. El texto respectivo será suministrado a la secretaría de la conferencia dentro de las dos horas siguientes al término de la sesión.

353 4. La facultad concedida en el anterior número 352 en cuanto concierne a la inserción de las declaraciones, deberá usarse con discreción en todos los casos.

18. Resúmenes de los debates e informes de las comisiones y subcomisiones

354 1. (1) Los debates de cada sesión de las comisiones y subcomisiones se compendiarán en resúmenes preparados por la secretaría de la conferencia, y se distribuirán a las delegaciones dentro de los cinco días laborables siguientes a cada sesión. Los resúmenes reflejarán los puntos esenciales de cada discusión, las distintas opiniones que sea conveniente consignar, así cono las proposiciones o conclusiones que se deriven del conjunto.

355 (2) No obstante, toda delegación también tendrá derecho a proceder en estos casos conforme a la facultad que le confiere el anterior número 352.

356 (3) La facultad concedida en el anterior número 355 también deberá usarse con discreción en todos los casos.

357 2. Las comisiones y subcomisiones podrán redactar los informes parciales que estimen necesarios y, eventualmente, al finalizar sus trabajos, podrán presentar un informe final en el que recapitularán, en forma concisa, las proposiciones y conclusiones resultantes de los estudios que se les haya confiado.

19. Aprobación de actas, resúmenes de los debates e informes

358 1. (1) Por regla general, al iniciarse cada sesión plenaria, sesión de comisión o de subcomisión, el presidente preguntará si las delegaciones tienen alguna observación que formular en cuanto al acta, o en caso de comisión o de subcomisión al resumen de los debates de la sesión anterior, y estos documentos se darán por aprobados si no se presentan correcciones a la secretaría o si no se manifiesta ninguna oposición verbal. En caso contrario, se introducirán las rectificaciones a que hubiere lugar.

359 (2) Todo informe parcial o final deberá ser aprobado por la comisión o subcomisión interesada.

360 2. (1) Las actas de las últimas sesiones plenarias serán examinadas y aprobadas por el presidente de la conferencia o reunión.

361 (2) Los resúmenes de los debates de las últimas sesiones de cada comisión o subcomisión serán examinados y aprobados por su respectivo presidente.

20. Numeración

362 1. Hasta su primera lectura en sesión plenaria, se conservarán los números de los capítulos, artículos y apartados de los textos que deban revisarse. Provisionalmente se dará a los textos que se agreguen el número del apartado precedente del texto primitivo, seguidos de "A", "B", etc.

363 2. La numeración definitiva de los capítulos, artículos y apartados, después de su aprobación en primera lectura, será confiada normalmente a la comisión de redacción aunque, por decisión adoptada en sesión plenaria, podrá encomendarse al Secretario General.

21. Aprobación definitiva

364 Los textos de las Actas Finales se considerarán definitivos una vez aprobados en segunda lectura en sesión plenaria.

22. Firma

365 Los textos definitivamente aprobados por la conferencia serán sometidos a la firma de los delegados que tengan los poderes definidos en el artículo 15 del presente Convenio, a cuyo efecto se observará el orden alfabético de los nombres en francés de los Miembros representados.

23. Comunicados de prensa

366 No se podrán facilitar a la prensa comunicados oficiales sobre los trabajos de la conferencia sin la previa autorización de su presidente.

24. Franquicia

367 Durante la conferencia, los miembros de las delegaciones, los representantes de los Miembros del Consejo de Administración, los altos funcionarios de los órganos permanentes de la Unión que participen en la conferencia y el personal de la Secretaría de la Unión enviado a la conferencia, tendrán derecho a la franquicia postal, telegráfica, telefónica y télex que el Gobierno invitante haya concedido, de acuerdo con los demás Gobiernos y las empresas privadas de explotación reconocidas interesadas.

CAPITULO V
Disposiciones diversas

ARTICULO 26
Finanzas

368 1. (1) La escala de la que elegirá cada Miembro su clase contributiva, de conformidad con lo estipulado en el artículo 17 de la Constitución, será la siguiente:

Clase de 40 unidades

Clase de 35 unidades

Clase de 30 unidades

Clase de 28 unidades

Clase de 25 unidades

Clase de 23 unidades

Clase de 20 unidades

Clase de 18 unidades

Clase de 15 unidades

Clase de 13 unidades

Clase de 10 unidades

Clase de 8 unidades

Clase de 5 unidades

Clase de 4 unidades

Clase de 3 unidades

Clase de 2 unidades

Clase de 1 y 1/2 unidad

Clase de 1 unidad

Clase de 1/2 unidad

Clase de 1/4 unidad

Clase de 1/8 unidad

Clase de 1/16 de unidad en el caso de los países menos adelantados enumerados por las Naciones Unidas y en el de otros Miembros determinados por el Consejo de Administración.

369 (2) Además de las clases contributivas mencionadas en el anterior número 368, cualquier Miembro podrá elegir una clase contributiva superior a 40 unidades.

370 (3) El Secretario general notificará a todos los Miembros de la Unión la decisión de cada Miembro acerca de la clase contributiva elegida.

371 (4) Los Miembros podrán elegir en cualquier momento una clase contributiva superior a la que hayan adoptado anteriormente.

372 2. (1) Los nuevos Miembros abonarán por el año de su adhesión una contribución calculada a partir del primer día del mes de su adhesión.

373 (2) En caso de denuncia de la Constitución o del presente Convenio por un Miembro, la contribución deberá abonarse hasta el último día del mes en que surta efecto la denuncia.

374 3. Las sumas adeudadas devengarán intereses desde el comienzo de cada ejercicio económico de la Unión. Para estos intereses se fija el tipo de un 3% (tres por ciento) anual durante los seis primeros meses y de un 6% (seis por ciento) anual a partir del principio del séptimo mes.

375 4. Se aplicarán las disposiciones siguientes a las contribuciones de las empresas privadas de explotación reconocidas, organismos científicos o industriales y organizaciones internacionales:

376 a) las empresas privadas de explotación reconocidas y los organismos científicos o industriales contribuirán al pago de los gastos de los Comités consultivos internacionales en cuyos trabajos hayan aceptado participar. Asimismo, las empresas privadas de explotación reconocidas contribuirán al pago de los gastos de las conferencias administrativas en las que hayan aceptado participar o hayan participado, conforme a lo dispuesto en el número 153 del presente Convenio;

377 b) las organizaciones internacionales contribuirán también al pago de los gastos de las conferencias o reuniones en las que hayan sido admitidas, salvo cuando el Consejo de Administración las exima como medida de reciprocidad;

378 c) las empresas privadas de explotación reconocidas, los organismos científicos o industriales y las organizaciones internacionales que contribuyan al pago de los gastos de las conferencias o reuniones en virtud de lo dispuesto en los anteriores números 376 y 377, elegirán libremente, en la escala que figura en el anterior número 368, la clase contributiva con que participarán en el pago de los gastos de la Unión, con exclusión de las clases de ¼, de 1/8 y de 1/16 de unidad reservadas a los Miembros de la Unión, y comunicarán al Secretario General la clase elegida;

379 d) las empresas privadas de explotación reconocidas, los organismos científicos o industriales y las organizaciones internacionales que contribuyan al pago de los gastos de las conferencias o reuniones podrán elegir, en todo momento, una clase contributiva superior a la que hayan adoptado anteriormente;

380 e) sólo podrá concederse una reducción de la clase contributiva de conformidad con los principios estipulados en las disposiciones pertinentes del artículo 17 de la Constitución;

381 f) en caso de denuncia de la participación en los trabajos de un Comité consultivo internacional, deberá abonarse la contribución hasta el último día del mes en que surta efecto la denuncia;

382 g) el importe de la unidad contributiva de las empresas privadas de explotación reconocidas, organismos científicos o industriales y organizaciones internacionales, para el pago de los gastos de las reuniones de los Comités consultivos internacionales en cuyos trabajos hayan aceptado participar, se fijará en 1/5 de la unidad contributiva de los Miembros de la Unión. Estas contribuciones se considerarán como ingresos de la Unión y devengarán intereses conforme a los dispuesto en el anterior número 374.

383 h) el importe de la unidad contributiva de las empresas privadas de explotación reconocidas, para el pago de los gastos de las conferencias administrativas en que participen conforme a lo dispuesto en el número 154 del presente Convenio, y el de las organizaciones internacionales que participen en ellas, se calcula dividiendo el importe total del presupuesto de la conferencia de que se trate por el número total de unidades abonadas por los Miembros como contribución al pago de los gastos de la Unión. Las contribuciones se considerarán como ingresos de la Unión y devengarán intereses a los tipos fijados en el anterior número 374 a partir del 60º día siguiente al envío de las facturas correspondientes.

384 5. El Secretario General, en colaboración con el Consejo de Administración, fijará el precio de las publicaciones vendidas a las administraciones, empresas privadas de explotación reconocidas o a particulares, procurando que los gastos de reproducción y distribución queden cubiertos en general con la venta de las mismas.

385 6. La Unión mantendrá una cuenta de provisión a fin de disponer de capital de explotación para cubrir los gastos esenciales y mantener suficiente liquidez para evitar, en lo posible, tener que recurrir a préstamos. El saldo de la cuenta de provisión será fijado anualmente por el Consejo de Administración sobre la base de las necesidades previstas. Al final de cada ejercicio económico, todos los créditos presupuestarios no utilizados ni comprometidos se ingresarán en la cuenta de provisión. Esta cuenta se describe detalladamente en el Reglamento Financiero.

ARTICULO 27

Responsabilidades financieras de las conferencias administrativas y las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales

386 1. Antes de adoptar propuestas que tengan repercusiones financieras, las conferencias administrativas y las Asambleas Plenarias de los Comités Consultivos Internacionales tendrán presentes todas las previsiones presupuestarias de la Unión para cerciorarse de que dichas propuestas no entrañan gastos superiores a los créditos que el Consejo de Administración está facultado para autorizar.

387 2. No se tomará en cuenta ninguna decisión de una conferencia administrativa o de una Asamblea Plenaria de un Comité Consultivo Internacional que entrañe un aumento directo o indirecto de los gastos por encima de los créditos de que el Consejo de Administración está facultado para autorizar.

ARTICULO 28
Idiomas

388 1. (1) En las conferencias de la Unión y en las reuniones de los Comités Consultivos Internacionales y del Consejo de Administración podrán emplearse otros idiomas distintos de los mencionados en las disposiciones pertinentes del artículo 18 de la Constitución:

389 a) cuando se solicite del Secretario General o del jefe del órgano permanente interesado que tome las medidas adecuadas para el empleo oral o escrito de uno o más idiomas adicionales, siempre que los gastos correspondientes sean sufragados por los Miembros que hayan formulado o apoyado la petición;

390 b) cuando una delegación asegure a sus expensas la traducción oral de su propia lengua a uno de los idiomas indicados en la disposición pertinente del artículo 18 de la Constitución.

391 (2) En el caso previsto en el anterior número 389, el Secretario General o el jefe del órgano permanente interesado atenderá la petición en la medida de lo posible, a condición de que los Miembros interesados se comprometan previamente a reembolsar a la Unión el importe de los gastos consiguientes.

392 (3) En el caso previsto en el anterior número 390, la delegación que lo desee podrá además asegurar, por su cuenta, la traducción oral a su propia lengua a partir de uno de los idiomas indicados en la disposición pertinente del artículo 18 de la Constitución.

393 2. Todos los documentos mencionados en las disposiciones pertinentes del artículo 18 de la Constitución `podrán publicarse en un idioma distinto de los estipulados, a condición de que los Miembros que lo soliciten se comprometan a sufragar la totalidad de los gastos que origine la traducción y publicación de los mismos.

CAPITULO VI
Disposiciones varias sobre la explotación de los servicios de telecomunicaciones

ARTICULO 29
Tasas y franquicia

394 En los Reglamentos Administrativos figuran las disposiciones relativas a las tasas de las telecomunicaciones y a los diversos casos en que se concede la franquicia.

ARTICULO 30
Establecimiento y liquidación de cuentas

395 1. La liquidación de cuentas internacionales será considerada como una transacción corriente, y se efectuará con sujeción a las obligaciones internacionales ordinarias de los Miembros interesados cuando los Gobiernos hayan celebrado arreglos sobre esta materia. En ausencia de arreglos de este género o de acuerdos particulares concertados en las condiciones previstas en el artículo 31 de la Constitución, estas liquidaciones de cuentas serán efectuadas conforme a los Reglamentos Administrativos.

396 2. Las administraciones de los Miembros y las empresas privadas de explotación reconocidas que exploten servicios internacionales de telecomunicación deberán ponerse de acuerdo sobre importe de sus respectivos débitos y créditos.

397 3. Las cuentas correspondientes a los débitos y créditos a que se refiere el anterior número 396 se establecerán de acuerdo con las disposiciones de los Reglamentos Administrativos, a menos que se hayan concertado arreglos particulares entre las partes interesadas.

ARTICULO 31
Unidad monetaria

398 A menos que existan acuerdos particulares entre Miembros, la unidad monetaria empleada para la composición de las tasas de distribución de los servicios internacionales de telecomunicación y para el establecimiento de las cuentas internacionales, será:

- la unidad monetaria del Fondo Monetario Internacional,
o
- el franco oro,

entendiendo ambos como se definen en los Reglamentos administrativos. Las disposiciones para su aplicación se establecen en el apéndice 1 al Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales.

ARTICULO 32
Intercomunicación

399 1. Las estaciones de radiocomunicación del servicio móvil estarán obligadas, dentro de los límites de su empleo normal, al intercambio de radiocomunicaciones, sin distinción del sistema radioeléctrico que utilicen.

400 2. Sin embargo, a fin de no entorpecer los progresos científicos, las disposiciones del número 399 precedente no serán obstáculo para el empleo de un sistema radioeléctrico incapaz de comunicar con otros sistemas, siempre que esta incapacidad sea debida a la naturaleza específica de tal sistema y no resultado de dispositivos adoptados con el único objeto de impedir la intercomunicación.

401 3. No obstante lo dispuesto en el anterior número 399, una estación podrá ser dedicada a un servicio internacional restringido de telecomunicación, determinado por la finalidad de este servicio o por otras circunstancias independientes del sistema empleado.

ARTICULO 33
Lenguaje secreto

402 1. Los telegramas de Estado, así como los de servicio, podrán ser redactados en lenguaje secreto en todas las relaciones.

403 2. Los telegramas privados en lenguaje secreto podrán también admitirse entre todos los Miembros, a excepción de aquellos que previamente hayan notificado, por conducto del Secretario General, que no admiten este lenguaje para dicha categoría de correspondencia.

404 3. Los Miembros que no admitan los telegramas privados en lenguaje secreto procedentes de su propio territorio o destinados al mismo, deberán aceptarlos en tránsito, salvo en el caso de la suspensión de servicio prevista en el artículo 24 de la Constitución.

CAPITULO VII
Arbitraje y enmienda

ARTICULO 34
Arbitraje: Procedimiento

(Véase el Artículo 45 de la Constitución)

405 1. La parte que desee recurrir al arbitraje iniciará el procedimiento enviando a la otra parte una notificación de petición de arbitraje.

406 2. Las partes decidirán de común acuerdo si el arbitraje ha de ser confiado a personas, administraciones o Gobiernos. Si en el término de un mes, contado a partir de la fecha de notificación de la petición de arbitraje, las partes no logran ponerse de acuerdo sobre este punto, el arbitraje será confiado a Gobiernos.

407 3. Cuando el arbitraje se confíe a personas, los árbitros no podrán ser ni nacionales de un Estado parte en la controversia ni tener un domicilio en uno de los Estados interesados, ni estar al servicio de alguno de ellos.

408 4. Cuando el arbitraje se confíe a Gobiernos o administraciones de Gobiernos, éstos se elegirán entre los miembros que no estén implicados en la controversia, pero que sean partes en el acuerdo cuya aplicación lo haya provocado.

409 5. Cada una de las dos partes en la controversia designará un árbitro en el plazo de tres meses, contados a partir de la fecha de recibo de la notificación de la petición de arbitraje.

410 6. Cuando en la controversia se hallen implicadas más de dos partes, cada uno de los dos grupos de partes que tengan intereses comunes en la controversia designará un árbitro, conforme al procedimiento previsto en los anteriores números 408 y 409.

411 7. Los dos árbitros así designados se concertarán para nombrar un tercero, el cual, en el caso de que los dos primeros sean personas y no Gobiernos o administraciones, habrá de responder a las condiciones señaladas en el anterior número 407, y deberá ser, además, de nacionalidad distinta a la de aquellos. Si los dos árbitros no llegan a un acuerdo sobre la elección del tercero, cada uno de ellos propondrá un tercer árbitro no interesado en la controversia. El Secretario General de la Unión realizará en tal caso un sorteo para designar al tercer árbitro.

412 8. Las partes en desacuerdo podrán concertarse para resolver su controversia por medio de un árbitro único, designado de común acuerdo; también podrán designar un árbitro cada una y solicitar del Secretario General que designe por sorteo, entre ellos, al árbitro único.

413 9. El árbitro, o los árbitros, decidirán libremente el lugar y las normas de procedimiento que se han de aplicar al arbitraje.

414 10. La decisión del árbitro único será definitiva y obligará a las partes en la controversia. Si el arbitraje se confía a varios árbitros, la decisión que se adopte por mayoría de votos de los árbitros será definitiva y obligará a las partes.

415 11. Cada parte sufragará los gastos en que haya incurrido con motivo de la instrucción y presentación del arbitraje. Los gastos de arbitraje que no sean los efectuados por las partes se repartirán por igual entre éstas.

416 12. La unión facilitará cuantos informes relacionados con la controversia puedan necesitar el árbitro o los árbitros. Si las partes en controversia así lo deciden, la decisión del árbitro o árbitros se comunicará al Secretario General con fines de referencia en el futuro.

ARTICULO 35
Enmiendas al presente Convenio

417 1. Los Miembros de la Unión podrán proponer enmiendas al presente Convenio. Con vistas a su transmisión oportuna a los Miembros de la Unión y su examen por los mismos, las propuestas de enmienda deberán obrar en poder del Secretario General como mínimo ocho meses antes de la fecha fijada de apertura de la conferencia de Plenipotenciarios. El Secretario General enviará lo antes posible, y como mínimo seis meses antes de dicha fecha, dichas propuestas de enmienda a todos los Miembros de la Unión.

418 2. No obstante, los Miembros de la Unión o sus delegaciones en la Conferencia de Plenipotenciarios podrán proponer en cualquier momento modificaciones a las propuestas de enmienda presentadas de conformidad con el anterior número 417.

419 3. Para el examen de las enmiendas propuestas a la presente Constitución o de las modificaciones de las mismas en sesión plenaria de la Conferencia de Plenipotenciarios el quórum estará constituido por más de la mitad de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia de Plenipotenciarios.

420 4. Para ser adoptada, toda modificación propuesta a una enmienda, así como la propuesta en su conjunto, modificada o no, deberá ser aprobada en sesión plenaria por más de la mitad de las delegaciones acreditadas ante la Conferencia de Plenipotenciarios que tengan derecho de voto.

421 5. En los casos no previstos en los párrafos precedentes del presente artículo, se aplicarán las disposiciones generales relativas a las conferencias y de otras reuniones contenidos en el presente Convenio.

422 6. Las enmiendas al presente Convenio adoptadas por una Conferencia de Plenipotenciarios entrarán en vigor en su totalidad y en forma de un solo instrumento de enmienda, treinta días después de la fecha de depósito de los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o, en su caso, del instrumento de adhesión en poder del Secretario General por las dos terceras partes de los Miembros. Desde ese momento, obligarán a todos los Miembros de la Unión. Queda excluida la ratificación, aceptación o aprobación parcial de dicho instrumento de enmienda o la adhesión parcial al mismo.

423 7. Sin perjuicio de lo dispuesto en el anterior número 422, la Conferencia de Plenipotenciarios podrá decidir que para la correcta aplicación de una enmienda a la Constitución es necesario enmendar el presente Convenio. En tal caso, la enmienda al presente Convenio no entrará en vigor antes que la enmienda a la Constitución.

424 8. El Secretario General notificará a todos los Miembros el depósito de cada instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, y la fecha de entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda.

425 9. Después de la entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda, la ratificación, aceptación, aprobación o adhesión de conformidad con los artículos 41 y 42 de la Constitución se aplicarán al nuevo texto modificado del Convenio.

426 10. Después de la entrada en vigor de dicho instrumento de enmienda, el Secretario General lo registrará en la Secretaría de las Naciones Unidas, de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas. El número 219 de la Constitución se aplicará también a dicho instrumento de enmienda.

ANEXO
Definición de algunos términos empleados en el presente Convenio y en los Reglamentos Administrativos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

A los efectos de los instrumentos de la Unión mencionados en el epígrafe, los términos siguientes tienen el sentido que les dan las definiciones que les acompañan.

1001 Experto: Persona enviada por:

a) el Gobierno o la Administración de su país,

b) una organización autorizada por el Gobierno o la Administración del país interesado, o

c) una organización internacional

para participar en tareas de la Unión relacionadas con su especialidad profesional.

1002 Observador: Persona enviada:

- Por las Naciones Unidas, un organismo especializado de las Naciones Unidas, o el Organismo Internacional de Energía Atómica o una organización regional de telecomunicaciones para participar con carácter consultivo en la Conferencia de Plenipotenciarios, en una conferencia administrativa o en una reunión de un Comité Consultivo Internacional;

- Por una organización internacional para participar con carácter consultivo en una conferencia administrativa o en una reunión de un Comité Consultivo Internacional;

- Por el Gobierno de un Miembro de la Unión para participar, sin derecho a voto, en una conferencia administrativa regional;

de conformidad con las disposiciones pertinentes del presente Convenio.

1003 Servicio móvil: Servicio de radiocomunicación entre estaciones móviles y estaciones terrestres o entre estaciones móviles.

1004 Telecomunicación de servicio: Telecomunicación relativa a las telecomunicaciones públicas internacionales y cursada entre todas y cada una de las entidades o personas siguientes:

- las administraciones,

- las empresas privadas de explotación reconocidas.

- el Presidente del Consejo de Administración, el Secretario General, el Vicepresidente General, los Directores de los Comités Consultivos Internacionales, el director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones, los miembros de la Junta Internacional de Registro de Frecuencias y otros representantes o funcionarios autorizados de la Unión, comprendidos los que se ocupan de asuntos oficiales fuera de la sede de la Unión.

PROTOCOLO FACULTATIVO

sobre la solución de controversias relacionadas con la Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones
y los Reglamentos Administrativos

Niza 1989

PROTOCOLO FACULTATIVO

sobre la solución obligatoria de controversias relacionadas
con la Constitución de la Unión Internacional de
Telecomunicaciones, el Convenio de la Unión
Internacional de Telecomunicaciones y los
Reglamentos Administrativos

En el acto de proceder a la firma de la constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y del Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de Niza (1989), los Plenipotenciarios que suscriben han firmado el presente Protocolo facultativo sobre la solución obligatoria de controversias.

Los Miembros de la Unión, partes en el presente Protocolo Facultativo,

expresando el deseo de recurrir, en cuanto les concierne, al arbitraje obligatorio para resolver todas sus controversias relativas a la interpretación o aplicación de la Constitución, del Convenio o de los Reglamentos Administrativos previstos en el artículo 4 de la Constitución,

han convenido lo siguiente:

ARTICULO 1

Salvo que se elija de común acuerdo una de las formas de solución citadas en el artículo 45 de la Constitución, las controversias relativas a la interpretación o aplicación de la Constitución, del Convenio o de los Reglamentos Administrativos previstos en el artículo 4 de la Constitución se someterán, a petición de una de las partes, a un arbitraje obligatorio. El procedimiento será el del artículo 34 del Convenio, cuyo punto 5 (número 409) se ampliará como sigue:

"5. Cada una de las partes en la controversia designará un árbitro en el plazo de tres meses, contados a partir de la fecha de recibo de la notificación de la petición de arbitraje. Transcurrido este plazo, si una de las partes no ha designado árbitro, esta designación lo hará, a petición de la otra parte, el Secretario General, que procederá de conformidad con lo dispuesto en los números 407 y 408 del Convenio."

ARTICULO 2

El presente Protocolo quedará abierto a la firma de los Miembros en el momento de la firma de la Constitución y del Convenio. Será ratificado, aceptado o aprobado por los Miembros signatarios con arreglo a sus normas constitucionales. Podrán adherirse a él los Miembros que sean partes en la Constitución y en el Convenio y los Estados que se conviertan en Miembros de la Unión. El instrumento de ratificación, aprobación o adhesión se depositará en poder del Secretario General.

ARTICULO 3

El presente Protocolo entrará en vigor para las Partes en el mismo que lo hayan ratificado, aceptado o aprobado o se hayan adherido a él, en la misma fecha que la constitución y el Convenio, siempre que para esa fecha se hayan depositado al menos dos instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión. De no ser así, el presente Protocolo entrará en vigor el trigésimo día después del depósito del segundo instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o de adhesión.

ARTICULO 4

El presente Protocolo podrá ser enmendado por las Partes en éste durante una Conferencia de Plenipotenciarios de la Unión.

ARTICULO 5

Todo Miembro parte en el presente Protocolo podrá denunciarlo mediante notificación dirigida al Secretario General; tal denuncia surtirá efecto un año después de la fecha de recepción de dicha notificación por el Secretario General.

ARTICULO 6

El Secretario General notificará a todos los Miembros:

a) las firmas del presente Protocolo y el depósito de cada uno de los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión;

b) la fecha de entrada en vigor del presente Protocolo;

c) la fecha de entrada en vigor de cada enmienda al mismo;

d) la fecha en que surtirá efecto cada denuncia.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL, los Plenipotenciarios respectivos firman el presente Protocolo en cada uno de los idiomas árabe, chino, español, francés, inglés y ruso, en la inteligencia de que, en caso de discrepancia, el texto francés dará fe; este ejemplar quedará depositado en los archivos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la cual remitirá copia del mismo a cada uno de los signatarios.

En Niza, a 30 de junio de 1989

TEXTO DE LA RESERVA DE LA REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

Original: español

De la República Oriental del Uruguay:

La Delegación de la República Oriental del Uruguay declara, en nombre de su Gobierno, que se reserva el derecho de adoptar las medidas que se considere necesarias para proteger sus intereses en el caso de que otros Miembros no cumplan las disposiciones de la Constitución y del Convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (Niza, 1989) o del Protocolo Facultativo, o cuando las reservas formuladas por otros Miembros comprometan el buen funcionamiento de sus servicios de telecomunicaciones."

SEÑOR PRESIDENTE. – Léase el proyecto.

(Se lee:)

-En discusión general.

SEÑOR BRUERA. – Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. – Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR BRUERA. – La Comisión ha estudiado el correspondiente Mensaje del Poder Ejecutivo y está en condiciones de informar que la Unión Internacional de Telecomunicaciones es la organización internacional que reglamenta y planifica las telecomunicaciones en todo el mundo. Establece las normas para el funcionamiento de equipos y sistemas, coordinación y explotación de los servicios de telecomunicaciones, promoción y contribución al desarrollo de éstos.

Fue fundada en 1865, y en 1989 se realiza en Niza la última Conferencia de Plenipotenciarios, a la que concurrió nuestro país.

Partiendo del objeto de la Unión, esto es, el mantenimiento y ampliación de la cooperación internacional entre todos los miembros para el mejoramiento y el empleo racional de toda clase de telecomunicaciones, así como promover y proporcionar asistencia técnica a los países en desarrollo en el campo de las telecomunicaciones, se define en el artículo 4º los instrumentos de la Unión: a) Constitución; b) Convenio y c) Reglamentos Administrativos. En éstos se distinguen el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales y el Reglamento de Radiocomunicaciones.

En cuanto al Convenio, la Comisión entendió importantes las enmiendas propuestas, sujetas a la aprobación en sesión plenaria de la Conferencia de Plenipotenciarios.

Compartimos especialmente la reserva formulada por la delegación uruguaya en lo que respecta al derecho a adoptar las medidas que "considere necesarias para proteger sus intereses en el caso de que otros Miembros no cumplan las disposiciones de la Constitución, del Convenio (Niza, 1989) o del Protocolo Facultativo, o cuando las reservas formuladas por otros Miembros comprometan el buen funcionamiento de sus servicios de Telecomunicaciones".

En lo que respecta al protocolo facultativo, se incluye una ampliación al procedimiento de arbitraje en caso de no designación de árbitro por una de las partes, debiendo hacerlo el Secretario General.

Por lo expuesto, señor Presidente, solicitamos la aprobación de este convenio que fue informado, diríamos, por unanimidad por parte de la comisión de Asuntos Internacionales del Senado.

SEÑOR PRESIDENTE. – Si no se hace uso de la palabra, se va a votar en general el proyecto de ley en consideración.

(Se vota: )

-19 en 19. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En discusión particular.

Léase el artículo 1º.

(Se lee: )

"ARTICULO 1º. – Apruébase la Constitución, el Convenio y el Protocolo Facultativo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), adoptados en la Conferencia de Plenipotenciarios de esta Organización, en la ciudad de Niza (Francia) el 30 de junio de 1989, así como la Reserva formulada por la República Oriental del Uruguay a dicho convenio".

-En consideración.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota: )

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

Queda aprobado el proyecto de ley, que se comunicará a la Cámara de Representantes.

(No se publica el texto del proyecto de ley aprobado por ser igual al considerado)

8) DOCTOR YAMANDU TOURNE. Su fallecimiento. Homenaje del Senado.

SEÑOR PRESIDENTE. – Tiene la palabra el señor senador Ricaldoni, quien la había solicitado para plantear una cuestión de orden.

SEÑOR RICALDONI. – En forma muy breve, me quiero referir al fallecimiento ocurrido en el día de ayer del doctor Yamandú Tourné.

SEÑOR PRESIDENTE. – Si usted me lo permite, señor senador, la Mesa señala que el señor senador Pereyra ya había planteado la misma inquietud. En esa oportunidad, le sugerí que hiciera referencia a la distinguida personalidad del doctor Yamandú Tourné una vez que hubiera más número en Sala porque estamos seguros que por su ejecutoria personal, y por otras razones, otros señores senadores también desean hacer un homenaje a este ilustre ciudadano que ha dejado de existir.

9) CONVENIO SOBRE AVIACION CIVIL INTERNACIONAL. Aprobación a la enmienda del artículo 56

SEÑOR ABREU. – Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE. – Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR ABREU. – Deseo solicitar que si es posible se altere el orden del día, ya que al haber sido aprobado el punto que figura en el Nº 5 podríamos poner a consideración del Senado el punto que figura en cuarto término, por el que se aprueba la enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional. Dicho proyecto también proviene de la comisión de Asuntos Internacionales y recoge la unanimidad de la misma.

SEÑOR PRESIDENTE. – Se va a votar la moción de orden presentada por el señor senador Abreu en el sentido de que se altere el orden del día, y se pase a considerar el punto que figura en cuarto término.

(Se vota:)

-22 en 22. Afirmativa. UNANIMIDAD.

Se pasa a considerar el asunto que figura en el cuarto punto del orden del día: "Proyecto de ley por el que se aprueba la enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional (Carp. Nº 353/90 – Rep. Nº 255/91)".

(Antecedentes:)

"Carp. Nº 353/90
Rep Nº 255/91

PODER EJECUTIVO
Ministerio de
Defensa Nacional
Ministerio de

Relaciones Exteriores
Ministerio
de
Transporte y Obras Públicas

Montevideo, 16 de octubre de 1990

Señor Presidente
de la Asamblea General

El Poder Ejecutivo tiene el honor de dirigirse a ese Cuerpo a fin de someter a su consideración el adjunto Proyecto de Ley por el que se aprueba la enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional, firmada en Montreal el 6 de octubre de 1989 (Protocolo, Doc. 9544) la que sustituye la expresión "quince miembros" por "diecinueve miembros". Motiva la misma el aumento de 15 a 19 de los miembros de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional).

Por los fundamentos expuestos precedentemente, se solicita al señor Presidente la atención de ese Cuerpo al Proyecto de Ley que se acompaña.

Saluda al señor Presidente con la más alta consideración.

Luis Alberto Lacalle Herrera, PRESIDENTE DE LA REPUBLICA. Mariano R. Brito, Héctor Gros Espiell, Wilson Elso Goñi.

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º. – Apruébase el Protocolo relativo a una enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional (Chicago 1944) firmado en Montreal el 6 de octubre de 1989.

Art. 2º. – Comuníquese, publíquese y archívese.

Mariano R. Brito, Héctor Gros Espiell, Wilson Elso Goñi.

CAMARA DE SENADORES
Comisión de
Asuntos Internacionales

INFORME

Al Senado:

La Comisión de Asuntos Internacionales recomienda la aprobación de la enmienda del artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional resuelta en Protocolo del 6 de octubre de 1989 por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI).

(PLANTEO) En su vigésimo séptimo período de sesiones, la Asamblea de la OACI, teniendo en cuenta el aumento del número de países miembros de la Organización, decidió aumentar acompasadamente el número de miembros de la Comisión de Aeronavegación, elevando su cantidad de 15 a 19 integrantes.

(MARCO INTERNACIONAL) La OACI, creada por la Convención de Chicago, tiene como principales cometidos la asistencia técnica relativa a la regulación de la aviación en general (seguridad, navegación, certificados aéreos mínimos, control de vidas, etc). Para ello cuenta con un órgano intergubernamental, la Asamblea, que es competente para examinar cualquier cuestión que caiga dentro del marco de atribuciones de la Organización. Sin embargo, las tareas más importantes de la OACI son realizadas por el Consejo, su órgano restringido y permanente. Este toma en consideración todas las cuestiones técnicas que se plantean dentro de la órbita de la OACI, teniendo además por cometido designar los integrantes de los órganos técnicos encargados de asesorarlo en su tarea, entre los que se encuentra la Comisión de Aeronavegación cuyo número de integrantes se intenta hoy elevar a 19.

(PROCEDIMIENTO) Para lograr tal propósito se volvió necesario enmendar el Convenio sobre Aviación Civil celebrado en Chicago el 7 de diciembre de 1944 según los procedimientos que este mismo establece para su modificación. Así, el Secretario General de la OACI fue invitado por la Asamblea a redactar un Protocolo conteniendo una propuesta de enmienda, en el sentido antes mencionado, que quedara abierto a ratificación de los Estados Miembros.

(ENTRADA EN VIGOR) De acuerdo al artículo 94 del Convenio se precisan hoy 108 ratificaciones para que la propuesta de enmienda entre en vigor con respecto a los Estados que la hayan ratificado.

(ANTECEDENTES) En 1971 se realizó una enmienda similar del artículo 56 del Convenio, elevándose en aquella oportunidad el número de miembros de la Comisión de Aeronavegación de doce a quince integrantes, situación que perduró hasta el año 1989, en que se propone esta nueva modificación que estamos hoy considerando. Aquella enmienda de 1971 entró en vigor luego de llegar a la octogésima ratificación debido a la menor cantidad de miembros con que contaba entonces la Organización. Nuestro país aprobó dicha enmienda por el Decreto-Ley Nº 14.337, de 11 de diciembre de 1974 y la ratificó el Ejecutivo el 23 de diciembre del mismo año.

De acuerdo al análisis anteriormente realizado de los motivos y antecedentes del caso, creemos oportuno recomendar la aprobación de la enmienda del artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional.

Sala de la Comisión, 8 de agosto de 1991.

Sergio Abreu (Miembro Informante), Andrés Arocena, Juan Carlos Blanco, Leopoldo Bruera, Ignacio de Posadas Montero, Reinaldo Gargano, Américo Ricaldoni. Senadores".

SEÑOR PRESIDENTE. – Léase el proyecto.

(Se lee:)

-En discusión general.

Tiene la palabra el señor miembro informante.

SEÑOR ABREU. - A través de este proyecto de ley se intenta dar la conformidad para el aumento del número de miembros de la Comisión Técnica Asesora de Aeronavegación, integrante de la Organización de Aviación Civil Internacional. Dicho aumento se debe, precisamente, al incremento de los miembros de esta Organización y, por lo tanto, simplemente se trata de una modificación del artículo 56 de su Carta Orgánica para permitir elevar de 15 a 19 el número de sus miembros integrantes.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar en general.

(Se vota:)

-21 en 21. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En discusión particular.

Léase el artículo 1º.

(Se lee:)

"ARTICULO 1º. - Apruébase el Protocolo relativo a una enmienda al artículo 56 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional (Chicago 1944) firmado en Montreal el 6 de octubre de 1989".

-En consideración.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

-22 en 22. Afirmativa. UNANIMIDAD.

(Queda aprobado el proyecto de ley aprobado por ser igual al considerado)

10) ELECCION DE MIEMBROS DE LA COMISION PERMANENTE

SEÑOR PRESIDENTE. - Se pasa a considerar el asunto que figura en el primer punto del orden del día: "Elección de miembros de la Comisión Permanente (Artículo 127 de la Constitución de la República)".

SEÑOR RICALDONI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Solicito que se postergue nuevamente la consideración de este tema hasta una próxima sesión.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción presentada por el señor senador Ricaldoni, en el sentido de que se postergue la consideración del tema hasta una próxima sesión.

(Se vota:)

-20 en 20. Afirmativa. UNANIMIDAD.

11) ARRENDAMIENTOS RURALES Y APARCERIA. Se modifica el régimen jurídico vigente.

SEÑOR PRESIDENTE. - Se pasa a considerar el segundo punto del orden del día: "Proyecto de ley por el que se modifica el régimen jurídico vigente jpara los contratos de arrendamientos rurales y aparcería. (Carp. Nº 319/90 - Rep. Nº 234/91)".

(Antecedentes: ver 45a. S.O.)

SEÑOR PRESIDENTE. - Continúa la discusión general.

Tiene la palabra el señor senador Cassina.

SEÑOR CASSINA. - Señor Presidente: voy a procurar hacer una breve exposición en esta discusión general del proyecto de ley sobre arrendamientos rurales.

Comienzo manifestando que nuestro sector no va a votar este proeyecto de ley porque discrepa sustancialmente con la filosofía o la concepción económica en que se sustenta. Creemos que la libertad de contratación que este proyecto propugna, en la mayoría de los casos, no existe, en tanto no hay igualdad, desde el punto de vista económico, entre las partes contratantes.

En consecuencia, la ley establece una igualdad que, no existiendo en la vida real, deja a los contratantes en una situación desigual, lo que contraría el espíritu de la norma constitucional que consagra la igualdad de todos los habitantes de la República ante la ley.

Por otro lado, nos parece muy claro que este proyecto, con las modificaciones que con la mejor de las intenciones se le introdujeron en la Comisión de Agricultura y Pesca, tendrá un efecto contraproducente. Asimismo, afirmo que lo vemos con tal claridad y preocupación que si no fuera por el hecho de que vamos a votarlo negativamente -salvo que se modificara sustancialmente la concepción en que se fundamenta- nos sentiríamos tentados de proponer su vuelta a la Comisión respectiva.

Seguramente, con el ánimo de proteger a aquellos productores del sector lechero que deben trabajar arrendando campos para lograr el desarrollo de su actividad productiva, este proyecto ha creado una excepción al régimen general que el mismo propugna, estableciendo, en este caso, un plazo mayor para este sector de la producción. Dicho plazo, tal como aquí se ha señalado, aparece como insuficiente para quien se inicie en la explotación, se trace un plan para desarrollarla y deba realizar las inversiones correspondientes.

Pero aun cuando el plazo fuera suficiente a tales efectos en la medida en que la ley plantea para el resto de las actividades productivas en el sector agropecuario una concepción diferente -es decir, la de la libertad de contratación en cuanto a plazos- parece muy claro que la determinación que se propone en el artículo 2º para los contratos con destino principal a la producción lechera va a tener un efecto perverso, no querido por el legislador, sobre todo para los pequeños productores lecheros. A ellos les va a resultar muy difícil obtener campos en arrendamiento y los que las obtengan será en condiciones extraordinariamente severas.

Me permito llamar respetuosamente a reflexión a los colegas, sobre todo a aquellos que están dispuestos a apoyar este proyecto de ley, sobre la necesidad de analizar el alcance que puede tener en la práctica la aplicación de esta excepción. No es que no esté de acuerdo con amparar, a través de un plazo más extenso previsto en la ley, a los arrendatarios de campos con destino a la explotación lechera. El tema es que, inscripta esta excepción dentro de un régimen general de libertad de contratación en lo que se refiere al plazo, parece muy claro que el efecto que se va a obtener es el inverso al que se persigue, particularmente en lo que respecta a los pequeños productores lecheros que son en el país, obviamente, el gran número. Ellos se van a encontrar en una situación muy difícil para contratar porque, aquí sí, la desigualdad de que yo hablaba en lo que hace a las partes contratantes, se va a manifestar de una manera perjudicial para esos pequeños productores. Creo que esta consideración -que no me parece en absoluto exagerada; naturalmente, es controvertible como cualquier otra está sostenida incluso, según se manifestó ayer, por los propios productores lecheros y me parece que debiera conducir a reexaminar este proyecto de ley, además de tener en cuenta las múltiples y fundadas observaciones que, desde el punto de vista jurídico, formuló también en la sesión de ayer el señor senador Ricaldoni.

Declaro que esta situación en que nosotros nos encontramos, estando en discrepancia total con la concepción en que se sustenta este proyecto de ley y, por lo tanto, aun cuando se atiendan algunas de esas observaciones, si el proyecto volviera a Comisión y regresase de allí con esta concepción tampoco lo estaríamos votando.

No me siento autorizado a proponer la vuelta a Comisión, no porque no tenga derecho reglamentario a hacerlo, sino porque no me siento habilitado desde el punto de vista de la ética política a proceder de tal manera. Pero muy respetuosamente me permito solicitar de todos los colegas alguna reflexión al respecto, porque pienso que el proyecto de ley debería ser reexaminado en profundidad y, en particular, en lo que hace a la solución que se ha encontrado para los productores lecheros, que sin duda necesitan una solución, pero no ésta porque ésta, seguramente, va a tener un efecto contraproducente, que no ha sido querido por los legisladores que la propugnan.

SEÑOR SANTORO. - ¿Me permite una interrupción, señor senador?

SEÑOR CASSINA. - Con mucho gusto.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede interrumpir el señor senador.

SEÑOR SANTORO. - Señor Presidente: nosotros frente a la severidad de juicio del señor senador Cassina con respecto a la norma que establece una excepción al criterio general de este proyecto de ley que estamos analizando -porque otorga un plazo legal de cuatro años a los predios que actualmente se dan en arrendamiento con destino a lechería- queremos hacer algunas referencias y apreciaciones en el sentido de que, en la actualidad, en la cuenca lechera ya ampliada -en la cuenca tradicional, como también en la otra que le accede- no existe posibilidad de obtener campos en arrendamiento. Está vigente el decreto-ley del año 1975, pero con anterioridad la Ley Nº 12.100 del año 1954 establecía en lugar de seis años, cinco con posibilidad de prórroga por tres años más. Ahora el Decreto-Ley Nº 14.284 establece un plazo legal de seis años prorrogable por cuatro.

Si observamos el proceso de la lechería en el país comprobaremos que ésta recién procede a obtener un desarrollo importante y aparece como una actividad realmente pujante, con una importante exportación de productos lácteos a partir del año 1975. Pero no por disposición de la ley, porque anteriormente en materia de arrendamientos eran cinco años prorrogables por tres; ahora son seis, prorrogables por cuatro. Ese empuje de la actividad industrial se debió a otros elementos, a otros factores. Además, cabe señalar que no hay posibilidades de arrendar: los productores lecheros ahora no se manejan más con el criterio del arrendamiento, sino con la posibilidad de extender su producción a través de los campos de recría. Es la nueva modalidad que se utiliza porque, en materia de arrendamientos, el mercado ha quedado totalmente congelado. Si bien en materia de actividad lechera y de tenencia del predio ajeno en arrendamiento el plazo legal de estabilización tiene su trascendencia, lo fundamental en la cuenca lechera es el elemento precio del producto, porque está determinado en tal condición que, como hay diferencias de leche-cuota y leche-industria, a través de estos dos elementos -que son variables que se usan en la cuenca- en la lechería la actividad se maneja en función del precio y no tanto del arrendamiento. Es decir que el gran desarrollo de la actividad lechera en el país y su proyección en la exportación no se debió a la Ley de Arrendamientos ni a los plazos de estabilización porque si no desde el año 1954 en adelante hubiera tenido un empuje que no tuvo, y que luego retoma a de 1975 por otras razones: por las políticas aplicadas en materia de exportación y de industrialización.

Ahora el elemento arrendamiento ya está totalmente fuera de la posibilidad de desempeñar un papel fundamental porque en la cuenca lechera no hay campos para arrendar -no se encuentran- y, además por la circunstancia de que se han variado totalmente los sistemas de tenencia, ya que todo se maneja a través de un precio que permanentemente mantiene el valor adecuado con relación al producto, es decir, al elemento leche.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede continuar el señor senador Cassina.

SEÑOR CASSINA. - Señor Presidente: encuentro que no existen discrepancias entre lo que he manifestado y lo que expresa el señor senador Santoro. No cuestiono que la realidad de la cuenca lechera sea la que trasmite el señor senador; pero, por lo que creo, él está dispuesto a votar el artículo 2º de este proyecto tal como viene de Comisión, que reconoce, la necesidad de un amparo especial en materia de plazos a los productores lecheros comprendidos por el régimen de arrendamientos rurales.

Entonces, considero -y me parece que la lógica de este argumento es bastante fuerte- que si en esta concepción se admite como necesario que dentro de una solución general de libertad de contratación, particularmente en lo que refiere a plazos, haya un sector de la producción agropecuaria amparado por un régimen especial, excepcional -con plazos más extensos que los previstos en la ley- sean muchos o pocos los arrendamientos que en la realidad se den, sin duda, esta norma tendrá un efecto perverso porque, naturalmente, si las condiciones son favorables los propietarios arrendarán a alguien que no los obligue, en virtud del destino de su explotación agropecuaria, a quedar limitados por el régimen de plazos más severos o más amplios -según como se mire- que los que la ley establece para los productores lecheros.

En este tema, razono con la lógica con que, por ejemplo, quienes defienden el régimen de libre contratación en materia de arrendamientos urbanos nos endilgan a los que nos oponemos a él. En este sentido, se nos dice que la intervención del Estado desarrollado en materia de arrendamientos urbanos durante muchísimos años es lo que ha llevado a esta situación actual tan perversa en la que se admite la existencia de miles de viviendas desocupadas que no se ofertan en alquiler porque sus propietarios temen quedar, digamos, "encerrados" en las restricciones de una regulación estatal en la materia. Por ello, se proclama como el gran bien la necesidad de establecer -y aclaro que ya lo está en general desde 1974, con muy pocas limitaciones- una libertad de contratación irrestricta, porque ello va a volcar inmediatamente al mercado miles de viviendas desocupadas en Montevideo y en el interior que están censadas por la Dirección General de Estadística y Censos, provocando de inmediato un abaratamiento en los precios de los arrendamientos que, como es sabido, para fincas modestas llegan a extremos realmente insoportables o, diría, escandalosos.

Entonces, en la lógica de la argumentación económica neoliberal, como suelen decir los jóvenes, esto no me cierra, porque parece un contrasentido.

Debe quedar muy claro que nosotros estamos a favor de una solución especial para los productores lecheros -no sólo para ellos- porque reconocemos la especialidad que esta explotación tiene en el país. Sin embargo, pensamos que lo que se plantea no es una buena salida, pues puede traer como consecuencia el efecto que se atribuye a la legislación en materia de arrendamientos urbanos, es decir, la desaparición de la oferta de fincas para alquilar, en este caso concreto, de campos destinados a la explotación lechera.

Por supuesto, no me siento en el monopolio de la verdad, pero me parece que estos argumentos debieran llevar a revisar este proyecto de ley en cuanto al propósito de quienes lo patrocinan. Somos partidarios de soluciones radicalmente diferentes, tal como lo manifestaron los integrantes del Instituto de Derecho Agrario de la Facultad de Derecho en la única sesión de la Comisión a la que tuve oportunidad de asistir, aunque no soy miembro de ella. Allí escuché tanto la exposición del señor Decano de esa Facultad, doctor Adolfo Gelsi Bidart, como la del profesor Enrique Guerra Daneri, quienes aportaron elementos de juicio de extraordinario valor para trabajar sobre otras bases, es decir, las de la ley vigente con algunas modificaciones, pero atendiendo, fundamentalmente -y debemos tener en cuenta que esto lo expresan especialistas que, por su propia actividad profesional, tienen un conocimiento del Derecho aplicado que nadie puede dejar de admitir- a la necesidad de tomar en cuenta el elemento producción y no el que se refiere a la propiedad. Dado que encuentro que esto está admirablemente explicado por el doctor Enrique Guerra, y sin violentar el propósito de ser breve, voy a dar lectura a una parte de su intervención para que quede constancia de ella en la versión taquigráfica de esta sesión, porque hace a una concepción que nosotros suscribimos.

Luego de hacer la historia de la legislación en materia de arrendamientos rurales y de señalar el alcance de la Ley Nº 12.100, citando la exposición formulada en Sala por aquel gran legislador que fue el doctor García Pintos, el doctor Guerra Daneri expresa: "En resumen, la agricultura comenzó a estar fundada en el trabajo y de allí esa gran conexión que durante muchos años existió entre el Derecho Laboral, por un lado, y el Derecho Agrario, por otro. Obviamente, el Derecho Laboral no contenía cualquier trabajo sino aquél en que existiera relación de dependencia. Sin embargo, en este caso no se trataba del trabajo en relación de dependencia, sino del trabajo del hombre, del ser humano, que el Derecho empezó a reconocer como un bien susceptible del valor y protección. Entonces, para esa época, el enfrentamiento era claro: el derecho de propiedad del Código Civil, es decir, el derecho absoluto, y la tutela del trabajo, que era el nuevo valor a proteger por el legislador. Es así que se crea la Ley Nº 12.100 que tutela el trabajo entre uno y otro.

Hoy en día, la agricultura ha cambiado nuevamente su fundamentación en el mundo entero. El tema ya no es el enfrentamiento subyacente entre la propiedad y el trabajo, sino la armonía del capital y el trabajo. Es así que el elemento producción se constituye en el nuevo fundamento de la agricultura moderna. Este es un fenómeno universal que no sólo es válido para le Ley de Arrendamientos Rurales, sino también para la fundamentación misma de la Agricultura, con mayúscula.

Este nuevo fundamento parece ser la base del proyecto del Poder Ejecutivo, que se funda en el fenómeno de la producción -se invoca expresamente este fenómeno- y es esto lo que lo acerca a la cuestión de la agricultura moderna.

En este proceso evolutivo, ¿cuál es el gran inconveniente que la Facultad de Derecho ve a este proyecto desde el punto de vista jurídico? Que le falta el corazón de su línea concptual, que es la empresa. El protagonista del fenómeno productivo no es la propiedad, sino la empresa agropecuaria. Sin embargo, si miramos el texto del articulado, veremos que su enfoque proviene del derecho de propiedad; se comienza hablando del uso y goce del inmueble, de los derechos de pertenencia. Aclaro que cuando menciona el derecho de propiedad me refiero a los derechos de pertenencia y a todos aquellos que resultan de la propiedad.

Actualmente, el acercamiento a la realidad se produce, justamente, al comprender que, en el eje de la agricultura moderna, la empresa vino a desplazar a la propiedad.

En el Código Civil el fenómeno era la propiedad, porque esa era la concepción que venía dada; pero en la actualidad, la dinámica de la producción agraria ha hecho que la médula se haya ido desplazando, pasando a ser la empresa agropecuaria el centro de atención. Es a partir del enfoque de la empresa agropecuaria que se comienza a descubrir y a apreciar una innumerable gama de relaciones jurídicas que no tienen regulación ni comprensión clara desde el punto de vista del derecho de propiedad.

Uno de los graves inconvenientes técnicos que vemos a este proyecto es que trata de solucionar el problema de los arrendamientos rurales insertando una ley dentro de otra -una basada en la producción se inserta en otra que toma como punto de partida la protección del trabajo- y lo hace, además, con los criterios propios de la codificación napoleónica, o sea, desde el punto de vista del derecho de propiedad.

Este es un problema de enfoque. ¿Por qué? Porque los problemas de la agricultura moderna -donde también se incluyen los arrendamientos rurales y subcontratos- ya no pueden ser regulados satisfactoriamente a través de los derechos de pertenencia, es decir, de la disciplina de los bienes, sino que hay que ir a la disciplina de los actos.

Esta es una diferencia conceptual muy importante que es necesario tener bien presente a la hora de legislar en la materia.

Creo que en el proyecto de ley que estamos considerando no se han tenido en cuenta estos conceptos, expuestos por quienes, ciertamente, no son personas vinculadas a nuestra concepción ideológica.

SEÑOR RICALDONI. - ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR CASSINA. - Con mucho gusto.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede interrumpir el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Señor Presidente: vengo escuchando con atención al señor senador Cassina quien, en una forma no igual, pero encarrilada por los mismos andariveles que los que pretendió tener mi exposición del día de ayer, aborda no solamente aspectos que hacen a una política agraria, sino también problemas que tienen que ver con cuestiones de técnica jurídica.

En el día de ayer dejé en claro mi disposición a votar en general este proyecto de ley, pero adelantando mi discrepancia con alguno de sus artículos y, naturalmente, con determinadas afirmaciones de un estimado señor senador del Partido Nacional en cuanto a la asimilación que hizo entre el instituto del reajuste y el de la revisión de precios.

Dejando de lado lo que tiene que ver con la política tributaria y con otros aspectos del tema, desde ayer a hoy -y lo quiero decir muy francamente- he estado reflexionando sobre mi punto de vista respecto a qué hacer a la hora de votar en general este proyecto. Se me podrá decir que hoy tengo una posición distinta a la del día de ayer, y la tengo, señor Presidente.

En primer lugar, no advierto entre los propulsores de este proyecto de ley mayor preocupación por considerar objeciones que, sin duda, son muy serias -las ha planteado quien habla, luego de un meditado estudio de este proyecto de ley- y que hacen, ya no a una política del agro, sino a la seguridad de la contratación. Me refiero a la forma de reajuste de precios aplicando supletoriamente en el artículo 3º normas que nada tienen que ver, como la de las revisiones, me refiero a lo que tiene que ver con eliminar competencias claras que tiene hoy el Instituto Nacional de Colonización en muchos aspectos y que se declaran no aplicables a los contratos amparados por esta ley; me refiero, también, a las competencias que hoy se le atribuyen al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, y que nadie explica por qué se retiran de la legislación que se pretende implementar. Las observaciones que formulé ayer también versan sobre los procedimientos de desalojo rural, ya que se cambia una norma del Código General del Proceso -que contó con el beneplácito de todos- por otra que constituye un grave retroceso. Asimismo, me expresé acerca de ese certificado, que se convierte en una suerte de prueba de un valor absoluto, que será prácticamente imposible que deje de lado un juez, y que sustituye aquello que establece el propio Código General del Proceso, es decir, el hecho de dar amplias facultades a la justicia para valorar todas y cada un de las pruebas aplicando los principios de la sana crítica.

que hay un proyecto sustitutivo elaborado por el señor senador Brause, que he leído con mucha atención. Pero también sé perfectamente que ese texto, que recoge en parte las objeciones que he expuesto, tampoco las contempla a todas. Quiero saber si los propulsores del proyecto y, concretamente, el Poder Ejecutivo -que me lo digan sus representantes- desean que el Instituto Nacional de Colonización no intervenga cuando se den las hipótesis previstas en el decreto-ley...

SEÑOR SANTORO. - ¿Cuántas veces intervino el Instituto Nacional de Colonización en este tema? Nunca lo hizo.

SEÑOR PRESIDENTE. - La Mesa advierte al señor senador que no se puede interrumpir a quien, a su vez, está en uso de una interrupción. En todo caso después podrá contestar las alusiones políticas.

Puede continuar el señor senador Ricaldoni.

SEÑOR RICALDONI. - Como decía, también quiero saber por qué se le retacean estas facultades al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Una vez que se hayan levantado todas las observaciones que acabo de formular, veré si acompaño o no este proyecto de ley.

Por último, formulo moción en el sentido de que se prorroguen el término de que dispone el señor senador Ricaldoni.

(Se vota:)

-19 en 20. Afirmativa.

Puede continuar el señor senador Cassina.

SEÑOR BRAUSE. - ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR CASSINA. - Con mucho gusto.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede interrumpir el señor senador.

SEÑOR BRAUSE. - En el curso de la exposición que realicé, adelanté que algunas disposiciones de este proyecto de ley necesitaban un cierto ajuste desde el punto de vista de la técnica jurídica, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un texto que, de ser sancionado, se incorporará dentro de una normativa que ya cuenta con preceptos que van a subsistir junto con él. La necesidad de armonizar un texto con el otro me obligó a señalar que las disposiciones contenidas en el proyecto merecen algún ajuste.

Naturalmente, la necesidad de tratar este tema en la discusión general en forma -aunque suene redundante- general, me impidió referirme a cada una de las observaciones que me merecen los artículos correspondientes.

En el día de ayer el señor senador Ricaldoni ingresó al tratamiento de esos artículos y considero que las observaciones que ellos nos merecen van a ser analizadas en la instancia de la discusión particular. En esa oportunidad, señor Presidente, habremos de contestar -al menos trataremos de dejar en claro nuestra opinión- las observaciones señaladas en la sesión de ayer por el señor senador Ricaldoni.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE. - Puede continuar el señor senador Cassina.

SEÑPOR CASSINA. - Señor Presidente: no deseo agobiar al Senado reiterando argumentos que han sido expuestos por otros señores senadores que se oponen a este proyecto de ley.

Respetuosamente, me permito invitar a todos los colegas a una reflexión sobre los efectos prácticos de la aplicación de este proyecto en caso de ser aprobado en las líneas generales que hoy tenemos a consideración. voy a citar un ejemplo. Supóngase que una ley establece la libre contratación absoluta en materia de arrendamientos urbanos, pero que pone como excepción, por ejemplo, los alquileres para los nuevos hogares es decir, los matrimonios recién constituidos o las familias con cierta cantidad de hijos. Obviamente, en un régimen de libertad de contratación, las familias a las que se ha querido proteger, si consiguen una vivienda para alquilar, será por un milagro, salvo que tengan un poder económico suficiente como para negociar o pagar arrendamientos altos. Pero cuando se trate de contratar entre personas o empresas en desigualdad real desde el punto de vista económico, la solución será en perjuicio de los aspirantes a inquilinos. A este respecto, digo que esto se encuentra en la lógica de la propia argumentación que se nos hace por parte de quienes defienden el régimen de libertad absoluta de contratación en materia de arrendamientos. Ello debería llamar a la reflexión sobre la conveniencia de la solución consagrada a través del artículo 2º. En dicha disposición se ampara al productor lechero -en lo que estamos de acuerdo- pero desearíamos amparar a todos los sectores de la producción agropecuaria, trabajando sobre la idea expuesta por el doctor Enrique Guerra -que acabo de leer- en el sentido de defender el valor producción frente al valor propiedad. Esto no supone violentar los preceptos constitucionales que protegen el derecho de propiedad, sino que se trata de darle a este derecho, las limitaciones que impone el interés general tal como está previsto en la Constitución.

En consecuencia, señor Presidente, reitero que nuestro sector va a votar negativamente este proyecto de ley, y si no fuera porque nuestra actitud es totalmente contraria a la concepción que informa este proyecto, realmente nos sentiríamos habilitados para formular moción en el sentido de que volviera a Comisión.

Era cuanto quería manifestar.

12) DOCTOR YAMANDU TOURNE. Su fallecimiento. Homenaje del Senado.

SEÑOR PRESIDENTE. - De acuerdo con lo solicitado por el señor senador Pereyra, tiene la palabra a los efectos de rendir homenaje al doctor Yamandú Tourné, recientemente fallecido.

SEÑOR PEREYRA. - Señor Presidente: deseo expresar unas palabras en homenaje al doctor Llamando Tourné, fallecido en la noche de ayer.

El doctor Yamandú Tourné fue un prestigioso abogado que honró a la profesión y al juramento que formulara ante la Suprema Corte de Justicia en el momento de recibir su título. Por ese brillante ejercicio de la profesión, con sapiencia y dignidad, conquistó el aprecio de sus colegas de todo el ámbito del foro nacional y de todos quienes tuvieron el privilegio de tratarlo, de contar con él como amigo -como íntimamente podía considerarse aquel que se acercara a él- por la simpatía que irradiaba, por la transparencia de su pensamiento y de sus sentimientos, que fluían de una personalidad realmente singular.

El doctor Yamandú Tourné no sólo se destacó en el campo jurídico, sino que fue un celoso cumplidor de sus deberer como ciudadano y, como demócrata, enfrentó la situación del régimen de facto. Algunas de las reuniones políticas clandestinas que entonces realizábamos, se llevaron a cabo en su casa o en su estudio. Asimismo, participó diligentemente en la medida de lo posible en aquella época, de las actividades que intentaban poner al Partido, y a la ciudadanía en general, en situación de resistir aquel régimen de fuerza. Con ese carácter de ciudadano, integra las filas del Partido Nacional, del que fue varias veces convencional, y lo era actualmente. Además, fue miembro del Directorio que presidió don Juan Pivel Devoto en el período de transición hacia la salida democrática. Allí, la convicción profunda de sus ideas democráticas, su amor por esta causa y su adhesión al Partido, también honraron a nuestra colectividad política y a sus amigos.

A través de la evocación de Yamandú, expresamos nuestra solidaridad con quien fuera varias veces compañero nuestro y de muchos de los que se encuentran aquí presentes en la labor legislativa, su hermano Uruguay, quien cumplió honrosamente la misión de representante del pueblo en ambas Cámaras. En un momento en que lo embarga el dolor ante la pérdida de su hermano, lo sentimos junto a nosotros.

Señor Presidente: no sólo el sentido de la amistad que nos unió a Yamandú es el motivo de esta evocación; lo es también el honrar a un ciudadano que, con su actuación profesional, política y social, recogió el aprecio y la admiración de todos los que a él se acercaron, estrecharon su mano y tuvieron, reitero, el privilegio de sentirlo como amigo y de valorar sus excepcionales dotes personales.

Solicito que el Senado se ponga de pie en homenaje a este distinguido ciudadano desaparecido.

Era cuanto quería manifestar.

SEÑOR RICALDONI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Señor Presidente: en forma breve quiero adherir a las palabras del señor senador Pereyra.

El señalaba hace unos instantes su amistad con el extinto, y ése no es mi caso. Lo conocí, por supuesto, aunque ese conocimiento no llegó a tener la profundidad que sí tuvo para otros de los aquí presentes; sin embargo, me permitió aquilatar una personalidad de excepcional perfil.

Como jurista -más que como abogado- fue una de esas personas que, con modestia poco frecuente entre los especialistas de cualquier disciplina, contribuyó permanentemente con su esfuerzo, con su trabajo, con su responsabilidad, y con su honestidad, a mejorar la legislación vigente. En el período anterior, en más de una oportunidad tuvimos el honor de recibir su desinteresado aporte para perfeccionar proyectos de ley vinculados especialmente con la rama del Derecho que él había abrazado con más entusiasmo, la que tiene que ver con los arrendamientos urbanos.

No fue por casualidad, sino por méritos propios, que llegó a la Presidencia del Instituto Uruguayo de Derecho de Arrendamientos Urbanos. Fue también el paladín de la Revista de ese Instituto y un gran impulsor de reuniones, que todavía hoy se celebran, en las que abogados y jueces analizan y discuten, con total seriedad, las cuestiones dudosas que siempre plantea la interpretación de una norma jurídica.

Era un infatigable luchador en todo lo que tiene que ver con el desarrollo progresivo del Derecho y con el mejor conocimiento de las normas existentes, sin recatar jamás, a quien se lo pidiera, el consejo y el asesoramiento. Con esto demostraba un perfil también excepcional en cuanto a que no era avaro en lo que tiene que ver con transmitir ese rico bagaje de conocimientos que poseía.

Queda dicho, entonces, que el doctor Yamandú Tourné no sólo era un jurista y un abogado excepcional, sino que era un ser humano fuera de lo común y, en ese sentido, creo que las palabras del señor senador Pereyra han sido muy oportunas.

No quiero terminar mi intervención sin hacerle llegar mi abrazo solidario a quien fuera nuestro compañero durante el período legislativo anterior, el ex Senador Uruguay Tourné, hermano del extinto, y también a su señora esposa a la que conozco más que al doctor Yamandú Tourné, gran mujer, persona de una notable calidad humana -y sé por qué lo digo- y también una docente ejemplar. A esa esposa que hoy, me consta, ha asumido con una entereza que no sé cuantos podríamos tener en circunstancias similares, le quiero hacer llegar mi solidaridad.

Por supuesto, adhiero a la moción formulada por el señor senador que me precedió en el uso de la palabra.

SEÑOR GARGANO. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR GARGANO. - Señor Presidente: nos hemos sentido profundamente conmovidos por la desaparición física del doctor Yamandú Tourné. En lo personal, un conocimiento de años me ha permitido apreciar en él no sólo sus condiciones de ser humano ejemplar, sino también sus brillantes dotes de abogado y jurista. Asimismo, ha sido un defensor de su gremio, el Colegio de Abogados, y del Poder Judicial. Durante muchos años estuvo relacionado directamente con la Asociación de Funcionarios Judiciales a la que yo también pertenecía y en muchas oportunidades trabajamos tratando de resolver problemas que afectaban al Poder Judicial.

Considero que era un hombre de un extraordinario talento político. Quizás por no haberse dedicado a dicha actividad no pudo demostrarlo públicamente, pero era una persona sabia en esa materia y un analista riguroso y profundo de los problemas políticos del país.

Con su desaparición, el país todo pierde a un ciudadano ejemplar, por lo que quiero solidarizarme con la comunidad política a la que pertenecía, y muy especialmente con su familia y con nuestro ex colega, el doctor Uruguay Tourné.

SEÑOR SILVEIRA ZAVALA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR SILVEIRA ZAVALA. - Todavía estoy impactado por la dolorosa noticia de que una cruel enfermedad nos ha llevado al doctor Yamandú Tourné en tan breve tiempo, cuando todos suponíamos que gozaba de una excelente salud.

Puedo certificar sus condiciones de jurista por haber sido consultante: era un abogado de profundo conocimiento y, como se señaló muy bien, tenía la generosidad de brindar el brillo de su talento y el profundo análisis de sus ideas, sin medir materialmente el bagaje de sus conocimientos ni a quién se los daba. Era un hombre abierto, generoso, de una profunda solidaridad humana y esencialmente bueno, de un chispeante humor y de una agradable conversación. Tenía la virtud de hacer más fáciles los temas áridos, llegando al espíritu y al corazón de un interlocutor con una fraternidad y una calidez que hacía que al poco tiempo de conocerlo, uno se sintiera verdaderamente amigo de aquel hombre tan afectuoso y cariñoso.

El Partido Nacional pierde a uno de sus mejores hombres. Alguien ha dicho que por su actividad jurídica no pudo dedicarse por entero a la política; pero sí le brindó mucho tiempo a su Partido, todo el que pudo y el que se le exigió. Lo hemos conocido en las luchas difíciles y duras, cuando no se esperan recompensas y no existen expectativas de posiciones.

Era un hombre que no tenía ambiciones de ocupar posiciones de notoriedad política, pero le brindaba al Partido su gran espíritu nacionalista y su profunda vocación herrerista. Si bien era gran admirador del doctor Luis Alberto de Herrera -como lo es su hermano Uruguay Tourné- tenía una amplitud de espíritu que lo hacía pertenecer prácticamente a todos los sectores del Partido Nacional.

Compartí muchas de las actividades clandestinas con el doctor Yamandú Tourné y puedo decir que era de aquellas personas que imponía ánimo y entusiasmo, que fortalecía a los débiles, que siempre daba un paso más hacia delante y que no dejaba que el desánimo inundara los espíritus de quienes en aquella época estábamos enfrentando posiciones muy difíciles.

Me siento muy amigo de su hermano, el doctor Uruguay Tourné. En el año 1967, cuando ingresé a la Cámara de Representantes, tuve oportunidad de sentarme junto a él y de recibir generosamente muchos y buenos consejos, pues también es un hombre muy amplio, que da todo de sí en el campo de la amistad.

El doctor Yamandú Tourné, ocupó posiciones partidarias de lucha y de sacrificio. Tal vez porque su hermano alcanzó puestos políticos, él no aspiró a ellos, aunque bien los hubiera merecido y hubiera honrado con el brillo de su talento y sus virtudes. Sin embargo, ocupó todas las posiciones de combate y de lucha con las que el Partido lo distinguió cuando lo llamó a hacerlo.

En estos instantes tan dolorosos, en nombre de la bancada herrerista presentamos a su familia, y especialmente a su hermano, el doctor Uruguay Tourné, las expresiones de nuestras más acongojadas condolencias. Sentimos que nuestra colectividad superará este momento de dolor, como lo ha hecho tantas veces, porque los hombres pasan pero los partidos quedan. En ese sentido, el doctor Yamandú Tourné deja en nosotros una honda huella de dolor, pero también de afecto, de cariño y de calidez, que el tiempo no apagará.

Nada más.

SEÑOR CASSINA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR CASSINA. - Señor Presidente: hace un rato, cuando le dí un abrazo conmovido y solidario al doctor Uruguay Tourné, le expresé algo que no suelo decir en circunstancias similares: "Créame que lo siento mucho, porque su hermano era realmente un gran tipo humano".

El país tiene, ha tenido y tendrá, felizmente, personalidades que no son del conocimiento de la generalidad de la población, pero que constituyen igualmente una reserva moral de la nación, por su jerarquía intelectual y ética. Estas personalidades se manifiestan particularmente en los momentos difíciles y aparecen como la reserva moral de un Estado, dispuestas, por encima de lo que son sus actividades habituales, a defender los valores esenciales de una comunidad. El doctor Yamandú Tourné fue una de esas personalidades que integraba la reserva moral del Uruguay.

Cuando el país vivió momentos muy difíciles y penosos, durante los doce años de oscurantismo, el doctor Yamandú Tourné, que siempre actuó en la actividad política -como acá se dijo- en planos más discretos, no vaciló en asumir toda la responsabilidad que suponía enfrentar aquella situación, con los riesgos consiguientes. Lo hizo en todos los planos posibles: en el de la actividad política clandestina, en el de la gremial, en el Colegio de Abogados -donde tuve el honor de trabajar junto a él durante muchos años- y aun en los pequeños ámbitos de la actividad social.

Realmente fue una personalidad relevante desde todo punto de vista, que excedió en mucho los méritos -¡y vaya si eran altos!- que resultaban de su condición de jurista que sabía poner su profesión al servicio de la gente.

Sentimos que con su muerte el Uruguay ha perdido una personalidad ejemplar, y lo decimos midiendo muy bien la valoración que hacemos, convencidos de que no exageramos en lo más mínimo.

Adherimos, por tanto, a este homenaje en su memoria que el Senado está tributando y deseamos expresar nuestra solidaridad al Partido Nacional, a su esposa, a su familia y, en particular, a nuestro amigo, su hermano, el doctor Uruguay Tourné.

SEÑOR ZUMARAN. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR ZUMARAN. - Señor Presidente: queremos tributar también nuestro homenaje a Yamandú Tourné en el momento de su despedida.

También lo conocimos y lo tratamos como abogado y jurista, por lo que supimos aquilatar sus extraordinarias condiciones de profesional universitario. Siempre nos llamó la atención -y hoy nos es muy grato recordar- la rara habilidad que tenía de saber obviar la aridez que muchas veces es connatural a los temas jurídicos, especialmente los que pertenecen a las ramas que él ejercía, es decir, el Derecho Civil, el Comercial, la materia de arrendamientos, la bancaria, etcétera. Yamandú Tourné siempre agregaba sal y pimienta a todos los temas, eso que no todos pueden lograr, haciendo de los aspectos más áridos algo jocoso, lleno de enseñanza y extrayendo conclusiones inclusive de orden filosófico. Siempre nos dio una gran lección de cómo rodear este tipo de problema; los concordatos y las quiebras, en manos del talento y de la gracia de Yamandú Tourné, pasaban a ser temas casi festivos.

Lo conocimos también como gremialista y lo tratamos en el Colegio de Abogados en épocas en las que ser directivo era todo un signo de reafirmación del Derecho y de lucha contra la arbitrariedad. Fue, como ya se ha destacado aquí, un demócrata cabal, que salió a jugarse por la democracia uruguaya en los períodos más difíciles y duros. En todos aquellos años de lucha contra la dictadura, Yamandú Tourné constituyó una presencia imposible de olvidar, como bien lo han destacado los señores senadores Pereyra y Silveira Zavala, quienes lo sabían muy bien porque integraban aquel Triunvirato del Partido Nacional, aunque todos los demócratas del país -blancos o no- hoy pueden dar testimonio de la actividad increíble que él desplegó.

Además Yamandú Tourné irradiaba vocación por la libertad en todo momento. Cuando uno lo encontraba en la calle, inmediatamente surgía la idea de ir a tomar un café y conversar, aun a riesgo de llegar tarde a nuestras respectivas actividades. En esas ocasiones él expresaba un torrente de iniciativas y de ideas; eran formas espontáneas de jugarnos todos en momentos que eran muy duros para el país. Siempre tuvo esperanzas en la libertad y en la democracia, exteriorizándolo y alimentado con esa comida espiritual a todos quienes estábamos en contacto con él.

Tuve una gran afinidad espiritual con Yamandú Tourné en el plano de la cultura hispana. Fue un hombre que leyó con enorme fruición e interés a los principales escritores españoles, aun los de este siglo, y hacía un poco cuestión de su cultura hispánica, de su hispanismo, al encarar los grandes temas filosóficos; era muy común que en la conversación deslizara alguna cita de Unamuno o de Ortega y Gasset, que siempre tenía a flor de labios.

Aquí se ha hablado sobre su militancia en el Partido Nacional. Me pareció interpretar de los correligionarios que me precedieron en el uso de la palabra, que nos damos cuenta de todas estas cosas cuando un compañero nos deja. Ha sido una lástima y una injusticia que Yamandú Tourné no haya tenido en el Partido Nacional la figuración que merecía, por lejos. No la tuvo porque fue quedando postergada de hoy para mañana y nunca pudo alcanzarla. Pero ¡qué lástima grande que Yamandú Tourné no haya tenido el lugar que sin duda le correspondía en el Partido Nacional!.

Me gustaría mencionar, dentro de su militancia partidaria -además de lo que ya han destacado otros compañeros como convencional y miembro del Directorio- una actividad en la que alguna vez tuve el gusto de acompañarlo. Yamandú Tourné pertenecía a esa lista montevideana tan popular que lideraba y lidera su hermano, Uruguay Tourné. Esta agrupación tiene una forma de hacer política muy blanca, de orígenes muy herreristas y comenzó siendo pequeña, modesta y sin muchas pretensiones, pero salía a hacer trabajo político, especialmente en los barrios más humildes. Yamandú nunca faltaba los sábados a las recorridas políticas por los barrios de Montevideo. En alguna ocasión en que lo acompañé pude comprobar con qué alegría participaba de las reuniones populares en la periferia de Montevideo, se quedaba a algún almuerzo y disfrutaba del contacto con la gente. Yamandú Tourné siempre estuvo al servicio de las personas humildes, de aquellos que lo requerían, y lo hacía con absoluto desinterés, movido por esa vocación de servir al prójimo. Estas recorridas eran una fuente de alegría para Yamandú Tourné, que volvía de ellas lleno de anécdotas y robusteciendo para continuar su tarea.

A este gran ciudadano, a esta hombre verdaderamente estupendo, lo despedimos hoy con dolor y, naturalmente, vamos a acompañar la moción que se ha presentado para ponernos de pie en su homenaje y enviar la versión taquigráfica de estas palabras a sus familiares, a quienes hoy hemos saludado en el velatorio pero que, desde esta banca del Senado, también recordamos y evocamos, especialmente a su hermano Uruguay Tourné.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Korzeniak.

SEÑOR KORZENIAK. - Señor Presidente: no quiero permanecer en silencio ante este merecido homenaje a un gran amigo y ser humano de lujo para nuestro país.

Yamandú Tourné fue un gran jurista y, sobre todo, un conocedor eximio del Decreto Civil, pero con un trasfondo filosófico-jurídico que va mucho más allá de ese aparente conocimiento de las normas positivas. Habitualmente, este amigo era consultado por todos nosotros acerca de soluciones de Derecho Positivo y en todos los casos -como señalaba recién el señor senador Zumarán- acompañaba una respuesta rápida, certera, con conocimiento de la norma y de la jurisprudencia existente hasta ese momento al respecto, con una reflexión que iba mucho más allá del normativismo ascético. Tourné nunca fue un jurista ascético; detrás de su actuación como abogado y como jursta tan frecuentemente consultado había una mentalidad sin duda progresista. Entre el débil y el poderoso, se inclinaba siempre por el primero, y entre el autoritarismo y la libertad, lo hacía por esta última. Estas dos bases constituyen un sustento suficiente para el progresismo.

Entre tantas virtudes que tenía este ciudadano inolvidable, quisiera destacar -porque siempre me impresionaba- su finísimo y cuasi filosófico sentido del humor, que manifestaba en las situaciones más cotidianas, menos propicias para una conversación humorística donde se las ingeniaba para generar un ambiente de extraordinaria locuacidad humorística.

Más de una vez -y por suerte tuve oportunidad de comunicárselo en alguna carta en contestación de otra que recibí cuando viví en México- me recordó el humor tan intelectual y fino del inolvidable escritor inglés Aldous Huxley. Recuerdo que Tourné siempre decía que su formación humorística era española, pero que lo que ocurría era que algunos españoles le debían haber copiado a Huxley sin decirlo. Esta era una respuesta típica de Tourné, que revelaba toda esa sagacidad y sentido del humor tan impresionante que lo caracterizaban.

En cierta oportunidad presencié una especie de duelo, de debate de humor simulado mediante una polémica entre este amigo, notable jurista y extraordinaria persona, con otro conocido ciudadano, que poseía también estas cualidades: Carlos Martínez Moreno. En una cena, a la que habían asistido personas que no los conocían muy directamente, cultoras de la ciencias naturales, estos dos amigos simularon un debate acalorado en un tono de altura impresionante, pero con una terminología premeditadamente apasionada. Uno de los presentes se levantó y manifestó su asombro -aparentemente era un experto en sicología- expresando que no podía comprender cómo dos personas que tanto se agredieron mantuvieron esa calma. En el momento en que esta persona hacía ese diagnóstico, Tourné y Martínez Moreno tomaban una copa en la habitación contigua, divirtiéndose con la simulación humorística que habían hecho.

Creo que esta es una manera de introducir un tono alegre en una situación tan dolorosa para todos nosotros, al perder a este amigo, y de algún modo trata de reflejar esa forma tan especial que él tenía de encarar las circunstancias difíciles -aún las límites- con una finalidad filosófica y humorística.

Pediría, señor Presidente -adhiriendo, desde luego, a todas las propuestas de homenaje que se están haciendo- que la versión taquigráfica de las palabras que se pronuncien en Sala se hagan llegar al Colegio de Abogados, donde Tourné desempeñó un rol rector y fue muy querido por todos sus miembros.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador Batalla.

SEÑOR BATALLA. - Pido excusas porque quiero decir algunas palabras en este tan justo homenaje, pese a que ya hizo uso de la palabra mi compañero de sector el señor senador Cassina.

Pienso que en estos actos no solamente juegan las expresiones políticas sino, fundamentalmente, los sentimientos personales.

Manteníamos con Yamandú Tourné una vieja y profunda amistad y considero -y no quiero que se entienda que existe en mis palabras ningún atisbo de agravio a una colectividad, tal vez porque no soy blanco- que no se lo puede encasillar como nacionalista o como blanco, ya que sería limitarlo en su expresión humana.

Pienso que Yamandú Tourné fue un ser humano excepcional.

Hace algún tiempo, nos sorprendió la noticia de que estaba gravemente enfermo y que lo iban a intervenir; poco tiempo después vimos regresar casi milagrosamente y sano al mismo Yamandú Tourné. Indudablemente, sentimos la alegría de haber recuperado a un gran amigo, a una persona de dimensión excepcional.

Sin duda, fue y es una personalidad, pero más allá de ello, tal vez lo más importante de cualquier ser humano es que además de la trascendencia que adquiera como tal nunca deje de realizarse como persona. Siempre fue ese ser cálido, amable, generoso, que se brindaba por entero a los demás. Pocas veces se da en una persona esa unidad de solidez, de profundidad jurídica y de valores filosóficos, de cabeza política y de afecto profundo como se dieron en Yamandú Tourné.

Pienso que en el transcurso del tiempo uno va separando el afecto del respeto que sentimos por alguien, porque se trata de valores distintos que inclusive atienden a relaciones distintas. Debo decir que pocas veces he sentido mayor afecto y a la vez respeto por una persona como los he sentido por él.

No creo que esta deba ser una despedida triste, justamente por esa condición excepcional que tenía Yamandú Tourné. Hace pocos días lo visité en el lugar donde estaba internado, rodeado de su familia y vi a la misma persona que conocía, tal vez más sedado por los calmantes. Sin duda, era el mismo, con el espíritu alegre de siempre, con una gran necesidad de vida. Por estas razones es que sentimos que ésta no debe ser una despedida triste, sino que signifique algo que con el correr del tiempo nos una, porque por encima de todo, por esa misma calidez que él le deba a las relaciones humanas, podemos afirmar que fue un hombre que sigue estando presente en cada uno de los que lo conocimos y quisimos.

Vivimos muy cercanamente una etapa muy dura, que resultó de prueba para todos nosotros que fue la de la dictadura. Recuerdo que yo le decía que él debía respetarme porque era el único que lo promovía como candidato del Partido Nacional a la Presidencia de la República y él se sonreía.

Se trataba de un hombre de excepcionales condiciones que, sin duda, hubiera podido representar dignamente, no sólo al Partido Nacional, sino a cualquier partido que llegara a ocupar la Presidencia de la República. Por las características especiales que poseía, creo que hubiera honrado a cualquier colectividad política. Sabemos que, naturalmente, el Partido Nacional siente muy de cerca esta pérdida pero creo que esto también le ocurre a todo el país. Quienes lo conocimos y lo tratamos, sentimos ese dolor.

Más allá de lo que pudo ser su vida en el mundo del Colegio de Abogados, de su actividad gremial o política, junto con su hermano Uruguay o integrando el herrerismo, se trataba de un hombre que con seguridad estará permanentemente presente en la memoria de sus amigos.

Por estas razones creo que este homenaje a Yamandú Tourné ha sido muy justo y, naturalmente, vamos a votar afirmativamente la moción que obra en poder de la Mesa.

SEÑOR ABREU. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR ABREU. - Señor Presidente, generalmente, tenemos cierta reticencia en particular en este tipo de homenajes, porque pensamos que nos puede ganar la tentación de incurrir en el camino de la hinchazón retórica. Pero quienes conocimos a Yamandú Tourné y apreciamos sus cualidades, realmente no podíamos dejar de expresar nuestros sentimientos en esta Sala.

Yamandú Tourné era la antítesis viva del egoísmo y, además, personificó la generosidad y la entrega en todas las manifestaciones de su vida. Esa entrega y esa generosidad se reflejaron fundamentalmente, en su excepcional capacidad de renunciamiento porque es muy fácil renunciar a aquello que no podemos alcanzar; lo más difícil es renunciar a lo que sí podemos llegar y hacerlo en aquellas oportunidades de la vida en que la sensibilidad de poder abre con más profundidad la ventana de la tentación.

Yamandú Tourné se entregó a su Partido, a su familia, a su hermano, a su grupo político, renunciando permanentemente a lo que todos le reconocíamos por derecho y merecimiento, es decir, un lugar importante en esta sociedad en la que él se desenvolvía con tanta transparencia y calidez.

Era un docente que volcaba su generosidad, sin límites; era un docente ambulante y, quienes lo conocimos, lo recordamos caminando por la Ciudad Vieja, dicharachero, sonriendo, dando consejos, expresando sus ideas y conversando con sus innumerables amigos. Algunas veces nos ocurrió defender intereses opuestos a los de él y, sin embargo, sin dejar de manifestar serenidad y lealtad hacia su cliente, nos hacía sentir parte de su expresión legítima y valerosa en el ejercicio de la profesión.

Lo vimos también en esa sensibilidad ciudadana del barrio, del compañero, del sentido del humor, de los valores humanos que a veces no llegamos a descubrir en las pequeñas cosas de la vida.

Siempre recuerdo que en un homenaje Yamandú apareció con un amigo casi ciego, un viejo dirigente que conocí desde mi niñez. Yamandú se tomaba el trabajo de acompañarlo en cada una de estas oportunidades donde sabía que la sensibilidad y el afecto podrían reportar algún bálsamo al problema de la ceguera de su amigo. Nos decía que actuaba así porque se trataba de su amigo pero, además, porque mucha gente no sabe que los que menos ven son los que más sienten y a veces nos olvidamos de que un amigo necesita de alguien que lo acompañe para poder compartir las cosas lindas de la vida. Yamandú fue así con cada uno de sus amigos y con los que tuvieron el privilegio de conocerlo. Si resumimos las características de su personalidad, rescatamos la generosidad y su entrega que, en última instancia, es el valor más importante que define a las personalidades de excepción.

Por todo esto, adherimos a este homenaje sintiéndonos entristecidos por la desaparición de Yamandú Tourné, pero también reconfortados porque en su recuerdo y en su ejemplo permanente, queda viva y abierta la llama de la esperanza de reencontrarnos con los valores más importantes que hacen la esencia misma de la expresión humana.

Muchas gracias.

SEÑOR BRUERA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BRUERA. - Deseo dejar constancia de mis condolencias al Partido Nacional, a su familia y, en especial a su hermano Uruguay Tourné.

El señor senador Abreu ha dicho con toda razón que significa un riesgo incurrir en la hinchazón retórica, cuando nos encontramos despidiendo a una persona de la bondad y de la capacidad de Yamandú Tourné, quien se dedicaba entrañablemente a su profesión y a la gente. Pero también es un peligro ser gris, que es justamente el que corro yo en este momento.

Voy a dejar constancia ante esta Cámara de Senadores, que hubiera significado como un pecado no dejar establecido que muchos compañeros de mi Partido conocieron en horas difíciles a Yamandú Tourné y a su hermano Uruguay. Por eso, desde mi banca quiero enviar mis condolencias, en nombre de tantos compañeros de mi Partido, a Uruguay Tourné en esta hora tan dura, a este viejo amigo que conocimos en la Junta Departamental.

SEÑOR PRESIDENTE. - Antes de dar lectura a la moción llegada a la Mesa, la Presidencia quiere expresar que comparte prácticamente todos los conceptos que se han vertido en Sala sobre la excepcional personalidad del doctor Yamandú Tourné. Sin duda, este hombre fue muy inteligente pero, además, bueno, útil, justo y laborioso, que quizás, es lo mejor que se puede decir de una persona luego de su tránsito por la vida.

Además, agrego que el Parlamento le podría tributar un homenaje práctico a su memoria, sancionando el proyecto de ley que propone reformas, que él llamó de urgencia, al Código General del Proceso y que se presentó en febrero de 1990. Este proyecto fue redactado por él junto con otro integrante del Foro y suscrito, creo, por varios señores senadores del Partido Nacional. La Comisión de Constitución y Legislación lo estudió y luego de oír la opinión de los tres autores del Código informó favorablemente. En una sesión del mes de marzo de 1990’ el Senado lo sancionó y desde entonces está detenido en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración de la Cámara de Representantes. Hace aproximadamente un mes sus integrantes me expresaron que existía voluntad de remitirlo a la Cámara, también con opinión favorable, a fin de que finalmente se transformara en ley. Sería un homenaje más que justificado -además de un progreso en nuestra legislación- a un jurista tan distinguido que en este proyecto dio testimonio, por si falta hacía, de sus profundos conocimientos jurídicos que, volcados en un proyecto de ley, dan fe de lo ya expresado, en el sentido de que habría honrado al Parlamento Nacional, en cualquiera de sus Cámaras y, sin duda, hubiera sido un legislador de excepción.

A continuación, se va a dar lectura a la moción que ha llegado a la Mesa. -

(Se lee:)

"Mocionamos para que el Senado se ponga de pie en homenaje al doctor Yamandú Tourné, con motivo de su fallecimiento y se envíe la versión taquigráfica de las palabras pronunciadas a sus familiares."

-La Mesa quiere agregar que también se envíe al Colegio de Abogados, tal como lo señaló el señor senador Korzeniak.

SEÑOR RICALDONI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Solicito que la versión taquigráfica de las palabras pronunciadas se envíe, también, al Instituto Uruguayo de Arrendamientos Urbanos.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción presentada, con los agregados propuestos.

(Se vota:)

-29 en 29. Afirmativa. UNANIMIDAD.

La Mesa invita a los señores senadores y a la Barra a ponerse de pie y a guardar un minuto de silencio en homenaje a la memoria del doctor Yamandú Tourné.

(Así se hace)

13) SOLICITUD DE LICENCIA

SEÑOR PRESIDENTE. - Dése cuenta de una solicitud de licencia.

(Se da de la siguiente:)

"El señor senador Bruera solicita licencia por el término de 31 días a partir del día diez del corriente".

-Léase.

(Se lee:)

"Montevideo, 4 de setiembre de 1991.

Sr. Presidente del Senado
Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez

Presente

De mi mayor consideración:

Por la presente solicito a usted ponga a consideración del Cuerpo el otorgamiento de mi licencia por el plazo de treinta y un días a partir del 10 de setiembre del corriente.

Motiva la presente solicitud la realización de un viaje al exterior.

Saluda a Ud. atte.

Leopoldo Bruera. Senador".

-Se va a votar si se concede la licencia formulada por el señor senador Bruera.

(Se vota:)

-27 en 27. Afirmativa. UNANIMIDAD.

SEÑOR BRUERA. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BRUERA. - Voy a solicitar que el señor senador Arana actúe en mi lugar en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda los días jueves y lunes, porque recién la semana próxima se va a convocar a mi suplente.

SEÑOR PRESIDENTE. - No hay ningún inconveniente, pero eso no lo resuelve el Cuerpo, sino que se debe comunicar al señor Presidente de la Comisión respectiva y ella es quien lo autoriza.

14) ARRENDAMIENTOS RURALES Y APARCERIA. Se modifica el régimen jurídico vigente.

SEÑOR PRESIDENTE. - Continúa la consideración del proyecto de ley por el que se modifica el régimen jurídico vigente para los contratos de arrendamientos rurales y aparcería.

Tiene la palabra el miembro informante señor senador Urioste.

SEÑOR URIOSTE. - Debo señalar que cuando anteriormente me referí al tema de arrendamientos, traté de exponer los motivos que, a nuestro juicio, llevaron a que el Poder Ejecutivo enviara el Mensaje a los efectos de mejorar la situación del sector agropecuario.

Quiero recalcar que, con ese Mensaje enviado por el Poder Ejecutivo, no se pretendió resolver todos los problemas de ese sector. Los problemas agropecuarios vienen acarreándose desde hace 40 ó 50 años atrás y tienen que ver con el estancamiento en la producción y en la tecnología. Por lo tanto, de ninguna manera se puede pretender tratar de solucionar todos esos problemas con una ley. Esas transformaciones tienen que ser lentas a fin de ir cambiando paulatinamente esa realidad.

Reitero, este proyecto de ley sobre arrendamientos no va a transformar radicalmente al sector agropecuario sino que, solamente, se pretende ampliar las posibilidades de opción de los elementos y de las fuerzas económicas que actúan en los arrendamientos de campos. Quizás, con esa libertad, se pueden lograr nuevos negocios que actualmente están permitidos. Repito, esto es importante porque estamos anteponiendo los intereses de la empresa que tiene capital suficiente para poder ocupar un campo, hacerlo trabajar, poseer capacidad tecnológica y de empresa, pero no tienen capital suficiente como para poder acceder a una propiedad de campo. Entonces, podemos tratar de anteponer a la empresa agropecuaria juntando esos dos intereses libremente en la medida en que ello sea necesario.

En la sesión pasada se plantearon preguntas sobre distintos artículos pero, desde el punto de vista técnico jurídico, no las puedo contestar porque no estoy habilitado para ello. Sí puedo decir cuál ha sido la intención de quienes apoyamos este proyecto. A continuación, voy a tratar de recordar algunas de las interrogantes.

En cuanto a la pregunta referida al tema de a partir de qué momento tienen vigencia los contratos en la nueva ley y qué va a suceder con los anteriores, debo responder que los contratos regirán a partir de la aprobación de la ley. Esto me lleva a contestar la pregunta de por qué subsisten algunas disposiciones que están vigentes. El motivo de ello es justamente que los contratos vigentes deben seguir estándolo hasta que caduquen.

También se ha preguntado si el pastoreo y la capitalización quedan fuera de los arrendamientos, y a ello respondo que sí, porque justamente es lo que se pretende. Pastoreo vuelve a tener su sentido clásico de tener animales en el campo y capitalización significa prácticamente lo mismo, con la única diferencia de que se paga de otra manera: mejorando las reses. Tal como lo establece el artículo 1º, como en ninguno de los dos casos hay entrega de predio, no están comprendidos en el proyecto de ley. Por el contrario, aparceros y subaparceros sí están comprendidos, cuando se hace entrega de un predio.

Otra interrogante formulada fue la de si esta ley rige solamente para los contratos inscriptos. A ello respondo que es así.

El tema del precio del reajuste dio lugar a una polémica. Sin entrar en detalles, deseo aclarar que entiendo que reajuste y revisión tienen que ser previstos por ambos contratantes en el acto libre de resolver sus negocios. De no hacerse así, en la ley está previsto cómo se debe actuar. Personalmente, considero que desde el punto de vista práctico tienen casi el mismo significado. Se habla de revisión cuando cambia la situación del negocio, por ejemplo, cuando se pacta en pesos, y luego la moneda se desvaloriza. A mi juicio, la incógnita está salvada, porque generalmente se pretende que los precios y los plazos los establezcan los contratantes; en su defecto, la ley vigente prevé cómo se resuelve el problema.

En definitiva, el mayor problema que existe actualmente es que se ha demorado demasiado en aprobar este proyecto de ley de arrendamientos. Creo que en la discusión particular se podrán plantear algunas modificaciones a los efectos de aclarar algunos de los artículos del proyecto original, con el fin de que al aprobarse resulte de más fácil aplicación para quienes estén comprendidos en él.

SEÑOR CIGLIUTI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR CIGLIUTI. - He asistido a las sesiones que el Senado destinó para el estudio de este proyecto de ley y también he leído las informaciones enviadas por la Comisión de Agricultura y Pesca, especialmente las opiniones formuladas por los técnicos en la materia.

Me he dado cuenta de que en el fondo el Senado participa de la idea de votar un proyecto de ley respecto de este tema, pero que sin embargo existe radical discrepancia en cuanto a la redacción propuesta para los distintos artículos. No me parece que se quiera modificar la esencia del proyecto, pero creo que el mismo debe ser objeto -esto ha sido reconocido recién por el señor miembro informante- de una revisión más que gramatical de los distintos artículos, lo que deberá ser tratado en la discusión particular. La experiencia indica que una ley en la que todos los artículos que la integran son revisados y corregidos sale mejor si vuelve a la Comisión para ser estudiada, para que se vuelva a redactar y reestructurar su texto y que luego el Senado se pueda abocar con seguridad a su análisis, evidentemente, con el fin de aprobarlo. Considero que la ley es más ilustrada y surge de un análisis hecho serenamente por la Comisión, aunque demore unos días más, incluso teniendo los votos necesarios para aprobarla. Si algo ha ameritado la discusión del Senado es que sería útil un reexamen del texto presentado para mejorarlo.

Es por esos motivos que hago moción en el sentido de que el Senado envíe este proyecto de ley nuevamente a Comisión, recomendando un pronto diligenciamiento a los efectos de que pueda ser votado en un próxima sesión ordinaria o extraordinaria del mes de setiembre, con una redacción aceptable y satisfactoria.

SEÑOR RAFFO. - Pido la palabra para ocuparme de la moción.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR RAFFO. - Señor Presidente: nos vamos a oponer a la moción que acaba de formular el señor senador Cigliuti. Lo vamos a hacer con tono de tranquilidad y respeto como es lógico, pero queremos recordar al Cuerpo que hace más de 15 meses que este proyecto de ley deambula entre la Cámara de Representantes y el Senado esperando su sanción.

Desde comienzos de este año, la Comisión de Agricultura y Pesca de esta Cámara se ha dedicado al estudio pormenorizado y detallado de este proyecto de ley. Se lograron las mayorías necesarias, se elaboró el informe y diría que hace cerca de 60 días que este proyecto fue elevado al Plenario para ser considerado aquí.

Ha sido una larga historia la de este proyecto de ley que ha ido quedando una y otra vez hacia atrás, a pesar de que muchos señores senadores aquí presentes expresaron que es uno de los más importantes de esta Legislatura. Algún señor senador que va a votar en contra este proyecto reclamó la atención del Senado al hacer uso de la palabra por considerarlo de real significación e importancia.

Los miembros del Herrerismo y todos los Senadores del Partido Nacional, sin duda compartimos la idea de que se trata de un proyecto de relieve y significación. Es por eso que le hemos dedicado muchas horas de trabajo y que, en más de una ocasión, hemos sido flexibles otorgando plazos que se nos han solicitado sucesivamente para estudiar el proyecto. Esos plazos fueron otorgados en más de una oportunidad. Algunos integrantes del Partido Colorado los pidieron para tratar de coordinar, de darle una nueva redacción a algunos de los artículos y, en buena armonía, los miembros de la Comisión de Agricultura y Pesca que apoyaban el proyecto acordaron con otros sectores que no estaban presentes en dicha Comisión para otorgar dicho plazo y efectuar algunas modificaciones.

Por lo tanto, señor Presidente, considero que en este momento debemos votar en general el proyecto. La discusión particular, podrá ser prolongada y quizás un poco más larga de lo habitual. Pero todos sabemos que señores senadores de distintas bancadas de este Senado han trabajado arduamente para tratar de redactar artículos sustitutivos que mejoran el proyecto, y que no cambian lo que es la sustancia, la materia y la filosofía del mismo.

Por lo tanto, señor Presidente, no vamos a acompañar la moción en el sentido de que el proyecto sea devuelto a la Comisión.

Entendemos que todos los señores senadores preopinantes han expresado muy claramente qué es lo que piensan hacer; inclusive, los propios integrantes de la bancada que ahora solicitan que el proyecto se envíe a Comisión, en su momento adelantaron la opinión de que compartían los fundamentos generales del mismo y que iban a acompañarlo en la votación general. Luego de esta instancia -por la que se declara que el Cuerpo está interesado en el tema y debe debatirlo- a nuestro juicio, el Senado debe pasar a la consideración particular, en la que tendremos oportunidad de ver si es o no tan problemático encontrar una redacción más afinada para aquellos artículos que así lo requieran.

Era cuanto quería manifestar.

SEÑOR RICALDONI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Señor Presidente: naturalmente comparto la propuesta formulada por el señor senador Cigliuti en el sentido de que el proyecto de ley vuelva a Comisión. A mi entender, en un ámbito más tranquilo, como es el de la Comisión, recogiendo las distintas objeciones que ya se han planteado al articulado, podremos trabajar con una mayor certidumbre y eficiencia que en el Plenario, donde seguramente improvisaríamos mal artículos sustitutivos o retocaríamos equivocadamente algunos de los actuales.

No creo que sea un argumento de mayor peso el que se plantea según el cual, dado el tiempo que lleva este proyecto de ley en el Parlamento, sería oportuno aprobarlo de inmediato. Considero que el momento indicado para aprobar un proyecto es aquél en el que estamos convencidos de que las fórmulas que contiene son las más adecuadas, y no antes.

Pese al tiempo transcurrido, por lo menos para alguno de los integrantes de este Cuerpo, nos parece que de esta normativa surgen dudas legítimamente planteadas; asimismo, creemos que existen soluciones equivocadas, más allá de las buenas intenciones del proyecto.

Debo decir que comparto la idea básica de estas disposiciones y que coincido con el señor senador miembro informante Urioste –tal como lo expresé en el día de ayer- en cuanto a que no se debe pensar que por medio de este proyecto de ley se está fijando la política agropecuaria del país, sino que lo que se propone es cambiar las reglas jurídicas que refieren a la contratación de algunos negocios rurales.

Repito que celebro que el miembro informante y quien habla tengamos un mismo punto de vista. Sin embargo, entiendo que no es un proyecto de ley de relieve especial, tal como se ha dicho, porque, reitero, no llega al fondo del tema agropecuario.

Quiero aclarar que estoy de acuerdo, por supuesto, en que ha habido flexibilidad de parte de todos nosotros -no sólo de parte de la bancada del Partido Nacional- en la búsqueda de soluciones.

Es cierto que en día de ayer planteamos nuestra disposición de votarlo en general y de corregir, en la discusión particular, muchos artículos. No tengo inconveniente en señalar que ha seguido analizando y reflexionando sobre el proyecto, y no creo -tal como lo entendí ayer, con cierta vacilación- que hoy, en la discusión particular, podamos corregir todas las imperfecciones que tiene el texto y a las que ya me referí.

Por otra parte, no se trata solamente de redactar algunos artículos de otra manera, a los efectos de que los mismos sean más claros, ya que ello sólo es una parte del problema. Hay un aspecto sobre el que he preguntado en forma reiterada y aún no se me ha contestado: quisiera saber qué opina la bancada del Partido Nacional sobre algunas normas que no tienen tanto que ver con su propia redacción...

SEÑOR PRESIDENTE. - La Mesa aclara que en las cuestiones de orden no se pueden hacer alusiones políticas. Por lo tanto, el señor senador no puede interpelar a la bancada del Partido Nacional para que le conteste sobre la discrepancia de fondo que ha manifestado sobre el proyecto.

Disculpe que haya levantado el tono de voz, pero el micrófono no estaba funcionando y, por lo tanto, no me oía cuando yo le requería su atención.

Puede continuar en el uso de la palabra el señor senador.

SEÑOR RICALDONI. - Debo aclara que no lo hice deliberadamente pero, obviamente, con o sin micrófono el señor Presidente me estaba gritando, lo cual es excepcional en su persona. No es que me moleste, pero lo he notado.

Decía que hay otros aspectos que no tienen que ver con la redacción del proyecto, sino con ideas contenidas en el mismo. He preguntado reiteradamente, porque es importante, si realmente se quiere desproteger al Instituto Nacional de Colonización o al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca: si se quiere un retroceso de las normas procesales vigentes en materia de desocupación de predios rurales y sobre todo esto no ha habido respuesta.

En consecuencia, entiendo que en lugar de enfrascarnos en el debate en Sala, sería conveniente trabajar con más tranquilidad en Comisión y quienes tenemos interés en que este proyecto salga adecuadamente, haremos llegar por escrito a la Comisión nuestras propuestas concretas.

SEÑOR JUDE. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR JUDE. - Señor Presidente: entendemos que nuestro país, de cara al MERCOSUR, debería darle prioridad al tema de la tierra. No creo que tengamos otra riqueza más importante que la tierra. Considero que la base de nuestra economía será siempre este recurso en la medida en que le podamos dar los elementos necesarios como para que la producción prospere.

Precisamente, uno de los aspectos esenciales en relación con la tierra es el arrendamiento. Creo en la bondad absoluta de este proyecto de ley que establece un principio de total libertad para que sean las partes las que, en definitiva, manejen su destino.

Así como han surgido -tal como lo ha mencionado el señor miembro informante- el pastoreo y la capitalización -que son formas que no necesariamente están referidas a ninguna legislación- en el campo, como una expresión espontánea en una relación que debe tener esa característica -y en esto es mejor que el Estado intervenga lo menos posible- porque es en realidad muy importante, digo esto porque gran parte del país genera ese contrato de capitalización y de pastoreo, que es una forma coadyuvante para llevar adelante las explotaciones y las mejoras a fin de lograr del desarrollo de las actividades agropecuarias.

Entendemos que el principio de libertad de contratación es fundamental. En ese sentido, la Comisión trabajó largamente y escuchó la posición de distintas agrupaciones agropecuarias y de la industria lechera, quienes volcaron su experiencia en la materia. Por esta razón es que en este proyecto se incluye el artículo 2º que votamos con alguna reticencia en el entendido de que obedecía a un planteo justificado por parte de la cuenca lechera.

Inclusive, entendemos que este proyecto no es totalmente beneficioso para la cuenca lechera. Habría sido mejor la libre contratación y entendemos que el artículo 2º va a resultar un factor negativo en las negociaciones que realice la cuenca lechera, teniendo en cuenta el sistema consagrado por el artículo 1º y con el que coincidimos totalmente.

Estamos aburridos de ver los pleitos interminables vividos por tantas familias de la campaña, que han esperado una cantidad enorme de tiempo para que se dilucidara la entrega de un campo, que pocas veces se hacía y, cuando por fin se lograba, ya era tarde. También estamos aburridos de ver la perspectiva de aquellos que han procurado retener -por medio de argumentos jurídicos y muchas veces arbitrarios ya que, en definitiva, estaban confiados a la habilidad de los abogados- los campos. creando una verdadera situación de postración desde el punto de vista del esfuerzo que tiene que hacer el país. Naturalmente, todo este proceso estaba subordinado a una especulación de orden legal. Por lo tanto, pienso que toda forma de normalizar y de establecer la relación que se instaura en el arrendamiento del campo, bajo los niveles más espontáneos posibles -tal como se efectúa en este proyecto de ley- es dar un paso adelante y poner al país en condiciones debidas para ingresar en el MERCOSUR. Concretamente, para poder competir con los países limítrofes, que pueden encontrarse en situaciones más ventajosas que nosotros, pienso que este es un instrumento al servicio de la prosperidad y del progreso de nuestro país.

Por lo tanto, creo que sería oportuno votarlo en general. Claro que no tuve la oportunidad de escuchar en el día de ayer el discurso conceptuoso que pronunció el señor senador Ricaldoni, cuya experiencia contribuye a enriquecer el texto. Naturalmente, estoy dispuesto a oírlo, al igual que a los demás miembros de la Comisión, pero, sin perjuicio de ello, considero que enviar nuevamente este proyecto a estudio de la comisión, sin votarlo, puede ser una actitud negativas acerca de una labor que hemos venido desarrollando junto con el señor senador Brause y con algunos miembros del Partido Nacional. Decimos esto, porque pensamos que dicho trabajo no dará lugar a tanta censura, aunque sea objeto de algunas modificaciones que, naturalmente, vamos a aceptar. Los miembros de la Comisión no son indiferentes ni tienen ningún propósito de ocultar nada. Por supuesto que estamos abiertos a cualquier sugerencia que contribuya a mejorar este proyecto de ley.

Sin perjuicio de ello, reiteramos que, a nuestro juicio, nos parece oportuno aprobarlo en general. La actitud contraria podría ser peligrosamente inconveniente respecto de un proyecto de ley que es uno de los pocos que va a beneficiar al país. Creemos que el uso de la tierra, es decir, el régimen de arrendamiento, debe ser justo para todos, a efectos de que ambas partes se pongan de acuerdo. muchas veces el arrendador es un hombre importante y en otros casos el hombre con medios es el arrendatario

Por lo tanto, hay que establecer un régimen de flexibilidad y creo que este proyecto de ley logra ese objetivo.

Muchas gracias.

SEÑOR BRAUSE. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR BRAUSE. - Señor Presidente: por un deber de honestidad, debo expresar que cuando este proyecto de ley se consideró en la Comisión de Agricultura y Pesca, quien habla no estaba presente por encontrarse en goce de una licencia. Luego, cuando me reintegré, y dicho proyecto se había votado, manifesté que si bien lo acompañaba en cuanto a su sustancia, me merecía algunas observaciones de naturaleza formal, relativas a ciertos aspectos técnico jurídicos, que habría de formular en Sala.

Cuando realicé mi exposición durante la discusión general, manifesté exactamente lo mismo.

Además, tuve oportunidad de redactar las modificaciones que, a mi juicio, son necesarias, a los efectos de subsanar ciertas disposiciones inconvenientes en cuanto a la debida inteligencia de las normas. Así se lo hice conocer a algunos señores senadores, especialmente, a los integrantes de la Comisión de Agricultura y Pesca. Por tanto, siendo consecuentes con esa línea de pensamiento, somos partícipes de votar en general este proyecto de ley, e ingresar luego en la discusión particular. En su momento, a medida que vayan considerándose los artículos, iremos proponiendo las modificaciones que a nuestro entender es necesario incorporarles.

No se nos escapa -y en ese sentido hemos tenido alguna experiencia en la Cámara de Representantes durante el período pasado- que introducir modificaciones a un proyecto de ley que está en discusión, puede entorpecer la deliberación e, incluso, llegar a crear confusiones que tornen sumamente engorrosa la tarea del Cuerpo. Por lo tanto, si llegara a suceder esto, el Senado debería resolver como deberá proceder.

Mientras tanto, considero que -y lo digo procurando ser consecuentes y honestos con nuestra línea de pensamiento y de acción- el Cuerpo debería continuar con la consideración de este tema, votarlo en general e ingresar en la discusión particular. En definitiva, deberíamos ver si se puede llevar adelante el trabajo del Senado, aceptando las modificaciones que habremos de sugerir, de lo contrario, en esa ocasión resolveremos qué actitud vamos a adoptar.

SEÑOR PRESIDENTE. - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción formulada por el señor senador Cigliuti.

(Se vota:)

-11 en 26. Negativa.

Habiendo concluido la discusión general, se va a votar en general el proyecto de ley.

(Se vota:)

-17 en 28. Afirmativa.

15) SE LEVANTA LA SESION

SEÑOR GARGANO. - Pido la palabra para una cuestión de orden.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR GARGANO. - Señor Presidente: como el Senado va a ingresar a la discusión particular de este proyecto de ley, en nombre de la bancada del Frente Amplio, solicitaría que el Cuerpo pase a cuarto intermedio hasta la próxima sesión ordinaria, dado que tenemos prevista una reunión de carácter político impostergable a las 19 y 30 horas. Además, tengamos en cuenta que sólo quedan 30 minutos para seguir trabajando y esta discusión insumirá mucho más tiempo.

Concretamente, formulo moción en ese sentido.

SEÑOR PRESIDENTE. - Antes de pasar a votar la moción formulada por el señor senador Gargano, la Mesa desea consultar al Senado acerca de las sesiones ordinarias a realizarse los días martes y miércoles de la próxima semana. En principio, atento al trabajo que sobre la Rendición de Cuentas desarrollan las Comisiones de Presupuesto y de Hacienda, se había hablado de suspender estas sesiones. Por ese motivo, reitero, la Mesa consulta si en este caso se tiene la misma disposición. En caso contrario, la Presidencia debe convocar a las sesiones.

SEÑOR DE POSADAS MONTERO. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - A pesar de que no se puede hablar acerca de las mociones de cuarto intermedio, tiene la palabra el señor senador para referirse a la consulta que hace la Presidencia.

SEÑOR DE POSADAS MONTERO. - Soy consciente de que lo que voy a proponer no se ajusta a lo que han sido las tradiciones del Cuerpo en esta materia. Sin embargo, teniendo en cuenta que este tema ha quedado trunco después de varias sesiones, y habida cuenta de que aún restan tratar otros asuntos que figuran en el orden del día -algunos de ellos de cierta envergadura- me permitiría sugerir que, a pesar de que la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda ha previsto sesionar todas las tardes de la próxima semana, hiciéramos el esfuerzo de realizar una sesión en horas de la mañana, a efectos de concluir la consideración de esos asuntos. Creo que podría ser el martes o el miércoles, según convenga mejor a los señores senadores.

Por lo tanto, desearía hacer una sugerencia en ese sentido o, en caso de que corresponda, formular una moción concreta al respecto.

SEÑOR PRESIDENTE. - A la Presidencia se le ocurre que lo lógico sería que de mañana sesionara la Comisión, tal como se ha hecho muchas veces, cuando el tiempo apremia. En esas ocasi9nes, se ha trabajado en doble horario y, de esa manera, no se interrumpe -en la medida de lo posible- el trabajo normal del Senado.

SEÑOR CIGLIUTI. - Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE. - Tiene la palabra el señor senador.

SEÑOR CIGLIUTI. - La Comisión de Presupuesto se reunirá en el día de mañana y, en esa oportunidad, podrá fijar el régimen de trabajo para la semana siguiente. Por lo tanto, con votar la moción presentada por el señor senador Gargano, el Cuerpo sesionará el próximo martes de tarde y la Comisión deberá ajustar su trabajo a esa realidad.

En consecuencia, creo que lo lógico es que votemos la moción que se ha presentado.

SEÑOR PRESIDENTE. - La Mesa está de acuerdo con lo expresado por el señor senador Cigliuti.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción formulada por el señor senador Gargano, en el sentido de que se levante la sesión.

(Se vota:)

-28 en 29. Afirmativa.

Se levanta la sesión.

(Así se hace a la hora 19 y 25 minutos, presidiendo el doctor Aguirre Ramírez y estando presentes los señores senadores Abreu, Amorín Larrañaga, Arana, Araújo, Astori, Batalla, Belvisi, Blanco, Brause, Bruera, Cadenas Boix, Cassina, Cigliuti, de Posadas Montero, Gargano, González Modernell, Jude, Millor, Pereyra, Pérez, Raffo, Ricaldoni, Riesgo, Santoro, Silveira Zavala, Soto, Urioste y Zumarán).

DR. GONZALO AGUIRRE RAMIREZ Presidente

Dr. Juan Harán Urioste Secretario - Don Mario Farachio Secretario

Don Jorge Peluffo Etchebarne Director General del Cuerpo de Taquígrafos

Linea del pie de página
Montevideo, Uruguay. Poder Legislativo.